Historia del Athletic Club

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Athletic Club, comúnmente llamado Athletic, es un club de fútbol español de la villa de Bilbao, en Vizcaya (País Vasco). Fue fundado en 1898 y juega en la Primera División de España. Es, junto con el F. C. Barcelona y Real Madrid, uno de los tres clubes que han disputado todas las temporadas en la Primera División.

El Athletic es el tercer club de la liga española con mayor número de títulos, teniendo en su haber 8 campeonatos de Liga; 24 campeonatos de Copa; una Supercopa de España, un subcampeonato de la Copa de la UEFA y un subcampeonato de la UEFA Europa League. En la clasificación histórica de la LFP ocupa el 4º puesto por detrás de Real Madrid, el F. C. Barcelona y el Valencia CF. El club cuenta también con un equipo femenino, el cual ha conquistado 4 campeonatos de la Superliga Española.

Su actual estadio es San Mamés, inaugurado en 2013. Construido en el solar de la antigua Feria de Muestras de Bilbao, ocupa una parte de los terrenos del anterior estadio, también llamado San Mamés y conocido como "La Catedral", que fue inaugurado en 1913 y demolido en 2013, tras la finalización del campeonato de Liga. En ese momento era el único estadio que había albergado todas las temporadas de Primera División desde la fundación de ésta.

El club vizcaíno es famoso por su política deportiva, pues juega solamente con jugadores nacidos o formados futbolísticamente en el País Vasco y las denominadas provincias vascas (vid. infra. Filosofía del club), haciendo honor a su lema; «Con cantera y afición, no hace falta importación».[1] Por otro lado, es uno de los cuatro únicos clubes profesionales de España, junto a Real Madrid, Barcelona y Osasuna, que no es una sociedad anónima deportiva, de manera que la propiedad del club recae en sus socios.

El Real Madrid, el F. C. Barcelona y la Real Sociedad son los rivales históricos del Athletic. Con los dos primeros, los rojiblancos han disputado muchas ligas y copas; hoy en día los partidos entre estos equipos se consideran un clásico de la Liga española.[2] Con la Real Sociedad existe una rivalidad especial, cuando juegan entre ellos disputan el clásico derbi vasco.[3] También existe cierta rivalidad con otros equipos como Osasuna o Racing de Santander, entre otros.[4] [5] [6]

Fundación y primeros años[editar]

A partir de 1892 se comenzó a jugar a fútbol en Vizcaya. El presidente del Club Athleta de Astilleros del Nervión, el británico H. Jones, pidió permiso a las autoridades para jugar en el hipódromo de Lamiako, situado en el pueblo de Leioa/Lejona. Los primeros en jugar fueron británicos que trabajaban en la zona y dedicaban sus ratos libres a practicar este nuevo deporte, que pronto despertó expectación por parte de los vizcaínos. En 1894, ya era tradición ver a los ingleses practicando el football en Lamiako, por ello el campo pasó a ser conocido como "Campa de Averly" o "Campa de los ingleses". Pronto los vizcaínos también comenzaron a participar en estos partidillos y se unieron a los ingleses. El 4 de mayo de 1894, los locales retaron a los británicos a un partido, este evento despertó gran expectación y tuvo una gran afluencia de público. Los británicos ganaron por cinco goles, tras lo que invitaron a los vizcaínos a pollo asado, a modo de consuelo.[7]

Poco después, unos jóvenes del Gimnasio Zamacois de Bilbao, aficionados al nuevo deporte, comenzaron a jugar en Lamiako. Entre ellos estaban Juan Astorquia, Alejandro Atxa, los hermanos Iraolagoitia, Montejo, Enrique Goiri y Luis Márquez. De aquellos partidos salió en 1898 la idea de fundar una sociedad futbolística, a la que llamaron Athletic Club. A finales de 1900 surgió otro equipo, el Bilbao Football Club. Carlos Castellanos, que trajo el primer balón a Bilbao, fue su primer presidente.[7]

El 5 de septiembre de 1901, se constituyó legalmente la sociedad Athletic Club, si bien desde 1898 jugaban bajo esa denominación. Se redactó el reglamento de la entidad, integrada por 33 socios, y se nombró la primera directiva, con Luis Márquez como presidente.[7]

Ambos equipos disputaron numerosos encuentros en Lamiako, y la rivalidad entre ellos fue aumentando. El 19 de enero de 1902 jugaron el primer partido de pago celebrado en Vizcaya (30 céntimos o tres perras gordas). Aquel día el Athletic estrenó uniforme. Aparecieron con una camiseta con dos mitades, azul y blanca, pantalón azul y medias azul oscuro con borla blanca. Y lo celebraron ganando al Bilbao F.C. por tres goles a dos.[8]

La Copa y el Bizcaya[editar]
La plantilla del Athletic Club con la primera Copa de España, en 1903.

El Athletic comenzó su andadura en la primavera de 1902, se celebró el primer torneo nacional de fútbol en España, como parte de los festejos de la mayoría de edad del nuevo monarca, Alfonso XIII. El trofeo recibió el nombre de Copa de la Coronación. Para disputarlo, el Athletic Club y el Bilbao Football Club se unieron formando el Bizcaya. Disputaron su primer partido nacional el 13 de mayo de 1902 en Madrid, en el Estadio de Hipódromo, donde se goleó al Club Español de Football por 5 goles a uno. Los goles fueron obra de J. Astorquia, William Llewellyn Dyer de penalti y de Walter Evans en 3 ocasiones. El gol del honor del equipo españolista lo marcaría Ponz. La primera alineación del Bizcaya en competición nacional de Copa fue la siguiente: Luis de Arana y Urigüen, Pedro Larrañaga, Jose A. de Arana, E. Goiri, Ugalde, Ramón Silva, De la Sota, J. Astorquia, William Llewellyn Dyer, Cazeaus y Walter Evans. En el segundo partido el Bizcaya goleó al New Folltball por un contundente 8-1, que le permitió pasar a la final del campeonato en la que se impuso en la final al FC Barcelona por 2-1, en el hipódromo de Madrid, los goles bilbaínos furerón de J.Astorquia y Cazeaus a fecha 15 de mayo de 1902.[7] [8]

Aunque la afición al fútbol crecía imparable, los dos clubes bilbaínos tenían problemas económicos. Los socios dejaron de apoyar firmemente a las dos entidades, y el Bilbao F.C. desapareció el 29 de marzo de 1903, pasando sus socios al Athletic.

En 1902-1903, el Athletic ya con su nombre habitual disputó 2 partidos amistosos ambos serían frente al Burdigala con victoria del club bilbaíno por 0-4 y 3-1. En Copa del Rey el Athletic volvió a ganar al Club Español de Football esta vez por un claro 4-0, pasando de esta forma a la final disputada el 8 de Abríl de 1903 frente al Madrid FC por 3-2 con goles de cazeaux, Montejo y de De la Sota, para el club bilbaíno, por parte del Madrid FC marcarian Valdeterrazo y Neyra. El primer equipo campeón del Athletic en torneo nacional fue el siguiente: Alejandro Acha, Luis Silva, Amado de Arana y Urigüen, Enrique Goiri, George Cockram, Manuel Ansoleaga, De la Sota, Montejo, Juan Astorquia, Cazeaux y Walter Evans.

En 1904, el Athletic disputa un partido amistoso en Jaén frente al Madrid FC, con el resultado de 2-1 para el club rojiblanco, en la Copa del Rey el Athletic debía disputar la final frente al Club Español de Madrid, el Athletic pudo proclamarse campeón puesto que no se disputó la final.

A pesar de conseguir la Copa de España en 1903 y 1904, en el Athletic también había dificultades. Los jugadores se quejaban de que Lamiako les quedaba lejos para ir a entrenar. Y muchos socios no pagaban las cuotas. El 15 de noviembre de 1903, se convocó una junta para disolver el club. Pero el empeño mostrado por socios como Alejandro Atxa salvó la situación.[7] [8]

Para jugar la Copa de 1907, el Athletic aprovechó la presencia de algunos jugadores del histórico "The Union" vizcaíno de 1901, y resucitó al Bizcaya para luchar de nuevo por el título. El torneo se disputó en formato de liguilla, clasificándose los dos primeros para la final. En la previa, el Bizcaya venció al Madrid (3-2), al Salamanca TFB (5-0), y al Recreativo de Huelva (4-0). Sólo perdió ante el Vigo Sporting, por 2-1 (en este partido se pitó un penalti a favor del Bizcaya, pero lo tiraron fuera a propósito alegando que «no era bonito ganar así»). La final fue contra el Madrid FC, que derrotó al Bizcaya 1-0.[8]

Para la copa de 1909 el Athletic tenía la intención de unirse con el Club Ciclista de San Sebastián (que después pasaría a ser la Real Sociedad). Se jugó un partido amistoso entre estos dos conjuntos, que provocó malestar tanto en unos como en otros, lo que dificultó la idea de una posible fusión para la Copa. Finalmente, el Athletic no logró unirse al Club Ciclista de San Sebastián, siendo además los guipuzcoanos quienes se hicieron con el título copero. La rivalidad entre ambos equipos se ha mantenido desde entonces.[8]

Inauguración de San Mamés (1909-1913)[editar]

La campa de Lamiako donde el Athletic comenzó a jugar a fútbol.

Corría el año 1909, y el campo de Lamiako no reunía las condiciones necesarias para un club en crecimiento como lo era el Athletic. Por este motivo, la junta directiva comenzó a buscar nuevos terrenos donde jugar.[8] Al año siguiente, optan por jugar en el campo de Jolaseta, que había sido construido recientemente por la Sociedad de terrenos de Neguri. En ese campo fue donde por primera vez, el Athletic vistió de rojiblanco. Fue el 9 de enero de 1910, y el rival, el Sporting de Irún.[8]

En Jolaseta se celebró por primera vez en Vizcaya el Campeonato nacional de Copa, que reunió a 10 equipos. Aquella Copa de 1911 fue para el Athletic. Pero Jolaseta no era un lugar demasiado cómodo para el club, debido a la distancia entre Neguri y Bilbao. El 10 de diciembre de 1912, la junta directiva presidida por Alejandro De la Sota decidió que lo más conveniente era construir un nuevo campo. Al principio, se barajó la posibilidad de hacerlo en el bilbaíno barrio de Onchena (hoy Indauchu), pero aquella idea fue descartada.[8] Finalmente, se acordó construirlo en unos terrenos situados junto al asilo de San Mamés, cercanos a la Gran Vía bilbaína. Su compra supuso al club un gasto de 89.000 pesetas, una cifra elevada para la época.[8]

El arquitecto Manuel María Smith fue el encargado de diseñar los planos del primer San Mamés. San Mamés fue un mártir que fue arrojado a los leones, de ahí que a los jugadores del Athletic se les conozca con el sobrenombre de los leones. El Athletic debía pagar 50.000 pesetas para su construcción, por lo que abrió una suscripción popular en la que se recaudaron 40.770. El 20 de enero de 1913 comenzaron las obras.[8]

Siete meses después, el campo de San Mamés, de más de 7.000 localidades, estaba ya terminado. La inauguración tuvo lugar el 21 de agosto de 1913, y para ello se celebró un torneo triangular entre el club londinense Shepherd´s Bush, el Racing de Irún y el Athletic. El primer jugador en marcar en el recién inaugurado campo fue Pichichi. Otro león, Zuazo, tuvo el honor de ser el primero en tocar el balón.[7] Un cronista de La Gaceta del Norte realizó la siguiente valoración sobre el nuevo campo de San Mamés:[8]

«El nuevo campo, ¿estupendo? Estupendo es poco. ¿Maravilloso? Maravilloso no se parece bastante. ¿Colosalísimo? Puede que más sea ese el juicio que ha merecido el campo de foot-ball, que ayer inauguró el Athletic, a los millares y millares de personas que se extendieron por las graderías y paseos de aquel encantador jardín. Diógenes Orueta, el floricultor admirable, ha hecho allí un trabajo de gran artista y nos ha presentado una monada de campo. Smith, el ingenioso arquitecto, ha sabido trazar no solo unas líneas muy lindas, sino que lo ha llevado a la realidad. Las ha dado vida, porque entre aquellos amenos campos, parecía como que uno volvía a vivir.»

Pichichi y los "leones" de San Mamés (1914-1922)[editar]

Acababan de ganar la Copa de 1914 cuando llegó a Bilbao desde Inglaterra un nuevo entrenador, William Edwin Barnes. Con él se pretendía dar un aire más moderno al juego del equipo, al cual le hacía falta más técnica, y organización.[9]

En aquellos tiempos, se jugaban gran cantidad de partidos amistosos contra equipos vecinos, y también extranjeros, venidos de todas partes de Europa y Sudamérica. De esa forma se cubría el calendario, ya que la única competición oficial existente era la Copa, y debido al escaso número de participantes, resultaba muy breve.[9]

Por entonces, comenzó a destacar en el Athletic un jugador fuera de serie, llamado Rafael Moreno Aranzadi, alias Pichichi. Su fama era tal que varios equipos ingleses intentaron hacerse con sus servicios.[9]

...Mi primo Pichichi es el mejor jugador del Athletic y el mejor jugador de España. Todos lo dicen. Tiene un chut tremendo por bajo y muy bien dirigido, que no hay portero que pueda pararlo. No falla un penaltie. Pero sobre todo sabe driblar como nadie y es capaz de correr el campo, de una portería a otra, con el pelotón pegado a sus pies sin que nadie se lo pueda quitar, hasta meter un gol genial. También es extraordinario en los remates de cabeza, sobre todo en los corners. Cuando el Athletic va mal en algún partido, el público espera siempre una de esas genialidades de Pichichi que remedie la situación y Mario Ugarte, Rolando y muchos otros le gritan pidiendo un esfuerzo heroico. Lo malo es que a veces juega demasiado individualmente y esto le pierde... Fragmento de Vivir no es fácil, por Alfonso Mª Moreno S.J.

Mientras tanto, el Athletic volvía a conquistar de nuevo el campeonato de Copa, venciendo en la final de 1915 al Espanyol de Barcelona por un contundente 5-0. Los goles fueron obra de Pichichi (3), Zubizarreta y Germán Etxebarria. Al año siguiente, 1916, el Athletic volvió a proclamarse campeón de Copa. Al ser la tercera vez consecutiva, el club consiguió quedarse con el trofeo en propiedad. En aquella ocasión, el equipo derrotado en la final fue el Madrid F.C, que cayó ante los leones por 4-0.[10] [9]

He aquí un extracto de la crónica de aquella final de 1916 publicada en el periódico ABC:[9]

...Por tercera vez consecutiva es campeón de España el Athletic de Bilbao, ganando en propiedad, con el partido de ayer en Barcelona, la copa del Rey. Bien merecido lo tiene que su entusiasmo por el deporte, su inmensa labor de entrenamiento y la fe con que juega le hacen acreedor al triunfo. Rindiendo tributo a la verdad, hay que confesar que el juego sagrado de este deporte se ha mantenido vivo por el equipo campeón de Copa. Ha sido siempre el punto de mira de todos los equipos el competir y vencer al Athletic. Yo le envío desde estas columnas una calurosa felicitación...

A partir de 1917 el Athletic sufrió un bajón temporal. Los rojiblancos no pudieron presentarse a la Copa de 1918 por diversas circunstancias, y por la retirada obligada de varios jugadores importantes como; Eguía, Solaun y el guardamenta Ibarretxe, entre otros. En aquellos años el Athletic estaba inmerso en un periodo de transición y de renovación de la plantilla, que acabaría a principios de los años 20.[9]

En el año 1919, mientras el Athletic trataba de formar un equipo sólido, triunfaba en Vizcaya y en toda España el Arenas Club de Getxo, el cual se proclamó campeón del Campeonato de Copa de 1919. Dos años antes, habían logrado el subcampeonato.[9]

Belauste, apodado El León de Amberes.

En 1920, cuatro jugadores del Athletic integraron la primera convocatoria de la historia de la selección española, que participó en los Juegos Olímpicos de Amberes. Los "leones" Belauste, Sabino , Pichichi y Acedo lograron la medalla de plata.[9] [11]

Tras pasar varios años en silencio, el Athletic volvió a proclamarse campeón de copa en 1921, al derrotar al Athletic Club de Madrid por 4-1 en campo local. Fue la primera y única vez en la historia que se disputó una final de copa en San Mamés.[12]

Aquella final fue el último partido de Pichichi. El mítico león anunció su retirada del Athletic para dedicarse al arbitraje. Pero su carrera como árbitro fue muy corta, ya que apenas un año más tarde, el 1 de marzo de 1922, Rafael Moreno Aranzadi falleció a causa del Tifus a los 30 años de edad. Fueron momentos tristes para el club rojiblanco, que se vio obligado a decir adiós prematuramente a un jugador, que se convertiría en una leyenda para el club rojiblanco.[9]

En San Mamés se colocó un busto de bronce en honor a Pichichi, junto al palco. Es tradición que cuando un equipo visita San Mamés por primera vez, su capitán coloque un ramo de flores en el busto de Pichichi para honrar al delantero. Por otro lado, el diario deportivo Marca otorga un galardón con su apodo para premiar al máximo goleador de la Liga.[9]

La primera delantera histórica (1923-1936)[editar]

El Athletic celebró sus primeros 25 años de vida en 1923, por aquel entonces ya contaba con 1.630 socios y un presupuesto de 100.000 pesetas, el acto principal de las celebraciones fue un partido entre el Athletic y un combinado nacional formado por jugadores de los otros equipos, entre los que destacaban Zamora (Español), Samitier (F. C. Barcelona), Bernabéu (Real Madrid), Gamborena (Real Unión). El partido finalizó con la victoria local por dos goles a cero, tantos marcados por, Sesúmaga y Travieso.[13]

En 1923 el Athletic fue de nuevo campeón de Copa al batir al Europa de Barcelona por 1-0, gol marcado por Travieso. El 10 de junio de ese año, el club celebró sus bodas de plata (XXV aniversario) enfrentándose a un combinado nacional.[9]

Poco después llegaría a Bilbao un nuevo entrenador inglés, Fred Pentland, que estableció calendarios fijos de entrenamiento, y favoreció el juego de pase corto. Apodado "El bombín", Fred Pentland llegaría a ser el entrenador que más títulos daría al club.[14]

Por otro lado, los jugadores empezaron a ganar dinero por jugar al fútbol. Vidal, el portero, fue el primer jugador en cobrar un sueldo por pertenecer al Athletic.[9]

En aquella época, la afición estaba en pleno aumento, por lo que el club se vio obligado a ampliar San Mamés para dar cabida a los nuevos socios y aficionados. La remodelación y ampliación aumentó el aforo a 9.500 espectadores.[9]

En 1928 comenzó a disputarse por primera vez el campeonato de Liga, en el que participaron Athletic, FC Barcelona, Madrid FC, Español, Real Sociedad, Racing de Santander, Atlético de Madrid, Europa de Barcelona, Arenas Club de Getxo y Real Unión de Irún.[14]

El Athletic hizo su debut enfrentándose a la Real Sociedad en la primera jornada de liga, con resultado de empate a un tanto. De esa primera Liga, cabe destacar el 9-0 endosado al Barcelona (que después se haría con el título), el tercer puesto en la clasificación, y el haber sido el equipo más goleador del campeonato. Se presentía la llegada de un nuevo Athletic campeón para los años siguientes.[9]

Estaba a punto de llegar una de las épocas más gloriosas de la historia del club, la de la primera delantera histórica. Con el carismático Fred Pentland en el banquillo, el Athletic conquistó la primera Liga de su historia, la de la temporada 1929/30. Marcaron 63 goles en tan sólo 18 partidos.[14]

Además, consiguió ganar la Copa de 1930 al vencer al Madrid FC por 3-2 en la final. Fue el primer doblete en la historia de la Liga española.[14]

Tiempos de euforia[editar]
Equipo campeón de liga la temporada 1930/31. De pie: Muguerza, Chirri II, Urquizu, Lafuente, Blasco, Ispizúa, Uribe, Unamuno y Castellanos. Agachados: Bata, Echevarría y Gorostiza.

Aquel Athletic campeón arrasaba por los campos de España, gracias en gran medida a cinco leones; Lafuente, Iraragorri, Bata, Chirri y Gorostiza, esta delantera es recordada por la afición rojiblanca como la primera delantera histórica del Athletic. Sin olvidar al guardameta Blasco, el primer portero de la historia del club que fue galardonado con el Trofeo Zamora, el cual consiguió en tres ocasiones. Todos estos jugadores fueron internacionales con la selección española.[14]

En la temporada de 1930/31 el Athletic volvió a hacerse con el doblete por segundo año consecutivo, marcado 73 goles en 18 encuentros. En esta liga, el Athletic logró la mayor goleada de su historia, al endosarle un 12-1 al F.C. Barcelona. Bata fue el autor de 7 de los 12 goles marcados al conjunto azulgrana.[15]

En la campaña de 1931/32 se ganó la Copa por tercer año consecutivo. El Athletic se impuso al F.C. Barcelona en la final. En Liga, los rojiblancos tuvieron que conformarse con el subcampeonato, a pesar de haber sacado más puntos que en la temporada anterior.[14]

Antes de comenzar la siguiente temporada, Fred Pentland dimitió, debido a la falta de entendimiento con el club, a la hora de fijar las condiciones para la renovación de su contrato. Su puesto fue ocupado por Patricio Caicedo.[15]

La temporada de 1932/33 fue similar a la anterior. El Athletic volvió a hacerse con el título copero por cuarto año consecutivo, esta vez ante el Madrid FC. En la liga se tuvo que conformar de nuevo con el subcampeonato.[14]

Haciendo honor al dicho «a la tercera va la vencida», los bilbaínos conquistaron la liga de 1933/34. No así la Copa, que tras cuatro años consecutivos ganándola, fue para el Madrid FC.

En 1934 todos los equipos de la 1ª división contaban con un delantero vasco en sus filas (a excepción del Valencia CF). El Madrid FC ya comenzaba a dar sus primeros pasos en el mundo de los fichajes, y ofreció 20.000 pesetas de la época por hacerse con los servicios de los rojiblancos Iraragorri y Cilaurren.[15]

Los exitosos años de la primera delantera histórica llegaban a su fin. Fue una floja temporada la de 1934/35. Los rojiblancos terminaron en 4ª posición y no hicieron nada llamativo en la Copa.

En el verano de 1935, el equipo hizo la pretemporada en Sudamérica, donde estuvieron dos meses disputando partidos. Garcias a ello, el club se dio a conocer por el continente americano.[15]

En la temporada 1935/36, los rojiblancos ganaron la liga una vez más, y de esa forma, pusieron la guinda a la época más gloriosa de la historia del Athletic. Ya que en tan sólo 6 años se consiguieron 4 ligas y 4 Copas, números que a día de hoy no se han vuelto a igualar.[15]

Tras esto estalló la Guerra Civil Española y la liga dejó de celebrarse durante varios años. Por este motivo, la primera delantera histórica se disolvió, al igual que el resto de la plantilla. No solo en el aspecto deportivo se vio perjudicado el Athletic, sino también en el institucional, ya que de los 3.000 socios que había hasta esa fecha, la cifra descendió bruscamente hasta los 587. La guerra civil provocó un punto y aparte en la historia del club.[16]

La segunda delantera histórica (1940-1953)[editar]

Al terminar la guerra, el Athletic tuvo que reconstruir el equipo desde cero. Para ello, inició una campaña de búsqueda de jugadores que despuntaban en equipos de segunda fila, así como de nuevos valores.

En 1941 el club ya tenía una plantilla en avanzado proceso de reestructuración. Entre ellos sobresalían unas jóvenes promesas que pocos años más tarde llegarían muy lejos: Lezama, Iriondo, Zarra, Unamuno, Panizo y Gaínza.

En febrero de aquel año, el dictador Franco prohibió todo tipo de denominaciones en lenguas distintas al español. El club pasó a llamarse de forma oficial "Atlético de Bilbao".

Aunque el juego del equipo estaba aún por madurar, el nuevo y reconstruido Athletic volvió a reivindicarse en el fútbol español proclamándose campeón de liga y copa en la temporada 1942/43. Gracias al nuevo doblete, el club pudo querdarse con el trofeo de Liga en propiedad, al ser la quinta vez que lo ganaban.

En el Campeonato de Copa -por aquella época llamado "Copa del generalísimo" debido a la dictadura franquista- el Athletic obtuvo 3 victorias consecutivas en los años 1943 (1-0 frente al Real Madrid, gol marcado por Zarra), 1944 (2-0 frente al Valencia, goles de Zarra y Escudero) y 1945 (3-2 frente al Valencia, goles de Iriondo (2) y Zarra).

En la pretemporada de aquel año 1945, el Athletic incorporó a su plantilla a Venancio, jugador venido del S.D. Erandio, y que formaría parte de la definitiva "segunda delantera histórica" junto a los ya consolidados Iriondo, Zarra, Panizo y Gaínza.

El campo de San Mamés se empezaba a quedar pequeño y obsoleto, por lo que se comenzó a estudiar una posible reconstrucción a gran escala. Bilbao crecía como ciudad industrial, y la masa de aficionados rojiblancos también.

En la copa de 1947 en Athletic endosó al Celta de Vigo un contundente 12-1, "Piru Gaínza" fue el autor de 8 de los 12 tantos marcados por el club rojiblanco.

En las últimas temporadas de los años 40 no hubo títulos. Los mayores logros fueron el subcampeonato de Liga de 1947 y el de Copa de 1949, (perdieron la final con el Valencia).

En 1948 el Athletic llega a sus primeros 50 años de vida, con tal motivo el Athletic organiza el Trofeo de las Bodas de Oro o Trofeo de los Históricos (por ambos nombres fue conocido). Además del Athletic, participan el F. C. Barcelona y el Real Madrid. La final se disputó el 13 de junio de 1948, y enfrento al Athletic y al Barcelona finalizando con el resultado de 5-0 a favor de los bilbainos, los autores de los goles fueron Zarra con tres tantos y Arrieta e Iriondo con uno cada uno.[17]

En la campaña 1949/50 tampoco hubo suerte en Liga. No así en Copa, donde el Athletic llegó a la final tras una disputadísima semifinal contra el Valencia. Tuvieron que disputarse hasta 3 prórrogas seguidas -en aquella época aún no existían los penaltis- hasta que finalmente Gaínza dio el pase a la final al conjunto bilbaíno.

En la final, se enfrentaron al Valladolid. El tiempo reglamentario terminó con un ajustado empate a uno, pero en la prórroga el Athletic terminó goleando al Valladolid por 4-1. Zarra fue el autor de los 3 goles anotados en la prórroga, que supusieron un nuevo título de Copa para el club.

Posteriormente, en ese mismo año de 1950, el Athletic se hizo con la Copa Eva Duarte, una versión antigua de la Supercopa, que enfrentaba al campeón de Copa contra el de liga. Cabe añadir que en aquel verano, en la Copa Mundial de Fútbol de 1950, Telmo Zarra anotó a pase de Gaínza el mítico gol a Inglaterra en el estadio de Maracaná, en Río de Janeiro.

En la temporada 1950/51 Zarra conquistó de nuevo el trofeo Pichichi al marcar la abultada cifra de 38 goles en 30 partidos, y conseguir un récord de goles que hasta la fecha nadie ha superado.

Ese año, se incorporaron a la primera plantilla nuevos valores venidos de la cantera; Carmelo, Orue, Garai, Uribe y Arieta I.

En la campaña 1952/53, los rojiblancos consiguieron el subcampeonato de Copa, siendo el Barcelona quien se hizo con el título. Al final de la temporada, Zarra fue premiado con su último trofeo Pichichi. A lo largo de su carrera llegó a acumular 6 trofeos en total.

En 1953 comienza por fin la gran reconstrucción de San Mamés, el cual portará un emblemático arco decorativo que a su vez servirá de soporte a la estructura. La reforma eliminó columnas que dificultaban la visibilidad a los espectadores.

Durante estos años, los grandes clubes de la liga comenzaron a interesarse por jugadores extranjeros. En el caso del FC Barcelona, se contrató a Kubala, y en el Real Madrid a Di Stéfano, entre otros. El Athletic en cambio siguió fiel a su tradición de jugar con futbolistas de la cantera vasca.

El equipo de los "11 aldeanos" (1954-1962)[editar]

El fútbol se iba modernizando, y la ya veterana "segunda delantera histórica" se desinflaba poco a poco. Por ello, para la temporada 1954/55 el Athletic decidió hacerse con los servicios del mítico entrenador eslovaco Ferdinand Daucik, que venía de lograr 2 Ligas y 3 Copas con el Barcelona.

Daucik hizo una renovación en el equipo que acabó con la legendaria "segunda delantera histórica". Se despedían viejas glorias, entre ellas el mítico Panizo, apodado "el interior de seda" por su gran técnica y manejo del balón. Se decía que era el que más talento tenía de los 5 míticos delanteros. Zarra, por su parte, también abandonó el club, pero decidió seguir jugando a fútbol en equipos de inferior categoría.

Ya estaba perfilado el nuevo once titular: Carmelo, Garay, Orue, Canito, Mauri, Etura, Artetxe, Marcaida, Arieta, Uribe y Gaínza.

Con este equipo el Athletic volvió a proclamarse campeón de Copa, en 1955, al vencer al Sevilla por 1-0, gol de Uribe. También en la Liga las cosas volvieron a ir mejor. Lograron quedar en 3ª posición, dejando atrás la zona templada por la que habían andado en los años anteriores.

El nuevo equipo estaba dando buenas sensaciones, y la afición de San Mamés respiraba tranquila al ver que la reestructuración realizada por el nuevo entrenador marchaba bien.

En la temporada 1955/56 el Athletic ganó la Liga (clasificándose así por primera vez en su historia para la Copa de Europa). Y también venció en la final de Copa al Atlético de Madrid por 2-1. Un nuevo doblete conseguido por un equipo de cantera.

Tras esta temporada, el Athletic viajó a Italia para disputar la Copa Latina, la cual perdió en la final contra el Milán. Seguidamente, el Papa Pío XII concedió una audiencia especial al equipo.

Debut europeo[editar]

En la temporada siguiente, la 1956/57, los leones debutaron en la Copa de Europa. En dieciseisavos de final eliminaron al Oporto, ganándoles en la ida por 1-2 (goles de Gaínza y Canito) y en la vuelta por 3-2 en San Mamés (los 3 goles marcados por Artetxe). Ya en los octavos de final, el Athletic venció al Honved del mítico Puskas. En la ida el Athletic se impuso con un 3-2 (goles de Artetxe, Markaida y Arieta) y en la vuelta el resultado fue de empate a 3 (con dos goles de Merodio y uno de Arieta).

Tras eliminar a esos dos duros rivales, el Athletic se enfrentó a otro más fuerte todavía, el Manchester United, que pisaba La Catedral como favorito. Aquel partido bajo la nieve fue uno de los más épicos en la historia de San Mamés. Para el descanso el Athletic iba ganando al United por un contundente 3-0 (Uribe, Markaida y Merodio fueron los anotadores). En el segundo tiempo los diablos rojos comenzaron aprentando. Marcaron por partida doble a los 10 minutos, pero el Athletic reaccionó sumando otros 2 tantos más a su casillero (obra de Merodio y Artetxe). Finalmente, poco antes de concluir el encuentro, el Manchester United puso el definitivo 5-3 en el marcador. El Athletic había ganado el primer asalto, pero todo se resolvería en el estadio del club inglés, Old Trafford.

Aquel partido de vuelta estuvo marcado por las lesiones, ya que varios titulares del Athletic no pudieron jugar por lesión y, por si fuera poco, el guardameta rojiblanco Carmelo tuvo que jugar lesionado la mitad del partido, ya que por aquella época no existían los cambios. Un gran Manchester United derrotó a los rojiblancos con un claro 3-0, cayendo así eliminados en los cuartos de final. A pesar de esto, aquel equipo de los "11 aldeanos" consiguió llegar más lejos en la Copa de Europa de lo que nunca ha llegado ningún otro equipo del Athletic.

Durante esa temporada 1956/57, el Athletic quedó en 4ª posición en liga, y no hizo nada importante en la Copa. El entrenador Fernando Daucik fue destituido, su lugar lo ocupó Albeniz.

La Copa del 58: el Athletic vence a "la locomotora blanca"[editar]

En la campaña 1957/58 el Athletic volvió a flojear en liga y terminó en sexto lugar.

Sin embargo en la Copa, el equipo logró una de las gestas más épicas de su historia. El 29 de junio de 1958, el Athletic se presentó en Chamartín ante la "locomotora blanca" del Real Madrid, campeón de Liga y Copa de Europa, para disputarle la Copa española. El Athletic alineó a Carmelo, Orue, Garay, Canito, Mauri, Etura, Artetxe, Uribe, Arieta, Koldo Aguirre y Gaínza.

El Real Madrid, que venía de ganarlo todo, quería hacerse también con la Copa para lograr así el triplete. Sin embargo el Athletic iba dispuesto a dar la sorpresa. Así pues, a los 20 minutos los leones se pusieron por delante en el marcador. Arieta fue el autor del tanto. Y sólo tres minutos más tarde, el Athletic sentenció el encuentro con un gol de Mauri, poniendo el definitivo 2-0 en el marcador, y la Copa de 1958 en manos del Athletic.

Al día siguiente, Bilbao se echó a la calle para recibir a los campeones. El presidente Enrique Guzmán gritó emocionado desde el balcón del ayuntamiento: «¡Con 11 aldeanos, les hemos pasado por la piedra!» Y no era para menos la emoción del presidente, un Real Madrid campeón de Europa no pudo siquiera marcar un gol a los leones en aquella final, celebrada en el mismísimo Bernabéu. Desde entonces, a aquel mítico equipo del Athletic se le conoce popularmente entre los aficionados como "el equipo de los 11 aldeanos".

En 1959, Agustín Gaínza se retiró del fútbol a los 37 años de edad, tras haber estado 19 años defendiendo los colores rojiblancos. Fue el adiós de uno de los mejores jugadores de la historia del Athletic. Disputó 494 partidos con el Athletic (es el cuarto jugador que más partidos ha jugado con la camiseta rojiblanca) y marcó 151 goles.

En diciembre de ese mismo año, el ex-entrenador Fred Pentland volvió a su San Mamés para ver a su Athletic contra el Chelsea. Le fue otorgada la insignia de oro y brillantes del club, al que según decía, amaba con locura.

En la temporada 1960/61, el Athletic traspasó al FC Barcelona al magistral defensa Garay, uno de los mejores zagueros de la historia rojiblanca. Sus diez temporadas dejaron huella entre los aficionados. Se trató del primer traspaso millonario realizado por el club. Con los cinco millones y medio de pesetas ganados, la entidad bilbaína construyó una nueva tribuna en San Mamés, la tribuna Norte, a la que se bautizó con el nombre de "tribuna Garay" en honor del futbolista.

Los años de "el chopo" Iribar (1962-1970)[editar]

La "tribuna Garay" en la actualidad.

En 1962, el Athletic pagó un millón de pesetas al CD Baskonia por hacerse con los servicios del guardameta José Ángel Iribar, apodado "el chopo" por su larga estatura. Comenzó siendo el suplente de Carmelo, pero en poco tiempo se convertiría en el portero titular, al destacar sobremanera.

El 28 de abril de ese mismo año, se inauguró la iluminación artificial de San Mamés.

En 1963, Latorre tuvo el honor de marcar el gol número 2.000 del Athletic en Liga.

En aquel año, Iribar se hizo definitivamente con la titularidad. Relevó al meta Carmelo, que había sido titular indiscutible desde 1952. Como ya ocurrió con su antecesor, Lezama, Carmelo también se vio obligado a dejar paso a la nueva generación. Todo ocurrió en la 5ª jornada de Liga de la temporada 1963/64, cuando el entrenador rojiblanco decidió dar una oportunidad al joven Iribar, a pesar del buen rendimiento que todavía Carmelo seguía ofreciendo. El debut fue agridulce. Cayeron derrotados por 2-1 frente al Valencia, pero Iribar realizó una espectacular actuación que le hizo ganarse la admiración de La Catedral, y el puesto de titular.

Corrían años de transición, en los que la única figura que brillaba era la de Iribar, y la afición del Athletic estaba muy descontenta con el equipo. ¡Juegan Iribar y 10 más! se decía en San Mamés.

No obstante, el Athletic volvió a Europa en la temporada 1964/1965. Lo hizo para disputar la Copa de Ferias, cayendo en las semifinales frente al Ferencváros T.C húngaro, que resultaría campeón.

No fue hasta la temporada 1965/66 cuando el Athletic volvió a disputar una nueva final de Copa. Pero supuso un nuevo chasco, al caer derrotados ante el Zaragoza de los "5 magníficos" por 2-0. A pesar de la derrota, Iribar realizó un excelente partido. La afición vizcaína que había acudido a la final coreaba sin cesar «¡Iribar, Iribar, Iribar es cojonudo / como Iribar no hay ninguno!».

La historia se repitió un año más tarde con Gaínza como entrenador. En 1967, el Athletic volvió a caer derrotado en la final de Copa, esta vez frente al Valencia por 2-1.

En las semifinales, el equipo sufrió un episodio lamentable de violencia. Al finalizar el partido contra el Córdoba, en su campo, con 0-1 en el marcador, un grupo de exaltados apagaron las luces y lanzaron piedras y botellas a los jugadores rojiblancos.

En la campaña 1967/68 las jóvenes promesas venidas del Bilbao Athletic empezaron a cuajar, volviendo la ilusión al club bilbaíno. Con sólo 23 años, Fidel Uriarte se hizo con el trofeo Pichichi, al hacer 22 tantos. Al finalizar la temporada, Piru Gaínza fue cesado como entrenador. Rafa Iriondo ocupó su lugar en el banquillo.

La Copa del 69[editar]

Por fin, en la temporada 1968/69, once años después, el Athletic se proclamó de nuevo campeón de Copa, al vencer por 1-0 (gol de Arieta II) a un sorprendente Elche, que llegaba por primera vez en su historia a la final. La alineación rojiblanca estuvo compuesta por Iribar, Iñaki Sáez, Etxeberria, Aranguren, Igartua, Larrauri, Argoitia, Uriarte, Arieta II, Javier Clemente y Txetxu Rojo.

En la Liga, la historia fue muy distinta, pues el Athletic acabó en 11ª posición, habiendo rozado incluso el descenso. Esto provocó la destitución del técnico, Iriondo, y la contratación de un nuevo mister, el inglés Ronnie Allen.

El 23 de noviembre de 1969 el Athletic perdió a una pieza clave del equipo, Javier Clemente. El baracaldés sufrió una dura entrada de Marañón, jugador del Sabadell, que le causó una gravísima lesión de rodilla. Fue una desgracia. Ahí acabó su prometedora carrera como jugador. Clemente había participado en 47 partidos de liga, marcando 6 goles, entre 1968 y 1971. En 1969 había ganado la Copa del Rey, título que años después, volvería a conquistar para el Athletic como entrenador.

En la temporada 1969/70 el Athletic, dirigido por Ronnie Allen, rozó el título de Liga. Lo perdió en la última jornada al caer frente al Valencia por 1-0, en un partido en el que bastaba empatar para hacerse con el campeonato. Aquella liga fue para el Atlético de Madrid.

En Copa tampoco hubo éxito, ya que en semifinales, después de haber ganado al Real Madrid en el Bernabéu 0-1, se cayó en San Mamés por 0-2.

En 1970 se homenajeó al ex-defensa rojiblanco José María Orue, un extraordinario jugador que estuvo en el Athletic desde la temporada 1950/1951 (la 1952/53 jugó cedido en el Barakaldo) hasta la 1967/68, cerrando así una carrera en la que consiguió una Liga y 3 Copas. Disputó 480 partidos durante los 17 años que vistió de rojiblanco, por lo que es el 5º jugador que más partidos ha jugado en la historia del club.[18]

Aquellos leones de plata (1970-1980)[editar]

De cara a la temporada de 1971/72, se fichó a Gisasola, defensa del Eibar, y a Villar, centrocampista del Getxo. Pero no sirvieron para hacer un buen año. Ronnie Allen fue cesado tras la 8ª jornada, y el equipo quedó 9º en Liga.

Mientras, el Athletic seguía creciendo como club. En la temporada 1972/73 el presidente Félix Oráa inauguró las Instalaciones de Lezama, situadas en el Txorierri vizcaíno, cerca de Bilbao. Fueron construidas para desarrollar el trabajo de cantera, y como centro de entrenamiento de los equipos del club. Asimismo, en marzo de 1972 se creó la Federación de Peñas del Athletic, que agrupó a las 44 peñas existentes en aquellas fechas.

La Copa del 73[editar]

En la temporada 1972/73, el yugoslavo Milorad Pavic se hizo cargo del banquillo rojiblanco. Con él, el Athletic ganó la Copa al derrotar por 2-0 al Castellón (goles de Zubiaga y Arieta II). En aquella final de Copa de 1973 Pavic alineó a Iribar, Iñaki Sáez, Larrauri, Zubiaga, Gisasola, Rojo II, Lasa, Villar, Arieta II, Uriarte y Rojo I. En Liga, en cambio, no pudieron superar el noveno puesto. Pero al haber ganado la Copa, se clasificaron para la Recopa de Europa.

En 1973, el Athletic cumple 75 años para celebrarlo se organiza el Trofeo Bodas de Platino invitando a tres de los mejores equipos europeos del momento, el Bayern Munich, Real Madrid y el Rapid de Viena. Los leones jugarían la final tras imponerse al Rapid por 3-0, con goles de Rojo II, Villar y Lasa. Su rival en la final seria el Bayern que había derrotado el Real Madrid por 5-1. La final se disputó el 15 de agosto, imponiéndose el Bayern por 2-1.[19]

En la temporada 1973/1974, el Athletic finalizó en quinta posición, a dos puntos de la UEFA. Por aquellos tiempos comenzaba a notarse cada vez más la llegada de extranjeros a los equipos de la Liga española.

Mientras el Athletic celebraba su 75 aniversario, en aquella temporada 1973/1974, fue eliminado de la Recopa ante el PFC Beroe Stara Zagora de Bulgaria, tras haber eliminado al FC Torpedo Moscú en dieciseisavos.

Al año siguiente, 1975, el defensa Andoni Goikoetxea subió al primer equipo proveniente del filial. Llegaría lejos (fue considerado por el periódico británico The Times como el futbolista más duro de la historia). En esa temporada, la 1974/75, Carlos consiguió el último trofeo Pichichi para el Athletic. Marcó 19 tantos en una temporada en la que no se cosecharon más triunfos. Ese mismo año, el Athletic realizó la primera subida de cuotas para los socios, un 20%.

En la temporada de 1975/76 el Athletic recuperó a Javier Irureta, proveniente del Atlético de Madrid. Mientras en Liga hicieron una buena campaña, quedando quintos y clasificándose para la Copa de la UEFA, en Copa cayeron de forma estrepitosa a las primeras de cambio. Empezaba a brillar por esa época una nueva estrella rojiblanca que daría muchas alegrías al Athletic. Su nombre, Dani.

La primera final europea[editar]

Para afrontar la temporada de 1976/77, el Athletic puso a cargo del equipo al ex-jugador rojiblanco Koldo Aguirre.

En las primeras rondas de la Copa de la UEFA, el equipo se deshizo con facilidad del Újpest Dózsa y el FC Basel. El Milán fue el primer equipo importante en caer. Después de haber ganado 4-1 en San Mamés, el Athletic iba perdiendo por 3-0 en Milán, pero en el último minuto, Rojo provocó un penalti que daba una última oportunidad al Athletic. Nadie quería hacerse cargo de lanzarlo, y tuvo que ser el defensa Madariaga quien lo hiciera. El penalti entró, y clasificó al Athletic para la siguiente ronda.

En los octavos de final, el Athletic se vio las caras con el Barcelona. En la ida, el Athletic derrotó 2-1 al Barça en San Mamés. Y en la vuelta, el equipo azulgrana no pudo pasar del empate a uno en el Camp Nou, lo que dio al Athletic el pase a semifinales.

Tras eliminar al RWD Molenbeek en semifinales, el Athletic se presentó en la final de la UEFA por primera vez en su historia. En el partido de ida celebrado en Turín, el Athletic perdió 1-0 (gol de Tardelli). Todo se decidiría en La Catedral.

Para aquel partido Koldo Aguirre alineó a Iribar, Lasa, Guisasola, Alexanko, Escalza, Villar, Ignacio Churruca, Irureta, Amorrortu, Dani y Rojo I.

El Athletic acosó a la Juventus de principio a fin. Le marcaron dos goles, el primero de Irureta y el segundo de Carlos. Pero el gol de Bettega proclamó campeones a los italianos en el mismísimo San Mamés, ante las lágrimas de jugadores y aficionados rojiblancos. Iribar se quedó sin levantar el título más importante de la historia del Athletic. Fue el final de un sueño en el que los leones aspiraban a ser de oro y se quedaron de plata.

La temporada aún no había terminado. En Liga, el Athletic quedó 3º después de haber estado luchando por el título hasta el final. En la Copa tampoco hubo suerte.

Los bilbaínos intentaron salvar la temporada ganando la final de la Copa frente al Betis. Tras empatar a dos tantos, se llegó a la tanda de penaltis. La emoción era máxima. Se lanzaron 20 penaltis, pero el empate persistía. Al final, el portero del Betis, Esnaola, marcó, e Iribar, falló. Fue un golpe muy duro para los rojiblancos. Había sido una gran temporada, muy ilusionante, en la que se pudo haber ganado la Liga, la Copa y la UEFA. Pero perdieron todo, en los últimos instantes.

En el verano de 1977, Javier Clemente entró en el cuerpo técnico del club. Por otro lado, las aficionadas rojiblancas vieron por fin reconocido su derecho a ser socias del Athletic.

En las temporadas 1977/78 y 1978/79 el Athletic fue de más a menos. De luchar por la Liga pasó a vagar por la mitad de la tabla. Al final de esa temporada 78/79, el entrenador Koldo Aguirre fue destituido, debido a la falta de entendimiento con sus jugadores.

Para la temporada 1979/80 se trajo al entrenador austríaco Helmut Senekowitsch. También se vendió a Alexanko al Barcelona por una cifra récord de 100 millones de pesetas.

El equipo se estaba quedando viejo, e Iribar estaba en el ocaso de su carrera. Llegó a jugar 620 partidos con el Athletic. Con la selección española, superó al mítico Zamora, al haber sido alineado en 49 ocasiones. El 31 de mayo de 1980 se celebró el homenaje a Iribar en San Mamés.

La temporada 1980/81 comienza muy mal. Después de un vergonzoso 7-1 en el Bernabéu, Senekowitsch abandonó el banquillo del Athletic en la segunda jornada. Su sustituto, Iñaki Sáez.
[20]

Los leones de Clemente (1980-1986)[editar]

En 1983 se compone el nuevo y definitivo himno del Athletic, esta vez en euskera.

Mientras el Athletic vivía su particular transición natural, en la que los más veteranos abandonaban el club y llegaba savia nueva de la cantera, San Mamés se preparaba para recibir el Mundial de España de 1982. El estadio bilbaíno vio así su última gran remodelación.

Inglaterra, Francia, Checoslovaquia y Kuwait fueron las selecciones nacionales que disputaron la liguilla del Mundial 82 en San Mamés.

Corría la temporada 1981/82. Javier Clemente, recién incorporado al banquillo de la primera plantilla, tomó su primera gran decisión; eligió a Andoni Zubizarreta como portero titular en detrimento de Andoni Cedrún. Los dos jóvenes porteros se habían estado peleando desde hacía 2 años por conseguir la titularidad bajo los palos, y ser un digno sucesor de Iribar.

Al concluir la temporada, Rojo abandonó el equipo después de haber jugado 541 partidos con el Athletic, en 17 temporadas. Se celebró un partido de homenaje en su honor, que enfrentó a la selección de Inglaterra contra el propio Athletic, siendo la primera vez que la selección inglesa se enfrentaba a un club convencional en vez de a una selección.

La séptima Liga y la gabarra[editar]

Tras haber visto cómo la Real Sociedad, su eterno rival, se había proclamado campeona de liga por dos años consecutivos, los leones se hicieron con el título de liga de la temporada 1982/83.

Para la afición rojiblanca, y en especial para los aficionados bilbaínos, este título produjo una alegría más intensa de lo habitual. El Athletic no se hacía con el título liguero desde 1956. Y además, la villa de Bilbao, y toda la provincia, sufrían una gravísima crisis industrial, con enormes consecuencias sociales. Ganar la liga tanto tiempo después hizo que el júbilo se desatara.

Clasificación 1982-83 J G E P Pts GF GC Dif
1 Athletic Club 34 22 6 6 50 71 36 35
2 Real Madrid 34 20 9 5 49 57 25 32
3 Atlético Madrid 34 20 6 8 46 56 38 18

Era el séptimo título de Liga que los rojiblancos sumaban a su palmarés. Zubizarreta, Andoni Goikoetxea, De Andrés, De la Fuente, Urkiaga, Liceranzu, Dani, Sola, Noriega, Urtubi y Argote fueron los protagonistas que hicieron posible tal hito. El equipo, totalmente de cantera, arrebató al Real Madrid el título liguero en la última jornada.

Para celebrar el triunfo se decidió surcar la ría bilbaína con una gabarra, algo que nunca antes se había hecho. Cientos de miles de personas se ubicaron a un lado y otro de la ría, para saludar al equipo. Desde Las Arenas a Bilbao, una inmensa marea rojiblanca agasajó a los campeones. Cientos de embarcaciones acompañaron a la gabarra. El ambiente era de puro éxtasis. Al llegar al ayuntamiento, entrenador y jugadores dedicaron el trofeo a los miles de hinchas que abarrotaban el Arenal, mientras el recién estrenado himno rojiblanco sonaba por los balcones del edificio.

El triplete de 1984[editar]

En la temporada siguiente el Athletic volvió a conquistar el título liguero. En esta ocasión también hubo que esperar a la última jornada, en la que se impusieron a la Real Sociedad por 2-1. Fue el octavo título liguero para el Athletic.

En aquel año, el defensa Andoni Goikoetxea fue sancionado con 18 partidos por lesionar gravemente a Maradona, tras una dura y famosa entrada. Al final, tras recurrir varias veces, la sanción se redujo a diez. El Pelusa estuvo 3 meses sin poder jugar, y Goiko fue "linchado" por la prensa catalana.

El Athletic había conquistado dos ligas consecutivas, pero aún le faltaba por jugar la final de la Copa del Rey. En la final se enfrentaron al FC Barcelona. A Maradona, que le habían expulsado en el partido de semifinales, le permitieron jugar la final aún estando sancionado, lo que provocó gran polémica entre la federación y los clubes afectados. La tensión crecía conforme se acercaba la cita.[21]

Clasificación 1983-84 J G E P Pts GF GC Dif
1 Athletic Club 34 20 9 5 49 53 30 23
2 Real Madrid 34 22 5 7 49 59 37 22
3 FC Barcelona 34 20 8 6 48 62 38 24

Para esta final, disputada en el Bernabeu, Clemente alineó a: Zubizarreta, Andoni Goikoetxea, de Andrés, De la Fuente, Urkiaga, Liceranzu, Dani, Patxi Salinas, Endika, Urtubi y Argote.

En la primera mitad, Endika puso el definitivo 1-0 en el marcador. Tras una dura pugna, el Athletic consiguió dejar su meta a cero. El barça de Menotti, Maradona y Schuster fue incapaz de batir a Zubizarreta, y la impotencia ante los leones fue provocando actos antideportivos por parte de algunos jugadores azulgranas.

Al finalizar el encuentro, varios barcelonistas, con Maradona a la cabeza, agredieron de forma brutal y bochornosa a varios jugadores del Athletic, que sufrieron heridas de importancia. Aquellas caóticas imágenes fueron vistas por televisión, y quedaron grabadas en las retinas de los aficionados rojiblancos, que no perdonaron nunca a Maradona.

De nuevo se sacó la gabarra y de nuevo se realizó una celebración como la del año anterior, esta vez para celebrar un histórico doblete, que además proporcionaba de forma automática la consecución de la Supercopa, lo que por este motivo se podría catalogar como un triplete. Una delantera de goleadores formada por Dani, Sarabia y Argote ayudaron a la consecución de estos títulos, además de un equipo que supo competir contra los mejores de la liga.

La temporada de 1984/85 marcó el inicio del fin de la generación del último doblete, la falta de entendimiento entre Clemente y sus jugadores, rompieron un equipo hasta entonces campeón. En liga el Athletic acabó 3º y en Copa de Europa cayó eliminado a las primeras de cambio, tampoco en la final de Copa frente al Atlético de Madrid se pudo conseguir ningún título.

En la temporada 1985/86 Javier Clemente deja el banquillo del Athletic(jornada 21) para ser ocupado de nuevo por Iñaki Sáez. Al finalizar la temporada se traspasa a Zubizarreta al F.C. Barcelona y a Julio Salinas al Atlético de Madrid También se retira del Athletic uno de los mayores goleadores de su historia; Daniel Ruiz Bazán "Dani", habiendo jugado 402 partidos con la camiseta rojiblanca y marcando la elevada cifra de 199 goles.

Alineación del Athletic entre 1982 y 1985:

 

Otros jugadores destacados: Patxi Salinas, José Ramón Gallego, José María Noriega, Julio Salinas y Endika Guarrotxena.[22]

Los años del declive (1987-1996)[editar]

La temporada 1986/1987 comienza con un emotivo homenaje al gran goleador Dani, el cual se había retirado del fútbol recientemente. Para dicha temporada, incorporan a Iribar como entrenador, pero su paso por el banquillo rojiblanco no termina de ser el esperado. Al final de dicha temporada Sarabia abandona el club y Andoni Goikoetxea ficha por el Atlético de Madrid. El equipo se encontraba envejecido y desecho, por esta causa para la temporada 1987/1988 el Athletic vuelve a buscar en Inglaterra a un entrenador que pueda hacerse cargo del equipo, todo apuntaba al mister del Everton, Howard Kendall, como el nuevo entrenador rojiblanco. El 22 de agosto de 1988 se inaugura el palacio de Ibaigane, un edificio de estilo neovasco en pleno centro de Bilbao construido en 1900, el cual servirá como sede del club.

Kendall logra rejuvenecer el equipo con jugadores provenientes de la cantera como, Patxi Ferreira, Andrinua, Alkorta, Garitano o Urrutia. Gracias a esto el Athletic logra clasificarse para la UEFA. La temporada 1988/1989 fue una temporada bastante irregular en la liga, en lo que respecta a la UEFA, el Athletic pasó por ella sin pena ni gloria cayendo eliminado ante la Juventus en los dieciseisavos de final. A mitad de esta campaña, Kendall es cesado y recala en el banquillo el ex-jugador rojiblanco Txetxu Rojo. La temporada 1989/1990 el Athletic ficha al joven delantero Loren proveniente de la Real Sociedad por una cifra récord (en aquellos días) de 300 millones de las antiguas pesetas. Pero el fichaje terminó siendo un absoluto fracaso ya que solamente marcó 6 goles en toda la temporada, se decía que la presión de los dineros hizo mella en él.

Tras un verano de elecciones, en el que de los dos candidatos (Lertxundi y Arrate) salió elegido el primero, recalaría en el banquillo rojiblanco un viejo conocido; Javier Clemente. Al cual no le fue nada bien la temporada 1990/1991 y terminó cesado a mitad de la misma, para ser sustituido por Iñaki Sáez. Esa temporada se reforzó la plantilla con la incorporación de Valverde. La temporada 1991/1992 fue muy deficiente, ni Iñaki Sáez ni su improvisado sustituto Aranguren lograron reconducir al equipo por el buen camino, el cual acabó la liga en un 14º puesto.

Una falsa recuperación, tiempos difíciles[editar]

El Athletic iba de mal en peor y para la campaña 1992/1993 el presidente Lertxundi decide contratar al entrenador Jupp Heynckes, la gran revelación del fútbol moderno.Jupp Heynckes tiene como misión dar un lavado de cara al equipo e impulsarle hacía los puestos nobles de la primera división. Para ello, Jupp Heynckes hace debutar al portero Valencia y al centrocampista Carlos García, además de descubrir la que sería la gran estrella rojiblanca de los 90; Julen Guerrero. El Athletic se clasificó para la Copa de la UEFA, dejando atrás el mal sabor de boca de los últimos años y devolviendo la ilusión a la afición rojiblanca.

Ese mismo verano de 1994 se celebran elecciones en el Athletic y finalmente José María Arrate sale elegido presidente. La primera decisión del nuevo presidente es cesar a Jupp Heynckes y poner a cargo del banquillo a Javier Irureta. Con Javier Irureta el Athletic disputa la UEFA venciendo al Newcastle United en los dieciseiavos de final, aunque finalmente los bilbainos caen eliminados ante el AC Parma en octavos.

A mitad de temporada Irureta es cesado y ocupa su lugar José María Amorrortu, que termina la campaña. Para el siguiente curso le releva en el banquillo el serbio Dragoslav Stepanovic. La 1994/1995 y 1995/1996 fueron dos temporadas nefastas para el Athletic, en las que la única estrella que brillaba era la de Julen Guerrero, quien con su juego y sus goles hacía entusiasmar a la afición de San Mamés. Al terminar esta última temporada el Athletic acabó la liga 15º, la que suponía la peor clasificación del club en su historia, un rotundo fracaso.

La generación del centenario (1996-2000)[editar]

Después de los dos últimos años, para la nueva campaña de 1996/97 el Athletic quiere dar un cambio radical a la marcha del equipo y para ello se hace con los servicios del entrenador Luis Fernández. Además de las incorporaciones a la plantilla del portero Imanol Etxeberria, el delantero Ismael Urzaiz o la joven estrella donostiarra Joseba Etxeberria, que llegaba con solo 17 años al Athletic proveniente de la Real Sociedad. Estos jugadores sumado a otros que ya estaban como Josu Urrutia, Aitor Larrazabal, Bittor Alkiza, Rafael Alkorta, José Ángel Ciganda o el propio Julen Guerrero, hicieron posible el regreso a la Copa de la UEFA.

El Athletic había desembolsado una gran suma de dinero por reforzar la plantilla de cara a la nueva temporada 1997/98. Se gastó 2.000 millones de las antiguas pesetas (12 millones de €) en el fichaje del defensa Roberto Ríos, siendo el fichaje español más elevado de la época.[23] También incorporó a jugadores como Javier González Gómez, Mari Lacruz, Mikel Lasa y Txomin Nagore. Ya iniciada la temporada, al Athletic le tocó medirse en treintaidosavos de la UEFA contra la Unione Calcio Sampdoria, equipo italiano que venía plagado de fichajes estrella y se perfilaba como uno de los más fuertes de Europa. Los leones se impusieron en Génova por 1-2 y en San Mamés remataron la eliminatoria con un 2-0 que les daba el pase a la siguiente eliminatoria. En los dieciseisavos los vascos cayeron derrotados ante el Aston Villa, después de haber empatado a cero en San Mamés, se dobló la rodilla en Inglaterra donde se perdió por 2-1.

En 1998, el Athletic se convertía en un club centenario. Para conmemorar esta fecha histórica el club organizó una serie de actos, como fueron los conciertos de Luciano Pavarotti y de los Rolling Stones celebrados en La Catedral, la organización del XXI Congreso Nacional de Peñas del Athletic. Correos también se sumó a los actos del centenario emitiendo un sello con un valor de 35 pesetas. Pero el acto principal fue el partido entre el Athletic y la Selección de Brasil. El partido se jugó el 31 de mayo de 1998, fue la primera vez que la selección de Brasil se enfrentaba a un club,[24] el resultado final del partido fue de empate a uno. Los autores de los goles fueron, Carlos García que adelanto a los leones en el minuto 19 y empato Rivaldo en el minuto 50.[25]

Durante toda la temporada los leones lucharon por terminar lo más arriba posible en la clasificación y llegó por fin la última jornada; El Athletic dependía de sí mismo para lograr la clasificación para la Liga de Campeones y conquistar el subcampeonato de Liga. El azar quiso que este último partido de Liga se jugase en San Mamés, Joseba Etxeberria inauguró el marcador en el minuto 40' de la primera parte y el equipo rojiblanco aguantó el resultado hasta el final del partido. En cuanto el árbitro pitó el final se desató la euforia en San Mamés, el Athletic cumplió sus 100 años de historia proclamándose Subcampeón de Liga y logrando la clasificación para la Liga de Campeones.

En la temporada 1998/99 el Athletic participó por 4ª vez en la Copa de Europa, rebautizada como Liga de Campeones. Sus rivales en la Liguilla fueron; Rosenborg, Galatasaray y Juventus. El Athletic ganó 1 partido, empató 3 y perdió 2, esto no fue suficiente para lograr el pase a los octavos de final y el equipo vasco quedó eliminado de la competición. En liga tampoco marcharon del todo bien las cosas, a pesar de haber estado luchando por la UEFA hasta el último momento finalmente se quedó fuera, aun así se cosechó la elevada cifra de 60 puntos (4 menos que el año anterior).

La temporada 1999/00 no supuso más que la clara demostración de que el mismo equipo que dos años antes se proclamó subcampeón de Liga se iba diluyendo más y más en la indiferencia, moviéndose sin pena ni gloria por la zona templada de la tabla. Esta temporada también supuso el principio del fin para Julen Guerrero, San Mamés veía como su preciada perla, el gran ídolo de los 90, cada vez era más habitual en los banquillos. Al concluir la temporada Luis Fernández es finalmente destituido, su ciclo en el Athletic estaba más que terminado.

Txetxu Rojo sería el encargado de dirigir al equipo en la nueva temporada 2000/01, con una plantilla de transición que mezclaba la juventud de las jóvenes promesas como Asier del Horno, Fran Yeste, Pablo Orbaiz o Dani Aranzubia con la veteranía de los Josu Urrutia, Bittor Alkiza, Aitor Larrazabal o Rafael Alkorta. Sea como fuere, el Athletic lo pasó difícil para salvar la categoría, en una temporada en la que solo separaban 4 puntos entre el 12º (el Athletic) y el 20º (el CD Numancia). Txetxu Rojo terminó destituido nada más acabar la temporada.

Alineación típica de la generación del centenario:

 

Otros suplentes: Juan José Valencia, Mari Lacruz, Patxi Ferreira, Carlos García García, Jon Pérez Bolo, Mikel Lasa, Txomin Nagore y Santi Ezquerro.[26]


Del resurgir a la crisis (2001-2007)[editar]

El nuevo Athletic de Jupp Heynckes[editar]

En el verano del 2001 se realizaron nuevas elecciones a la presidencia del Athletic, José María Arrate decidió no volver a presentarse como candidato después de 8 años de mandato. Los socios del Athletic querían un cambio, querían un presidente que trajera nuevas y renovadas ideas para afrontar los nuevos tiempos.[27] Javier Uria fue el elegido como nuevo presidente del club. Su primera decisión importante fue contratar a Jupp Heynckes como entrenador del Athletic para los dos años siguientes. Heynckes regresaba al club después de varios años para afrontar su segundo ciclo en el Athletic.[28]

En la temporada 2001/02, con Heynckes en el banquillo, el Athletic llegó a semifinales de la Copa del Rey sin haber perdido ningún encuentro, cosa que no sucedía desde 1987. Finalmente fue eliminado por el Real Madrid en el partido de vuelta después de haber cosechado un resultado favorable en la ida. En cuanto a la Liga el Athletic estuvo luchando por entrar en UEFA hasta el final, quedándose fuera por poco, y terminando en 9ª posición con 53 puntos.[29]

Para la nueva temporada 2002/03 el Athletic fichó al defensa Aitor Karanka, el cual se había marchado al Real Madrid en 1997 para regresar ya como jugador veterano. En sustitución de Roberto Ríos, que se retiraba ese año tras pasar desapercibido la mayor parte del tiempo, a pesar de haber sido el fichaje más caro de la historia del club.

También debutó por primera vez en la superliga femenina el primer equipo femenino del Athletic (Athletic Club EFT), reconvertido del antiguo Leioa EFT, club fue comprado por el Athletic para pasar a ser su equipo femenino. En la temporada de su debut en la máxima categoría, conquistó el título liguero por primera vez en su historia.[30]

El equipo masculino del Athletic cosechó una mejor campaña que la anterior, jugándose en la última jornada el poder entrar en UEFA. Para hacerlo debía ganar al Real Madrid que se jugaba la Liga. A pesar de que dependía de sí mismo, el equipo bilbaino cayó frente a los merengues y perdió el puesto UEFA que finalmente se adjudicó el FC Barcelona. Unos días antes de disputarse esta última jornada, falleció de un cáncer el presidente del Athletic Javier Uria. Debido a ello los días anteriores a esta última jornada de Liga se celebraron ceremonias en su honor en las que estuvieron presentes los jugadores de la primera plantilla, los cuales no pudieron entrenar en toda la semana por asistir a estos actos.[31]

En el verano del 2003 Ignacio Ugartetxe sustituyó al fallecido Javier Uría como presidente del club. El Athletic había ofrecido la renovación a Jupp Heynckes a pesar de que este ya había dejado claro a mitad de temporada que no seguiría en el club rojiblanco. Parte de la afición rojiblanca no estaba a gusto con Jupp Heynckes, ya que este hizo varios comentarios que molestaron a la masa rojiblanca, como por ejemplo; «El Athletic Club es como un Volkswagen, pero están en una carrera de Fórmula 1» o «es un lujo para el Athletic tener un entrenador como yo» refiriéndose a la filosofía que el club tiene de fichar solo jugadores de la tierra.[32]

Retorno a Europa con Ernesto Valverde[editar]

Tras la negativa de Jupp Heynckes, el Athletic puso la primera plantilla en manos de Ernesto Valverde, hasta entonces entrenador del conjunto filial. Fue una apuesta arriesgada, ya que era un entrenador sin experiencia que llegaba a la 1ª División sin haber si quiera pasado por Segunda División. Pero la apuesta resultó todo un éxito, pues el Athletic se clasificó para la Copa de la UEFA al acabar la campaña en la 5ª posición. El Club volvía a Europa 5 años después de hacerlo con la generación del Centenario, esta vez con un equipo mayormente de cantera: Dani Aranzubia, Andoni Iraola, Ander Murillo, Luis Prieto, Asier del Horno, Pablo Orbaiz, Carlos Gurpegui, Joseba Etxeberria, Fran Yeste, Santi Ezquerro e Ismael Urzaiz.[33]

En el verano del 2004 el Athletic convocó elecciones a la presidencia debido a la disconformidad de los socios con Ignacio Ugartetxe. El ganador de las elecciones fue Fernando Lamikiz, antiguo miembro de la junta directiva del expresidente José María Arrate.

El equipo comenzaba la nueva temporada con ilusión, especialmente por el hecho de jugar la Copa UEFA. En la Liga el Athletic no estaba haciendo las cosas excesivamente bien, sin embargo en la UEFA fue de menos a más. En aquella temporada se estrenó el nuevo sistema de la Copa UEFA, que por primera vez incluía una liguilla. Antes de disputar la liguilla el Athletic tuvo que enfrentarse en la previa al Trabzonspor de Turquía, que acababa de ser eliminado de la Liga de Campeones de la UEFA.

En el partido de ida el Athletic empezó bastante mal, los jóvenes jugadores rojiblancos pecaron de novatos y los nervios les jugaron una mala pasada, el Trabzonspor iba ganando 3-0 a falta de 15 minutos para el final. Afortunadamente los jugadores del Athletic se dieron cuenta de que habían trabajado mucho para conseguir estar en UEFA y no podían quedar eliminados tan pronto, en un arreón el equipo bilbaíno marcó 2 goles que dieron un soplo de alivio para afrontar con menos desventaja el partido de vuelta. En el partido de vuelta el Athletic realizó un buen partido ganando a los turcos por 2-0, lo que le daba el pase a la fase de grupos.

En la liguilla en Athletic se enfrentó a los siguientes equipos cosechando estos resultados; Athletic 2-0 Parma FC, Beşiktaş 3-1 Athletic, Athletic 1-0 Steaua de Bucarest, Standard de Lieja 1-7 Athletic. Terminó como líder de grupo y logró una goleada histórica: 1-7 al Standard de Lieja, la cual fue la mayor goleada del Athletic en competiciones europeas.

Mientras en la Copa del Rey el Athletic marchaba bastante bien y se clasificó para las semifinales. No fue hasta 2 meses después cuando el Athletic volvió a retomar la UEFA. Fue eliminado en diesiceisavos de final por el Austria Viena, empatando 0-0 en Austria, dicho encuentro se tuvo que aplazar una semana debido a la intensa helada que dejó el campo totalmente impracticable, también es de destacar el gran número de aficionados rojiblancos desplazados hasta Lieja, una cifra que se aproxima a las 5.000 personas que se desplazaron hasta la ciudad austriaca para ver el partido de ida de los dieciseisavos de la UEFA) y perdiendo 2-1 en San Mamés.

El palo de la eliminación fue más duro de lo normal, pues a partir de aquí comenzó a brotar una nube de humo negro alrededor del Athletic. El presidente Fernando Lamikiz no volvió a aparecer en prensa prácticamente, los jugadores bajaron muchísimo su rendimiento y se hablaba de problemas en el vestuario. Todo hacía presagiar que algo malo se avecinaba en el entorno rojiblanco.

Antes de acabar la temporada el Athletic tuvo la oportunidad de resarcirse de la eliminación en UEFA tratando de ganar la semifinal de Copa del Rey para poder llegar a la final. En el partido de ida el Athletic empató 0-0 contra el Betis en Sevilla, todo quedaba para resolverse a la vuelta. El partido de vuelta fue muy emotivo para la afición rojiblanca, que estaba muy ilusionada por tener la oportunidad de llegar a la final.

Durante los días previos al partido Vizcaya entera se tiñó de rojiblanco, hasta se podían observar banderas del Athletic colgadas en ventanas y balcones. El día del partido el Athletic se lo tomó como una final, al salir los jugadores al campo se mostró un mosaico rojiblanco en San Mamés, para animar mas si cabe al equipo. La afición rojiblanca no paraba de animar a unos jugadores muy motivados.

Durante el partido el Athletic dominó. En la prórroga el Betis estaba agotado y encerrado en su campo, realizando alguna contra con peligro. El equipo bilbaíno que se encontraba mas fresco no pudo aprovechar la superioridad ya que todos los balones se estrellaban en el palo de la portería. Poco después el árbitro dio por concluida la prórroga y se pasó a los penaltis. En la tanda de penaltis comenzó fallando Asier del Horno el primer penalti para el Athletic, posteriormente el Betis falló otro y se hubo de realizar una segunda tanda. El primer penalti lo tiró Ezquerro para el Athletic y lo falló (curiosamente los dos jugadores que fallaron los penaltis del Athletic, Ezquerro y Asier del Horno, se marcharón del Athletic ese mismo verano) a continuación el Betis marcó y el Athletic cayó eliminado de la Copa del Rey. Tras la eliminación de la Copa la afición felicitó a unos jugadores que se habían dejado el alma en el campo, pero que la fortuna no estuvo de su lado. Posteriormente el equipo bético se haría con el triunfo en la final

El Athletic terminó la Liga dando un bajón considerable. Sin embargo la UEFA le invitó a jugar la Intertoto por haber sido el mejor de los equipos no clasificados inscritos a dicha competición. Antes de iniciarse la pretemporada Lamikiz intentó renovar a Valverde pero este rechazó la oferta por desacuerdos y falta de entendimiento con la Junta Directiva de Lamikiz.

Alineación típica del Athletic de Valverde (4-2-3-1):

 

Otros jugadores destacados: Iñaki Lafuente, Mari Lacruz, Aitor Karanka, Javi González, Tiko,Julen Guerrero y Fernando Llorente.

El bienio negro, estalla la crisis[editar]

Último partido de la temporada 2006/07 que supuso la salvación para el Athletic.

En las temporadas 2005/06 y 2006/07 el Athletic pasó por uno de los peores momento de su historia, unos años que llegaron a ser calificados por sus aficionados como el "bienio negro".[34]

En el verano de 2005 abandonaron el club Santi Ezquerro, que se fue al FC Barcelona tras finalizar su contrato, y Asier Del Horno, traspasado al Chelsea FC por 12 millones de euros. Con esto, la plantilla quedó seriamente tocada, ya que se perdió a dos de los jugadores más determinantes de las últimas temporadas. Como sustituto de Ernesto Valverde llegó al banquillo José Luis Mendilibar, procedente del Sociedad Deportiva Eibar.

En julio de 2005 el Athletic jugó por primera vez en su historia la Intertoto, entrando directamente en la segunda ronda del torneo. Lo hizo con un equipo plagado de jugadores del filial y cayendo contra todo pronóstico ante el modesto CFR Cluj de Rumania.[35]

En Liga las cosas tampoco le fueron bien y a mitad de temporada Mendilibar fue cesado. Su sustituto fue Javier Clemente, que afrontaba su tercera etapa con el Athletic. Con Clemente el equipo fue mejorando lentamente y pudo salir de los puestos de descenso, terminando la temporada 12º, con 45 puntos.

En el verano del 2006, antes de arrancar la temporada, Lamikiz cesó a Javier Clemente, después que el técnico cuestionase públicamente la política de fichajes del club durante la concentración de pretemporada.[36] Como sustituto el club confió en el entrenador del filial, Félix Sarriugarte. Para afrontar la nueva temporada el Athletic fichó a Unai Expósito para reforzar el lateral derecho y se intentó fichar a Aitor Ocio, aunque tras la negativa del jugador finalmente llegó Josu Sarriegi, del Deportivo Alavés, como fichaje 'express'.[37] El refuerzo más llamativo fue el de Javi Martínez, jugador de Osasuna B por cuya contratación se pagaron seis millones de euros, a pesar de ser un jugador juvenil que nunca había jugado en Primera División.[38]

Un mes y medio después de haberse iniciado la temporada, el Athletic estaba colista y la afición de San Mamés abucheaba a Lamikiz al grito de "¡Fuera!, ¡fuera!" y "¡Lamikiz vete ya!".[39]

Finalmente, ante las fuertes críticas recibidas por parte de socios y aficionados, el presidente del Athletic hizo pública su dimisión el 27 de septiembre de 2006, siendo reemplazado en el cargo por la vicepresidenta, Ana Urquijo , que se convertía así en la primera presidenta en la historia del club.[40] Semanas después de dimitir Lamikiz el Athletic seguía colista con solo 5 puntos conseguidos en 12 partidos, todos ellos por empates. La situación del equipo era catastrófica, siendo el segundo peor inicio de Liga de la historia para el Athletic.[41]

La junta directiva presidida por Ana Urquijo decidió cesar a Félix Sarriugarte en la jornada 12ª y colocó en su lugar a José Manuel Esnal, Mané. Lentamente el equipo logró abandonar los puestos de descenso, aunque no pudo certificar su salvación hasta la última jornada de liga. El trascendental partido, disputado en San Mamés ante el Levante UD terminó con victoria bilbaína por 2-0. Con 40 puntos -sólo uno por encima de los puestos de descenso- el Athletic logró salvar la categoría, quedando en 17ª posición, la peor clasificación de toda su historia.

Al terminó de la campaña, Mané no fue renovado. Por otro lado, Ismael Urzaiz decidió terminar su ciclo en el Athletic con casi 36 años de edad y aceptar una oferta del Ajax de Ámsterdam, donde pondría el punto y final a su dilatada carrera. Acabó así una etapa de 10 años vistiendo la camiseta rojiblanca y siendo una de las principales insignias del equipo en todo ese tiempo.

Recuperación y crecimiento tras la crisis (2007-2011)[editar]

2007/08: una temporada de tranquilidad tras la crisis[editar]

En el verano del 2007, se convocaron nuevas elecciones a la presidencia del Athletic, de las cuales salió elegido como nuevo presidente Fernando García Macua. Macua tenía como misión sacar al equipo de la crisis en la que había estado inmerso en los últimos 2 años. Con este propósito, hizo una renovación profunda en la plantilla y el cuerpo técnico. Como nuevo entrenador del primer equipo, se contrató al ex entrenador del Sevilla FC y del Deportivo de La Coruña, Joaquín Caparrós.

En cuento a la plantilla del primer equipo, el Athletic invirtió una gran suma de dinero para hacerse con los servicios de varios jugadores de cierto renombre; el arquero Gorka Iraizoz, comprado al RCD Español por 4 millones. Aitor Ocio, defensa proveniente del Sevilla FC el cual costó 3 millones. Y por último, el osasunista David López el cual fue el fichaje más caro, por 6 millones de euros. También se incorporaron otros jugadores menos relevantes como David Cuéllar o el lateral izquierdo Koikili, quien fue fichado como refuerzo para el filial y Caparrós terminó por subirle al primer equipo tras verle jugar en la pretemporada. Poco antes de terminar el mercado de verano el Athletic consiguió también hacerse con la cesión de Asier Del Horno por parte del Valencia CF para la nueva temporada.

Durante el transcurso de la temporada 2007/08 el guardameta titular Gorka Iraizoz sufrió una lesión que le impidió seguir jugando durante 3 meses, en los cuales se hizo cargo de la portería Dani Aranzubía. Tras ese tiempo Gorka Iraizoz volvió a la titularidad pero recayó durante el primer partido que jugó tras la lesión. En el mercado de invierno el Athletic fichó al veterano portero del Cádiz CF, Armando Riveiro, quien llegaría a Bilbao con 37 años de edad para vivir una "segunda juventud" en el Athletic.

Caparrós, descontento con la actuación de Dani Aranzubía bajo los palos, dio la titularidad al recién llegado Armando, el cual jugó como titular el resto de la temporada. En la temporada 2007/08 el Athletic tenía como objetivo principal alejarse de los malos resultados cosechados en campañas anteriores y no volver a rondar la parte baja de la clasificación, durante la primera mitad de la temporada el equipo mostró una ligera mejoría, los resultados eran algo mejores que en anteriores campañas pero los jugadores aún no terminaban de coger la confianza necesaria.

En la Copa del Rey el Athletic logró llegar a cuartos de final habiendo eliminado previamente al RCD Español en octavos y siendo eliminado posteriormente por el Racing de Santander. En la segunda vuelta el equipo mejoró su rendimiento y llegaron mejores resultados, los fantasmas del descenso quedaban cada vez más atrás y la actitud del equipo mejoró bastante. Al final de la temporada el Athletic sufrió una pequeña recaída que le impidió quedar entre los 10 primeros de la clasificación, pero el objetivo principal de la temporada se había cumplido, que no era otro que no pasar apuros, cosa que se consiguió.

Los puntos más destacables de la campaña 2007/08 fueron las 2 goleadas al Valencia CF, con resultados de 0-3 en Mestalla y 5-1 en San Mamés. El haber eliminado a un equipo de primera división en la copa (cosa que no se conseguía desde hacía más de 10 años) y el hecho de no haber estado en puestos de descenso en ningún momento del campeonato liguero.

En la temporada 2008/09 el Athletic hace realidad una utopía en sus 110 años de historia; por primera vez en su historia lucirá formalmente en liga y copa publicidad en sus primeras equipaciones.[42] La directiva presidida por Fernando García Macua dejó clara desde un primer momento su intención de acudir a esta vía. Poco más de un año después de su llegada al club, las negociaciones han fructificado. Petronor, empresa refinera asentada en Musques, dirigida en la actualidad por Josu Jon Imaz, ex presidente en su día del Euskadi Buru Batzar, es la primera empresa que esponsorizará la camiseta del Athletic durante las próximas tres temporadas, a cambio de 2 millones de € por año. Anteriormente, en la etapa del "txingurri" Valverde, en la UEFA, el equipo lució esponsor institucional de Euskadi.

2008/09: regreso a la final de Copa 24 años después[editar]

A finales de septiembre de 2008, el Athletic cerró otros dos contratos publicitarios, uno con la empresa energética Iberdrola, y otro con la marca deportiva inglesa Umbro, que sustituirá a la marca de la casa 100% Athletic, por 20 millones de € y que durará 7 años, desde la temporada 2009-10 hasta la temporada 2015-16, y que se hizo formal a mediados de octubre de 2008.[43]

El Athletic comenzó la temporada 2008/09 con mal pie, el mal inicio liguero hizo que el equipo volviese a caer en puestos de descenso tras una temporada entera sin pisar la zona de descenso, debido a que el Athletic de Bilbao tuvo que enfrentarse contra los 4 equipos de Liga de Campeones (Sevilla FC, FC Barcelona , Real Madrid y Villareal C.F.) de forma consecutiva. Sin embargo esta situación no se alargó demasiado ya que a partir de noviembre el equipo fue recuperando la forma del año anterior y en diciembre encarriló una buena racha de victorias, que duró hasta febrero, y que devolvieron al equipo a la primera mitad de la clasificación. Al final de la primera vuelta, el Athletic se había puesto a solo 5 puntos de los puestos que otorgan el acceso a la UEFA Europa League 2009-10.[44]

Está buena racha también se hizo notar en la Copa del Rey, debido a que el Athletic de Bilbao había eliminado al Recreativo de Huelva en dieciseisavos de final, al Osasuna en octavos de final y al Sporting de Gijón en cuartos. La eliminación de 3 equipos de la Primera División supuso un gran paso adelante ya que en los últimos años el Athletic no había eliminado a ningún equipo de Primera División en dicha competición, a excepción de la temporada anterior en la cual eliminó al Espanyol en la tanda de penaltis.[45]

En ese mismo mes de enero, el Athletic también derrotó en liga al Valencia CF (3-2) y al Atlético de Madrid (2-3), además de remontar un resultado en contra frente al Málaga CF que finalizó con victoria rojiblanca por 3-2. A partir de febrero el Athletic dio un bajón considerable y la buena racha terminó, debido al gran desgaste físico realizado en el mes de enero en el que los leones jugaron 9 partidos de Liga y Copa con apenas 3 o 4 días de margen entre uno y otro.

El 28 de febrero del 2009 tuvo lugar la ida de la semifinal de Copa, donde el Athletic cayó por 2-1 frente al Sevilla FC. Mientras, en liga el equipo acusaba el agotamiento llegando a empatar contra los equipos relativamente más asequibles de la Liga. A esto se le sumó el tener que enfrentarse de nuevo a los 4 grandes de la liga teniendo que disputar la vuelta de la semifinal en medio de esos 4 partidos tan complicados.

La semifinal de Copa levantó gran expectación entre los aficionados rojiblancos, ya que daba la posibilidad de llegar a una final de Copa tras 24 años sin disputarla. Antes de disputar la vuelta de la semifinal contra el Sevilla FC, el Athletic se enfrentó a este mismo equipo en liga, donde el entrenador del club rojiblanco, Joaquín Caparrós, decidió a alinear a un equipo plagado de suplentes para reservar a todos los titulares para la semifinal de copa que se jugaba 4 días después. El Athletic, a pesar de adelantarse en el marcador, perdió finalmente por 1-2.[46]

En la semifinal de Copa el Athletic debía enfrentarse de nuevo contra el Sevilla FC, con el resultado en contra de la ida (2-1) que hacía más difícil si cabe pasar la eliminatoria. Este partido levantó tanta expectación entre los aficionados rojiblancos, que 1.200 de ellos pasaron toda la noche al raso esperando que se habriesen las taquillas del estadio para poder comprar sus entradas.[47]

Las declaraciones del presidente del Sevilla FC, José María del Nido, un día antes del partido calentaron el ambiente, el cual aseguró que su equipo «se iba a comer al león desde la melena hasta la cola» (refiriéndose al Athletic), y que «ningún aficionado del Athletic dormiría tranquilo esta noche sabiendo que juega Kanouté», además de quitarle importancia a la presencia del ariete rojiblanco Fernando Llorente.[48]

En día del partido varias peñas y aficionados del Athletic organizaron distintos eventos para entrar en ambiente de cara al partido. Bilbao entero estaba engalanado de motivos rojiblancos, incluidos hoteles, edificios, comercios, etc... Cuando los jugadores del Athletic salieron en autobús desde el hotel hasta el estadio, una extensa marea de aficionados les despidió al grito de «A por ellos», lo mismo ocurrió al llegar al estadio.[49]

Durante el partido la afición del athletic se volvió con su equipo y no dejó de animarles. A los pocos minutos del inicio del partido Javi Martínez adelantó al Athletic (min. 4), posteriormente Llorente marcó el segundo gol para los rojiblancos (min. 34). A partir de ese momento la grada de San Mamés respondió a Del Nido por sus declaraciones cantándole «Cómeme el rabo, Del Nido, cómeme el rabo». Dos minutos después Gaizka Toquero sentenció el partido anotando el 3-0 que dejó resuelta la eliminatoria y clasificó al Athletic para disputar la final de Copa 24 años después. Al finalizar el partido los aficionados rojiblancos invadieron el campo pacíficamente para felicitar a los jugadores por el triunfo. Tras esto los jugadores subieron al palco para celebrar con la afición el pase a la final. Un gran número de aficionados se quedaron festejando el triunfo hasta altas horas de la madrugada.[50]

El Athletic logró mantener un buen rumbo en la Liga y confirmó su permanencia en Primera División una temporada más al derrotar 2-0 al Betis un mes antes de concluir la Liga. En la final de Copa contra el FC Barcelona, que buscaba ganar el Triplete (Liga, Copa y Liga de Campeones), el Athletic se adelantó en el marcador con gol de Gaizka Toquero, pero Touré Yayá empató para el Barcelona antes del final del primer tiempo. En el segundo tiempo, el Barcelona reaccionó y el partido culminó con un 4-1 favorable a los blaugranas. Sin embargo, el subcampeonato de Copa le permitió al Athletic clasificarse a la siguiente Copa de la UEFA, renombrada UEFA Europa League.[51]

Alineación del Athletic en la final de la Copa del Rey 2009:

 

Suplentes: Armando Ribeiro, Mikel Balenziaga, Xabier Etxeita, Carlos Gurpegui, Markel Susaeta, Joseba Etxeberria e Ion Vélez.[52]

2009/10: nuevas promesas, viejas glorias; preludio a la nueva generación[editar]

San Mamés durante el partido de la UEFA Europa League que enfrentó al Athletic y al Austria de Viena.

La temporada 2009/10 fue una temporada de sucesiones, que estuvo marcada por las despedidas de viejas glorias y la llegada de jóvenes promesas. Por un lado, varios veteranos disputarían su última temporada en el club; Unos porque pondrían fin a su carrera deportiva, caso de Joseba Etxeberría o Armando Riveiro, y otros porque dejarían de formar parte del club, caso de Fran Yeste o Iñaki Muñoz. Por otro lado, nuevas promesas se unirían al primer equipo; Mikel San José regresaba al Athletic después de haber estado dos temporadas jugando en el filial del Liverpool FC, el central de 20 años llegaba en calidad de cedido con una opción de compra unilateral de 4 millones, que podría variar según objetivos. El el lateral izquierdo, Xabi Castillo (23 años) llegaba procedente de la Real Sociedad para ocupar el hueco dejado por Mikel Balenziaga, que se marchaba cedido al CD Numancia. Y en la delantera, dos nuevas incorporaciones: Óscar De Marcos (20 años), la llamada perla del Alavés, e Iñigo Díaz de Cerio (25 años), el goleador de la Real Sociedad, que llegaba libre tras terminar su contrato con el club donostiarra. De la cantera subió Xabier Etxeita, al cual le dieron ficha del primer equipo antes de comenzar la temporada.

Con este equipo, plagado de veteranos y novatos, el Athletic dio inicio a una de las temporadas mas ilusionantes de los últimos tiempos, a la cual se llegaba con un sabor diferente, tras haberse proclamado la temporada anterior subcampeón de la Copa del Rey. Pero pronto llegarían las primeras decepciones, ya que el Athletic perdió en su debut en la nueva Europa League (nueva versión de la antigua Copa de la UEFA) contra un equipo a príori asequible, el Young Boys suizo. Contra este equipo se cayó por 1-0 en San Mamés, pero no todo fueron malas noticias, ya que en aquel partido debutó el que se convertiría en uno de los jugadores revelación del equipo durante esa temporada, un chaval de tan solo 16 años llamado Iker Muniain, que ya en las categorías inferiores había dado muestras de su talento. De echo, en el partido de vuelta en Berna (Suiza), el jovencísimo delantero marcó uno de los dos goles que dio al Athletic el pase a la cuarta y última ronda previa de dicha competición.

Entre una ronda y otra, se colaba por medio la final de la Supercopa, a la que el equipo dirigido por Joaquín Caparrós dio la impresión de disputar con mala gana y con la única intención de quitársela de encima cuanto antes, la Europa League acaparó toda la prioridad del técnico andaluz. Desechada la Supercopa, llegó la hora de centrarse en lo que realmente importaba a los rojiblancos, que no era otra cosa que lograr la clasificación para la fase de grupos de la Europa League. El rival, el Tromso, parecía atragantársele a los bilbaínos, que no lograban doblegar al equipo noruego en San Mamés. A pesar de ello, el Athletic se llevó la victoria (3-2) teniendo que remontar hasta en dos ocasiones el resultado. El en partido de vuelta, el Athletic se clasificó tras empatar a un tanto, en uno de los partidos mas desastrosos jugados por los hombres de Joaquín Caparrós, que fueron doblegados por el equipo noruego de principio a fin.

En el sorteo de la liguilla de la Europa League, al Athletic le tocó jugársela contra el Austria de Viena, el CD Nacional y el Werder Bremen.

No fue hasta el primer partido de liga, cuando el Athletic comenzó a dar signos de mejora. Los bilbaínos vencieron al Espanyol por 1-0, con una brillante actuación de Iker Muniain, que realizó un soberbio encuentro provocando los aplausos y la admiración del graderio, maravillado por la técnica y los regates del jugador navarro. En los siguiente partidos, el mal sabor de boca dejado por el equipo durante la pretemporada se esfumó al ver como el Athletic ganaba y a la vez ofrecía un bonito juego que los sufridores aficionados agradecían. Hasta 4 partidos consecutivos ganó el Athletic, que sellaba así su mejor arranque de la temporada desde hacía 19 años, doblegando al Xerez de visitante (1-0), al Austria de Viena por un contundente 3-0 (y que de esa forma se tomaba la revancha contra el que fuera verdugo del Athletic en su última participación en la Copa de la UEFA) y al Villareal en condición del local (3-2).

Pero los buenos resultados se acabaron pronto, ya que tras un inicio de liga esperanzador el equipo pegó un bajón y entró en una mala racha que duro casi hasta final de año, en la que se cayó eliminado de la Copa del Rey a las primeras de cambio frente al Rayo Vallecano y sufrió en los partido de UEFA disputados contra el Werder Bremen y CD Nacional, en los que se perdió 1-3 frente a los alemanes y se empató 1-1 ante los portugueses, que previamente cayeron por 2-1 en San Mamés. Durante ese tiempo, Iker Muniain y Óscar De Marcos fueron llamados a la selección sub-17 y sub-20 respectivamente para disputar varios encuentros.

El Athletic selló su pase a los 16avos de final de la Europa League al vencer por 0-3 al Austria de Viena en Austria, en un partido en el que los aficionados ultras del equipo vienes, ayudados por otros de fuera, profirieron gritos fascistas y mostraron banderas españolas anticonstitucinalistas a los jugadores del Athletic, que tuvieron que verse obligados a retirarse del campo al verse amenazados por los ultras, que accedieron al campo de forma violenta. Finalmente la policía aplacó los ánimos de los ultras y el partido pudo retomarse tras 20 minutos de incertidumbre, por la posible suspensión del mismo.

A partir de diciembre, se mantuvo la regularidad el liga, lo que hizo que el Athletic se mantuviera en el 7º y 8º puesto durante varios meses.

Los 16avos de la Europa League se disputaron frente al Anderlecht belga, en el primer partido se empató a uno, con el gol de Mikel San José. El partido estuvo marcado por los incidentes cometidos por parte de las dos aficiones, los aficionados belgas provocaron a los del Athletic, profiriendo gritos fascistas y rompiendo asientos, algunos aficionados del Athletic respondieron a las provocaciones y al final del partido se montó una batalla campal en el campo entre las dos aficiones, que duro varios minutos hasta que fue disuelta por el Ertzaintza. Debido a estos incidentes la UEFA sancionó al Athletic con una multa de 50.000€ y por su parte, el club expulso de forma permanente a los socios que participaron en dichos actos violentos.

En la vuelta de 16avos, el Athletic cayó de la forma mas cruel, cayendo goleado por 4-0 y linchado berbalmente por los aficionados belgas, que durante todo el partido humillaron e insultaron a los jugadores vascos con cánticos fascistas. El Athletic decidió olvidar rápidamente lo sucedido y se centró en la liga, donde quería cumplir el objetivo de meterse de nuevo en puestos europeos. Durante el resto de la temporada los rojiblancos dieron el salto al 6º puesto de la clasificación, donde se mantuvieron dos meses seguidos. Sin embargo, en la recta final el equipo dio un bajón muy importante que le hizo perder la 6º plaza y caer en picado hasta la 8º, donde finalmente concluyeron la liga.

Al finalizar la temporada se despidieron del club Armando Ribeiro, Iñaki Muñoz y Joseba Etxeberia, que abandonaba el club tras 15 años en él, con una emotiva despedida en el último partido de liga en San Mamés disputado frente al Deportivo de la Coruña, al que se ganó por 2-0 con sendos goles de Iker Muniain y Javi Martínez. El último homenaje a Joseba Etxeberria se realizó en un emotivo partido en el que los jugadores del Athletic se enfrentaron a 100 niños sobre el césped de San Mamés, ganando los primeros por 5-3.[53]

Ya finalizada la liga, durante los meses vacacionales de mayo y junio, se confirmó la no renovación de Yeste por el Athletic, debido a desacuerdos entre las partes implicadas. Así, Yeste (30 años) dio por terminada su etapa con el Athletic tras más de 10 años en el primer equipo. El jugador de Basauri firmó un contrato con el Al Wasl, equipo de los Emiratos Árabes, club en el que jugará las próximas 2 temporadas.

Durante esta temporada se consolidaron en el primer equipo jugadores como Iker Muaniain y Ander Iturraspe, el primero de ellos firmó un contrato con el primer equipo hasta 2015, convirtiéndose en una de las grandes promesas del nuevo Athletic.

Por su parte, Fernando Llorente y Javi Martínez, se proclamaron campeones de la Copa Mundial de Fútbol de 2010, celebrada en Sudáfrica, con la selección española.

2010/11: crecimiento, consolidación y regreso a la Europa League[editar]

Para la nueva temporada el objetivo era claro; clasificarse para Europa y llegar lo más lejos posible en la Copa del Rey, como así confirmaron dos de los tres capitanes del equipo; Andoni Iraola y Pablo Orbaiz.

El inicio de la temporada trajo una nueva promesa al equipo; Jon Aurtenetxe. El joven canterano de 18 años, ya había debutado con el primer equipo en la Europa League el año anterior, si bien fue el único partido que disputó con el equipo mayor durante dicha temporada. Las cosas le empezaron a ir mucho mejor en la nueva campaña; debutó en la primera jornada de liga como titular, y desde ese momento se hizo dueño absoluto del lateral izquierdo (a pesar de que su posición natural era la de central), desbancando a sus otros competidores por el puesto; Koikili, Castillo y Balenziaga. Así, jugó 10 partidos consecutivos como titular, hasta que su suerte cambió de golpe; en diciembre de 2010 sufrió una grave luxación de hombro que le hizo perderse el resto de la temporada, obligándole además, a pasar por el quirofano. Fue intervenido el día 28 del mismo mes. Tras una larga recuperación, regreso a los terrenos de juego para disputar los últimos tres partidos de la temporada, en este caso con el equipo filial.

Por el contrario, en enero de 2011 debutó otra nueva promesa, en este caso era un central de 22 años llamado Borja Ekiza, y al igual que Aurtenetxe, también se hizo con la titularidad absoluta desde el primer partido. Ekiza disputó 21 partidos consecutivos como titular, que abarcan desde su debut hasta el final de liga, siendo la primera opción por delante de jugadores ya consolidados como Fernando Amorebieta y Mikel San José. El defensa no vio su primera y única tarjeta amarilla de la temporada (en el primer equipo) hasta su partido número 15, lo cual se valoró muy positivamente, y más teniendo en cuenta que jugaba en una de las posiciones mas propensas a recibir sanciones arbitrales.

Esa temporada también debutaron otros jugadores; Ibai Gómez, Igor Martínez y Urko Vera, que tuvieron breves apariciones en el primer equipo mientras jugaban con el filial.

Uno de los partidos más esperados de la temporada, fue el reencuentro con la Real Sociedad, con la que el Athletic disputa el clásico derbi vasco. El primer duelo tuvo lugar en el Estadio de Anoeta, donde el equipo «txuriurdin» se impuso por 2-0 al Athletic, en un ambiente casi hostil y con la afición realista extremadamente motivada. El partido de vuelta disputado en San Mamés, concluyó con victoria para «los leones» por 2-1. Además, este choque supuso el debut del portero suplente proveniente de la cantera, Raúl Fernández, que realizó una buena actuación.

En cuanto a la Copa del Rey, tras eliminar al AD Alcorcón en dieciseisavos, el Athletic disputó los octavos de final contra el FC Barcelona. El primer partido se jugó en el Camp Nou con resultado de empate a cero. En el partido de vuelta, Bilbao se engalanó con motivos rojiblancos para recibir al equipo catalán, como ya era costumbre en la villa los últimos años. Al igual que ocurrió dos años atrás en la semifinal de copa contra el Sevilla CF, los aficionaros acudieron en masa al hotel donde se encontraban concentrados los rojiblancos, para darles ánimo de cara al transcendente choque que se avecinaba. A pesar del ímpetu de los jugadores y del apoyo de la afición, que no paró de animar en todo el partido, el Athletic terminó cayendo eliminado. Aun así, el barça no fue capaz de ganar al Athletic en ninguno de los dos partidos; de hecho, pasó serios apuros en este último, a pesar de que se adelantó en el marcador con un gol de Abidal, Llorente empató el partido poco antes del final. «Los leones» siguieron intentándolo hasta el final, pues un gol les daba el pase a cuartos, pero el esfuerzo resultó en vano.

Durante la primera vuelta de la liga, el Athletic se mantuvo entre el 7º y el 11º puesto, pero sin llegar a alcanzar los puestos que daban acceso a competición europea. Todo cambió en la segunda vuelta, cuando a partir de la jornada 20 el Athletic dio el salto definitivo a los puestos de Europa League, a partir de entonces se mantuvo de forma permanente entre el 5º y 6º clasificado. En la jornada 37º selló definitivamente la clasificación a la Europa League y, una jornada más tarde, se afianzó en la 6º plaza, consiguiendo así el pase directo al play-off de la Europa League. Sevilla FC y Atlético de Madrid fueron los rivales directos del Athletic en la lucha por Europa, quedando empatados los tres a 58 puntos.

En junio de 2011, los jugadores del Athletic Javi Martínez, Iker Muniain, Mikel San José y Ander Herrera, se proclamaron campeones de la Eurocopa Sub-21 de 2011 con la selección española de esta categoría. Siendo tres de ellos indiscutibles en la alineación titular.

Tras concluir la temporada, se celebraron elecciones a la presidencia del Athletic. Fernando García Macua, el vigente presidente, se volvió a presentar para intentar salir reelegido. Su rival en las urnas fue el ex-jugador del Athletic, Josu Urrutia. Finalmente, salió vencedor este último. Se contabilizaron un total de 22.176 votos, lo que supuso el 65,49% de participación de los socios con derecho a voto, alcanzando así la máxima participación de la historia del Athletic. Urrutia fue el vencedor con 12.057 votos (54,36%), mientras que su rival en las urnas, García Macua, cosechó 9.796 (44,17%). Asimismo, 165 (0,74%) socios votaron en blanco, y los 158 (0,71%) votos restantes fueron considerados nulos.[54]

Al cambiar de presidente, también se produjo un cambió de entrenador; Joaquín Caparrós, cuyo paso por el Athletic duro 4 años, se vio obligado a abandonar el cargo, pese a su intención de continuar y al gran apoyo recibido por gran parte de la afición. Su sucesor en el banquillo fue el argentino Marcelo Bielsa, reconocido técnico de prestigio, que rechazó una oferta del Inter de Milán para recalar en el conjunto bilbaíno, por no faltar a su palabra con Urrutia.

2011/12: Bielsa y la segunda final europea[editar]

La temporada 2011/12 destacó por un comienzo dubitativo, pero pronto evolucionó y se convirtió en la que sería una de las temporadas más ilusionantes del club rojiblanco, en gran parte gracias al fútbol combinativo propuesto por Marcelo Bielsa. Se clasificó para la UEFA Europa League sin necesidad de superar una eliminatoria previa. Esto se debió a que su rival, el Trabzonspor turco, fue llamado para llenar el hueco del Fenerbahce, también turco, expulsado por supuesto amaño de partidos.

La liga comenzó muy mal para el Athletic obteniendo solo 2 puntos de 15, sin embargo, la fase de grupos de la Europa League comenzó extradinariamente ganando al Slovan de Bratislava y a uno de los favoritos de la competición, el PSG. Esa racha negativa terminó cuando el Athletic ganó en Anoeta el 2 de octubre a su máximo rival en el derbi vasco, la Real Sociedad. Desde entonces cosechó una serie de resultados positivos que elevaron su clasificación en la tabla, aun así el equipo fue perdiendo fuelle en liga hasta ocupar posiciones de la zona media, aunque con un buen colchón de puntos sobre el descenso.

En la Copa del Rey, la suerte favorecía al Athletic y le otorgaba un camino asequible hasta la final. Se deshizo del Oviedo en dieciseisavos y del Albacete en octavos. En cuartos de final se encontraba con el Mallorca de Joaquín Caparrós, antiguo técnico de los leones. Los de Bielsa superaron la eliminatoria, como también se impusieron en semifinales a la gran sorpresa del torneo, el CD Mirandés, equipo de Segunda División B. El equipo alcanzó la final 3 años después, repitiendo rival, el FC Barcelona.

Fue en la Europa League en la que el Athletic escribió una de las páginas doradas de su historia, consiguiendo acceder a las eliminatorias como primero de grupo sin perder ningún partido. En dieciseisavos le tocó jugar contra el Lokomotiv de Moscú, un rival muy duro, sobre todo porque el partido de ida se disputó en Rusia, en unas condiciones climatológicas muy perjudiciales para los de Bielsa. A pesar de todo, el partido de ida se saldó con un 2-1 para los rusos, dejando al Athletic con muchas posibilidades de darle la vuelta en San Mamés. En el partido de vuelta un gol de Muniaín en la segunda parte otorgaba la clasificación al Athletic.

La eliminación del Lokomotiv de Moscú permitió al Athletic avanzar a octavos de final, donde le esperaba un rival a priori muy superior, el todopoderoso Manchester United. El partido de ida se disputó en Old Trafford, el escenario perfecto para mostrarse ante toda Europa como un serio candidato al título. Rooney adelantó a los locales, pero los visitantes se vinieron arriba y, desplegando un juego casi perfecto, voltearon el marcador con dos tantos, uno de Llorente y otro de De Marcos, éste último tras una genial asistencia de Ander Herrera. Muniaín hizo el tercero y Rooney acortó distancias sobre la bocina de penalti. El partido de vuelta en San Mamés fue dominado de cabo a rabo por los locales. Llorente abrió el marcador y De Marcos ampliaba la ventaja. Rooney, con un golazo desde fuera del área, puso el único tanto de los ingleses en el marcador. No sirvió de nada y el Athletic avanzaba a cuartos de final, desplegando un juego que enamoró a toda Europa, colocándolo como uno de los favoritos al título.

En cuartos de final se enfrentaron a un fuerte Schalke 04. El partido de ida, disputado en Alemania, fue una dura batalla entre los dos equipos. A falta de poco más de 20 minutos y con el marcador empatado a dos, los de Bielsa protagonizaron una enorme subida de ritmo que los locales no pudieron contener, y el Athletic se trajo a Bilbao un valiosísimo 2-4. El partido de vuelta no se les complicó demasiado y avanzaban a semifinales empatando a dos. En la siguiente ronda se verían las caras con el Sporting de Portugal, finalista de la anterior edición en busca de repetir hazaña. El partido de ida se disputó en Portugal, y aunque Aurtenetxe adelantó a los vascos, los locales remontaron el partido y obligaron al Athletic a remontar un 2-1 en San Mamés. Con La Catedral entregada a sus muchachos, el Athletic conseguía mandar en el luminoso por 2-1, lo que empataría la eliminatoria. En los últimos compases del partido, Ibai Gómez recortó a un defensa portugués y puso la pelota en el pie de Llorente, que superó al portero visitante. El tanto ponía el 3-1 en el marcador. El Athletic se veía en una final europea tres décadas después. Llorente celebraba el gol casi entre lágrimas y San Mamés animaba como pocas veces se ha visto. Con el pitido final el estadio se convirtió en una auténtica fiesta. El Athletic disputaría la final de la UEFA Europa League en Bucarest. Su rival sería el Atlético de Madrid, que contaba todos sus partidos en la competición como victorias.

Sin embargo, tras la clasificación para la gran final europea, el Athletic sufrió un enorme bajón de juego. Comenzó a perder posiciones en la tabla y a alejarse de puestos europeos (aunque la plaza estaba garantizada por ser finalista de Copa del Rey, ya que en FC Barcelona jugaría la Champions League).

Llegó el día de la final de la Europa League. El Athletic salía a por el primer título europeo de su historia con una generación de jugadores jóvenes y llenos de calidad, orquestados por el argentino Marcelo Bielsa, que se había ganado un sitio en el corazón de la hinchada vasca. Sin embargo, tras pocos minutos, Falcao adelantaba al Atlético. El Athletic no reaccionó y pagaron los nervios. Otra vez Falcao perforaba la puerta de Iraizoz y aventajaba por dos tantos al club de Bilbao. En los compases finales, Diego marcó el tercero y asestaba la estocada final a los jugadores del Athletic, que, entre lágrimas, veían escaparse la Copa. La final de la Copa del Rey no fue muy diferente y el Athletic, ausente todo el partido, cayó derrotado por tres goles a cero.

De esa manera se ponía fin a la temporada. Un final demasiado amargo para la que había sido una temporada cargada de ilusión y momentos que quedarán en la historia del club para siempre.

Alineación del Athletic en la temporada 2011/12:

 

Suplentes: Raúl Fernández-Cavada Mateos, Mikel San José, Borja Ekiza, Iñigo Pérez, Igor Gabilondo, Ibai Gómez y Gaizka Toquero.

2012/2013: año de despedidas[editar]

Durante el verano de 2012 el Athletic Club pasó por una de las peores pretemporadas de la historia. La pretemporada comenzaba con los fichajes de Aritz Aduriz, que volvía al Athletic procedente del Valencia, e Isma López, procedente del Lugo. Además, Marcelo Bielsa había llegado a un acuerdo con el club para seguir al frente del vestuario por un segundo año. Los problemas comenzaron cuando se produjo un enfrentamiento entre Bielsa y un trabajador de las obras de Lezama. El entrenador zarandeó al empleado porque, según su criterio, no se estaban cumpliendo los plazos acordados, además de que no se estaba trabajando en las mejoras que se le habían prometido al entrenador. Tras el suceso, la directiva del club parecía quitar la razón a Bielsa mediante un comunicado oficial. Esto derivó en una reunión entre la directiva y el cuerpo técnico, y según parece, Bielsa tenía pensado renunciar al banquillo de San Mamés. Finalmente no sucedió y Bielsa empezaría la temporada como entrenador del Athletic Club.

Si bien parecía todo más tranquilo, la prensa empezó a hacerse eco de una posible marcha de Javi Martínez al Bayern de Múnich. Además, el delantero y buque insignia del Athletic, Fernando Llorente, anunciaba su decisión de no renovar con el club. La posible marcha de dos de sus principales estrellas causó una enorme inestabilidad. En medio de esta inestabilidad, se produjo el debut del club en la Liga. El Athletic cayó derrotado en San Mamés ante el Betis tras empezar perdiendo 0-3, remontar hasta ponerse 3-3 y acabar siendo derrotado por 3-5. Pocos días después, el club denunció que Javi Martínez había pasado reconocimiento médico con el Bayern sin autorización del Athletic. Poco antes del cierre del mercado, el Bayern de Múnich se hacía con los servicios de Javi Martínez mediante el pago de su cláusula de rescisión, 40 millones de euros. Fernando Llorente no se marchó en el mercado de fichajes, pero seguía firme en la decisión de no renovar.

En los siguientes partidos el delantero titular fue el recién llegado Aritz Aduriz. Sin embargo, el nivel de juego del club era muy bajo y los resultados cosechados por el Athletic tanto en Liga como en Europa League fueron muy negativos. En Liga se encontraban en la parte más baja de la tabla, coqueteando con el descenso, consiguiendo 8 puntos en las 7 primeras jornadas; 2 victorias, 2 empates y 3 derrotas. En Europa empataron en casa ante el Hapoel Kiryat y perdieron en la República Checa ante el Sparta de Praga. Con la vuelta de Ander Herrera tras una operación de pubis el juego parecía mejorar, pero sin resultados. Dos derrotas más en liga y otra derrota contra el Olympique de Lyon en Europa League dejaban al Athletic al borde del descenso en Liga, con 8 puntos en 9 jornadas; y con un pie fuera de Europa, siendo terceros de grupo con un solo punto tras tres partidos, lo que les ponía en situación de ganar los tres partidos restantes y que los resultados de los demás partidos les favorezcan para poder clasificarse. El Athletic cerraba el mes de octubre con problemas internos, muy poco juego y aún menos resultados.

Los últimos meses de 2012 llegaron cargados de decepciones para el club. El Athletic caía eliminado en la fase de grupos de la Europa League y en primera ronda de la Copa del Rey ante el Eibar. Tras un resultado de 0-0 en Ipurúa y un 1-1 en San Mamés el Athletic quedaba eliminado por el valor doble de los goles fuera de casa. De esta manera, el vetusto San Mamés se despedía de la competición coperaa que tanta ilusión trajo a la afición la temporada pasada y del título que más veces han conquistado los rojiblancos, la Copa del Rey. Mientras tanto, en la Liga las cosas comenzaban a normalizarse, ya que los leones comenzaban a alejarse del descenso y a asentarse en la zona media de la tabla.

Al final, el Athletic Club quedó 12.º en la Liga, con grandes partidos ante el Atlético de Madrid y Fútbol Club Barcelona en San Mamés. En esta temporada, el Athletic inició un periodo de renovación profunda en el club. Primero con la demolición de San Mamés, dando paso a un nuevo campo. Segundo, con el anuncio del presidente Josu Urrutia de la decisión de no renovar al entrenador Marcelo Bielsa, y así poner fin a los dos años del técnico rosarino en el club. Y finalmente, con la marcha de Fernando Llorente a la Juventus y la de Fernando Amorebieta al Fulham F.C., dos baluartes del equipo rojiblanco estas últimas temporadas.

Resumen histórico[editar]

Año Evento
1898 Fundación del Athletic Club.
1901 El Athletic Club se constituye legalmente.
1903 El Bilbao Football Club es absorbido por el Athletic club, que hereda su masa social. El Athletic gana la primera Copa del Rey.
1910 El Athletic estrena la equipación rojiblanca y contrata a su primer entrenador profesional; Mr. Sheperd.
1911 Debuta Rafael Moreno Aranzadi, «Pichichi».
1912 El Athletic instaura su filosofía de jugar sólo con jugadores de la tierra.
1913 Se inaugura el campo de fútbol de San Mamés.
1916 El Athletic consigue ganar tres Copas del Rey de forma consecutiva, en los años 1914, 1915 y 1916.
1921 Pichichi se retira tras haber hecho historia con el Athletic, ganando 5 Copas y habiéndose convertido en el primer gran jugador de la historia del club.
1922 Fallece Pichichi, a causa del Tifus. El Athletic manda construir un busto en su honor y nace la tradición de que, cada nuevo club que visite San Mamés, debe colocar un ramo de flores en el busto del difunto jugador, a modo de homenaje.
1925 Frederick Pentland hace su debut como entrenador del Athletic.
1928 Nace la liga.
1929 Se forma la primera delantera histórica; Lafuente, Iraragorri, Bata, Chirri II y Gorostiza.
1930 El Athletic gana su primer campeonato de liga y, a la vez, hace su primer doblete al haber ganado liga y Copa. Gorostiza consigue ser el primer Pichichi de la historia del Athletic.
1930 El Athletic consigue la máxima goleada en la historia de la liga, al ganar 12-1 al FC Barcelona.
1936 El Athletic culmina una de sus épocas mas gloriosas, habiendo ganado 4 títulos de liga y otros 4 de Copa en seis años, haciendo dos dobletes. El guardameta Gregorio Blasco, gana su tercer y último Trofeo Zamora, que premia al portero menos goleado del campeonato de liga. Estalla la guerra civil española.
1939 El campeonato de liga vuelve a jugarse tras concluir la guerra civil.
1940 Se forma la segunda delantera histórica, aún sin Venancio; Rafael Iriondo, Unamuno, Telmo Zarra, Panizo y Gaínza.
1943 El Athletic hace un nuevo doblete de liga y copa.
1945 Telmo Zarra consigue su primer Trofeo Pichichi, de los 6 que llegó a lograr. El Athletic gana por tercera vez consecutiva la Copa del Rey. Debuta Venancio, que sustituye a Unamuno como componente de la segunda delantera histórica.
1950 El Athletic se proclama campeón de Copa por 17ª vez.
1951 Telmo Zarra consigue marcar 38 goles en el campeonato de liga, récord que no fue superado hasta 60 años después.
1955 El Athletic gana su 18ª Copa y la segunda delantera histórica se disuelve.
1956 Se forma el equipo de los «11 aldeanos» y el Athletic gana su 6ª liga y su 19ª Copa, además de debutar en la Copa de Europa.
1957 Se juega el histórico partido en San Mamés, que enfrentó al Athletic contra el Manchester United con el resultado de 5-3 para los balbaínos, en un partido condicionado por la nieve.
1958 El Athletic gana su 20ª Copa frente al Real Madrid de Di Stefano, que venía de ganar liga y Copa de Europa.
1960 El Athletic vende al defensa Jesús Garay al FC Barcelona, lo que supuso la venta más cara del club hasta ese momento.
1963 Debuta el guardameta José Ángel Iribar.
1964 El Athletic debuta en la Copa de Ferias.
1967 El Athletic gana la Pequeña Copa del Mundo de Clubes.
1968 Fidel Uriarte gana el Trofeo Pichichi al haber marcado 22 goles en liga.
1969 El Athletic gana su 21ª Copa del Rey.
1970 Iribar gana el Trofeo Zamora. El Athletic debuta en la Recopa de Europa.
1971 Se inauguran las Instalaciones de Lezama. Se funda el Bilbao Athletic, primer filial del club. El Athletic debuta en la Copa de la UEFA.
1973 El Athletic gana su 22ª Copa del Rey.
1975 Carlos Ruiz Herrero gana el Trofeo Pichichi, con 19 goles.
1977 El Athletic juega su primera final europea (Copa de la UEFA), que pierde contra la Juventus.
1983 El Athletic gana su 7ª liga.
1984 El Athletic hace doblete ganando su 8ª liga y su 23ª Copa.
1986 Javier Clemente y Andoni Zubizarreta abandonan el Athletic, disolviéndose así el equipo campeón de los 80. El Athletic se clasifica para la Copa de la UEFA por 7ª vez.
1988 El Athletic se clasifica para la Copa de la UEFA por 8ª vez.
1992 Debuta Julen Guerrero.
1994 El Athletic se clasifica para la Copa de la UEFA por 9ª vez.
1996 El Athletic cosecha la peor clasificación de su historia hasta ese momento, quedando 15º en liga.
1997 El Athletic se clasifica para la Copa de la UEFA por 10ª vez.
1998 El Athletic celebra su centenario, queda subcampeón de liga y se clasifica para jugar la Liga de Campeones.
2004 El Athletic se clasifica para la Copa de la UEFA por 11ª vez.
2005 El Athletic entra en el bienio negro una crisis institucional y deportiva.
2007 El Athletic sale de la crisis.
2009 El Athletic se clasifica para una final de Copa 24 años después, perdiéndola frente al FC Barcelona. También se clasifica para la Copa de la UEFA por 12ª vez.
2011 El Athletic se clasifica para la UEFA Europa League por 13ª vez.
2012 El Athletic juega la segunda final europea de su historia, cayendo derrotado frente al Atlético de Madrid. Dos semanas más tarde, cae derrotado en su 36ª final de la Copa del Rey, ante el FC Barcelona. Se clasifica para la UEFA Europa League por 14ª vez.
2013 En junio se derriba el histórico estadio del Athletic, San Mamés, para dar paso a uno nuevo y moderno con el mismo nombre, estrenado en septiembre.


1898-1913 Época amateur arcaica
1914-1929 Época amateur
1929-1963 Época profesional clásica
1963-1986 Época profesional moderna
1987-... Época contemporánea

Bibliografía[editar]

  • Athletic Club, 1898-1998: Crónica de una leyenda, de Alfonso Carlos Sáiz Valdivieso. 1998, Editorial Everest S.A. ISBN 84-241-9528-0.
  • Días de gabarra y gloria, de Juan Carlos Latxaga. 2008, Expressive media projets. ISBN 978-84-936005-7-0.

Referencias[editar]

  1. El Correo (ed.): «Con cantera y afición...». Consultado el 4 de junio de 2009.
  2. Marca (ed.): «Athletic-Barça, el otro clásico de nuestro fútbol». Consultado el 9 de marzo de 2009.
  3. Marca (ed.): «Un derbi con historia». Consultado el 9 de marzo de 2009.
  4. Soitu.es (ed.): «Osasuna y Athletic, un duelo de rivalidad regional marcado por la necesidad». Consultado el 9 de marzo de 2009.
  5. Cyber-euskadi (ed.): «Rivalidad entre Athletic y Racing». Consultado el 9 de marzo de 2009.
  6. Blogcindario.com (ed.): «Rivalidad, pero deporte». Consultado el 9 de marzo de 2009.
  7. a b c d e f Athletic Club (ed.): «Historia del Athletic Club, Parte I». Consultado el 14 de abril de 2009.
  8. a b c d e f g h i j k Sáiz Valdivieso, Alfonso Carlos (1998). «I, II y III». Athletic Club, 1898-1998 : Crónica de una leyenda. Ctra. León-La Coruña, Km 5. León: Everest S.A. pp. 235. OCLC 40463940. ISBN 84-241-9528-0. 
  9. a b c d e f g h i j k l m n Sáiz Valdivieso, Alfonso Carlos (1998). «IV, V, VI». Athletic Club, 1898-1998 : Crónica de una leyenda. Ctra. León-La Coruña, Km 5. León: Everest S.A. pp. 235. OCLC 40463940. ISBN 84-241-9528-0. 
  10. Athletic Club (ed.): «Ficha de la final de copa de 1916». Consultado el 14 de abril de 2009.
  11. Athletic Club (ed.): «Historia del Athletic Club, Parte II». Consultado el 14 de abril de 2009.
  12. Athletic Club (ed.): «Ficha de la final de Copa de 1921». Consultado el 14 de abril de 2009.
  13. MARCA, Athletic Club orgullo de una afición, fascículo 3, pp.39
  14. a b c d e f g Athletic Club (ed.): «Historia del Athletic Club, Parte III». Consultado el 14 de abril de 2009.
  15. a b c d e Sáiz Valdivieso, Alfonso Carlos (1998). «VII, VIII». Athletic Club, 1898-1998 : Crónica de una leyenda. Ctra. León-La Coruña, Km 5. León: Everest S.A. pp. 235. OCLC 40463940. ISBN 84-241-9528-0. 
  16. Athletic Club (ed.): «Historia del Athletic Club, Parte IV». Consultado el 14 de abril de 2009.
  17. MARCA, Athletic Club orgullo de una afición fascículo 8, pp.94-95
  18. AThletic Club (ed.): «Ficha de Orue en la web oficial del Athletic Club». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  19. MARCA, Athletic Club orgullo de una afición fascículo 10, pp.75-76
  20. Athletic Club (ed.): «Historia del Athletic Club, Parte V». Consultado el 14 de abril de 2009.
  21. ABC (ed.): «Athlétic y Barcelona, protagonistas de una final que estará rodeada de gran tensión hasta el último momento». Consultado el 15 de abril de 2009.
  22. Yahoo (ed.): «Uno de los nuestros». Consultado el 23 de septiembre de 2009.
  23. El Mundo (ed.): «Rios y el Athletic pasan a la historia». Consultado el 15 de abril de 2009.
  24. Athletic Club (ed.): «Partido contra la sexta selección». Consultado el 24 de septiembre de 2010.
  25. Don Balón, pp.82
  26. «Plantilla 1998-99». Consultado el 9 de septiembre de 2009.
  27. El Mundo (ed.): «El Athletic se cita con la modernidad». Consultado el 15 de abril de 2009.
  28. El Correo (ed.): «Especial elecciones 2001». Consultado el 15 de abril de 2009.
  29. Athletic Club (ed.): «Clasificación 2001/02». Consultado el 15 de abril de 2009.
  30. Athletic Club (ed.): «Historia del Athletic Club femenino». Consultado el 15 de abril de 2009.
  31. Athletic Club (ed.): «Fallecimiento de Javier Uria». Consultado el 15 de abril de 2009.
  32. Athletic Club (ed.): «Palabras de Heynckes sobre el Athletic». Consultado el 15 de abril de 2009.
  33. Athletic Club (ed.): «Típica alineación del Athletic en la temporada 2004-05». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  34. Gara (ed.): «Se cierra el bienio negro con la vista puesta en Europa». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  35. Athletic Club (ed.): «Adiós a la Intertoto en los penaltis». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  36. Diario Vasco (ed.): . Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  37. El Correo (ed.): «Sarriegi se va cuatro años al Panathinaikos». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  38. 20minutos (ed.): «Javi Martínez ficha por el Athletic hasta la campaña 2012». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  39. Marca (ed.): «Casi 40.000 personas entonaron en San Mamés el “¡Lamikiz, vete ya!”». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  40. Deia (ed.): «Un año después de Lamikiz». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  41. terra (ed.): «El Athletic iguala el segundo peor arranque de su historia». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  42. Mundo Deportivo (ed.): «El Athletic lucirá publicidad de Petronor, su primera publicidad en 110 años». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  43. Canal AThletic (ed.): «Umbro equipará al Athletic la temporada 2009-10». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  44. Athletic Club (ed.): «Campeonato de Liga 2008-09». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  45. Athletic Club (ed.): «Copa del Rey 2008-09». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  46. Athletic Club (ed.): «Liga 2008-09: Athletic 1 - Svilla 2». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  47. As (ed.): «Agotadas en San Mamés las entradas para la semifinal ante el Sevilla». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  48. RTVE (ed.): «Del Nido: "Vamos a comernos al león desde la melena hasta la cola"». Consultado el 3 de septiembre de 2009.
  49. «Momentos previos a la semifinal de copa». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  50. Athletic Club (ed.): «¡A la final!». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  51. Athletic Club (ed.): «Athletic Club 0 - FC Barcelona 3: Imposible». Consultado el 4 de septiembre de 2009.
  52. «Ficha final de Copa 2009». Consultado el 9 de septiembre de 2009.
  53. Athletic Club (ed.): «Gran ambiente para decir adiós a Etxeberria». Consultado el 27 de julio de 2010.
  54. Josu Urrutia, nuevo presidente (ed.): «Junta directiva». Consultado el 8 de julio de 2011.