Tratado de Ancón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tratado de Ancón
Tratado de Paz de Ancón
Suscripción 20 de octubre de 1883
Ancón, Lima, Perú.
Condición Ratificado 12 y 13 de enero de 1884 (Senado chileno), 8 de marzo (Senado peruano).
Firmantes Bandera del Perú Perú Bandera de Chile Chile
Depositario Gobiernos de Chile y del Perú
Idiomas Idioma español
Wikisource-logo.svg Wikisource
Texto original:
Tratado de Ancón
[editar datos en Wikidata]

El Tratado de Ancón fue firmado por Chile y el Perú el 20 de octubre de 1883, en Lima, capital del Perú. El tratado restableció la paz entre los dos países al final de su participación en la Guerra del Pacífico y estabilizó las relaciones post-bélicas entre ellos. Fue firmada por el gobierno del general EP Miguel Iglesias y el gobierno de Chile.

Bajo las condiciones del tratado, Chile logró «perpetua e incondicionalmente» el dominio sobre el departamento de Tarapacá y la ocupación «durante el término de diez años» de las provincias de Tacna y Arica. Expirado ese periodo, se organizaría un plebiscito para determinar la nacionalidad de éstas y otras concesiones.

Los primeros mediadores (1879)[editar]

La mediación al conflicto estuvo presente desde los inicios de la guerra. En 1879, los Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania no lograron conformar un bloque mediador para el conflicto. William Evarts, secretario de estado del presidente estadounidense James A. Garfield, respondió a los embajadores británico y alemán en Estados Unidos que este gobierno no mira con favor ningún esfuerzo prematuro ni en conjunto con otras potencias neutrales que puedan llevar la impresión de coercionar o dirigir con prepotencia los derechos de los beligerantes, influenciado por la doctrina Monroe y la política de no intervención.

Las naciones sudamericanas también ofrecieron sus oficios. Apenas se inició el conflicto, Brasil se ofreció como mediador pero fue rechazado. En 1879, el presidente de Ecuador, general José María Urbina y Viteri, realizó diversos viajes a los países en conflicto y terminó su misión cuando Chile no aceptó el pedido de los aliados de retornar las fuerzas como se encontraban hasta antes del conflicto. Colombia también envió al diplomático doctor Pablo Arosemena y terminó sus oficios en octubre de 1879 al pedido de Bolivia de reocupar Antofagasta, lo que fue rechazado por Chile.

El embajador estadounidense en Bolivia, Judge Pettis, se entrevistó en Santiago con el ministro de relaciones de Chile y el embajador estadounidense en Chile, Thomas A. Osborn; sin embargo, el mismo requerimiento, ya antes pedido a Chile, terminó las negociaciones.

Negociaciones entre Bolivia y Chile[editar]

Al inicio del conflicto, el gobierno de Chile envió un emisario al presidente boliviano Daza con el fin de hacerle notar que su enemigo era el Perú ya que le imponía fuertes impuestos al utilizar el puerto de Arica para importar mercadería hacia La Paz.[cita requerida] Daza respondió al pedido de Chile y deseó oír mayores propuestas del gobierno de Chile, cuyo ofrecimiento era conformar una alianza con Bolivia, cediendo el boliviano Departamento del Litoral a Chile y conquistando Tarapacá para Chile y Arica, Tacna y Moquegua en favor de Bolivia.[cita requerida]

Conferencias de Arica[editar]

Luego de la victoria naval, la flota chilena bloqueó y bombardeó las ciudades de la costa del Perú, incluyendo propiedades de ciudadanos extranjeros; entre ellas, las de estadounidenses. William Evarts instruyó a Thomas Osborn para que el gobierno de Chile tomara nota de estos hechos y que respetase los derechos de los ciudadanos estadounidenses. Las propiedades estadounidenses y otras neutrales continuaron sufriendo los ataques. Entonces William Evarts decidió ofrecer finalmente sus oficios como mediador antes de que la naciones europeas [asumieran] una naturaleza coactiva en el conflicto. Fue el inicio de las conferencias de Arica.

Del 20 al 27 de octubre de 1880, se realizaron las conferencias a bordo de la corbeta estadounidense Lackawanna, fondeada en el puerto de Arica, reuniéndose los diplomáticos de Bolivia, Chile y Perú. En las conversaciones, no fueron aceptadas las condiciones chilenas que indicaban sesión territorial[1]

Chile puso las siguientes condiciones de paz:

1.- Cesión de la provincia peruana de Tarapacá con Iquique y la faja costera boliviana con Antofagasta y Cobija.
2.- Pago de una compensación de guerra de 20 millones de pesos.
3.- Devolución de las propiedades confiscadas por Perú y Bolivia a ciudadanos chilenos.
4.- Devolución del barco de transporte chileno Rimac, capturado por un barco de guerra peruano.
5.- Anulación del tratado secreto existente entre Perú y Bolivia y renuncia a la formulación de una Confederación Perú-Boliviana.
6.- Derecho de ocupación del territorio peruano de Moquegua, Tacna y Arica hasta el cumplimiento de las condiciones antedichas.

7.- Obligación del Perú de no transformar Arica en plaza fortificada
Informe del cónsul alemán H.A. Schlubach, Santiago, 15/11/1880[1]

Las conversaciones entre Miguel Iglesias y Chile[editar]

Después de la batalla de San Pablo, el coronel Miguel Iglesias emitió un manifiesto desde la hacienda Montán[2] el 31 de agosto de 1882, llamando a firmar la paz entre Chile y Perú aceptando la cesión territorial como parte del acuerdo; sin embargo, Andrés Avelino Cáceres estuvo en contra de una paz de este tipo puesto que, procediendo de esta forma, se violaba el Artículo 8 del Tratado de Defensa que se había pactado con Bolivia, donde se estableció que ninguno de los dos aliados podía «concluir tratados de límites u otros arreglos territoriales sin el consentimiento de la otra parte contratante».

Iglesias contaba con el apoyo de las provincias del norte del Perú. En enero de 1883, Iglesias se autoproclamó "Presidente Regenerador de la República". Los enviados de Iglesias a cargo de Juan de Lavalle iniciaron un proyecto de paz con los negociadores chilenos a cargo de Jovino Novoa Vidal en Chorrillos.

El 9 de febrero de 1883, Patricio Lynch recibió la orden del presidente Domingo Santa María para que reforzara el mando de Miguel Iglesias,[3] en el norte convencido de que con Iglesias podría firmar la paz según sus intereses, y que Lizardo Montero Flores y Francisco García Calderón no aceptarían la cesión territorial.[4] Cáceres envió a Isaac Recavarren a Huaraz junto al batallón Pucará de 250 hombres para que organizase tropas y luego marchara al norte a deponer el gobierno de Iglesias.

El 3 de mayo de 1883, las bases del Tratado de Ancón ya estaban acordadas entre Patricio Lynch y Miguel Iglesias, quien firmó este convenio inicial desde Cajamarca.[5] El 16 de mayo de 1883, Cáceres decidió marchar hacia el norte para enfrentarse a Miguel Iglesias. Con el fin de proteger a Miguel Iglesias, Patricio Lynch envió las fuerzas de Alejandro Gorostiaga y Marco Aurelio Arriagada a buscarlo. Arriagada no logró su cometido y retornó a Lima. Finalmente, Gorostiaga y Cáceres se encontraron el 10 de julio de 1883 en Huamachuco, batalla que acabó con la derrota de Cáceres, quien regresó a Ayacucho a organizar el Segundo Ejército de La Breña.

Eventos durante la firma del tratado[editar]

Luego de la batalla de Huamachuco, Miguel Iglesias, se desplazó desde el Norte hacia Lima para culminar el tratado de paz.

Para atacar a Cáceres, Lynch envió una expedición al mando de Martiniano Urriola quien se enfrentó a guerrillas iquichanas el 26 de septiembre.

En Arequipa, se encontraba Lizardo Montero, con un ejército de 4000 hombres y una numerosa guardia nacional, quien esperaba conformar una nueva fuerza aliada con la incorporación de las fuerzas que el general Narciso Campero estaba reorganizando en Bolivia y, de esta forma, mantener la resistencia contra Chile desde el Sur peruano.[cita requerida] En octubre de 1883, partieron contra ellos expediciones chilenas con 5200 hombres al mando de José Velásquez Bórquez.[6]

El 20 de octubre de 1883, se firmó el Tratado de Ancón, al norte de Lima. Faltaba la aprobación de los congresos de ambos países.

José Velásquez avanzó hacia Arequipa ocupando Huasacache el 22 de octubre.

El 23 de octubre de 1883, Patricio Lynch desocupó Lima llevando sus tropas a Miraflores, Barranco y Chorrillos. El mismo día entraba a Lima el coronel Miguel Iglesias instalándose en el Palacio de Gobierno.

Cáceres se aproximó a Ayacucho para enfrentar a Urriola, quien se retiró el 12 de noviembre desde esta ciudad.

En Arequipa, las fuerzas peruanas se sublevaron contra la autoridad de Lizardo Montero. Así, el 25 de octubre, una revuelta popular y militar depuso el gobierno de Montero en Arequipa, retirándose a La Paz, por lo que las tropas chilenas, al mando de José Velásquez, ocuparon la ciudad el 29 de octubre, siendo ésta entregada por el cuerpo diplomático de la ciudad. Cáceres, como segundo vicepresidente, era el nuevo encargado del gobierno del Perú; sin embargo en Lima Miguel Iglesias ya se había instalado en el Palacio de Gobierno.

El último enfrentamiento fue el Segundo Combate de Pachía el 11 de noviembre de 1883 entre las fuerzas del capitán Matías López y las guerrillas de Pacheco Céspedes en la sierra de Tacna. La victoria de las tropas de López eliminó la organización de guerrillas activas en Tacna.

Resultados[editar]

Miguel Iglesias firmó este acuerdo con Chile, que logró «perpetua e incondicionalmente» el dominio de la Provincia de Tarapacá. Tacna y Arica estarían en manos chilenas por 10 años, luego de los cuales se realizaría un plebiscito que determinaría a qué país quedarían anexadas ambas ciudades. Iglesias también permitió que Chile se apoderara de los yacimientos de guano que se encontraban en toda la costa del Perú, como la isla Lobos, hasta que se agotara o se pagara la deuda de los acreedores del Perú.

Miguel Iglesias convocó a un Congreso Constituyente que, bajo la presidencia de Antonio Arenas, eligió como Presidente Provisorio al mismo Miguel Iglesias. El 11 de marzo de 1884, se promulgó en Lima el Tratado de Ancón.

En agosto de 1884, abandonaron el Perú las últimas tropas chilenas.

Entre 1884 y 1885, estalló una guerra civil entre Cáceres e Iglesias por haber firmado el Tratado de Ancón, la cual culminó con el triunfo de Cáceres.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. a b Maldonado Prieto, Carlos (Marzo de 2005). «Chile versus Perú y Bolivia: Una Relación Vecinal Conflictiva». Consultado el 2007.
  2. Iglesias, Miguel (1882). «Manifiesto de Montán». Consultado el 2007.
  3. Zorbas, Jason (2004). «The influence of domestic politics on America's chilean policy during the war of the pacific». Consultado el 2007.
  4. Larenas Quijada, Víctor (1992). «Patricio Lynch marino y gobernante». Consultado el 2007.
  5. Vega, Juan José (2007). «Unas líneas más en torno a la gloria de Cáceres». Consultado el 2007.
  6. Campaña de Arequipa, Gonzalo Bulnes

Enlaces externos[editar]