Abel Azcona

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Abel Azcona
El artista Abel Azcona, retratado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Abel Luján Gutierrez Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 1 de abril de 1988 (33 años)
Madrid, España
Residencia Lisboa, Nueva York
Nacionalidad Española
Lengua materna Castellano
Religión Ateísmo
Educación
Educado en Escuela de Arte y Superior de Diseño de Pamplona Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Artista, escritor
Área Performance
Años activo Desde 2005
Movimientos Arte conceptual, performance, arte contemporáneo y Arte procesual Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables
Artistas relacionados Ana Mendieta, Tania Bruguera, Marina Abramovic, Pussy Riot
Firma FIRMA Abel Azcona (ARTISTA).jpg
Web
Sitio web

Abel Azcona[1]​ (Madrid, 1 de abril de 1988) es un artista contemporáneo español dedicado al arte del performance. Así como al arte de la instalación, la escultura, el videoarte, la pintura y la escritura, con piezas literarias y memorialísticas. Sus obras de marcado cariz autobiográfico, suelen versar sobre la identidad personal y los límites del dolor.[2]

La obra de Azcona ha sido expuesta en exposiciones temporales y festivales de arte contemporáneo como el Arsenal de Venecia, la Bienal de Arte de Asia en Daca y Taipéi, la Bienal de Lyon, el Festival Internacional de Performance de Miami o la Bienal de Arte Vivo de Bangladés, en la que fue el primer artista europeo en ser invitado.[3][4][5][6]​ También ha estado presente en diversos museos y centros culturales como el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, el Museo de Arte Moderno de Bogotá, el Art League de Houston y el Círculo de Bellas Artes de Madrid.[7][8][9][10]​ El Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá le dedicó una exposición retrospectiva en el año 2014. [11][12][13]

El tratamiento que ha dado a asuntos como los abusos sexuales, la pedofilia, la religión, el suicidio, la prostitución, la enfermedad mental, las drogas o el terrorismo ha sido motivo de encendidas polémicas públicas, amenazas en las redes sociales y denuncias judiciales.[10]

Infancia y juventud[editar]

Abel Azcona nació en Madrid el 1 de abril de 1988.[14]​ Su madre, prostituta y drogadicta, lo abandonó al poco de nacer. Su infancia estuvo marcada por los malos tratos, los abusos sexuales y sucesivos abandonos hasta que, finalmente, con siete años de edad, fue adoptado por una familia conservadora navarra.[15]​ A los dieciséis años intentó suicidarse.[16]​ En estas experiencias traumáticas está la raíz de buena parte de sus acciones y obras artísticas.

Carrera artística[editar]

El propósito declarado de Azcona con sus obras es aportar una mirada crítica que transforme al espectador y le obligue a reaccionar. Rehúye del arte meramente estético que solo se contempla.[17][18]​ Bajo esta visión del papel que debe jugar un artista, crea performances como en la que come páginas del Corán a finales de 2012 en Berlín.[19][15]

En el año 2013, Abel Azcona viaja a Bogotá, donde realiza una nueva acción en la que ofrece su cuerpo al público.[17]​ Esta nueva orientación artística es explotada de nuevo a su vuelta a Madrid en el que se ofrece su cuerpo a los visitantes de su acción artística.[20][21][16][22]​ En los últimos años ha expandido su variante como objeto político y artista con diversas performances polémicas que denuncia la pederastia de la Iglesia Católica, la imagen de la muerte, la sexualidad u otros montajes artísticos que generan polémica entre algunos sectores conservadores de la sociedad española y latinoamericana.[15]​ En noviembre de 2015, realizó una exposición retrospectiva con casi la totalidad de su obra en el Monumento a Los Caídos de Pamplona.[23]

Los padres[editar]

Inauguración de la exposición "Los Padres" del artista Abel Azcona en Madrid.
Inauguración de la exposición "Los Padres" del artista Abel Azcona en Madrid.

Generada a raíz de una performance el año 2016 en Madrid y cerrada en 2017 en la misma ciudad en formato expositivo. La pieza duracional se inició mediante una instalación participativa en la que decenas de mujeres supervivientes de la prostitución intercambiaban en directo la descripción física del último cliente de prostitución. En el otro lado de una mesa de diez metros de longitud les escuchaba un dibujante experto en retratos de identificación de la policía científica. La performance generó decenas de retratos robot, que en el cierre de la obra en 2017, fueron expuestos desde la premisa de que cualquiera de ellos podría ser el padre de Azcona, o de los visitantes. La obra biográfica crea un discurso crítico con la prostitución y con las herencias de la misma, en el caso del propio Azcona, de padre desconocido, al haber sido gestado en un intercambio sexual de prostitución.[24][25]

Amén o La Pederastia[editar]

Es una obra de arte conceptual, crítica y procesual creada en el año 2015 a partir de una performance de varios meses de duración Azcona acude a eucaristías celebradas en diferentes iglesias, donde el artista guarda la hostia consagrada entregada a los asistentes en la comunión,[26]​ en lugar de comulgar con ella. Reunidas doscientas cuarenta y dos hostias consagradas, cifra correspondiente a los casos denunciados en el norte de España en la última década, forma una instalación orgánica en la que se podía leer la palabra Pederastia.

A finales de 2015 un fragmento de la obra es seleccionada para formar parte de la exposición retrospectiva que la ciudad de Pamplona le dedica en el interior del Monumento a los Caídos.[27]​ La obra es ubicada en el altar del antiguo monumento, que anteriormente era la antigua catedral de Pamplona, pero en el momento de la muestra de Azcona se encuentra desacralizada.[28][29]​ Al día siguiente de la inauguración de la muestra se multiplicaron las voces en contra de la obra, con múltiples manifestaciones, concentraciones y actos a favor del cierre de la misma. Definida por la Iglesia Católica en numerosas ocasiones como la mayor ofensa a la creencia cristiana. Azcona documenta todas las manifestaciones y situaciones de confrontación y las incluye como parte de la obra, entendiendo la obra como arte procesual. De la misma forma, Azcona ha mantenido más de cinco años de procesos judiciales por denuncias y querellas por la obra ante diferentes tribunales y entes judiciales. La demanda con mayor repercusión fue llevada a cabo por la Archidiócesis de Pamplona y Tudela,[30]​ en representación de la Iglesia Católica.[31]​ La Iglesia Católica demandó a Azcona ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra por tres delitos. El delito de profanación y blasfemia, el delito de odio y el ataque contra la libertad y los sentimientos religiosos.[16][31]​ En la misma causa se sumaron la Delegación del Gobierno en Navarra, durante el gobierno del Partido Popular y la entidad Abogados Cristianos, esta última mediante una querella criminal contra Abel Azcona. La obra obtuvo una dimensión pública internacional a raíz de numerosas manifestaciones multitudinarias y concentraciones contra Azcona.[32]​ Y eucaristías de reparación celebradas por los respectivos obispos en catedrales españolas y latinoamericanas. Las tres primeras demandas fueron ganadas por Azcona, con el archivo de las querellas,[33][34]​ pero fue demandado y perseguido en numerosas ocasiones más. Archivada la causa del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, la querella grupal fue presentada al Tribunal Supremo y es nuevamente archivada. A pesar de la persecución a Azcona, la entidad Abogados Cristianos, esta vez en solitario, decidió demandar a España al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo,[35][36]​ por no condenar a Azcona, y según ellos, protegerlo. Cada vez que la obra era expuesta, la querella volvía formularse, por lo que Azcona fue citado en el Tribunal de Justicia de Palma de Mallorca[36]​ y en el Tribunal de Justicia de Barcelona. Cinco años de procesos judiciales por las obras críticas con la Iglesia Católica y más concretamente, con la pederastia. En las últimas demandas de la Iglesia Católica, Azcona decidió declararse en desobediencia, y los denunciantes incluyeron el delito de obstrucción a la justicia en sus querellas.[37][38][39][40][41][42]

La ingesta[editar]

Creada e iniciada en Berlín en octubre de 2012, en el marco de una residencia artística en el espacio expositivo de "The College of Performing Arts" de la Universidad de las Artes de Berlín, Azcona inauguró una serie de obras de carácter performativo, todas ellas de contenido crítico con entidades de carácter religioso. En las piezas Azcona intervenía plásticamente y performativamente iconos representativos de cada religión, como el Corán, la Biblia, la Torá u otros objetos de carácter sagrado. En uno de los procesos artísticos Azcona inicia una pieza en tres fases de nueve horas de duración en la que ingiere las páginas de un ejemplar de la Torá, la Biblia y el Corán. La pieza de la última ingesta fue la que más controversia y repercusión obtuvo de la serie, al ser el artista amenazado y perseguido por la obra.[43]

La obra fue inaugurada de nuevo en Copenhague,[44]​ en el museo Krudttønden donde Azcona fundó un colectivo junto a otros artistas como Lars Vilks y Bjørn Nørgaard,[45]​ perseguidos y amenazados por sus creaciones.[46]​ Con el colectivo, y a raíz de las amenazas por la obra Eating a Koran, Azcona realizó performances y conferencias por la libertad de expresión en el museo danés entre los años 2013 y 2015.[47][44]​ Con Vilks, Nørgaard, el escritor Salman Rushdie[45]​ o el caricaturista Charb,[48][46]​ asesinado en el atentado contra Charlie Hebdo.[49][50][44]​ Hasta que en el 2015 el edificio Krudttønden fue tiroteado y cuatro participantes del evento murieron por el atentado terrorista de Copenhague.[51][44]​ Desde entonces, la obra Eating a Koran, comprada y cedida por un coleccionista danés, permanece en el museo.[44][46]

Empatía y prostitución[editar]

Esta acción artística fue creada para la Galería Santa Fe de Bogotá en febrero de 2013 y consta de tres fases que se desarrollaron primero en la propia Bogotá y luego en Madrid (Factoría de Arte y Desarrollo, noviembre de 2013) y Houston (Bienal de Performance, febrero de 2014). Las fotografías y vídeos generados en la documentación de Empathy and Prostitution dieron lugar también a exposiciones e instalaciones en Europa y América. Azcona se inspiró en la figura de su madre, prostituta, y buscó empatizar con ella y con el momento de su propia concepción. Azcona se ofrecía desnudo a los visitantes de las galerías, sobre un lecho de sábanas blancas, para que tuvieran relaciones sexuales con él.[17]

Azcona se inspiró en la figura de su madre, prostituta, y buscó empatizar con ella y con el momento de su propia concepción. Azcona se ofrecía desnudo a los visitantes de las galerías, sobre un lecho de sábanas blancas, para que tuvieran intercambios de intimidad o relaciones sexuales con él. El resultado plástico e instalativo de la pieza formó parte de las exposiciones benéficas Art Is Hope en París y Pride en Nueva York. La primera con la obra de Azcona en museos como Palais de Tokyo y la Galería Perrotin. Y en exposición en las casas de subastas Piasa en París y en Paddle8 en Nueva York. La exposición y subasta estadounidense promovía la diversidad sexual y contaba con artistas como Keith Haring, Louise Bourgeois, Nan Goldin, Robert Mapplethorpe y Andy Warhol. En 2017, generó exposiciones e instalaciones en museos como Tulla Center en la capital albana Tirana y la galería madrileña, especializada en arte de performance,[52]​ La Juan Gallery realizó una recopilación de la trayectoria de Azcona centrada en obras de temática sexual titulada La Extinción del Deseo.[53]

Someone else[editar]

El Queer New York Arts Festival de Nueva York se inauguró en 2014 con una acción de Azcona titulada Someone Else en la que se exigía el contacto físico (incluso sexual) con el artista para poder ingresar en la sede del festival, el Grace Exhibition Space. Esta acción fue escogida por el crítico Hrag Vartanian como una de las diez mejores del año en la ciudad.[54]

La guerra[editar]

En esta acción, estrenada en el Festival Intramurs de Valencia (España) está de nuevo inspirada en la prostitución, el sexo y las drogas. Azcona ofrece su cuerpo desnudo y anestesiado por el consumo de droga, para que el visitante disponga de él con entera libertad.[55]

Political disorder[editar]

Esta obra se inauguró en forma de exposición en el Museo Espace dAM en Suiza como crítica al sistema que prima el interés económico sobre la verdadera ideología. Mediante una performance de varios años de duración, Azcona se afilió, se hizo miembro o se asoció a diferentes organizaciones, fundaciones y partidos políticos de España y algunos internacionales.[56][57]​ Además, Azcona defendió públicamente un gobierno de Podemos junto a otros intelectuales.[58]

El proyecto, de varios años de duración, concluye en una exposición instalativa en el Museo Espacio Andrés-Missirlian en Romainmôtier, Suiza, el año 2017.[59]​ La instalación la componían decenas de documentos originales de afiliación a decenas de partidos políticos de España, carnets de pertenencia o documentación de cuotas y pagos.[60]​ La pieza, donde Azcona se afilia a la totalidad de partidos políticos españoles, nace como crítica al sistema que prima el interés económico sobre la verdadera ideología.[61]​ Azcona además de afiliarse a organizaciones como Falange Española, Vox, Partido Socialista Obrero Español, Ciudadanos o Partido Popular se hace miembro de entidades con connotación política como Hazte Oír, Fundación Francisco Franco, Hogar Social o Abogados Cristianos. Dos años después, Azcona vuelve a exponer la instalación documental de forma completa, adhiriendo las cartas de expulsión de cada uno de los partidos políticos y organizaciones.[59]

La muerte del artista[editar]

El artista Abel Azcona durante la obra La muerte del artista en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Inaugurada en 2018 en el vestíbulo del Círculo de Bellas Artes de Madrid, el artista invitó por carta a las organizaciones, colectivos y entidades que le habían amenazado a dispararle, para lo que les ofrecía una pistola cargada.[10][62][63]​ En el mismo marco, el Círculo de Bellas Artes de Madrid albergó la presentación y lectura completa del manifiesto Presunción del artista como sujeto radical y desobediente, tanto en vida como en muerte.[64]​El manifiesto se editó por La Fábrica y se presentó en el marco del Festival Eñe. Azcona fue el responsable de inaugurarlo con dicha pieza.[65][66][67][68]

La Privación de Libertad o Los nueve confinamientos[editar]

Es una serie de obras de arte conceptual y de performance de contenido crítico y biográfico realizadas entre los años 2013 y 2016. Todas ellas con el nexo en común de la privación de libertad. En el año 2013 Azcona realizó las primeras performance bajo el nombre Encierro en Busca de la Identidad. En el primer encierro el artista debía permanecer sesenta días,[69]​ en un espacio construido en el interior de una galería de arte madrileña, con escasos recursos alimenticios y en oscuridad total. El encierro fue interrumpido a los cuarenta y dos días[70]​ por motivos de salud.[71][72]​ Azcona crea estas obras como reflexión e interrupción discursiva de su propia enfermedad mental, la enfermedad es uno de los temas recurrentes en la obra de Azcona. Otro de los confinamientos duró nueve días en el marco de la Bienal de Lyon, Abel Azcona permaneció de forma ininterrumpida en el interior de un contenedor de basura estratégicamente situado en el centro de la Bienal, como crítica a la propia gestación del artista y al propio mercado del arte contemporáneo.[73]​ Uno de los últimos proyectos performativos con la privación de libertad como estilo curatorial fue Black Hole[74]​ en el año 2015 donde Azcona permaneció de nuevo encerrado en un espacio reducido sin luz y alimentación escasa en la misma galería céntrica de Madrid. En esta ocasión diferentes invitados desconocidos compartían el encierro con el artista, desconociendo Azcona su origen y sin posibilidad de visualizarse. Los visitantes de la galería de arte podían conocer el proceso diariamente según las sensaciones de los visitantes al entrar y salir del espacio de confinamiento junto al artista. Todos los proyectos fueron comisariados y documentados desde la lectura de la privación de libertad y alimentación, agua, luz o contacto con el exterior.[69][70][71][72]

La vergüenza[editar]

La Vergüenza es una obra de arte conceptual, crítica y procesual desarrollada a lo largo del Muro de Cisjordania en el año 2018. Se instalaron fragmentos originales del Muro de Berlín a lo largo de la barrera israelí en Cisjordania construida a lo largo de Israel para separar las tierras palestinas.[75]

Azcona realiza una crítica metáforica fusionando ambos muros en forma de instalación. La instalación real, como si una pieza de land art se tratara, permanece actualmente a lo largo del muro, y ha sido expuesta en diferentes países mediante documentación fotográfica y de videoarte.[76]​ La obra ha sido criticada y denunciada por el Estado de Israel.[77]

Expediente 09812[editar]

Es una obra de arte conceptual y de performance de contenido crítico y biográfico del artista, quien muestra de forma instalativa y documental su expediente de Bienestar Social expuesto de forma completa en diversas ocasiones. En dichos documentos se habla de un niño en situación total de abandono, con signos visibles de abuso, de descuido y de desnutrición, y se aportan testimonios de vecinos y el entorno confirmando que el menor se llegaba a encontrar semanas en total soledad en el apartamento, que no cumplía las condiciones mínimas de habitabilidad. La instalación documental es acompañada con una lectura performativa de cada una de la páginas del expediente por parte del propio Abel Azcona.[78]​ La obra fue la responsable de inaugurar la Feria Internacional de Arte Contemporáneo del Mediterráneo.[79]​ La obra formó parte de la exposición retrospectiva dedicada al artista por la ciudad de Pamplona en el año 2015[80][81]

La calle[editar]

Es una obra de arte conceptual y de performance de contenido crítico y biográfico desarrollada en Bogotá, Madrid y Ciudad de México.[82][81]

Azcona se inspiró en la figura de su madre, prostituta, y buscó empatizar con ella y con el momento de su propia concepción. Azcona abandona en La Calle el espacio museístico y explora una conversión estética y corporal hacia la figura de su madre, desde la hormonización hasta el ejercicio de la prostitución.[83][84]​ El proceso continuó en las ciudades de Madrid y Ciudad de México.[85]​ Esta performance surge, al igual que el resto de obras de temática sexual, como un ejercicio de empatía con su propia madre biológica, y una crítica social, donde el artista explora los límites de su cuerpo repitiendo patrones de abuso sexual, acontecidos en su propia infancia y en la experiencia vital de su madre biológica.[83]

La sombra[editar]

Es una obra de arte conceptual de performance, fotografía e instalación de contenido crítico y biográfico.[27]​ Creada como denuncia de decenas de casos de abuso infantil. Mediante fotografía e instalación se activan situaciones reales en las que los supervivientes son los protagonistas.[86][27]​ En La Sombra, Azcona expuso más de doscientos casos reales de pederastia en diferentes museos y centros de arte de ciudades de España.[27]​ En cada muestra Azcona performatizaba en directo cada una de las experiencias de los supervivientes sentado en una instalación compuesta por una reproducción de un columpio de madera.[27][28][29]

España os pide perdón[editar]

España Os Pide Perdón de Abel Azcona en La Habana.
El Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá con la instalación España Os Pide Perdón de Abel Azcona.

Es una obra de arte conceptual y de performance de contenido crítico y anticolonialista.[87][88][89]​ Creada e iniciada en Bogotá en noviembre de 2018 mediante una conferencia y una performance en vivo de Azcona en el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá.[90][91]

En la primera acción Azcona leyó un texto de noventa y dos hojas durante más de cuatro horas, en la lectura se repetía la cita España os pide perdón de forma continuada. Dos meses después Azcona fue invitado a presentar su obra a Ciudad de México en el Museo de la Ciudad de México donde se instaló una lona con la misma oración.[92]​ Además el artista diseño una pieza en el centro del Museo con su cuerpo rodeado de niños con un arma de fuego en la mano apuntándole.[93]​ La instalación de Azcona y los niños duró el día de la inauguración. La lona fue retirada un mes después y justo unos días después el presidente de México Andrés Manuel López Obrador realizó una rueda de prensa donde exigió públicamente el perdón de España. [94][95][96]​ Desde la segunda exposición hasta mediados de 2020, la obra ha sido expuesta de diversas formas.[97]​ En mayo de 2020 el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá pintó su fachada con la instalación del mismo lema España os pide perdón durante dos meses en el centro de la ciudad de Bogotá.[98]​ Otras ciudades como La Habana, Cuba;[99]Lima, Perú; Caracas, Venezuela; Buenos Aires, Argentina; Santiago de Chile, Chile; Ciudad de Guatemala, Guatemala; Montevideo, Uruguay; La Paz, Bolivia; Ciudad de Panamá, Panamá; Tegucigalpa, Honduras; Santo Domingo, República Dominicana y Quito, Ecuador han sido protagonistas de la pieza, mediante instalaciones de pintura, lonas o carteles[100]​ en sus calles o en las fachadas de sus museos colaborando con la obra de Azcona.

Enterrados[editar]

En el año 2015, mediante una performance o happening público y participativo en la explanada del Monumento a los Caídos, construido por Francisco Franco en Pamplona. Azcona invita a decenas de familiares de fusilados, perseguidos y desaparecidos durante la Guerra Civil Española.[101]​ Hijos, nietos y biznietos de víctimas del bando republicano componen la instalación de Azcona en forma de hilera frente al monumento, todos ellos simbólicamente enterrados con tierra del huerto de uno de los participantes, donde fusilaron allí a sus familiares.[102][103][104]

En el año 2016, Azcona es invitado por la ciudad de Pamplona a mostrar su obra en el interior del Monumento a los Caídos, y el proyecto artístico realizado el año anterior en el exterior entra al interior del Monumento convertido en sala de exposiciones bajo el nombre de Desenterrados: Una visión retrospectiva en torno a la obra política y subversiva del artista Abel Azcona. La exposición reúne el proyecto Enterrados de forma completa y fragmentos de la totalidad de obras de Azcona.[105][106]

En los últimos años, fuera del sentido autobiográfico, otra de las temáticas en la obra de Azcona es la defensa de la memoria histórica, creando piezas donde familiares directos de desaparecidos son los protagonistas.[104][102]

Desafectos[editar]

En el año 2016 Azcona coordina una nueva acción performativa o happening con familiares de fusilados en los Pozos de Caudé, comisariada por Irene Ballester. Bajo el nombre de Desafectos, Azcona construye junto a los familiares un muro de forma procesual en forma de denuncia, junto a los pozos a las fueras de la ciudad de Teruel, donde fueron fusiladas y arrojadas más de mil personas en apenas tres días.

Polémicas y críticas[editar]

Abel Azcona y su obra artística han estado envueltos en polémicas y procesos judiciales en diversas ocasiones.[107][108][109]​ Desde las primeras acciones en las calles de Pamplona en el año 2005, donde Azcona fue detenido en varias ocasiones. Años más tarde, en las primeras acciones de confinamiento, la opinión pública fue contraria a la dureza de la privación de libertad y alimento generando controversia y medios críticos contra el artista.[70]​ De hecho la obra fue interrumpida en medio de la controversia y el artista ingresado en una clínica psquiátrica. Así mismo, en la instalación donde el artista permaneció de forma ininterrumpida en un contenedor en la Bienal de Lyon, varias voces se manifestaron a favor de la interrupción inmediata de la obra procesual.[71][72]

Las obras de Azcona con sexualidad explícita como Empatía y Prostitución o Las Horas inaugurada en Roma, incomodaron a la opinión pública y fueron criticadas al inaugurarse en ciudades como Houston o Ciudad de México, ciudades donde en el momento de la relación de las obras, existían leyes antisodomía o de diversidad sexual.[110]​ El mismo año 2012 es amenazado y perseguido por su obra Eating a Koran, donde ingiere un ejemplar del Corán en The College of Performing Arts en la Universidad de las Artes de Berlín,[45]​ generando gran controversia. Durante los años 2014 y 2015 es detenido y se cancelan sus exposiciones en Estados Unidos. En 2014, la primera performance Útero en Houston es criticada en los medios de comunicación por "sobrepasar los límites de la integridad y poner en peligro su propia vida". Y en 2015 al inaugurar en Miami, una muestra expositiva donde doce niños caminaban en una performance dentro de la galería de arte con armas de fuego en sus manos, crítica a las leyes y la permisibilidad de armas en Estados Unidos. La exposición fue cancelada y clausurada y Azcona tuvo que regresar a Europa. Pocos meses después realizó una nueva acción en otra galería en la ciudad de Chicago donde mediante una instalación performativa denunció la política e ideológia de Donald Trump en su propio cuerpo, la acción artística fue considerada "héroica" por el medio estadounidense Huffington Post.[107]

En 2015 es denunciado por la Unión Tradicionalista Carlista por exponer la obra Enterrados [111]​ en el interior del Monumento a los Caídos de Pamplona. La obra exigía memoria y reparación para las víctimas del bando republicano y al ser expuesta en el interior del Monumento construido con el fin de exaltar a Franco, Mola y Sansurjo,[112]​ fue considerada una ofensa por sectores conservadores. La obra de Abel Azcona busca denunciar y visibilizar casos de abuso infantil y ha sido perseguida y denunciada por ser muy crítica con el abuso infantil en la cuna de la Iglesia. La demanda con mayor repercusión fue llevada a cabo por la Archidiócesis de Pamplona y Tudela,[113]​ en representación de la Iglesia Católica.[114]​ La Iglesia Católica demandó a Azcona ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra por tres delitos. El delito de profanación y blasfemia, el delito de odio y el ataque contra la libertad y los sentimientos religiosos.[109][114]​ En la misma causa se sumaron la Delegación del Gobierno en Navarra, durante el gobierno del Partido Popular y la entidad Abogados Cristianos, esta última mediante una querella criminal contra Abel Azcona. La obra obtuvo una dimensión pública internacional a raíz de numerosas manifestaciones multitudinarias y concentraciones contra Azcona.[115]​ Y eucaristías de reparación celebradas por los respectivos obispos en catedrales españolas y latinoamericanas. Las tres primeras demandas fueron ganadas por Azcona, con el archivo de las querellas,[116][117]​ pero fue demandado y perseguido en numerosas ocasiones más. Archivada la causa del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, la querella grupal fue presentada al Tribunal Supremo y es nuevamente archivada. A pesar de la persecución a Azcona, la entidad Abogados Cristianos, esta vez en solitario, decidió demandar a España al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo,[118][119]​ por no condenar a Azcona, y según ellos, protegerlo. Cada vez que la obra era expuesta, la querella volvía formularse, por lo que Azcona fue citado en el Tribunal de Justicia de Palma de Mallorca[119]​ y en el Tribunal de Justicia de Barcelona. Cinco años de procesos judiciales por las obras críticas con la Iglesia Católica y más concretamente, con la pederastia. En las últimas demandas de la Iglesia Católica, Azcona decidió declararse en desobediencia,[120]​ y los denunciantes incluyeron el delito de obstrucción a la justicia en sus querellas.[121][122][123][112][111][120]

Al presentar el Tribunal de Justicia de Barcelona una orden judicial de búsqueda y captura contra el artista, al no declarar hasta en tres ocasiones, Azcona decidió abandonar España e instalarse en Portugal, en la ciudad de Lisboa, en el año 2019.[124][125]​ Lo que no ha impedido inaugurar muestras expositivas en el país español y obras críticas, algunas de ellas, demandadas de nuevo. Siempre defendiendo su ideario artístico y sus ideas políticas que encuentran acomodo en ciertos sectores de la izquierda española.[109][126][127]​ Por otro lado, sus obras son vistas como profanaciones y sacrilegios por el sector más conservador de la sociedad española y latinoamericana.[119][128][129]

En el año 2016, Azcona es denunciado por enaltecimiento del terrorismo[130][131]​ en el marco de su exposición Naturaleza Muerta,[132]​ donde el artista recreaba en forma de esculturas, performance e Instalaciones hiperrealistas situaciones reales e históricas de violencia de temáticas diversas, memoria histórica, terrorismo o conflictos bélicos.[133]​ Dos años después, en 2018 es denunciado por la Fundación Francisco Franco por exponer una instalación compuesta por doce documentos que formaban un peritaje de detonación, firmado por un arquitecto, del Monumento del Valle de los Caídos. También es criticado por el Estado de Israel por la obra La Vergüenza, donde el artista instaló fragmentos del Muro de Berlín a lo largo del Muro de Cisjordania, en una instalación performativa crítica. El mismo año representó a España en la Bienal de Arte de Asia en Daca, capital de Bangladés. Azcona instaló sillas de madera en el Pabellón con niños de las calles de Daca en situación de desamparo. Su performance fue interrumpida y cancelada antes de tiempo por las protestas de la organización y los asistentes, contrarios a la imagen que el Pabellón de Azcona proyectaba sobre la Bienal y el país.[107]

Cine documental[editar]

En 2016 se estrenaron dos obras con la figura y la obra artística de Azcona como asuntos centrales. El director navarro Karlos Alastruey dirigió el documental Abel Azcona: Born in darkness y el portal Hoy es arte grabó Un día en la vida del artista Abel Azcona dentro de un proyecto de reflejar la cotidianeidad de varios artistas. Se estrenó en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, en una sesión en la que Azcona dialogó con el novelista Luisgé Martín.[134]

En 2018, la directora Isabel de Ocampo estrenó el documental Serás hombre, coprotagonizado por Azcona. El objetivo de la película era tratar sobre la identidad masculina y lo relacionado con ella (la violencia, la paternidad, la educación, los roles sociales, etc.) a través de testimonios masculinos. Se estrenó en la Seminci en Valladolid.[135][136][137]

El País le dedicó en 2018 uno de los capítulos de la serie Creadorxs, en la que se mostraban a los artistas jóvenes más importantes y que emitió a través de su canal digital.[138]

Obra literaria[editar]

Narrativa de no ficción[editar]

Ensayo[editar]

  • Terrorismo de autor, Fábrica de las Artes Roca Umbert, 2017
  • Acto de desobediencia, Milenio, 2020 ISBN 978-8497438643

Poesía[editar]

  • Las crías cantaron al hambre, 2021

Arte[editar]

  • Solsticio de invierno, Stolon, 2014 ISBN 978-1938022715
  • No deseado, Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá, 2014 ISSN 19093543
  • Las Horas, Maretti, 2016 ISBN 9788898855490
  • El performance como herramienta terapeútica y pedagógica, Efímera. 2013 ISSN 2172-5934
  • Teoría del performance Art, Museo Roca Umbert, 2018
  • Práctica del Performance Art, Museo Roca Umbert, 2018
  • Abel Azcona, arte, acción y rebeldía, Sant Fruitós de Bages, 2019 ISBN 978-8409100040

Manifiestos[editar]

  • Presunción del artista como sujeto radical y desobediente, tanto en vida como en muerte, ed. Círculo de Bellas Artes, 2018

Obras completas[editar]

Antologías[editar]

Sobre Azcona[editar]

  • CABAÑAS, NEREA (2020). Catarsis, resiliencia y narcisismo. Aproximación al trabajo performativo de Abel Azcona. Estudios Avanzados en Historia del Arte. Universidad de Salamanca. 

Referencias y notas[editar]

  1. También Abel David Azcona Marcos, David Azcona Marcos o Abel David Azcona Ema. En su biografía Los pequeños brotes (2019), explica que esta diversidad de nombres se debe a las diferentes familias que tuvo durante su minoría de edad.
  2. Irene Molina Ruiz: El autorretrato como canalizador del dolor (tesis doctoral), Universidad de Granada, 2016.
  3. Enamul Hoque Chowdhury (7 de septiembre de 2018). «Performance Art Mesmerises Audience At 18th Asian Art Biennale». daily sun. Consultado el 23 de octubre de 2019. 
  4. Carolina Gómez (17 de febrero de 2013). «Abel Azcona: artista o héroe». Culturamas. Consultado el 23 de octubre de 2019. 
  5. «Miami Performance Festival». Miami Performance International Festival. 31 de junio de 2013. Consultado el 23 de octubre de 2019. 
  6. Anna Adell (enero de 2017). «Abel Azcona, la empatía como materia artística». Le Bastart. Consultado el 21 de septiembre de 2019. 
  7. «Performance “I'm Lovin It” con Abel Azcona». Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. 23 de enero de 2013. Archivado desde el original el 24 de octubre de 2019. Consultado el 23 de octubre de 2019. 
  8. Jesús Fragozo Caro (noviembre de 2014). «Las aventuras de Abel Azcona». Bogotá: El Espectador. Consultado el 25 de septiembre de 2019. 
  9. Bill Davenport (26 de febrero de 2014). «Lone Star Performance Explosion: Some of Night 2». Glasstire. Consultado el 23 de octubre de 2019. 
  10. a b c Rut de las Eras Bretín (20 de octubre de 2018). «El artista en el patíbulo». El País. Consultado el 21 de septiembre de 2019. 
  11. Marc Caellas (29 de octubre de 2014). «Abel Azcona: artes vivas en el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá». Revista Diners. Consultado el 21 de septiembre de 2019. 
  12. Juan David Quintero Arbeláez (octubre de 2014). «Abel Azcona. No deseado. Una visión retrospectiva del artista». Bogotá: MAC. Consultado el 21 de septiembre de 2019. 
  13. Oscar García García (octubre de 2014). «Retrospectiva de Abel Azcona en el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá». Plataforma de Arte Contemporáneo. Consultado el 25 de septiembre de 2019. 
  14. Eduardo Bravo (31 de enero de 2017). «Homenaje a Abel Azcona». Mi Petit Madrid. 
  15. a b c Lapidario, Josep (Septiembre de 2015). «Abel Azcona: "Un artista cómodo no me vale, no es contemporáneo, no es nada"». Jotdown (España). Consultado el 25 de septiembre de 2019. 
  16. a b c Dani Domínguez (26 de junio de 2018). «Abel Azcona: "Prefiero artistas en las cárceles que artistas callados en su estudio"». La Marea. Consultado el 22 de septiembre de 2018. 
  17. a b c Raggi, Adriana (9 de octubre de 2015). «Abel Azcona: Empathy and Prostitution». Las Disidentes (España). Consultado el 25 de septiembre de 2019. 
  18. Ania M. Seidedos (17 de abril de 2016). «Abel Azcona (artista contemporáneo): «No quiero que mi arte sea bonito, sino que transforme al espectador»». El Diario Vasco. Consultado el 23 de septiembre de 2019. 
  19. Cabanillas, Ana (20 de enero de 2013). «Insultos y amenazas de muerte por una 'performance' sobre el Corán». Diario de Navarra (España). p. 2. 
  20. Eduardo Bravo (31 de enero de 2017). «Homenaje a Abel Azcona». Mi Petit Madrid. 
  21. Pérez, Ignacio (6 de febrero de 2015). «Abel Azcona, performatizar la infancia (II)». Zero Grados (España). Consultado el 25 de septiembre de 2019. 
  22. «Siete días sin Victoria, por Abel Azcona». nosgustas.com (España). 26 de junio de 2014. Consultado el 25 de septiembre de 2019. 
  23. «La exposición de Abel Azcona, la más visitada de los Caídos». Europapress. 18 de enero de 2016. Consultado el 8 de octubre de 2019. 
  24. García-Prieto, Jesús (4 de marzo de 2020). «Abel Azcona, artista: «Siete de cada diez españoles han tenido una relación de prostitución»». El Norte de Castilla. Consultado el 1 de abril de 2020. 
  25. Lombardía, S.F. (27 de noviembre de 2019). «El artista Abel Azcona: "No existe la opción de prostituirse en libertad"». La Nueva España. Consultado el 1 de abril de 2020. 
  26. H. Riaño, Peio (7 de mayo de 2017). «'Pederastia': la lección de arte contemporáneo de una jueza a la Iglesia y la fiscalía». El Español. Consultado el 27 de marzo de 2020. 
  27. a b c d e García García, Oscar (14 de diciembre de 2014). «Nuevo proyecto de Abel Azcona en torno al abuso infantil». Plataforma de Arte Contemporáneo. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  28. a b Martinez Madalena, Santiago (2017). “El Monumento de los Caídos como dispositivo sinóptico: tres retóricas etnográficas en la ciudad de Pamplona.”. Universidad pública de Navarra. ISSN 0590-1871. 
  29. a b Ungría, Carlos C. (20 de mayo de 2015). «El arte como herramienta crítica contra los abusos infantiles». Heraldo-Diario de Soria. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  30. Europa, Press (24 de noviembre de 2015). «El Arzobispado de Pamplona-Tudela se moviliza contra la exposición de Abel Azcona». Europa Press. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  31. a b Peio H. Riaño (9 de abril de 2017). «Abel Azcona: "Tatuarme a Donald Trump en el ano no transforma nada"». El Español. Consultado el 22 de septiembre de 2018. 
  32. M.B. (21 de diciembre de 2018). «Abel Azcona, imputado de nuevo por utilizar hostias consagradas para una performance». El Español. 
  33. «La Audiencia de Navarra confirma el archivo de la causa contra la exposición blasfema de Abel Azcona». ABC. 5 de mayo de 2017. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  34. EFE (7 de mayo de 2017). «Archivado el caso contra el artista Abel Azcona por utilizar hostias en una obra». Público. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  35. Redacción (8 de octubre de 2019). «Estrasburgo admite una querella contra España por la exposición de Azcona». Eitb Euskal Telebista. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  36. a b Redacción (8 de agosto de 2019). «Estrasburgo tramita la demanda de Abogados Cristianos por la exposición de Abel Azcona con formas consagradas». La Vanguardia. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  37. Grupo FIDEX, Figuras del exceso y políticas del cuerpo (2018). Atlas técnico-conceptual del grupo de investigación Fidex: Micropolítica en la investigación contemporánea en Bellas Artes. Universitas Miguel Hernández. ISBN 978-8416024711. 
  38. Castellanos, Polonia (2018). "Libertad de expresion y libertad religiosa en España." Anuario de Derecho Canónico. ISSN 2254-5093. 
  39. V. Ponkin, Igor; I. Slobodchikob, Viktor (2019). "Evaluation of the Exhibit "Amen" of Abel Azcona.". Università Degli Studi di Milano. ISSN 1971-8543. 
  40. Alcázer Guirau, Rafael (2019). “Símbolos y Ofensas: Crítica a la protección penal de los sentimientos religiosos.”. Universidad Rey Juan Carlos. ISSN 1695-0194. 
  41. H. Riaño, Peio (5 de febrero de 2019). «El artista Abel Azcona planta al juez que lo investiga por escribir “pederastia” con hostias consagradas». El País. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  42. Eitb Cultura (5 de febrero de 2019). «Abel Azcona no acude a una citación judicial en Barcelona y se declara desobediente». Eitb Euskal Telebista. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  43. García García, Oscar (19 de enero de 2013). «Abel Azcona amenazado por su trabajo "Eating a Koran"». Plataforma de Arte Contemporáneo. Consultado el 22 de diciembre de 2019. 
  44. a b c d e «Abel Azcona: Eating a Qur´an in Copenhagen». Snaphanen. 4 de junio de 2013. Consultado el 22 de diciembre de 2019. 
  45. a b c Comittee, Lars Vilks. «Hjemmeside for Lars Vilks Komiteen». Lars Vilks Komiteen (en inglés). Consultado el 22 de diciembre de 2019. 
  46. a b c UDL Libros. «Los Pequeños Brotes de Abel Azcona.». 
  47. Watzold, Britta (27 de mayo de 2013). «Må man brænde biblen?». Kunsten. Consultado el 9 de abril de 2020. 
  48. Roca Umbert, Fábrica de las Artes. «Naturaleza Muerta». Fábrica de las Artes Roca Umbert (en catalán). Consultado el 22 de diciembre de 2019. 
  49. Jenkins, Lin (14 de febrero de 2015). «Lars Vilks: maverick artist who knows what it is to be a target». The Guardian. Consultado el 9 de abril de 2020. 
  50. Yárnoz, Carlos (8 de enero de 2015). «Doce muertos en un atentado en la revista "Charlie Hebdo" en París». El País. Consultado el 22 de diciembre de 2019. 
  51. RTVE (14 de febrero de 2015). «Un muerto y varios heridos en un debate sobre islam y blasfemia en Copenhague». Radio Televisión Española. Consultado el 22 de diciembre de 2019. 
  52. Cano Martínez, Maria Jesús (2018). Escondido tras la piel: representaciones y afrontamientos del dolor y el sufrimiento desde el arte de acción (Tesis Doctoral). Universidad de Granada. ISBN 9788491639541. 
  53. Ricardo Recuero (13 de noviembre de 2017). «Abel Azcona: La Extinción del Deseo del incómodo Abel Azcona». Plataforma de Arte Contemporáneo. 
  54. Hrag Vartanian (23 de diciembre de 2014). «Best of 2014: Our Top 10 Brooklyn Art Shows». Hyperallergic. 
  55. Paula Sahuquillo (2 de noviembre de 2016). «Fuimos a ver cómo la gente abusaba del cuerpo drogado de Abel Azcona». Vice. Consultado el 23 de septiembre de 2019. 
  56. «Abel Azcona – Political (dis)order». Espace dAM. 17 de octubre de 2017. Consultado el 26 de octubre de 2019. 
  57. Peio H. Riaño (12 de octubre de 2017). «Abel Azcona: “Me he afiliado a 42 partidos”». El Español. Consultado el 26 de octubre de 2019. 
  58. Raquel Vidales (28 de julio de 2019). «La culpa es de los dos partidos». El País. Consultado el 26 de octubre de 2019. 
  59. a b «Abel Azcona – Political (dis)order». Espace dAM. 17 de octubre de 2017. Consultado el 26 de octubre de 2019. 
  60. «Political disorder, Exposición, oct 2017». Arteinformado. 2017. Consultado el 15 de junio de 2020. 
  61. Madrid, Manuel (13 de junio de 2020). «Azcona: «Si me detienen lo asumiré; seguiré con mi desobediencia como preso político»». La Verdad. Consultado el 15 de junio de 2020. 
  62. Lorena G. Maldonado (16 de octubre de 2018). «Abel Azcona: El hombre que reta a Vox, PP y Opus a que le peguen un tiro. La última performance de Abel Azcona». El Español. 
  63. Mónica Zas Marcos (18 de octubre de 2018). «Abel Azcona ofrece una pistola a los que fantasean con asesinarle en su última performance». Eldiario.es. 
  64. Presunción del artista como sujeto radical y desobediente, tanto en vida como en muerte (2018)
  65. «Festival Eñe». Círculo de Bellas Artes. 19 de octubre de 2018. Consultado el 29 de octubre de 2018. 
  66. «Festival Eñe». Fundación Repsol. 15 de octubre de 2018. Consultado el 29 de octubre de 2018. 
  67. Lorena G. Maldonado (17 de octubre de 2018). «El Festival Eñe ya no es cipotudo: ahora reinan mujeres y gays». El Español. 
  68. Rut de las Heras Bretín (20 de octubre de 2018). «El artista en el patíbulo». El País. Consultado el 29 de octubre de 2018. 
  69. a b García García, Óscar (12 de julio de 2013). «El artista Abel Azcona permanecerá encerrado durante 60 días sin luz». Plataforma de Arte Contemporáneo. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  70. a b c Guisado, Paula (17 de agosto de 2013). «'Performance' interrumpida Un artista termina en urgencias tras 42 días emulando la vida en una placenta». El Mundo. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  71. a b c Hernando, Silvia (17 de agosto de 2013). «Del encierro artístico al hospital». InfoLibre. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  72. a b c Urrutia, Isabel (24 de agosto de 2013). «La locura del arte lleva muy lejos». La Rioja. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  73. Gómez, Carolina (17 de agosto de 2013). «Abel Azcona: artista o héroe». Culturamas. Archivado desde el original el 24 de octubre de 2019. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  74. «Black Hole». Factoría de Arte y Desarrollo. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  75. De Las Heras Bretín, Rut (20 de octubre de 2018). «El artista en el patíbulo». El País. Consultado el 12 de abri de 2020. 
  76. Zas Marcos, Mónica (18 de octubre de 2018). «Abel Azcona ofrece una pistola a los que fantasean con asesinarle en su última performance». Diario.es. Consultado el 12 de abril de 2020. 
  77. «Abel Azcona, el artista que reta a VOX, PP y Opus Dei a dispararle». The Objetive. 19 de octubre de 2018. Consultado el 12 de abril de 2020. 
  78. Abadia, Mila (23 de septiembre de 2015). «Abel Azcona: "Nací roto, no me vengáis ahora con que me estoy rompiendo"». Arte a un Click. Consultado el 22 de diciembre de 2019. 
  79. Pérez, Asun (17 de septiembre de 2015). «Un día en Marte - Feria Internacional de Arte del Mediterráneo». No Me Pierdo Una. Consultado el 22 de diciembre de 2015. 
  80. Pamplona, Ayuntamiento (18 de enero de 2016). «La exposición ‘Desenterrados’ del artista Abel Azcona ha contado con 7.870 visitantes, lo que le sitúa como la más vista en el antiguo Monumento a los Caídos». La Guía de Pamplona. Archivado desde el original el 22 de diciembre de 2019. Consultado el 22 de diciembre de 2019. 
  81. a b Silva Gómez, Norma Ángelica (2018). Abel Azcona: De la empatía como (im)posibilidad (Tesis Doctoral). Colegio de Saberes de México. 
  82. Bernal, Fernando (14 de enero de 2015). «Abel Azcona: el artista que se hormonó para prostituirse como travesti». Vice. Consultado el 31 de octubre de 2019. 
  83. a b Peñuela, Jorge (2017). Anarqueografía del pensamiento artístico. UD Creaciones. ISBN 978-9585434172. 
  84. Marta Ailouti (6 de agosto de 2018). «La identidad masculina en deconstrucción». El Cultural. 
  85. Moya Gómez, Carlos (2016). «Una visión del género a través de la performance en la España actual». Universitat Pompeu Fabra. p. 28. 
  86. «Tarragona acoge una 'performance' para denunciar el abuso infantil». La Vanguardia. 16 de octubre de 2015. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  87. Pardo, Sara (5 de junio de 2020). «España os Pide Perdón, la disculpa por el colonialismo». El Cofre Suena. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  88. Talegón, Beatriz (29 de mayo de 2020). «La Habana (Cuba) amanece llena de carteles donde se lee “España os pide perdón”». Diario 16. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  89. «'España os pide perdón', la obra de un controvertido artista español desembarca en Cuba». Diario de Cuba. 31 de mayo de 2020. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  90. «¿Por qué 'España os pide perdón'? Abel Azcona responde sobre su obra reciente en Cuba». Diario de Cuba. 2 de junio de 2020. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  91. «España os pide perdón». Españoles de Cuba. 30 de mayo de 2020. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  92. Mopez, Victor (29 de julio de 2019). «Abel Azcona: "Si Franco despertara mañana, estaría contento de cómo está España"». Los Replicantes. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  93. Ramírez, Lidia (3 de junio de 2020). «Abel Azcona». The Objetive. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  94. «López Obrador insiste en que España debe pedir perdón por los "abusos" de la conquista». El Confidencial. 11 de octubre de 2019. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  95. «López Obrador insiste en que España debe "pedir perdón" por los "abusos" de la conquista». Europa Press. 11 de octubre de 2020. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  96. Huerga, Yolanda (3 de junio de 2020). «El perdón de España con temas pasados y presentes». Radio Televisión Martí. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  97. Jiménez Guerra, Ana (8 de febrero de 2020). «Abel Azcona: Vida, arte y muerte en un libro». Noticias de Navarra. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  98. «Abel Azcona: El Glamour de la locura». Impasse Magazine. Marzo de 2019. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  99. Hernández Busto, Ernesto (31 de mayo de 2020). «La Habana se llena de carteles donde se lee “España os pide perdón”». Cibercuba. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  100. «Obras del artista español Abel Azcona "España pide perdón"». Radio Televisión Martí. 3 de junio de 2020. Consultado el 10 de junio de 2020. 
  101. «Abel Azcona entierra simbólicamente a familiares de fusilados». Diario de Navarra. 1 de mayo de 2015. Consultado el 7 de abril de 2020. 
  102. a b Cemillán Casis, Luis (2017). "Memoria Histórica, Cuerpo y Performance. Enterrando el caso Español.". Bogotá D.C. Colombia: Universidad Carlos III de Madrid, Corpo-grafias. ISSN 2590-9398. 
  103. «Abel Azcona entierra simbólicamente a familiares de fusilados en una "performance"». Efe. 1 de mayo de 2015. Consultado el 7 de abril de 2020. 
  104. a b Salanova, Marisol (2014). Enterrados. Micromegas. ISBN 978-8494054549. 
  105. Arteinformado (20 de noviembre de 2015). «Desenterrados. Retrospectiva sobre la obra de Abel Azcona». Arteinformado. Consultado el 7 de abril de 2020. 
  106. «La exposición ‘Desenterrados’ de Abel Azcona, la más visitada en el antiguo Monumento de los Caídos». Cadena Ser. 18 de enero de 2016. Consultado el 7 de abril de 2020. 
  107. a b c Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas hp
  108. «El controvertit artista Abel Azcona presenta ‘The Shadow’». DiariT21. 16 de octubre de 2015. Consultado el 7 de noviembre de 2019. 
  109. a b c Dani Domínguez (26 de junio de 2018). «Abel Azcona: "Prefiero artistas en las cárceles que artistas callados en su estudio"». La Marea. Consultado el 22 de septiembre de 2018. 
  110. Ortiz, 2018, p. 36.
  111. a b Eitb Cultura (5 de febrero de 2019). «Abel Azcona no acude a una citación judicial en Barcelona y se declara desobediente». Eitb Euskal Telebista. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  112. a b H. Riaño, Peio (5 de febrero de 2019). «El artista Abel Azcona planta al juez que lo investiga por escribir “pederastia” con hostias consagradas». El País. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  113. Europa, Press (24 de noviembre de 2015). «El Arzobispado de Pamplona-Tudela se moviliza contra la exposición de Abel Azcona». Europa Press. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  114. a b Peio H. Riaño (9 de abril de 2017). «Abel Azcona: "Tatuarme a Donald Trump en el ano no transforma nada"». El Español. Consultado el 22 de septiembre de 2018. 
  115. M.B. (21 de diciembre de 2018). «Abel Azcona, imputado de nuevo por utilizar hostias consagradas para una performance». El Español. 
  116. «La Audiencia de Navarra confirma el archivo de la causa contra la exposición blasfema de Abel Azcona». ABC. 5 de mayo de 2017. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  117. EFE (7 de mayo de 2017). «Archivado el caso contra el artista Abel Azcona por utilizar hostias en una obra». Público. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  118. Redacción (8 de octubre de 2019). «Estrasburgo admite una querella contra España por la exposición de Azcona». Eitb Euskal Telebista. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  119. a b c Redacción (8 de agosto de 2019). «Estrasburgo tramita la demanda de Abogados Cristianos por la exposición de Abel Azcona con formas consagradas». La Vanguardia. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  120. a b Grupo FIDEX, 2018, p. 96.
  121. Castellanos, 2018, p. 2.
  122. V. Ponkin, 2019, p. 10.
  123. Alcázer, 2019, p. 12.
  124. La Sexta (10 de mayo de 2019). «El artista Abel Azcona huye a Portugal después de que se admitiera a trámite una querella de Abogados Cristianos». La Sexta. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  125. Redacción (7 de mayo de 2019). «L’artista Abel Azcona s’exilia a Portugal per la persecució judicial de la seva obra». VilaWeb. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  126. Mopez, Victor (29 de julio de 2019). «Abel Azcona: "Si Franco despertara mañana, estaría contento de cómo está España"». Los Replicantes (España). Consultado el 26 de septiembre de 2019. 
  127. Grupo FIDEX, 2018.
  128. de Cárdena, Nicolás (8 de octubre de 2019). «El montaje con hostias consagradas de Abel Azcona llega al Tribunal Europeo de Derechos Humanos». Actual (España). Consultado el 10 de noviembre de 2019. 
  129. Martín, Cristina (16 de noviembre de 2016). «El profanador Abel Azcona absuelto: el sacrilegio saldrá barato». Hispanidad (España). Consultado el 10 de noviembre de 2019. 
  130. Redacción (20 de diciembre de 2016). «Abel Azcona, de la profanación a la humillación de las víctimas del terrorismo». Infovaticana. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  131. Tecé, Gerardo (20 de febrero de 2016). «Coños, antisistema y medias mentiras». Contexto CTX. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  132. Roca Umbert, Fábrica de las Artes (2016). «Instal-lacions vives a l´exposició Naturaleza Muerta d´Abel Azcona». Museo Roca Umbert (en catalán). Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  133. Cultura Granollers (10 de abril de 2017). «L'art viu, sobre la mort, d'Abel Azcona». Cultura Granollers. Consultado el 24 de diciembre de 2019. 
  134. «Los artistas Abel Azcona y Sara Landeta inician el proyecto Hoy». La Vanguardia. 24 de febrero de 2006. 
  135. «Valladolid extiende su alfombra verde para recibir a las estrellas del cine». El Norte de castilla. 19 de octubre de 2018. 
  136. Lula Gómez (20 de noviembre de 2018). «Isabel de Ocampo, directora de cine: "Los puteros no buscan sexo, buscan un espacio donde no existe la igualdad"». Público. Consultado el 21 de septiembre de 2019. 
  137. Marta Ailouti (6 de agosto de 2018). «La identidad masculina en deconstrucción». El Cultural. 
  138. «Abel Azcona: "El escándalo me gusta"». El País. 17 de mayo de 2018. 

Enlaces externos[editar]