Museo Solomon R. Guggenheim

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Solomon R. Guggenheim Museum»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Museo Solomon R. Guggenheim
Guggenheim museum exterior.jpg
Exterior del museo.
Localización
País Estados Unidos
Ciudad Nueva York
Información general
-----
Información del edificio
Construcción 1959
Información visitantes
Sitio web enlace
Coordenadas 40°46′59″N 73°57′32″O / 40.783056, -73.958889Coordenadas: 40°46′59″N 73°57′32″O / 40.783056, -73.958889
[editar datos en Wikidata]

El "Museo Solomon R. Guggenheim", comúnmente conocido "el Guggenheim", es un museo de arte localizado en el 1071 de la Quinta Avenida y la esquina de la calle 89 de Manhattan, en el vecindario Upper East Side de Manhattan, Nueva York. Es casa permanenente de una colección en expansión de obras impresionistas, post-impresionistas, así como de arte moderno temprano y arte contemporáneo. De la misma manera, el museo organiza exposiciones temporales especiales a lo largo del año. Este museo fue establecido por la Fundación Solomon R. Guggenheim en 1939, inicialmente llamado el "Museo de Pintura Abstracta", bajo la supervisión de su primer director, la artista abstracta Hilla von Rebay. El museo tomó su nombre actual, poco después de la muerte del fundador de la Fundación, Solomon R. Guggenheim, en 1952.

En 1959, el museo fue movido, de un espacio rentado, a su localización actual en el edificio; también reconocido como una construcción representativa de la arquitectura del siglo XX. El edificio cilíndrico fue diseñado por Frank Lloyd Wright, más angosto en sus niveles superiores que inferiores, y concebido como un "templo del espíritu". El edificio cuenta con una rampa, que funde como galería, y se extiende a lo largo del edificio desde el nivel inferior, en un espiral continuo en las esquinas exteriores del edificio; y termina justo por debajo del tragaluz del techo. El edificio fue sometido a una expansión y renovaciones en 1992, cuando una torre adicional fue construida, y de 2005 a 2008.

La colección del museo a crecido orgánicamente, a través de 8 décadas, y está constituida de varias colecciones privadas muy importantes, comenzando por la colección original que pertenecía a Solomon R. Guggenheim. La colección es compartida con los museos hermanos de la Fundación. En 2013, el museo tuvo alrededor de 1.2 millones de visitantes, y contó con la exhibición más popular de arte contemporáneo en la ciudad de Nueva York.[1]

Historia[editar]

Primeros años y Rebay[editar]

Solomon R. Guggenheim, miembro de una familia rica de mineros, había coleccionado trabajos de arte de los "viejos maestros" desde 1890. En 1926, Guggenheim conoció a la artista Hilla von Rebay,[2] quien le presentó y lo introdujo al arte vanguardista europeo, particularmente el arte abstracto, la cual, según Rebay, tenía el aspecto "espiritual y utópico" del arte no-objetivo.[2]

Fue entonces cuando Guggenheim cambio por completo la estrategia de su colección, enfocándolo en trabajos producidos por artistas como Wassily Kandinsky, entre otros. Él comenzó a mostrar su colección en su apartamento en el Hotel Plaza en la ciudad de Nueva York.[2] [3]

Así, mientras su colección privada creció considerablemente, Guggenheim estableció la Fundación Solomon R. Guggenheim, en 1937, para fomentar la apreciación del arte moderno.[3]

El "Museo de Pintura Abstracta"[editar]

El primer sitio de exhibición de arte de la fundación, el "Museo de Pintura Abstracta", abrió sus puertas en 1939 bajo la dirección de Rebay, en Midtown Manhattan.[4] Con el apoyo de Rebay, Guggenheim buscaba incluir en la colección los ejemplos más destacados de arte abstracto disponible en ese momento, así como trabajos de arte contemporáneo temprano de artistas como Rudolf Bauer, Rebay, Piet Mondrian, Marc Chagall, Robert Delaunay, Fernand Léger, Amedeo Modigliani y Pablo Picasso.[2] [3] [5]

A principios de la decade de 1940, la fundación había ya acumulado una gran colección de trabajos vanguardistas, que la necesidad de un edificio permanente era evidente.[6] No fue hasta 1943, que Rebay y Guggenheim le escribieron una carta al arquitecto Frank Lloyd Wright, pidiendo que diseñara una construcción para albergar y exhibir la colección.[7] Wright aceptó la oportunidad, para experimentar en el ambiente urbano su característico estilo orgánico. Para la creación del museo, Wright realizó alrededor de 700 bocetos y 6 conjuntos de dibujos en un periodo de 15 años para la creación arquitectónica del museo.[7]

En 1948, la colección fue expandida en gran medida, luego de la compra de la propiedad del comerciante de arte Karl Nierendorf, conformada por un aproximado de 730 piezas de arte, la mayoría de ellos pinturas de arte expresionista alemán.[5] Para entonces, la colección del fundación incluía un amplio espectro de trabajos expresionistas y surrealistas, incluyendo trabajos de Paul Klee, Oskar Kokoschka y Joan Miró.[5] [8] Poco después de la muerte de Solomon R. Guggenheim en 1949, miembros de la familia Guggenheim, quienes también formaban parte de la junta de directiva de la fundación, tuvieron diferencias filosóficas y personales con Rebay, y a finales de 1952, Hilla von Rebay renunció como directora del museo.[9] A pesar de esto, Rebay, en su testamento, le dejó a la fundación piezas de su colección personal; incluyendo trabajos por Kandinsky, Klee, Alexander Calder, Albert Gleizes, Mondrian y Kurt Schwitters.[8] El museo fue renombrado como el "Museo Solomon R. Guggenheim" en 1952.[9]

Diseño y construcción del edificio[editar]

Rebay y Wright concibieron al edificio como un "templo del espíritu", un espacio en el que se facilitara una nueva forma de admirar las piezas de arte moderno de la colección. En su carta, Rebay le escribió a Wright que "cada una de las obras maestras de la colección fuera organizada en el espacio, y solo tú... podrás encontrar la posibilidad de hacerlo... quiero un templo del espíritu, un monumento".[10] [11] El critico Paul Goldberger señaló, antes de que Wright concluyera su edificio modernista, que "solo había dos diseños comunes para museos: el Beaux Arts y el estilo Internacional".[12] Goldberger consideró al edificio como un catalizador para el cambio, y señaló que era "social y culturalmente aceptable para un arquitecto, un diseño para el museo altamente expresivo e intensamente personal. En ese sentido, cada uno de los museos de nuestro tiempo son hijo del Guggenheim".[12]

El atrio del museo

De 1943 a principios de 1944, Wright produjo 4 bocetos diferentes para el diseño inicial del museo. Uno de los planes (boceto C) ilustraba el edificio en una forma hexagonal, con niveles inferiores para las galerías; mientras que los demás tenía forma circular, y usaban una rampa continua que se elevaba a lo largo del edificio. El concepto original de Wright fue llamado el "zigurat", ya que el diseño asemejaba a las escaleras empinadas de los zigurat construidos en la antigua Mesopotamia.[13] La construcción del edifico fue llevado a cabo de acuerdo al boceto de Wright, en el que lo visitantes son guiados a través de una serie de habitaciones comunicadas, y son obligados a regresar por los escalones al salir.[14] Wright planeaba que los visitantes del museo llegaran a la parte superior del edificio en un elevador, y que descendieran con un ritmo pausado a través de la suave pendiente de la rampa continua, para que vieran el atrio del edificio como la pieza final de arte de la exhibición. La rotunda abierta proporcionada a los espectadores la posibilidad única de observar simultáneamente varias bahías de trabajo, y de interactuar con los demás huéspedes del museo en los distintos niveles del edificio.[15]

Al mismo tiempo, antes de situar la construcción en la esquina de la calle 89 y la Quinta Avenida, Rebay, Wright y Guggenheim consideraron otras localizaciones en Manhattan, Central Park, así como en el vecindario Riverdale de Bronx.[16] Guggenheim consideraba que la proximidad del museo a Central Park era importante; ya que el parque proporcionaría un alivio al ruido, congestión y demás bullicio causado por la ciudad.[13] Además, la naturaleza del parque le daría un sentimiento de inspiración al museo.[16] El edificio encarnaría un intento de Wright para "rendir plasticidad inherente a la formas orgánicas de la arquitectura".[14] Pues, el museo sería el único diseñado por el arquitecto. La localización definitiva, requería que Wright diseñara el edificio verticalmente, y no en una forma horizontal como en algunos de sus bocetos, muy diferente a los trabajos que Wright había realizado en sus inicios.[13]

El diseño en espiral asemejaba la concha de un Nautilus, con espacios continuos fluyendo libremente unos entre otros.[17] Incluso cuando el edificio adoptaba la naturaleza, el diseño de Wright también expresaba su toma sobre la rígida geometría de la arquitectura moderna.[17] Wright designó un significando simbólico a las figuras del edificio; añadiendo que "las formas geométricas sugieren ciertas ideas humanas, estados de ánimo y sentimientos - por ejemplo: el circulo, el infinito; el triángulo, la unidad estructural; el espiral, el proceso orgánico; el cuadrado, la integridad".[18] Estas formas hacen eco unas con otras: las columnas ovaladas, por ejemplo, retiran la geometría estructural de la fuente. La circularidad de las figuras es el leitmotiv, desde la rotunda hasta el diseño incrustado en los pisos de la terraza.[16]

La superficie del edificio fue hecha de concreto para reducir su costo, muy inferior al acabado en piedra que Wright había planeado.[19] Wright también propuso que el exterior fuera de color rojo, lo cual nunca fue realizado.[20] La pequeña rotunda, o "edificio de monitoreo" como Wright lo llamaba, localizado junto a la rotunda más grande de la construcción, fue inicialmente concebida para albergar apartamentos para Hilla von Rebay y Solomon R. Guggenheim; en su lugar, este espacio fue utilizado para albergar oficinas y almacenes.[21] En 1965, el segundo piso del "edificio de monitoreo" fue renovado para exhibir la colección en crecimiento permanente del museo, y, con las restauración del museo entre 1990 y 1992, fue convertido enteramente en espacio de exhibición, bautizado como el "edificio Thannhauser", en honor a uno de los más importantes donadores de la Fundación.[22] El plan original de Wright para erigir una torre adicional, departamentos, y estudios de arte, nunca fue realizado, en gran medida por razones de financiamiento, hasta la renovación y expansión del edificio unas décadas más tarde.[15] [23] Además, en la construcción original, el tragaluz-galería principal había sido cubierto, lo cual comprometía los efectos de iluminación que Wright había articulado en sus planeas. Esto cambio en 1992, cuando el tragaluz fue restaurado a su diseño original.[19]

El museo en construcción (Noviembre de 1957)

Sweeney y finalización de la construcción[editar]

En 1953, los criterios de colección de la Fundación se expandieron bajo la dirección de James Johnson Sweeney, el nuevo director del museo. Sweeney desaprobó el rechazo de pinturas y esculturas "objetivas" por Hilla von Rebay en la colección. Él pronto adquirió la obra "Adan y Eva" (1921) de Constantin Brâncuși, seguida de otros trabajos por escultores modernistas, incluyendo Joseph Csaky, Jean Arp, Calder, Alberto Giacometti y David Smith.[5] Sweeney fue más allá del siglo XX para adquirir la obra "Hombre con los brazos cruzados" (1899) de Paul Cézanne.[5] Ese mismo año, la Fundación recibió como regalo 28 piezas de arte, propiedad de Katherine S. Dreier, fundadora del la primera colección americana en ser reconocida como Museo de arte moderno, el Société Anonyme. Diere había sido amiga de Rebay. Los trabajos incluía, entre otros, las obras: Little French Girl (1914-18) por Brâncuși, "Untitled still life" (1916) por Juan Gris, una escultura de bronze (1919) por Alexander Archipenko, y 3 collages (1919-21) por German Hanoverian Dadaist Schwitters. También incluía trabajos por Calder, Marcel Duchamp, El Lissitzky y Mondrian.[8] Sweeney también incluyo trabajos de artistas impresionistas abstractos como Alberto Giacometti, David Hayes, Willem de Kooning y Jackson Pollock.[24]

Sweeney observó al menos los últimos 6 años de la construcción del edificio, tiempo en el que tuvo una relación antagónica con Frank Lloyd Wright, y disputas entre las que se destaca la iluminación del edifico.[25] [26] El distintivo edifico cilindrico sería la última obra mayor diseñada y dirigida por Wright, pues este último fallecería seis meses antes de su apertura.[27] Desde la calle, el edificio parece un moño blanco, curvado sobre una pila cilíndrica, más ancho en su nivel superior que inferior, exhibiendo superficies curvas por todos lados. Su apariencia hace un gran contraste con los edificios típicos geométricos y rectangulares de la ciudad de Manhattan que lo rodean, un hecho previsto por Wright, quien reclamó que su museo haría parecer el Museo Metropolitano de Arte como un "granero Protestante".[27] Internamente, la galería forma una rampa en espiral helicoidal, escalando gentilmente desde el nivel del suelo hasta el tragaluz en la parte superior.[27]

Crítica y apertura del museo[editar]

Vista interior del museo

Inclusive antes su apertura, el museo fue criticado por el diseño de su arquitectura.[27] [28] Algunos críticos creían que el edificio opacaría las piezas de arte exhibidas en el museo.[6] [29] [30] "Al contrario... el edificio y los trabajos de arte crean una hermosa sinfonía ininterrumpida que nuca había existido en el Mundo del Arte anteriormente", escribió Wright.[29] Otros críticos, y muchos artistas, sentían que que era incómodo e inadecuado colgar las pinturas en la sombra, que el edificio no tuviera ventanas, y que la cóncava exhibición rodeara el espiral central.[27] Poco antes de la apertura el museo, 21 artistas firmaron una carta en la que pedían que su trabajo fuera exhibido en el sitio.[27] El historiador Lewis Mumford se sumó al oprobio, señalando:

"Wright ha asignado a las pinturas y esculturas en exhibición en tanto estas no infrinjan la composición de su abstracta composición... [Él] ha creado una "concha", cuya forma no tiene relación con la función principal, original y única, y no ofrece la posibilidad de salida de sus rígidas preconcepciones. [El pasillo] tiene, para un museo, un techo bajo - 9 pies y 8 pulgadas [limitando el tamaño de las piezas a exhibir. La pared] inclinada hacia afuera, sigue la inclinación de la pared exterior, y no se suponía que las pinturas colgaran verticalmente, o que exhibieran su plano real, ya que están inclinadas con ellas... Tampoco [puede el visitante] escapar de la luz que brilla en los ojos, de las estrechas ranuras y largos espacios en la pared".[31]

El 21 de octubre de 1959, 10 años después de la muerte de Solomon R. Guggenheim, y seis meses luego de la muerte de Frank Lloyd Wright, el Museo abrió sus puertas hacia largas multitudes.[32] [33] El edificio fue ampliamente aclamado,[34] [35] [36] y fue fuente de inspiración para muchos otros arquitectos.[13]

El tragaluz del edificio

Messer y "Trabajo y Proceso"[editar]

Thomas M. Messer fue el sucesor de Sweeney como director del Museo, mas no como director de la Fundación desde 1961, y se mantuvo ahí 27 años, periodo mayor a cualquier otro director de las mayores instituciones de arte.[37] Cuando Messer tomó la dirección, la forma en la que el museo presentaba el arte seguía en duda, debido a los desafíos que presentaba la iluminación del edificio, la galería-rampa continua y las paredes curvas no-verticales.[38] Se consideraba dicil colgar apropiadamente las pinturas en el vacío de los nichos poco profundos que rodeaban el espiral del centro; los lienzos se levantaban al ser montados en la superficie de la pared. Las pinturas se inclinaban como en el "caballete del artista". Había espacio limitado para la escultura.[27]

Casi inmediatamente, en 1962, Messer tomo el riesgo de poner una large exhibición, combinando las pinturas de la colección original de Guggenheim con esculturas prestadas del la colección de Hirshhron.[38] Las esculturas tridimensionales, en particular, creaban la problemática de "instalar un espectáculo en el museo que reensamblaba la geometría circular del infierno" donde cualquier objeto vertical parecía "estacadas ebrias" por la pendiente del piso, y la curvatura de las paredes creaban ilusiones ópticas "irritantes".[39] Resultó que la combinación podría funcionar bien el espacio del Guggenheim, pero, Messer mencionó en ese momento que "estaba asustado. Yo había sentido que esa sería mi última exhibición en el museo".[38] Messer tuvo la previsión de preparar la organización de una exhibición más pequeña de esculturas el año anterior, en la que él descubrió la forma de compensar la geometría desafiante del espacio construyendo unas bases en un ángulo en particular, tanto que las piezas no estuvieran en una forma vertical pero parecieran estarlo.[39] En el espectáculo de esculturas inicial, este "truco" no funcionó para una de las piezas en exhibición, un móvil por Alexander Calder, el cual contaba con un cable que colgaba verticalmente en la misma escultura, la cual, una vez colocada en la base, era evidente y desorientado el contexto del piso en el que encontraba.[39]

El siguiente año, Messer adquirió la colección privada del comerciante de arte Justin K. Thanhauser, para la colección permanente del museo.[40] Estas 73 piezas de arte incluían trabajos impresionistas, post-impresionistas y obras maestras de artistas modernistas franceses; incluyendo trabajos por Paul Gauguin, Édouard Manet, Camille Pissarro, Vincent van Gogh y 32 obras de Pablo Picasso.[8] [41] "Trabajo y Proceso" es una seria de varios performance que comenzaron el el Guggenheim en 1984.[42] La primera temporada consistió en los performance "Akhnaten" y "The Desert Music" por Philip Glass junto con Christopher Keen, y Steve Reich en colaboración con Michael Tilson Thomas respectivamente.

Krens, expansión del Museo e internacionalización de la Fundación[editar]

Thomas Krens, director de la Fundación Solomon R. Guggenheim de 1988 a 2008, dirigió la rapida expansión de las colección del museo.[43] En 1991, Krens aumentó la colección en gran medida tras adquirir la colección de Giuseppe Panza. Ensamblada por él, y por su esposa, Giovanna, la colección incluía ejemplos de esculturas minimalistas por artistas como Carl Andre, Dan Flavin y Donald Judd, y pinturas minimalistas de artistas como Robert Mangold, Brice Marden y Robert Ryman; así como de arte post-minimalista, arte conceptual y arte perceptivo de artistas como Robert Morris, Richard Serra, James Turrell, Lawrence Weiner y muchos otros, notablemente trabajos producidos entre 1960 y 1970.[8] [44] En 1992, la Fundación Robert Mapplethorpe obsequió 200 de sus mejores fotografías a la Fundación; esto incluía trabajos como collages, Polaroids, retratos de celebridades, auto-retratos, y fotografías con temáticas como desnudos, flores y estatuas. También contó con construcciones de técnicas mixtas, incluyendo el famoso "Auto-retreto" (1998) de Mapplethorpe. Con esta adquisición, la Fundación dio inicio a su programa de exhibición fotográfica.[8]

También en 1992, el espacio del edificio del museo fue expandido tras la construcción de una torre adicional, erigida detrás del edificio original, y más grande que este último; de igual manear, hubo renovaciones en el edificio original.[23] La nueva torre fue diseñada por la compañía de arquitectura "Gwathmey Siegel & Associates",[45] quienes analizaron los bocetos originales de Wright para diseñar la torre de 10 pisos, de piedra caliza, la cual proveería de un espacio estructural mucho más pequeño. Además, la torre albergaría de 4 galerías de exhibición adicionales con paredes planas "más apropiadas para exhibir algunas de las piezas".[15] [23] En la construcción del edificio original, la galería principal del tragaluz había sido cubierta, la cual comprometía los efectos de iluminación articulados cuidadosamente por Wright. Esto cambio en 1992, cuando el tragaluz fue restaurado a su diseño original.[19] Para ese entonces, el edificio original ya era reconocido como un icono de la ciudad, y la construcción de la torre adicional fue un tanto controversial.

Para financiar dichos movimientos, controversialmente, la Fundación vendería algunos trabajos por Kandinsky, Chagall y Modigliani para conseguir alrededor de $47 millones de dólares, atrayendo criticismo por intercambiar trabajos de "maestros" por trabajos de rezagados "de moda". El crítico Michael Kimmelman del periódico americano The New York Times escribió que las ventas "estiraron la normas aceptadas de colección de arte, mas allá de lo que cualquier otra institución americana estuviera dispuesta a hacer".[19] [46] Krens defendió sus decisiones como "consistentes" con los principios de la Fundación y del Museo, incluyendo la expansión internacional de la colección, y la construcción de la colección de post-guerra, para "fortalecer nuestras posiciones de la preguerra"[44] y señaló que ventas como la del Museo son practicadas regularmente por otros museos.[46] Simultáneamente, él expandió la presencia internacional de la Fundación, abriendo museos en otros países.[47] Krens también fue criticado por su característico estilo de negocios, y por el populismo y comercialización que recibió.[48] [49] Un escritor comentó que "Krens había sido, tanto aclamado como criticado, por cambiar lo que antes era una institución pequeña neoyorquina en una marca mundial, creando la primera institución multinacional de arte real... Krens transformó el Guggenheim a una marca de renombre ampliamente conocida en el mundo de las artes".[50]

Teatro Peter B. Lewis

Bajo su administración, el Museo montó algunas de sus exhibiciones más populares hasta el momento, incluyendo "África: el Arte del Continente" en 1996; "China: 5,000 años" en 1998, "Brasil: Cuerpo y Alma" en 2001 y "El Imperio Azteca" en 2004.[51] También mostró ocasionalmente exhibiciones poco usuales, por ejemplo una instalación de arte comercial de motocicletas. La revista The New Criterion, por Hilton Kramer (originalmente crítico de arte del periódico The New York Times), condenó esta última exposición, titulada "El Arte de la Motocicleta".[48] [52] En 2009, una retrospectiva del trabajo de Frank Lloyd Wright, en su 50 aniversario, se exhibió la apertura del Museo Guggenheim, y se dio a conocer que "el Arte de la Motocicleta" había sido la exhibición más popular de Museo para 1992.[6]

En 2001, el museo inauguró el Centro de Educación de Arte Sackler para el público, el cual contaría con otro parte del diseño original de Wright, financiado por la familia de Mortimer D. Sackler.[53] Localizado justo debajo de la grande rotunda, esta instalación de 8,200 pies cuadrados albergaría clases y conferencias sobre artes visuales, performance, y la oportunidad de interactuar con las colecciones, tanto especiales como la permanente, a través de sus laboratorios, sus espacios de exhibición, y sus aulas, así como en el Teatro Peter B. Lewis.[53] Además, en 2001, la Fundación fue obsequiada la gran colección de la Fundación Bohen, la cual, durante dos décadas, había adquirido nuevas pieces de arte, en las que destacaban películas, videos, fotografías y nuevos medios de comunicación. Algunos artistas incluidos en la colección fueron Pierre Huyghe, Sophie Calle y Jac Leirner.[2]

Restauración del Museo[editar]

Entre septiembre de 2005 y julio de 2008, el Guggenheim se sometió a una restauración exterior para reparar grietas y[54] modernizar su sistema, así como detalles en sus exterior.[55] En la primera face del proyecto, un equipo conformado por arquitectos restauradores, ingenieros estructurales y conservadores arquitectónicos trabajaron en conjunto para crear una valoración comprensiva de la condición del edificio, para determinar una estructura fundamentalmente segura. Esta valoración incluía:

2 cent postage stamp featuring a black and white illustration with bust of Wright in the foreground and the museum in the background.
Estampilla de correo americana, en honor a Wright (1966)
  • la eliminación de la pintura original de la superficie del edificio, revelando así cientos de grietas causadas por el tiempo y las condiciones climáticas temporales;[54]
  • monitoreo detallado del movimiento de grietas seleccionadas a lo largo de 17 meses;
  • tecnología de eco-impacto, en el cual las ondas de sonido son enviadas al concreto, y el rebote es medido para localizar los huecos entre las paredes;
  • estudios laser en el exterior e interiores de las superficies, el cual se cree ha sido el modelo láser jamás compilado;
  • perforación de bases, con el objeto de recolectar muestras del concreto original, y otros materiales de construcción; y
  • pruebas con los materiales de reparación potenciales.[56]

Gran parte del interior del museo fue restaurado durante la renovación de 1992 y durante la construcción del espacio adicional por los arquitectos de Gwathmey Siegel and Associates. La restauración de 2005-2008 se enfoco primordialmente en el exterior y la infraestructura del edificio original. Esto incluyó la restauración de tragaluces, ventanas, puertas, fachadas de concreto y guita, y banquetas exteriores. De la misma manera, se implementó un control interno de temperature. La meta era preservar la mayor cantidad de tejidos históricos del edificio original tanto como fuera posible, mientras se cumplían las reparaciones necesarios para el continuo uso del edificio como museo.[57]

Richard Armstrong, 2012

El 22 de septiembre de 2008, el Guggenheim celebró la terminación de su restauración (de 3 años en total). El alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael R. Bloomberg, ofició la celebración que culminaría con la premier del tributo "For the Guggenheim" de la artista Jenny Holzer, un trabajo realizado en honor a Peter B. Lewis, quien sería el mayor benefactor del proyecto de restauración del Museo. Otros partidarios de la restauración millonaria del Museo incluían a la junta de fideicomisarios de la Fundación Solomon R. Guggenheim, así como el Departamento de Atenciones Culturales. Apoyo financiero adicional fue proporcionado por parte del Estado de Nueva York y la compañía MAPEI.[58] El museo fue registrado como un Hito Histórico Nacional el 6 de octubre de 2008.[59]

Años posteriores y actualidad[editar]

En 2005, Krens ganó una disputa contra el filántropo billonario Peter Lewis, Presidente de la Junta de Directores de la Fundación, y el mayor contribuyente de la Fundación en sus historia. Lewis renunció a la presidencia de la junta, expresando oposición a la idea de Krens de expandir globalmente los museos de la Fundación.[60] Además, en 2005, Lisa Dennison, una curadora muy importante de la Fundación, fue nombrada como directora del Museo Solomon R. Guggenheim de la ciudad de Nueva York. Dennison renunció en julio de 2007, para trabajar en la casa de subastas Sotheby's.[61] Simultáneamente, la tensión entre Krens y la Junta Directiva continuaba,no fue hasta febrero de 2008 que Krens renunció como Director de la Fundación. Sin embargo, él aún es tutor de asuntos internacionales de esta.[62]

Richard Armstrong, anterior director (durante 12 años) del Museo de Arte Carnegie en Pittsburgh, fue nombrado como el 5.º director del Museo el 4 de noviembre de 2008.[63] Nancy Spector fue nombrada como Curadora en Jefe y Directora Suplente del Museo.[64]

Adicionalmente, la colección permanente de la Fundación y del Museo crecieron.[2] La Fundación supervisa y administra el préstamo de piezas de la colección para exhibiciones externas y co-organiza exhibiciones con otros museos y fundaciones para fomentar la divulgación pública de arte.[65] En 2013, alrededor de 1.2 millones de personas visitaron el museo, y este último albergó la exhibición más popular de la ciudad de Nueva York (James Turell).[1]

Obras seleccionadas de la colección[editar]

En la cultura popular[editar]

El edificio se ha vuelto un icono cultural, y puede ser visto en varias lugares de la cultura popular. El museo ha aparecido en películas y series de televisión como The Cremaster Cycle, La sombra del testigo, Bye Bye Birdie, Hombres de negro, En la boda de mi hermana, Downtown 81, Ugly Betty y Dinero en la Sombra.[66] En la película americana Los Pingüinos de Papá se incluye una secuencia en la que unos pingüinos causan problemas en la entrada del museo, y se deslizan por toda la estructura en espiral desde los niveles superiores hasta la planta baja. En el episodio "La carrera" de la seria de comedia americana Seinfeld, el personaje George Costanza asegura haber diseñado y dirigido la expansión del Guggenheim, añadiendo que "no le tomó mucho tiempo".

La revista estadounidense The New Yorker ha incluido multiples veces al museo en su portada y caricaturas. En la "Guía de la ciudad de Nueva York en el mundo de Marvel" (2007) por Peter Sanderson, se menciona que el museo formo parte en la historietas Daredevil, vol. 1, #67 (1970), What If, vol. 1, #13 (1979) y Thor, #447 y #448 (1992).

Referencias[editar]

Notas

  1. a b "Top 100 Art Museum Attendance", The Art Newspaper, 2014, pp. 11 and 15, accessed July 8, 2014
  2. a b c d e f "Exhibition of Works Reflecting the Evolution of the Guggenheim's Collection Opens in Bilbao", artdaily.org, 2009. Retrieved April 18, 2012
  3. a b c "Biography: Solomon R. Guggenheim", Art of Tomorrow: Hilla Rebay and Solomon R. Guggenheim, Solomon R. Guggenheim Foundation. Retrieved March 8, 2012
  4. Vail, pp. 25 and 36
  5. a b c d e Calnek, Anthony, et al. The Guggenheim Collection, pp. 39–40, New York: The Solomon R. Guggenheim Foundation, 2006
  6. a b c Winter, Damon. "Solomon R. Guggenheim Museum", The New York Times, October 21, 2009. Retrieved March 7, 2012
  7. a b Vail, p. 333
  8. a b c d e f "Guggenheim Museum New York", Encyclopedia of Art, visual-arts-cork.com. Retrieved April 18, 2012
  9. a b "Biography: Hilla Rebay", Art of Tomorrow: Hilla Rebay and Solomon R. Guggenheim, Solomon R. Guggenheim Foundation. Retrieved March 8, 2012
  10. The Guggenheim: Frank Lloyd Wright and the Making of the Modern Museum, pp. 217–18, New York: Guggenheim Museum Publications, 2009
  11. Levine, p. 299
  12. a b "The Secret Life of Buildings: New York Public Library and Guggenheim Museum", Colebrook Bosson Saunders Products Ltd.. Retrieved March 21, 2012
  13. a b c d Storrer, pp. 400–01
  14. a b Levine, p. 340
  15. a b c Perez, Adelyn. "AD Classics: Solomon R. Guggenheim Museum", May 18, 2010. Retrieved March 21, 2012
  16. a b c Ballon, pp. 22–27
  17. a b Levine, p. 301
  18. Rudenstine, Angelica Zander. The Guggenheim Museum Collection: Paintings, 1880–1945, New York: Solomon R. Guggenheim Museum, 1976, p. 204
  19. a b c d Sennott, pp. 572–73
  20. Bianchini, Riccardo. "The Guggenheim, an American revolution", inexhibit.com, 2014, accessed July 5, 2014
  21. Levine, p. 317
  22. Ballon, pp. 59–61
  23. a b c Overview of firm's history, projects, etc. Gwathmey Siegel website
  24. The Global Guggenheim, The Solomon R. Guggenheim Museum Publications. Retrieved March 8, 2012
  25. "James Johnson Sweeney records", Solomon R. Guggenheim Archives Collections. Retrieved March 8, 2012
  26. Glueck, Grace. "James Johnson Sweeney Dies; Art Critic and Museum Head". The New York Times. April 15, 1986.
  27. a b c d e f g "Art: Last Monument". Time. November 2, 1959.
  28. "Controversial Museum Opens in New York", The News and Courier, October 22, 1959, p. 9-A. Retrieved March 1, 2012
  29. a b “Oct 21, 1959: Guggenheim Museum opens in New York City”, This Day in History, History.com. Retrieved March 21, 2012
  30. Goldberger, Paul. "Spiralling Upward", Celebrating fifty years of Frank Lloyd Wright’s Guggenheim, The New Yorker, May 25, 2009. Retrieved March 21, 2012
  31. Mumford, Lewis "The Sky Line: What Wright Hath Wrought" (1959) in The Highway and the City, New York: New American Library, 1964. pp.141–142 (first published in the New Yorker, December 5, 1959)
  32. Spector, p. 16
  33. "Guggenheim Foundation History", The Solomon R. Guggenheim Foundation, 2010
  34. "The Wright Stuff". USA Today (Weekend). November 6, 1998Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  35. Levine, p. 362
  36. "The Solomon R. Guggenheim Museum", The Art Story Foundation. Retrieved on March 21, 2012
  37. Kumar, chapter: "Thomas Messer"
  38. a b c Russell, John. "Director of Guggenheim Retiring After 27 Years", The New York Times, November 5, 1987. Retrieved April 14, 2012
  39. a b c Canaday, John. "Museum Director Solves Problem; Guggenheim Official Faces Troubles of Architecture", The New York Times, August 17, 1962
  40. Decker, Andrew. "Oral History Interview with Thomas M. Messer, 1994 Oct.-1995 Jan.", Archives of American Art, January 25, 1995. Retrieved March 13, 2012
  41. "Thannhauser, Justin K.: The Frick Collection", Archives Directory for the History of Collecting in America. Retrieved March 13, 2012
  42. Works and Process
  43. Vogel, Carol. "Guggenheim’s Provocative Director Steps Down", The New York Times, February 28, 2008. Retrieved March 8, 2012
  44. a b Glueck, Grace. "Guggenheim May Sell Artworks to Pay for a Major New Collection", The New York Times, March 5, 1990. Retrieved March 13, 2012
  45. Gwathmey Siegel web site: Overview of firm's history, projects, etc.
  46. a b Kimmelman, Michael (April 1, 1990), «Art View; The High Cost of Selling Art», New York Times, http://www.nytimes.com/1990/04/01/arts/art-view-the-high-cost-of-selling-art.html, consultado el April 9, 2012 
  47. Russell, James S. "Guggenheim’s Krens Eyes Hudson Yards Museum, Seeks New Bilbaos", Bloomberg, March 11, 2008. Retrieved March 13, 2012
  48. a b Sudjic, Deyan (January 23, 2005), «Is this the end of the Guggenheim dream?», The Observer (London, UK: Guardian News and Media Limited), http://www.guardian.co.uk/artanddesign/2005/jan/23/art.museums 
  49. Gibson, Eric (November 27, 1998), «For Museums, Bigger Is Better», The Wall Street Journal, http://online.wsj.com/article/SB911879208127582000.html 
  50. Mahoney, Sarah (October 2, 2006), «Thomas Krens», Advertising Age 77 (40): I-8 
  51. Vogel, Carol. "A Museum Visionary Envisions More", The New York Times, April 27, 2005. Retrieved February 2, 2011
  52. Plagens, Peter (September 7, 1998), «Rumble on the Ramps. ('The Art of the Motorcycle,' Solomon R. Guggenheim Museum, New York, New York)», Newsweek 132 (10): 80 
  53. a b "Sackler Center for Arts Education", The Solomon R. Guggenheim Foundation. Retrieved March 21, 2012
  54. a b Park, Haeyoun. "Face-lift for an Aging Museum", The New York Times, April 16, 2007
  55. Guggenheim Museum web site: click link to podcast about restoration (10 MB, audio only, 8 min 45 sec)
  56. Pogrebin, Robin. "The Restorers' Art of the Invisible", The New York Times, September 10, 2007, pp. E1–5.
  57. Guggenheim Museum web site: click link to podcast about restoration (10 MB, audio only, 8 min 45 sec)
  58. Guggenheim Museum web site: click link to press release about restoration
  59. "National Register of Historic Places; New Listings October 6 – October 10, 2008", NPS.gov, October 17, 2008. Retrieved May 8, 2009
  60. Vogel, Carol. "Guggenheim Loses Top Donor in Rift on Spending and Vision", January 20, 2005, The New York Times'. Retrieved December 6, 2012
  61. Vogel, Carol. "Director of Guggenheim Resigns to Join Sotheby's". The New York Times. July 31, 2007.
  62. Lewis, Carol. "Provocative Guggenheim director resigns", The New York Times, February 28, 2008, accessed October 21, 2011
  63. Vogel, Carol. "Guggenheim Chooses a Curator, Not a Showman", The New York Times, September 23, 2008. Retrieved March 14, 2012
  64. "25 Art World Women at the Top, From Sheikha Al-Mayassa to Yoko Ono", Artnet, 17 April 2014
  65. Foundation website's collaborations page
  66. Shineberg, Susan. "Wall-to-wall culture", The Age, November 10, 2007

Fuentes

  • Ballon, Hillary et al (2009). The Guggenheim: Frank Lloyd Wright and the Making of the Modern Museum. London: Thames and Hudson. 
  • Kumar, Lisa (2011). The Writers Directory. Detroit: St. James Press. ISBN 9781558628137. 
  • Levine, Neil (1996). The Architecture of Frank Lloyd Wright. New Jersey: Princeton University Press. 
  • Sennott, R. Stephen. Encyclopedia of 20th-Century Architecture: Volume 2 (New York: Fitzroy Dearborn, 2004)
  • Spector, Nancy (ed) (2001). Guggenheim Museum Collection: A to Z. New York: The Solomon R. Guggenheim Foundation. 
  • Storrer, William Allin. The Architecture of Frank Lloyd Wright: A Complete Catalogue (Chicago: The University of Chicago Press, 2002)
  • Vail, Karole (ed) (2009). The Museum of Non-Objective Painting. New York: The Solomon R. Guggenheim Foundation. 

Links externos[editar]