Chamán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Chamán de Kyzyl.

El chamán es la persona que ejerce y/o práctica los rituales del Chamanismo.

En el chamanismo, al chamán se le da la capacidad de modificar la realidad o la percepción colectiva de esta según su religión y responden a una especie de lógica causal. Esto se puede expresar finalmente, por ejemplo, en la facultad de curar, de comunicarse con los espíritus y ancestros, y de presentar habilidades visionarias y adivinatorias. Es el término usado para indicar a este tipo de persona, presente principalmente en las sociedades cazadoras y recolectoras de Asia, África, América y Oceanía y también en culturas prehistóricas de Europa. En algunas culturas se cree también que el chamán puede indicar en qué lugar se encuentra la caza e incluso alterar los factores climáticos.

El término proviene del sustantivo en idioma tungu (de Siberia) shamán (‘el que sabe’), y este del verbo shahia (‘saber’).

Papel de los chamanes[editar]

Cumplen un papel central en las comunidades cazadoras y recolectoras, como depositarios de sabiduría. Su don es recibido por herencia, ocasionalmente por vocación, pero suele exigir siempre pasajes de iniciación, consistentes en largos ayunos, retiros y, en ciertos casos, ingestión de alucinógenos. Suelen ser elegidos por familias y anteriormente por los espíritus (elección divina), y deben someterse a un riguroso entrenamiento. Entre sus funciones están comunicarse con los espíritus para corregir los errores de la comunidad a la que pertenecen, por lo cual también restauran la armonía entre el hombre, su mundo espiritual y el mundo físico.

No se atribuye a los chamanes el papel de sacerdotes, ya sea porque está asignado a otros individuos o porque no existe una clase sacerdotal. En este caso, toda la religiosidad tiene su centro en la figura del chamán, el único intermediario con los espíritus.[cita requerida]

Comunicación con los espíritus[editar]

El chamán convierte a los espíritus de la naturaleza y de los hombres en sus «familiares».[cita requerida] Los antropólogos que estudiaron el fenómeno del chamanismo, señalaron que pueden realizar «viajes» al mundo espiritual mediante estados modificados de conciencia y para recibir conocimientos.[1]​ Con todo, el prestigio del chamán en la tribu deriva muy directamente de su poder de sanar.

El fenómeno del chamanismo se encuentra tanto en pueblos siberianos como entre los sintoístas de Japón, las tribus indígenas del Norte, Centro y Sur de América y las de Australia y Nueva Zelanda.[cita requerida]

Chamanismo en Perú[editar]

En Perú los chamanes vienen desde la época Incaica, todos los rituales para el incremento de las cosechas, augurios de buen tiempo e incluso consejos al Inca era realizado por ellos, previo pago a la tierra con sacrificios. En la actualidad existen (en el Cusco principalmente) Chamanes verdaderos que viven alejados de la ciudad, en las afueras y cerca de Macchu Picchu, están en contacto con la naturaleza y aún mantienen las tradiciones de sus ancestros.

Chamanismo en México[editar]

En México, los chamanes son llamados «hombres de conocimiento»[cita requerida] y comandaban, uno o varios a la vez, cada tribu de los antiguos habitantes de esta región de América. Esos hombres eran destacados por su inteligencia, intuición y capacidad de videncia. Al parecer, a partir de los toltecas,[cita requerida] estos hombres de conocimiento comenzaron a fundar linajes, mediante los que, a través de una cadena de sucesores, transmitían de generación en generación, su particular forma de crear la realidad. Se desconoce el número de linajes que actualmente existen en México. Unos sobrevivieron a la conquista, mientras que otros fueron creados después de ella.[cita requerida]

Se les encuentra en casi todo el pueblo formando una subcultura compleja de riqueza extensa. Se dedican a curar enfermedades, a pronosticar el futuro, a dar consejos y a aliviar angustias.

Chamanismo en Chile[editar]

Un machi es un chamán en la cultura tradicional del pueblo mapuche, un pueblo indígena de Chile y Argentina. Su principal rol es la curación de dolencias, tanto los males físicos como los que se consideran derivados de la acción de fuerzas espirituales o a transgresiones de normas. Además, pueden cumplir roles religiosos y sociales.

Curación de las enfermedades[editar]

Los estudios sobre chamanismo[cita requerida] indican que a veces, mediante hierbas, raíces, sustancias vegetales, sugestión o efecto placebo cumplen la función de curanderos, y realmente sanan. Por otra parte, se supone que su poder de sugestión produce efectos terapéuticos en quienes padecen pánico, angustia y otros desequilibrios psíquicos.

Los estudios[cita requerida] revelaron que tribus dominadas por los incas de América del Sur poseían conocimientos que les permitían controlar la depresión mediante el uso de la coca.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Kaufmann, Adela. «El chamán y los animales de poder». Consultado el 23 de febrero de 2015. 

Bibliografía[editar]

  • Robe A. Wallis (2003), Amansas/Neo-Amansas: Siestas, Alternativa Teologizares ad Contemporáneo Pagana, Routledge, ISBA 1-134-41612-1
  • Joseph Campbell, The Masks of God: Primitive Mythology. 1959; reprint, New York and London: Penguin Books, 1976. ISBN 0-14-019443-6
  • Harner, Michael, The Way of the Shaman: A Guide to Power and Healing, Harper & Row Publishers, NY 1980
  • Richard de Mille, ed. The Don Juan Papers: Further Castaneda Controversies. Santa Barbara, California: Ross-Erikson, 1980.
  • George Devereux, "Shamans as Neurotics", American Anthropologist, New Series, Vol. 63, No. 5, Part 1. (Oct. 1961), pp. 1088–90.
  • Jay Courtney Fikes, Carlos Castaneda: Academic Opportunism and the Psychedelic Sixties, Millennia Press, Canada, 1993 ISBN 0-9696960-0-0
  • Åke Hultkrantz (Honorary Editor in Chief): Shaman. Journal of the International Society for Shamanistic Research
  • Philip Jenkins, Dream Catchers: How Mainstream America Discovered Native Spirituality. New York: Oxford University Press, 2004. ISBN 0-19-516115-7
  • Alice Kehoe, Shamans and Religion: An Anthropological Exploration in Critical Thinking. 2000. London: Waveland Press. ISBN 1-57766-162-1
  • David Charles Manners, In the Shadow of Crows. (contains first-hand accounts of the Nepalese jhankri tradition) Oxford: Signal Books, 2011. ISBN 1-904955-92-4.
  • Jordan D. Paper, The Spirits are Drunk: Comparative Approaches to Chinese Religion, Albany, New York: State University of New York Press, 1995. ISBN 0-7914-2315-8.
  • Smith, Frederick M. (2006). The Self Possessed: Deity and Spirit Possession in South Asian Literature. Columbia University Press, ISBN 0-231-13748-6. pp. 195–202.
  • Barbara Tedlock, Time and the Highland Maya, U. of New Mexico Press, 1992. ISBN 0-8263-1358-2
  • Silvia Tomášková, Wayward Shamans: the prehistory of an idea, University of California Press, 2013. ISBN 978-0-520-27532-4
  • Michel Weber, « Shamanism and proto-consciousness », in René Lebrun, Julien De Vos et É. Van Quickelberghe (éds), Deus Unicus. Actes du colloque « Aux origines du monothéisme et du scepticisme religieux » organisé à Louvain-la-Neuve les 7 et 8 juin 2013 par le Centre d'histoire des Religions Cardinal Julien Ries [Cardinalis Julien Ries et Pierre Bordreuil in memoriam], Turnhout, Brepols, coll. Homo Religiosus série II, 14, 2015, pp. 247–60.
  • Andrei Znamenski, Shamanism in Siberia: Russian Records of Siberian Spirituality. Dordrech and Boston: Kluwer/Springer, 2003. ISBN 1-4020-1740-5