Esperanza Aguirre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esperanza Aguirre
Esperanza Aguirre
Esperanza Aguirre en 2013

21 de noviembre de 2003[1] -26 de septiembre de 2012[2]
Vicepresidente   Ignacio González
Predecesor Alberto Ruiz-Gallardón
Sucesor Ignacio González

Actualmente en el cargo
Desde el 27 de noviembre de 2004
Predecesor Pío García-Escudero

9 de febrero de 1999-16 de octubre de 2002
Predecesor Juan Ignacio Barrero
Sucesor Juan José Lucas

5 de mayo de 1996-19 de enero de 1999
Presidente José María Aznar
Predecesor Jerónimo Saavedra (Educación)
Carmen Alborch (Cultura)
Sucesor Mariano Rajoy

3 de marzo de 1996-21 de noviembre de 2003

25 de mayo de 2003-19 de septiembre de 2012[3]

7 de mayo de 1983-5 de mayo de 1996

Datos personales
Nacimiento 3 de enero de 1952 (62 años)
Madrid, Bandera de España
Partido UL (1983-1984)
PL (1984-1987)
AP (1987-1989)
PP (1989- )
Cónyuge Fernando Ramírez de Haro y Valdés, XVI conde de Bornos
Hijos Dos, véase Matrimonio e hijos
Alma máter Universidad Complutense de Madrid
Religión Católica

Esperanza Aguirre y Gil de Biedma (Madrid, 3 de enero de 1952), condesa de Bornos y grande de España,[4] es una política española, presidenta del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. Licenciada en Derecho y técnico de Información y Turismo del Estado, ha sido ministra de Educación y Ciencia (1996-1999), presidenta del Senado de España (1999-2002) y de la Comunidad de Madrid de 2003 a septiembre de 2012,[2] fecha en que anunció su retirada de la primera línea de la política.[5] Declaró que su necesidad de estar más cerca de su familia había influido en su decisión.[6] Es la única mujer que ha ostentado la Presidencia del Senado.

Perteneció desde muy joven al Club Liberal de Madrid, que presidía el catedrático de Historia de las Doctrinas Económicas de la Universidad Complutense, Pedro Schwartz.[7] Este último, impulsor de Unión Liberal y por entonces uno de los escasos representantes del liberalismo clásico en España, propició la entrada en política de Aguirre de la mano de este partido, en 1983.[8] A partir de entonces, toda su trayectoria política se ha postulado como promotora de posiciones liberales.[9] [10]

Por su parte, oponentes políticos la encuadran dentro de las tendencias más conservadoras del Partido Popular.[11] [12]

Juventud[editar]

Nacida en 1952, Esperanza Aguirre y Gil de Biedma es hija del abogado de la alta burguesía madrileña José Luis Aguirre Borrell (1923 - 2002) y de Piedad Gil de Biedma y Vega de Seoane (1930), hija de los condes de Sepúlveda, siendo la mayor de ocho hermanos. Fue bautizada como Esperanza Fuencisla, en honor a la Virgen de la Fuencisla, patrona de Segovia, por las raíces de los Gil de Biedma.[13] Esperanza es, por tanto, nieta de José Gil de Biedma, tercer conde de Sepúlveda, sobrina de Jaime Gil de Biedma, poeta de la Generación del 50, y prima segunda de la fotógrafa de la movida madrileña Ouka Leele (Bárbara Allende y Gil de Biedma).[14] Sus abuelos paternos fueron José Luis Aguirre Martos, procurador en Cortes por el tercio sindical durante siete legislaturas como empresario del Sindicato Nacional de Combustible[15] y Esperanza Borrell y García-Lastra.[16]

Realizó estudios en los colegios de la Asunción y en el Instituto Británico de Madrid. Cursó estudios universitarios, obteniendo la licenciatura de Derecho por la Universidad Complutense de Madrid en 1974.

Carrera administrativa (1976-1982)[editar]

En 1976 accedió al Cuerpo de Técnicos de Información y Turismo por oposición. Ocupó la jefatura de servicio de Publicidad de Turismo de la Secretaría de Estado de Turismo, donde permaneció hasta 1979.[17] [18] . Durante este periodo, un familiar suyo, un tío, Ignacio Aguirre Borrell, era Secretario de Estado de Turismo.

Posteriormente ocupó diversos cargos administrativos de designación directa en el Ministerio de Cultura, con varios ministros, durante el gobierno de Unión de Centro Democrático:

  • 1979: jefe del Gabinete Técnico del director general del Libro y la Cinematografía (Ministerio de Cultura).
  • 1980: subdirectora General de Estudios en la Secretaría General Técnica del Ministerio de Cultura.
  • 1981: subdirectora general jefe del Gabinete Técnico del subsecretario de Cultura.
  • 1982: subdirectora general de Fundaciones y Asociaciones Culturales.

Carrera política (1983-2012)[editar]

Orientación política[editar]

Esperanza Aguirre se declara liberal. Defiende posiciones económicas vínculadas al liberalismo clásico y a favor del mercado libre. Además sostiene opiniones en temas sociales como el apoyo a la legalización de las drogas[19] y la despenalización de la prostitución.[19] Sobre el matrimonio de las parejas del mismo sexo, no apoyó el recurso presentado por su partido en el Tribunal Constitucional por considerarlo inoportuno políticamente en aquel momento, pero afirmó que el matrimonio entre homosexuales tenía visos de inconstitucionalidad.[20]

Concejala de Madrid (1983-1996)[editar]

Esperanza Aguirre llegó a la Administración Local con la extinta agrupación política, Coalición Popular, de la que formaba parte como miembro del partido Unión Liberal, y por la que fue elegida concejal del Ayuntamiento de Madrid en 1983. Ocupó este cargo hasta 1986. En la oposición, fue miembro de la Comisión Permanente del Ayuntamiento, portavoz de Coalición Popular en el Área de Cultura, Educación, Juventud y Deportes y en el Distrito de Moncloa-Aravaca.

En diciembre de 1984, al fusionarse Unión Liberal con el Partido Liberal (PL), ocupa diferentes cargos en la ejecutiva nacional y secretaría del Consejo Político del Partido Liberal de José Antonio Segurado.

En 1987 abandona el Partido Liberal e ingresa en Alianza Popular.[21] Vuelve a ser concejala en el Ayuntamiento de Madrid, estando en la oposición.

Mediante una moción de censura del ya denominado Partido Popular y del Centro Democrático y Social contra el alcalde del Partido Socialista Obrero Español, Juan Barranco, ambos partidos pasan a gobernar el Ayuntamiento de Madrid, en 1989. Esperanza Aguirre es nombrada concejala de Medio Ambiente.

En 1991 el Partido Popular gana las elecciones municipales en Madrid con mayoría absoluta y Esperanza Aguirre vuelve a ser concejala de dicho ayuntamiento y nombrada tercera teniente de Alcalde y concejala de Medio Ambiente. Dos años después, en la remodelación del Gobierno municipal, Esperanza Aguirre fue designada además concejala de Cultura. Asimismo, pasó a dirigir las concejalías de Limpieza y de Educación y Deportes.

En 1995 el Partido Popular vuelve a ganar las elecciones municipales en Madrid con mayoría absoluta. Esperanza Aguirre es nombrada primera teniente de alcalde y portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular tras concurrir a las elecciones como segunda cabeza de lista. En ese año es nombrada consejera de Caja Madrid, en representación del Partido Popular.

Ministra de Educación y Cultura (1996-1999)[editar]

En las elecciones generales de 1996 fue candidata del Partido Popular al Senado por Madrid, tras su nombramiento como miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Partido y fue elegida senadora. El nuevo presidente del Gobierno, José María Aznar, la nombró ministra de Educación y Cultura, cargo en el que estaría hasta 1999 siendo sucedida por Mariano Rajoy.

Presidenta del Senado (1999-2002)[editar]

Senadora por la circunscripción de Madrid desde 1996 fue propuesta por el PP para ocupar el cargo de presidenta del Senado en febrero de 1999, siendo la primera mujer que desempeña ese cargo. En marzo de 2000 repite elección para la Cámara Alta. Renunció a su escaño para presentarse a las elecciones a la Comunidad de Madrid, siendo sustituida por Juan José Lucas en la presidencia del Senado.

Presidenta de la Comunidad de Madrid (2003-2012)[editar]

Elecciones autonómicas de 2003[editar]

Primeras elecciones autonómicas de mayo 2003[editar]

Celebradas las elecciones autonómicas el 25 de mayo de 2003, el Partido Popular fue el partido más votado pero quedó a un escaño de la mayoría absoluta. El PP se quedó con el 46,67% de los votos en la Comunidad de Madrid (55 diputados) y a un escaño de los sumados por el Partido Socialista Obrero Español-Federación Socialista Madrileña (39,99%, 47 escaños) e Izquierda Unida (7,68%, 9 escaños).

Sin embargo, la elección de un gobierno bipartito de izquierdas no se consumó debido al abandono de su militancia en el partido socialista, por parte de Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, que pasaron al grupo mixto sin apoyar a ningún candidato. Ambos diputados alegaron el incumplimiento de acuerdos previos a las elecciones del Grupo Socialista con Izquierda Unida y las excesivas exigencias (consejerías) que este último grupo pedía, dentro de una crisis en la Federación Socialista Madrileña[22] . Este cambio en su posición generó una gran polémica y se conoció popularmente como el caso "Tamayo" o "Tamayazo"[23] [24] [25]

Mariano Fernández Bermejo, quien fue ministro de Justicia del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, declaró durante la campaña electoral de 2007 que la investigación judicial respecto al caso fue bloqueada por el Fiscal General del Estado Jesús Cardenal, nombrado por el gobierno de José María Aznar, sin que se retomase tras la ascensión del PSOE al poder.[26]

En la comisión de investigación abierta en el parlamento madrileño se descubrió que los tránsfugas habían llamado desde su escaño a un conocido abogado del Partido Popular para concertar sus movimientos, que las habitaciones de hotel en las que se refugiaron, protegidos por guardaespaldas colaboradores habituales de Intereconomia, fueron pagadas por dos conocidos militantes y constructores del PP, Francisco Bravo y Francisco Vázquez, y que se habían reunido con el responsable de las finanzas del Partido Popular en la comunidad, Ricardo Romero de Tejada. Se descubrió adicionalmente que otro empresario urbanístico simulaba tener contratado a Romero de Tejada en una tienda de fotocopias de su propiedad. Los dos constructores implicados obtuvieron poco después una recalificación de sus terrenos del municipio de Villaviciosa de Odón que permitió aumentar su edificabilidad.[27]

La comisión de investigación fue suspendida con los votos del Partido Popular.[cita requerida]

Segundas elecciones autonómicas de octubre 2003[editar]

En octubre de 2003, tras el el caso de transfuguismo de Tamayo y Sáez, y ante la imposibilidad de formar un gobierno con mayoría absoluta, Esperanza Aguirre, a petición propia, disuelve la asamblea de la Comunidad y convoca nuevas elecciones autonómicas en Madrid. En esta segunda convocatoria el PP obtiene mayoría absoluta. Esperanza Aguirre es elegida presidenta de la comunidad autónoma de Madrid, siendo la segunda mujer en conseguir una presidencia de comunidad en España tras María Antonia Martínez que había presidido la Región de Murcia en los años 1990.

En 2004 la reina Isabel II del Reino Unido le concedió el título de dama comandante del Imperio británico.[28]

El 1 de diciembre de 2005 sufrió un accidente de helicóptero en la plaza de toros de Móstoles, junto con el líder de su partido, Mariano Rajoy, del que salieron ilesos.[29]

Elecciones autonómicas de 2007[editar]

Tras las elecciones autonómicas celebradas el 27 de mayo de 2007, Esperanza Aguirre fue reelegida presidenta de la Comunidad de Madrid. La lista encabezada por Aguirre obtuvo el mayor porcentaje de votos en unas elecciones autonómicas en Madrid. Con una ventaja de veinte puntos por encima del Partido Socialista, el Partido Popular ganó las elecciones con un total de 67 actas de diputado, provocando una catarata de dimisones al más alto nivel en el seno del Partido Socialista de Madrid (PSM).

Elecciones autonómicas de 2011[editar]

En las elecciones autonómicas celebradas el 22 de mayo de 2011, la lista del Partido Popular, encabezada por Esperanza Aguirre, ganó las elecciones, con 72 escaños, siete más de los necesarios. El PSOE, que presentó como cabeza de lista al alcalde de Parla, Tomás Gómez, sólo consiguió la mitad de votos y de escaños que el PP. La tercera fuerza fue Izquierda Unida que aumentó su representación hasta los 13 diputados, y UPyD entró en la cámara regional en su primera participación, superando el 5% de los votos necesarios y logrando 8 escaños. Aguirre fue elegida presidenta de la Comunidad de Madrid por tercera vez consecutiva.

Gestión como presidenta de la Comunidad de Madrid[editar]

Sanidad[editar]

Entre los principales logros de su gestión se citan[cita requerida] la reducción del tiempo en lista de espera para operaciones quirúrgicas a 30 días la lista de espera quirúrgica (cambiando la metodología de cálculo), y a 40 días la espera máxima para las pruebas de mamografía,[cita requerida] la construcción de 9 nuevos hospitales y la reforma de diez grandes hospitales, la construcción de 72 centros de salud y la reforma de 244 centros de atención primaria.

Educación[editar]

Se han construido 87 nuevos colegios públicos[cita requerida] y 79 centros sostenidos con fondos públicos pero de gestión privada.[30]

Se está poniendo en marcha la enseñanza bilingüe (español-inglés) en 32 colegios públicos,[31] lo que supone uno de cada cinco colegios públicos de la región; se han creado más de 54.000 plazas de educación infantil de 0 a 3 años sostenidas con fondos públicos,[cita requerida] lo que supone más del 27% de los niños por encima del objetivo que marca la Unión Europea que es del 20%, se han multiplicado por cuatro las becas para escolarización en centros de 0 a 3 años y existen 250.000 beneficiarios de becas de libros, de las que más de 60.000 han sido familias numerosas.

Transporte[editar]

Se ha aumentado la red ferroviaria, mediante el Metro Ligero a Pozuelo de Alarcón, Coslada, Villaverde o San Sebastián de los Reyes. En total, 27,774 km de metro que afectan a más de un millón de personas con 36 nuevas estaciones.[cita requerida]

Atentado de Bombay[editar]

El 26 de noviembre de 2008 se encontraba en el vestíbulo del Hotel Oberoi (Bombay) cuando se produjeron una serie de atentados en la ciudad india. Un ataque con pistolas y granadas se produjo en el interior del mismo hotel.[32]

Críticas y polémicas[editar]

Sanidad[editar]

Bajo su presidencia, la vacunación contra el neumococo dejó de ser gratuita, así como otros servicios sanitarios que antes lo eran.[33]

Se ha criticado la disminución de las partidas presupuestarias dedicadas al sector público en general y el fuerte aumento de las dedicadas al sector privado (educación, sanidad, servicios sociales).[34] Algunos comentan que su estrategia de incumplimiento de la ley antitabaco puede ser calificada como rebeldía frente al Gobierno central de España.[35] Bajo su presidencia, la vacunación contra el neumococo dejó de ser gratuita, así como otros servicios sanitarios que antes lo eran.[36]

La oposición regional y el gobierno de la nación, ambos de signo socialista, pusieron en duda tales cifras ya que, según ellos, las listas de espera se redujeron por una trampa contable, al contar sólo los días desde que se da fecha concreta para la operación[37] y al aplicar un sistema propio y no homologado para contabilizar los pacientes en lista de espera, que excluye a numerosas personas del cómputo total e impide comparaciones con otras comunidades autónomas.[38]

Denunciaron igualmente el proceso de privatización de la Sanidad madrileña, por haber sido entregada la gestión de 4 hospitales públicos y de los centros de salud del Área sanitaria 14 de Madrid a la empresa privada Capio Sanidad,[39] y la gestión de otros 7 hospitales a empresas constructoras españolas.[40] Tras seis años de gobierno la sanidad madrileña seguía siendo pública, universal y gratuita,[41] pero desde diversos ámbitos se denuncia un deterioro progresivo de las prestaciones sanitarias públicas.[42] [43]

Los críticos de la construcción de hospitales de propiedad privada alquilados posteriormente por la Comunidad de Madrid señalan su alto coste y la desequilibrada relación entre el coste de construcción y el de alquiler de las instalaciones. Así, la construcción del Hospital de Torrejón costó 139 millones de euros, como afirma la empresa constructora[44] y se adjudicó por un alquiler total por 30 años de ocupación de 2.100 millones de euros.[45]

Los profesionales de sanidad de la Comunidad de Madrid, por su parte, señalan que la apertura de nuevos hospitales de construcción privada no enriquece el sistema, ya que conlleva el cierre de otras instalaciones en uso, como los ambulatorios de Aranjuez, Arganda o Alcobendas.[46] Según algunas fuentes del sector, los nueve nuevos hospitales aportan al sistema tan solo 700 camas a un coste extremadamente alto.[47]

Muy comentada fue su costumbre de inaugurar por motivos electorales hospitales sin terminar, llegando a alquilar y a trasladar máquinas y personal de otras instalaciones para que fingieran trabajar en ellas mientras los periodistas asistían a la inauguración.[48]

Aguirre y Gallardón[editar]
Esperanza Aguirre y Gallardón en el Foro de Nueva Economía (junio de 2008).

En 2004 Esperanza Aguirre se enfrentó en las urnas con el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, candidato propuesto y apoyado por Alberto Ruiz-Gallardón en la votación por llegar a ser la presidenta del Partido Popular de Madrid en sustitución de Pío García-Escudero. La votación tuvo como resultado una incontestable victoria de Aguirre sobre el vicealcalde.

La polémica creada en torno a su denuncia por la presunta detención ilegal de dos militantes del PP provocó la dimisión del delegado del Gobierno en Madrid, Constantino Méndez, tras la primera sentencia judicial del "Caso Bono". Sin embargo, posteriormente todos los acusados fueron exculpados.[49]

Relación con el Gobierno central[editar]

La presidenta de la Comunidad de Madrid se ha quejado de que el Gobierno de España conscientemente no ha realizado ninguna inversión en la capital.[50]

Telemadrid[editar]

El director y presentador del informativo nocturno de Telemadrid, Germán Yanke, abandonó su puesto en 2006, tras cuestionar a la propia presidenta de una manera excesivamente incómoda para ella en una entrevista emitida en su programa, alegando una "intromisión por motivos políticos en su trabajo".[51] La presidenta lo acusó en directo de esgrimir lo que ella denominó "argumentos del enemigo".[51]

A finales de 2006, los trabajadores de la televisión autonómica pública Telemadrid crearon la plataforma Salvemos Telemadrid a iniciativa del Comité de Empresa y con el apoyo del Comité Sindical y de UGT, CGT y CC.OO. En palabras del presidente del Comité de Empresa, la plataforma nació para sacar a la luz el problema laboral que vive el Ente público, y la manipulación que la dirección ejerce continuamente sobre los servicios informativos que están volcados a favor de los intereses del Gobierno de Esperanza Aguirre.[52] Casi 5 años más tarde, la plataforma sigue denunciando casos de censura y manipulación informativa así como la situación económica de la cadena autonómica.[53]

Congreso de Valencia[editar]

Tras las elecciones generales de 2008, los medios de comunicación más próximos a Aguirre (El Mundo, la COPE y Libertad Digital) criticaron férreamente a Mariano Rajoy y la prensa en general informó de una posible candidatura de Esperanza Aguirre.[cita requerida] Tras anunciar éste su intención de seguir como cabeza del partido y convocar a un congreso en Valencia en junio de 2008, la propia Aguirre desmintió que fuese a presentarse "por el momento". Tras el congreso, en el que Mariano Rajoy prescindió de los candidatos ofrecidos por Aguirre para formar parte de la dirección del partido, el 26 de junio del 2008 la presidenta regional remodeló su Gobierno, del que salieron cinco consejeros, entre ellos dos de los que Rajoy había elegido para la dirección del PP: Alfredo Prada y Manuel Lamela.[cita requerida]

Gürtel y espionaje[editar]

Por otro lado, el gobierno de Aguirre se ha visto envuelto en investigaciones y acusaciones en torno a casos de presunto espionaje realizado por empleados de seguridad de la Comunidad de Madrid sobre miembros del mismo gobierno, el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo y el ex vicepresidente y ex consejero regional Alfredo Prada, por unas acusaciones publicadas en el diario El País.[54] La Audiencia Provincial abrió diligencias sobre el asunto en relación con un presunto delito de malversación de caudales públicos, ya que en sí mismo, "seguir a una persona no constituye infracción penal alguna". La investigación trataba de determinar si los funcionarios acusados habían hecho uso de medios puestos a su disposición como tales funcionarios. El 15 de julio de 2010, el juzgado de instrucción nº 5 de Madrid sobreseyó el caso, al considerar que, en cualquier caso, no podía asegurarse que los imputados hubiesen usado medios públicos para los seguimientos y, en caso de haberse producido, no sería posible cuantificar de lo dispuesto indebidamente.[55] El caso fue, sin embargo, reabierto en marzo de 2011 por la Audiencia Provincial de Madrid, al considerar que existían "indicios suficientes de la comisión de delito" contra los imputados.[56]

El partido popular se ha visto implicado también en el Caso Gürtel, que vincula a un entramado de empresas inmobiliarias y de servicios presuntamente beneficiadas ilegalmente por los gobiernos autonómicos de Madrid y Valencia. El escándalo afecta a municipios de la Comunidad de Madrid, como Majadahonda, Arganda del Rey, Pozuelo de Alarcón y Boadilla del Monte, donde gobernaban alcaldes del Partido Popular. Según la investigación judicial, esos alcaldes presuntamente adjudicaron contratos de decenas de millones de euros a la red de Francisco Correa y a sus empresas afines a cambio de comisiones ilegales.[57] El principal imputado en la trama. Alberto López Viejo colaboraba con Esperanza Aguirre ya en el ayuntamiento de Madrid, desde dónde la presidenta se lo llevó al gobierno de la Comunidad, nombrándolo viceconsejero de presidencia y consejero de deportes. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, destituyó entonces al consejero de Deportes, Alberto López Viejo, y aceptó la dimisión de Guillermo Ortega, ex alcalde de Majadahonda. Por estar ambos presuntamente relacionados a empresas investigadas en la operación Gürtel contra la corrupción.[cita requerida]

Financiación ilegal[editar]

El diario Público reveló que Esperanza Aguirre había financiado de forma irregular su campaña electoral del 2003 y 2004, conocidas como las del "tamayazo", con donaciones de empresarios que contrataban con el gobierno del PP y a los que su gobierno posteriormente adjudicaría más de 200 contratos, la mayoría de forma directa. Lo hicieron mediante donaciones a una fundación fantasma, Fundescam, de la que ella era presidenta, y que se encontraba en una situación irregular, ya que nunca había presentado sus cuentas.[58]

En 2012, investigaciones de la Agencia Estatal de Administración Tributaria probaron que la financiación ilegal se realizó, y la existencia de facturas falsas extendidas por empresas de la trama Gurtel a la fundación Fundescam por servicios prestados al partido en las campañas.[59]

Jesús Neira[editar]

Aguirre promovió el nombramiento de Jesús Neira Rodríguez como presidente del Consejo Asesor del Observatorio contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid. Fue un personaje polémico, objeto de críticas por algunas airadas manifestaciones contra el PSOE y contra la Constitución Española de 1978.[cita requerida] y por haber sido detenido y condenado por conducir ebrio en la autovía M-40 de Madrid. Tras estos hechos, algunos dirigentes del PP pidieron a Neira que dimitiera,[60] y tras negarse éste a dimitir, Aguirre no lo destituyó sino que decidió suprimir el organismo que presidía.[61]

Servicios mínimos durante las huelgas[editar]

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid dictaminó varias sentencias en contra de la Comunidad de Madrid por los decretos que fijan los servicios mínimos en las huelgas, declarando que el gobierno de Esperanza Aguirre vulnera el derecho constitucional de huelga.[62] Fueron declarados inconstitucionales los servicios mínimos impuestos durante la huelga general del 29 de septiembre de 2010, la huelga de los trabajadores de Metro de Madrid de 29 y 30 de junio 2010,[63] y la de los trabajadores del Instituto Madrileño del Deporte.[64]

Por otro lado, tanto el Juzgado de lo Social número 16 de Madrid,[65] como posteriormente el Tribunal Superior de Justicia de Madrid[66] y el Tribunal Supremo,[67] declararon ilegal la huelga de Metro de 2010 en la que se incumplieron los servicios mínimos, aludiendo a la "desproporción y extralimitación en el ejercicio del derecho fundamental a la huelga" y considerando que los huelguistas causaron un "indiscutible perjuicio a los potenciales viajeros, a quienes se privó de forma absoluta, no proporcional o aminorada, de poder desplazarse a sus diferentes destinos".

Dimisión y vida posterior[editar]

El día 17 de septiembre de 2012, Esperanza Aguirre anunció su dimisión tras veintinueve años dedicados a la política, anunciándolo en una rueda de prensa sorpresa convocada a las 14:00 horas. Aguirre asocia su dimisión a una enfermedad grave que sufrió anteriormente y a acontecimientos personales que han ocurrido en estos años.[6] Su sucesor como presidente en funciones de la Comunidad, fue su vicepresidente, Ignacio González González,,[6] que posteriormente fue elegido para el cargo por la Asamblea.

El 18 de septiembre presentó formalmente su renuncia ante el presidente de la Asamblea de Madrid.[68] Esta mañana Esperanza Aguirre presenta su carta de dimisión ante la Asamblea de Madrid] en El Mundo del 18 de septiembre de 2012</ref> tanto al acta de diputada como al cargo de presidente.[69] Un día después, la Mesa de la Asamblea acordó comunicar a la Junta Electoral Central su renuncia como diputada para que fuera sustituida.[3] La vacante fue ocupada por María Teresa Gómez-Limón Amador.

Finalmente, el Boletín Oficial del Estado del 27 de septiembre publicó el real decreto declarando su cese como presidenta de la Comunidad de Madrid.[2]

El 18 de octubre, Esperanza Aguirre se reincorporó a su plaza de funcionaria en calidad de asesora de la Secretaría de Estado de Turismo. Mantiene su cargo de presidenta del Partido Popular de Madrid.[70] En enero de 2013, fue contratada como consejera de Seeliger y Conde, una empresa catalana de recursos humanos especializada en la selección de directivos.[71] En octubre de 2014 compareciendo como presidenta del PP en Madrid, se disculpó por haber confiado en su día en quien fuera su número dos, Francisco Granados, tras ser detenido éste junto a otras 50 personas por corrupción en la Operación Púnica.[72]

Críticas[editar]

Negocios familiares urbanísticos[editar]

La revista Interviú publicó un artículo en 2003 denunciando el enriquecimiento de la familia política de Esperanza Aguirre por la recalificación y venta de sus terrenos para urbanizar la Ciudad Valdeluz, y que el entonces ministro de Fomento del gobierno del Partido Popular creara allí un apeadero del AVE, Guadalajara-Yebes, en vez de situarlo en Guadalajara a 13 km de distancia.[73] Esperanza Aguirre respondió que ni ella ni su familia tenían terrenos en Yebes, y que el competente para la recalificación de los terrenos era José Bono, entonces presidente de la Comunidad autónoma de Castilla-La Mancha y que el dueño de Reyal, principal promotora de Ciudad Valdeluz, es el promotor y hotelero Rafael Santamaría, amigo de José Bono.[74] [75]

En Villanueva de la Cañada los tios maternos de Esperanza Aguirre ganan 2 millones de euros en 6 años por una recalificación de terrenos en Villanueva de la Cañada ordenada por Enrique Porto director general de urbanismo, nombrado por Aguirre. Compran 24.326 m2 de terrenos no urbanizables en el año 2000 por 419.995 euros, al 50% con otra empresa, y los venden en 2006 por 4,6 millones de euros.[76] Enrique Porto dimitió en 2006 por haberse lucrado él mismo tras esta misma recalificación, vendiendo por 4,3 millones de euros terrenos por los que había pagado 87 000 euros en 1999. Pero Esperanza Aguirre no asumió ninguna responsabilidad política por el enriquecimiento de sus familiares. [77]

En Tres Cantos compran terrenos por 3,1 millones de euros en 2001 y en 2004 los venden por 11,2 millones de euros, ganando 8 millones de euros. [78] .

Se construye el AVE Madrid-Guadalajara-Gerona, y no para en el centro de Guadalajara ciudad, sino a 8 km en unos terrenos que pertenecen a la empresa El Arverjal SL, sociedad de Teresa Micaela Valdés Ozores e hijos, tía y primos del marido de la entonces ministra de Educación Esperanza Aguirre. Estos terrenos se urbanizan llamándose Ciudad Valdeluz con 9500 viviendas proyectadas. [79] Esta estación de AVE en 2013 recibía tan solo 70 viajeros al día. [80]

Incidente con agentes de movilidad de Madrid[editar]

El 3 de abril de 2014, Esperanza Aguirre protagonizó un incidente con agentes de movilidad de Madrid, tras aparcar irregularmente en un carril bus de la Gran Vía para sacar dinero de un cajero automático. Esto derivó, según el parte oficial, en la imposición de una multa y la posterior huida de Aguirre en su vehículo, en la cual derribó con su coche una motocicleta estacionada de uno de los agentes, según ella de forma totalmente involuntaria. Los agentes, junto con un vehículo de la policía, persiguieron a Aguirre hasta su domicilio.[81] Aguirre adujo en su defensa que los agentes intentaban retenerla para conseguir que alguien obtuviera una foto de ella y recriminó el supuesto «machismo» y «prepotencia» de los agentes, además de alegar que estaba retenida ilegalmente.[82] Posteriormente reconoció que fue un error mediante su cuenta de Twitter, donde expresó su arrepentimiento.[cita requerida]

Declaraciones polémicas[editar]

Esperanza Aguirre cometió algunos famosos errores en discursos, como el gazapos que cometió al inaugurar un colegio bautizado como "Dulce Chacón" en Fuenlabrada. Esperanza Aguirre le preguntó a su madre «¿Qué tal Dulce? Está en Cuba, ¿no?» cuando ya hacía varios años del fallecimiento de la escritora (probablemente la confundió con Dulce María Loynaz, fallecida a su vez hacía un año).[83] [84]

Sus diferencias con Alberto Ruiz-Gallardón se han hecho públicas, sobre todo a raíz de la última biografía publicada sobre Esperanza Aguirre, en la que cuenta que el alcalde sabía de antemano que Tamayo y Sáez iban a convertirse en tránsfugas.[cita requerida]

Durante la Marea Verde ha realizado algunas declaraciones que han generado polémica, habiendo rectificado públicamente algunas de ellas:

  • El 1 de septiembre de 2011 dijo refiriéndose a los funcionarios docentes "20 horas son en general menos de las que trabajan el resto de los madrileños".[85] [86] Mediante un tweet reconoció que no era cierto al día siguiente,[87] pero ante la indignación que causó en el colectivo docente[88] reconoció públicamente su error una semana más tarde.[89] [90]
  • El 29 de diciembre de 2011 dijo refiriéndose a los funcionarios docentes "un interino es como su nombre indica alguien que entró a dedo, que no preparó las oposiciones",[91] lo cual es no solamente falso sino ilegal según legislación estatal[92] y autonómica.[93]

Sobre el movimiento 15-M, comparó a los indignados con los jacobinos de la Revolución francesa.[94] Además, los calificó de "camorristas" y "pendencieros", añadiendo que "[B]ajo la apariencia de inocentes movilizaciones que se pretenden formas de democracia directa se esconde la deslegitimación de nuestro sistema representativo se puede esconder un golpe de Estado como en la Francia de 1793."[95]

Durante la huelga general del 29 de marzo de 2012, en una entrevista en la radio, realizó unas declaraciones en las que opinaba sobre esa huelga y el sindicalismo "es una ideología totalmente fracasada la suya, y yo creo que llegará un momento en el que tendrán que reconocerlo, y el sindicalismo de este tipo como el que hemos visto hoy, es que se acaba, esto es como cuando el muro iba a caer, pues estos van a caer".[96] Al día siguiente de la huelga general convocada el 29 de marzo de 2012 declaró: "Estos sindicatos caerán como el muro de Berlín".[97]

Familia[editar]

El 1 de septiembre de 1974, Esperanza Aguirre contrajo matrimonio con Fernando Ramírez de Haro y Valdés, hijo de Ignacio Ramírez de Haro y Pérez de Guzmán, XV conde de Bornos, grande de España, y de Beatriz Valdés y Ozores, IV marquesa de Casa Valdés. Un año después de su boda, el 5 de noviembre de 1975, Fernando recibió, por cesión de su padre, el condado de Murillo, con grandeza de España.[98] La promulgación en 2006 de la ley de igualdad de sexos en la sucesión de títulos nobiliarios hizo perder a Fernando su posición como heredero del condado de Bornos en favor su hermana mayor, Beatriz Ramírez de Haro. No obstante, tras la muerte del conde de Bornos en 2010 se llegó a un acuerdo familiar que permitió mantener el orden sucesorio tradicional. Así, el 25 de febrero de 2013, Fernando sucedió el título paterno,[99] y cedió el condado de Murillo en compensación a su hermana Beatriz, el 26 de abril.[100] Los condes de Bornos tienen dos hijos,[101] [102] los cuales ostentan títulos nobiliarios por sendas cesiones de su abuelo:[103] [104]

Genealogía[editar]

Bibliografía[editar]

Distinciones[editar]

Españolas
  • Orden del Dos de Mayo.gif Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid (20 de abril de 2012).[110] Tras el anuncio de su dimisión, el primer Consejo de Gobierno, presidido por su sucesor interino, le concedió la medalla de la Comunidad de Madrid, en la categoría de Oro, la máxima distinción regional.[111]
Extranjeras

Sucesores y predecesores políticos de Esperanza Aguirre[editar]