Chilena (fútbol)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una chilena es una maniobra en el fútbol que consiste en patear el balón alto, con el cuerpo formando 90° con la vertical, elevando las piernas hacia adelante y empujando el balón sobre el cuerpo mientras se está suspendido de espalda en el aire, sin apoyarse en el suelo. Se considera un lujo realizar esta maniobra correctamente, más aún cuando se logra el cometido de convertir un gol.

Entre las variantes de este movimiento se encuentra la tijera —o media chilena[1] —, que es parecida, salvo en que la posición del jugador en el aire no es vertical sino paralela al terreno de juego.[2] [3] [4] [5]

Fases de su ejecución.

Historia[editar]

Diego Costa realizando una chilena.
Sergio Ramos realizando esta maniobra.

La chilena[editar]

A finales del siglo XIX, el fútbol llegó a Chile de la mano de los inmigrantes británicos a través de los puertos de Valparaíso —para luego pasar a Santiago—, Coquimbo y Talcahuano, entre otros. El primer campo donde se jugó fútbol en Chile fue en los terrenos del colegio británico The Mackay School, en el Cerro Alegre de Valparaíso, lugar de residencia de muchos miembros de la colonia inglesa en el puerto y quienes habrían creado el primer club de fútbol de la historia de Chile: el Mackay and Sutherland Football Club en 1882.[6] [7] [8]

A inicios del siglo XX, llegó a Chile con 12 años el español Ramón Unzaga Asla, quien adoptó la nacionalidad chilena con dieciocho años de edad.[9] Fue un multifacético deportista que comenzó su carrera como futbolista jugando en clubes amateurs,[10] pero que, además, practicaba atletismo, lanzamiento de la jabalina, saltos alto y con garrocha, clavados, natación y waterpolo.[11] Está certificado que Unzaga realizó esta jugada por primera vez en el estadio El Morro del puerto de Talcahuano en enero de 1914,[3] [12] donde se le habría denominado «chorera» en alusión al gentilicio de dicho puerto. Este hecho fue descrito por el periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano en su libro El fútbol a sol y sombra,[13] publicado por primera vez en 1995.

En un texto publicado en el diario chileno El Mercurio en 2009, se señala que la certificación de la jugada realizada por Ramón Unzaga es real, lo que es acreditado por la Asociación de Fútbol de Talcahuano. En dicho artículo, el periodista peruano Roberto Castro indicó que la tradición oral narra un partido en la cancha de la Mar Brava[n 1] en 1913, anterior al gol que convirtió el chileno Ramón Unzaga, pero que en Chile se certifica por primera vez.[14] En 2008, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) publicó el libro 75 años de campeonatos profesionales del fútbol chileno, donde estableció a Unzaga como el creador de la «chilenita».[15]

Los periodistas uruguayos lo apodaron «trizaga», ya que según ellos «valía por tres y también porque en su país les maravilló por su famosa jugada»,[16] el calificativo se basaba en sus capacidades junto con su técnica. Los que vieron jugar fútbol al atleta, cuentan que no tenía inconvenientes en ejecutar varias «chilenas» en un mismo partido.[17] Posteriormente, Unzaga formó parte de la selección de fútbol de Chile en varios partidos durante el I Campeonato Sudamericano, disputado en Buenos Aires, donde realizó esta pirueta que la prensa argentina catalogó como «chilena» en 1916.[18] Cabe rescatar que, en dicha Copa América, participaron los seleccionados de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay.

En 1920, en el transcurso del IV Campeonato Sudamericano, celebrado en Viña del Mar, Unzaga realizó el movimiento en repetidas ocasiones,[17] siendo «observador acucioso» de dichos acontecimientos David Arellano,[19] uno de los fundadores y jugador del club de fútbol chileno Colo-Colo. Durante una gira europea en 1927, el mismo David Arellano popularizó la jugada en España, donde fue conocida como «chilena», nombre que se extendió a la mayoría de los países de habla hispana.[3] [13] [20]

Asimismo, esta jugada ha sido atribuida al futbolista tocopillano Ascanio Cortés, quien se habría hecho famoso por ejecutarla en Audax Italiano y popularizarla después en canchas argentinas al jugar en River Plate, a fines de los años 1930.[21] [22]

La chalaca[editar]

Tiro de chalaca, acortado comúnmente a chalaca, es el nombre originario del Perú de esta jugada, y se refiere a que el movimiento habría sido inventado en la última mitad del siglo XIX en el puerto peruano del Callao. Aunque no hay datos oficiales, según la idea apoyada por los libros La Difusión del Fútbol en Lima y Sport in Latin America and the Caribbean, el balompié fue introducido en el siglo XIX por marineros ingleses que practicaban y enseñaban a la gente deportes como el fútbol.[23] [24] En 2006, tanto Manuel Burga (presidente de la FPF) como Harold Mayne-Nicholls (presidente de la FFCh), reconocen la existencia de la demanda de que la jugada habría sido inventada en el Perú, pero admiten que no hay pruebas para demostrarlo.[25]

Un partidario de esta posición es Jorge Barraza, periodista argentino, escritor de libros sobre el fútbol sudamericano y director de prensa de la revista de la Confederación Sudamericana de Fútbol. Barraza hizo una investigación en el tema y una compilación académica en la materia.[26] En un artículo publicado por El Comercio, Jorge Barraza explicó que, según su investigación, antiguos recortes de prensa y tradiciones orales dicen que los marineros británicos invitaban a menudo a chalacos (gente del Callao) para que vinieran a jugar fútbol con ellos para completar los 22 jugadores necesarios para el deporte. Durante uno de los juegos, un chalaco de ascendencia africana sorprendió a varios entre la muchedumbre, incluyendo espectadores europeos y chilenos, que cuando hizo esta jugada, el término "Tiro de chalaca" fue utilizado por los espectadores para nombrarla.[26] Barraza también precisó que los chilenos y los peruanos jugaban regularmente partidos de fútbol debido a los viajes marítimos entre el puerto chileno de Valparaíso y el puerto peruano del Callao, y agrega que los chilenos al principio le llamaban a la jugada "chalaca" y que " Los peruanos son los únicos que nunca la llamaron “chilena” porque ya habían visto la jugada y le habían dado un nombre a ella."[27] En el 2008, Jorge Barraza dio una entrevista al periódico colombiano El País, y él confirmó su previa investigación y agregó que el movimiento fue copiado por los chilenos y que el nombre "chilena" no fue creado por los chilenos sino que fue llamada así por la prensa de la Argentina.[28]

Aunque Barraza no proporciona ninguna fecha exacta para los juegos entre los peruanos y los ingleses, según el libro titulado La cultura popular latina de América, el partido más antiguo de fútbol entre peruanos e ingleses sucedió a fines del siglo diecinueve, el 24 de junio de 1894.[29] El historiador Jorge Basadre, encontró el que es, hasta el momento, el registro más antiguo de un partido de fútbol en Lima y Callao. Aquel partido fue organizado por los ingleses del club Lima Cricket and Football Club con un juego entre chalacos y limeños realizado en el 3 de agosto de 1892;[23] [30] indicando que para ese momento el balompié había ganado práctica popular en El Callao y en Lima.

En la novela La ciudad y los perros, del escritor Mario Vargas Llosa, se menciona la habilidad de los chalacos afroperuanos para manejar los pies como si fueran manos, lo cual les habría permitido realizar una chalaca.[31]

Una segunda versión más creíble que la del argentino Barraza, proporciona datos concretos y se sitúa en 1926 durante la primera visita de un club de fútbol peruano a Chile: el Club Atlético Chalaco, tres años después de la muerte de Unzaga, y en el marco de los infructuosos acercamientos entre las naciones andinas tras la Guerra del Pacífico.

Esta versión indica que lo peruanos conocieron esta jugada durante esta gira en la que enfrentaron al recién formado equipo de Colo - Colo, en donde su fundador David Arellano practicaba la pirueta de manera bastante indiscriminada. Lo vistoso de la ejecución llevó a los Chalacos a aprenderla y ejecutarla posteriormente en canchas peruanas recibiendo su nuevo bautizo como "Chalaca", denominación que sólo comienza a aparecer durante la década de 1930 en la prensa peruana.

Como corolario es importante señalar que si bien Arellano no es el autor intelectual de la jugada, es quien la difundió y la hizo popular en el continente y en España, país donde falleció producto de una patada en el vientre.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Localidad peruana cercana al puerto de Callao.

Referencias[editar]

  1. Perfil.com (12 de febrero de 2011). «Una media chilena amargó a Tévez». 442.perfil.com. Consultado el 23 de octubre de 2011.
  2. Koch, Wolfgang (1998). Diccionario de fútbol. trad. Wolfgang Simon. Barcelona: Ed. Paidotribo. ISBN 9788480193863. 
  3. a b c Ortega Robert, Rudolf (2003). Diccionari de futbol (en catalán). Barcelona: Edicions 62. ISBN 9788429753288. 
  4. Centre de Terminologia (TERMCAT) (1992). Diccionari de futbol (en catalán). Barcelona: Enciclopèdia Catalana. 
  5. Talio, Daniel, y Guillermo de Lucca (2009). Diccionario de fútbol (1.ª edición). Buenos Aires: Ed. Claridad S.A. ISBN 978-950-620-279-8. 
  6. «Historia del fútbol chileno», edición especial del diario La Nación, 1984.
  7. Revista Estadio, edición extra, 15 de mayo de 1962.
  8. Santa Cruz Achurra, Eduardo (1996). Origen y futuro de una pasión. Fútbol, cultura y modernidad, Santiago: LOM Ediciones.
  9. Bustos Alister, Eduardo (2009). «Historia de la Chilenita - Historia de la Chilena». lanovena.cl. Consultado el 17 de diciembre de 2009.
  10. «Fútbol en Talcahuano: Más de un siglo de historia» (PHP). rsumen.cl (2009). Consultado el 13 de noviembre de 2009.
  11. Prensa Sur (19 de marzo de 2009). «Ramón Unzaga y su creación: La Chilenita» (PHP). rsumen.cl. Consultado el 13 de noviembre de 2009.
  12. O'Brien, Richard (2005). «Soccer: How to perform a bicycle kick». The Ultimate Sports Handbook (en inglés). prefacio de Jack McCallum. Quirk Books. pp. 68–69. ISBN 978-1-59474-034-3. 
  13. a b Galeano, Eduardo (1995). El fútbol a sol y sombra (2.ª edición). México: Siglo Veintiuno Editores. p. 99. 
  14. Olea, N., y A. González (22 de marzo de 2009). «¿Gol de chilena o de chalaca?» (ASP). Consultado el 19 de diciembre de 2009.
  15. Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP). 75 años de campeonatos profesionales del fútbol chileno. Midia Editores. pp. 122–123. 
  16. Leguina Eguía, Pedro (26 de mayo 2000). «Chilena». El Mercurio:  pp. A 2. http://diario.elmercurio.cl/detalle/index.asp?id={21b1afdd-008f-4f82-9ccb-5e3430aad678}. Consultado el 13 de noviembre de 2009. 
  17. a b Giacomini, Carlo (2005). «8. São Paulo 3 x 3 Corinthians (1942)». São Paulo: dentre os grandes, és o primeiro (en portugués). Río de Janeiro: Ediouro Publicações. p. 64. ISBN 85-00-01572-1. 
  18. Oyanguren, Palmira (27 de enero-3 de febrero de 2006). «La "chilena" es cosa de vascos» (HTML). Euskonews.com. Consultado el 6 de noviembre de 2008.
  19. Marín, Edgardo. «Capítulo 1: 1925-1927 Cantamos en todo Chile, lloramos en Valladolid - David Arellano». Centenario Historia total del fútbol chileno: 1895-1995. REI Ltda. p. 87. 
  20. Galeano, Eduardo (1995). El fútbol a sol y sombra (2.ª edición). México: Siglo Veintiuno Editores. p. 57. 
  21. Siredey Escobar, Francisco (30 de julio de 2011). «Tocopilla, antes de Alexis Sánchez» (PDF). La Tercera (latercera.com):  pp. 128. http://papeldigital.info/lt/2011/07/30/01/paginas/128.pdf. Consultado el 23 de octubre de 2011. 
  22. «Ascanio Cortés Torres - La famosa "chilena"» (HTML). www.reocities.com (s/f). Consultado el 15 de febrero de 2012.
  23. a b «La difusión del fútbol en Lima.». sisbib.unmsm.edu.pe. Consultado el 12-08-2008.
  24. «Sport in Latin America and the Caribbean». books.google.com. Consultado el 01-09-2008.
  25. «¿Chilena o chalaca?... esa es la cuestión». Elperiodicodemexico.com. Consultado el 16-01-2008.
  26. a b www.peru.com [1], Retrieved August 23, 2007
  27. elcomercio.com [2], Retrieved September 1, 2007
  28. «El fútbol de Barraza». www.elpais.com.co. Consultado el 21-08-2008.
  29. Una pelota de trapo, un corazón blanquiazul
  30. Sólo los chalacos manejan las patas como se debe, mejor que las manos, ellos deben haber inventado la chalaca, pero no es fácil, cualquiera no levanta las dos patas a la vez y las planta en la cara del enemigo. La ciudad y los perros. Mario Vargas Llosa

Enlaces externos[editar]