Coronación canónica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La coronación canónica es uno de los ritos litúrgicos católicos, instituido en el siglo XVII e incorporado en el siglo XIX a la liturgia romana, usado para resaltar la devoción por una advocación mariana y consiste en la imposición de una corona o coronas al icono o imagen escogida.[1]

El origen de este rito se sitúa en el siglo XVI, cuando los hermanos capuchinos, como culminación de sus misiones evangelizadoras, recogían joyas como símbolo de conversión y desprendimiento que fundían para confeccionar con ellas una corona para la Virgen.

Don Alejandro Sforza, Conde Borgonovo (n. 1636), dispuso en su testamento que buena parte de sus bienes fueran a parar a la Reverenda Fábrica de San Pedro de la ciudad de Roma para que se promoviera la coronación de las imágenes de María Santísima más veneradas de todo el mundo. La primera fue la Madonna de la Febbre del Vaticano, en 1631. Hasta el siglo XIX las coronaciones fueron fundamentalmente en Italia (en Roma hay más de 300). La inclusión del rito de la Coronación Canónica en el Pontifical Romano en 1897, hizo que el rito se extendiera a todo el mundo católico.

Tipos[editar]

Según la instancia o autoridad eclesiástica concedente, la coronación canónica puede ser[2] :

  • Pontificia: concedida por el pontífice.
  • Diocesana: concedida por un obispo de diócesis. Inicialmente el obispo sólo tenía la iniciativa, declarando la coronación el Capítulo de San Pedro. Juan Pablo II agilizó el trámite otorgándo la competencia al Ordinario de Lugar.
  • Litúrgica, es aquella que no necesita de permiso alguno, que la realiza cualquier eclesiástico y puede llegar a ser elevada al rango de Canónica Diocesana.

Significado[editar]

Con este rito se resalta el carácter regio asignado por la doctrina católica a María como madre de Jesucristo, "Hijo de Dios" y "Rey mesiánico", con fundamento teológico desde el Concilio de Éfeso.

Requisitos[editar]

  • Antigüedad no menor de 50 años (Se entiende que posea valor artístico y cuya historia se encuentre debidamente documentada).
  • Gozar de probada devoción (desde sus inicios hasta su estado actual).
  • Comprobación de los favores concedidos por dicha imagen y la irradiación de su culto.

Coronación canónica en España[editar]

En España una de las primeras imágenes marianas coronadas fue la de Nuestra Señora de la Veruela, Patrona del Moncayo, Vera de Moncayo (Zaragoza), el 31 de julio de 1881 actuando de celebrante el obispo de Hipsópolis.[3]

La primera coronación canónica en España oficiada por un papa fue la de Nuestra Señora de los Milagros, patrona de Palos de la Frontera (Huelva), en el monasterio de La Rábida por Juan Pablo II el 14 de junio de 1993.[4]

Imágenes coronadas por un Primado de España son la Virgen de los Reyes, patrona principal de Sevilla y su Archidiócesis, en la catedral de Sevilla por el Cardenal Ciriaco María Sancha, Arzobispo de Toledo y Primado de España en 1904, la Virgen de Covadonga, Patrona de Asturias, Cueva de Covadonga, Cangas de Onís (Asturias), por Victoriano Guisasola en presencia de las Reyes D. Alfonso XIII y D' Victoria Eugenia en 1918, Nuestra Señora de las Angustias, Valladolid, en 2009, Virgen de la Muela, patrona de Corral de Almaguer (Toledo),en 2013 y Virgen de la Antigua, Mora (Toledo),en 2013; estas tres últimas coronadas por Braulio Rodríguez.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. [1] "Breves notas históricas , teológicas y jurídicas sobre coronaciones canónicas"por Juan Cristóbal Jurado Vela.
  2. Ritual Romano: Bendicional, Praenotanda núm.28; Ritual de coronación de una imagen de la bienaventurada Virgen María, núms. 10 y 14.
  3. Torra De Arana, Eduardo. Santuarios marianos de Aragón. Volumen 9 de María en los pueblos de España: Santuarios marianos. Editorial Encuentro, 1996. ISBN 84-7490-398-X, 9788474903980
  4. Viaje apostólico a España, Coronación de la imagen de Nuestra Señora de los Milagros. Oración del Santo Padre Juan Pablo II. Portal de El Vaticano