Performance

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Una performance es una obra de arte o muestra artística creada a través de acciones realizadas por el artista u otros participantes, pudiendo ser en vivo, documentadas, espontáneas o escritas, presentada a un público dentro de un contexto de bellas artes, tradicionalmente interdisciplinario.[1]​ La performance, también conocida como acción artística, se ha desarrollado a lo largo de los años como un género propio en el que el arte se presenta en vivo, teniendo un papel importante y fundamental en el arte de vanguardia a lo largo del siglo XX.[2][3]

Involucra cuatro elementos básicos: el tiempo, el espacio, el cuerpo o la presencia del artista en un medio, y la relación entre el creador y el público. Las acciones, generalmente desarrolladas en galerías de arte y museos, pueden tener lugar en la calle, cualquier tipo de escenario o espacio y durante cualquier período de tiempo.[4]​ Su objetivo es generar una reacción, en ocasiones con la ayuda de la improvisación y el sentido de la estética. La temática suele estar ligada a procesos vitales del propio artista, a la necesidad de denuncia o crítica social y con un espíritu de transformación.[5]

El término performance procede de la expresión inglesa performance art, con el significado de arte en vivo; si bien los términos performance y performance art solo se usaron ampliamente en la década de 1970, la historia de la performance en las artes visuales se remonta a producciones futuristas y cabarets datados en la década de 1910.[6][7]​ Los principales precursores y pioneros del arte de la performance son artistas como Carolee Schneemann,[8]Marina Abramovic,[9]Ana Mendieta,[10]Chris Burden,[11]Hermann Nitsch, Joseph Beuys, Nam June Paik o Vito Acconci, y los máximos exponentes en la actualidad, artistas como Tania Bruguera, Abel Azcona, Regina José Galindo, Tehching Hsieh, Marta Minujín o Piotr Pavlenski. Disciplina claramente ligada al happening, al movimiento Fluxus, al arte corporal y, en general, al arte conceptual.[12]

Definición[editar]

La performance es una disciplina artística controvertida en cuanto a definición, contextualización histórica y pedagógica. Uno de los hándicaps surge desde la definición exacta del término, palabra con origen anglosajón que en su definición literal supone la idea contraria de lo que performance es. En una traducción literal encontraríamos términos símiles a actuación o representación, ambos contrarios a la esencia del arte de la performance, nacida desde una postura antagónica a las artes escénicas, casi crítica. Por lo que no debe entenderse desde su literalidad, ya que únicamente colinda con lo escénico, en algunos códigos como la audiencia o el cuerpo presente, y no siempre es así.[13]

El origen del término, en sentido estricto, está relacionado con las tradiciones posmodernistas de la cultura occidental. Según los críticos los orígenes deben datarse a principios del siglo XX, pero el uso del término no es empleado hasta mediados de los años sesenta a los setenta. Vinculado y derivado en torno a conceptos de arte visual, en lo que respecta al Dadaísmo, los situacionistas, Fluxus, el arte de la instalación y el arte conceptual, el arte de la performance tendía a definirse inicialmente como una antítesis del teatro, desafiando las formas de arte ortodoxo y las normas culturales. En la actualidad, artistas como Regina José Galindo, Abel Azcona o Piotr Pavlenski reivindican la potencialidad política y discursiva de la performance, evolucionado la idea inicial en torno a una imagen visual meramente rupturista. El ideal de una obra performativa es crear una experiencia efímera y auténtica para el artista y para el público en un evento sin posibilidad de repetición, capturar o coleccionar.[14][15]

Georgia O'Keeffe fotografiada durante un proceso performativo
La performance ha logrado ser durante decenas de años indefinible, inclasificable, imposible de academizar o institucionalizar. El artista que tenga la necesidad de definirla la banaliza. La radicalidad de la misma se sostiene al no ser domesticable. No entender la performance desde la desobediencia, es matarla de raíz.
Abel Azcona, «Abel Azcona 1988-2018». MueveTuLengua. Consultado el 22 de mayo de 2020. 

Son muchos los teóricos que han vinculado y desvinculado el arte del performance de las artes escénicas, afirmando que, en su relación con lo escénico, al ser arte muy cercano y que potencia el proceso, sería más cercano a la idea de dramaturgia, que a la de teatro representado. La performance difiere completamente de la idea narrativa, lineal o formal que otras artes escénicas poseen, y no pretende ni surge desde un fin de entretenimiento, más bien de ruptura, interrupción o distorsión.

En el campo de la performance surgen artistas con una idea más purista, de vincular únicamente la performance a las bellas artes, lejos de cualquier idea de representación escénica, acercándola a la escultura y la instalación, casi como una experiencia efímera única y sublime. Y otros artistas que abrazan más la idea experimental, donde la performance puede comulgar y ser contaminada de muchas más disciplinas, incluyendo cualquier tipo de arte escénica, como la danza o lo teatral. Normalmente en museos, galerías e instituciones suelen encontrarse performance con la idea más purista y en espacios más híbridos o experimentales, incluida la calle, suelen encontrarse las performances entendidas de una forma más transdisciplinar.

A diferencia del teatro, el intérprete es el artista, raramente representa a un personaje como un actor, y el contenido en raras ocasiones sigue un argumento o narración tradicional. La performance puede ser una serie de gestos ínfimos o una narración a gran escala, que dura desde unos pocos minutos a muchas horas; puede representarse una sola vez o repetirse muchas veces, con o sin guión preparado, improvisado de manera espontánea o ensayado durante muchos meses. (...) Por su propia naturaleza, la performance escapa a una definición exacta o sencilla más allá de que es arte vivo hecho por artistas. Cualquier definición más estricta negaría de manera inmediata la posibilidad de la propia performance. Puesto que recurre libremente a cualquier número de disciplinas y medios de comunicación -literatura, poesía, teatro, música, danza, arquitectura y pintura, además de vídeo, filme, diapositivas y narración- en busca de material, los despliega en cualquier combinación. De hecho, ninguna otra forma de expresión artística tiene una manifestación tan ilimitada, puesto que cada intérprete hace su definición particular en el proceso y la manera propios de la ejecución.
RoseLee Goldberg, «Performance Art»[16]

Todas las definiciones y acercamientos a la performance la tratan como una experiencia visual y conceptual, donde el artista desafía a menudo al público a pensar en formas nuevas y no convencionales, a romper las convenciones de las artes tradicionales y a transformar la idea tradicional y académica definitoria del arte, meramente como una experiencia estética. A lo largo de las décadas, surgen movimientos, ideas y discursos dentro del campo de la performance, como por ejemplo los accionistas vieneses y los neodadaístas, que prefieren emplear términos como «arte vivo», «arte de acción», «accionismo», «intervención artística» o «maniobra» para describir sus obras performativas. Como géneros propios dentro del arte de la performance aparecen el arte corporal, el movimiento Fluxus, el happening o el arte intermedia.

Historia[editar]

Orígenes[editar]

La performance es una forma de expresión libre surgida para ser una alternativa de manifestación artística. La disciplina surgió en 1916 de forma paralela al movimiento dadaísta, acogida bajo el paraguas y el nombre de arte conceptual, y fue un movimiento capitaneado por Tristan Tzara, uno de los pioneros de la corriente Dada. Han sido los teóricos de la cultura occidental los que han ubicado los orígenes de la performance a principios del siglo XX, en los constructivistas rusos, futuristas y dadaístas. Dada fue un importante inspirador gracias a actuaciones poéticas lejanas a convencionalismos y los artistas futuristas, especialmente algunos futuristas rusos, podrían identificarse dentro del proceso iniciático de la performance.[17][18]

Placa original del Cabaret Voltaire en Zúrich

Cabaret Voltaire[editar]

El Cabaret Voltaire en la actualidad en la calle Spiegelgasse 1 de Zúrich

El Cabaret Voltaire fue fundado en 1916 en Zúrich (Suiza) por la pareja Hugo Ball y Emmy Hennings. Respondió a fines artísticos y políticos y fue un lugar donde se experimentaron nuevas tendencias. Ubicado en la planta superior de un teatro, de cuyas serias exhibiciones se burlaban en sus espectáculos, las obras interpretadas en el cabaré tenían un perfil claramente vanguardista y experimental. Fue en los diez metros cuadrados que ocupaba el local donde algunos piensan que se fundó el Movimiento Dadá.[19]​ Además, los surrealistas, corriente que descendía directamente del dadaísmo, solían usarlo como lugar de encuentro. Tras una breve existencia, de apenas seis meses, su clausura fue en el verano de 1916, en la cual se leyó el Manifiesto dadaísta, y albergó las primeras acciones y performances de los dadaístas, presentaciones híbridas en torno a la poesía, el arte plástico, la música y acciones repetitivas, que en una visión global conformaban un concepto. Contaban con la participación además de miembros fundadores como Richard Huelsenbeck, Marcel Janco, Tristan Tzara y Sophie Taeuber-Arp y Jean Arp en eventos no pocas veces provocadores y escandalosos que resultaron fundamentales y base para la fundación del movimiento de arte anárquico conocido como dadaísmo.[20]

Inauguración de la primera exposición Dadá el 5 de junio de 1920 en Berlín.

El Dadaísmo nació con la clara intencionalidad de destruir cualquier sistema o código establecido, hasta el momento, en el mundo del arte.[21]​ Es un pronunciamiento antiartístico, antiliterario y antipoético, cuestionador de la propia existencia del arte, la literatura y la poesía, no siendo únicamente una forma de crear, sino de vivir, una ideología total.[22]​ Se posiciona en contra de la belleza eterna, la eternidad de los principios, leyes de la lógica y la inmovilidad del pensamiento y claramente en contra de lo universal. Promueve un cambio, espontaneidad, inmediatez, contradicción, lo aleatorio, y en defensa del caos frente al orden y la imperfección frente a la perfección, posicionamientos comunes a la idea de performance. Enarbolan la provocación, el anti-arte de protesta y el escándalo, a través de medios de expresión, muchas veces irónicos o satíricos. Lo absurdo o carente de valor y el caos protagonizan sus acciones rupturistas con la forma artística tradicional.[21][22][23][24]

Cartel original de la primera función de Cabaret Voltaire creado por Marcel Slodki (1916)
De izda. a dcha., los futuristas Benedikt Lifshits, Nikolái Burluik, Vladímir Mayakovski, David Burliuk y Alekséi Kruchónyj. Entre 1912 y 1913.

Futurismo[editar]

El futurismo fue un movimiento artístico de vanguardia aparecido en 1909, originado como movimiento literario, aunque la mayor parte de sus exponentes fueron pintores. En sus comienzos también abarcaba el campo de la escultura, fotografía, música y cine. La Primera Guerra Mundial puso fin al movimiento, aunque en Italia se prolongó hasta los años 30. Uno de los países donde tuvo más influencia fue Rusia.[25]​ En 1912 surgieron manifiestos como el Manifiesto de la Escultura Futurista y de la Arquitectura Futurista, y en 1913 el Manifiesto de la Lujuria Futurista ideado por Valentine de Saint-Point, bailarina, escritora y artista francesa. Así, los futuristas difundían sus teorías mediante encuentros, reuniones y charlas en espacio públicos, que se acercaban a la idea de una concentración política, poesía, teatro de variedades anticipándose a la idea de la performance.[25][26][27]

Bauhaus[editar]

Escuela Bauhaus en la actualidad

La Bauhaus, fundada en Weimar en 1919, incluyó un taller de escénicas experimentales con el fin de explorar las relaciones entre el cuerpo, el espacio, el sonido y la luz. El Black Mountain College, fundado en Estados Unidos por instructores de la Bauhaus original en el exilio, exiliados por el Partido Nazi, continuó incorporando estudios escénicos experimentales dentro de la formación de las artes visuales. Veinte años antes de los acontecimientos relacionados con la historia de la performance en los años sesenta.[28]​ El nombre Bauhaus deriva de la unión de las palabras en alemán Bau, construcción, y Haus, casa; irónicamente, a pesar de su nombre y del hecho de que su fundador fue un arquitecto, la Bauhaus no tuvo un departamento de arquitectura en los primeros años de su existencia.[29][30]

Action painting[editar]

En las décadas de 1940 y 1950, la técnica o movimiento del action painting posibilitó a los artistas la libertad de interpretar el lienzo como un espacio en el que actuar, convirtiendo así las pinturas en rastros del proceso de creación del artista en su estudio.[31]​ Según el crítico de arte Harold Rosenberg, fue uno de los movimientos iniciáticos de la performance junto al expresionismo abstracto. El action painter por antonomasia es Jackson Pollock, realizando muchas de sus acciones en vivo.[32]​ A destacar nombres como Willem de Kooning y Franz Kline, con pinturas abstractas y acción.[31][33][34]

Nuevo realismo[editar]

El Nuevo realismo es otro de los movimientos artísticos citados en los inicios de la performance. Movimiento de pintura fundado en 1960 por el crítico de arte Pierre Restany y el pintor Yves Klein, durante la primera exposición colectiva en la galería Apollinaire de Milán. El Nuevo realismo fue, junto con Fluxus y otros grupos, una de las numerosas tendencias de la vanguardia de los años 1960. Pierre Restany creo varios montajes de performance en la Tate Modern entre otros espacios.[35]​ Uno de los máximos exponentes del movimiento es Yves Klein siendo claro precursor de la performance con piezas conceptuales como Zone de Sensibilité Picturale Immatérielle (1959-62), Anthropométries (1960), y obras como el fotomontaje Saut dans le vide.[36][37]​ Todas sus obras tienen conexión con la performance al ser creadas desde una acción en vivo, siendo conocidas sus obras pintadas a partir de cuerpos de mujeres. Los miembros del grupo veían el mundo como una imagen, de la que ellos tomarían partes y las incorporarían a su obra. Buscaban unir lo más posible la vida y el arte.[38][39][40]

Gutai[editar]

Otro de los movimientos anticipadores de la performance, si no formulado explícitamente, fue el grupo japonés Gutai que realizaban arte de acción o happening. Nació en 1955 en el entorno de la región de Kansai (Kyōto, Ōsaka, Kōbe). Sus principales miembros fueron Jirō Yoshihara, Sadamasa Motonaga, Shozo Shimamoto, Saburō Murakami, Katsuō Shiraga, Seichi Sato, Akira Ganayama y Atsuko Tanaka.[41]​ El grupo Gutai nace de la terrible experiencia de la Segunda Guerra Mundial. Rechazan el consumismo capitalista, realizando acciones irónicas, con un sentimiento de crispación, con una agresividad latente (ruptura de objetos, acciones con humo). Influenciaron a grupos como Fluxus y artistas como Joseph Beuys y Wolf Vostell.[41][42][43]

Land Art y performance[editar]

A finales de la década de 1960, artistas de Land Art tan diversos como Robert Smithson o Dennis Oppenheim crearon piezas ambientales que predicen el arte performance de la década de 1970. Obras de artistas conceptuales de principios de los años ochenta, como Sol LeWitt, que convirtió el dibujo mural en un acto de performance, fueron influenciadas por Yves Klein y también por los artistas de Land Art.[44][45][46]​ El Land art es una corriente del arte contemporáneo en la que el paisaje y la obra de arte están estrechamente enlazados. Utiliza a la naturaleza como material (madera, tierra, piedras, arena, viento, rocas, fuego, agua etc.) para intervenir en sí misma. La obra generada es a partir del lugar en el que se interviene, que algunas veces parece un cruce entre escultura y arquitectura, en otras un híbrido entre escultura y arquitectura de paisaje en donde juega un papel cada vez más determinante en el espacio público contemporáneo. Al incorporar el cuerpo del artista en proceso de creación de la obra, se relaciona con códigos similes al inicio de la performance.

Años 1960[editar]

Performance de Exploding Plastic Inevitable de Ann Arbor

En los años sesenta, desde la idea de evolucionar la idea generalizada del arte, con principios similares a los originarios en el Cabaret Voltaire o en el Futurismo, una variedad de nuevas obras, conceptos y un creciente número de artistas dieron lugar a nuevos tipos de performance. Surgieron movimientos claramente diferenciados como el Accionismo vienés, performance de vanguardia en Nueva York, arte procesual, la evolución del Living Theatre o los happening, pero sobre todo la consolidación de los nombres propios precursores de la performance.[47]

Precursores del Accionismo Vienés en conversación durante una exposición en la Fundación Hermann Nitsch

Accionismo Vienés[editar]

El término Accionismo Vienés (Wiener Aktionismus) comprende un controvertido y breve movimiento artístico del siglo XX recordado por lo violento, grotesco y visual de sus obras.[48]​ Se enmarca dentro de la vanguardia austriaca de la década de 1960, con el fin de llevar el arte al terreno de la performance, y está relacionado con el Fluxus y Body Art. Entre sus máximos representantes se encuentran Günter Brus, Otto Muehl y Hermann Nitsch, que desarrollaron la mayor parte de sus actividades accionistas entre 1960 y 1971. Hermann Nitsch presentó en 1962 su Theatre of Orgies and Mysteries (Orgien und Mysterien Theater), precursor del arte performance, cercano a las artes escénicas.[49][50][51]

Nueva York y la performance de vanguardia[editar]

Exposición con fotografías de The Velvet Underground y Andy Warhol Factory

Durante los primeros años de la década de 1960, la ciudad de Nueva York acogió muchos movimientos, eventos e interés en torno al arte performance. Entre otros, Andy Warhol comenzó a crear películas y videos,[52]​ y a mediados de dicha década patrocinó The Velvet Underground y escenificó eventos y actuaciones performativas en Nueva York, como el Exploding Plastic Inevitable (1966), que incluía música rock en vivo, luces explosivas y películas.[53][54][55][56]

The Living Theatre[editar]

The Living Theatre presentando su obra The Brig en Myfest 2008 en Berlin-Kreuzberg.

Indirectamente influyentes para el ámbito de la performance, particularmente en Estados Unidos, fueron las nuevas formas de teatro, encarnadas por San Francisco Mime Troupe y The Living Theatre y exhibidas en los teatros Off-Off Broadway en el SoHO y en La MaMa en la ciudad de Nueva York. The Living Theatre es una compañía de teatro estadounidense, creada en 1947 en Nueva York. Es el grupo de teatro experimental más antiguo que existe en Estados Unidos.[57]​ A lo largo de su historia fue liderado por sus fundadores, la actriz Judith Malina, que había estudiado teatro con Erwin Piscator con quien aprende las teorías de Brecht y de Meyerhold, y el pintor y poeta Julian Beck; luego de la muerte de Beck en 1985, el miembro de la compañía Hanon Reznikov se convirtió en codirector junto con Malina. Como es uno de los grupos de teatro aleatorio o teatro vivo más antiguos en la actualidad, sirve de modelo al resto. Concebían el teatro casi como una forma de vida y los actores vivían en comunidad bajo principios libertarios. Fue una compañía teatral dedicada a la transformación de la organización del poder dentro de una sociedad autoritaria y de estructura jerárquica hacia una comunidad cooperativa de expresión. The Living Theatre estuvo de gira principalmente en Europa entre 1963 y 1968, y en Estados Unidos en 1968. Una obra de esta época, Paradise Now se caracterizó por la participación del público y una escena en la que los actores recitaban una lista de tabúes sociales que incluían la desnudez, mientras se desnudaban.[58]

Manifiesto de Fluxus.

Fluxus[editar]

Retrato a John Cage realizado en 1988

Fluxus, palabra latina que significa flujo, es un movimiento artístico de las artes visuales en especial, relacionado con música, la literatura y la danza. Tuvo su momento más activo entre la década de los 60 y los 70 del siglo XX. Se declaró contra el objeto artístico tradicional como mercancía y se proclamó a sí mismo como un movimiento artístico sociológico. Fluxus fue informalmente organizado en 1962 por George Maciunas (1931-1978). Este movimiento artístico tuvo expresiones en Estados Unidos, Europa y Japón.[59]​ El movimiento Fluxus, más desarrollado en Norteamérica y Europa bajo el estímulo de John Cage, no mira a la idea de la vanguardia como renovación lingüística, sino que pretende hacer un uso distinto de los canales oficiales del arte que se separa de todo lenguaje específico; es decir, pretende la interdisciplinariedad y la adopción de medios y materiales procedentes de diferentes campos. El lenguaje no es el fin, sino el medio para una noción renovada del arte, entendido como “arte total“.[60]​ Al igual que Dadá, Fluxus escapa de toda tentativa de definición o de categorización. Según Robert Filliou, es "antes que todo un estado del espíritu, un modo de vida impregnado de una soberbia libertad de pensar, de expresar y de elegir. De cierta manera Fluxus nunca existió, no sabemos cuándo nació, luego no hay razón para que termine". Asimismo Filliou opone el Fluxus al arte conceptual por su referencia directa, inmediata y urgente a la realidad cotidiana, e invierte la propuesta de Duchamp, quien a partir del Ready-made, introdujo lo cotidiano en el arte. Fluxus disuelve el arte en lo cotidiano, muchas veces con pequeñas acciones o performances.[61]

John Cage fue un poeta, artista y músico estadounidense. Pionero de la música aleatoria, de la música electrónica y del uso no estándar de instrumentos musicales, Cage fue una de las figuras principales del avant garde de posguerra. Los críticos le han aplaudido como uno de los compositores y artistas estadounidenses más influyentes del siglo XX.[62][63]​ Fue decisivo en el desarrollo del performance dentro del movimiento fluxus y de la danza moderna, principalmente a través de su asociación con el coreógrafo Merce Cunningham, quien fue su compañero sentimental la mayor parte de su vida.[64]

Arte Procesual[editar]

A mediados de los años 60 surge y se denomina como arte procesual (en inglés, Process art) a un movimiento artístico, dentro del campo de estudio de la performance, donde el objeto de arte no es el centro de atención principal. El «proceso» en el arte procesual se refiere al proceso de la formación de arte: la búsqueda, clasificación, recopilación, asociación y creación, así como otros conceptos adherentes a la obra, como la efimeridad de la pieza en sí, las críticas o polémicas de la misma, entendidas como parte de la propia creación. El arte procesual está preocupado con el «hacer» real; el arte como performance. El arte procesual a menudo acarrea una motivación inherente, racional e intencional. Por lo tanto, el arte se ve como un viaje creativo o proceso, más que como el producto acabado.[65][66][67]

Happening[editar]

Un happening permite al artista experimentar con el movimiento del cuerpo, sonidos grabados, textos escritos y hablados, e incluso olores.Allan Kaprow[68]​ había acuñado el término happening para describir una nueva forma de arte, a principios de la década de 1960. Una de las primeras obras de Kaprow fue Happenings in the New York Scene, escrita en 1961.[69]​ En particular, en los happenings of Allan Kaprow el público se convierte en intérprete. Aunque el público de happenings ha sido bienvenido como intérprete, solo a veces y a menudo sin darse cuenta se convierten en parte activa de una actuación. Otros artistas que crearon happenings son Jim Dine, Claes Oldenburg, Robert Whitman y Wolf Vostell: Theater is in the Street (París en 1958).[70][71]

Nombres propios[editar]

Las obras de los artistas de performance después de 1968 mostraron a menudo influencias de la situación cultural y política acontecida aquel año. Barbara T. Smith con Ritual Meal (1969) estuvo a la vanguardia del arte corporal y escénico feminista de los años setenta, que incluía, entre otros, a Carolee Schneemann y Joan Jonas. Estos, junto con Yoko Ono, Joseph Beuys, Nam June Paik, Wolf Vostell, Allan Kaprow, Vito Acconci, Chris Burden y Dennis Oppenheim fueron los pioneros de la relación entre el arte corporal y la performance, al igual que el colectivo Zaj en España con Esther Ferrer o Juan Hidalgo.

Barbara Smith es una artista y activista estadounidense. Es una de las mayores exponentes afroamericanas del feminismo y del activismo LGBT en Estados Unidos. A comienzos de los años setenta se desempeñaba como maestra, escritora y defensora de la corriente del feminismo negro.[72]​ Ha enseñado en numerosos colegios y universidades por los últimos cinco años. Los ensayos y artículos de Smith han aparecido en gran cantidad de publicaciones de prestigio, incluyendo The New York Times, The Guardian, The Village Voice o The Nation.[73][74][75]

Carolee Schneemann[76]​ fue una artista visual estadounidense. La obra de Schneemann es conocida por sus discursos sobre el cuerpo, la sexualidad y de género. Con piezas como Meat Joy (1964) e Interior Scroll (1975).

Joseph Beuys en un evento en Documenta en Kassel

[77]​ Schneemann consideró su cuerpo una de las superficies de trabajo.[78]​ Ella se describió como "un pintor que ha dejado el lienzo para activar el espacio real y el tiempo vivido".[79]

Joan Jonas[80]​ es una artista visual estadounidense y pionera en el arte de performance y vídeo. Emergió a finales de los años sesenta y principios de los setenta.[81]​ Los proyectos de Jonas y sus experimentos proporcionaron la base sobre la que se basaría gran parte del arte de performance en vídeo. Influyó en el arte conceptual, el teatro, las performances y otros medios visuales. Vive y trabaja en Nueva York y en Nueva Escocia, Canadá.[82][83]​ Inmersa en la escena artística neoyorquina de los años sesenta, Jonas estudió con la coreógrafa Trisha Brown durante dos años.[84][85]

Yoko Ono formó parte del movimiento vanguardista de la década de los 60. Era integrante del movimiento Fluxus.[86]​ Es conocida por sus performances a finales de los años 60, obras como Cut Piece donde el público podía intervenir directamente su cuerpo hasta dejarla desnuda.[87]​ Otra de sus piezas más conocidas es su Wall piece for orchestra (1962).[88][89]

Joseph Beuys fue un artista alemán que trabajó con varios medios y técnicas como escultura, performance, happening, vídeo e instalación y perteneció al grupo fluxus. En 1962 comenzó sus actividades con el movimiento neodadá Fluxus, del que llegó a ser el miembro más significativo. Su mayor logro fue la socialización que consiguió hacer del arte, acercándolo a todos los tipos de público.[90]​ En Cómo explicar los cuadros a una liebre muerta 1965 se puso miel y pan de oro en la cabeza y le hablaba sobre su obra a una liebre muerta que tenía entre sus brazos. En esta obra vincula factores espaciales y escultóricos, lingüísticos y sonoros a la figura del artista, a su gestualidad corporal, a su conciencia de comunicador que tenía como receptor a un animal.[91]​ Beuys asumía el papel de chamán con potestad curativa y salvadora de la sociedad que él consideraba muerta.[92]​ En 1974 llevó a cabo la acción Me gusta América y a América le gusto yo donde Beuys, un coyote y materiales como papel, fieltro y paja, constituyeron el vehículo de su creación. Convivió tres días con el coyote. Apilaba periódicos estadounidenses, símbolo del capitalismo de ese país.[93]​ Poco a poco el coyote y Beuys se van acostumbrando uno a otro y al final Beuys abraza al coyote. Beuys repite muchos objetos utilizados en otras obras.[94]​ Objetos que difieren de los ready-made de Marcel Duchamp, no por su naturaleza pobre y efímera, sino por ser parte de la vida del propio Beuys que los “ha puesto ahí” tras convivir con ellos y haberles dejado su huella. Muchos tienen una relación autobiográfica, como la miel o la grasa utilizada por los tártaros que le salvaron durante la segunda guerra mundial. En 1970 realizó asimismo su Traje de fieltro. En 1970, Joseph Beuys fue profesor de escultura en la Kunstakademie Düsseldorf.[95]​ En 1979, el Museo Guggenheim de Nueva York exhibió una retrospectiva de su obra desde los años 1940 hasta 1970.[96][97][98]

Nam June Paik fue un artista de performance, compositor y videoartista surcoreano de la segunda mitad del siglo XX. Estudió música e historia del arte en la universidad de Tokio. Más tarde, en 1956, viajó a Alemania, donde estudió teoría de la música en Múnich, continuando en Colonia y en el conservatorio de Freiburgo. Conoció en un seminario en los Cursos de Verano de Música Nueva de Darmstaat a John Cage, quien influenció profundamente su trabajo.[99]​ Participó en numerosos grupos Happening y Fluxus. Fue compañeros de Yōko Ono, miembro del movimiento Fluxus.[100]

Wolf Vostell fue un artista alemán de los más representativos de la segunda mitad del siglo XX, que trabajó con varios medios y técnicas como la pintura, la escultura, la instalación, el décollage, el videoarte, el happening y el fluxus.[101]

Vito Acconci[102][103]​ fue un influyente artista de performance, video e instalación, cuya práctica híbrida finalmente incluyó escultura, diseño arquitectónico y paisaismo. Su desempeño fundamental en el campo del videoarte[104]​ se caracterizó por su "inquietud existencial", el exhibicionismo, la incomodidad, la transgresión y la provocación,[103]​ a menudo involucraban cruzar fronteras tales como el mundo público-privado, lo consensual-no consensual y el mundo real-artístico .[105][106]​ Se considera que su trabajo ha influido en artistas como Laurie Anderson, Bruce Nauman y Tracey Emin, entre otros.[105]​ Acconci se interesó inicialmente en la poesía radical, pero a fines de la década de 1960, comenzó a crear performances influyentes situacionistas en la calle o para pequeñas audiencias que exploraban el cuerpo y el espacio público. Dos de sus piezas más famosas fueron "La siguiente pieza" (1969), en la que seleccionó a transeúntes aleatorios en las calles de la ciudad de Nueva York y los siguió durante todo el tiempo que pudo, y "El Semillero"(1972), en la que se masturbaba mientras los visitantes, en una planta contigua de la Galería Sonnabend, se acercaban y escuchaban los sonidos emitidos. [107]

Instalación de Yayoi Kusama en Naoshima, Japón

Chris Burden era un artista estadounidense que trabajaba con la performance, la escultura y la Instalación. Burden se hizo conocido en la década de 1970 por sus obras de arte de performance, incluido "Shoot" (1971), donde creó una pieza en el que un voluntario le disparara en el brazo con un rifle de pequeño calibre. Como artista prolífico, Burden creó muchas instalaciones conocidas, obras de arte públicas y esculturas antes de su muerte en 2015.[108][109][110]​ Burden comenzó a trabajar en performance a principios de la década de 1970. Hizo una serie de obras controvertidas en las que la idea del peligro personal como expresión artística era central. Su primer trabajo significativo, "Five Day Locker Piece" (1971), fue creado para su tesis de maestría en la Universidad de California,[108]​ e implicó su encierro en una taquilla por cinco días.[111]

Dennis Oppenheim fue un artista estadounidense especializado en performance art,[112]land art, escultura y fotógrafia. La práctica artística temprana de Dennis Oppenheim es un cuestionamiento epistemológico sobre la naturaleza del arte, la creación del arte y la definición del arte: un meta-arte que surgió cuando las estrategias de los minimalistas se expandieron con el fin de enfocarse en el espacio y el contexto. Además de una agenda estética, su obra progresó desde las percepciones de las propiedades físicas del espacio galerístico hasta el contexto social y político, en gran parte en forma de escultura pública permanente en las últimas dos décadas dentro una carrera altamente prolífica, cuya diversidad exasperaba a sus críticos.[113]

Instalación performativa del colectivo Zaj en el Museo Reina Sofía, Madrid, 1996

Yayoi Kusama es una artista japonesa. A lo largo de su carrera, ha trabajado con una gran variedad de medios incluyendo: pintura, collage, escultura, arte performance e instalaciones; la mayoría de los cuales exhiben su interés temático en la psicodelia, la repetición y los patrones. Kusama es una precursora de los movimientos del arte pop, el minimalismo y el arte feminista e influenció a sus contemporáneos, Andy Warhol y Claes Oldenburg.[114]​ Kusama es reconocida actualmente como una de las artistas más importantes que haya salido de Japón y una voz muy importante del arte de vanguardia.[115]

Zaj fue un colectivo de performance de vanguardia español, creado en 1964 por Juan Hidalgo y Ramón Barce, y por el italiano Walter Marchetti. Su gestación, en Milán, entre 1959 y 1963, tuvo una importante influencia del neodadaísmo y del zen, así como del pensamiento del compositor estadounidense John Cage, a quien Juan Hidalgo y Walter Marchetti conocieron en Darmstadt en 1958. También se ha vinculado la actividad de zaj a la del grupo internacional Fluxus, existiendo evidentes paralelismos y similitudes. En 1967 se incorporó al grupo la performer Esther Ferrer. Entre 1967 y 1972 el grupo se redujo; este último año participó en los Encuentros de Pamplona, tras los cuales decidieron realizar sus actividades fuera de España, debido a las presiones e incomodidades del régimen franquista. Desde ese año, zaj fue de nuevo un grupo circunscrito a tres personas: Juan Hidalgo, Walter Marchetti, y Esther Ferrer. El grupo prolongó su existencia y sus actividades hasta 1996, año en que el Museo Reina Sofía realizó una exposición retrospectiva de su producción.[116]

Esther Ferrer es una artista interdisciplinar española centrada en la performance y considerada una de las mejores artistas españolas de su generación.[117]​ En 2008 recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas de España y en 2014, el Premio Velázquez de Artes Plásticas que otorga el Ministerio de Cultura.[118]

Años 1970[editar]

Instalación de Bruce Nauman con varias video-performances
Gilbert and George retratados en Londres en 2007

En los años setenta, los artistas que habían derivado hacia obras relacionadas con la performance, evolucionan y se consolidan artistas con la performance como disciplina principal. Derivando hacia instalaciones creadas a través de la performance, video-performance o acciones en colectivo o dentro de un contexto socio, histórico y político.

Video-Performance[editar]

A principios de los setenta se consolidó el uso del formato video dentro de artistas de performance. Por lo que podías encontrar exposiciones de Joan Jonas o Vito Acconci construidas únicamente desde el video, detonadas por procesos performativos previos. En esta década se publicaron varios libros, Expanded Cinema, de Gene Youngblood entre ellos, sobre el uso de los medios de comunicación y el video y el cine, más concretamente por los artistas de performance. Uno de los artistas principales en el uso de video y performance, con sus conocidas instalaciones audiovisuales es el artista surcoreano Nam June Paik, quien a principios de los años sesenta ya había sido un intérprete de fluxus hasta convertirse en un artista mediático y evolucionar a las grandes instalaciones compuestas por audiovisual por las que es reconocido. A tener en cuenta también la obra de Carolee Schneemann y Robert Whitman de los años sesenta, en cuanto a su relación con el video-performance. Ambos pioneros en el arte de la performance, convirtiéndose en una forma de arte independiente a principios de los años setenta.[119]

La pareja británica Gilbert and George, ya en 1970, había documentado sus acciones en vídeo, y creó su actuación de escultura viva, pintada en oro y cantando Underneath The Arches durante largos periodos. Joan Jonas comenzó a incluir el vídeo en sus performances experimentales en 1972, mientras que Bruce Nauman escenificó sus actuaciones directamente para la grabación de vídeo.[120]

Bruce Nauman es artista multimedia estadounidense, cuyas esculturas, vídeos, obra gráfica y performances han ayudado a diversificar y extender la cultura a partir de la década de 1960. Sus inquietantes obras de arte hacen hincapié en la naturaleza conceptual del arte y del proceso de creación.[121]​ Su prioridad es la idea y proceso creativo sobre el resultado final, su arte recurre a la utilización de una increíble variedad de materiales, y en especial a su propio cuerpo. Uno de los más innovadores y provocadores artistas contemporáneos estadounidenses.[122][123]

Gilbert and George (o Gilbert & George) es una pareja de artistas británicos compuesta por el artista italiano Gilbert Proesch y el artista inglés George Passmore, que han desarrollado su labor dentro del arte conceptual, la performance y el body art, siendo conocidos principalmente por ejercer de «esculturas vivientes».[124][125]​ Una de sus primeras realizaciones fue The Singing Sculpture (La escultura que canta, 1969), en la que la pareja de artistas bailaban y cantaban Underneath the Arches, un éxito musical de los años 1930. Desde entonces se han forjado una sólida reputación como esculturas vivas, convirtiéndose a sí mismos en obras de arte, expuestas durante diversos intervalos de tiempo a la contemplación del público. Por lo general suelen aparecer impecablemente vestidos con traje y corbata, adoptando diversas posturas en las que permanecen inmóviles, aunque a veces también se mueven o leen algún texto, y en ocasiones aparecen en montajes o instalaciones de diversa índole.[126]​ Además de su faceta «escultórica», Gilbert and George también realizan obras pictóricas, collages y fotomontajes, donde a menudo se representan a sí mismos, junto a diversos elementos de su entorno más inmediato, con referencias a la cultura urbana y un fuerte componente reivindicativo, donde abordan temas como el sexo, la raza, la muerte y el sida, la religión o la política,[127]​ criticando a menudo al gobierno británico y el poder establecido. En ese sentido, su serie más prolífica y ambiciosa ha sido Jack Freak Pictures, donde tienen una presencia constante los colores rojo, blanco y azul de la bandera británica. Gilbert and George han realizado exposiciones en algunos de los mejores museos y galerías del mundo, como el Stedelijk van Abbemuseum de Eindhoven (1980), la Hayward Gallery de Londres (1987), la Tate Modern (2007), etc. Han participado diversas ocasiones en la Documenta de Kassel (nos 5, 6 y 7), y en 2005 representaron a su país en la Bienal de Venecia. en 1986 fueron ganadores del Premio Turner.[128]

Performance desde el contexto político[editar]

A mediados de los setenta, detrás del telón de acero, en capitales de Europa del Este como Budapest, Cracovia, Belgrado, Zagreb, Novi Sad y otras ciudades, artes escénicas de contenido más experimental iban floreciendo. Contra el control político y social, surgieron diferentes artistas que realizaban performance de contenido crítico. A destacar la serie de performances de Orshi Drozdik, titulada Individual Mythology 1975/77 y el NudeModel 1976/77. Todas sus acciones eran críticas del discurso patriarcal del arte y del programa de emancipación forzado y construido por el estado igualmente patriarcal.[129]​ Drozdik mostró un punto de vista pionero y feminista sobre ambos, siendo una de las precursoras de este tipo de arte crítico feminista en Europa del Este.[130]​ En los años setenta, el arte de la performance, debido a su relativa fugacidad, tenía una presencia bastante sólida en las vanguardias de los países del bloque oriental, especialmente Polonia y Yugoslavia, donde surgieron decenas de artistas que exploraban el cuerpo siempre de forma crítica y conceptual.

Celda donde Tehching Hsieh realizó su obra de arte de resistencia, la pieza se encuentra en la colección del Museo de Arte Moderno de Nueva York

Performance de resistencia[editar]

La performance de resistencia profundiza en el trance, el dolor, la soledad, la privación de libertad, el aislamiento o el agotamiento.[131]​ Algunas de las obras fundamentadas en el largo paso del tiempo, también conocidas como performances de larga duración.[132]​ Uno de los artistas precursores es Chris Burden en California desde los años 1970.[133]​ En una de las obras más conocidas Cinco Días en una Taquilla (1971) permanecía encerrado durante cinco días en un taquilla escolar, en Brote (1971) fue disparado con un arma de fuego, y habitó durante veintidós días en una cama dentro de una galería de arte en Pieza de Cama (1972).[134]​ Otro ejemplo de artista de resistencia es Tehching Hsieh. Durante una performance creada en 1980–1981 (La Pieza de Reloj del Tiempo), donde permaneció un año completo repitiendo la misma acción alrededor de un reloj metafórico, Hsieh además es conocido por sus performance en torno a la privación de libertad, permaneciendo más de un año confinado.[135]​ En La Casa con la Vista al Océano (2003), Marina Abramović vivió silenciosamente durante doce días sin alimentación.[136]Los Nueve Confinamientos o La Privación de Libertad es un obra conceptual, de arte de resistencia y performativa de contenido crítico y biográfico creada por el artista Abel Azcona. Secuencia de performance realizadas entre los años 2013 y 2016. Todas ellas con el nexo en común de la privación de libertad. En el año 2013 Azcona realizó las primeras performance bajo el nombre Encierro en Busca de la Identidad. En el primer encierro el artista debía permanecer sesenta días,[137]​ en un espacio construido en el interior de una galería de arte madrileña, con escasos recursos alimenticios y en oscuridad total. El encierro fue interrumpido a los cuarenta y dos días[138]​ por motivos de salud.[139][140]​ El artista crea estas obras como reflexión e interrupción discursiva de su propia enfermedad mental, siendo uno de los temas recurrentes en la obra de Azcona.[141]

The Other[editar]

Ulay y Marina Abramović, colectivo The Other en una de sus obras

A mediados de 1976, Ulay y Marina Abramović fundaron el colectivo The Other en la ciudad de Ámsterdam. Cuando Abramović y Ulay[142]​ comenzaron su colaboración, los conceptos principales que exploraron fueron el ego y la identidad artística. Este fue el comienzo de una década de trabajo colaborativo.[143][144]​ Ambos artistas estaban interesados en las tradiciones de sus patrimonios culturales y el deseo del individuo por los ritos.[145]​ En consecuencia, decidieron formar un colectivo al que llamaron The Other (El Otro). Se vistieron y se comportaron como uno sólo, y crearon una relación de completa confianza. Idearon una serie de trabajos en que sus cuerpos creaban espacios adicionales para la interacción con la audiencia. En Relation in Space (Relación en el espacio) corrían alrededor de la sala, dos cuerpos como dos planetas, mezclando las energías masculinas y femeninas en un tercer componente al que llamaron "that self" (eso mismo).[146]Relation in Movement (Relación en Movimiento, 1976) tenía a la pareja conduciendo su automóvil dentro de un museo dando 365 vueltas, un líquido negro salía del automóvil formando una especie de escultura, y cada vuelta representaba un año.[147]​ Después de esto, idearon Death self (La muerte misma), en la cual ambos unían sus labios e inspiraban el aire expelido por el otro hasta agotar todo el oxígeno disponible. Exactamente 17 min después del inicio de la performance ambos cayeron al piso inconscientes, ya que sus pulmones se llenaron de dióxido de carbono. Esta pieza exploró la idea de la habilidad del individuo de absorber la vida de otra persona, cambiándola y destruyéndola. En 1988, tras varios años de tensa relación, Abramović y Ulay decidieron hacer un viaje espiritual el que daría fin al colectivo. Ambos caminarían por la Gran Muralla China,[148]​ comenzando cada uno por los extremos opuestos y encontrándose en el centro. Abramović concibió esta caminata en un sueño, y le proporcionó lo que para ella era un fin apropiado y romántico a una relación llena de misticismo, energía y atracción.[149]​ Cada uno de ellos caminó por uno de los extremos de la Gran Muralla China y se reunieron en el centro. Ulay partió del desierto de Gobi y Abramovic en el Mar Amarillo. Cada uno de ellos caminó 2500 kilómetros, se encontraron en el centro y se dijeron adiós.[150]

Nombres propios[editar]

En 1973, Laurie Anderson interpretó Duets on Ice en las calles de Nueva York. Marina Abramović, en la performance Rhythm 10, incluyó conceptualmente la violación de su cuerpo.[151]​ Treinta años después, el tema de la violación, la vergüenza y la explotación sexual sería reimaginado en las obras contemporáneas de artistas como Clifford Owens,[152]Gillian Walsh, Pat Oleszko y Rebecca Patek, entre otros.[153]​ Nuevos artistas con actuaciones radicales se consolidan como precursores principales de la performance, como Chris Burden, con la obra de 1971 Shoot, en la que un asistente le disparó en el brazo izquierdo desde una distancia de unos cinco metros, y Vito Acconci en el mismo año con Seedbed. La obra de Carolee Schneemann en 1963, Eye Body, ya había sido considerada un prototipo de arte performance. En 1975, Schneemann recurrió a innovadoras actuaciones en solitario, como Interior Scroll, que mostraban el cuerpo femenino como medio artístico.

Uno de los principales nombres propios fue Gina Pane[154]​, artista francesa de origen italiano. Estudió en la École des Beaux-Arts en París de 1960 a 1965[155]​ y fue miembro del movimiento de la performance en la década de 1970 en Francia, llamado "Art Corporel".[156]​ Paralelo a su arte, Pane enseñó en la Ecole des Beaux-Arts en Mans de 1975 a 1990 y dirigió un atelier dedicado a la performance en el Centre Pompidou de 1978 a 1979.[156]​ Una de sus obras más reconocidas esThe Conditioning (1973), en el que se la acuesta sobre un somier de metal sobre un área de velas encendidas. The Conditioning fue recreado como homenaje por Marina Abramović, parte de sus Seven Easy Pieces(2005) en el Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York en 2005. Gran parte de sus obras están protagonizadas por el dolor autoinfligido, distinguiéndola de la mayoría de las otros artistas de cuerpo femenino de la década de 1970. A través de la violencia de cortar su piel con cuchillas o apagar incendios con sus manos y pies desnudos, Pane tenía la intención de incitar una "experiencia real" en el espectador, quien se sentiría conmovido por su incomodidad.[154]​ La naturaleza impactante de estas primeras performance o acciones, como ella prefería llamarlas, a menudo eclipsó su prolífica práctica fotográfica y escultórica. Sin embargo, el cuerpo era la preocupación central en todo el trabajo de Pane, ya sea literal o conceptualmente.


Años 1980[editar]

La técnica en la performance[editar]

Hasta la década de 1980, el arte de la performance había desmitificado el virtuosismo, siento una de las claves. Sin embargo a partir de los ochenta, empezó a adoptar una clara brillantez técnica.[157]​ En referencia a la obra Presence and Resistance[158]​ de Philip Auslander, la crítica de danza Sally Banes escribe: «....a finales de los años ochenta, el arte performance se había vuelto tan conocido que ya no necesitaba ser definido; la cultura de masas, especialmente la televisión, había llegado a proporcionar tanto la estructura como el tema para gran parte del arte performance; y varios artistas de la performance, incluyendo a Laurie Anderson, Spalding Gray, Eric Bogosian, Willem Dafoe y Ann Magnuson, se habían convertido en artistas polifacéticos en el mundo del entretenimiento».[159]​ Es en esta década donde se definen unos parámetros y tecnicismos construidos con el fin de depurar y perfeccionar la performance.

La crítica y experta en performance RoseLee Goldberg durante un simposio en Moscú
Exposición de Tehching Hsieh en el Museo de Arte Moderno de Nueva York donde el artista realizaba un autorretrato diario

Crítica e investigación de la performance[editar]

A pesar de que muchas de las performance se realizan dentro del círculo de un pequeño grupo o colectivo cerrado del mundo del arte, RoseLee Goldberg destaca en Performance Art: From Futurism to the Present que «la performance ha sido una forma de atraer directamente a un gran público, además de escandalizar al público para que reconsidere sus propias nociones del arte y su relación con la cultura. Por el contrario, el interés del público por el medio, especialmente en los años ochenta, surge de un aparente deseo de ese público de acceder al mundo del arte, de ser espectador de su ritual y de su distinta comunidad, y de ser sorprendido por las presentaciones inesperadas, siempre poco ortodoxas, que idean los artistas». Es en esta década donde surgen publicaciones y recopilaciones sobre el arte de performance y sus artistas más reconocidos.

Performance desde el contexto político[editar]

Nuevamente en los ochenta, el contexto político juega un papel clave en el desarrollo artístico y más concretamente en la performance, al ser casi todas ellas obras surgidas desde el discurso crítico y político. Hasta el declive del bloque oriental europeo a finales de los años ochenta, el arte de la performance había sido rechazado activamente por la mayoría de los gobiernos. Con la excepción de Polonia y Yugoslavia, en otros países de Europa del Este, estaba más o menos prohibido o muy controlado al ser países donde se temía cualquier evento público independiente. En la República Democrática Alemana, Checoslovaquia, Hungría y Letonia se realizaban performances de forma privada en apartamentos, en reuniones aparentemente espontáneas, en estudios de artistas, en lugares controlados por la iglesia, o cubierto como otra actividad, como por ejemplo una sesión fotográfica. Aislado del contexto conceptual occidental, en diferentes escenarios fue considerado como una protesta lúdica, utilizando metáforas subversivas corporales o mediante la palabra para expresar su desacuerdo con la situación política.[160]​ Entre las performances más notables de contenido político en el mundo del arte de esta década se encuentran las obras de Tehching Hsieh entre julio de 1983 y julio de 1984, Art/Life: One Year Performance (Rope Piece).

Performance poética[editar]

En 1982 se empezó a utilizar de forma conjunta términos como poesía y performance. La poesía en performance surge para distinguir interpretaciones vocales basadas en la palabra de las interpretaciones artísticas, especialmente de las obras de artistas de interpretación escénica o musical, como Laurie Anderson. Los poetas de performance se basaban más en la expresión retórica y filosófica de su poética que los artistas de performance, que surgieron de los géneros de las artes visuales de la pintura y la escultura. Muchos artistas desde John Cage, a Esther Ferrer en España fusionan la performance con una base poética.

Performance feminista[editar]

Retrato de Linda Benglis realizado en 1974
Retrato a Pina Bausch, 1985

Desde 1973, el Feminist Studio Workshop en el Woman's Building de Los Ángeles tuvo un impacto en la ola de actuaciones con trasfondo feminista, pero hasta la década de los 80 la fusión no fue total. La conjunción entre el feminismo y la performance, en la última década del siglo XX, ha sido amplia. En las dos primeras décadas de desarrollo de la performance se crearon obras que en lecturas y críticas actuales han sido entendidas como feministas. No obstante hasta 1980 las artistas se autodefinieron de esta forma. Se formaron grupos de artistas donde destacaban las mujeres influidas tanto por el movimiento estudiantil de 1968 como por el movimiento feminista.[161]​ Esta conexión ha sido tratada en las investigaciones de historia del arte contemporáneo. Algunas de las mujeres que más aportaron de manera innovadora en representaciones o espectáculos fueron Pina Bausch, en 1985 surgieron las Guerrilla Girls en Nueva York.[162]​ Colectivo artístico anónimo de artistas feministas y antirracistas.[163][164][165][166]​ Se denominó así por usar en su activismo tácticas de guerrilla entendida como guerrilla de comunicación[163]​ para denunciar la discriminación de las mujeres en el arte a través de obras políticas y de performance.[167][168][169][170]​ Su primera performance fue colocar carteles y hacer apariciones públicas en museos y galerías de Nueva York, para denunciar que algunos grupos de personas eran discriminados por motivos de género y raza principalmente.[171]​ Todo esto lo hicieron de forma anónima, de hecho, en todas y cada una de estas apariciones, cubrieron sus rostros con máscaras de gorila (esto se debía a que la pronunciación inglesa de gorila es muy parecida a la de guerrilla) y, además de eso, utilizaban como sobrenombre el nombre de artistas mujeres ya fallecidas.[172]

De los setenta a los ochenta, entre las opciones que retan al sistema y sus estrategias habituales de representación, son las protagonizadas por cuerpos de mujer. Las acciones en la ciudad de Nueva York de Ana Mendieta donde el cuerpo es violentado y maltratado o las representaciones artistísticas desde un discurso más minimalista que surgen desde los finales de los setenta y ochenta de Louise Bourgeois. Mención especial obras creadas a partir de la corporeidad femenina y feminista de artistas como Lynda Benglis y sus acciones performativas fálicas. Reconstruyendo la imagen femenina para no ser únicamente fragmentaria o fetichista. Así mediante las performances feministas el cuerpo pasa a ser un espacio de conformación de todos estos nuevos discursos y significados donde las mueres llegan hasta las más extremas consecuencias, como la artista Eleanor Antin, creadora que en los 70 y 80, trabaja en la línea de revisión de género, raza y clase. Cindy Sherman, en sus primeras obras en los 70 y ya en su madurez artística en los 80, continua la línea crítica de trastocar el yo impuesto y el relato usual y hacerlo desde el cuerpo como objeto de privilegio.

Exposición de Cindy Sherman en Estados Unidos

Cindy Sherman es una fotógrafa y artista estadounidense. Una de las mayores representantes de la fotografía de posguerra, exhibió más de tres décadas de su trabajo en el MoMA de Nueva York. A pesar de que en la mayoría de sus fotografías performativas aparece ella misma, no las considera autorretratos. Sherman se utiliza a sí misma como vehículo para representar una gran variedad de temas del mundo contemporáneo, como el papel de la mujer o el papel del artista. A través de una serie de diferentes obras, Sherman ha planteado difíciles e importantes preguntas sobre el papel y la representación de las mujeres en la sociedad, los medios de comunicación y la naturaleza de la creación del arte. En 2020 fue galardonada con el Premio de la Fundación Wolf de las Artes.[173]

Judy Chicago es una artista y pionera del arte feminista y de performance estadounidense. Chicago es conocida por sus grandes piezas de instalación de arte colaborativo sobre imágenes de nacimiento y creación, que examinan el papel de las mujeres en la historia y cultura. En los 1970’s, Chicago había fundado el primer programa de arte feminista en los Estados Unidos. El trabajo de Chicago incorpora una variedad de habilidades artísticas, como la costura, contrarrestada con habilidades que requieren mucha mano de obra, como soldadura y pirotecnia. El trabajo más conocido de Chicago es The Dinner Party, que se instala permanentemente en el Elizabeth A. Sackler Center for Feminist Art en el Brooklyn Museum. The Dinner Party celebra los logros de las mujeres a lo largo de la historia y es ampliamente considerada como la primera obra de arte épica feminista. Otros proyectos notables de arte de Chicago incluyen International Honor Quilt, The Birth Project,[174]Powerplay,[175]​ y The Holocaust Project.[176]


Expansión a Latinoamérica[editar]

En esta década el arte performance se fue extendiendo hasta llegar a Latinoamérica a través de los talleres que ofrecían las universidades o programas desarrollados por instituciones académicas. Principalmente se desarrolló en México, en Colombia —con artistas como Maria Teresa Hincapié—, en Brasil y en Argentina.[177]

Mujeres interactuando en la obra Escuchando los sonidos de la muerte de Teresa Margolles en el Museo de la Memoria y la Tolerancia de Ciudad de México

Ana Mendieta fue una artista conceptual y de performance nacida en Cuba y criada en Estados Unidos. Es especialmente reconocida por sus obras de arte y performances en el marco del land art. El trabajo de Mendieta era conocido sobre todo en el entorno de la crítica de arte feminista. Años después de su muerte, especialmente a partir de una retrospectiva del Museo Whitney de Arte Estadounidense en 2004[178]​ y la retrospectiva en la Galería Haywart en Londres en 2013[179]​ es considerada pionera de la performance y de otras prácticas asociadas con el arte corporal, el arte terrestre, la escultura y la fotografía.[163]​ Ella misma describió su trabajo como earth-body art.[180][181]

Tania Bruguera es una artista cubana especializada en performance y arte político. Su obra se centra en su interpretación de temas políticos y sociales.[182]​ Para definir sus prácticas artísticas ha desarrollado conceptos como el «arte de conducta» con foco en los límites del lenguaje y del cuerpo confrontados a la reacción y comportamiento de los espectadores, asimismo propone un «arte útil» que haga una transformación real a ciertos aspectos políticos y legales de la sociedad. El trabajo de Bruguera revuelve alrededor de temas de poder y control y mucho de su trabajo interroga el contexto presente en su país natal, Cuba. En 2002 creó la Cátedra Arte de Conducta en La Habana.[183][184][185]

La artista argentina Marta Minujín durante una performance

Regina José Galindo es una artista guatemalteca especializada en performance. Su obra se caracteriza por su explícito contenido político y crítico, empleando su propio cuerpo como herramienta de confrontación y transformación social.[186]​ Su trayectoria artística está marcada por el conflicto armado de Guatemala que tuvo lugar entre 1960 y 1996 y que provocó un genocidio con más de 200 mil víctimas, muchas de ellas indígenas, campesinos y mujeres y niñas.[177]​ Con su obra, Galindo denuncia la violencia, el machismo (uno de sus principales temas es el feminicidio), el canon de belleza occidental, la represión de los estados, y el abuso de poder, especialmente en el contexto de su país aunque su lenguaje traspasa fronteras. Desde el primer momento, utilizó sólo su cuerpo, que en ocasiones lleva a situaciones extremas (como en el caso de "Himenoplastia" (2004) donde se somete a una reconstrucción del himen, pieza ganadora del León de Oro en la Bienal de Venecia), para posteriormente contar con personas voluntarias o contratadas que interactúan con ella, con lo que pierde el control sobre la acción.[187]

Teresa Margolles es una artista conceptual especializada en performance. Su obra artística se centra en explorar las causas sociales y consecuencias de la muerte denunciando la violencia que azota México con el objetivo de posicionar la situación de violencia en el debate público. De 1990 a 2007 trabaja en las morgues. A partir del aumento de asesinatos en 2006 empieza a trabajar en las calles recogiendo los materiales con los que trabajaba de los cadáveres que se encuentran en el espacio público. La muerte forma parte en ese momento de la vida cotidiana de las personas y tiene consecuencias directas en las familias, la comunidad y en la propia vida de las ciudades.[188][189][190][191]

Marta Minujín es una artista plástica argentina, conocida por sus obras vanguardistas producidas principalmente durante los años 1960, 1970 y 1980. Su obra, de carácter conceptual, pop, psicodélico y de acción, entran en la generación baby boomer que, en los años 1960, revolucionó las normas sociales preestablecidas y estableció una contracultura.[192][193]

Instalación de Anna Maria Maiolino en documenta 13

Mónica Mayer es una artista mexicana feminista que se dedica a los campos de la performance, la gráfica digital, el dibujo, la fotografía y la teoría del arte.[194]​ Como artista conceptual, comisaria, crítica y teórica del arte participa en varios foros y grupos, y organiza talleres y acciones colectivas.[195][196][197]​ Mayer hace uso frecuente del performance como puesta en escena artística, y de obra participativa como estrategia estética y política. Además tiene una amplia producción bidimensional a lo largo de su carrera que privilegia las técnicas de dibujo y collage.[198]​ La idea de hacer visibles los problemas que se generan en la vida cotidiana de las mujeres tiene gran impacto en el trabajo de Mónica, que no sólo es precursora del arte feminista en México, sino también lo es en América Latina.[199]

Anna Maria Maiolino es una artista brasileña especializada en performance.[200]​ Maiolino nació en Scalea, en Calabria en el sur de Italia, de padre italiano y madre ecuatoriana. En 1954, emigró con su familia a Venezuela.[201][202]​ En 1960, Ella y su familia se mudaron a Río de Janeiro, Brasil. Allí, recibió formación especializada en la Escuela Nacional de Bellas Artes[177]​ desde entonces es una de las más reconocidas artistas de performance en Brasil.

Lygia Clark fue una artista brasileña, co-fundadora del Movimiento Neoconcreto, comprometida con redefinir la relación entre el arte y el ser humano a nivel conceptual y sensorial. Realizó pinturas, esculturas y acciones sensoriales vinculadas al arte y a la psicoterapia. Muy vinculada al arte de performance.[203][204][205]

Lorena Wolffer es una artista y activista cultural mexicana.[206][207]​ En su carrera ha implementado y desarrollado la temática de género, específicamente los derechos y la voz de la mujer en el arte. Su obra en general es de denuncia y una muestra para concientizar sobre la situación real, por lo que aborda la violencia de género, los estereotipos femeninos y los prejuicios sociales.[208][209]

Años 1990[editar]

La década de los noventa es un momento de ausencia en la performance europea clásica, por lo que muchos artistas especializados en este arte permanecen en un perfil bajo, sin embargo de gran auge en Europa del Este. Por otro lado la performance latinoamericana continua en auge, así como la performance de contenido feminista. A tener en cuenta el gran apogeo de la disciplina en países asiáticos, ya motivados desde los orígenes de la danza Butō en los cincuenta, pero en esta década se profesionalizan y surgen nuevos artistas chinos con gran reconocimiento. La profesionalización también se observa con un gran incremento de exposiciones dedicadas al performance y la apertura de la Bienal de Arte de Venecia a la performance, donde desde entonces varios artistas de esta disciplina han ganado el León de Oro como Anne Imhof, Regina José Galindo o Santiago Sierra.

Exposición del artista chino Tehching Hsieh con documentación de sus primeras performances
Museo y centro especializado en arte de performance en Taitung University

Performance desde el contexto político[editar]

Mientras el bloque soviético se disolvía, algunas performances prohibidas empezaron a expandirse. Jóvenes artistas de todo el antiguo bloque del Este, incluida Rusia, se volcaron en la performance. Las artes escénicas aparecieron más o menos al mismo tiempo y se reforzaron en Cuba, el Caribe y China. «En estos contextos, la performance se convirtió en una nueva voz crítica con una fuerza social similar a la de Europa Occidental, Estados Unidos y Sudamérica en los años sesenta y principios de los setenta. Debe enfatizarse que la erupción del arte performance en la década de 1990 en Europa del Este, China, Sudáfrica, Cuba y otros lugares nunca debe ser considerada secundaria o imitativa de Occidente».[210]

Profesionalización de la performance[editar]

En el mundo occidental, en la década de 1990, la performance se incorpora en parte de la corriente cultural dominante. Así diferentes obras de performance, en vivo, en fotografía o mediante documentación empiezan a ser parte galerías y museos entendiendo la performance como forma artística, siendo admitida en los museos de arte y convirtiéndose en un tema museístico.[211]​ No obstante hasta la siguiente década se produce una mayor institucionalización, incorporando piezas performativas a todas las colecciones museísticas e incluso dedicando grandes exposiciones y retrospectivas en los museos más importante como la Tate Modern en Londres, el MoMA en Nueva York o el Centro Pompidou en Paris. A partir de 1990 se incrementó notablemente la invitación de artistas relacionados con la performance en importantes bienales de arte como la Bienal de Venecia, la Bienal de Sao Paulo y la Bienal de Lyon.

Performance en China[editar]

A finales de 1990 se reconoció la importancia del arte contemporáneo y de la performance china a nivel internacional, al ser incluidos 19 artistas chinos en la Bienal de Venecia.[212][213]​ El arte performance en China y su historia ha crecido desde 1970 debido al interés entre arte, proceso y tradición de la cultura china, pero siendo conocido y con gran auge a partir de los 90.[214][215]​ En China es parte de la educación en bellas artes y cada vez es más popular.[216][217]​ A principios de la década de 1990, el arte performance chino ya era aclamado en la escena artística internacional.[218][219][220]

Desde los años 2000[editar]

Performance New Media[editar]

Performance relacionada con new media desarrollada en 2009

A finales de la década de 1990 y hasta la década de 2000, varios artistas incorporaron tecnologías como el vídeo digital, la red, cámaras web, redes sociales y otros medios de transmisión digital en sus obras de arte performance.[221]​ Artistas como Coco Fusco, Shu Lea Cheang y Prema Murthy, produjeron performances que llamaron la atención sobre el papel del género, la raza, el colonialismo y el cuerpo en relación con internet.[222]​ Otros artistas, como Critical Art Ensemble, Electronic Disturbance Theater y Yes Men, utilizaron tecnologías digitales asociadas con el hacktivismo y el intervencionismo para plantear cuestiones políticas relativas a las nuevas formas de capitalismo y consumismo.[223]

En la segunda mitad de la década comenzaron a desarrollarse obras de performance asistida por ordenador.[224]​ Muchas de estas obras condujeron al desarrollo del arte algorítmico, el arte generativo y el arte robótico, en el que el propio ordenador, o un robot controlado por ordenador, se convierte en el intérprete.[225]

Coco Fusco es una artista interdisciplinaria, escritora y curadora cubano-americana que vive y trabaja en Estados Unidos. Comenzó su carrera artística en 1988. Dentro de su obra, explora temas que se relacionan con la identidad, raza, género y poder a través del peformance. También realiza videos, instalaciones interactivas y escritura crítica.[226][227]

Piotr Pavlenski cortándose una oreja en una acción política en la Plaza Roja de Moscú
Protesta para la liberación de las Pussy Riot
Pussy Riot dialogando durante una performance con Tania Bruguera
Marina Abramović interpretando The Artist Is Present, Museo de Arte Moderno, Nueva York, 2010

Performance radical[editar]

Durante la primera y segunda década de los años 2000, varios artistas son perseguidos, judicializados, detenidos o apresados por sus obras de contenido político. Artistas como Pussy Riot, Tania Bruguera, Piotr Pavlenski o Abel Azcona son juzgados por diferentes acciones artísticas creadas desde la intencionalidad de denuncia y visibilización.[228]

El 21 de febrero de 2012, como parte de su protesta contra la reelección de Vladímir Putin, varias mujeres del colectivo artístico Pussy Riot entraron en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú de la Iglesia ortodoxa rusa. Realizaron la señal de la cruz, reverencia ante el altar, y empezaron a interpretar una performance compuesta por una canción y una danza bajo el lema Madre de Dios, ¡Fuera Putin!. El 3 de marzo del mismo año fueron detenidas.[229]​ El 3 de marzo de 2012, María Aliójina y Nadezhda Tolokónnikova, dos miembros de Pussy Riot, fueron arrestadas por las autoridades rusas y acusadas de vandalismo. Al principio, ambas negaron ser miembros del grupo e iniciaron una huelga de hambre en protesta por ser encarceladas y apartadas de sus hijos hasta el inicio del juicio en abril.[230]​ El 16 de marzo otra mujer, Yekaterina Samutsévitch, que había sido antes interrogada como testigo del caso, fue igualmente arrestada y acusada.[231]​ El 4 de julio se presentaron contra el grupo cargos formales y un escrito de acusación de 2800 páginas.[232]​ Ese mismo día se les notificó que tenían de plazo para preparar su defensa hasta el 9 de julio. En respuesta, anunciaron una huelga de hambre alegando que dos días laborables era un plazo de tiempo inapropiado para preparar su defensa.[233]​ El 21 de julio el tribunal amplió su prisión preventiva durante seis meses más.[234]​ Las tres miembros detenidas de Pussy Riot son reconocidas como presas políticas por la Union of Solidarity with Political Prisoners.[235]Amnistía Internacional las considera presas de conciencia por «la severidad de la respuesta de las autoridades rusas».[236]

Desde el año 2012, el artista Abel Azcona es perseguido por varias de sus obras. La demanda y detención del artista con mayor repercusión fue llevada a cabo por la Archidiócesis de Pamplona y Tudela,[237]​ en representación de la Iglesia Católica.[238]​ La Iglesia Católica demandó a Azcona ante el Tribunal por los delitos de profanación y blasfemia, el delito de odio y ataque contra la libertad y los sentimientos religiosos por la obra Amén o La Pederastia[239][238][240]​ Las tres primeras demandas fueron ganadas por Azcona, con archivo de las querellas,[241][242]​ pero fue demandado y perseguido en numerosas ocasiones más durante diez años. En las últimas demandas de la Iglesia Católica, Azcona decidió declararse en desobediencia,[243]​ y los denunciantes incluyeron el delito de obstrucción a la justicia en sus querellas.[244][245][246][247][248]​ En el año 2016, Azcona es denunciado por enaltecimiento del terrorismo[249][250]​ en el marco de su exposición Naturaleza Muerta,[251]​ donde el artista recreaba en forma de esculturas, performance e Instalaciones hiperrealistas situaciones reales e históricas de violencia de temáticas diversas, memoria histórica, terrorismo o conflictos bélicos.[252]​ Dos años después, en 2018 es denunciado por la Fundación Francisco Franco por exponer una instalación compuesta por doce documentos que formaban un peritaje de detonación, firmado por un arquitecto, del Monumento del Valle de los Caídos. También es criticado por el Estado de Israel por la obra La Vergüenza, donde el artista instaló fragmentos del Muro de Berlín a lo largo del Muro de Cisjordania, en una instalación performativa crítica. El mismo año representó a España en la Bienal de Arte de Asia en Daca, capital de Bangladés. Azcona instaló sillas de madera en el Pabellón con niños de las calles de Daca en situación de desamparo. Su performance fue interrumpida y cancelada antes de tiempo por las protestas de la organización y los asistentes, contrarios a la imagen que el Pabellón de Azcona proyectaba sobre la Bienal y el país.

En diciembre de 2014 Tania Bruguera fue detenida en La Habana para evitar que realizara nuevas obras reivindicativas. Sus performances le han valido duras críticas, incluso ha sido acusada de promover resistencia y desorden público.[253][254]​ En diciembre de 2015 y enero del 2016, Bruguera estuvo detenida por haber organizado un performance público en la Plaza de la Revolución de La Habana. Fue detenida con otros artistas, activistas y periodistas cubanos que participaron en la campaña Yo También Exijo, la cual se creó luego de las declaraciones de Raúl Castro y Barack Obama a favor de restaurar relaciones diplomáticas. Durante el performance El Susurro de Tatlin #6 puso un micrófono y parlantes en la Plaza de la Revolución para que los cubanos pudieran expresar sus sentimientos con respecto a este nuevo clima político. El evento tuvo alta repercusión el los medios a nivel internacional, incluyendo una presentación del Susurro de Tatlin #6 en Times Square, y una acción donde varios artistas e intelectuales se expresaron a favor de la liberación de Bruguera enviando una carta abierta a Raúl Castro firmada por miles de personas alrededor del mundo pidiendo que la devolución de su pasaporte y reclamando la injusticia penal, ya que ella simplemente le dio un micrófono a la gente para que diera su opinión.[255][256][257][258][259]

En noviembre de 2015 y octubre de 2017 Piotr Pavlenski fue detenido por realizar una performance radical consistente en incendiar, en primer lugar la entrada del Edificio Lubianka, sede del Servicio Federal de Seguridad de Rusia, y en segundo lugar una sucursal del Banco Nacional de Francia.[260]​ En ambas ocasiones roció la puerta principal con gasolina, en la segunda performance también el interior, y le prendió fuego con un mechero. Las puertas del edificio se quemaron parcialmente. En ambas acciones Pavlenski fue detenido después sin resistencia, y acusado de libertinaje. Unas cuantas horas después de las acciones, aparecieron videos en internet con una reivindicación artística y política.[261]

Fachada del Museo Guggenheim Bilbao con la imagen de la exposición retrospectiva dedicada a Yoko Ono

Institucionalización del arte performance[editar]

Desde los años 2000, grandes museos, instituciones y colecciones apuestan por el arte performance. Desde enero de 2003, la Tate Modern de Londres tiene un programa de arte y performance.[262]​ Con exposiciones de artistas como Tania Bruguera o Anne Imhof.[263]​ En 2012 se inauguraron The Tanks at Tate Modern: los primeros espacios dedicados a la performance, el cine y la instalación en un importante museo de arte moderno y contemporáneo.

El Museo de Arte Moderno de Nueva York realizó una importante muestra retrospectiva de la obra de la artista serbia Marina Abramović, la mayor exposición de arte performance de la historia del MoMA, del 14 de marzo al 31 de mayo de 2010.[264][265]​ La exposición estaba conformada por más de veinte piezas de la artista, desarrolladas en su mayor parte entre 1960 y 1980. Muchas de las obras fueron reactivadas por otros artistas jóvenes de múltiples nacionalidades seleccionados para la muestra.[266]​ De forma paralela a la exposición, Abramović interpretó la obra La artista está presente (The Artist is Present en inglés), una pieza estática y silenciosa de 736 horas y 30 minutos, en la que su cuerpo permanecía sentado e inmóvil en el atrio del museo, invitando a los espectadores a sentarse frente a ella.[267]​ La obra es una reproducción actualizada de una de las piezas de 1970, mostradas en la exposición, donde Abramović permanecía sentada durante jornadas completas junto a el que era, por entonces su compañero sentimental, Ulay. La performance atrajo a rostros conocidos como Björk, Orlando Bloom y James Franco[268]​ que participaron en la misma y obtuvo gran repercusión en los medios.[269]

En 2014, el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá dedicó una de las mayores muestras retrospectivas dedicadas al arte performance en Latinoamérica al artista Abel Azcona.[270][271]​ El Museo de Arte Moderno de Bogotá también dedicó muestras expositivas con el performance como base al propio Azcona, a la artista colombiana Maria José Arjona, o a la artista mexicana Teresa Margolles.[272][273]

Performance de reivindicación colectiva[editar]

Un violador en tu camino en la Alameda Central de la Ciudad de México

En 2014 nace la performance Carry That Weight, también conocida como "la performance del colchón". Es una obra creada por la artista Emma Sulkowicz durante su tesis final en el grado de artes visuales en la Columbia University en la ciudad de Nueva York. En septiembre de 2014, comenzó la pieza con Sulkowicz portando su propio colchón por todo el campus de la Universidad de Columbia.[274]​ La obra es creada por la artista con el fin de denunciar su propia violación en ese mismo colchón años antes, en su propio dormitorio. Situación que fue denunciada pero no fue escuchada ni por la justicia ni por la universidad.[275]​ Por lo que Sulkowicz llevo consigo misma el colchón durante todo el semestre, sin separarse en ninguna ocasión, hasta la ceremonia de graduación en mayo de 2015. La obra creó gran controversia, pero fue apoyada por multitud de compañeros y activistas que acompañaron a Sulkowicz llevando el colchón en multitud de ocasiones, convirtiendo la obra en una reivindicación internacional. El crítico de arte Jerry Saltz consideró la obra una de las más importantes del año 2014.

En noviembre de 2018 mediante una conferencia y una performance en vivo del artista Abel Azcona en el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá se inició la obra España os pide perdón de contenido crítico y anticolonialista.[276][277]​ En la primera acción Azcona leyó un texto de noventa y dos hojas durante más de cuatro horas, en la lectura se repetía la cita España os pide perdón de forma continuada. Dos meses después Azcona fue invitado a presentar su obra a Ciudad de México en el Museo de la Ciudad de México donde se instaló una lona con la misma oración.[278][279][280]​ Justo unos días después el presidente de México Andrés Manuel López Obrador realizó una rueda de prensa donde exigió públicamente el perdón de España.[281][282][283]​ Desde entonces hasta mediados de 2020, la obra ha sido expuesta en diversas formas y ha conseguido convertirse en un movimiento colectivo.[284]​ En mayo de 2020 el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá pintó su fachada con la instalación del mismo lema España os pide perdón durante dos meses en el centro de la ciudad de Bogotá.[285]​ Otras ciudades como La Habana, Cuba;[286]Lima, Perú; Caracas, Venezuela; Ciudad de Panamá, Panamá; Tegucigalpa, Honduras o Quito, Ecuador han sido protagonistas de la pieza, mediante instalaciones de pintura, lonas, carteles o manifestaciones y actos colectivos continuando la obra como protesta colectiva.[287]

En 2019 nació Un violador en tu camino, performance colectiva de protesta creada por un colectivo feminista de Valparaíso (Chile), denominado Lastesis, con el objetivo de manifestarse en contra las violaciones a los derechos de las mujeres en el contexto de las protestas que se realizan en ese país durante 2019.[288][289][290]​ Fue interpretado por primera vez frente a la Segunda Comisaría de Carabineros de Chile en Valparaíso el 18 de noviembre de 2019.[291]​ Una segunda interpretación hecha por 2000 mujeres chilenas el 25 de noviembre de 2019 como parte del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer fue grabada en video y viralizada en redes sociales.[292]​ Su alcance se hizo mundial[293][294]​ luego de que movimientos feministas en decenas de países adoptaron y tradujeron la performance para acompañar sus protestas y reivindicar demandas locales por el cese y castigo de feminicidios y violencia sexual, entre otras.[295]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Performance Art». Tate Modern. Consultado el 20 de mayo de 2020. 
  2. «Performance Art Movement Overview». The Art Story. Consultado el 20 de mayo de 2020. 
  3. «Media & Performance». Moma Museo of Modern Art. Consultado el 20 de mayo de 2020. 
  4. Taylor y Fuentes, Diana y Macela (2011). «Estudios avanzados de performance». Fondo de Cultura Económica. Archivado desde el original el 14 de febrero de 2019. Consultado el 2019. 
  5. Franco Peplo, Fernando (2014). «El concepto de performance según Erving Goffman y Judith Butler». Colección Documentos de trabajo. Editorial CEA. Año1. Número 3. Consultado el 2019. 
  6. «Etimología de performance». Etimologías de Chile. 2019. Consultado el 20 de mayo de 2020. 
  7. «Performance Art». Tate Modern. Consultado el 20 de mayo de 2020. 
  8. Carreño Rio, Rodrigo. «Carolee Schneemann, Pionera y Referente». Le MIau Noir. Consultado el 8 de junio de 2020. 
  9. «Marina Abramovic, pionera del performance». The Vault. 4 de abril de 2018. Consultado el 8 de junio de 2020. 
  10. «Ana Mendieta, la pionera cubana de la performance, está en Madrid». Diario de Cuba. 14 de febrero de 2020. Consultado el 8 de junio de 2020. 
  11. Calvo, Irene (14 de mayo de 2015). «Chris Burden, el body art y la performance de los 70: referentes actuales». Ah Magazine. Consultado el 8 de junio de 2020. 
  12. Fischer-Lichte, Erika. The Transformative Power of Performance: A New Aesthetics. New York and London 2008, Routledge. ISBN 978-0415458566.
  13. Carlson, Marvin (1998 (first 1996)). Performance: A Critical Introduction. London and New York: Routledge. pp. 1, 2. ISBN 0-415-13703-9. 
  14. Parr, Adrian (2005). «Becoming + Performance Art». En Adrian Parr, ed. The Deleuze Dictionary (Edinburgh University Press). pp. 25, 2. ISBN 0748618996. Consultado el 26 de octubre de 2010. 
  15. Carlson, Marvin (1998 (first 1996)). Performance: A Critical Introduction. London and New York: Routledge. pp. 103-105. ISBN 0-415-13703-9. 
  16. «Una somera introducción a los principios de la performance». Tirant Editorial (en inglés). Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  17. «Performanceras y dadaístas». Con la a. 2020. Consultado el 23 de mayo de 2020. 
  18. Rojas, Diego (20 de mayo de 2017). «La performance, esa forma radical y perturbadora del arte contemporáneo». Infobae. Consultado el 23 de mayo de 2020. 
  19. «Cabaret Voltaire». MySwitzerland.com. Consultado el 4 de marzo de 2018. 
  20. Sooke, Alastair. «Cabaret Voltaire: A night out at history's wildest nightclub» (en inglés). Consultado el 4 de marzo de 2018. 
  21. a b Lomelí, Natalia (28 de diciembre de 2015). «Cabaret Voltaire: El inicio del dadaísmo». Cultura Colectiva. Consultado el 23 de mayo de 2020. 
  22. a b De Micheli, Mario: Las vanguardias artísticas del siglo XX (Ángel Sánchez-Gijón, trad.). Madrid: Alianza Forma, segunda edición, 2002.
  23. Albright, Daniel: Modernism and music: an anthology of sources. University of Chicago Press, 2004. ISBN 0-226-01266-2.
  24. Elger, Dietmar: Dadaísmo. Alemania: Taschen, 2004. ISBN 3-8228-2946-3.
  25. a b «El Futurismo». CCapitalia. 14 de julio de 2005. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  26. Lajo Pérez, Rosina (1990). Léxico de arte. Madrid - España: Akal. p. 87. ISBN 978-84-460-0924-5. 
  27. Bróccoli, Betina (29 de junio de 2009). «El futurismo: a cien años de la estética de la velocidad». Argentina Investiga. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  28. Essers, V., «La modernidad clásica. La pintura durante la primera mitad del siglo XX», en Los maestros de la pintura occidental, volumen II, Taschen, 2005. ISBN 3-8228-4744-5, pág. 555
  29. Esaak, Shelley (3 de julio de 2019). «Performance Art 1960s-Present». Thought CO. Consultado el 7 de junio de 2020. 
  30. Gema Casadeval (1 de septiembre de 1997). «Unesco declara la Bauhaus Patrimonio de la Humanidad». El Mundo. Consultado el 7 de junio de 2020. 
  31. a b «Action Painting Technique: Definition, Characteristics» (en inglés). Consultado el 26 de mayo de 2020. 
  32. «Jackson Pollock, el artista de acción». Totenart. 2019. Consultado el 20 de mayo de 2020. 
  33. Rosenberg, Harold. «The American Action Painters» (en inglés). Archivado desde el original el 10 de abril de 2006. Consultado el 26 de mayo de 2020. 
  34. «Action Painting Artsy» (en inglés). Consultado el 26 de mayo de 2020. 
  35. «Pierre Restany, ‘Modern Magic at the Tate’, Studio International, June 1968». Tate Modern. June 1968. Consultado el 20 de mayo de 2020. 
  36. Hannah Weitemeier (de), Yves Klein, 1928–1962: Internacional Klein Blue, traducido por Carmen Sánchez Rodríguez (Cologne, Lisbon, Paris: Taschen, 2001), 8. ISBN 3-8228-5842-0.
  37. Gilbert Perlein & Bruno Corà (eds) & al., Yves Klein: Long Live the Immaterial! ("An anthological retrospective", catalog of an exhibition held in 2000), New York: Delano Greenidge, 2000, ISBN 978-0-929445-08-3, p. 226
  38. Oybin, Marina (31 de enero de 2016). «La revolución del color: tras las huellas de Yves Klein». La Nación. Consultado el 20 de mayo de 2020. 
  39. «Un salto al vacío. Yves Klein y el nuevo arte del Siglo XX». Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Consultado el 20 de mayo de 2020. 
  40. Selfridges, Camilla (23 de octubre de 2017). «Movimientos Del Arte (Tras Yves Klein)». Crisol Hoy. Consultado el 20 de mayo de 2020. 
  41. a b «Everything Is Illuminated». NYMag.com. 
  42. Barnes, Rachel (2001). The 20th-Century art book. (Reprinted. edición). London: Phaidon Press. ISBN 0714835420. 
  43. «A Visual Essay on Gutai» 45 (287). Flash Art International. 2012. p. 111. ISSN 0394-1493. 
  44. López, Ianko (7 de noviembre de 2017). «LAND ART: el arte de los misterios de la tierra». AD Magazine. Consultado el 22 de mayo de 2020. 
  45. «Earth Art o la naturaleza en el museo». www.elcultural.com. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  46. National Gallery of Art. «Los Angeles to New York: Dwan Gallery, 1959–1971». Consultado el 5 de junio de 2020. 
  47. «La evolución de la performance desde los 60/70». Universidad de Salamanca. 4 de mayo de 2011. Consultado el 5 de unio de 2020. 
  48. Lapidario, Josep. «Pintura, sangre, sexo y muerte: en las tripas del accionismo vienés». JotDown. Consultado el 27 de mayo de 2020. 
  49. «Accionismo Vienés». Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Consultado el 27 de mayo de 2020. 
  50. «Accionismo vienés o el lenguaje brutal del cuerpo». Medium. 18 de julio de 2016. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  51. Ramis, Mariano (21 de abril de 1965). «Accionismo Vienés». IDIS. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  52. «Andy Warhol Films». www.warholstars.org. 
  53. «From the research laboratories of Andy Warhol comes this issue of Aspen Magazine». Evergreen Review 11 (46). abril de 1967. 
  54. «'My Mind Split Open': Andy Warhol’s Exploding Plastic Inevitable». Grey Room 8: 80-107. Summer 2002. doi:10.1162/15263810260201616. 
  55. Osterweil, Ara; Blaetz, Robin, editor (2007). Women's Experimental Cinema: Critical Frameworks. Duke University Press. p. 143. ISBN 9780822340447. 
  56. Martin Torgoff (2004). Can't Find My Way Home: America in the Great Stoned Age, 1945-2000. Nueva York: Simon & Schuster. p. 156. ISBN 0-7432-3010-8. 
  57. BECK, J., El Living Theatre, Madrid, Fundamentos, 1974, Pag.255
  58. BECK, J., El Living Theatre, Madrid, Fundamentos, 1974, Pag.102
  59. Simposio Happening, Fluxus y otros comportamientos artísticos de la segunda mitad del siglo XX. Cáceres, 1999, Editorial Regional de Extremadura, ISBN 84-7671-607-9.
  60. Fluxus at 50. Stefan Fricke, Alexander Klar, Sarah Maske, Kerber Verlag, 2012, ISBN 978-3-86678-700-1.
  61. «Fluxus». Masdearte.com. Consultado el 8 de junio de 2020. 
  62. Leonard, George J. (1995). Into the Light of Things: The Art of the Commonplace from Wordsworth to John Cage. University of Chicago Press. p. 120. ISBN 9780226472539. 
  63. Greene, David Mason (2007). Greene's Biographical Encyclopedia of Composers. Reproducing Piano Roll Fnd. p. 1407). ISBN 9780385142786. 
  64. Valle Collado, Ana María (abril de 2012). «John Cage, el recopilador de sonidos». Síneris. Revista de musicología (1). Consultado el 8 de junio de 2020. 
  65. Gottlieb, Baruch (2010). «Los signos vitales del arte procesual». Laboral Centro de Arte. Consultado el 27 de mayo de 2020. 
  66. «Process Art». Tate Modern. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  67. «Process Art». Guggenheim. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  68. Combalia, Victor (12 de abril de 2009). «Allan Kaprow, el creador del 'happening'». El País. Consultado el 26 de mayo de 2020. 
  69. Montfort, Nick, and Noah Wardrip-Fruin. The New Media Reader. Cambridge, Massachusetts [u.a.: MIT, 2003. Print.
  70. Patrice Pavis, "Diccionario del teatro", p. 232
  71. Profesorado. «El arte de la acción: happening, performance y fluxus». Universidad de Castilla La mancha. 
  72. Smith interview by Loretta Ross, Voices of Feminism Oral History Project, pp. 5-6.
  73. Smith, Barbara, interview by Loretta Ross, transcript of video recording, May 7, 2003, Voices of Feminism Oral History Project, Sophia Smith Collection, p. 2.
  74. Smith interview by Loretta Ross, Voices of Feminism Oral History Project, pp. 3-4.
  75. Smith, Barbara. Home Girls: A Black Feminist Anthology, Kitchen Table: Women of Color Press, 1983, ISBN 0-913175-02-1, p. xx, Introduction
  76. «Interior Scroll 1975». www.caroleeschneemann.com. Consultado el 5 de septiembre de 2019. 
  77. «Carolee Schneemann: “Remains to Be Seen: New and Restored Films and Videos”». Time Out New York (en inglés). 25 de octubre de 2007. Archivado desde el original el 5 de enero de 2013. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  78. Stiles, Kristine (2003). «The Painter as an Instrument of Real Time». Imaging Her Erotics: Essays, Interviews, Projects (en inglés). Cambridge, Massachusetts: MIT Press. p. 3. ISBN 026269297X. 
  79. Carolee Schneemann Speaks, New England Journal of Aesthetic Research. Posted 11 de octubre de 2007.(inglés)
  80. Ambrose, Dawn (2001). «Joan Jonas Biography». people.wcsu.edu. Consultado el 6 de junio de 2020. 
  81. Faculty: Joan Jonas ACT at MIT - MIT Program in Art, Culture and Technology.
  82. "Artist Joan Jonas", Bienal de Venecia, consultado el 6 de junio de 2020.
  83. "Joan Jonas: Biography" Archivado el 21 de enero de 2011 en la Wayback Machine., Electronic Arts Intermix, Consultado el 6 de junio de 2020.
  84. «Collection Online - Joan Jonas». Solomon R. Guggenheim Museum. Archivado desde el original el 16 de abril de 2014. Consultado el 8 de junio de 2014. 
  85. «Joan Jonas». pbs.org. 
  86. «YOKO ONO: ” LA ARTISTA DESCONOCIDA MÁS FAMOSA DEL MUNDO”.». 
  87. «Yoko Ono, Cut Piece y la performance feminista». Mirall. 12 de julio de 2017. Consultado el 21 de mayo de 2020. 
  88. Ana López-Varela (septiembre de 2017). «John Lennon, Yoko Ono y Gibraltar». Vanity Fair. Consultado el 26 de mayo de 2020. 
  89. «La Yoko que no vemos». La Nación. octubre de 1998. Consultado el 26 de mayo de 2020. 
  90. «Walker Art Center – Contemporary Art Museum – Minneapolis». www.walkerart.org. 
  91. Tisdall, Caroline (2010). Joseph Beuys. Thames & Hudson. p. 37. 
  92. Andre Chahil: Wien 1985: Phänomen Fax-Art. Beuys, Warhol und Higashiyama setzen dem Kalten Krieg ein Zeichen. (en alemán)
  93. «Henry Moore Institute». Consultado el 10 de junio de 2020. 
  94. Halpern, John (Director) (15 de abril de 1988). [Joseph Beuys / TRANSFORMER] (Television sculpture). New York City: I.T.A.P. Pictures. 
  95. Hopper, Kenneth; Hopper, William (2007). The Puritan gift: triumph, collapse, and the revival of an American dream. I.B.Tauris. p. 334. ISBN 978-1-85043-419-1. 
  96. Hughes, Robert (1991). The Shock of the New (revised edición). New York: Alfred A. Knopf. p. 444. ISBN 0-679-72876-7. 
  97. «Elias Maria Reti - Künstler - Biografie». www.eliasmariareti.de (en alemán). Archivado desde el original el 18 de diciembre de 2018. Consultado el 10 de junio de 2020.  |archive-url= y |urlarchivo= redundantes (ayuda); |access-date= y |fechaacceso= redundantes (ayuda); |archive-date= y |fechaarchivo= redundantes (ayuda)
  98. Ulmer, Gregory (1985). Applied Grammatology: Post(e)-Pedagogy from Jacques Derrida to Joseph Beuys. Johns Hopkins University Press. p. 230. 
  99. «Los mundos de Nam June Paik». Museo Guggenheim. 30 de septiembre de 2002. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  100. Steve Shelokhonov. «Biografía de Nam June Paik». IMDB. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  101. Net, Media Art (12 de abril de 2018). «Media Art Net - Vostell, Wolf: YOU». www.medienkunstnetz.de. 
  102. Russeth, Andrew (28 de abril de 2017). «Vito Acconci, Whose Poetic, Menacing Work Forms Bedrock of Performance, Video Art, Dies at 77». ARTnews (Sarah Douglas). Art Media. Consultado el 28 de abril de 2017. 
  103. a b Kennedy, Randy (28 de abril de 2017). _r = 0 «Vito Acconci, artista de performance y arquitecto poco común, muere a los 77». The New York Times. Archivado desde el original el 30 de abril de 2017. Consultado el 30 de abril de 2017. 
  104. Scott, Andrea K. (28 de abril de 2017). «Postscript : Vito Acconci, 1940–2017». The New Yorker. Consultado el 20 de marzo de 2018. 
  105. a b Capps, Kriston (3 de mayo de 2017). «Vito Acconci y la vida útil del arte sensacional». The Atlantic. Consultado el 20 de marzo de 2018. 
  106. «Vito Acconci, Colección Guggenheim Online». Museo Solomon R. Guggenheim. Consultado el 20 de marzo de 2018. 
  107. « Seedbed , Vito Acconci, The Met Collection Online». Metropolitan Museum of New York. Consultado el 20 de marzo de 2018. 
  108. a b Fox, Margalit (11 de mayo de 2015). «Chris Burden, un conceptualista con cicatrices, muere a los 69.». The New York Times. 
  109. Schjeldahl, Peter (14 de mayo de 2007). «Actuación: Chris Burden y los límites del arte». The New Yorker. 
  110. Smith, Roberta (3 de octubre de 2013). «Las cosas de construir y destruir: 'Chris Burden: Extreme Measures' en el New Museum». The New York Times. 
  111. Bijos, Tadeu (12 de junio de 2015). «Última posición de Chris Burden». Counter Punch. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  112. «Dennis Oppenheim. Taller de investigación sobre fondos del MNCARS». Museo Reina Sofía. 19 de abril de 2005. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  113. Hontoria, Javier (24 de enero de 2011). «Dennis Oppenheim, la ciencia de la tierra y el cuerpo». El Cultural. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  114. Kate Deimling (May 16, 20, Kusama Writes of Hunger, Grudges, and Necking With Joseph Cornell in Her Odd Autobiography, BLOUINARTINFO France.
  115. Russeth, Andrew (6 de marzo de 2019). «Carolee Schneemann, Protean Artist Who Helped Define Contemporary Avant-Garde, Has Died at 79». ArtNews (en inglés) (New York (Estados Unidos)). Consultado el 6 de junio de 2020. 
  116. «Zaj». Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Consultado el 16 de mayo de 2020. 
  117. García, Ángeles (26 de octubre de 2017). «Esther Ferrer da otra vuelta al tiempo y al infinito». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  118. Diego, Estrella de (13 de noviembre de 2014). «El arte en los márgenes de Esther Ferrer». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 28 de mayo de 2018. 
  119. Youngblood, Gene (1970). Expanded Cinema. New York, New York: A. Dutton. 
  120. «To Call Until Exhaustion». Jochen Gerz. Consultado el 24 de agosto de 2019. 
  121. «Bruce Nauman». Consultado el 11 de junio de 2020. 
  122. «Bruce Nauman | ArtDiscover». www.artdiscover.com. Consultado el 11 de junio de 2020. 
  123. «Bruce Nauman». www.epdlp.com. Consultado el 11 de junio de 2020. 
  124. Ruíz Mantilla, Jesús (10 de abril de 2011). «Gilbert & George amantes, socios, artistas». El País. Consultado el 11 de junio de 2020. 
  125. «Gilbert and George». Guggenheim Bilbao Museo. Consultado el 11 de junio de 2020. 
  126. «Gilbert & George, la vida como obra de arte». Masdearte.com. 5 de febrero de 2010. Consultado el 11 de junio de 2020. 
  127. Ramos, Charo (16 de febrero de 2019). «El arte para todos de Gilbert & George». Diario de Sevilla. Consultado el 11 de junio de 2020. 
  128. «Gilbert & George: «Intentamos estar lejos del arte para no contaminarnos»». Tendencias. Consultado el 11 de junio de 2020. 
  129. Orshi Drozdik, Orsolya (Septiembre de 2018). «Sensuality and Matter». Budapest Gallery. Consultado el 12 de junio de 2020. 
  130. «Orshi Drozdik». 2016. Consultado el 12 de junio de 2020. 
  131. For artists in endurance performances "[q]uestioning the limits of their bodies," Tatiana A. Koroleva, Subversive Body in Performance Art, ProQuest, 2008, pp. 29, 44–46.
  132. Paul Allain, Jen Harvie, The Routledge Companion to Theatre and Performance, Routledge, 2014, p. 221. Other terms include duration art, live art or time-based art.
  133. Michael Fallon, Creating the Future: Art and Los Angeles in the 1970s, Counterpoint, 2014, p. 106: "Burden's performances were so widely observed that they took on a life beyond the artist, helping create a new art genre, 'endurance art' ..."
  134. Emily Anne Kuriyama, "Everything You Need to Know About Chris Burden's Art Through His Greatest Works", Complex, 2 October 2013.
  135. Andrew Taylor, "Tehching Hsieh: The artist who took the punches as they came", Sydney Morning Herald, 30 April 2014: "Don't try this endurance art at home. That is Tehching Hsieh's advice to artists inspired to emulate the five year-long performances he began in the late 1970s."
  136. Thomas McEvilley, "Performing the Present Tense – A recent piece by Marina Abramovic blended endurance art and Buddhist meditation," Art in America, 91(4), April 2003.
  137. García García, Óscar (12 de julio de 2013). «El artista Abel Azcona permanecerá encerrado durante 60 días sin luz». Plataforma de Arte Contemporáneo. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  138. Guisado, Paula (17 de agosto de 2013). «'Performance' interrumpida Un artista termina en urgencias tras 42 días emulando la vida en una placenta». El Mundo. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  139. Hernando, Silvia (17 de agosto de 2013). «Del encierro artístico al hospital». InfoLibre. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  140. Urrutia, Isabel (24 de agosto de 2013). «La locura del arte lleva muy lejos». La Rioja. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  141. Paula Corroto (16 de junio de 2019). «Abel Azcona: "Me siento más hijo de prostituta o enfermo mental que artista"». El Confidencial. Consultado el 30 de agosto de 2019. 
  142. Pajares, Gema (2 de marzo de 2020). «Muere Ulay, el compañero artístico y vital de Marina Abramovic». La Razón. Consultado el 2 de marzo de 2020. 
  143. «Muere el artista de la 'performance' Ulay, expareja artística y sentimental de Marina Abramovic». RT en Español. 2 de marzo de 2020. Consultado el 12 de junio de 2020. 
  144. «Muere el artista Ulay». El Cultural. 2 de marzo de 2020. Consultado el 12 de junio de 2020. 
  145. Tate. «‘Rhythm 0’, Marina Abramovic, 1974». Tate (en inglés británico). Consultado el 12 de junio de 2020. 
  146. «Marina Abramović y Ulay en La Artista Está Presente - MoMA 2010». 
  147. kunstwissen.de Marina Abramovic (1946-
  148. «Marina Abramovic - ARTIST IS PRESENT (La muraglia cinese)». 
  149. Gudrun Sachse: Die Mutter aller Schmerzen. In: NZZ Folio 1/2007
  150. «Marina Abramovic - ARTIST IS PRESENT (La muraglia cinese)». 
  151. «Marina Abramović Rhythm 10». Media Art Net. Consultado el 24 de marzo de 2011. 
  152. Carlson, Jen (9 de marzo de 2012). «This Sunday MoMA PS1 May Or May Not Host A "Performance Art Rape"». Gothamist. Archivado desde el original el 10 de agosto de 2015. Consultado el 16 de agosto de 2013. 
  153. Kourlas, Gia (30 de julio de 2013). «The Margins of a Form Are, Increasingly, Not Where They Used to Be». The New York Times. Consultado el 15 de agosto de 2013. 
  154. a b «Panel, Gina». Oxford Art Online. Consultado el 8 de marzo de 2015. 
  155. Hillstrom, Laurie; Hillstrom, Kevin (1999). St. James Press, ed. Artistas contemporáneas. Farmington Hills, MI. pp. 507, 508. ISBN 1558623728. Consultado el 8 de marzo de 2015. 
  156. a b «Gina Pane». Braodway 1602. Consultado el 23 de febrero de 2018. 
  157. Banes, Sally (1998). Subversive expectations: performance art and paratheater in New York, 1976–85. New York, New York: The University of Michigan Press. pp. 120, 1. ISBN 0-472-09678-8. Consultado el 23 de marzo de 2011. 
  158. Auslander, Philip (1992). Presence and Resistance: Postmodernism and Cultural politics in Contemporary American Performance. Ann Arbour: University of Michigan Press. pp. 64-65, 78-79. 
  159. Banes, Sally (1998). Subversive expectations: performance art and paratheater in New York, 1976–85. New York, New York: The University of Michigan Press. pp. 10, 1. ISBN 0-472-09678-8. Consultado el 23 de marzo de 2011. 
  160. Zajanckauska, Zane; Interview with Ieva Astahovska. «Reclaiming the Invisible Past of Eastern Europe». map - media archive performance. Archivado desde el original el 16 de abril de 2011. Consultado el 23 de marzo de 2011. 
  161. Alcázar, Josefina (2001). «Mujeres y performance. El cuerpo como soporte». Centro de Investigación Teatral Rodolfo Usigli. Consultado el 2019. 
  162. Guerrilla Girls. «Our Story» (en inglés). Consultado el 21 de septiembre de 2016. 
  163. a b c Josefina, Pierucci, (2017). Guerrilla Girls. pp. 1,5. Consultado el 23 de marzo de 2018. 
  164. «GUERRILLA GIRLS. La conciencia del mundo del arte». www.mujeresenred.net. Consultado el 24 de mayo de 2019. 
  165. Clarín.com. «Guerrilla Girls, la potencia del arte feminista llega a Buenos Aires». www.clarin.com. Consultado el 24 de mayo de 2019. 
  166. «La guerra de Guerrilla Girls». Cactus. 25 de diciembre de 2013. Consultado el 24 de mayo de 2019. 
  167. Martín, Yolanda Beteta (24 de abril de 2013). «El desafío de las artistas contemporáneas. Una aproximación a la presencia de las creadoras en las ferias de arte contemporáneo. El caso de ARCO.». Investigaciones Feministas 4 (0): 49-65. ISSN 2171-6080. doi:10.5209/rev_INFE.2013.v4.41877. Consultado el 23 de marzo de 2018. 
  168. «Las Guerrilla Girls, la revolución de las mujeres artistas». www.publico.es. Consultado el 24 de mayo de 2019. 
  169. «Guerrilla Girls: arte feminista». Distrito Arte. 9 de junio de 2016. Consultado el 24 de mayo de 2019. 
  170. Aiello, Julieta (15 de noviembre de 2018). «Guerrilla Girls: La muestra del icónico colectivo feminista que llega a Buenos Aires». Indie Hoy. Consultado el 24 de mayo de 2019. 
  171. «Guerrilla Girls». HA!. Consultado el 24 de mayo de 2019. 
  172. Tate. «‘Do Women Have To Be Naked To Get Into the Met. Museum?’, Guerrilla Girls, 1989 | Tate». Tate (en inglés británico). Consultado el 17 de octubre de 2018. 
  173. «Cindy Sherman». Wolf Foundation (en inglés estadounidense). 13 de enero de 2020. Consultado el 20 de enero de 2020. 
  174. 1939-, Chicago, Judy, (1985). The birth project (1st ed edición). Doubleday. ISBN 0385187106. OCLC 11159627. Consultado el 8 de junio de 2020. 
  175. 1939-, Chicago, Judy,; Gallery., David Richard (2012). Judy Chicago : reviewing powerplay. David Richard Gallery. ISBN 9780983931232. OCLC 841601939. Consultado el 8 de junio de 2020. 
  176. 1939-, Chicago, Judy, (1993). Holocaust project : from darkness into light. Penguin Books. ISBN 0140159916. OCLC 27145289. Consultado el 8 de junio de 2020. 
  177. a b c «Woman Art House: Regina José Galindo -». Plataforma de Arte Contemporáneo. 20 de abril de 2018. Consultado el 26 de mayo de 2020. 
  178. Cotter, Holland (9 de julio de 2004). «ART REVIEW; Disappearing: Her Special Act». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 28 de diciembre de 2018. 
  179. «Hayward Gallery Exhibition Trailer: Ana Mendieta, Traces | Southbank Centre». www.southbankcentre.co.uk. Consultado el 28 de diciembre de 2018. 
  180. O'Hagan, Sean (21 de septiembre de 2013). «Ana Mendieta: death of an artist foretold in blood». The Guardian (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 28 de diciembre de 2018. 
  181. Cabañas, Kaira M. (1999). «Ana Mendieta: "Pain of Cuba, Body I Am"». Woman's Art Journal Vol. 20, No. 1 (Spring - Summer, 1999), pp. 12-17. doi:10.2307/1358840. 
  182. Hemispheric Institute (2009). «Tania Bruguera». Archivado desde el original el 5 de octubre de 2016. Consultado el 27 de mayo de 2020. 
  183. Tania Bruguera. «Glosario». Consultado el 27 de mayo de 2020. 
  184. Pinto, Roberto (2003). Ejercicio de Resistencia Tania Bruguera (en italiano). Turin, Italia: Torino. p. 25. 
  185. Pinto, Roberto (2003). Ejercicio de Resistencia Tania Bruguera (en italiano). Turin, Italia: Galeria Soffiantino. p. 25-26. 
  186. «Conversaciones con Regina José Galindo». Consultado el 26 de mayo de 2020. 
  187. «Poetas siglo XXI: Regina José Galindo». Consultado el 5 de junio de 2020. 
  188. «Teresa Margolles: "Apuesto por un arte vivo y crítico"». www.elcultural.com. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  189. «Pistas de baile, un retrato de la prostitución trans de Teresa Margolles en Ciudad Juárez». Gràffica.info, cultura visual. 11 de junio de 2017. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  190. «Teresa Margolles (Mexican, 1963) - MutualArt». www.mutualart.com (en inglés). Consultado el 5 de junio de 2020. 
  191. «Teresa Margolles: El arte y la muerte. | Cultura Colectiva». Cultura Colectiva. 3 de octubre de 2012. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  192. «Biografía de Marta Minujín». Fundación Telefónica. Junio de 2012. Archivado desde el original el 26 de junio de 2012. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  193. «La furia creativa de Marta Minujín». Revista Ñ. Clarín. 3 de diciembre de 2010. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  194. Araceli Zuñiga. «MÓNICA MAYER... EL PERFORMANCE; UNA FORMA (CONGRUENTE) DE REFLEXIONAR SOBRE LA VIDA». Escáner Cultural, REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  195. Mónica Mayer. «Pinto mi Raya». Consultado el 5 de junio de 2020. 
  196. «Inicio». pregunte.pintomiraya.com. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  197. «De archivos y redes :: Inicio ::». www.pintomiraya.com. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  198. Rugo, Elisa. «Rayando: dibujos de Mónica Mayer. Un ensayo a tres voces - Museo de Mujeres». www.museodemujeres.com. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  199. «Nombrar lo político desde el cuerpo: reflexiones en torno a la obra de Mónica Mayer». 
  200. de Laforcade, Sonia (26 de marzo de 2018). «Maiolino, Anna Maria». oxfordartonline.com (en inglés) (Oxford Art Online - Grove Art Online). doi:10.1093/oao/9781884446054.013.2000000113. Consultado el 22 May 2019. 
  201. de Zegher, Catherine (2014). Women's work is never done: an anthology. Gent: AsaMER. p. 171. ISBN 9789490693473. 
  202. WACK! : art and the feminist revolution. Butler, Cornelia H., Mark, Lisa Gabrielle., Museum of Contemporary Art (Los Angeles, Calif.). Los Angeles: Museum of Contemporary Art. 2007. ISBN 978-0914357995. OCLC 73743482. 
  203. Maura, Antonio (2008). «Cartografías estéticas. Arte en Brasil hoy.». Revista de Cultura Brasileña (6). ISSN 1988-6691. Archivado desde el original el 12 de junio de 2013. 
  204. Enciclopedia Itaú de Artes Visuales. «Lygia Clark (1920-1988)». Consultado el 5 de junio de 2020. 
  205. Artemercosur.org.uy. «Lygia Clark». Consultado el 5 de junio de 2020. 
  206. «Texto curatorial de la exposición "Expuestas" de Lorena Wolffer». Sitio web del Museo de Arte Moderno de México. Archivado desde el original el 7 de marzo de 2016. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  207. «SOMA MÉXICO, Lorena Wolffer». somamexico.org. Archivado desde el original el 7 de marzo de 2016. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  208. Vargas, Ángel. «La Jornada: Lorena Wolffer visibiliza la violencia de género en el país». La Jornada (México). Consultado el 5 de junio de 2020. 
  209. «Entrevista a Lorena Wolffer». Revista Electrónica Sinéctica. 1 de enero de 2013. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  210. Montano, Linda M. (2000). Performance artists talking in the eighties. Los Angeles, London: University of California Press University of California Press Berkeley. pp. 479, 2. ISBN 0-520-21022-0. Consultado el 31 de marzo de 2011. 
  211. Targ Brill, Marlene (2009). America in the 1990s. Minneapolis: Lerner Publishing Group. pp. 93, 1. ISBN 978-0-8225-7603-7. Consultado el 31 de marzo de 2011. 
  212. Berghuis, Thomas J. (2006). Performance Art in China. Hong Kong: Timezone 8. p. 52. ISBN 9889926598. 
  213. Cooper, Rafi (6 de julio de 2008). «Cultural revolutionary». The Observer (UK). Archivado desde el original el 9 de julio de 2008. Consultado el 27 de mayo de 2020. 
  214. Chan, Shing-Kwan (September 2019). «Up Against the Wall: Contemporary Chinese Performance Art and the Great Wall». Yishu: Journal of Contemporary Chinese Art 18 (5): 45. 
  215. Montano, Linda M. (2000). Performance artists talking in the eighties. Los Angeles, London: University of California Press Berkeley. pp. 479, 1. ISBN 0-520-21022-0. Consultado el 31 de marzo de 2011. 
  216. Chan, Shing-Kwan (September 2019). «Up Against the Wall: Contemporary Chinese Performance Art and the Great Wall». Yishu: Journal of Contemporary Chinese Art 18 (5): 45. 
  217. «Ai Weiwei». wolseleymedia.com.au. 2008. Consultado el 27 de mayo de 2020.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  218. «He Yunchang, China». Public Delivery. 2014. Consultado el 27 de mayo de 2020. 
  219. Chan, Shing-Kwan (September 2019). «Up Against the Wall: Contemporary Chinese Performance Art and the Great Wall». Yishu: Journal of Contemporary Chinese Art 18 (5): 45. 
  220. «Performance by Concept 21 at the Great Wall». Asia Art Archive. Consultado el 27 de mayo de 2020. 
  221. Steve Dixon, Digital Performance: A History of New Media in Theater, Dance, Performance Art, and Installation (MIT Press, 2015), pp. 157ff. and pp. 457ff.
  222. Kelly Dennis, “Gendered Ghosts in the Globalized Machine: Coco Fusco and Prema Murthy,” Paradoxa: International Feminist Art Journal, Vol. 23 (2009), pp. 79-86. See separate chapters on Shu Lea Cheang and Prema Murthy in Mark Tribe and Reena Jana, New Media Art (Taschen, 2007).
  223. Nato Thompson (ed.), The Interventionists: Users' Manual for the Creative Disruption of Everyday Life (MIT Press, 2006), pp. 106ff, 117ff. See also the catalog for the 1998 Ars Electronica festival InfoWar (Springer, 1998).
  224. Anderson, Nate (2009), "Horrifically bad software demo becomes performance art"
  225. LaViers, Amy (23 May 2019). «Ideal Mechanization: Exploring the Machine Metaphor through Theory and Performance». Arts. Consultado el 23 de junio de 2019. 
  226. «Coco Fusco | IDIS» (en inglés estadounidense). Consultado el 14 de mayo de 2020. 
  227. Carlson, Marvin, 1935-. Performance: a critical introduction (Second edition edición). ISBN 978-1-136-49872-5. OCLC 865578914. Consultado el 14 de mayo de 2020. 
  228. Blanco Alcalde, Daniel (28 de febrero de 2015). «Artistas disidentes en el punto de mira». Revista Mito. Consultado el 15 de mayo de 2020. 
  229. Mark Feigin (19 de abril de 2012). «Интервью | Гости | Русская служба новостей» (en ruso). Rusnovosti.ru. Archivado desde el original el 29 de octubre de 2013. Consultado el 16 de mayo de 2020. 
  230. «Russian punk band Pussy Riot go on hunger strike in Moscow». The Week. 6 de marzo de 2012. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  231. «Third member of 'Pussy Riot' charged over punk prayer». RT. 16 de marzo de 2012. Consultado el 8 de agosto de 2012. 
  232. «Участниц Pussy Riot официально обвинили в хулиганстве по мотивам религиозной ненависти» (en ruso). rosbalt.ru. 4 de junio de 2012. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  233. Jonathan Earle (4 de julio de 2012). «Pussy Riot Suspects Go on Hunger Strike». The Moscow Times. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  234. Gabriela Baczynska (21 de julio de 2012). «Russia extends jailing of Pussy Riot activists». Reuters. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  235. «Троих предполагаемых участниц Pussy Riot признали политзаключенными» [Three of the alleged participants of Pussy Riot recognized as political prisoners]. Росбалт (en ruso). 25 de marzo de 2012.  Google translation.
  236. «Russia: Release punk singers held after performance in church». Amnesty International. 3 de abril de 2012. Archivado desde el original el 6 de abril de 2012. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  237. Europa, Press (24 de noviembre de 2015). «El Arzobispado de Pamplona-Tudela se moviliza contra la exposición de Abel Azcona». Europa Press. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  238. a b Peio H. Riaño (9 de abril de 2017). «Abel Azcona: "Tatuarme a Donald Trump en el ano no transforma nada"». El Español. Consultado el 22 de septiembre de 2018. 
  239. Dani Domínguez (26 de junio de 2018). «Abel Azcona: "Prefiero artistas en las cárceles que artistas callados en su estudio"». La Marea. Consultado el 22 de septiembre de 2018. 
  240. M.B. (21 de diciembre de 2018). «Abel Azcona, imputado de nuevo por utilizar hostias consagradas para una performance». El Español. 
  241. «La Audiencia de Navarra confirma el archivo de la causa contra la exposición blasfema de Abel Azcona». ABC. 5 de mayo de 2017. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  242. EFE (7 de mayo de 2017). «Archivado el caso contra el artista Abel Azcona por utilizar hostias en una obra». Público. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  243. Grupo FIDEX, 2018, p. 96.
  244. Castellanos, 2018, p. 2.
  245. V. Ponkin, 2019, p. 10.
  246. Alcázer, 2019, p. 12.
  247. H. Riaño, Peio (5 de febrero de 2019). «El artista Abel Azcona planta al juez que lo investiga por escribir “pederastia” con hostias consagradas». El País. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  248. Eitb Cultura (5 de febrero de 2019). «Abel Azcona no acude a una citación judicial en Barcelona y se declara desobediente». Eitb Euskal Telebista. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  249. Redacción (20 de diciembre de 2016). «Abel Azcona, de la profanación a la humillación de las víctimas del terrorismo». Infovaticana. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  250. Tecé, Gerardo (20 de febrero de 2016). «Coños, antisistema y medias mentiras». Contexto CTX. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  251. Roca Umbert, Fábrica de las Artes (2016). «Instal-lacions vives a l´exposició Naturaleza Muerta d´Abel Azcona». Museo Roca Umbert (en catalán). Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  252. Cultura Granollers (10 de abril de 2017). «L'art viu, sobre la mort, d'Abel Azcona». Cultura Granollers. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  253. Espejo, Bea (6 de febrero de 2015). «Tania Brugera: «Cuba favorece hoy un arte fácil y superficial»». El Cultural. Consultado el 16 de mayo de 2020. 
  254. BBC (2 de enero de 2015). «Tania Bruguera, la artista que desafía al gobierno de Cuba». Consultado el 16 de mayo de 2020. 
  255. Hemispheric Institute (2009). «Tania Bruguera». Archivado desde el original el 5 de octubre de 2016. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  256. Tania Bruguera. «Glosario». Consultado el 14 de noviembre de 2014. 
  257. Pinto, Roberto (2003). Ejercicio de Resistencia Tania Bruguera (en italiano). Turin, Italia: Torino. p. 25. 
  258. Pinto, Roberto (2003). Ejercicio de Resistencia Tania Bruguera (en italiano). Turin, Italia: Galeria Soffiantino. p. 25-26. 
  259. Corral, María (2005). Vivian Lechuga, ed. Tania Bruguera. Chicago, Illinois. p. 8. ISBN 0-9769449-0-1. 
  260. «Russian Artist Pyotr Pavlensky Sentenced over Paris Bank Fire». ArtForum. 15 de enero de 2019. Consultado el 16 de mayo de 2020. 
  261. Jones, Jonathan (9 de noviembre de 2015). «Pyotr Pavlensky is setting Russia's evil history ablaze». The Guardian (en inglés). Consultado el 24 de febrero de 2020. 
  262. «Tate Modern Performance. BMW Tate Live». Lupita. Arte de América Latina en Europa. 2016. Consultado el 11 de mayo de 2020. 
  263. Tate, Modern (2019). «Anne Imnhof: Sex» (en inglés). Tate Modern. Consultado el 13 de mayo de 2020. 
  264. Kino, Carol (10 de marzo de 2010). A Rebel Form Gains Favor. Fights Ensue., The New York Times. Consultado el 16 de abril de 2010.
  265. «Marina Abramovic: Performance y Polémica en el Moma». Revista Arcadia. 30 de marzo de 2010. Consultado el 11 de mayo de 2020. 
  266. Cotter, Holland (30 de mayo de 2010). «700-Hour Silent Opera Reaches Finale at MoMA». New York Times. Consultado el 11 de mayo de 2020. 
  267. Arboleda, Yazmany (28 de mayo de 2010). «SBringing Marina Flowers». The Huffington Post. Archivado desde el original el 22 de agosto de 2011. Consultado el 16 de junio de 2010. 
  268. Bell, Christopher (14 de junio de 2012). «Review: ‘Marina Abramović: The Artist Is Present’ Is A Good But Conventional Doc On An Unconventional Artist». IndieWire. Consultado el 11 de mayo de 2020. 
  269. thoughtcatalog.com/2010/marina-abramovic
  270. Juan David Quintero Arbeláez (octubre de 2014). «Abel Azcona. No deseado. Una visión retrospectiva del artista». Bogotá: MAC. Archivado desde el original el 5 de junio de 2019. Consultado el 21 de septiembre de 2019. 
  271. Oscar García García (octubre de 2014). «Retrospectiva de Abel Azcona en el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá». Plataforma de Arte Contemporáneo. Archivado desde el original el 5 de junio de 2019. Consultado el 25 de septiembre de 2019. 
  272. «Estorbo - Teresa Margolles». Museo de Arte Moderno de Bogotá. 21 de marzo de 2019. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  273. «Hay que saberse infinto - Maria José Arjona». Museo de Arte Moderno de Bogotá. 10 de marzo de 2018. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  274. Sylvie McNamara (28 de octubre de 2019). «Did Emma Sulkowicz Get Redpilled? At the very least, she's found a new social set.». The Cut (en inglés). Consultado el 21 de febrero de 2020. 
  275. Soraya Nadia McDonald (29 de octubre de 2014). «It's hard to ignore a woman toting a mattress everywhere she goes, which is why Emma Sulkowicz is still doing it». The Washington Post. 
  276. Pardo, Sara (5 de junio de 2020). «España os Pide Perdón, la disculpa por el colonialismo». El Cofre Suena. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  277. Talegón, Beatriz (29 de mayo de 2020). «La Habana (Cuba) amanece llena de carteles donde se lee “España os pide perdón”». Diario 16. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  278. Mopez, Victor (29 de julio de 2019). «Abel Azcona: "Si Franco despertara mañana, estaría contento de cómo está España"». Los Replicantes. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  279. Ramírez, Lidia (3 de junio de 2020). «Abel Azcona». The Objetive. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  280. «'España os pide perdón', la obra de un controvertido artista español desembarca en Cuba». Diario de Cuba. 31 de mayo de 2020. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  281. «España os pide perdón». Españoles de Cuba. 30 de mayo de 2020. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  282. «López Obrador insiste en que España debe pedir perdón por los "abusos" de la conquista». El Confidencial. 11 de octubre de 2019. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  283. Huerga, Yolanda (3 de junio de 2020). «El perdón de España con temas pasados y presentes». Radio Televisión Martí. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  284. Jiménez Guerra, Ana (8 de febrero de 2020). «Abel Azcona: Vida, arte y muerte en un libro». Noticias de Navarra. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  285. «Abel Azcona: El Glamour de la locura». Impasse Magazine. Marzo de 2019. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  286. Hernández Busto, Ernesto (31 de mayo de 2020). «La Habana se llena de carteles donde se lee “España os pide perdón”». Cibercuba. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  287. «Obras del artista español Abel Azcona "España pide perdón"». Radio Televisión Martí. 3 de junio de 2020. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  288. Rodríguez, Darinka (28 de noviembre de 2019). «Ellas son las chilenas que crearon ‘Un violador en tu camino’». Verne. Consultado el 30 de noviembre de 2019. 
  289. Daniela Patiño (30 de noviembre de 2019). «Las protestas virales al ritmo de la música». CNN. Consultado el 30 de noviembre de 2019. 
  290. BBC (30 de noviembre de 2019). «"El violador eres tú": el potente himno feminista nacido en Chile que da la vuelta al mundo». Consultado el 30 de noviembre de 2019. 
  291. «Las Tesis: Intervención viralizada del colectivo feminista se expande por Chile y el mundo». RedGol. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  292. LR, Redacción (28 de noviembre de 2019). «“Un violador en tu camino”, el canto viral de un colectivo feminista chileno contra la violencia de género [VIDEO]». larepublica.pe. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  293. «El mundo se une al grito de 'Un violador en tu camino'; así las protestas». Excélsior. 30 de noviembre de 2019. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  294. «El cántico chileno de 'Un violador en tu camino' retumba en todo el mundo». La Vanguardia. 30 de noviembre de 2019. Consultado el 5 de junio de 2020. 
  295. Chile, C. N. N. «“Un violador en tu camino”: Himno feminista de Lastesis es interpretado en todo Chile, América Latina y Europa». CNN Chile. Consultado el 5 de junio de 2020. 

Bibliografía[editar]

  • Atkins, Robert. ArtSpeak: A Guide to Contemporary Ideas, Movements, and Buzzwords, 1945 to the present. Abbeville Press. ISBN 978-0789211514. 
  • Azcona, Abel (2019). Abel Azcona 1988-2018. MueveTuLengua. 
  • Azcona, Abel (2013). El performance como herramienta terapeútica y pedagógica. Efímera. ISSN 2172-5934. 
  • Azcona, Abel (2018). Teoría del performance art. Museo Roca Umbert. 
  • Bäckstrom, Per (2009). Performing the Poem. The Cross-Aesthetic Art of the Nordic Ne-Avant-Garde. Departamento de Lengua y Literatura Finlandesa, Universidad de Helsinki. 
  • Bäckström, Per (2009). The Angel of History. Literature, History and Culture. Departamento de Lengua y Literatura Finlandesa, Universidad de Helsinki. 
  • Bäckström, Per (2017). Kisses Sweeter than Wine. The Swedish Neo-Avant Garde in New York.. Migrations, Transfers and Resemantization. Artlas Bulletin, Vol.6. 
  • Bäckström, Per (2015). The Intermedial Cluster. Acta Universitatis Sapientiae, Series Film & Media Studies, de Gruyter, no.10. 
  • Bäckström, Per (2017). The Trumpet in the Bottom. Edda. 
  • Beuys, Brock, Vostell: Aktion, Demonstration, Partizipation, 1949-1983. ZKM Zentrum für Kunst und Medientechnologie. 2014. ISBN 978-3-7757-3864-4. 
  • Battcock, Gregory; Nickas, Robert (1984). The Art of Performance: A Critical Anthology. Nueva York: E.P. Dutton. ISBN 0-525-48039-0. 
  • Beck, Julian (1997). El Living Theatre. Madrid: Fundamentos. 
  • Cano Martínez, Maria Jesús (2018). Escondido tras la piel: representaciones y afrontamientos del dolor y el sufrimiento desde el arte de acción (Tesis Doctoral). Universidad de Granada. ISBN 9788491639541. 
  • Carlson, Marvin (1996). Performance: A Critical Introduction. Londres y Nueva York: Routledge. ISBN 0-415-13702-0. 
  • Carr, C. (1993). On Edge: Performance at the End of the Twentieth Century. Wesleyan University Press. ISBN 0-8195-5267-4. 
  • Dempsey, Amy (2008). Estilos, Escuelas y Movimientos. Barcelona: Blume. ISBN 978-84-9801-339-9. 
  • Dreher, Thomas (2001). Performance Art nach 1945. Aktionstheater und Intermedia. München: Wilhelm Fink. ISBN 3-7705-3452-2. 
  • Fischer-Lichte, Erika (2004). Ästhetik des Performativen. Frankfurt: edition suhrkamp. ISBN 3-518-12373-4. 
  • Fischer-Lichte, Erika (2015). The Transformative Power of Performance: A New Aesthetics. Nueva York Y Londres: Routledge. ISBN 978-0415458566. .
  • Fischer-Lichte, Erika; Arjomand, Minou (2014). The Routledge Introduction to Theatre and Performance Studies. Nueva York: Routledge. ISBN 978-0-415-50420-1. .
  • Fischer-Lichte, Erika; Wihstutz, Benjamin (2018). Transformative Aesthetics. Oxon y Nueva York: Routledge. ISBN 978-1-138-05717-3. .
  • Goldberg, Roselee (1998). Performance: Live Art Since 1960. Nueva York: Harry N. Abrams. ISBN 978-0-8109-4360-5. 
  • Goldberg, Roselee. Performance Art: From Futurism to the Present. World of Art. Thames & Hudson. ISBN 978-0500204047. 
  • Gómez-Peña, Guillermo. Ethno-techno: Writings on performance, activism and pedagogy. Londres: Routledge. ISBN 0-415-36248-2. 
  • González Iglesias, Juan Antonio (2016). El Arte Poética y otras líneas anticlásicas de la cultura contemporánea. Universidad de Valladolid. ISSN 0213-9634. 
  • González Viñas, Fernando; Lázaro, José (2017). El Ángel Dadá. Venturas y Desventuras de Emmy Ball-Hennings, creadora del Cabaret Voltaire. Sevilla: El Paseo Editorial. ISBN 978-84-947404-2-8. 
  • Jones, Amelia; Heathfield, Adrian. Perform, Repeat, Record. Live Art in History. Bristol: Intellect. ISBN 978-1-84150-489-6. 
  • López Landabaso, Patricia (2017). La performance como medio de expresión artística. Expresiones actuales en el País Vasco. (Tesis Doctoral). Universidad del País Vasco. 
  • Molina Ruiz, Irene (2016). El autorretrato como canalizador del dolor (Tesis Doctoral). Universidad de Granada. ISBN 9788491258148. 
  • Peñuela, Jorge (2017). Anarqueografía del pensamiento artístico. UD Creaciones. ISBN 978-9585434172. 
  • Rockwell, John (30 de abril de 2004). Preserve Performance Art?. New York Times. 
  • Schilling, Jürgen (1978). Aktionkunst. Identität von Kunst und Leben?. Verlag C. J. Bucher. ISBN 3-7658-0266-2. 
  • Schimmel, Paul. Out of Actions: Between Performance and the Object, 1949-1979. Los Angeles, Library of the Congress: Thames and Hudson. 
  • Smith, Roberta (2 de noviembre de 2005). Performance Art Gets Its Biennial. New York Times. 
  • Julian Beck, El Living Theatre, Fundamentos, Madrid, 1977
  • John Tytell, The Living Theatre: Arte, Exilio y Escándalo, La liebre de Marzo, 1999
  • Julian Beck, The Life of the Theatre, City Lights, San Francisco, 1972
  • Julian Beck y Judith Malina, Paradise Now, Pantheon, New York, 1972
  • Pierre Biner, Le Living Theatre, Éditions L' Âge de l'Homme, Losanna, 1968
  • Carlo Silvestro, The Living Book of The Living Theatre, Edizioni Mazzotta, Milano, 1971
  • Jean-Jacques Lebel,Entretiens avec le Living Theatre, Éditions Pierre Belfond, Paris, 1968
  • Aldo Rostagno y Gianfranco Mantegna, We The Living Theatre, Ballantine, New York, 1969
  • Giuseppe Bartolucci, The Living Theatre, Edizioni Samonà e Savelli, Roma, 1970
  • Grupo FIDEX, Figuras del exceso y políticas del cuerpo (2018). Atlas técnico-conceptual del grupo de investigación Fidex: Micropolítica en la investigación contemporánea en Bellas Artes. Universitas Miguel Hernández. ISBN 978-8416024711. 
  • Castellanos, Polonia (2018). "Libertad de expresion y libertad religiosa en España." Anuario de Derecho Canónico. ISSN 2254-5093. 
  • V. Ponkin, Igor; I. Slobodchikob, Viktor (2019). "Evaluation of the Exhibit "Amen" of Abel Azcona.". Università Degli Studi di Milano. ISSN 1971-8543. 
  • Alcázer Guirau, Rafael (2019). “Símbolos y Ofensas: Crítica a la protección penal de los sentimientos religiosos.”. Universidad Rey Juan Carlos. ISSN 1695-0194. 

Enlaces externos[editar]