Matías Corvino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Matthias Corvinus»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Matías Hunyadi (Corvino)
(Matei Corvin)
Rey de Hungría
Matthias-corvinus-hoesegter-budapest.jpg
Estatua de Matías I de Hungría / Matei Corvin en Budapest
Información personal
Reinado 1458 - 1490
Nacimiento 23 de febrero de 1443
Fallecimiento 6 de abril de 1490
Predecesor Ladislao V
Sucesor Vladislao II
Familia
Dinastía Hunyadi
Padre Juan Hunyadi
Madre Isabel Szilágyi
Consorte 1) Catalina Podiebrad
2) Beatriz de Aragón, hija de Fernando I de Nápoles
Descendencia Juan Corvino (hijo ilegítimo)

Matías Hunyadi o Matías I Corvino (en húngaro Corvín Mátyás / Hunyadi Mátyás, en rumano Matei/Mateiaș Corvin), (Kolozsvár, 23 de febrero de 1443Viena, 6 de abril de 1490), fue el trigésimocuarto Rey de Hungría desde 1458 hasta su muerte, ganándose los sobrenombres de «sabio», «bueno» y «justo». También rey de Bohemia, en 1469, además de gobernar en Silesia, Moravia y Lusacia. Nació el 23 de febrero de 1443 en Kolozsvár (Klausenburg), Transilvania (actual Rumanía), y murió el 6 de abril de 1490 en Viena. Era el segundo hijo del conde Juan Hunyadi, regente de Hungría (1446-1452)[1] y de Isabel Szilágyi.

La tradición húngara y europea considera a Matías Corvino el más justo de los reyes húngaros, cuya memoria es conservada en incontables leyendas y cuentos tradicionales. Un rey de gran nivel cultural, quien hablaba, aparte del idioma húngaro, el checo, el latín y el alemán.[2] Padre del Renacimiento en Hungría y arduo defensor de la cultura húngara en su tiempo.[3]

Su apodo «Corvino»[editar]

Relieve en Bohemia del escudo de armas de Matías Corvino. Se aprecia claramente el cuervo con el anillo en el pico, originados por su apodo de «Corvinus» («cuervo», en latín).

Según las crónicas, existe la leyenda de que el padre de Matías, el regente Juan Hunyadi (en rumano Ioan de Hunedoara) era en realidad el hijo ilegítimo del rey Segismundo de Hungría. El monarca, antes de marcharse, le entregó un anillo a la madre de Hunyadi para que pudiese demostrar que el niño era de origen real y, en una oportunidad, cuando estaban en un bosque, un cuervo apareció y se llevó el anillo. Luego de haberle dado caza, recuperaron el anillo (según algunas narraciones el mismo pequeño Hunyadi lo derribó con un arco sin matarlo) y, de esta manera, ya adulto, pudo probarle al rey su origen, con lo que fue favorecido por el monarca con muchos títulos y cargos.

El cuervo con el anillo en el pico ya aparecía en el escudo de Juan Hunyadi y, posteriormente, Matías heredó de su padre el apodo de "Corvinus", puesto que en latín cuervo es «corvus», de este término se derivó el de «Corvino». A posteriori, sus cartas fueron selladas con símbolos de cuervos. Inclusive, por un par de siglos, el símbolo de los correos húngaros también fue un cuervo. Pero, seguramente, la historia del cuervo y el anillo no es más que una leyenda que Matías jamás se molestó en desmentir, conviniéndole que se le creyese descendiente del rey Segismundo.

Ascenso al trono[editar]

El joven Matías Corvino siendo introducido por Jorge de Poděbrady a la delegación húngara que fue a Praga a asegurar su liberación. Obra de Viktor Madarász.

Matías Hunyadi nació en 1443, como hijo menor del regente húngaro Juan Hunyadi y la noble Isabel Szilágyi. Su padre había sido el comandante militar más famoso y prestigiado en su época, lo cual convirtió a la familia Hunyadi en la más poderosa e influyente en el reino de Hungría.

La serie de acontecimientos que precedieron el ascenso al trono de Matías fueron en extremo complejos. El rey Alberto de Hungría había muerto, y su esposa Isabel de Luxemburgo se esforzó por que su hijo recién nacido, Ladislao el Póstumo, fuese coronado rey húngaro en 1440. Sin embargo, luego de la intervención del rey polaco Vladislao III Jagellón, la reina viuda y su hijo quedaron desplazados. Tras la muerte de Vladislao en 1444, Ladislao el Póstumo continuó siendo el rey húngaro a los 4 años de edad, mientras Juan Hunyadi (el padre de Matías Corvino) se convirtió en el regente del reino, quien gobernaba en su nombre. El rey Ladislao V entonces rodeo de su pariente el conde Ulrico II de Celje y otros nobles, quienes lo fueron alejando cada vez más de la influencia de los Hunyadi.

Después de que Juan Hunyadi muriera en 1456, se produjo un gran caos en el reino, y al poco tiempo, el hijo mayor del fallecido héroe, Ladislao Hunyadi, comenzó a conspirar contra el rey Ladislao V y De Celje. Hizo llamar a los dos a Belgrado y al final de una discusión verbal, Ladislao Hunyadi asesinó a De Celje y se llevó al joven rey a la ciudad de Buda, haciéndole jurar que no vengaría la muerte del noble asesinado.

Sin embargo, al lograr rodearse de nobles que lo apoyaban, el 16 de marzo de 1457 decidió el consejo real -compuesto por Nicolás Újlaki, Ladislao Garai y el rey- que Ladislao Hunyadi debía ser ejecutado. Así se hizo y al poco tiempo estalló una guerra civil en el reino, la cual estaba instigada por Miguel Szilágyi, tío de Ladislao Hunyadi. De esta forma, el rey Ladislao V abandonó el reino húngaro y se dirigió a Praga a buscar la protección del regente Jorge de Podiebrad, llevándose consigo como rehén al pequeño Matías Corvino. Poco después murió el rey Ladislao, y ante el trono húngaro vacante, los nobles acordaron en una reunión celebrada en la ciudad de Szeged con el tío de Matías, Miguel Szilágyi, que una vez liberado el joven, éste sería el nuevo rey de Hungría.

Ante la duda de que el consejo real aprobase esta medida, Miguel Szilágyi movilizó sus ejércitos y llamó a todos los nobles bajo su influencia a la ciudad de Buda. Reunidos en las afueras de la población, comenzaron a ejercer presión para que respetasen el acuerdo de Szeged. En consecuencia, los nobles húngaros proclamaron sobre el hielo del Danubio congelado que el nuevo rey sería Matías. Juan Vitéz, uno de los clérigos más cultos e importantes de su época en Hungría, fue enviado a negociar la liberación de Matías con el regente bohemio Jorge de Podiebrad. Vitéz había sido tutor y maestro del joven húngaro y de su hermano mayor ejecutado, lo que le convertía también en un cercano amigo de la familia Hunyadi. Dichas negociaciones tuvieron por resultado que Podiebrad accediera a liberar al joven, el cual fue conducido al reino húngaro para ser coronado, con la condición de desposar a la hija del regente checo.

Reinado[editar]

Bandera del Ejército Negro de Hungría compuesto por mercenarios al servicio del rey Matías.

La ceremonia de coronación se efectuó el 24 de enero de 1458 conducida por Dionisio Szécsi, el arzobispo de Estrigonia y antiguo aliado de Juan Hunyadi, padre de Matías. Tan sólo tenía 15 años cuando subió al trono, y hasta cumplir los 18 estuvo bajo la tutela de un regente italiano, antiguo consejero de su padre, llamado Antonio Bonfini. A él se debe la influencia mediterránea que caracterizó su reinado y su fascinación por los humanistas renacentistas italianos, ya que llegó a rodear su corte de varios artistas. Reunió en su biblioteca una gran colección de crónicas históricas y trabajos científicos de la Europa del siglo XV, sólo comparable a la del Vaticano. La biblioteca se llamó "Biblioteca Corviniana". Éste rey sabía hablar húngaro, croata, latín, alemán, checo y eslovaco.

Igualmente, el rey Matías mantuvo estrechos contactos con la orden religiosa eremita húngara de los paulinos (gran promotora del idioma, historia y cultura húngaras). Les otorgó incontables propiedades y residencias para sus monjes, los cuales representaban una importante faceta de la vida intelectual en esa época. La Orden de San Pablo Primer Eremita tenía monasterios por todo el reino y en muchos otros países de Europa y África. También guardaban gran cantidad de libros, convirtiéndose en el segundo mayor santuario cultural del reino después de la Biblioteca Corviniana.

Pese a gozar del favor de la nobleza y el pueblo, siguió luchando contra aspirantes al trono hasta 1463, cuando acabó con Federico III de Habsburgo, el último de ellos. Consiguió tener independencia sobre los barones, en su modo de reinar y en la forma de tomar decisiones, gracias a un ejército mercenario, el Ejército Negro de Hungría, que aplacó cualquier revuelta o malestar de sus enemigos interiores.

En 1470, Matías conoció en una cacería junto a Viena a una mujer no noble germánica llamada Bárbara Edelpeck, quien se convirtió en su amante y en 1473 dio a luz un hijo al que llamaron Juan Corvino. Puesto que Matías no tuvo hijos con su esposa Beatriz de Nápoles, en 1479 reconoció al pequeño como su hijo legítimo.

Durante su reinado, Hungría llegó a tener el mayor territorio de su historia, ya que este país comprendía Dalmacia, Bulgaria, Silesia y el sudeste de Alemania. Incluso quiso crear un imperio tan grande como el otomano y para ello conquistó el oeste de Austria (con la capital, Viena, ciudad donde residió frecuentemente), en su guerra con el aspirante Federico III y obtuvo Moravia, Silesia y Lusacia por el Tratado de Olomouc en 1478.

Encarcelamiento de Vlad Tepes[editar]

Una de sus primeras actuaciones importantes fue la de encarcelar al voivoda de Valaquia, Vlad Tepes, apodado «Draculea». Su acusación se debió a que espías del rey habían interceptado dos cartas de dudosa procedencia en las que Vlad se aliaba con los turcos para atacar a su reino. Matías lo sometió a una especie de arresto domiciliario entre el castillo de Visegrado y la ciudad de Buda durante doce años, después de los cuales lo volvió poner en el poder de Valaquia, pero solo duró un año, ya que murió en una emboscada perpetrada por los turcos.

Campañas contra el Imperio Otomano[editar]

Su primera campaña contra los turcos fue la de Bosnia entre 1463 y 1464, en la que logró derrotar a sus enemigos y conquistarla; otra en 1474, en la que se apoderó de la Hungría meridional, y luego otras en las que consiguió dominarlas de nuevo, como Transilvania, Valaquia y Serbia entre los años 1479 y 1483.

Su único revés no vino de parte de los turcos, sino de los moldavos de Esteban III de Moldavia, el Grande, que llegaron a conquistar la región de Chilia (1467). Matías fue herido por una flecha y tuvo que retirarse.

En 1481 mandó un contingente de tropas para liberar de los turcos el puerto de Otranto, hecho que le valió la admiración de los gobernantes italianos, sobre todo de Venecia.

En estas batallas contra los turcos, Matías creó un cuerpo de caballería llamado húsar, con la finalidad de contrarrestar la gran capacidad que la caballería turca (sipahi) tenía en las batallas.

Cruzada contra el rey de Bohemia[editar]

En 1458 murió Ladislao V el Póstumo, dejando vacante no sólo el trono de Hungría, sino también el de Bohemia. En ese mismo año, Jorge de Podiebrad (suegro de Matías) fue proclamado rey en la asamblea de Praga, gracias a que en el testamento de Ladislao, éste se lo cedía en herencia.

A los pocos años del gobierno de Podiebrad, se le acusó de ser partidario de los considerados herejes husitas, de proteger a éstos en su reino y de no perseguirlos como pedía la Iglesia. A consecuencia de una carta que le había enviado el Papa Paulo II, Matías por decidió atacar a Bohemia como una cruzada contra herejes en 1467. En ese año el rey de Bohemia fue excomulgado, pero derrotó en una ocasión al rey húngaro, incluso llegó a capturarlo, poniéndolo luego en libertad bajo la promesa de no contraatacar. Pero Matías Corvino se alió entonces con los nobles checos y se hizo proclamar rey de aquella región en la ciudad de Olomouc. Se reanudó la lucha y en el punto álgido de ésta falleció Podiebrad. Matías sólo fue rey en 1469, ya que el antecesor había dejado el reino a Vladislao II Jagellón. Hubo luchas con este rey, pero en 1478 se llegó a un pacto sin vencedores ni vencidos, en el que Vladislao se quedaba con Bohemia y Matías obtenía Silesia, Moravia y Lusacia.

Poco después se casaría por segunda vez con Beatriz de Aragón.

La familia del rey no es la familia real[editar]

Puesto que ni el padre ni la madre de Matías eran miembros de la realeza, sino solamente nobles altos, el rey húngaro contará con familiares aristócratas y no con reales. Su tío materno Miguel Szilágyi fue regente húngaro, y su tía materna Sofía Szilágyi, casada con el noble Juan Geréb tuvo varios hijos que como primos del rey húngaro, alcanzaron ciertos puestos de relevancia en el reino: Pedro Geréb fue capitán de la Alta Silecia (1475), voivoda de Transilvania (1478-1479) y Nádor de Hungría (1501-1503); Matías Geréb fue gobernador de Eslavonia y Croacia (1483-1489) y Ladislao Geréb obispo de Transilvania (1476-1501).

La tía paterna del rey húngaro, Clara Hunyadi casada con Pancracio Dengelegi tuvo varios hijos que fueron a su vez también primos de Matías, y por otra parte, María Hunyadi, otra tía paterna del monarca se casó con el rumano Mansila, teniendo a Juan Olahus, padre del posterior arzobispo Nicolás Olahus de Estrigonia.

Matías de incógnito[editar]

El rey Matías es conocido también por una costumbre peculiar: las leyendas y cuentos folklóricos crearon un rey que solía vestirse de plebeyo, rondando solo los pueblos y campos, espiando a barones y jueces, y velando por los pobres y desvalidos. Existen actualmente numerosas leyendas en Hungría, que han sido reproducidas en dibujos animados, libros y cuentos para niños, donde Matías castiga a abusivos gobernadores de ciudades y regala bolsas de oro a los pobres.

Estas leyendas son en extremo antiguas y si bien se duda de que el monarca se haya atrevido a exponer su seguridad personal vagando entre la gente común, es probable que él mismo haya hecho correr estos rumores para que sus enemigos y conspiradores no se atreviesen a obrar en su contra. Sin embargo, tras su muerte, muchas de sus acciones le valieron el título de «Matías el Justo», declarando muchos que "con la muerte de Matías, murió la justicia".

Final del reinado y legado[editar]

Matías Hunyadi en papel moneda de 1000 HUF (florines húngaros).

Desde 1483 hasta su muerte (6 de abril de 1490) fue una década de relativa paz para el reino húngaro. Se dedicó a fomentar las artes y las ciencias y murió finalmente en Viena. Se esforzó durante sus últimos años en asegurar el trono húngaro a su único hijo ilegítimo Juan Corvino. A mediados de la década de 1480 lo reconoció como su heredero, quebrantando los derechos de su consorte Beatriz de Nápoles, quien no estaba dispuesta a permitir que el joven "bastardo" fuese coronado rey de Hungría. Matías hizo jurar a sus seguidores más cercanos que defenderían la causa de su hijo y lo apoyarín para llegar al trono, sin embargo tras su muerte en 1490, la propia reina Beatriz pactó con Vladislao Jagellón de Bohemia, llamándolo a ocupar el trono húngaro. Por vía materna el rey Bohemio, hijo de Isabel de Habsburgo de Hungría, era sobrino del rey Ladislao V de Hungría, nieto del rey Alberto de Hungría y bisnieto de Segismundo de Hungría (también emperador germánico). De esta manera, no solo contando con los derechos hereditarios, sino con el posible apoyo de los ejércitos checos, Vladislao fue coronado en lugar de Juan Corvino, quien terminó como gobernante de Bosnia.

El reinado de Matías fue el capítulo más glorioso de la historia de Hungría, ya que su territorio llegó a alcanzar límites de imperio y fue un gobernante justo y sabio, siendo considerado el más popular del folclore húngaro (con excepción de Esteban I de Hungría).

Actualmente lleva su nombre una universidad de Budapest, la capital húngara.


Predecesor:
Ladislao V
Rey de Hungría
Armoiries Hongrie ancien.svg

1458 - 1490
Sucesor:
Vladislao II

Notas y referencias[editar]

  1. Entrada de Juan Hunyadi en la Enciclopedia Católica
  2. Marcus Tanner, The Raven King: Matthias Corvinus and the Fate of his Lost Library (New Haven: Yale U.P., 2008
  3. El Renacimiento en Hungría y Matías Corvino (en idioma húngaro)

Enlaces externos[editar]