Los Vilos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los Vilos
Comuna de Chile

Escudo de Los Vilos
Escudo

Comuna de Los Vilos.svg
Coordenadas: 31°54′00″S 71°31′00″O / -31.9, -71.516666666667Coordenadas: 31°54′00″S 71°31′00″O / -31.9, -71.516666666667
Entidad Comuna
 • País Bandera de Chile Chile
 • Región Flag of Coquimbo Region, Chile.svg Coquimbo
 • Provincia Choapa
 • Circunscripción IV - Coquimbo
 • Distrito Nº 9
Alcalde Manuel Marcarián Julio
 • Nombre Vilú
Superficie  
 • Total 1,823 8 km²
Población (2012)  
 • Total 18,483 hab.
 • Densidad 9,6 hab/km²
Gentilicio Vileño
[Editar datos en Wikidata]

Los Vilos (mapudungún Lof = Familia o grupo de familias, Vilu = culebra) es la ciudad y comuna más austral de la Región de Coquimbo, Chile. Ubicada en la Provincia de Choapa, en su territorio se emplaza Puerto Punta Chungo, lugar en el cual se embarca el mineral proveniente de Los Pelambres, así como Pichidangui, uno de los balnearios más reconocidos del país. Su territorio comunal limita al norte con la comuna de Canela, al noreste con la comuna de Illapel, al este con la comuna de Salamanca, al oeste con el Océano Pacífico y al sur con las comunas de La Ligua y Petorca, estas últimas pertenecientes a la Región de Valparaíso. En los últimos años la ciudad ha experimentado un gran desarrollo turístico.

Historia[editar]

Esta zona estuvo poblada desde hace más de 10.000 años. En Los Vilos, en la denominada Quebrada de Quereo, fueron hallados restos óseos pertenecientes a varias especies del género Mastodonte con una data de más de 12.000 años, así como asentamientos humanos que superan los 6.000 años de antigüedad. El reconocido arqueólogo de la Universidad de Chile, Donald Jackson, a través de conferencias a escolares y público adulto ha instado a generar conciencia acerca de la necesidad de proteger el patrimonio arqueológico y antropológico existente en la comuna.

Holoceno[editar]

Hace 10.000 años el nivel del mar estaba 100 metros más abajo. Muchas de las ocupaciones de ese periodo quedaron debajo del mar.

El Periodo Arcaico de América comenzó hace aproximadamente 10.000 años (8000 a. C.) con los inicios del Holoceno, es decir, cuando terminaron las glaciaciones y duró hasta el surgimiento de la civilización olmeca que se calcula hacia el 1500 a. C. El gran protagonista de este periodo lo constituye la agricultura, que en América surge en tiempos similares al resto del planeta, es decir, antes del 6000 a. C. Alimentos fósiles de maíz, calabaza, patatas, animales domésticos y otros han sido encontrados en Mesoamérica y Suramérica con dataciones de hasta hace 10.000 años. Con el descubrimiento de la agricultura, los pobladores americanos comienzan el proceso de asentamiento definitivo y pasan del nomadismo milenario al sedentarismo, lo que les abre la vía al desarrollo de culturas más elaboradas que terminaran con el surgimiento de la primera más grande civilización del continente: la Olmeca.

Hacia 1995, el registro arqueológico de los cazadores recolectores del Holoceno tardío en Los Vilos se caracterizaba como ocupaciones que:

...adquieren un carácter intensivo, que se manifiesta en depósitos densos compuestos por una gran variedad de moluscos. Incluyen tanto bivalvos como gastrópodos, estos últimos frecuentemente fracturados, asociados a erizos y a varias especies de crustáceos. Reflejan una explotación intensiva de la biodiversidad malacológica del sistema intermareal ..

D.Jackson y colaboradores[1]

En las terrazas litorales que rodeaban a Los Vilos, el ambiente se encuentra significativamente influenciado por el medio marino. Durante el Holoceno, su nivel cambió, pudiéndose establecer posterior a los 4000 adC. el inicio de una serie de fluctuaciones menores hacia su posición actual.[2] Estos cambios pueden estar relacionados a eventos climáticos denominados como Neoglaciales, o tiempos caracterizados por una menor temperatura y mayor pluviosidad.[3] Sitios de ocupación del Holoceno tardío son: el Cabo Tablas-Ñagué,Punta Penitente, Paso Inferior Conchalí. Punta Chungo, Los Cerrillos y la Quebrada de Quereo.[4] El nivel cultural Quereo III es un nivel de ocupación distinto en relación a las ocupaciones finipleistocénicas. En este nivel cultural holocénico tardío se identificó una industria principalmente constituida por el aprovechamiento de guijarros. En cuanto a la subsistencia, destaca el consumo de otáridos y ausencia de bivalvos.

Llama la atención (...) la práctica ausencia de bivalvos, pelecípedos, peces y fauna terrestre. Es decir, no hay restos de explotación de playas arenosas, mientras que (...) habla a favor de prácticas de recolección de mariscos de rocas, en el ámbito de la desembocadura

L. Nuñez[5]

Periodo agroalfarero[editar]

La Playa de Los Vilos de noche

La primera oleada de agroalfareros llegados desde el Noroeste Argentino fue la Cultura Molle, la cual se mezcló con los cazadores-recolectores locales para posteriormente dar origen a este pueblo.[6]

Los primeros rastros de esta cultura se remontan a unos 10.000 a 8.000 A.C, en el área de Los Vilos, donde grupos de cazadores se movilizaban de una zona a otra en búsqueda de animales para su alimentación. Hacia el año 2.500 a.C, estos cazadores entran en contacto con otros grupos que ya tienen nociones de agricultura, y con el tiempo comienza a establecerse una cultura agroalfarera en el Valle del Elqui, la cual lleva por nombre El Molle por el pueblo del mismo nombre que queda al este de la ciudad de La Serena. En las cercanías de Los Vilos, en Tilama se pueden ver petroglifos de esta cultura.[7]

En Agua Amarilla se encontró un sitio arqueológico de esta época, definido por un conchal con restos malacológicos básicamente de un sistema litoral rocoso y cuatro enterratorios.[8]

Periodo agroalfarero tardío[editar]

En este período Tardío o Diaguita-Incaico se encuentran sitios definidos por un denso conchai de restos malacologicos (básicamente macha -Mesodesma donacium-) e ictiológicos (básicamente jurel -Trachurus symmetricus-). El material cultural se compone de abundantes fragmentos cerámicos, con presencia de restos de aríbalos; una industria lítica expeditiva de tipo local, instrumentos de metal como un anzuelo y trozos laminares de cobre y, finalmente, restos de maíz (Zea mays).[9] Se obtuvo una fecha por termoluminiscencia de 1.420±60 d.C. ( Otras culturas importantes en la zona fueron la Cultura Llolleo y la Cultura Bato. Posteriormente apareció la Cultura Aconcagua.

Conquista inca[editar]

Tras la conquista Inca en 1426, estas tierras quedaron bajo la hégida de Collasuyo. Excavaciones arqueológicas realizadas en el sitio LV099-B "Fundo Agua Amarilla", localizado en la comuna de Los Vilos especialmente en el sector de Agua Amarilla, dieron cuenta de un sector de ocupación incaica. Se asocia a una aguada, terrazas de cultivo y un bosque relicto, que podemos entender como elementos propios del interior, pero se dispone a una distancia de 3 km en línea recta de la zona costera de Punta Chungo y Agua Amarilla, dominando visualmente tal espacio.[10]

Donald Jackson y colaboradores (1994) reconocieron en la costa de Los Vilos, específicamente en la zona de Punta Chungo-Agua Amarilla, un conjunto de otras ocupaciones del período Tardío orientadas a la explotación intensiva del litoral costero aledaño.[11]

Conquista española[editar]

Gonzalo Calvo de Barrientos, el desorejado que vivía en Los Vilos antes de la llegada de Almagro.
Islote Huevos frente a Los Vilos

La historia española comienza a escribirse a partir de 1536 con la llegada de la nave española San Pedro conducida por Ruy Díaz, quien traía abastecimiento a la expedición del Adelantado Diego de Almagro. Al recalar en la zona, se encontró con un español fugado de las huestes de Pizarro, Anton Cerrada, quien vino con Gonzalo Calvo de Barrientos hacia 1533. Los Vilos nació como una caleta de pescadores hacia el siglo XVIII y más tarde se convirtió en un poblado permanente de gente de mar.[12]

Como reconocimiento a sus servicios, el gobernador Alonso de García Ramón (que pasaría a la historia por haber llevado a cabo la pacificación de La Araucanía, en 1605) le concede a Francisco Hernández Ortiz —conquistador español nacido en Villacastín en 1551 y arribado a Chile en 1575— una merced de tierras, el 6 de noviembre de 1600, que se ubicaba (desde el río Conchalí al río Chuapa y desde la travesía desde la mar hasta Mincha).[12] En palabras distintas, se le regalaba la estancia de Conchalí y Chigualoco, actuales haciendas de Conchalí, Agua Amarilla, Millahue y Huentelauquén Sur.[12]

En sus Crónicas históricas de Illapel (1988), el abogado Arturo Serey Cortés narra que el capitán Hernández fallece y la estancia la hereda su hijo, el maestre de campo general Cristóbal Hernández Pizarro, nacido en La Serena.[12] A su vez, cuando él muere la estancia se divide transitoriamente entre sus hijos, porque cuando estos dejan de existir se unifica la propiedad en poder de una de las viudas, María Magdalena Arquero, casada con Gerónimo Pizarro Cajal. Esta dama en 1710 inicia un juicio en contra de Bartolomé Rojo —dueño de la estancia Mincha— por la propiedad de unas tierras que se disputaban en los deslindes de un sector del terreno localizado en la ribera sur del río Choapa, pleito que se prolongaría por centurias, hasta que Bienes Nacionales regulariza la situación, recién a fines del siglo XX.[12] Cuando perece doña María Magdalena Arquero la estancia se vuelve a dividir, esa vez entre los hermanos Pizarro Arquero, quienes no dejan sucesión al morir por ser religiosos. No obstante, la estancia vuelve a reunificarse en poder del maestre de campo Pedro Pizarro Arquero, que había nacido en Sotaquí; contrae matrimonio con María Niño de Zepeda y Aguirre y al fallecer, en 1761, su esposa Magdalena Pizarro Niño de Zepeda hereda las estancias Quebrada del Negro, Chigualoco y Conchalí. Esta última propiedad la adquiere Tomás Antonio Echavarría Azcárate y testa en Illapel en 1795. La última persona en heredar una porción significativa de los terrenos que hoy conforman la comuna vileña, fue la austriaca judía Editha Wessely, a quien popularmente se le reconoció durante gran parte del siglo XX como “la dueña de Los Vilos”.[12]

Guerra Hispano-Sudamericana[editar]

En 1865, para la Guerra con España fue habilitado como Puerto Menor, por el entonces presidente José Joaquín Pérez. Es en esta misma década que los grandes capitales que trabajaban en el puerto compran en Inglaterra un vapor de carga que recorrerá las costas, transportando mercancías, por espacio de cuarenta años. Su nombre era Paquete de Los Vilos.[nota 1]

Guerra del Pacífico[editar]

El Monitor peruano Huáscar llegó hasta Los Vilos en busca de la Flota chilena, que se encontraba en El Callao.

Hasta Los Vilos llegó el monitor peruano Huáscar en 1879 en sus correrías al mando de Miguel Grau. El historiador Joel Avilez Leiva, en su obra "El Intenso Flujo Migratorio desde el Choapa hacia el Norte Salitrero. Sesenta y Nueve años de estrecha relación no siempre voluntaria. 1879-1948" (2007), destaca que en la Campaña de Lima, el reclutamiento forzoso de pescadores y campesinos en el sector, por patrullas de Illapel y Canela, aunque limitado, representó una baja demográfica importante. Durante la Guerra del Pacífico, Los Vilos fue un centro de aprovisionamiento de la Armada. Carbón, víveres y agua eran trasladados al norte en buques de guerra y mercantes grandes.

Guerra Civil de 1891[editar]

Vista nocturna de Los Vilos

Para la Guerra Civil de 1891 (siguiendo al mismo autor), los vapores Cachapoal y Aconcagua, de la escuadra parlamentaria, al mando del Capitán de Corbeta Vicente Merino Jarpa y Luis Goñi, hicieron un reclutamiento masivo de trabajadores del puerto, los que ayudan al emplazamiento del armamento asignado, convirtiendo su buque en un "crucero auxiliar". Debido a esto en la zona se produjo una persecución de inquilinos[nota 2] por parte de la policía y del regimiento Húsares al mando de Tristán Stephan, enviado desde Santiago para neutralizar a los rebeldes. Triunfante la revolución, el gobierno de Jorge Montt Álvarez premió el apoyo a su causa en la zona del Choapa otorgando el decreto de creación del municipio de Los Vilos el mismo año.[nota 3]

Vilos (Puerto de).-—Situado en la costa del departamento de Petorca bajo los 31° 54' Lat. y 71° 33' Lon. Se halla dentro de la bahía de Conchalí en su fondo sudoeste y lo abrigan al S. medianas alturas áridas, que avanzan al O. dejando á un kilómetro un islote bajo llamado isla de los Huevos, por cuyo lado norte se entra en su surgidero. Es puerto concurrido por buques de vela y vapores, que exportan productos mineros y agrícolas de las comarcas inmediatas de su departamento y del de Illapel y sirven su comercio. Fué declarado como puerto menor en 3 de enero de 1855, y entonces comenzó á asentarse al lado sur de su fondeadero su actual caserío, que se regularizó en calles por decreto de 16 de diciembre de 1857. Es asiento de municipalidad (véase departamento de Petorca) y contiene 431 habitantes, oficinas de tenencia de aduana, de registro civil, de correo y telégrafo, escuela gratuita, una iglesia, &c. Su nombre viene de la alteración de vilu, que significa culebra ó parajes de culebras. Dista 60 kilómetros hacia el SO. de la ciudad de Illapel, con la que se comunica por un buen camino, y algunos más al NO. de su capital la ciudad de Petorca.

Francisco Solano Asta-Buruaga y Cienfuegos, Diccionario Geográfico de la República de Chile (1897[13] )

Siglo XX[editar]

Playa de Los Vilos. Dos Gaviotas australes en la arena.

En la década que sigue, el desarrollo del bandidaje rural obligó[14] a adoptar una política más enérgica de las autoridades locales en materia de orden y protección, para lo cual crearon cuerpos de policía municipal, asumiendo a su vez una preocupación mayor por la salud y la educación de los habitantes.[nota 4]

El impulso dado por los gobiernos parlamentarios se vio reflejado en las obras de infraestructuras tales como la vía férrea del Choapa, inaugurada en 1896, con la visita a Los Vilos del presidente de la República, don Federico Errázuriz Echaurren. Entre 1915 y 1918 se construye un muelle de riel adosado a la superficie marina y en la parte superficial, apernado a tablones. La mercadería era transportada en trenes desde el valle hasta las bodegas del puerto; luego en carretas las llevaban al muelle, donde dos grúas a vapor trasladaban los bultos y paquetes a los lanchones que se encargaban de entregarlos a los barcos, los cuales se hallaban anclados a unos 350 metros del muelle. Este engorroso sistema se aplicaba necesariamente porque la bahía es muy baja y rocosa, impidiendo la entrada de naves de mediano y gran calado hasta el mismo muelle. También existía un embarcadero más pequeño para pasajeros.

En 1920 arriban desde Bilbao, España, Paulino Florencio Lecumberry, Pedro Fernández y Pedro Miguel Urrechaga; este último extranjero adquiere tres vapores: Euskadi, Bilbao y el San Pedro, con los cuales transportaba productos desde y hacia Valparaíso. Dos de estas embarcaciones se hunden, una de ella timoneada por el propio Urrechaga, quien naufraga frente a Punta de Quinteros, con una carga “de 400 arrobas de congrio negro y colorado”. Luego de esta experiencia, el tercer vapor es vendido y el hispano se queda para siempre en tierra firme tras crear una amasandería (la actual panadería El Carmen, que es administrada por sus descendientes, uno de los cuales hace un par de décadas fue alcalde de la comuna).

Terremoto y Tsunami de 1922[editar]

Turistas en Los Vilos

El terremoto de Vallenar de 1922 fue un sismo registrado el 10 de noviembre de 1922 a las 22:30 hora local (2:30 del día 11 UTC).[15] [16] [17] Su epicentro se localizó en la comuna de Vallenar, Región de Atacama, Chile, y tuvo una magnitud de 8,5º en la escala sismológica de magnitud de momento.[18] Se sintió entre la Región de Antofagasta y la Región Metropolitana de Santiago. El terremoto dejó un saldo de 800 muertos. En Vallenar se produjeron grietas de hasta un metro de profundidad. Hubo aproximadamente 500 víctimas en Copiapó.

El río Los Choros, torrentoso en aquellos tiempos, se hundió a las napas, y hasta el día de hoy no ha vuelto a emerger. El epicentro del terremoto fue tierra adentro y el tsunami podría haber sido causado por un deslizamiento submarino provocado por el temblor. En Caldera, el tsunami se inició unos 15 minutos después del terremoto, con un máximo de ejecución hasta la altura de 7 m. En Chañaral el tsunami tuvo tres oleadas, la primera alrededor de una hora después del terremoto, el máximo previo fue de 9 m. de altura. Tres aumentos se observaron también en Coquimbo, siendo la última la más destructiva, con un máximo de ejecución de 7 m. El tsunami también se observó en Callao, Perú (2,4 m), California (0,2 m 13,0 horas de retraso), Hawaii (2,1 m 14,5 horas), Samoa (0,9 m 14,1 horas), Japón (0,3 m ), Taiwán (0,03 m), Nueva Zelanda (0,1 m), Australia (0,2 m) y el Filipinas (0,1 m).Caldera quedó varios días a oscuras. Sus casas, hechas de calamina y madera, resistieron bien. El tsunami, sin embargo, destruyó el edificio de madera de la Aduana, que salió flotando y luego se rompió en dos. Coquimbo no lo pasó mejor, ya que el mar entró seis veces al pueblo, llevándose veinticuatro víctimas consigo, la mayoría de la población La Victoria. Se destruyeron el muelle, el malecón, las bodegas y edificios de The Coquimbo Co, parte de la Aduana y algunos vagones y oficina de ferrocarriles.[19]

El Tsunami barrió con el poblado de Los Vilos, provocando además numerosas víctimas, ya que muchos de ellos dormían. Carrizal Alto y Tongoy sufrieron también el embate del mar.[19]

Recuperación[editar]

Para 1930, Los Vilos ya tiene la mayor parte de su fisonomía actual, con su planta urbana establecida, trazado de calles y servicios básicos asegurados.

Retorno de los emigrados salitreros[editar]

Es además el comienzo del retorno de los emigrados salitreros de la zona, tras la gran crisis de 1929. éstos se integrarán a las faenas del puerto, organizándose en "Sindicato de Lancheros" en 1932.

En 1924,

Los Vilos cuenta con servicios de correos, telégrafo, aduana, registro civil, escuelas públicas y estación de ferrocarril

según Luis Risopatrón

El muelle se desploma[editar]

Muelle de Los Vilos

Durante los años 1947 y 1950 el muelle entra en un período crítico, debido a la acción oxidante y por el deterioro de los rieles, provocando un serio trastorno económico al pueblo. Como anécdota, se cuenta que cuando finalmente ocurre la caída del muelle, se encontraban trabajando algunas personas que también fueron a dar al mar, y como estaban recién pagados, los billetes desde sus bolsillos se diseminaron en la superficie salada del agua, proporcionando un espectáculo inaudito. A la postre ningún trabajador resultó herido, y una de las locomotoras que se hallaba con cuatro vagones sobre el muelle quedó rozando las olas.

Política[editar]

En materia política, el Partido Liberal concentró la mayoría de los votos en la zona hasta 1965. Los partidos populistas como el Partido Agrario Laborista, que apoyaba al gobierno de Carlos Ibáñez del Campo, alcanzó una gran votación en la década del 50, mientras que los partidos de izquierda solo fueron populares a partir de 1967. La Democracia Cristiana local no ha logrado posicionarse del afecto de las masas, concentrando el Partido Socialista de Chile el mayor número de votaciones, desde el retorno de la democracia en 1990.

Habitantes ilustres[editar]

Centros urbanos dentro de la comuna[editar]

2 kilómetros al sur de la ciudad de Los Vilos se encuentra el Sitio Arqueológico de Quereo, en la Quebrada de Quereo.

Administración[editar]

Vista hacia el norte de la Playa de Los Vilos.

Esta comuna es administrada por el alcalde Manuel Marcarián Julio (Ind.), quien es asesorado por el concejo municipal compuesto por seis integrantes:

  • Christian Gross Hidalgo (Ind./PS)
  • Héctor Molina Fuenzalida (PPD)
  • Jocelyn Tordecilla Jorquera (PS)
  • Fernando Tirado Soto (Ind./PRI)
  • Jaime Herrera Flores (RN)
  • Adelaida Tapia Vicencio (Ind./PPD)

Los Vilos pertenece al Distrito Electoral Nº 9 y a la 4ª Circunscripción Senatorial. Es representada en la Cámara de Diputados del Congreso Nacional por Adriana Muñoz D'Albora (PPD) y Luis Lemus Aracena (PS) y en el Senado de la República por Jorge Pizarro Soto (PDC) y Gonzalo Uriarte Herrera (UDI).

Clima[editar]

Los Vilos de noche

Los Vilos presenta un clima típico de las costas chilenas. En el verano las temperaturas aumentan considerablemente y en el invierno bajan pero siempre reguladas por el efecto del mar.

Los Vilos al encontrarse situado en la costa, presenta climas regulados con el efecto del mar.

Los Vilos presenta un clima estepárico costero, llamado así por la vegetación de estepa que lo caracteriza: arbustos de tamaño mediano, algunos espinosos, gran diversidad de especies cactáceas. La temperatura media anual es del orden de los 15 °C, hay una baja amplitud térmica por la influencia marítima, que se hace sentir incluso en el interior, donde penetra a través de los valles. Este clima se caracteriza por una gran nubosidad que genera precipitaciones en las laderas occidentales de la Cordillera de la Costa.

Los Vilos es característico también, por la presencia de fuertes vientos, que generan temporales de estos. El viento en Los Vilos en ocasiones pone en tema de discusión su propio nombre, ya sea por el dialecto, vilu, o por una mala pronunciación de "los vientos" también por la leyenda del pirata Lord Willow.

Geografía[editar]

  • Altitud: 14 metros.
  • Latitud: 31º 54' 42" S
  • Longitud: 071º 30' 47" O

Los Vilos se encuentra situado geográficamente en planicies litorales presentando una geografía típica de estos sectores.

Los Vilos genera una fenómeno extraño, al ser una pequeña incrustación de tierra que se adentra en el mar, una parte de sus playas que ahondan en el terreno, son consideradas bahías, mientras que el territorio en sí, no alcanza a ser considerado como península.

Vegetación[editar]

Un chagual Chico (Puya venusta), flora típica de la región

En litoral de Los Vilos se registran las siguientes variedades arbustivas: chamucilla (Bahia ambrosioides), baturro (Baccharis concava) y puya (Puya venusta); y herbáceas: picún (Anisomeria litoralis), tupa (Lobelia polyphylla) y coralito (Fuchsia lycioides), mientras que en las planicies litorales dominan el palo negro (Haplopappus foliosus), las cactáceas (Eulychnia costanea) y las variedades espinosas.[20]

Turismo[editar]

Destacan las playas de Pichidangui, Chigualoco, Totoralillo y Los Vilos. También es de destacar los pueblos de Quilimarí y Caimanes, que contienen variados ejemplos de arquitectura de estilo colonial.

Los Vilos cuenta entre sus principales atractivos el Acuario Municipal el cual contiene diferentes especies de la zona, y junto a éste una biblioteca pública. También presenta una costanera, la cual incluye la playa principal y diferentes lugares de atracción.

La principal caleta de Los Vilos es la caleta San Pedro, la cual presenta una gran variedad gastronómica y alimentos frescos y naturales. La caleta se encuentra al final (desde norte a sur) de la playa principal. También hay una segunda Caleta llamada Las Conchas, en donde se alberga un restaurante del mismo nombre, con gran diversidad de platos con frutos del mar, en donde elegir.

Al avanzar por la costanera se encuentra un muelle que data de tiempos memoriales, junto con dos esculturas: una de un Mamut Lanudo, que erróneamente aspira[21] a representar a los huesos de Mastodonte encontrados en la quebrada de Quereo[22] (los otros mastodontes encontrados en Chile son el de la Laguna de Tagua Tagua y el de Monte Verde, mas uno probable en la Isla Grande de Chiloé[23] ), así como una escultura abstracta del Premio Nacional de Artes 2009 Federico Assler que invita a descubrir su significado.

El puerto de Punta de Chungo es un puerto de minera Los Pelambres. Está ubicado en Bahía de Conchalí, Los Vilos, Kilómetro 225 Panamericana Norte. Tiene habilitado un mirador, un paseo peatonal y un sector de picnic aledaño a una laguna humedal costera, la cúal está protegida con una cerca para dar espacio a las migraciones de especies avíales, de fauna protegida. En su interior se encuentra el centro Andrónico Luksic Abaroa siendo la primera exhibición permanente del cobre y del desarrollo sustentable para el siglo XXI. Posee también una cafetería y algunos espacios recreativos.

Pichidangui se ha convertido en el último decenio en una fuerte atracción turística con una playa en forma de herradura de más de 6 kilómetros de extensión y un apacible balneario encerrados en una rada, consta de un balneario residencial, camping, dos hoteles, moteles, club de yates y una singular iglesia católica hecha completamente en piedra. La comuna de Los Vilos alberga también una de la playas más bellas de Chile, ubicada en la rada de Conchalí, playa de Ñague, donde hay propiedades de la familia Matte-Larraín. Es una playa corta con arenas blancas y de una impresionante belleza escénica que hace detener a más de un viajero avisado.

Los Vilos también cuenta con una amplia gama de restaurantes costeros que resultan un paradero ideal en medio de un viaje hacia más al norte, se destacan productos marinos como salmón, sierra, reineta, merluza, congrio, machas, piure, picorocos, jaibas, lapas, y locos cuando estos últimos están fuera de veda.

Monumentos nacionales[editar]

En 2009 se postularon los puentes y túneles de piedra de los sectores de Tilama y Quelón, comuna de Los Vilos a monumentos nacionales. Cabe señalar que estas obras son parte del pasado ferroviario del país, construyéndose en 1910, siendo parte de la actual ruta patrimonial Los Andes-Vicuña.[24]

Referencias y notas de pie[editar]

Notas aclaratorias
  1. Los Vilos es declarado puerto menor durante el gobierno de Manuel Montt Torres (1809-1880), quien había nacido en Petorca y conocía muy bien hasta los recodos vileños. En la mencionada fecha debiera ubicarse históricamente su verdadera fundación, por el simple hecho de haberse empezado a edificar la ciudad: por decreto con fecha l6 de diciembre de 1857 se regularizan sus calles. Era el período en que el caserío pertenecía al departamento de Petorca y comercializaba productos de las comarcas colindantes, trasladándolos mediante carretas hasta el muelle y, desde allí, transbordados a lanchones que finalmente los entregaban a los veleros. Se debe destacar que precisamente en esos años, la ciudad de Illapel experimentaba un notable impulso comercial, al convertirse en un reconocido centro minero, ganadero y agrícola, exportador de sus productos por el puerto de Los Vilos.
  2. Esta forma de reclutar era muy popular hasta entrado el siglo XX, y cada vez que había guerra los inquilinos arrancaban a los cerros por dicho motivo
  3. El historiador local Joel Avilez Leiva, en su obra El Intenso Flujo Migratorio desde el Choapa hacia el Norte Salitrero. Sesenta y Nueve años de estrecha relación no siempre voluntaria. 1879-1948 (2007), destaca que en la Campaña de Lima, el reclutamiento forzoso de pescadores y campesinos en el sector, por patrullas de Illapel y Canela, aunque limitado, representó una baja demográfica importante. Para la Guerra Civil de 1891
  4. En la década que sigue, el desarrollo del bandidaje rural obligó, según el historiador Igor Goicovic Donoso, en su obra Pasando a la Historia, Los Vilos 1855-1965 (1996), a adoptar una política más enérgica de las autoridades locales en materia de orden y protección, para lo cual crearon cuerpos de policía municipal, asumiendo a su vez, una preocupación mayor por la salud y la educación de los habitantes. El impulso dado por los gobiernos parlamentarios se vio reflejado en las obras de infraestructuras tales como la vía férrea del Choapa, inaugurada en 1896, con la visita a Los Vilos del Presidente de la República, Federico Errázuriz Echaurren. En 1922 un fuerte maremoto, que afectó a buena parte del litoral costero de Chile, barrió con el poblado, provocando además numerosas víctimas. Para 1930, Los Vilos ya tiene la mayor parte de su fisonomía actual, con su planta urbana establecida, trazado de calles y servicios básicos asegurada. Es además el comienzo del retorno de los emigrados salitreros de la zona, tras la gran crisis de 1929, quienes se integrarán a las faenas del puerto, organizándose en 1932 en el Sindicato de Lancheros. En materia política, el Partido Liberal concentró la mayoría de los votos en la zona, hasta 1965. Los partidos populistas como el Partido Agrario
Notas al pie
  1. Jackson, D., P. Báez y L. Vargas 1995 Secuencia ocupacional y adaptaciones durante el Arcaico en la Comuna de Los Vilos, Provincia de Choapa. Actas del XIII Congreso Nacional de Arqueología Chilena, Tomo I:99-114. Hombre y Desierto, Antofagasta.
  2. Ota, Y. y R. Paskoff 1993 Holocene deposits on the coast of North-Central Chile: radiocarbon ages and implications for coastal changes. Revista Geológica de Chile 20:25-32.
  3. Jerardino, A. 1995 Late Holocene neoglacial episodes in southern South America an southern Africa: a comparison. The Holocene 5:361-368.
  4. Núñez, L., J. Varela, R. Casamiquela y C. Villagrán 1994 Reconstrucción multidisciplinaria de la ocupación prehistórica de Quereo, centro de Chile. Latin American Antiquity 5:99-118.
  5. Núñez, L. 1983 Paleoindio y Arcaico en Chile. Diversidad, Secuencia y Procesos. ENAH e INAH, Ciudad de México.
  6. Complejo El Molle
  7. Petroglifos de Tilama en Youtube
  8. Agua Amarilla y el periodo incaico tardío
  9. Seguel, R., D. Jackson, A. Rodríguez, P. Báez, X. Novoa y M. Henríquez 1994 Rescate de un asentamiento diaguita costero: proposición de una estrategia de investigación y conservación. Fondo de apoyo a la investigación. Informes, pp. 34-42.
  10. Sitio de Agua Amarilla y la ocupacion incaica tardía
  11. Jackson, D., R. Seguel, M. Massone, P. Báez, A. Rodríguez, J. Palma y L. Vargas 1994 Ocupación diaguita en Punta Chungo, estudio de un campamento logística Informe Proyecto Fondecyt 91-0026.
  12. a b c d e f Una mirada a la Historia de Los Vilos
  13. Diccionario Geográfico de la República de Chile
  14. Historiador Igor Goicovic Donoso "Pasando a la Historia, Los Vilos 1855 - 1965, editorial Ilustre Municipalidad de Los Vilos" (1996)
  15. Tsunamis históricos de Chile
  16. Prensa y Diccionario Histórico de Chile de los autores Srs. Fuentes, Cortes y Castillo, publicado por Las Ultimas Noticias de Santiago
  17. Historia sísmica de la Región de Atacama
  18. Servicio de Sismología de la Universidad de Chile. «Sismos importantes y/o destructivos (1570 - Mayo 2005)».
  19. a b Otros terremotos importantes en Chile
  20. Seguel, R., D. Jackson, A. Rodríguez, X. Novoa, M. Henríquez, P. Báez y D. Jackson 1995 Rescate de un asentamiento Diaguita costero: Proposición de una estrategia de investigación y conservación. Informe de proyecto DIBAM - FAI 94107.
  21. Los mamútidos (Mammutidae, antiguamente llamada Mastodontidae) son una familia extinta de mamíferos proboscídeos conocidos vulgarmente como mastodontes. No deben confundirse con los mamuts, que pertenecen al género Mammuthus de la familia Elephantidae.
  22. Mastodonte de Quereo
  23. Macromamiferos continentales de Chile en el Pleistoceno superior
  24. Puentes y Tuneles ferroviarios de Los Vilos se postulan a Monumento Histórico Nacional
Bibliografía

Enlaces externos[editar]