Sixto IV

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sixto IV
Papa de la Iglesia católica
9 de agosto de 147112 de agosto de 1484
Pope Sixtus IV.jpg
por Justo de Gante, 1475
Predecesor Paulo II
Sucesor Inocencio VIII
Cardenales creados Véase categoría
Información personal
Nombre secular Francesco della Rovere
Nacimiento 21 de julio de 1414, Celle Ligure, (República de Génova)
Fallecimiento 12 de agosto de 1484, Roma
CoA della Rovere popes.svg
Escudo de Sixto IV

Sixto IV (Celle Ligure, Génova, 21 de julio de 1414 - Roma, 12 de agosto de 1484), de nombre secular Francesco Della Rovere, fue el papa n.º 212 de la Iglesia católica, desde el 9 de agosto de 1471 hasta su muerte el 12 de agosto de 1484. Perteneció a la Orden Franciscana.

Orígenes y formación[editar]

Nacido como Francesco della Rovere en una ilustre familia de Albisola, cerca de Savona, Liguria, formó parte de la Orden de los Franciscanos. Sus habilidades intelectuales fueron demostradas mientras estudiaba filosofía y teología en la Universidad de Pavía. Después de sus estudios, dictó cátedra en varias universidades italianas de importancia.

Carrera eclesiástica[editar]

En 1464 se convirtió en Ministro general de la orden franciscana. El papa Paulo II lo elevó al cardenalato en 1467.

Papado[editar]

Como muchos papas, Sixto IV incurrió en el nepotismo. Nombró en cargos de autoridad y de ingresos a más de 25 sobrinos y parientes, entre ellos ocho cardenales. Casó dos sobrinos con princesas bastardas de Nápoles, otro con la heredera del Ducado de Urbino, otro con los Sforza de Milán. Todo tan rápidamente y en tan poco tiempo que nadie llegaba a hacer el recuento de aquella parentela.

Después de lograr aumentar el territorio de los Estados Pontificios, su sobrino el cardenal Raddaele Riario dirigió el fracasado intento de asesinato contra Lorenzo el Magnífico y su hermano, conocido como la rebelión de los Pazzi (1478). Luego del asesinato, Girolamo Riario (también sobrino de Sixto IV) reemplazaría a Lorenzo en Florencia. El arzobispo de Pisa, uno de los principales organizadores de este golpe, fue ahorcado en las paredes del Palazzo della Signoria. Sixto IV contestó estas acciones con un interdicto, desatando una guerra de dos años contra Florencia. También indujo a Venecia para que atacara Ferrara, ya que deseaba este último territorio para su otro sobrino. Los príncipes italianos, enojados ante estas acciones, crearon una alianza para obligarlo a declarar la paz, hecho que molestó mucho a Sixto IV.

Medalla con la efigie de Sixto IV (museo del Louvre).

En momentos de gran expansionismo otomano declaró a Esteban el Grande de Moldavia verus christianae fidei athleta (verdadero campeón de la fe cristiana) tras derrotar de manera decisiva al Imperio turco en la Batalla de Vaslui.

Sixto IV se comprometió en la agresión de Venecia en contra del ducado de Ferrara, acto que él mismo había incitado en 1482; su ataque combinado fue rechazado por una alianza de Milán, Florencia y el Rey de Nápoles, su aliado. Al negarse a desistir de las hostilidades que él había instigado, Sixto IV emitió un interdicto en contra de Venecia en el año 1483.

Sixto IV toleró las actividades de la Inquisición y, bajo presiones políticas de Fernando II de Aragón (que le amenazó con retirar su apoyo militar al reino de Sicilia), emitió una bula en 1478 que estableció un inquisidor en Sevilla. Sin embargo, Sixto IV luchó contra el protocolo y las prerrogativas jurisdiccionales de la Inquisición; desaprobó sus excesos y tomó varias medidas para condenar los abusos que se registraron en 1482, aun cuando se sabe que vendió indulgencias.

En asuntos eclesiásticos, Sixto IV instituyó la celebración del día de la Inmaculada Concepción de la Virgen María el 8 de diciembre. Anuló de manera formal en 1478 los decretos reformistas del Concilio de Constanza.

Fue uno de los principales artífices del Renacimiento, siendo responsable de llevar a Roma un equipo de artistas para trabajar en la Capilla Sixtina, que le debe su nombre.

Como patrocinador cívico en Roma, según afirma el historiador laico Stefano Infessura, Sixto IV debe ser admirado. En la inscripción dedicatoria en el fresco por Melozzo da Forlí en el Palacio Vaticano se lee: "Le diste a tu ciudad templos, calles, plazas, fortificaciones, puentes y restauraste el Aqua Vergine hasta el Trevi..."

Además de restaurar el acueducto que le suministraba a Roma una alternativa a la insaluble agua de río que la había hecho famosa, restauró o reconstruyó más de 30 iglesias de la ciudad, entre ellas la de San Vitale (1475) y Santa María del Popolo. La Capilla Sixtina fue construida bajo su pontificado, junto con el Puente Sixtino -el primer puente, desde la antigüedad, que cruzaba el Tíber, que permitía una mejor integración del Vaticano con el corazón de la antigua Roma. Todo esto fue parte de un plan urbanístico a gran escala realizado durante su papado, que también eliminó los mercados del Campidoglio, trasladándolos a la plaza Navona en 1477 y en bula de 1480, decretó el ensanche de las calles y la primera pavimentación desde la era imperial.

Al comienzo de su papado, en 1471, reunió varias esculturas de época romana, que supusieron el inicio de la colección papal de arte que se convertiría en las colecciones de los Museos Capitolinos. Además reinauguró, enriqueció y agrandó la Biblioteca Vaticana. Solicitó a Regiomontanus que reorganizara el Calendario juliano y llamó a Josquin Des Pres a Roma para que interpretara su música.

Su monumento funerario de bronce, en la Basílica de San Pedro fue creado por Antonio Pollaiuolo.

Canonizaciones[editar]

Durante su pontificado, Sixto IV canonizó a Buenaventura de Fidanza (1482).

Los cardenales de Sixto IV[editar]

Al morir Sixto, el cónclave de cardenales que se reunió para elegir su sucesor sumaba treinta y dos integrantes, un número mayor que el de cualquier otro desde el final del siglo XII. De los mismos, solamente había tres cardenales nombrados antes de la época de Paulo II (1464-1471): los dos sobrinos de Calixto III (1455-1458), Rodrigo y Luis Borgia, y el sobrino de Pío II (1458-1464), Francesco di Nanni Todeschini de' Piccolomini. Se encontraban, además, seis cardenales nombrados por Paulo II: Thomas Bourchier, Oliviero Caraffa, Marco Barbo, Jean Balue, Giovanni Battista Zeno, y Giovanni Michiel. Los otros veintitrés fueron elevados al cardenalato por Sixto IV: Giuliano della Rovere, Stefano Nardini, Pedro González de Mendoza, Giovanni Battista Cibo (que pronto se convertiría en el papa Inocencio VIII), Giovanni Arcimboldi, Philibert Hugonet, Giorgio da Costa, Charles de Bourbon l'ancien, Pierre de Foix le jeune, Girolamo Basso della Rovere, Gabriele Rangoni, Pietro Foscari, Juan de Aragón, Raffaele Sansoni Riario, Domenico della Rovere, Paolo Fregoso, Giovanni Battista Savelli, Giovanni Colonna, Giovanni Conti, Juan Moles de Margarit, Giangiacomo Sclafenati, Giovanni Battista Orsini, y Ascanio Maria Sforza-Visconti.

Las profecías de San Malaquías se refieren a este papa como Piscator minorita (Pescador menor), cita que hace referencia al hecho de que fue hijo de pescador y a que fue educado por los frailes minoritas.

Más lectura[editar]

  • Roberto Weiss The medals of Pope Sixtus IV (1471-1484) (Las Medallas de Papa Sixto IV) (Publicado 1961)

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Jaime Zarzuela
FrancescoCoA PioM.svg
Maestro General de la Orden de Frailes Menores Franciscanos
1464 - 1469
Sucesor:
Zanetto de Udine
Predecesor:
Nicolás de Cusa
CardinalCoA PioM.svg
Cardenal presbítero de San Pietro in Vincoli
1467 - 1471
Sucesor:
Giuliano della Rovere
Predecesor:
Paulo II
Emblem of the Papacy SE.svg
Papa
9 de agosto de 1471 - 12 de agosto de 1484
Sucesor:
Inocencio VIII