Arquitecto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pictogram infobox palace.png
Arquitecto
Architect.png
Un arquitecto en 1893
Tipo Profesión
Campo Arquitectura
Ingeniería civil
Construcción
Gestión de proyectos
Urbanismo
Diseño de interiores
Artes visuales
Competencias Ingeniería, conocimiento técnico, diseño de estructuras, diseño urbano, planificación, gestión de proyectos.
Formación Ver aptitudes profesionales
Salario promedio Ver salarios
Campo de estudio Arquitectura
Estatuilla de Imhotep, el primer arquitecto conocido en la historia. c. 2650–2600 a. C. Antiguo Egipto.

Un arquitecto (del griego antiguo ἀρχιτέκτων, architéctōn, ‘arquitecto’ o ‘constructor jefe’, compuesto de ἀρχός, archós ‘jefe’, ‘guía’ y τέκτων, téctōn, ‘constructor’), es el profesional que se encarga de proyectar, diseñar, dirigir la construcción y el mantenimiento de edificios, urbanizaciones, ciudades y estructuras de diverso tipo.[1]​ Practicar la arquitectura significa proporcionar servicios relacionados con el diseño de edificios y el espacio urbano dentro del contexto que rodea la edificación, que tienen a la ocupación o el uso humano como su propósito principal.

Los requisitos profesionales para arquitectos varían de un lugar a otro. Las decisiones de un arquitecto afectan la seguridad pública y, por lo tanto, el arquitecto debe someterse a una formación especializada que consta de educación avanzada y una práctica (o pasantía) para obtener experiencia práctica para obtener una licencia para ejercer la arquitectura.[2]​ Los requisitos prácticos, técnicos y académicos para convertirse en arquitecto varían según el país o jurisdicción, aunque el estudio formal de la arquitectura en las instituciones académicas ha jugado un papel fundamental en el desarrollo de la profesión en su conjunto.[3]


Historia[editar]

Filippo Brunelleschi es considerado como uno de los arquitectos más inventivos y dotados en la historia.[4]

A lo largo de la historia antigua y medieval, la mayor parte del diseño arquitectónico y la construcción fueron realizados por artesanos, como canteros y carpinteros, que ascendieron al papel de maestros constructores. Hasta los tiempos modernos, no existía una distinción clara entre arquitecto e ingeniero. En Europa, los títulos de arquitecto e ingeniero eran principalmente variaciones geográficas que se referían a la misma persona, a menudo utilizados indistintamente.[5][6]

Se sugiere que varios desarrollos en tecnología y matemáticas permitieron el desarrollo del arquitecto profesional "caballero", separado del artesano práctico. El papel no se utilizó en Europa para dibujar hasta el siglo XV, pero estuvo cada vez más disponible después de 1500. Los lápices se utilizaron con más frecuencia para dibujar en 1600. La disponibilidad de ambos permitió que los profesionales hicieran dibujos previos a la construcción.[7]​ Al mismo tiempo, la introducción de la perspectiva lineal e innovaciones como el uso de diferentes proyecciones para describir un edificio tridimensional en dos dimensiones, junto con una mayor comprensión de la precisión dimensional, ayudaron a los diseñadores de edificios a comunicar sus ideas.[7]​ Sin embargo, el desarrollo fue gradual. Hasta el siglo XVIII, los edificios continuaron siendo diseñados y colocados por artesanos con la excepción de proyectos de alto estatus.[7][8]

Arquitectura[editar]

En la mayoría de los países desarrollados, solo aquellos calificados con una licencia, certificación o registro apropiados con un organismo relevantew (a menudo gubernamental) pueden ejercer legalmente la arquitectura. Dicha licencia generalmente requiere un título universitario, la finalización satisfactoria de los exámenes y un período de formación.[9]​ La representación de uno mismo como arquitecto mediante el uso de términos y títulos está restringida por ley a las personas con licencia, aunque en general, los derivados como el diseñador arquitectónico a menudo no están protegidos legalmente.

Practicar arquitectura implica la capacidad de practicar independientemente de la supervisión. El término profesional del diseño de edificios (o profesional del diseño), por el contrario, es un término mucho más amplio que incluye a los profesionales que ejercen de forma independiente en una profesión alternativa, como profesionales de la ingeniería, o aquellos que ayudan en la práctica de la arquitectura bajo la supervisión de un licenciado arquitecto como arquitectos en prácticas. En muchos lugares, las personas independientes y sin licencia pueden realizar servicios de diseño fuera de las restricciones profesionales, como casas de diseño y otras estructuras más pequeñas.

Práctica[editar]

En la profesión de arquitecto, el conocimiento técnico y medioambiental, la gestión del diseño y la construcción y la comprensión de los negocios son tan importantes como el diseño. Sin embargo, el diseño es la fuerza impulsora durante todo el proyecto y más allá. Cuando un arquitecto acepta el encargo de un cliente, la comisión puede involucrar la preparación de informes de viabilidad, auditorías de edificios, el diseño de un edificio o de varios edificios, estructuras y los espacios entre ellos. El arquitecto participa en el desarrollo de los requisitos que el cliente desea del edificio. Durante todo el proyecto (desde la planificación hasta la ocupación), el arquitecto coordina un equipo de diseño. Los ingenieros estructurales, mecánicos, eléctricos y otros especialistas son contratados por el cliente o el arquitecto, quienes deben asegurarse de que sus áreas de trabajo estén enlazadas y coordinadas para construir el diseño.

Rol de diseño[editar]

El arquitecto, una vez contratado por un cliente, es responsable de crear un concepto de diseño que cumpla con los requisitos de ese cliente y proporcione una instalación adecuada para el uso requerido. El arquitecto debe reunirse e interrogar al cliente para conocer todos los requisitos (y matices) del proyecto planificado.[10]​ A menudo, el resumen completo no está del todo claro al principio: implica cierto grado de riesgo en la empresa de diseño. El arquitecto puede hacer propuestas tempranas al cliente, que pueden reelaborarse y modificarse en planos y en la elaboración del "programa" (o resumen), que es esencial para producir un proyecto que satisfaga todas las necesidades del propietario. Esta es una guía para el arquitecto en la creación del concepto de diseño.

Por lo general, se espera que las propuestas de diseño sean tanto imaginativas como pragmáticas. Dependiendo del lugar, el tiempo, las finanzas, la cultura y la artesanía y la tecnología disponibles en las que se realiza el diseño, el alcance y la naturaleza precisos de estas expectativas variarán. La previsión es un requisito previo, ya que el diseño de edificios es una empresa muy compleja y exigente.

Cualquier concepto de diseño debe, en una etapa muy temprana de su generación, tener en cuenta una gran cantidad de cuestiones y variables que incluyen las cualidades del espacio (s),[11]​ el uso final y el ciclo de vida de estos espacios propuestos, conexiones, relaciones, y aspectos entre espacios incluyendo cómo se articulan entre sí, y como el impacto de las propuestas en la localidad o contexto inmediato y más amplio. La selección de materiales y tecnología apropiados debe ser considerada, probada y revisada en una etapa temprana del diseño para asegurar que no haya contratiempos (como costos más altos de lo esperado) que puedan ocurrir más adelante. El sitio y sus alrededores, así como la cultura y la historia del lugar, también influirán en el diseño. El diseño también debe afrontar la creciente preocupación por la sostenibilidad medioambiental. El arquitecto puede introducir (intencionalmente o no), en mayor o menor grado, aspectos de las matemáticas y la arquitectura, teoría arquitectónica nueva o actual, o referencias a la historia de la arquitectura.

Una parte clave del diseño es que el arquitecto a menudo consulta con ingenieros, topógrafos y otros especialistas durante todo el diseño, asegurando que aspectos como los soportes estructurales y los elementos de aire acondicionado estén coordinados en el esquema como un todo. El control y planificación de los costos de construcción también son parte de estas consultas. La coordinación de los diferentes aspectos implica un alto grado de comunicación especializada, incluyendo tecnología informática avanzada como BIM (Building Information Modeling), CAD y tecnologías basadas en la nube. En todo momento en el diseño, el arquitecto informa al cliente que puede tener reservas o recomendaciones, introduciendo una variable adicional en el diseño.

Los arquitectos tratan con las jurisdicciones locales y federales sobre las regulaciones y los códigos de construcción. Es posible que el arquitecto deba cumplir con las leyes locales de planificación y zonificación, como los retrocesos requeridos, las limitaciones de altura, los requisitos de estacionamiento, los requisitos de transparencia (ventanas) y el uso de la tierra. Algunas jurisdicciones establecidas requieren el cumplimiento de pautas de diseño y preservación histórica. Los riesgos para la salud y la seguridad forman una parte vital del diseño actual, y en muchas jurisdicciones, se requieren informes y registros de diseño que incluyan consideraciones continuas como materiales y contaminantes, manejo y reciclaje de desechos, control del tráfico y seguridad contra incendios.

Premios de Arquitectura[editar]

El premio internacional más prestigioso en la vida de un arquitecto es el "Premio Pritzker", también conocido como el "Premio Nobel de la Arquitectura". Otros premios por excelencia en la Arquitectura son dados por asociaciones profesionales, ya sean nacionales o regionales, como lo son el "American Institute of Architects" (Instituto Americano de Arquitectos) o el "Royal Institute of British Architects" (Real Instituto de Arquitectos Británicos) o por entidades públicas y privadas relacionadas con la cultura de los oficios, como lo son el "Premio FAD" de ámbito ibérico (Fomento de las Artes y el Diseño) o el europeo "Premio de Arquitectura Contemporánea Mies van der Rohe" (Fundación Mies van der Rohe)

La profesión en países que hablan español[editar]

Argentina[editar]

El ejercicio de la arquitectura requiere en Argentina la aprobación del plan de estudios de alguna Universidad estatal o privada habilitada por el Ministerio de Educación de la Nación. Los programas -según la casa de estudios- pueden variar entre cinco o seis años de duración y pueden incluir o no el requerimiento de una tesis final.

Las incumbencias profesionales incluyen por lo general la planificación urbana y territorial, si bien existen numerosas especializaciones de postgrado.

La habilitación para el ejercicio profesional la otorgan los Colegios Profesionales, sea nacional o de cada provincia. La mayoría de los municipios requiere a su vez constancia de esta habilitación para permitir el ejercicio dentro de cada jurisdicción.

Las tareas profesionales que un arquitecto debe realizar para posibilitar que los municipios -responsables de la Policía de edificación- aprueben el diseño, otorguen permiso de obra y habiliten al uso las construcciones, incluyen:

  1. Proyecto.
  2. Dirección de obra (es decir el contralor de la construcción en representación del comitente o propietario).
  3. Representación técnica (es decir la responsabilidad técnica profesional en representación de la empresa constructora).

Salvo en obras muy pequeñas, o ejecutadas por administración del propietario, las tareas 2 y 3 no pueden ser ejercidas por el mismo profesional, ya que se trata de responsabilidades incompatibles.

Desde el punto de vista práctico y legal, las incumbencias del arquitecto relativas a proyecto y construcción de obras civiles son compartidas con otras profesiones, especialmente Ingeniero Civil, Ingeniero en Construcciones, o carreras equivalentes. Con limitaciones de superficie cubierta y alturas, también un Maestro mayor de obras se encuentra habilitado para tales tareas.

Bolivia[editar]

En Bolivia se requiere finalizar los estudios de arquitectura que toman un promedio de seis años en una universidad cualquiera. Luego se debe tramitar el Diploma Académico y posteriormente el Título en Provisión Nacional e inscribirse al Colegio de Arquitectos de Bolivia ([1]) vía Colegio Departamental de Arquitectos que le asigna un número de registro nacional, como uno de los requisitos de la Ley 1373 de ejercicio de los arquitectos. Ello autoriza el ejercicio legal de la Arquitectura en Bolivia. Su ámbito se sujeta en la ley mencionada dentro las actividades de Arquitectura, construcción y urbanismo y es un oficio.

Chile[editar]

Las personas que deseen ejercer como arquitecto en Chile, deben primero obtener el título universitario de arquitecto, en alguna universidad reconocida por el Ministerio de Educación. Estos estudios, por lo general, duran alrededor de 6 años. Esta es una condición primordial, ya que no existe reconocimiento de la experiencia como tal para los fines prácticos del ejercicio.

Una vez obtenido el título, el profesional debe obtener una "Patente Municipal" para su categoría, de modo de ejercer libremente. Este es un impuesto pagado semestralmente a la Municipalidad donde el Arquitecto piensa ubicar su futura oficina.

Para ser colegiado del Colegio de Arquitectos de Chile se deberá acreditar un título profesional otorgado o reconocido en Chile.

Como una diferencia importante entre el ejercicio de la profesión liberal de Arquitecto en Chile y en los países anglosajones, debe citarse el marco legal en que el profesional actúa. Al ser Chile un país, al igual que la mayoría de los países latinoamericanos, con uso del Código Civil por tanto con responsabilidades establecidas, no existe el requerimiento, implícito o explícito, de adquirir seguros de responsabilidad profesional ('Professional Liability Insurance') como en los países de que utilizan el Derecho Anglosajón o Common Law.

Respecto al ejercicio de la profesión cabe mencionar que en lo que respecta al Diseño, Proyección y Construcción de edificios de carácter Industrial, Manufacturero, Agrícola, Agroindustrial, Metalúrgico y Minero, es Facultad de los ingenieros Civiles y sus respectivas especialidades, siendo facultad de los arquitectos únicamente aquellos edificios de carácter habitacional, obras de ornamentación, parques, plazas y obras de carácter urbano, según lo especifica Ley 12.851, que crea el colegio de Ingenieros de Chile, en su artículo 32.

Extracto Ley 12.851[12]

Artículo 32° Son actos o servicios propios de dichas profesiones " Ingeniería Civil y sus especialidades" , principalmente, los siguientes:

   a) Estudiar, proyectar, planear, calcular, dirigir, supervigilar y realizar la construcción de las obras materiales que se rigen por la ciencia o la técnica que aplica la ingeniería, aprobarlas y recibirlas;

   b) Vigilar y atender el funcionamiento de las mismas obras y administrarlas o explotarlas, cuando el reglamento de la presente ley así lo exija;

   c) Transformar la substancia y la energía, y

   d) Desempeñar los cargos de asesor, consultor y director técnico en empresas o reparticiones públicas o privadas.

   Lo dispuesto anteriormente es sin perjuicio del derecho que en virtud de otras leyes tengan los arquitectos u otros profesionales para ejercer los mismos actos o servicios.

   Se reserva a los arquitectos inscritos en el Colegio respectivo, la exclusividad de proyectar edificios, con excepción de los destinados a las industrias manufactureras, minera y agrícola, o a empresas de transporte, y las obras sanitarias, que podrán ser proyectadas por ingenieros o arquitectos; de proyectar obras de carácter esencialmente artístico o monumental, los planos de parques, y plazas y jardines y sus ampliaciones o reformas, y el ejercer en estas materias las funciones a que se refiere la letra d) que precede.

   Lo dispuesto en el presente artículo no se aplicará:

   1° Respecto de aquellas obras urbanas que constituyen ordinariamente la actividad de artesano;

   2° Respecto de los actos o servicios que constituyen la pequeña industria o se prestan a ella y a que se refiere la ley 11.940, y

   3° Respecto de las obras que se construyan en los predios rústicos y cuyo valor no exceda de ocho sueldos vitales anuales.

Colombia[editar]

Las personas que deseen ejercer como arquitectos en Colombia, deben obtener el título de arquitecto por alguna universidad certificada por el Ministerio de Educación, y gestionar la Tarjeta Profesional ante el Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares. Se estima entre 5 a 6 años de estudio para obtener el título. La carrera de Arquitectura está regulada por la Resolución 2770 del 13 de noviembre de 2003, emanada del Ministerio de Educación Nacional.[13]

Costa Rica[editar]

Para ejercer como arquitecto en Costa Rica, se debe aprobar un plan de estudios establecidos por el ministerio de educación, ya sea estatal o privado. Se permite ejercer con el grado de Lic. Arquitectura, ya que el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de C. R. así lo requiere para estar inscrito en este y dar con esto la autorización de planos para la construcción.

Cuba[editar]

En Cuba, la carrera de arquitectura y todas las ingenierías, se estudian en la Universidad Tecnológica de la Habana "José Antonio Echeverría" (CUJAE), fundada en 1964.

Ecuador[editar]

Las personas que deseen ejercer como arquitectos en Ecuador, deben obtener el título de arquitecto por alguna universidad certificada por la SENECYT (Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología). Para ingresar a la carrera de arquitectura se debe tener título de bachiller graduado en ciencias o físico-matemático. Son 6 años de estudio en las universidades estatales y 5 o 6 en las privadas para obtener el título de arquitecto.[14]

El Salvador[editar]

Los arquitectos salvadoreños deben obtener su título en cualquier universidad acreditada por el ministerio de educación. Estos estudios tienen un promedio de 5 años. Luego de esto, el arquitecto debe inscribirse en el Registro Nacional de Arquitectos, Ingenieros, Proyectistas y Constructores, esto le permitirá posteriormente obtener su carné con su número indicativo único de arquitecto, para ejercer la profesión. En El Salvador, el día del Arquitecto se celebra el 17 de octubre.

España[editar]

Las personas que deseen ejercer como arquitecto en España, deben obtener primero el título universitario de Arquitecto en alguna universidad reconocida por el Ministerio de Educación y Cultura. Esta es una condición suficiente, ya que no existe reconocimiento de la experiencia como tal para los fines prácticos del ejercicio.

Como en otros países del mundo (en México, por ejemplo), en España, el arquitecto, además de tener una formación en disciplinas propias de arquitecto, tiene también una formación en ingeniería civil, cálculo de estructuras, instalaciones, acondicionamientos de la edificación, así como de gestión inmobiliaria, estudios de viabilidad de proyectos, la promoción de desarrollos y la inspección de edificios. De forma que la actividad del arquitecto no solo se reduce al proyecto básico, sino también al proyecto de ejecución (también asumido por ingenieros en otros países) y la de director de obras. El título de arquitecto español, por sus competencias, podría ser asimilable al título de arquitecto-ingeniero de edificación existente en Italia, llamado ingegneria edile-architettura, aunque por sus atribuciones corresponde a una doble titulación, la de arquitecto y la de ingeniero civil.

A la hora de homologar el título de arquitecto en España con otro título extranjero este extremo es importante, ya que el título español, no es sólo de arquitecto también lo es de ingeniero, pero la homologación no es directa, excepto en países que tienen un título de arquitecto sin competencias en ingeniería. También añadir que el título de arquitecto, entendido como un título con competencias exclusivamente de arquitecto, en España no existe.

Una vez obtenido el título, el arquitecto debe estar acreditado mediante inscripción en el Colegio de Arquitectos de su Comunidad Autónoma, con lo cual podrá ejercer en el ámbito de la planificación, diseño y dirección de la construcción, teniéndose un control permanente por medio del visado colegial de cualquier actividad profesional que este realice.

El arquitecto colegiado podrá ejercer como profesional autónomo, como miembro de un estudio de arquitectura privado o como miembro de una empresa constructora privada; también en la Administración Pública (Gobierno Central, Gobierno Autonómico o Ayuntamiento).

Los arquitectos de otros países también pueden ejercer su profesión si están legalmente reconocidos mediante convenios estatales.

México[editar]

Estudiante de arquitectura construyendo una maqueta.

Para ejercer como arquitecto en México, es necesario estudiar la Licenciatura en alguna institución pública o privada avalada por la Secretaría de Educación Pública, o bien en alguna de las Universidades Autónomas de los Estados. El plan de estudios difiere significativamente de una escuela a otra, y por la misma razón el curso completo puede tomar de 4 a 5 años.

Al concluir el curso de licenciatura, deben tramitarse el Título ante la misma Universidad, y la Cédula Profesional ante la SEP siendo estos los requisitos mínimos para ejercer. Registrarse en algunos de los Colegios de Arquitectos o en la Cámara de la Construcción es completamente opcional.

Todas las obras en el país deben firmarse por un Director Responsable de Obra desde 1987 (fecha en que se emite el nuevo reglamento de construcciones del Distrito Federal), esta categoría se obtiene en la mayoría de los estados mediante un título, cédula profesional, 2 años como colegiado, capacitación y en ocasiones una evaluación. Según los diferentes reglamentos es requerida también carta responsiva de algunos corresponsables en arquitectura, instalaciones, etc.

Una diferencia muy importante entre los países desarrollados como EE. UU. vs. México en la práctica de arquitectura es que en México el arquitecto es quien actúa como contratista directo de todos los trabajadores, es decir, hace la labor también de lo que sería un general contractor en EE.UU., o práctica también conocida como "Design Built".


Otra característica particular tanto de los arquitectos como los ingenieros Civiles en México es que tienen la capacidad legal de firmar el proyecto de todas las instalaciones integradas en la construcción. En México para firmar como responsable de aprobar un proyecto se requiere de Peritos Responsables de Obra Privada, que son colegiados de carreras Afines a la edificación y proyecto, debidamente acreditados mediante curso aprobado con el título correspondiente a su especialidad, solo en el Distrito Federal se solicitan además, varios co-responsables que se sujetan a la dirección del DRO (Director Responsable de Obra).

Paraguay[editar]

Perú[editar]

Las personas que desean ejercer como arquitecto en Perú, deben obtener primero el título universitario de Arquitecto en alguna universidad reconocida por la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria. Esta es una condición necesaria, ya que no existe reconocimiento de la experiencia como tal para los fines prácticos del ejercicio.

Una vez obtenido el título, el arquitecto debe estar acreditado mediante colegiatura en el Colegio de Arquitectos del Perú (CAP) con lo cual podrá ejercer en cualquier ámbito de la planificación, diseño, proyección y construcción, teniéndose un control permanente por medio de inscripción de cualquier ejercicio profesional que este realice. Asimismo, se extiende la profesión a nivel de supervisión, consultoría y gerencias, entre otros. Arquitectos de otros países también pueden ejercer su profesión previa inscripción y control de dicho colegio.

Uruguay[editar]

Venezuela[editar]

El país fue unos de los pioneros de la Arquitectura en la modernidad del siglo XX (1950-1980). Encontrándose grandes obras de arquitectura con influencia de las escuelas de Estados Unidos y Europa, formadas por el pensamiento vanguardista de los arquitectos de la época, y que todo este conocimiento llega de la mano de la inmigración europea y el estudio de jóvenes Venezolanos en Estados Unidos, en los años 50s hasta los 90's. La carrera de Arquitectura debe ser cursada en una universidad pública o privada que tenga un programa aprobado de 5 años por el ministerio de educación y cultura, para posteriormente una vez graduado, obtener la licencia por medio del Colegio de Ingenieros de Venezuela para ejercer la profesión en todo el país y tener la capacidad legal de firmar proyectos bajo las normas establecidas. Además como opción puede agremiarse al Colegio de Arquitectos, que es una institución independiente, pero que funciona en el Colegio de Ingenieros de Venezuela. El título otorgado en las Universidades públicas o privadas es de Arquitecto, con plenas funciones para ejercer en áreas de proyecto, construcción de obras u otras áreas inherentes a la profesión, ya que la mayoría de las universidades ofrecen un pensum que exige el conocimiento profundo en todas las áreas de estudio.

Día del Arquitecto[editar]

Guatemala[editar]

En Guatemala, la arquitectura corresponde a los gustos de la época. La ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala se traslada el 1º. de enero de 1776 a su nueva ubicación en el Valle de la Ermita, en donde toma el nombre de La Nueva Guatemala de la Asunción. Ingenieros españoles, nombrados por la corona, diseñaron las calles rectas de norte a sur y de este a oeste. Se hicieron cinco plazas. En 1778 se construyen edificios del estilo neoclásico, y para 1825 surgen los cantones La Parroquia Vieja, Candelaria, San José, La Merced, Santo Domingo, La Habana, Sagrario, San Sebastián, Santa Catalina, San Agustín, Hospicio, Hospital y recolectar.

El Día del Arquitecto, en Centro y Norteamérica, se celebra en las siguientes fechas: el 26 de enero en panamá, el 13 de marzo en cuba, el 3 de mayo en Honduras, el 5 de septiembre en Guatemala, el 1 de octubre en México, el 17 de octubre en El Salvador y el 3 de noviembre en la República Dominicana.

La profesión en otros países[editar]

Australia[editar]

En Australia, el título de arquitecto está legalmente protegido y colegiado. La afiliación se realiza a través del Architects Accreditation Council of Australia. El AACA, así mismo, acredita a escuelas y evalúa a arquitectos con expediente extranjero que desean ejercer en el país.

Existen tres requisitos clave para ser colegiado: obtener de una escuela de arquitectura acreditada por la AACA, una licenciatura (generalmente un título de cinco o seis años de duración); realizar al menos dos años de prácticas; y, por último, completar el examen de práctica arquitectónica.

Los arquitectos pueden, además, asociarse al Royal Australian Institute of Architects; organización de profesionales a cuyos miembros se les otorga el sufijo RAIA.

Canadá[editar]

En Canadá, a los arquitectos se les exige formar parte de alguna asociación arquitectónica provincial, a la que han llegado tras obtener un título en arquitectura acreditado, finalizar un período de prácticas de varios años, pasar una serie de exámenes, y pagar una cuota anual; todo ello con el fin de conseguir la licencia para ejercer.

La Royal Architectural Institute of Canada aspira a convertirse en "la voz de la arquitectura y su práctica en Canadá". Los arquitectos que pertenecen a esta organización tienen permiso para utilizar el sufijo RAIC tras su nombre. Todos los miembros del RAIC son licenciados en arquitectura, aunque no todos los arquitectos canadienses son miembros del RAIC.

Hong Kong[editar]

En Hong Kong, para ser arquitecto, se debe obtener un graduado procedente de alguna universidad especificada por la HKIA (Instituto de Arquitectos de Hong Kong), además de un período de prácticas de dos años y la consecución del examen de registro. A los arquitectos británicos y estadounidenses con diez años de experiencia no se les exige dicho examen; aunque, por pura formalidad, deben pasar una entrevista previa.

Los arquitectos en Hong Kong no pueden presentar planos de obra, sirviéndoles simplemente como acreditación; contrariamente a lo que sucede en la mayor parte de occidente, que están obligados por ley. Para poder hacerlo, los arquitectos, ingenieros o peritos, deben superar una entrevista personal. Pese a lo que se podría pensar, la mayor parte de edificios famosos en Hong Kong son diseñados por reconocidos arquitectos internacionales, dejando a sus colegas locales como simples instaladores.

Reino Unido[editar]

Los arquitectos británicos se titulan a través de una serie de cursos y exámenes reconocidos por el en:Royal Institute of British Architects (RIBA) y recomendados por el en:Architects Registration Board (ARB). La vía para obtener una titulación dura siete años:

  • Licenciatura de tres años
Primera parte del examen de la RIBA
  • Un año de prácticas
  • Un curso intensivo de dos años
Segunda parte del examen de la RIBA
  • Otro año de prácticas
Tercera parte del examen de la RIBA

La primera y segunda parte del examen citado se basan en un "Comentario Analítico" realizado por el candidato que incluye "Material Adicional", seguido por las explicaciones dirigidas a los examinadores. Tras el último año de prácticas, la tercera parte del examen de la RIBA evaluará a los candidatos considerando estas pautas:

  • Contexto de la práctica
  • La gestión en la arquitectura
  • La gestión en la construcción
  • Gestión en la práctica y dirección de empresas

El título de Arquitecto está protegido por ley en el Reino Unido. El Acta de Arquitectos 1997 regula la práctica de dicho ejercicio. El desarrollo tradicional del acto de construir consiste en que el cliente elija a un Arquitecto para la realización del proyecto y que este se convierta, en nombre del cliente, en el responsable principal de la edificación (en cambio, en las edificaciones de tipo industrial, este papel corresponde al Ingeniero o a la empresa de ingeniería encargada del proyecto). En el caso mencionado, el Arquitecto aconseja al cliente en la selección del Ingeniero y del Experto en Costes (Quantity Surveyor). Este último se encargará de la estimación del coste de los materiales, de la elaboración de los documentos y de la obtención de los permisos para la edificación, El Arquitecto, a menudo junto con el Experto en Costes, selecciona la constructora e incluso, a veces, las empresas que serán subcontratadas por ella. Como se ha señalado, el papel central del Arquitecto en esta modalidad puede ser ocupado por otros profesionales. En particular, el Experto en Construcción (Building Surveyor) acostumbra cumplir esta función en proyectos de mantenimiento o rehabilitación.

En el año 2004, según la Arquitects Registration Board, se contabilizaron un total de 25,899 varones (85%) y 4,674 mujeres (15%) ejerciendo en el Reino Unido.

Estados Unidos[editar]

En los Estados Unidos, a las personas que deseen obtener el título se les exige cursar una licenciatura a través de una escuela acreditada por el NAAB, así como superar una serie de exámenes propuestos por el Consejo Nacional de Juntas de Registro de arquitectura, que son remitidos al en:Architect Registration Examination (ARE). Además, dichas personas deben hacer constar que han realizado un mínimo de tres años de prácticas bajo la supervisión de un arquitecto titulado como requisito previo a la obtención del ARE.

A pesar de que el ARE es un examen a nivel nacional, cada estado presenta una serie de requisitos específicos, otorgando licencias propias debido a la diversidad de entornos presentes en cada región. Otros estados poseen diversos acuerdos mutuos, con el fin de que las titulaciones puedan ser fácilmente transferidas entre ellos. En algunos estados con leyes de titulación más antiguas (Nueva York y California, por ejemplo) el hecho de cursar estudios no constituye un requisito para ejercer; diez años de prácticas bajo la acreditación de un arquitecto son suficientes. Sin embargo, la mayor parte de estados exigen actualmente cursar una licenciatura y casi todos los gabinetes de empleo piden haber cursado estudios. Todos los arquitectos titulados a través de sus respectivos estados gozan de estatus profesional como Registered Architects (RA).


El American Institute of Architects es una organización profesional que ofrece una serie de servicios a los arquitectos estadounidenses, incluyendo programas de educación continuada, contratos estándar y de prácticas, así como premios al diseño. Contrariamente a lo que se pudiera pensar, el AIA no está directamente involucrado en las licencias a arquitectos. De hecho, no existe una "Licencia de la AIA" o "Certificación de la AIA" para arquitectos; sin embargo, los miembros de la AIA a veces utilizan en sus nombres el sufijo "AIA".

La profesión en el S.XXI[editar]

Las nuevas tecnologías, en especial las apps de realidad aumentada y realidad virtual están cambiando la forma de trabajar en que muchos profesionales de la arquitectura. Cada día aparecen nuevas aplicaciones en VR (Realidad Virtual)o AR (Realidad Aumentada) para ahorrar mucho tiempo y gestar proyectos de una forma más cómoda, fácil y rápida.[15]

No podemos obviar que en el S.XXI hemos entrado en una nueva era donde se ha pasado de la compra de proyectos sobre plano a la compra sobre realidad aumentada. Esta nueva forma permite que el cliente no necesite su imaginación para ver el resultado final, pues estas apps permiten generar cualquier proyecto en 3D.

Algunos proyectos y apps son:

Smartreality: utiliza la cámara del dispositivo móvil para superponer un modelo BIM interactivo sobre el plano de construcción impresos creando visualizaciones 3D.

Visuarq: permite mostrar proyectos sobre plano haciendo que el cliente se sitúe en la escena real e imagine exactamente como será su futura casa.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Definición: Arquitectura». RAE. Real Academia Española. Consultado el 13 de octubre de 2018. 
  2. Czcibor-Piotrowski, Andrzej (2000). [10.5749/j.cttttqm2.18 The Profession and Discipline of Architecture: Practice and Education] |url= incorrecta (ayuda). Estados Unidos: Discipline of Architecture. University of Minnesota Press. p. 293. ISBN 978-0-8166-3665-5. Consultado el 24 de enero de 2021. 
  3. Murray, Peter. The Architecture of the Italian Renaissance. Knopf Doubleday Publishing Group. p. 242. ISBN 0-8052-1082-2. Consultado el 24 de enero de 2021. 
  4. Filippo Brunelleschi, Totally History
  5. «Libro Blanco de la arquitectura.». 2005. 
  6. Murray, Peter. The Architecture of the Italian Renaissance. Knopf Doubleday Publishing Group. p. 242. ISBN 0-8052-1082-2. Consultado el 24 de enero de 2021. 
  7. a b c Pacey, Arnold (2007). Medieval Architectural Drawing: English Craftsmen's Methods and Their Later Persistence (c.1200-1700). Tempus Publishing. p. 225-227. ISBN 978-0-7524-4404-8. Consultado el 24 de enero de 2021. 
  8. Vardhan, Harsh (2018). "Different types of work by architects". Archibuddy. Consultado el 24 de enero de 2021. 
  9. The Basics. National Council of Architectural Registration Boards. 2017. Consultado el 24 de enero de 2021. 
  10. "Architects - What do Architects do?. StudentScholarships.org. 2020. Consultado el 24 de enero de 2021. 
  11. Üngür, Erdem. (2016). "Space: The undefinable space of architecture". Academia.edu. Consultado el 24 de enero de 2021. 
  12. «Ley 12.851». 
  13. Resolución 3461 del Ministerio de Educación Nacional de Colombia - Arquitectura y otras carreras.
  14. «Arquitectos en Ecuador, como se desempeñan estos profesionales». Arquitectos en la actualidad. 22 de marzo de 2017. 
  15. «La arquitectura y la realidad aumentada como nuevos aliados». www.imnovation-hub.com. Consultado el 2 de noviembre de 2017. 

Enlaces externos[editar]