Catedral de San Cristóbal de La Laguna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Santa Iglesia Catedral de San Cristóbal de La Laguna
Bien de interés cultural
Catedral de La Laguna, Tenerife.jpg
Tipo Catedral, Parroquia y Santuario Mariano
Advocación Virgen de los Remedios
Ubicación Bandera de España San Cristóbal de La Laguna, España
Coordenadas 28°29′20″N 16°18′58″O / 28.48889, -16.31611


Coordenadas: 28°29′20″N 16°18′58″O / 28.48889, -16.31611
Uso
Culto Católico
Diócesis San Cristóbal de La Laguna
Orden Cabildo Catedral de La Laguna (canónigos)
Sacerdote Julián de Armas Rodríguez (Deán)
Arquitectura
Construcción 1904-1915, con una importante reconstrucción entre 2009 y 2014.
Fundador Alonso Fernández de Lugo
Estilo arquitectónico Neoclásico, neogótico, renacimiento

La Santa Iglesia Catedral de San Cristóbal de La Laguna[1] o Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de Los Remedios,[2] en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna, en la isla de Tenerife (Canarias, España), es una catedral neogótica en su cuerpo principal y neoclásica en la fachada, sede de la Diócesis de Tenerife, dependiente de la Archidiócesis de Sevilla.

En la catedral está la sede de la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, advocación mariana a la cual está consagrada la catedral y patrona de la ciudad de La Laguna, de la isla de Tenerife y de la Diócesis Nivariense. Por esta razón, la catedral es también el Santuario Mariano de Nuestra Señora de los Remedios. En este templo reposan los restos de Alonso Fernández de Lugo, conquistador de la isla y fundador de la ciudad, apodado "El Adelantado". La catedral se encuentra en el casco histórico de la ciudad de La Laguna, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999, por la Unesco.

Características[editar]

Es la única catedral de España (y una de las pocas del mundo) construída con hormigón y fibras de polipropileno. Desde su última gran restauración entre 2009 (con la demolición de la antigua cúpula) y 2014 (con su finalización), la catedral presenta tres grandes fases constructivas: La fachada neoclásica de piedra, es del siglo XIX y que es un resto de la antiguo templo que ahí se erigía, el cuerpo neogótico, construido en hormigón es del siglo XX y las bóvedas y cúpula actual de fibras de polipropileno, del siglo XXI.

En la época en la que fue construida y consagrada como catedral, la capitalidad de la isla estaba en la ciudad de La Laguna, al igual que la sede diocesana que aún permanece en esta ciudad. De ahí el hecho de que la catedral se encuentre en esta ciudad y no en la actual capital de la isla, Santa Cruz de Tenerife. Otro caso muy similar sucede en la Diócesis de Menorca, cuya catedral se encuentra en la antigua capital de la isla, Ciudadela de Menorca y no en la actual capital, Mahón.

El templo tiene un culto intenso, siendo Catedral, Parroquia y Santuario Mariano. En la actualidad se espera que dicho templo sea declarado Basílica menor por la Santa Sede en un futuro próximo.

Historia[editar]

Santa Iglesia Catedral de San Cristóbal de La Laguna
Bien de Interés Cultural
Patrimonio Histórico de España
LagunaCatedral01.jpg
Declaración 1983
Figura de protección Monumento
Coordenadas 28°29′20″N 16°18′58″O / 28.48889, -16.31611
Ubicación San Cristóbal de La Laguna (Tenerife)
Construcción 1904–1915, reconstruida una parte entre 2009 y 2014
Estilos predominantes Neoclásico, neogótico y renacimiento

Primitivos templos[editar]

En 1511 se levanta, en el actual emplazamiento (Plaza Fray Albino), una ermita originalmente dedicada a la Virgen María en su Expectación al Parto cuya fiesta se celebraba cada 18 de diciembre.[3] Hay indicios de que en ese lugar existía una necrópolis guanche.

Más tarde dicho templo se sustituirá en 1515 por una construcción mayor, de estilo mudéjar, cuya torre es erigida en 1618. Fue el 21 de abril de 1515, cuando se eleva a este templo a la dignidad de parroquia con la denominación de "Santa María de Los Remedios".[4] Acordándose celebrar su fiesta el día de la Natividad de la Virgen María, es decir, el 8 de septiembre. El 29 del mismo mes y año concertaba el Mayordomo con el mampostero portugués Miguel Alonso, la edificación de la Capilla mayor, arco toral, altar, gradas, sagrario, puerta de la sacristía y arranque de los arcos del cuerpo de la iglesia, todo de cantería, con expresión de las medidas de longitud, latitud y altura que debía tener el nuevo edificio, y punto donde debía empatar con la antigua ermita, según todo pasó por ante el propio Escribano Antón de Vallejo.[5]

En 1752 se fabricó un nuevo crucero y se ensanchó la Capilla Mayor con amplias sacristías y camarines para la imagen de la Patrona, la Virgen de los Remedios. Don Domingo de la Guerra, que dirigía la obra y que más tarde fue Marqués de San Andrés, extendía tanto el replanteo de la Capilla mayor, porque tenía esperanza de que el templo fuera algún día "Catedral de Tenerife".[6]

Catedral[editar]

El templo se convierte en catedral mediante bula del Papa Pío VII el 21 de diciembre de 1819, cuando se establece en La Laguna la nueva diócesis segregada de la Diócesis de Canarias, única diócesis del archipiélago hasta ese momento. Por lo que a partir de entonces, se redujo la juristición eclesiástica de la Catedral de Santa Ana en Las Palmas de Gran Canaria, que era hasta ese momento la catedral de todo el archipiélago, a ser la catedral de la Diócesis Canariense-Rubicense que engloba la actual provincia oriental de Las Palmas, (Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote). Mientras que la recién creada Catedral de Nuestra Señora de los Remedios en San Cristóbal de La Laguna, fue designada como catedral de la Diócesis Nivariense, englobando la actual provincia occidental de Santa Cruz de Tenerife, (Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro).[7]

La fachada, neoclásica, data de 1825 y fue construida conforme a los planos de la Catedral de Pamplona, la estructura actual se construye entre 1904 y 1915 y es de estilo neogótico. La catedral, construida con una estructura de hormigón, fue uno de los primeros edificios en España en que se utilizó este material que actualmente se usa extensivamente en todo tipo de edificios. Sin embargo, al ser pionera en este campo, la tecnología no estaba demasiado desarrollada, por lo que tiene numerosos defectos que han llevado a que se hayan tenido que acometer cuantiosas obras de reparación y mejora.

En su interior destaca el púlpito de mármol italiano de Carrara tallado por Pasquale Bocciardo y, también parte del conjunto del Retablo de Mazuelos. Sobresalen además obras de gran valor de Cristóbal Hernández de Quintana, Luján Pérez y Fernando Estévez. La catedral posee tres amplias naves y una girola (elemento insólito en Canarias) que rodea al presbiterio o altar, resultado de la ampliación de la nave mayor. El altar está dominado por grandes vitrales verticales. Estos elementos confieren al interior de la catedral un estilo típicamente medieval europeo y no tanto colonial, como sin embargo sí ocurre en el exterior de la catedral. En el interior de la catedral se conservan las reliquias de los mártires; San Aurelio de Córdoba, San Faustino, San Venusto y San Amado de Nusco,[8] además de un pedazo del manto de San Fernando y un hueso de Santiago el Menor. Pero las reliquias más destacadas del templo son las de los dos santos canarios, San Pedro de San José Betancur (el Hermano Pedro) y San José de Anchieta. Los santos históricamente más venerados de la catedral junto a la Virgen de los Remedios, son: San Antonio de Padua y el Sagrado Corazón de Jesús.[9]

El 5 de octubre de 1983, la Catedral de La Laguna fue declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional. En la actualidad, al ser una de las dos catedrales canarias, la Catedral de San Cristóbal de La Laguna es también considerada el principal edificio de culto católico de Canarias junto a la Catedral de Santa Ana en Las Palmas de Gran Canaria.

Restauración 2002 - 2014[editar]

La catedral fue cerrada al culto en 2002 para realizarse un minucioso proceso de restauración, acordándose su reapertura para pocos años después. Sin embargo debido a desacuerdos burocráticos, la catedral permaneció cerrada más de una década. Durante este tiempo la sede catedralicia se había trasladado provisionalmente a la Iglesia Matriz de la Concepción, que es históricamente la parroquia matriz de la ciudad y de la isla.

Durante el estudio previo a la restauración se descubrió que las bóvedas y cúpula principal estaban tan deterioradas que la única solución plausible fue la demolición de estos elementos y su posterior reconstrucción. El proceso comenzó con el desarme de la cúpula en noviembre de 2009. Le siguieron las bóvedas y las columnas que separaban las tres naves catedralicias. En 2012 comenzó la reconstrucción de las bóvedas, tras las pruebas pertinentes de seguridad y resistencia de los materiales constructivos. Las nuevas bóvedas y cúpula fueron construídas con un material nuevo, fibras de polipropileno. Este hecho lo convirtió nuevamente en un templo pionero en el mundo, debido al empleo de nuevos materiales, como cien años antes lo había sido por la utilización del hormigón. La nueva cúpula comenzó a alzarse en noviembre de 2013, está rematada por una cruz de hormigón. Tiene 41,5 metros de altura, lo que la convierte en el punto más alto de todo el casco histórico de la ciudad. Las actuales bóvedas están rematadas por pequeñas linternas que permiten la entrada de luz natural. La cúpula está recubierta de láminas de cobre, imitando a las catedrales del centro y norte de Europa.

Aunque en un principio se esperaba que la catedral reabriera sus puertas en septiembre 2013, coincidiendo con el centenario de su consagración, finalmente se reinaguró el 25 de enero de 2014, siendo su reapertura definitiva al culto el 31 de enero de ese año. La imagen de la Virgen de los Remedios regresó ese mismo día en procesión a su sede catedralicia desde la Parroquia Matriz de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, seguida por una Eucaristía multitudinaria, presidida por primera vez desde su cátedra correspondiente por el obispo Bernardo Álvarez Afonso.[10] Del mismo modo, desde ese día está expuesto, de nuevo y de forma permanente, el Santísimo Sacramento en el sagrario catedral. Durante la ceremonia de reapertura, estuvieron presentes los dos obispos del archipiélago canario, los vicarios generales de ambas diócesis, así como miembros de los dos cabildos catedrales. También participaron más de un centenar de sacerdotes procedentes de todas las islas y las hermandades de la Parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, además de autoridades civiles y militares.

A pesar de todas estas actuaciones, la catedral no se puede considerar aún definitivamente terminada, pues aún falta la colocación de los capiteles y los nervios de las bóvedas, así como el pintado de los techos por su parte interior. Al igual que la cúpula, las bóvedas irán recubiertas exteriormente de láminas de cobre. Sin embargo, estos trabajos están a la espera de una nueva asignación económica.

Títulos de la catedral[editar]

  • Parroquia: Desde el 21 de abril de 1515, este templo ostenta la dignidad de parroquia con todos los cultos litúrgicos que ello conlleva. Fue una de las primeras iglesias de Tenerife y de Canarias en ostentar esta categoría.[11]
  • Catedral: Obtiene esta distinción mediante bula del Papa Pío VII el 21 de diciembre de 1819, cuando se establece en La Laguna la nueva diócesis. A partir de este momento se convierte en el templo madre de la Diócesis de Tenerife.[12]

Capillas[editar]

Plano de la Catedral de La Laguna
1- Deambulatorio
2- Altar Mayor
3- Cúpula
4- Púlpito
5- Sillería del Cabildo Catedral
6- Tribuna del Órgano
7- Portal
8- Capilla de los Remedios
9- Capilla de la Purísima Concepción
10- Capilla de Santa Teresa de Ávila
11- Entrada lateral calle Obispo Rey Redondo (Calle Carrera)
12- Capilla de Nuestra Señora del Carmen
13- Capilla de Santa Bárbara
14- Cuadro de los Almas del Purgatorio
15- Capilla del Cristo de la Columna
16- Capilla de la Virgen de Candelaria
17- Entrada lateral calle Bencomo
18- Capilla de San José
19- Capilla del Baptisterio

Capilla de Santa Teresa de Ávila[editar]

El Altar de Santa Teresa de Ávila es de estilo neogótico. En el centro se encuentra la escultura de Santa Teresa de Ávila, la cuál es de vestir. En la capilla también se encuentra el Altar del Ecce Homo (el Señor de la Cañita) que fue colocado en marzo de 2014, poco después de la reapertura de la catedral tras su última restauración.

Capilla de la Purísima Concepción[editar]

Esta capilla, dedicada a la Inmaculada Concepción, se encuentra en el lado derecho (Lado de la Epístola) de la catedral directamente junto a la Capilla de Nuestra Señora de los Remedios. El altar de la Purísima fue creado en 1915 y sufrió un gran deterioro durante el tiempo que estuvo la catedral cerrada para su restauración entre 2002-2014. En la actualidad el retablo de la Purísima está pendiente de restauración. La escultura de la Virgen de la Luz está en esta capilla, y es una notable importación peninsular de mediados del siglo XVI. La tumba del Obispo Nicolás Rey Redondo, se encuentra en el fondo de la capilla.

Capilla del Cristo Atado a la Columna[editar]

La escultura del Cristo atado a la columna que la preside, fue bendecida el 6 de junio de 1756 y fue creada por el escultor Pietro Galleano en Génova (Italia). El altar se ejecutó entre 1763 y 1765, y está revestido en oro. Junto al Cristo se encuentra la escultura de Nuestra Señora de las Angustias realizada en Sevilla y atribuída al escultor Gabriel Astorga y Miranda, y al otro lado está Santa María Magdalena.

Capilla de Nuestra Señora de Candelaria[editar]

El altar de la Virgen de Candelaria iniciamente estaba dedicado a la Virgen de la Merced. La escultura de la Virgen de Candelaria es una réplica de la patrona de Canarias que se venera en su Santuario-Basílica de la Villa Mariana de Candelaria. Esta imagen fue realizada por el escultor orotavense Ezequiel de León Domínguez, quién de hecho, restauró íntegramente en los años 70 del siglo XX la imagen original de la Candelaria que se venera en su Basílica. Junto a la Virgen se encuentran las imágenes de San José de Anchieta y el Sagrado Corazón de Jesús. En esta capilla se encuentra además, la escultura de Nuestro Padre Jesús Nazareno, de la Casa Burillo de Valencia y que llegó a la ciudad de La Laguna en el año 1901.

Capilla de San José[editar]

La imagen de San José de Nazaret es una talla de vestir y de finales del siglo XVII, realizado por Lázaro González de Ocampo. La figura del Niño Jesús es de época posterior. A su lado, la escultura de Santa Ana es considerada una obra de arte de la escuela canaria del siglo XVIII. La escultura de San Joaquín también se considera una obra de arte de la escuela canaria del mismo siglo. En la parte superior del retablo se encuentra una pequeña imagen de madera de San Jerónimo de Estridón.

Capilla de Santa Bárbara[editar]

El altar de Santa Bárbara, es de estilo neogótico. Fue diseñado por el artista santacrucero Francisco Bonnín Guerín y creado por los miembros del cuerpo de artillería de Santa Cruz de Tenerife. Este altar se encontraba inicialmente en la Iglesia de San Francisco de Asís en Santa Cruz de Tenerife. También está en esta capilla el altar de Nuestra Señora de la Salette el cuál fue donado por Estanislada González en 1915.

Capilla de Nuestra Señora del Carmen[editar]

El altar de la Virgen del Carmen es otro altar de estilo neogótico. En el centro está la imagen de esta Virgen curiosamente vestida al gusto barroco. Es decir con rostrillo, algo inusual en esta advocación mariana, la talla está en la catedral desde 1619. En los nichos laterales están las esculturas de San Andrés Apóstol y de nuevo Santa Teresa de Ávila (esta imagen está toda tallada en madera y no es de vestir). En un lateral está la imagen del Santísimo Cristo de Burgos. La original talla de este Cristo que se veneraba en la ciudad fue destruida en 1964, debido a un incendio en el Convento de San Agustín en donde se encontraba.

Capilla del Baptisterio[editar]

La mayor parte de esta capilla, está ocupada por una pila bautismal de 1969. También se encuentra en esta capilla, el retablo de Santo Tomás de Aquino y la escultura que lo representa. A su lado está la imagen de la Virgen de la Merced que fué realizada por el escultor José Rodríguez de la Oliva y que es una talla de vestir. Otra imagen de vestir es la de San Lorenzo, que probablemente data de la segunda mitad del siglo XVII.

Capilla de Nuestra Señora de los Remedios[editar]

Retablo de la Virgen de los Remedios, advocación a la cual está consagrada la catedral y patrona del Obispado Nivariense.

El elemento más destacado del interior de la catedral, es el retablo o altar de Nuestra Señora la Virgen de los Remedios, Patrona de la ciudad de La Laguna, de la isla de Tenerife, de la diócesis y advocación mariana a la cuál está consagrada la catedral. Su fiesta se celebra el 8 de septiembre.

El Retablo de la Virgen de los Remedios se encuentra en una capilla en el crucero de la catedral y es el retablo más grande de Canarias. La situación del retablo en un lateral del crucero, en lugar de estar detrás del Altar Mayor, encuentra su reflejo en la capilla y retablo de la Virgen de la Almudena en la catedral homónima, aunque la disposición del retablo de los Remedios en la catedral lagunera es considerablemente más antigua que el de la catedral madrileña, la cuál fue abierta por primera vez al culto en 1993. Esta disposición del retablo, permite que la imagen de la Patrona mire en dirección al Altar Mayor del templo. El de los Remedios es un gran retablo barroco de la primera mitad del siglo XVIII, posee un espléndido conjunto de siete tablas atribuidas a Hendrick Van Balen, maestro de Van Dick. La talla de la Virgen viste ricos mantos y se encuentra en un espectacular trono de baldaquino de plata, con un sol de ráfagas del mismo material enmarcándola y una media luna dorada a sus pies.

Otras obras de arte[editar]

A parte de la imagen de Nuestra Señora la Virgen de los Remedios (que es el principal tesoro del templo), destaca también en el interior de la catedral, la imagen del Santísimo Cristo de Los Remedios. Se trata de una imagen considerada "gemela" del Santísimo Cristo de La Laguna. Esta imagen se encuentra colocada sobre el púpito de mármol, realizado por el famoso artista grancanario José Luján Pérez. Reside en dicha iglesia desde el siglo XVI, y ya desde el XVII se le consideraba de muchisíma antigüedad, tanto que no hay noticia de su origen, aunque se la presupone realizada en la isla de Tenerife.

También se encuentra en el tesoro de la catedral la Virgen de Trapani que algunos historiadores apuntan a que se trata de la representación más antigua de la Virgen del Pilar en el Archipiélago Canario.[15] Destaca también, el Santísimo Cristo de la Sala Capitular, realizado por Fernando Estévez para la Sala Capitular de la Catedral Nivariense y el púlpito de mármol de Carrara de origen genóves, considerada la mejor obra marmórea en Canarias llegada desde Génova (Italia),[16] obra de Pasquale Bocciardo. También se encuentra un icono de la Virgen de Guadalupe (Patrona de México y de América Latina). El templo también acoge un gran lienzo con el tema "Las Ánimas del Purgatorio", del pintor tinerfeño Cristóbal Hernández de Quintana; y un cuadro de la Santa Cena, obra de Juan de Miranda.

En la girola de la catedral, detrás del altar se encuentran entre otros, dos óleos: uno de San Fernando Rey y el otro de Santa Isabel de Portugal. Este copatronazgo tiene un doble significado: de una parte, la vinculación del territorio a la Archidiócesis de Sevilla, al configurarse como obispado dependiente de la misma, y de otro se relaciona con los reyes que aprobaron la creación de la diócesis: Fernando VII, a través de su Real Auxiliatoria de 1819, y su esposa, la reina doña Isabel de Braganza.

Actos[editar]

En la catedral se celebran grandes actos y fiestas religiosas. Durante la Semana Santa, la catedral se convierte en el centro de la devoción popular de la ciudad de La Laguna, debido a que diferentes hermandades y cofradías de toda la ciudad realizan su estación penitencial con sus respectivos pasos procesionales. Entre estos pasos procesionales destaca la imagen del Santísimo Cristo de La Laguna (que es una de las imágenes más veneradas de Canarias) y que cada Viernes Santo se traslada hasta esta catedral, que abandona horas después en la Procesión Magna.

El Santo Cristo vuelve a visitar el templo en sus fiestas de septiembre, en esta ocasión permanece en solemne quinquinario (desde el 9 al 14 de septiembre). Por su parte también en septiembre se celebra la fiesta de Nuestra Señora de los Remedios, patrona de la catedral y de la Diócesis Nivariense, cuyo día principal es el 8 de septiembre y en la que destaca la procesión de la Virgen por las calles de la ciudad. Cada 2 de febrero destaca la Procesión de Las Candelas con la imagen de Nuestra Señora de Candelaria que se venera en la catedral.

Las estancias de la Virgen de Candelaria en la catedral[editar]

La imagen de la Virgen de Candelaria (Patrona de Canarias) ha visitado la catedral en numerosas ocasiones, como la de 1939 (con motivo de la finalización de la Guerra Civil Española, lo que se llamó las "Fiestas de la Victoria"), y la de 1964 (en comunión y solidaridad con la Diócesis en la que recorrió toda la isla). La última fue en 1997 cuando visitó por quince días esta ciudad al cumplirse el 500 aniversario de su fundación. Hasta antes de la creación de la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna era habitual que la Virgen en sus visitas a la ciudad de La Laguna se hospedase en la Iglesia de la Concepción de dicha ciudad (que es además la iglesia más antigua de La Laguna), hasta que tras la creación de la diócesis empezó a hospedarse en la catedral, aunque hubo épocas en la que visitaba ambos templos como en el ya citado año de 1964 (año en que visitó todos los templos y municipios de la isla).

La última visita de la Virgen de Candelaria a La Laguna se produjo en mayo de 2009 (siendo la primera visita del siglo y del milenio a la "Ciudad de los Adelantados"), si bien en esta ocasión la imagen se hospedaría nuevamente en la Iglesia de La Concepción por estar la Catedral de La Laguna en obras de restauración. Se prevé que para el próximo traslado a La Laguna de la patrona (en 2023) la Virgen de Candelaria entre de nuevo a esta Santa Iglesia Catedral Nivariense.

Galería fotográfica[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía adicional[editar]

  • Alberto Darias Príncipe et. al. (1997). La Catedral de La Laguna. Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna. ISBN 84-88919-33-6. 
  • Alejandro Cioranescu (1965). La Laguna – Guía Histórica y Monumental. Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna. 
  • Juan Alejandro Lorenzo Lima (2013). Patrimonio e historia de la antigua Catedral de La Laguna. Diocesis de San Cristóbal de La Laguna. ISBN 978-84-7947-625-0. 

Enlaces externos[editar]