Eduardo Tamayo Barrena

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Eduardo Tamayo Barrena (2 de febrero de 1959) es un político español nacido en el municipio de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba) y licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Se hizo célebre en 2003 cuando, mediante su abstención, impidió la elección del líder de su partido, Rafael Simancas, como presidente de la Comunidad de Madrid.

Ingresó en el PSOE en 1985, ocupando diversos puestos dentro de la Federación Socialista Madrileña (FSM). Fue designado miembro del Comité Electoral de la FSM el 4 de julio del 2002. Dentro del PSOE madrileño, Tamayo se encontraba en el sector denominado "Renovadores por la Base", liderado por José Luis Balbás.

En las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid del 25 de mayo de 2003, Tamayo ocupó el puesto 13 de la lista de Rafael Simancas. El PSOE obtuvo 47 diputados, IU 9 y 55 el PP. El pacto entre los dos partidos de izquierda era muy probable.

El 10 de junio del mismo año, Tamayo y la también diputada socialista María Teresa Sáez no acudieron a la Asamblea de Madrid, y con ello impidieron la elección del socialista Rafael Simancas como presidente de la misma, ya que los populares, con mayoría absoluta ese día (55 diputados contra 54) eligieron a Concepción Dancausa, lo que supuso un escándalo político debido a las acusaciones de transfuguismo y corrupción. Desde el principio, el PSOE afirmó que los dos diputados habrían recibido dinero de una trama inmobiliaria y urbanística con el objetivo de beneficiar al PP. El Partido Popular por su parte achacó la ausencia a un problema interno entre distintas corrientes del PSOE. Tamayo, por su parte, afirmó en repetidas ocasiones estar en contra de un pacto con Izquierda Unida, negando las acusaciones de corrupción.

El 23 de junio, Tamayo y Sáez tomaron posesión de sus actas de diputados y pasaron a formar el Grupo Mixto.

Durante gran parte del verano de 2003, tuvo lugar una comisión de investigación para examinar la hipotética relación de Tamayo y Sáez con el PP o con las constructoras. La incapacidad de formar gobierno de ambos candidatos posibles, Rafael Simancas o Esperanza Aguirre llevó a la necesidad de convocar nuevos comicios electorales.

Tamayo y Sáez fundaron un nuevo partido político llamado Nuevo Socialismo, que en la repetición de las elecciones consiguió 6.221 votos y ningún escaño. Posteriormente, Eduardo Tamayo abandonó la política activa, si bien a principios de 2008 se anunció la integración de Nuevo Socialismo en el Partido Social Demócrata y el apoyo de Tamayo a este partido.[1]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]