Virgen de los Remedios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nuestra Señora de los Remedios, Patrona de Fregenal de la Sierra y Capitana General de las Fuerzas Armadas Españolas

La Virgen de los Remedios advocación mariana que fue divulgada por la Orden de la Santísima Trinidad, los Trinitarios, congregación fundada por San Juan de Mata y San Félix de Valois, y aprobada por el Papa Inocencio III; extendiéndose a partir del siglo XIV por Europa y América. Numerosas ciudades han tomado a esta advocación como su patrona, y muchas iglesias y templos están consagrados a su nombre.

Imagen de la Virgen de los Remedios de Fregenal de la Sierra (Badajoz)[editar]

Nuestra Señora de los Remedios, Patrona de Fregenal desde 1506 y Coronada Canónicamente en 1906.

Nuestra Señora la Santísima Virgen de los Remedios es patrona de Fregenal de la Sierra desde el año 1506. El 27 de abril de 1906 fue Coronada Canónicamente, siendo Papa de la Iglesia Católica San Pio X y obispo de Badajoz Félix Soto Mancera, encargado de coronar a la imagen en el Paseo de la Constitución.

En 1956 fue nombrada Capitana General de las Fuerzas Armadas Españolas, siendo jefe del Estado español Francisco Franco.

En 2006, cumpliéndose el I Centenario de su Coronación Canónica y el V Centenario de su proclamación como patrona de Fregenal de la Sierra, acudieron a la ciudad de la provincia de Badajoz durante los actos del 27 de abril numerosas autoridades polítcas, militares y religiosas frexnenses, extremeñas o españolas como Juan Carlos Rodríguez Ibarra, entonces Presidente de la Junta de Extremadura que suplía a S.M. Juan Carlos I de España, que pese a aceptar la presidencia en los actos, como ocurría con el resto de los Jefes del Estado Español en los acontecimientos anteriores del mismo calado, no acudió a ellos, además del Cardenal de Sevilla Carlos Amigo Vallejo, que presidió los actos, el Arzobispo de Mérida-Badajoz Santiago García Aracil, el Arzobispo emérito de dicho arzobispado Antonio Moreno Moreno, Ignacio Noguer Carmona, anterior obispo de Huelva, Amadeo Rodríguez Magro, obispo de Plasencia y Ciriaco Benavente Mateos, anterior obispo de Coria-Cáceres, además de cientos de sacerdotes de la propia ciudad o que habían ofrecido su sacerdocio en la misma. Por otro lado, este mismo año se proclamó Templo Jubilar desde el 27 de abril de 2006 hasta el 27 de abril de 2007 al santuario, donde se encuentra simpre la imagen patrona de Fregenal.

La imagen fue realizada en el s. XVI en madera. La talla es completa, lo cual es extraño, pues normalmente las imágenes de la ciudad al estar hechas para vestirlas, solo tienen cara y manos.

Fiestas patronales de la Virgen Santa María de los Remedios[editar]

Apoteosis del Rosario del Domingo de Milagros

Las fiestas patronales de la Virgen de los Remedios, la patrona de Fregenal, se celebran cada año en la nombrada ciudad. Durante prácticamente una semana se alternan funciones llenas de solemnidad con el novenario, juntándose con las dos romerías o el multitudinario rosario del Domingo de Milagros. Se celebran estas fiestas la semana siguiente a la Semana Santa. También cada 25 años la Virgen recorre los 6 kilómetros que separan su santuario de Fregenal para celebrar el aniversario de su Coronación Canónica.

Leyenda[editar]

Dice la leyenda que siglos atrás estaba un pastor con sus ovejas en el campo junto al llamado “Cerro del Rodeo”. Este conocía un pozo situado en esta zona, así que decidió ir a por agua. Cual fue suya la sorpresa cuando vio una pequeña muñeca en el fondo. Consiguió sacarla para llevársela a su hija al pueblo, por lo que la metió en su zurrón. Al llegar a casa vio que la muñeca no estaba en el zurrón. Al día siguiente volvió de nuevo y encontró la muñeca en el pozo. Esta vez decidió guardarla en la manga de la camisa haciéndole un nudo por el agujero, pero esta vez no funcionaron los trucos del pastor. Otra vez se la encontró e hizo lo mismo que la otra vez, pero esta vez hizo dos nudos, uno arriba y otro abajo, aunque falló. Tres veces más ocurrió lo mismo, así que decidió ir a ver al cura del pueblo. Este averiguó que debía ser obra de la Virgen y se decidió edificar una ermita en lo más alto del “Cerro del Rodeo”, muy cerca del pozo. Una vez empezaron a hacer la ermita, se dieron cuenta de que cada día encontraban destruido el doble de lo construido, debido a que aquel lugar no era del agrado de la Virgen. Así, fueron cambiando de lugar hasta encontrar aquél en el que aparecía construido el doble de lo que llevaba, señal de aprobación de la Virgen. Allí se encuentra aún hoy en día la ermita.

Imagen de Nuestra Señora Virgen de los Remedios de Ocaña (Toledo)[editar]

Nuestra Señora Virgen de los Remedios de Ocaña (Toledo).

Nuestra Señora Virgen de los Remedios es la Patrona de Ocaña (Toledo). Es una imagen de vestir de color moreno, al igual que el Niño Jesús que sostiene en su mano izquierda. La imagen, muy parecida a la que fue destruida por las milicias marxistas el 10 de noviembre de 1936, fue tallada en los Talleres Arana, en la ciudad de Zaragoza el año 1939, una vez finalizada la contienda civil. Actualmente, se puede venerar en la Capilla que lleva su nombre en la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista de la ciudad toledana.

El 8 de septiembre de 1955 en la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, el Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento, Conde de Espoz y Mina, implantó la insignia de Alcaldesa de Honor a la imagen de la Virgen de los Remedios.

Desde que fue coronada canónicamente el 11 de junio de 1961, el Excelentísimo Ayuntamiento de Ocaña junto con la Hermandad de la Virgen celebran todos los años, en la fecha más cercana al día 11 de junio, una fiesta en su honor que radica en la celebración de una solemne Eucaristía, canto de varios himnos, entre los que cabe destacar el Himno de la Coronación, la Salve Rociera adaptada a la Patrona de Ocaña y el Himno de la Virgen de los Remedios de Ocaña. A esta fiesta asiste el Ayuntamiento y Hermandad, así como un Protocolo Oficial, entre los que se encuentran todos los Presidentes de las Hermandades de la Semana Santa de Ocaña, y como no, una representación de los Soldados de la Virgen. El 8 de junio de 1986 se conmemoran las Bodas de Plata de la Coronación de Nuestra Señora de los Remedios y el 11 de junio de 2011 las Bodas de Oro.

Todos los años, el Excelentísimo Ayuntamiento de Ocaña conmemora las Fiestas Patronales en honor de la Virgen de los Remedios, que abarcan desde el día 7 al 11 de septiembre. Dentro de estas fiestas, el 8 de septiembre de 1990 fue nombrada Hija Predilecta de Ocaña, donde se la impuso la medalla de oro y esmalte según acuerdo plenario del Ayuntamiento.

Imagen de la Virgen de los Remedios de Chiclana de la Frontera (Cádiz)[editar]

Nuestra Señora de los Remedios es también Patrona de la ciudad de Chiclana de la Frontera. Fue encontrada en el siglo XVI en un lugar conocido como los Palmaretes. Según la tradición, un pastor encontró en este lugar, guiado por una luz, una pequeña imagen de la Virgen, llevándola al convento de los Agustinos Ermitaños (hoy Agustinos Recoletos). Posteriormente estos religiosos se trasladaron a la iglesia de San Telmo, donde recibe culto. La pequeña imagen de Nuestra Señora de los Remedios tiene la peculiaridad de no llevar Niño Jesús como otras imágenes de igual nombre. Recibe esta advocación por la relación que los gobernantes de la ciudad, en el año 1738, creyeron advertir entre el comienzo de las lluvias, después de una larga sequía, y unas rogatorias realizadas.[1] Entre esto y otros motivos hizo que la devoción creciera por la zona hasta que Su Santidad el Papa Benedicto XV la proclamó Patrona Principal de Chiclana. Procesiona cada 8 de septiembre por las calles del centro de la ciudad.

Imagen de la Virgen de los Remedios de La Laguna (Tenerife)[editar]

Nuestra Señora la Virgen de los Remedios, Patrona de la Diócesis de Tenerife, de Tenerife[2] y de ciudad de San Cristóbal de La Laguna y advocación mariana a la cuál está consagrada la catedral. Existe cierta controversia en torno al origen de la talla. Se cree que, probablemente, la imagen de la Virgen de los Remedios (de autor anónimo) es una de las muchas que abandonaron los altares durante el siglo XVI, debido, bien a la reforma protestante en Alemania (promovida por Martín Lutero), bien (y con más probabilidad) como consecuencia de la reforma auspiciada por Enrique VIII en Inglaterra de la que nacería la Iglesia Anglicana, que acabaría asumiendo la iconoclastia propugnada por el Calvinismo.[3] Por esta razón, para algunos investigadores su origen se sitúa en el norte de Europa, teoría apoyada por el historiador lagunero Julio Torres, quién apoya la hipótesis en las características sajonas del rostro de la Virgen.[4] Sin embargo, otros sitúan su origen en la ciudad hispalense de Sevilla, mientras que algunos otros investigadores señalan un origen netamente tinerfeño de la imagen, e incluso se la ha catalogado como la primera obra de arte sacro realizada en Tenerife.

Originalmente la imagen era una representación de la Virgen María en la Expectación del parto, por lo cual el niño Jesús que actualmente porta fue añadido con posterioridad. La imagen viste ricos mantos y se encuentra en un trono de baldaquino de plata, con el sol de ráfagas y la media luna a sus pies y su festividad se celebra el 8 de septiembre.

Por bula del Papa Pío VII se nombra Patrona Principal de la Diócesis de Tenerife o Nivariense a Nuestra Señora de Los Remedios.

Imagen de Nuestra Señora de los Remedios de Los Realejos (Tenerife)[editar]

Parroquia Matriz del Apóstol Santiago, Villa de Los Realejos, obra del escultor orotavense Fernando Estévez (1817)

Fue la copatrona, junto al Apóstol Santiago, del extinto municipio de Realejo de Arriba, patronazgo que perdió tras la fusión. en 1956, de este, con su homónimo, el Realejo de Abajo. Esta bellísima Imagen de la Virgen procesiona dos veces al año. La primera, lo hace el lunes que sigue a la celebración, dentro de la llamadas Fiestas de Mayo, de la Romería Regional de San Isidro, la cual tiene lugar el último domingo del mes de mayo. La otra, y como reminiscencias de las lucidas fiestas que, en honor a la Virgen de Los Remedios se celebraban en el Realejo Alto en el mes de septiembre, lo hace el día de la celebración litúrgica de la Natividad de la Virgen, el 8 de septiembre. Hay que decir, que si bien la Imagen de la Virgen es obra del escultor Fernando Estévez, la del Niño Jesús, posiblemente perteneciera a la primitiva Imagen de Los Remedios que recibiera culto en este mismo Templo Parroquial desde el siglo XVI.

Imagen de la Virgen de los Remedios de Aljaraque (Huelva)[editar]

Nuestra Señora de los Remedios de Aljaraque. Huelva.

La Virgen de los Remedios es patrona de Aljaraque y titular de la parroquia del mismo desde el siglo XVI. La antigua imagen desapareció en un incendio en 1936 durante la guerra civil. La nueva imagen de la Virgen fue tallada por el imaginero Antonio León Ortega en el año 1951, desde entonces vuelve a presidir el altar mayor de la parroquia de Aljaraque, despertando considerablemente la devoción de los vecinos del la localidad y de cuantos visitantes se acercan a contemplarla. La romería que desde el año 1955 se celebra en Aljaraque en honor a su patrona, reúne todos los elementos necesarios, que la hacen merecedora de ser considera una de las mejores romerías de la provincia de Huelva. Se celebra desde el viernes hasta el domingo de la Santísima Trinidad, una semana justo después de Pentecostés, y son miles de personas las que asisten a este evento cada año en un paraje de pinos de una belleza incomparable, además de contar con la segunda ermita más grande de Huelva, solo superada por la del Rocío. La Virgen aparece con atuendos de Divina Pastora en una carroza de plata tirada por bueyes y también portada a hombros por sus costaleros. Digna de destacar son la ofrenda de flores el último día de la novena, y la entrada de la comitiva romera al recinto, así mismo la puja del “Clavel” reúne gran cantidad de personas, se trata de la subasta del ramo de flores que la Virgen a portado durante toda la romería y que da opción al Mayordomo, personaje de honor de esta fiesta. La Virgen, aparte de su anual romería, cuenta con las fiestas patronales de agosto en la que La Señora es sacada en una procesión solemne, ataviada de Reina en la tarde del 15 de agosto, día de la Asunción de María a los cielos. Por último el día 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción, se celebra solemne eucaristía y posterior besamanos a la venerada Patrona

Imagen de la Virgen de los Remedios de La Roda y Fuensanta (Albacete)[editar]

Romería[editar]

La Virgen está todo el año en la iglesia de Fuensanta, antiguo monasterio trinitario, menos tres semanas. Al domingo siguiente de San Gregorio (9 de Mayo, aunque puede variar poniendo la fecha más cercana en un domingo) se realiza la primera romería, que consiste en llevar a la Virgen de los Remedios desde Fuensanta hasta La Roda. En La Roda se celebran algunos actos conmemorativos a la Virgen. Tres semanas después se realiza la segunda romería, que consiste en llevar a la Virgen desde La Roda hasta Fuensanta, dónde ese día es fiesta.

Leyenda[editar]

Estaban en el campo un hombre y un niño trabajando, pararon un rato y le dijo al niño que fuera a por agua. Pero el niño volvió sin agua, decía que no había. Entonces, le volvió a mandar, el niño al llegar vio una imagen, la aparición de la Virgen de los Remedios, ella hizo que apareciera agua. Cuando el niño volvió donde estaba el hombre, le contó todo lo ocurrido. Como el hombre no se lo creyó, fue y al llegar la vio. Se sorprendió tanto que tiró el bastón con tan mala suerte que le dio en la mejilla, de ahí su cardenal.

Imagen de la Virgen de los Remedios Vélez-Málaga (Málaga)[editar]

La antigua imagen de Nuestra Señora de los Remedios fue traída en 1592 desde la capital granadina a la Ciudad de Vélez-Málaga por Dª María Calderón y ubicada en el oratorio particular de la casa del alférez D. Francisco de Toledo, su hermano. Sin embargo, los numerosos milagros atribuidos a la imagen produjeron que hubiera de ser expuesta al culto público. Uno de los promotores de su pública veneración fue el Padre Vedmar, beneficiado de la Iglesia Parroquial del Señor San Juan Bautista de Vélez-Málaga. Durante la construcción de su ermita en el cerro de San Cristóbal, atalaya de la población, la imagen gozó de culto público en la Iglesia del Real Convento de Santiago, de la orden franciscana, según nos cuentan las crónicas locales. Aunque se tienen datos de la existencia de su ermita en 1622, su bendición no se produciría hasta el 20 de agosto de 1640. Objeto de posteriores modificaciones arquitectónicas, el Santuario de la Virgen de los Remedios es una bella muestra del arte religioso del siglo XVII. Mención especial requiere el camarín donde se ubica la Sagrada Imagen, atribuido a Martín de Aldehuela. Han sido numerosas las rogativas que el pueblo veleño le ha rendido a esta imagen de María Santísima, y numerosas también las gracias recibidas por su intercesión, consecuencia de lo cual el 10 de febrero de 1701 la Ciudad la nombra su Patrona y protectora. La antigua imagen fue destruida, al igual que gran parte de la imaginería devocional de Vélez-Málaga, en los sucesos de 1936.El icono actual es una réplica de la anterior debida a la gubia del imaginero malagueño afincado en Granada D. José Navas-parejo Pérez. El 12 de mayo de 1956 el Consistorio en Pleno acuerda nombrarla Alcaldesa Honoraria Perpetua de Vélez-Málaga. Así el 20 de mayo de ese mismo año se le hizo entrega de la Medalla de la Corporación y de la Vara de Mando a la par que era coronada por primera vez de forma litúrgica, con una presea de plata y pedrería, labrada por suscripción popular. Es en estas fechas de donde arranca la petición de la Ciudad de la coronación canónica de su Patrona, hecho que no se produjo hasta el 11 de mayo de 2002, en el solemne Pontifical que el Obispo de Málaga, D. Antonio Dorado Soto, ofició en la Plaza de las Carmelitas, centro neurálgico de la Ciudad.

Imagen de la Virgen de los Remedios de Cabra (Córdoba)[editar]

Imagen de la Virgen de los Remedios de Cabra

La imagen de la Virgen de los Remedios de Cabra es muy venerada en la localidad y su origen es desconocido, pudiendo arrancar en la baja Edad Media, es a partir del primer tercio del siglo XVI cuando esta devoción es guiada por la Archicofradía de la Vera Cruz, fundada en 1522 con un fuerte espíritu penitencial y dentro de la cual la Virgen de los Remedios siempre fue y es su titular más preciada. Hay constancia de que la primitiva imagen de la Virgen fue sustituida a lo largo del siglo XVII por otra nueva. Fue traída en los mismos años en que se renovaron varias imágenes en la localidad como la Virgen de la Soledad o Jesús Preso. Aquella segunda imagen fue profundamente restaurada en la ciudad de Granada durante el reinado de Carlos III y es la que ha llegado hasta nuestros días. La Virgen de los Remedios de Cabra posee una característica muy especial, es que siendo una imagen de gloria, con un niño Jesús entre sus brazos, es procesionada en Semana Santa sin el niño y vestida de luto o Dolorosa al pie de la cruz vacía, pendiendo de esta un sudario. Para la procesión de Semana Santa tiene un rico ajuar donde sin duda destaca el riquísimo manto de procesión, joya del bordado barroco que fue realizado a partir de 1.797 por el taller del Monasterio de Nuestra Señora de las Angustias de Cabra, de la Orden de Agustinas Recoletas. Dicho Manto lo estrenó la Virgen el Jueves Santo de 1.800. Anterior a esta pieza es la peana sobre la cual descansa la imagen, tallada con anterioridad a 1729 por el escultor local José Jiménez de Valenzuela. Importantísima también es su cruz pectoral, cruz que aunque donada por Don Cristóbal de Luque y Hariza a su muerte en 1.807 la piedad popular y la leyenda incluso llegó a atribuir a los antiguos obispos e Egabro. en su cortejo procesional además se complementa con alguna de sus dos coronas de salida, una de 1966 y la otra de 1997 y otras joyas y rosarios fruto de las donaciones de sus muchos devotos. Tradicionalmente la Archicofradía de la Vera Cruz organizaba la procesión del Jueves Santo, que era cerrada y presidida por la imagen de la Virgen esta procesión estaba formada por multitud de ramos o hermandades que daban veneración a otras tantas imagenes dentro las Reglas de la matriz con aprobación eclesiástica y sus propios estatutos particulares, aprobados por acuerdo de los hermanos elevado a escritura pública. Se dice que en otro tiempo la piedad popular tuvo a la Santísima Virgen de los Remedios como Copatrona de la ciudad, pero de ello lo único que ha llegado a nuestros días ha sido la tradición oral de los más mayores, no habiendo hasta el momento escritos que lo avalen, si es cierto que la Virgen contaba con un cariño muy especial por parte de los habitantes de la antigua villa de Cabra, siendo muchas personas las que dejaban legados testamentarios a favor de la Virgen de los Remedios, llegando a contar la Archicofradía a inicios del siglo XIX con gran cantidad de casas, fincas rústicas y huertas... todo ello claro está se perdió con las llamadas desamortizaciones, que se dieron en España a partir de 1835. La pérdida del patrimonio se produjo una lenta pero paulatina decadencia que tocó fondo en 1964 fecha en la que no habiendo hermano que quisiera o pudiera hacerse cargo de la Archicofradía esta fue cedida o integrada en el Centro de Formación Profesional Felipe Solís, colegio que se hizo cargo del mantenimiento del culto y devoción a la Virgen y de su Procesión anual en Semana Santa. Poco a poco con el trabajo y el cariño del personal de este centro la Antigua Archicofrdía fue remontando aquella profunda crisis, y volviendo a contar con el cariño de los vecinos, especialmente los del barrio donde se ubica su santuario, el barrio del Cerro. La Virgen de los Remedios de Cabra se veneró siempre en la ermita de San Juan Bautista, pasando esta a denominarse a raíz de las obras de reconstrucción que llevó a cabo la Archicofradía en la primera mitad del siglo XVIII Santuario de María Santísima de los Remedios y San Juan Bautista, en ella ocupa el explendido camarín del altar mayor, verdadera joya del barroco egabrense. A lo largo de la historia varios pontífices otorgaron bulas con privilegios para los hermanos de esta Archicofradía, los más conocidos son el vivae oraculo vocis de Paulo III en 1536 o la Bula de Inocencio XIII en 1696, también Clemente XIV otorgó gracias para los hermanos vivos y difuntos y el Beato Fray Diego José de Cádiz otorgó indulgencias a todos los fieles que orasen ante la imagen del Cristo de la Sangre y demás imágenes. En la actualidad la Archicofradía a parte de a la Virgen de los Remedios da culto al Santísimo Cristo de la Sangre, Jesús de las Penas, a la Santa Cruz y a San Juan Bautista, con cultos especiales para cada imagen a lo largo del año, pero sin duda la más venerada y la que más actos de culto recibe es la Virgen. Aunque fue una práctica paralela al origen mismo de la Archicofradía, con sus naturales altibajos producidos por el paso del tiempo desde 1995 de forma ininterrumpida se celebra todos los jueves del Año el Santo Rosario, acto destacable puesto que es el único día de la semana que su iglesia se abre al culto, aparte hay otros cultos como el dos de febrero, la festividad de la Candelaria, los cultos cuaresmales, el Jueves Santo o el primer fin de semana de mayo que tienen lugar la celebración de la fiesta de la Santa Cruz y la procesión gloriosa de la Virgen también a lo largo de todo el mes tienen lugar el Santo rosario y mes de María, y el último fin de semana la exaltación a la Virgen y la ofrenda de flores y el besamanos.

Imagen de Nuestra Señora de los Remedios de San Marcelo de Lima - (Perú)[editar]

Su culto se inició en 1551, teniendo como punto de partida la llegada de los padres agustinos y el establecimiento de su primera iglesia y convento en Lima, bajo el patrocinio de San Marcelo. En 1558 un grupo de piadosas mujeres de la época encabezadas por Doña Leonor Portocarrero y Doña Mencia de Sosa, decidieron proponerse fundar un Beaterio, con el apoyo y auspicio del religioso Fray Andrés de Santa María, escogiendo la advocación de Nuestra Señora de los Remedios por título para fundar dicho recinto, en las inmediaciones de la Iglesia. Este Beaterio dio lugar posteriormente al primer monasterio de clausura de la “Ciudad de los Reyes”, con el nombre de “ Nuestra Señora de la Encarnación” en 1562.

La orden Agustina que en un primer momento de su llegada a Lima, se estableció en este lugar (Iglesia San Marcelo), decide posteriormente, mudarse a un lugar más cercano a la Plaza Mayor de Lima, estableciéndose en lo que hasta la actualidad es la Iglesia Y Convento de San Agustín en el Jr Ica. Es por ello que en 1585, deciden abandonar su antiguo local (San Marcelo) y fue el propio Santo Toribio de Mogrovejo, quien tuvo la idea de convertir esta antigua iglesia fundada por los agustinos, en una parroquia. Además, es lógico que Santo Toribio, oró ante Nuestra Señora de los Remedios cuando visitaba este lugar.

Otro dato histórico, nos habla de la creación de una Cofradía de devotos de Nuestra Señora de los Remedios, conformada inicialmente solo por mulatos y gente de raza negra. Como toda cofradía de la época, ellos también llevaban a cabo las funciones de realizar obras de caridad y ayudarse unos a otros, además de contar con los beneficios propios de una Cofradía de la época, como enterramientos debajo de los altares del templo. Un cuadro del Siglo XVIII, que se encuentra en la Iglesia San Marcelo, retrata a la Virgen cuando su culto tuvo su máximo apogeo en la época Virreynal. En la actualidad esta antigua devoción se mantiene gracias a los esfuerzos de los párrocos y la feligresía que visita esta Iglesia, evocando el esplendor que tuvo esta advocación mariana en Lima desde hace más de 4 siglos atrás.[5]

Virgen de los Remedios Santiago de Cali (Colombia)[editar]

Archivo:N.S. de los Remedios Cali.jpg
La Talla en piedra de N.S. de los Remedios de Cali data del año de 1580.

Cuenta la historia que En 1580, cuarenta y cuatro años después de haber fundado Sebastían de Belalcázar la ciudad de Santiago de Cali, hoy una de las más prósperas ciudades colombianas, situada entre las cordilleras central y occidental en el Valle del río Cauca, vivía allí el mercedario Padre Miguel de Soto, anciano doctrinero a quien los indios de la región amaban entrañablemente. Poco podía ya salir a buscarlos, debido a sus dolencias, y entonces ellos venían a visitarlo. Tenía en su aposento una imagen de la Virgen del Rosario, iluminada continuamente con una lámpara. Viéndola, uno de los indígenas le dijo que en lo más recóndito de la cordillera había una imagen de la "Reina de la Montaña", en el valle de El Queremal, por eso la llamaban también "Reina del Quereme", regado por los ríos Anchicayá, Dagua y el Raposo, lugar oculto de rara belleza.

LLevado por los mismos indígenas, el Padre Miguel fue a comprobar lo que le decían. Y en un nicho tallado en la roca por la naturaleza, vio una estatua de la Virgen María "de perdenal blanco, tan fino y duro, que despide chispa al menor contacto del eslabón. Constan Madre y Niño de una sola pieza, que mide más de un metro de altura, con el grosor proporcionado, pesa 25 arrobas, el vestido es túnica y manto, como se suele pintar comúnmente la Santísima Virgen; la expresión de su rostro es tan perfecta que es imposible definirla; sus dulcísimos ojos miran al cielo en actitud suplicante. Estrecha contra su pecho al Niño, fruto de su vientre, quien con la mano derecha toca el cuello de la Madre y con la izquierda empuña una fruta cuyo cultivo está muy extendido en la región, especialmente por la etnia negra, llamada: "chontaduro", el cual se ha convertido en referente cultural de la región vallecaucana y que atrae no sólo por su delicioso y exótico sabor sino porque se le atribuyen propiedades afrodisiacas.

El anciano sacerdote, determinó de inmediato trasladarla a Cali, a su convento mercedario. Se valió para ello de los muchos indios a quienes adoctrinaban. Cuentan las crónicas que la noche misma del traslado a Cali, la imagen desapareció y regresó al agreste sitio de donde con tantos trabajos la habían traído, mas finalmente fue colocada en la iglesia de la Merced, hasta cuando se le construyó su propio altar y capilla; la imagen es custodiada por dos indígenas tallados en madera y que rodilla en tierra veneran a la virgen. Inicialmente la invocaban como a Nuestra Señora del Rosario, hoy, debido a multitud de curaciones que ha prodigado a sus devotos enfermos, la veneran con la advocación de Nuestra Señora de los Remedios, Patrona Principal de la Arquidiócesis de Cali, tesoro del Departamento del Valle del Cauca, benefactora de Colombia y de la Iglesia Universal. Su fiesta se celebraba cada año el 8 de septiembre; pero a partir del año 2014, por decreto expedido por el Sr. Arzobispo de la Arquidiócesis de Cali, se tralada al 20 de junio para hacerla coincidir con la fecha en la cual la Santa Sede elevó a la categoría de Arquidiócesis esta circunscripción eclesiástica, de la cual es su patrona.

Cariñosamente también la llaman sus devotos: "la montañerita cimarrona", haciendo referencia a los esclavos que, en la colonia, huían al monte para alcanzar su libertad.

Ha querido pues Nuestra Señora de los Remedios, en esta región vallecaucana de Colombia, ser venerada por la raza indígena, desde el lugar originario de su manifestación extraordinaria (Las selvas del Queremal); por la etnia negra, integrada con el chontaduro que ofrece el Niño en su mano y por el título de "cimarrona" con el que se ha hecho reconocer; y por la población blanca del próspero poblado de Cali, hoy gran urbe capital, a la cual llegó para quedarse y que es un polo pujante de desarrollo en el cual han convivido pacíficamente, con espíritu incluyente las tres razas, dando origen a toda clase de derivados raciales, que se reconocen como iguales en su dignidad de "hijos de Dios" y de fieles hijos y devotos de Nuestra Señora de los Remedios.

La figura atrayente del Niño Dios, acunado en brazos de Nuestra Señora de los Remedios, inspira una advocación particular, reconocida como "Divino Niño del Chontaduro", a quien se acude como Patrono de los niños que están por nacer y de la niñez desamparada. Conmemorando la fecha de su nacimiento, los devotos del Divino Niño del Chontaduro le celebran su fiesta el 25 de febrero y mensualmente, los días 25, acuden ante El, le presentan a sus niños y le rinden culto especial, encomendándole todas sus necesidades para que sean atendidas por los méritos de su divina infancia.

La cofradía de Nuestra Señora de los Remedios, fundada por el entonces Obispo de Cali, Monseñor Luis Adriano Diaz, el 31 de mayo de 1942; promueve las advocaciones de Nuestra Señora de los Remedios y del Divino Niño del Chontaduro.

Imagen de la Virgen de los Remedios Naucalpan (México)[editar]

Esta imagen es la más antigua del continente americano, hecha en el siglo XVI por un desconocido artesano español. Es de madera estofada y mide 27 cm. de alto. Se le sobreponen vestidos, coronas y una luna bajo sus pies.
Esta imagen es la más antigua del continente americano.

Esta imagen es la más antigua del continente americano, hecha en el siglo XVI por un desconocido artesano español. Es de madera estofada y mide 27 cm. de alto. Se le sobreponen vestidos, coronas y una luna bajo sus pies. La imagen fue traída de España por el soldado Juan Rodríguez de Villafuerte, quien acompañó a Hernán Cortés en su viaje de conquista. Después de muchos sacrificios, Cortés y su pequeño ejército arribaron a la gran Tenochtitlán. Ahí fueron cordialmente recibidos por Moctezuma. Los mexicas se rebelaron contra los españoles y fueron forzados a salir hacia el oeste de la ciudad, por el camino de Tacuba.

Durante esa retirada, abandonaron todo lo necesario para facilitar la salida y por ese motivo la pequeña imagen fue escondida bajo un maguey. Fue encontrada en 1540 por el indígena Juan Ce Cuautli, quien la llevó a su casa en San Juan Totoltepec, una villa cercana. La noticia llegó a los españoles, quienes habían venerado esta imagen desde el principio de la conquista, así como los nativos, quienes encontraron en ella consuelo en medio de sus dificultades, erigieron primero una ermita en este cerrito llamado Otomcapulco.

Algunos años más tarde, la devoción a Nuestra Señora de los Remedios se fue extendiendo por todas partes y las autoridades civiles construyeron en 1575 el santuario donde hoy es venerada la imagen.

El primero de septiembre, fiesta principal de Nuestra Señora de los Remedios, aproximadamente 10,000 personas la visitan, mientras que unas 6,000 personas visitan el Santuario cada domingo para rendir homenaje a la Santísima Virgen.

Durante las frecuentes inundaciones que sufría la ciudad de México en el siglo XVII, la imagen fue llevada a la ciudad de México. La procesión era acompañada por el virrey, los consejeros y autoridades civiles y eclesiásticas.

Al erigirse la diócesis de Tlalnepantla en 1964, el santuario quedó en la misma. El 19 de octubre de 1974, el Obispo fray Felipe de Jesús Cueto hace la Coronación Pontificia de la Virgen de los Remedios como Reina del clero diocesano, y el 23 de octubre de 1991, Manuel Pérez Gil, Primer arzobispo de Tlalnepantla, por decreto de Su Santidad Juan Pablo II, proclama patrona de la archidiócesis de Tlalnepantla a nuestra señora de las Remedios. El 23 de octubre de 1999 se eleva el santuario a Basílica Menor.

De la importancia de la virgen de los Remedios habla el hecho de que fue nombrada inmediatamente después de la Virgen de Guadalupe por el papa Juan Pablo II en su visita a México en 1999 en el Estadio Azteca.

La devoción a Nuestra Señora de los Remedios se encuentra difundida por todo hispanoamérica.

Imagen de la Virgen de los Remedios de San Manuel de Tarlac en Filipinas[editar]

Sanmanuelchurchjf5736 04.JPG
SanManuelChurchjf5696 06.JPG
SanManuelChurchjf5752 09.JPG

Patronazgo[editar]

Esta advocación de la Virgen es patrona de varios lugares, entre ellos:

=== Templos bajo su advocación ===

Imágenes en el mundo[editar]

  • Nuestra Señora de los Remedios - San José de Costa Rica
  • Nuestra Señora de los Remedios - Monasterio de Santa Catalina en la Ciudad del Cuzco, Perú
  • Nuestra Señora de los Remedios - Parroquia San Marcelo en la Ciudad de Lima, Perú
  • Nuestra Señora de los Remedios - Parroquia de San Pedro en la Ciudad de Lima, Perú
  • Nuestra Señora de los Remedios - Monasterio de Santa Catalina en la Ciudad de Arequipa, Perú
  • Nuestra Señora de los Remedios - Iglesia San Fernando Rey del distrito de Socabaya en Arequipa - Perú
  • Nuestra Señora de los Remedios - Parroquia de Malate, Manila, Filipinas [1]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Ocaña (Toledo)[editar]