Carlos Ibáñez del Campo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Carlos Ibáñez del Campo
Carlos Ibáñez del Campo
El general Carlos Ibáñez del Campo en su primer mandato.

3 de noviembre de 1952-3 de noviembre de 1958
Predecesor Gabriel González Videla
Sucesor Jorge Alessandri Rodríguez

21 de julio de 1927-26 de julio de 1931
Predecesor Emiliano Figueroa Larraín
Sucesor Pedro Opazo Letelier

27 de febrero de 1924-21 de julio de 1927
Sucesor Aníbal Parada Pacheco

Datos personales
Nacimiento 3 de noviembre de 1877
Bandera de Chile Linares, Chile
Fallecimiento 28 de abril de 1960 (82 años)
Bandera de Chile Santiago, Chile
Partido Independiente
Cónyuge Rosa Quirós y Ávila
Graciela Letelier Velasco
Hijos Carlos y Rosita con Rosa Quirós; Margarita, Ricardo, Nieves y Gloria con Graciela Letelier
Profesión Oficial militar y de Carabineros de Chile
Alma máter Escuela Militar
Religión Católico
Firma Firma de Carlos Ibáñez del Campo

General Carlos Ibáñez del Campo (Linares, 3 de noviembre de 1877Santiago, 28 de abril de 1960) fue un militar y político chileno, presidente de la República en dos ocasiones: en los periodos 1927-1931 y 1952-1958

Algunas de las obras de sus gobiernos son: Carabineros de Chile —siendo su Comandante General durante 2 meses—, Banco del Estado de Chile, LAN Chile, Ministerio de Minas, IANSA, Caja de Crédito Minero, Instituto de Crédito Industrial, Departamento del Cobre, Salario mínimo campesino, Código del Trabajo de Chile de 1931.

Biografía[editar]

Carlos Ibáñez del Campo fue hijo de Francisco Ibáñez (descendiente del irlandés John Evans [nota 1] [1] que llegó a Chile en 1730) y María Nieves del Campo. Vivió durante su niñez en el fundo "San Francisco" de propiedad de su padre. Con 12 años ingresó a la Escuela Nº1 (Actual Escuela Maipú Nº1), y luego al Liceo de Linares (Actual Liceo Valentín Letelier Madariaga).

Inició su carrera militar en 1896 al ingresar a la Escuela Militar. Tras ello ingresó al ejército con el grado de teniente 2º, destinado al Regimiento de Cazadores de la guarnición de Santiago.

En 1903 participó de una misión militar en El Salvador, en donde por sus acciones militares fue ascendido al grado de teniente coronel del ejército salvadoreño, teniendo en cambio en el ejército chileno sólo el cargo de mayor, a pesar de ser desde 1920 el director de la Escuela de Caballería, uno de los cargos más prestigiosos.

Hacia el año 1912 asume la dirección de la Escuela de Carabineros.

Antes de regresar a Chile, contrajo matrimonio con la salvadoreña Rosa Quirós y Ávila, perteneciente a la alta sociedad de su país, con quien tuvo dos hijos y que falleciera después de diez años de matrimonio.

Después de permanecer viudo unos años, contrajo matrimonio con Graciela Letelier Velasco el 3 de diciembre de 1927. De esta unión surgieron cuatro hijos.

Llegada de Ibáñez al poder y su primer gobierno[editar]

Carlos Ibáñez del Campo participó en los movimientos militares de 1924 y 1925, que significaron el fin del régimen pseudo-parlamentario en Chile. En el Golpe de Estado de 23 de enero de 1925 derroca la junta militar que había sacado del gobierno a Alessandri, esto permitió el regreso de Arturo Alessandri Palma desde su exilio. Alessandri lo nombra Ministro de Guerra para contar con su apoyo en su gobierno. En 1925 el nombre de Ibáñez comienza a tomar fuerza como posible candidato presidencial, por lo que Alessandri decide hacer un cambio de ministros que le permita destituir a Ibáñez; sin embargo éste decide no presentar la renuncia, argumentando que como lider de la revolución tiene un compromiso ético con esta y no puede renunciar; a la vez, al ver las intenciones de Alessandri hacía su persona, este termina indicando que acorde a la constitución de 1833, así como también a la de 1925, el presidente de la república no podía comunicarse con nadie sin que contara con la firma y aprobación del ministro del ramo del que el tema fuera señalando, y que como él era el único ministro en ejercicio, indicó a Alessandri que debía pasar todos los comunicados de la presidencia antes por él, de otro modo, todo comunicado sin su firma fuera nulo. Debido a esto Arturo Alessandri Palma renuncia a su gobierno, pese a lo cual no depone su pre candidatura presidencial; sino que la condiciona a la dificultosa tarea, por parte de los partidos políticos, de posicionar un candidato único de consenso. Así surge la candidatura de Emiliano Figueroa Larraín, ante la cual Ibáñez levanta la candidatura de José Santos Salas, entonces Ministro de Higiene, para poder someter a los partidos políticos (representados en su candidato) al escrutinio popular.

Al ganar las elecciones Figueroa, él continúa ocupando simultáneamente los cargos de ministro del Interior y de Comandante en Jefe del Cuerpo de Carabineros, manteniendo así su carácter de hombre fuerte dentro del Estado, y por lo mismo, manteniéndose al ejercicio del poder. Durante este periodo ordenó una cruenta persecución a sus opositores, entre ellos el ex presidente de la república Arturo Alessandri Palma, quién debió partir al exilio. El presidente Emiliano Figueroa Larraín, carente del carácter para oponerse a Ibáñez, renuncia tras un episodio en el que este último le exigiese su renuncia al acusarlo de intervenir en el poder judicial para la designación de su hermano en la Corte Suprema de Justicia.

Así Carlos Ibáñez del Campo triunfa en una elección en la que participa como candidato único, obteniendo el 98% de los votos; ascendió a la primera magistratura el 21 de julio de 1927. No tenía compromisos con los partidos políticos, era férreo opositor a ellos. Durante su presidencia hubo ocho ministerios si se juzga por los cambios en Interior.

Gobernó cuatro años, con un enfoque social y de desarrollo del estado (por considerarlo un regenerador del país y su lucha contra la antes todopoderosa oligarquía). El principal énfasis de su gobierno fue el de fortalecer el rol del Estado; lo dotó de un carácter fiscalizador de los otros poderes, fortaleció la Contraloria General de la República, creó la Tesorería General de la República, la Superintendencia de Seguros y Sociedades Anónimas, la Superintendencia de Salitre y Yodo, la Dirección Nacional de Aprovisionamiento. Además se hicieron profundas reorganizaciones ministeriales creándose algunos y modificándose otros; a través del Decreto Ley Nº 2.484 del [[27 de abril] de 1927 se fusionaron las policías fiscales, municipales, Cuerpo de Carabineros -el cual era un regimiento de caballería del Ejército de Chile, creado en 1908, y que estaba comandado al ministerio del interior como encargado de la seguridad rural y de ferrocarriles y del cual el propio Ibáñez se desempeñaba en 1927 como Comandante General-, Sección Pesquisas de la Policía Fiscal (origen de la PDI), y otras instituciones policiales que dependían de la Dirección General de Policías, en una sola institución, Carabineros de Chile ], esta nueva institución policial, de marcado carácter castrense y estricta disciplina, tomaría forma definitiva a través del Decreto Nº 352 del 23 de diciembre de 1927), organizándose en las secciones de Orden (Labor preventiva), Seguridad (Investigaciones) y Gabinete (antecesor del Servicio de Registro Civil e Identificación de Chile). Equiparó los sueldos de los efectivos de esta nueva institución al nivel del ejército, dotándolos también de fuero militar.

Por otra parte se dio gran impulso a las obras públicas y se crearon la Caja de Crédito Minero, el Instituto de Crédito Industrial, la Fuerza Aérea de Chile y la Linea Aérea Nacional de Chile. También se le quitó la dependencia del sistema educacional chileno existente hacía la Universidad de Chile, otorgándole la tutela del rol educador al Ministerio de Educación.

El 3 de junio de 1929 se firmó en Lima, el Tratado de Lima que ponía término a la disputa sobre Tacna y Arica, al ceder la primera al Perú y conservando la segunda para Chile. En este tratado participa como embajador de Chile en Perú el ex-presidente de la república Emiliano Figueroa Larraín.

Se estableció una división territorial de Chile de solo dieciséis provincias, suprimiéndose siete de las existentes.

La caída[editar]

La Gran Depresión de 1929 repercutió con gran fuerza en el país, desencadenando una vasta agitación social, que se tradujo en una fuerte inmigración de obreros desempleados del norte salitrero a Santiago, una carestía de los bienes básicos de consumo, una fuerte persecución a los estudiantes de la Universidad de Chile, quienes en agosto de 1930 habían refundado la Federación de Estudiantes. Como Ibáñez no contaba con apoyo político para las parlamentarias de 1930, llegó a un acuerdo con los partidos políticos para evitar la lucha electoral. Así, se decidió aplicar la norma de la Ley de Elecciones que establecía que, si el número de candidatos no sobrepasaba al número de representantes que debían elegirse, no había necesidad de efectuar la elección. De esta manera, los dirigentes políticos se reunieron en las Termas de Chillán y elaboraron las listas de candidatos, por lo que la elección, en la práctica, se hizo innecesaria, este fue el origen del llamado Congreso Termal. En el plano económico, los nocivos efectos que tuvo en Chile la misión Kemmerer al introducir el patrón oro al sistema monetario, y el contrato entre el gobierno y la familia Guggenheim en la creación de la Compañía de Salitres de Chile (COSACH), no hicieron más que agudizar los efectos de la crisis económica mundial en el país.

En julio de 1931, los estudiantes de la Universidad de Chile, dirigidos por el alumno de Derecho y poeta Julio Barrenechea, se tomaron la Casa Central de la Universidad de Chile. Mientras tanto, los estudiantes de la Universidad Católica, dirigidos por Bernardo Leighton y Eduardo Frei Montalva hicieron lo mismo. Los estudiantes contaban con un fuerte apoyo popular, y desde el aristocrático y exclusivo Club de la Unión les eran enviados los alimentos. La situación se agudizó más cuando el día 24 de julio cae muerto el estudiante de Medicina Jaime Pinto Riesco, lo que sumó a las protestas al Colegio Médico y al día siguiente, con la muerte del profesor Alberto Zañartu, se agregaba el Colegio de Profesores y varios otros gremios. Abandonado por sus ministros, que renunciaron a raíz de estos hechos de violencia y para evitar un enfrentamiento mayor, Ibáñez entregó el 26 de julio el mando del país en manos del presidente del Senado, Pedro Opazo Letelier, junto con solicitar un permiso al Congreso para salir de Chile durante un año. Tras delegar el mando, Ibáñez partió al exilio en Argentina. La Cámara de Diputados rechazó el permiso y destituyó a Ibáñez el día 27 de julio, acusándolo de abandono del territorio nacional sin autorización.[2]

El regreso[editar]

Carlos Ibáñez del Campo en su campaña presidencial de 1952.

Tras volver del exilio en 1937, se presenta al año siguiente como candidato a la presidencia, apoyado por la Alianza Popular Libertadora (APL). Esta combinación estaba formada por elementos del Movimiento Nacional Socialista de Chile.

El 4 de septiembre de 1938, se realizó una concentración popular en apoyo a Ibáñez, con abundancia de discursos combativos. Al día siguiente estalló la sublevación de partidarios efervorizados del incipiente partido Nacional Socialista en Santiago que terminó con la Matanza del Seguro Obrero ordenada por Arturo Alessandri Palma. Este hecho eliminó no solo el Nacional Socialismo en Chile si no que las posibilidades de Ibáñez, causando su renuncia a la candidatura. La Alianza Popular Libertadora finalmente apoyó a Pedro Aguirre Cerda.

En 1942, fue nuevamente candidato a Presidente, esta vez apoyado por la Derecha (Partido Liberal y Partido Conservador) pero esta vez Arturo Alessandri Palma le "quita" votos de un sector del partido liberal, en favor de Juan Antonio Ríos, quien finalmente gana.

En 1949, fue electo senador por Santiago, obteniendo la primera mayoría y convirtiéndose en un posible candidato para las presidenciales de 1952.

Segundo gobierno[editar]

Carlos Ibáñez del Campo durante su segundo período presidencial (1952-1958).

Ibáñez volvió a la presidencia en 1952 apoyado por el Partido Agrario Laborista (PAL), por el Partido Socialista Popular (PSP) y el Partido Femenino de Chile, liderado por María de la Cruz, quien le daría gran parte del electorado femenino, que por primera vez votaba en elecciones presidenciales. Con el símbolo de la escoba, que barrería la corrupción de los políticos y los partidos, y bajo el lema del General de la Esperanza, logró el 46,8% de los votos.

En marzo de 1953, se realizan elecciones parlamentarias, incrementando su participación, los grupos ibañistas, aunque no era suficiente para consolidar el gobierno, esto traería como consecuencia una disputa Presidente-Congreso, además de una rotativa ministerial nunca antes vista.

Por este motivo, su segundo gobierno no tendría la firmeza del primero. Gobernó tambaleantemente al no tener apoyo partidista exceptuando los grupúsculos ibañistas, que no tenían la entera confianza del Presidente.

Economía[editar]

Ibáñez del Campo durante la inauguración de la primera planta azucarera nacional.

En el ámbito económico continuó con el desarrollismo de los radicales, impulsó la producción y la infraestructura de la ENAP, la producción de la Compañía de Acero del Pacífico y creó la IANSA, siendo uno de los últimos presidentes en crear empresas para la CORFO.

Además creó el Banco del Estado de Chile, la modificación del estatuto del Banco Central de Chile, creó el Ministerio de Minas denominado luego Ministerio de Minería de Chile, creó también el Departamento del Cobre con la intención de nacionalizarlo, lo que no resultó durante su gobierno, sin embargo hay que destacar que dicho departamento fue fundamental a la hora de la nacionalización en 1971, pues permitió coordinar y centralizar la actividad cuprifera. Ibáñez logró implementar la fijación de un Salario Mínimo Campesino, lo que permitió sacar de un estado semifeudal a cientos de miles de campesinos chilenos, que vivían bajo un sistema remuneratorio que se arrastraba desde el siglo XVII.

Por el elevado gasto público, la inflación empeoró en el año 1955, por lo que debió llamar a la firma consultora económica Klein-Sacks. Las medidas de Klein-Sacks no agradaron a la población, ocasionándose en 1957 una huelga que terminaría con un veintenar de muertos.

Las medidas de la llamada Misión Klein-Saks fueron:

  • Reforma en el comercio exterior.
  • Supresión de subsidios.
  • Eliminación del reajuste automático de sueldos del sector público y parte del privado.
  • Modificación del Estatuto del Banco Central.

Estas medidas que afectaban los salarios, implicaban aumentar impuestos, algo inadmisible para un gobierno basado en el populismo, por lo que Ibáñez se negó a aceptar todas, logrando bajar la inflación a un 17%, sin embargo, esto era mucho menos de lo que se estipulaba.

Se aprobó la ley 11575 de 1954 del Ministerio de Hacienda, que fijó el IVA en un 3 %;[3] iniciativa propuesta por el afamado economista Felipe Herrera.[cita requerida]

Relaciones exteriores[editar]

Abrazo de los presidentes Ibáñez y Perón, el 21 de febrero de 1953.

En este ámbito, Ibáñez estuvo muy ligado al gobierno argentino de Juan Domingo Perón. En Buenos Aires el 8 de julio de 1953, tanto Perón como Ibáñez firmaron el Tratado de Unión Económica argentino-chilena.[4] Ibáñez participó en la fundación de la Villa Eva Perón y ambos compartían los mismos ideales; además, Perón lo instaba a tomar una nueva dictadura.[cita requerida] A raíz de ello, surgió el grupo La Línea Recta, grupo integrado por oficiales y suboficiales del Ejército y de Carabineros que tenía por finalidad estar preparados para tomar el poder apenas el presidente Ibáñez lo dispusiera.

Sin embargo, a la caída de Perón en 1955, las relaciones con Argentina se volvieron muy tensas, especialmente con el escándalo del caso Kelly, cuando el político argentino Guillermo Kelly, preso en Chile a solicitud argentina, escapó de la Penitenciaría de Santiago, lo que provocó las dimisiones del ministro de Relaciones Exteriores chileno, Osvaldo Sainte-Marie Soruco, y del ministro de Justicia, Arturo Zúñiga Latorre.

Además, en 1955, con la colaboración de su ministro de defensa, Tobías Barros Ortiz, inauguró la Base Presidente Pedro Aguirre Cerda, obviando que le colocaran su nombre.

Justicia[editar]

En este ámbito, durante 1957 Ibáñez impulsó varias reformas respecto a la nacionalidad chilena.

Durante 1958, el último año de su período, y a pesar de que el mismo Ibáñez la aplicó varias veces en su mandato, derogó la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, frecuentemente aludida como Ley Maldita, que declaraba proscrito al Partido Comunista de Chile e impedía a sus militantes votar en las elecciones.

Ese mismo año reformó la Ley Electoral, que creó la Cédula Única Electoral, estableció la obligatoriedad del voto e impuso sanciones y otras medidas para evitar prácticas fraudulentas, en especial el cohecho y el denominado acarreo, o transporte pagado de votantes desde un lugar de votación a otro. Estas medidas fueron fuertemente resistidas por la derecha, por cuanto reducían muy significativamente las posibilidades de ejercer el clientelismo del que dependían muchos políticos de ese sector; en la práctica, la reducción de los fraudes electorales permitió una expresión más sincera de tendencias que hasta ese momento se encontraban sub representadas, lo que favoreció a la izquierda, que, a la sazón, era aliada de Ibáñez.

También durante 1958 entró en vigencia la Ley de Puertos Libres, que regulaba el establecimiento de regímenes portuarios francos extensibles a almacenes, comercio y otras actividades en terrenos extraportuarios y, si así se reglamentaba, en provincias completas. La provincia de Arica fue la primera que se sometió a dicho sistema.

Obras públicas[editar]

Durante su gobierno impulsó la construcción de grandes obras de infraestructura, contribuyendo a un importante incremento del total del presupuesto público.

Inauguró para su ciudad natal, Linares, el Embalse de la Laguna del Maule y el Embalse Los Cipreses; impulsó planes de mejoramiento en Arica y en Punta Arenas, impulsó una política estatal de construcción de viviendas y de desarrollo y mejoramiento urbano a través de la CORVI, creada durante su mandato.

Ocaso político[editar]

Tumba de Ibáñez en el Cementerio General de Santiago

Al finalizar su gobierno quedó virtualmente sólo, sus ministros de duración de menos de un año, proyectos fracasados por el congreso y represión policial precipitaron su salida de la política.

Las críticas a Ibáñez se hicieron repercutir, en el elevado costo de la vida en el país, y la represión policial en las tomas y en las huelgas. Algunos elementos que produjeron las huelgas fueron los sindicatos de la Central Única de Trabajadores, liderada por Clotario Blest.

Tras dejar el cargo, se alejó de los medios y de la política.

Durante sus dos mandatos fue promotor del modelo llamado desarrollista por el cual el Estado toma un rol relevante en la actividad económica, tomando la iniciativa en grandes proyectos de inversión y facilitando la actividad de los privados, especialmente en el área productiva, dado que consideraba que esta era la única forma de lograr el desarrollo de Chile y no la especulación financiera que beneficiaba a unos pocos en desmedro de la inmensa mayoría.

Muerte[editar]

Retirado de la vida pública, Ibáñez falleció debido a un cáncer gástrico en Santiago el 28 de abril de 1960, a los 82 años de edad.

Historial electoral[editar]

Elecciones presidenciales de 1927

Candidato Pacto Partido Votos % Resultado
Carlos Ibáñez del Campo Ninguno Ninguno 223.741 100,0 Presidente

Elecciones presidenciales de 1938

Candidato Pacto Partido Votos % Resultado
Pedro Aguirre Cerda Frente Popular PR 222.720 50,1 Presidente
Gustavo Ross Santa María Liberal-Conservador PL 218.609 49,2
Carlos Ibáñez del Campo Alianza Popular Libertadora Indep. 112 0,02 Candidatura retirada

Elecciones presidenciales de 1942

Candidato Pacto Partido Votos % Resultado
Juan Antonio Ríos PR 260.034 55,96 Presidente
Carlos Ibáñez del Campo Liberal-Conservador Indep. 218.609 44,03

Elecciones presidenciales de 1952

Candidato Pacto Partido Votos % Resultado
Carlos Ibáñez del Campo PAL 446.439 46,79 Presidente
Arturo Matte Larraín Liberal-Conservador PL 265.357 27,81
Pedro Enrique Alfonso Radical-Falange Nacional PR 190.360 19,95
Salvador Allende Gossens Socialista Partido Socialista 51.975 5,44


Predecesor:
Gabriel González Videla
Flag of the President of Chile.svg
Presidente de la República de Chile

3 de noviembre de 1952 - 3 de noviembre de 1958
Sucesor:
Jorge Alessandri Rodríguez
Predecesor:
Él mismo
Vicepresidente de Chile
Flag of the President of Chile.svg
Presidente de la República de Chile

21 de julio de 1927 - 26 de julio de 1931
Sucesor:
Pedro Opazo Letelier
Predecesor:
Emiliano Figueroa
Presidente de la República
Coat of arms of Chile (c).svg
Vicepresidente de la República de Chile

10 de mayo - 21 de julio de 1927
Sucesor:
Él mismo
Presidente de la República
Predecesor:
-
Roundel of Carabineros de Chile.svg
Comandante General del Cuerpo de Carabineros de Chile

27 de febrero de 1924 - 21 de julio de 1927
Sucesor:
Aníbal Parada Pacheco
Predecesor:
Manuel Rivas
Coat of arms of Chile (c).svg
Ministro del Interior de Chile

9 de febrero de 1927 - 7 de abril de 1927
Sucesor:
Enrique Balmaceda
Predecesor:
Bartolomé Blanche Espejo
Coat of arms of Chile (c).svg
Ministro de Guerra de Chile

29 de enero de 1925 - 25 de febrero de 1927
Sucesor:
Juan Emilio Ortiz

Referencias y notas de pie[editar]

Notas aclaratorias
  1. Juan Ibáñez (var. John Evans) (DCUA1982;LINA01), oriundo de Irlanda; c.c. Manuela Vizcarra.
Notas al pie
  1. Genealogía
  2. Vial, Gonzalo, Historia de Chile, vol IV, La Dictadura de Ibáñez, Santiago, Editorial Fundacion, 1996, pp.553-55.
  3. Ministerio de Hacienda (14 de agosto de 1954), Ley 11575: «Introduce modificaciones a la ley sobre impuesto a la renta, contenidas en el D. S. № 2106 de 15 de marzo del presente año», http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=26714&idVersion=1954-08-14, consultado el 5 de septiembre de 2013 
  4. «Tratado de Unión Económica Argentino-Chilena» (PDF). movimientoperonista.com. Consultado el 11 de agosto de 2013.
Bibliografía
  • Alegría R., Román. 1987. Del general de la esperanza a la desesperanza general. Editorial Antártica. Santiago.
  • Bernedo, Patricio. 1989. Prosperidad económica bajo Carlos Ibáñez del Campo, 1927-1929 en Historia, (24): 5-105, Santiago. versión PDF en Memoria Chilena
  • Contreras Guzmán, Víctor. 1942. Bitácora para la dictadura. Sin datos. Santiago.
  • Cordero Rebolledo, Raúl Andrés. 1994. Ibáñez y la crisis de 1930-1931. Sin datos. Santiago.
  • Correa Prieto, Luis. 1962. El presidente Ibáñez. la política y los políticos. Editorial Orbe. Santiago.
  • Fernández Abara, Joaquín. 2007: "El Ibañismo (1937-1952). Un Caso de Populismo en la Política Chilena". Santiago, Instituto de Historia. Pontificia Universidad Católica de Chile.
  • Montero Moreno, René. 1937.
  • Moulian, Tomás. 1986. El gobierno de Ibáñez. 1952-1958. FLACSO. Santiago. copia PDF en Memoria Chilena
  • Moulian, Tomás. 1986. Las candidaturas presidenciales de la derecha. Ross e Ibáñez. FLACSO. Santiago.
  • Olivares, René. 1937. Ibáñez. semblanza de un mandatario y croquis de una jornada de la política chilena autoedición. Valparaíso.
  • Pinto Lagarrigue, Fernando. 1995. Alessandrismo versus Ibañismo. La Noria. Curicó.
  • Rojas Flores, Jorge. 1993. La dictadura de Ibáñez y los sindicatos. (1927-1931).DIBAM. Santiago. copia PDF en Memoria Chilena
  • Varas Calvo, José Miguel. 1953. Ibáñez, el hombre. (biografía, historia, crítica). sin datos. Santiago.
  • Vergara, Aquiles. 1941. Ibáñez. César criollo. Imprenta La Sud-América. Santiago
  • Würth Rojas, Ernesto. 1958. Ibáñez. caudillo enigmático. Editorial del Pacífico. Santaigo

Enlaces externos[editar]