Partido Conservador (Chile)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Partido Conservador
Cross Santiago.svg
Fundación 1836
1856(1)
Disolución 1948(2)
Ideología política Conservadurismo
Catolicismo tradicional[1]
Conservadurismo libertario[2]
Liberalismo económico[3]
Centralismo[4]
Presidencialismo[5]
Posición en el espectro Derecha
Partidos creadores Pelucones, o'higginistas y estanqueros
Miembro de Fusión Liberal-Conservadora (1856-1890)
Unión Nacional (1920-1925)
Sede Santiago de Chile
País Flag of Chile.svg Chile
Organización juvenil Juventud Conservadora
1 Fundación oficial como partido político.
2 Dividido en el Partido Conservador Tradicionalista y el Partido Conservador Social Cristiano.

El Partido Conservador fue un partido político chileno de derecha fundado en 1836 como producto de la fusión de los pelucones con los o'higginistas y los estanqueros, disuelto entre dos facciones —tradicionalista y social cristiana— en 1948, reunificado en 1953 siendo denominado Partido Conservador Unido hasta 1966. Tradicionalmente representaba los intereses de los terratenientes y por un tiempo prolongado defensor de los intereses e ideales de la Iglesia Católica.

Historia[editar]

Fundación y República Liberal[editar]

Si bien ya existía un bando de políticos conservadores (herederos del bando pelucón) establecido en 1836, el Partido Conservador fue creado oficialmente en 1856 por los conservadores que rehusaron formar parte del Partido Nacional y firmes opositores de los promotores de dicho partido, el presidente Montt y su ministro Varas. A diferencia de ellos eran partidarios de un acercamiento y mayor influencia de la Iglesia Católica. Llegaron a un entendimiento con los liberales al formar la Fusión Liberal-Conservadora. Durante el gobierno de los liberales fueron partidarios de las llamadas cuestiones teológicas, que lo distinguía de los liberales por su oposición dichos temas que constituyeron la plataforma y programa político básico de los conservadores. Las cuestiones teológicas eran la defensa de los conservadores de un mayor rol de la Iglesia en la organización, apoyaban libertad de educación para oponerse al monopolio del Estado Docente y la oposición a las medidas laicas en la educación. Se opusieron a la creación de los cementerios civiles, el matrimonio civil, al término del fuero eclesiástico y a la separación de la Iglesia y el Estado.

En 24 de diciembre de 1878 se celebra la primera Convención del Partido Conservador. Con ello el conservadurismo se da una estructura partidaria formal. Generalmente los conservadores, como los radicales eran las únicas organizaciones políticas que lograban imponer la disciplina partidaria en sus diputados y senadores a diferencia de los liberales en los cuáles no existía dicha tradición.

El Liberalismo incrédulo no solamente ha ido perdiendo y derrochando el rico patrimonio de esta patria querida, sino que a puesto toda cerradura a las libertades. ¿Sabéis lo que ese liberalismo cesáreo nos ofrece en cambio? Enseñanza obligatoria o forzada, vacunación obligatoria o forzada, hasta cementerio laico obligatorio o forzado.- (Risas) -En ese sistema todo, señores, es forzado, hasta la forma en que han de reposar las cenizas de los muertos.- (aplauzos)

Discurso Pronunciado Por Don Abdón Cifuentes en la Primera Convención Conservadora. 24 de diciembre de 1878. [6]

La intervención del ejecutivo bajo el partido monttvarista y luego por liberales no permitieron que su base electoral, las zonas rurales, se expresara plenamente. De ahí que fue crítico de las prácticas intervencionistas y las denunciaba tras cada elección.

República Parlamentaria[editar]

Uno de los principales anhelos de los conservadores, tras la Guerra Civil de 1891, era la autonomía del gobierno local se alcanza con la dictación de ley de la comuna autónoma. Libres al fin de la intervención electoral del ejecutivo los conservadores asumen la lucha electoral con mayor fuerza. El electorado de los conservadores era muy fuerte en las zonas rurales (especialmente en las zonas que corresponderían a las actuales Regiones de Valparaíso y Los Lagos) debido a las relaciones latifundistas y las zonas urbanas entre los grupos católicos creyentes. Entre 1891 y 1925 fue el partido eje de la Coalición. Como todos los partidos participó en gabinetes ministeriales variopinto. Inspirado en la doctrina social católico participó en la ley de habitación obrero, pero no participó en otra legislación importante como la escolaridad obligatoria, derecho de negociación colectiva a los cuales se opuso. Defendió su tradicional plataforma anti-liberal y radical y desconoció el problema de la cuestión social.

En la elección presidencial de 1920, el Partido Conservador se alió con un grupo de disidentes liberales para formar la coalición denominada Unión Nacional. Su candidato fue el liberal Luis Barros Borgoño, que compitió contra Arturo Alessandri Palma de la Alianza Liberal. La elección fue violenta y Barros Borgoño ganó en el voto popular pero Alessandri triunfó en los votos electorales. Finalmente, un tribunal especial declaró a Alessandri como el vencedor por sólo un voto electoral. Al año siguiente, sin embargo, los conservadores ganaron el control del Congreso en las elecciones parlamentarias.

La ineficiencia del gobierno generó malestar en la ciudadanía y el Ejército. Finalmente, en 1924, el ejército se sublevó y Alessandri renunció. Una junta, liderada por Luis Altamirano, gobernó hasta 1925, cuando Carlos Ibáñez del Campo y Marmaduque Grove encabezaron un contragolpe que depuso a Altamirano y restituyó a Alessandri. Los partidos políticos tradicionales, incluyendo a los conservadores, no participaron de ninguno de estos golpes. Alessandri renunció una vez más en 1925 debido al excesivo poder que recaía sobre Ibáñez.

República Presidencial[editar]

Esquema que muestra las divisiones del conservadurismo chileno.

Los conservadores, liberales y radicales acordaron apoyar a Emiliano Figueroa en la elección presidencial de 1925. Figueroa ganó de manera aplastante la elección. Sin embargo, la presión que ejercía Ibáñez llevó a la renuncia de Figueroa, y en 1927 se convocaron nuevas elecciones. El Partido Conservador decidió no participar, e Ibáñez ganó con el 98 % de los votos.

Durante la dictadura de Ibáñez, el Congreso fue disuelto. Finamente, en 1930, Ibáñez llamó a los líderes de los partidos políticos a una reunión en las Termas de Chillán. Para evitar una victoria de sus opositores, Ibáñez pidió a cada partido nominar potenciales diputados y senadores. Entonces, el mismo Ibáñez designó una Cámara de Diputados y un Senado. En este Congreso, conocido como el Congreso Termal, los conservadores recibieron sólo 24 escaños en la Cámara de 133 disponibles. En el Senado, obtuvieron 10 de 42.

Ibáñez fue incapaz de resolver los problemas surgidos tras la Gran Depresión, y abandonó el país en 1931. Los conservadores, liberales y radicales acordaron apoyar a Juan Esteban Montero (radical) en la elección presidencial. Montero ganó, pero tampoco fue capaz de solucionar los problemas económicos de Chile. Incluso su propio partido le quitó su apoyo. Apoyado sólo por liberales y conservadores, Montero fue depuesto por un golpe militar liderado por el socialista Marmaduque Grove. Grove a su vez fue depuesto por un contragolpe liderado por el radical Carlos Dávila. En medio del caos político, Dávila renunció y fue reemplazado por Bartolomé Blanche, quien restableció la democracia.

Se realizó una nueva elección presidencial en 1932. El candidato del Partido Conservador, Héctor Rodríguez de la Sotta, finalizó en tercer lugar con el 14% de los votos. Sin embargo, el candidato ganador, Arturo Alessandri, también era derechista y recibió el apoyo de los conservadores durante su mandato.

Durante la segunda presidencia de Alessandri, una facción socialcristiana del Partido Conservador fue adquiriendo mayor poder. En 1935, se separaron y crearon la Falange Nacional, que posteriormente daría paso a la creación del Partido Demócrata Cristiano.

Eduardo Cruz-Coke, candidato conservador en la elección presidencial de 1946.

En la elección presidencial de 1938, el candidato de la derecha, Gustavo Ross, apoyado por liberales y conservadores, fue derrotado por el radical Pedro Aguirre Cerda. Los conservadores y liberales eran en ese entonces similares ideológicamente, pero rehúsaron unirse. Además, a pesar de la formación de la Falange Nacional, algunos socialcristianos se mantuvieron en el Partido Conservador.

La elección presidencial de 1942 fue otro momento de división para la derecha chilena. Los partidos Conservador y Liberal acordaron apoyar la candidatura de Carlos Ibáñez. Sin embargo, los elementos pro-Alessandri en ambos partidos rechazaron apoyar al exdictador. Estos grupos se separaron y formaron el Movimiento Liberal Antifascista, y apoyaron al candidato radical Juan Antonio Ríos, quien triunfó.

Los partidos Conservador y Liberal fueron incapaces de acordar una candidatura conjunta para la elección presidencial de 1946. Los conservadores presentaron a Eduardo Cruz-Coke, quien terminó en segundo lugar detrás del radical Gabriel González Videla. Durante la presidencia de González, los conservadores lograron una breve estadía en el poder cuando el gobernante rompió relaciones con el Partido Comunista, que lo había apoyado anteriormente.

En 1948 el Partido Conservador fue disuelto. Los elementos socialcristianos crearon el Partido Conservador Social Cristiano (PCSC) y sus oponentes crearon el Partido Conservador Tradicionalista (PCT). Este último se reunificaría con un sector del PCSC en 1953 para formar el Partido Conservador Unido.

Resultados electorales[editar]

Elecciones parlamentarias[editar]

Elección Diputados Senadores
Votos  % de votos Escaños Votos  % de votos Escaños
1837 s/i[7]
28 / 52
1840 s/i[7]
24 / 56
1843 s/i[7]
28 / 56
1846 s/i[7]
31 / 58
1849 s/i[7]
41 / 64
1852 s/i[7]
27 / 64
1855 s/i[7]
26 / 68
1858 s/i[7]
26 / 72
1861 s/i[7]
27 / 72
1864 s/i[7]
12 / 72
1867 s/i[7]
29 / 72
1870 s/i[7]
20 / 72
1873 s/i[7]
30 / 72
1876 s/i[7]
14 / 108
1879 s/i[7]
22 / 113
1882 s/i[7]
6 / 108
1885 s/i[7]
17 / 113
1888 s/i[7]
14 / 113
1891 24 347[8]
40 / 94
1894 33 603[8]
28 / 94
1897 36 669[8]
26 / 94
1900 35 415[8]
25 / 94
1903 34 942[8]
20 / 94
1906 53 568[8]
27 / 94
1909 54 570[8]
23 / 94
1912 57 565[8]
29 / 118
1915 33 605[8]
28 / 118
s/i[8]
15 / 32
1918 33 955[8]
26 / 118
s/i[8]
7 / 32
1921 36 710[8]
26 / 118
s/i[8]
8 / 32
1924 33 899[8]
25 / 118
s/i[8]
7 / 32
1925 51 902[8]
19,83 %
28 / 132
s/i[8]
10 / 45
1932 55 249[8]
34 / 142
s/i[8]
10 / 45
1937 87 845[9]
21,31 %
35 / 146
41 473[8]
12 / 45
1941 77 243[8]
17,16 %
32 / 147
52 450[8]
22,46 %
11 / 45
1945 106 264[9]
23,44 %
36 / 147
s/i[9]
10 / 45

Nota: no se incluyen resultados de 1930 (ver Congreso Termal).

Elecciones municipales[editar]

Elección Votos  % de votos Regidores
1935 57 305[8] s/i

Referencias[editar]

  1. http://historiapolitica.bcn.cl/partidos_politicos/wiki/Partido_Conservador#cite_ref-18 Díaz (1935) p. 29. Considerando la importancia primordial que le dan a lo sociedad religiosa y a la Iglesia Católica, la convención acuerda trabajar por la plena libertad de la iglesia en nuestro país, y en consecuencia, por la derogación de las disposiciones constitucionales que establecen el Patronato del Estado sobre la Iglesia Católica”
  2. http://historiapolitica.bcn.cl/partidos_politicos/wiki/Partido_Conservador#cite_ref-17 Díaz (1935) pp. 30-31. Para combatir este contexto, el partido propone suprimir equitativamente algunos servicios que presta el Estado, los que deberían dejarse a la iniciativa individual; vigilar la recaudación, administración e inversión de los caudales públicos, a fin de evitar pérdidas, despilfarros, que por desgracia se repiten con frecuencia; reduciendo el personal de las oficinas públicas y llamando a servirlas a hombres competentes y honrados.
  3. http://historiapolitica.bcn.cl/partidos_politicos/wiki/Partido_Conservador#cite_ref-17 Díaz (1935) pp. 30-31. Para combatir este contexto, el partido propone suprimir equitativamente algunos servicios que presta el Estado, los que deberían dejarse a la iniciativa individual; vigilar la recaudación, administración e inversión de los caudales públicos, a fin de evitar pérdidas, despilfarros, que por desgracia se repiten con frecuencia; reduciendo el personal de las oficinas públicas y llamando a servirlas a hombres competentes y honrados.
  4. http://historiapolitica.bcn.cl/partidos_politicos/wiki/Partido_Conservador#cite_ref-20 Centralizar los grandes negocios que afectan a todo el país y descentralizar por completo los más pequeños, que son dominio exclusivo de los departamentos. Para así mantener la armonía entre la nación y los intereses del municipio.
  5. http://historiapolitica.bcn.cl/partidos_politicos/wiki/Partido_Conservador#cite_note-21 Díaz (1935) p. 32. "El partido conservador quiere que los cargos de Diputado y Senador sean absolutamente incompatibles con las funciones de los empleados de la administración y con la de los jueces."
  6. http://www.bcn.cl/obtienearchivo?id=documentos/10221.1/9314/3/La_gran_convenci%c3%b3n_Conservadora_1878.pdf Partido Conservador (1881) La gran Convención Conservadora de 1878: manifiesto - discursos – conclusiones.
  7. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q Fuente: Heise, 1982. Nota: no se disponen de los votos por diputado.
  8. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u v w Fuente: Urzúa Valenzuela, 1992.
  9. a b c Fuente: Cruz-Coke, 1984.

Bibliografía[editar]

  • Heise, Julio (1982). El período parlamentario 1861-1925. Tomo II Democracia y gobierno representativo en el periodo parlamentario (Historia del poder electoral). Santiago: Editorial Universitaria. 
  • Partido Conservador (1947). Reseña de las XIV convenciones generales del Partido Conservador: 1878-1947. Santiago: Imprenta Chile. 
  • Pereira, Teresa (1994). El Partido Conservador: 1930-1965, ideas, figuras y actitudes. Santiago: Editorial Universitaria. 
  • Sanfuentes Carrión, Marcial (1957). El Partido Conservador. Santiago: Editorial Universitaria. 
  • Cruz-Coke, Ricardo (1984). Historia electoral de Chile. 1925-1973. Santiago: Editorial Jurídica de Chile. 
  • Gil, Federico (1969). El sistema político de Chile. Santiago: Editorial Andrés Bello. Santiago. 
  • Urzúa Valenzuela, Germán (1992). Historia política de Chile y su evolución electoral desde 1810 a 1992. Santiago: Editorial Jurídica de Chile. p. 342-347. 

Enlaces externos[editar]