Diplomacia de cañonero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El SMS Panther durante el Bloqueo naval a Venezuela de 1902-1903, famoso ejemplo de diplomacia de cañonero.

En política internacional, la diplomacia de cañonero (en inglés gunboat diplomacy) busca resolver de forma favorable para un país algún objetivo de política exterior mediante demostraciones de fuerza.

Marco histórico[editar]

La diplomacia de cañonero es un eufemismo que recibió el imperialismo occidental durante el siglo XIX. Esta estrategia consiste en presionar a un país menos desarrollado o poderoso para aceptar un tratado desigual, obviamente favorable al país que presiona; en caso de negativa, se envía un cañonero al mar de dicho país, para bombardear sus puertos y obligarle a aceptar.

Origen del término[editar]

William Jardine, retrato de George Chinnery, 1820s

El término proviene de las guerras coloniales, en que las demostraciones con cañoneros, que era el tipo de barco de guerra más común y simbolizaba los avances militares, eran frecuentes. Un país negociando con un poder europeo —generalmente sobre temas de comercio— podría ser avisado que un barco, y aún peor, una flota de navíos de guerra se había dispuesto afuera de sus puertos, amenazando todo su comercio e integridad de sus ciudadanos. Este mero hecho tenía gran efecto para los medrosos gobernantes de la época, y no eran necesarias otras demostraciones como cañoneo de puertos e instalaciones civiles.


William Jardine[editar]

Uno de los más firmes precursores de esta diplomacia fue William Jardine (1784 – 1843), quien quería defender su narcotráfico de opio en China. Jardine escribe:

"Sin compras formales -- ni negociaciones tediosas,... He insistido firmemente a Sir F. Maitland me autorice a tomar posesión & retener todo lo necesario, & el escuadrón naval bajo su comando es capaz de todo aquello,... como toda fuerza naval o militar... que pudiera mandarse desde la Madre Patria. Cuando todo esto esté cumplido, -- y no hasta entonces, la negociación puede comenzar - Usted tomó mi opio - yo, su isla de Hong Kong - estamos empatados, -- & entonces vivamos en paz. Usted no puede proteger sus costas de los barcos de piratas o bucaneros. Yo puedo - Así que entendámonos, & estudiemos cómo promover nuestros mutuos intereses. "

William Jardine

Smedley Butler[editar]

El General Smedley Butler, soldado más condecorado de los Estados Unidos.

El que describió mejor la diplomacia de cañonero fue el General del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, Smedley Butler.

He servido durante 30 años y cuatro meses en las unidades más combativas de las Fuerzas Armadas estadounidenses: en los Marines Tengo el sentimiento de haber actuado durante todo ese tiempo de bandido altamente calificado al servicio de las grandes empresas de Wall Street y sus banqueros.

"Nos ha ido bastante bien con Luisiana, Florida, Texas, Hawai y California, y el Tío Sam puede tragarse a México y Centroamérica, con Cuba y las islas de las Indias Occidentales como postres y sin intoxicarse".

En una palabra, he sido un pandillero al servicio del capitalismo. De tal manera, en 1914 afirmé la seguridad de los intereses petroleros en México, Tampico en particular. Contribuí a transformar a Cuba en un país donde la gente del National City Bank podía birlar tranquilamente los beneficios. Participé en la "limpieza" de Nicaragua, de 1902 a 1912, por cuenta de la firma bancaria internacional Brown Brothers Harriman. En 1916, por cuenta de los grandes azucareros estadounidenses, aporté a la República Dominicana la "civilización". En 1923 "enderecé" los asuntos en Honduras en interés de las compañías fruteras estadounidenses. En 1927, en China, afiancé los intereses de la Standard Oil.

Fui premiado con honores, medallas y ascensos. Pero cuando miro hacia atrás considero que podría haber dado algunas sugerencias a Al Capone. Él, como gángster, operó en tres distritos de una ciudad. Yo, como Marine, operé en tres continentes. El problema es que cuando el dólar estadounidense gana apenas el 6 por ciento, aquí se ponen impacientes y van al extranjero para ganarse el ciento por ciento. La bandera sigue al dólar y los soldados siguen a la bandera.
General del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, Smedley Butler en su famoso libro La guerra es un latrocinio, 1935[1] [2] [3] [4]

Contexto moderno[editar]

Caricatura de Thomas Nast, representando la doctrina del Gran Garrote de Theodore Roosevelt.

La diplomacia de cañonero es una forma de hegemonía. Cuando los Estados Unidos se convirtieron en una potencia en la década de 1910, apareció la versión estadounidense de la diplomacia de cañonero, la diplomacia del garrote, que fue alimentada por la diplomacia del dólar, que reemplazaba el gran y vil garrote por la "jugosa zanahoria" de la inversión privada estadounidense, generalmente en condiciones bastante desfavorables para los locales. Sin embargo, durante la presidencia de Woodrow Wilson, la diplomacia de cañonero convencional volvió a ocurrir, siendo el caso más espectacular la ocupación estadounidense de Veracruz en 1914, durante la Revolución mexicana.

La diplomacia de cañonero post-Guerra Fría volvió a ser globalmente demostrada por al poder naval global de la Marina de los Estados Unidos. La Unión Soviética trató de contrapesar esto, especialmente a través de los planes del Almirante Sergéi Gorshkov. Las distintas administraciones de los Estados Unidos cambian frecuentemente flotas para influenciar los diferentes mercados a los capitales estadounidenses. Más puntos urgentes al respecto se hicieron durante la administración Clinton en las guerras yugoslavas de los 1990s (aliado al gobierno de Reino Unido de Tony Blair ) y donde fuere, usando los misiles navales Tomahawk[5] y radares aerotransportados E-3 AWACS en una demostración más pasiva de poder como en Latinoamérica, específicamente desde la base localizada en Manta, Ecuador.[6] [7] [8] El término "Diplomacia de cañonero" se ha convertido en el término más eufemista de "proyección de poder".

Ejemplos notables[editar]

Crucero USS Baltimore en el puerto chileno de Valparaíso.
La Gran Flota Blanca pasando por el Estrecho de Magallanes, guiada por un destructor chileno

Un ejemplo de diplomacia de cañonero fue el:

La efectividad de estas acciones de las capacidades de proyección de fuerza implicaba que estas naciones con capacidades navales (ahora aeronáuticas, ante todo estratégicas), especialmente Inglaterra, podrían establecer bases militares o navales (por ejemplo, Diego García) y sacar ventajas comerciales alrededor del mundo. Aparte de las conquistas militares, la diplomacia de cañonero es la forma de obtener socios comerciales, coloniales y expandir el Imperio.

Esta falta de recursos naturales junto a sus avances tecnológicos encontraban su poca necesidad de paz o a la inconveniencia de ella, dependiendo de las naciones imperiales para acceder a las materias primas y de mercados transoceánicos.

El diplomático británico e ideólogo naval James Cable sentó las bases de la diplomacia de cañonero en una serie de libros publicados entre 1971 y 1994. Ee estos, define el fenómeno como "el uso o la amenaza del uso de una fuerza naval limitada, o si no [sic] constituye un acto de guerra, para mantener la ventaja, en claro desmedro del país amenazado en una disputa internacional o contra nacionales dentro de su propio Estado."[9] Divide el fenómeno en cuatro áreas:

  • Fuerza definitiva: uso o amenaza de fuerza para crear un fait accompli.
  • Fuerza propositiva: aplicación de una fuerza naval para cambiar las políticas o carácter en el gobierno o grupo blanco.
  • Fuerza catalítica: mecanismo para abrirse un espacio o generar cambio de expectativas.
  • Fuerza expresiva: uso de navíos para enviar un mensaje como la Gran Flota Blanca.[10]

La diplomacia de cañonero se opone a otras ideologías expresadas en el siglo XVIII por Hugo Grotius, De Jure Belli ac Pacis, en el cual se suscribe el uso de la fuerza como temperamental.

Siglo XVIII[editar]

Una fragata española remolcando un buque británico capturado durante la Guerra del Asiento. Pintura de 1770.

Siglo XIX[editar]

Bombardeo del puerto japonés de Kagoshima por la Armada Británica, el 15 de agosto de 1863. Le Monde Illustré.

Siglo XX[editar]

El USS Kansas navegando delante del USS Vermont como parte de la Gran Flota Blanca, abandona Hampton Roads (1907)
Portaaviones Clase Nimitz, una demostración moderna de la diplomacia de cañonero.
E-3 AWACS, pieza de arsenal bélico empleada en este tipo de operaciones.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Notas
  1. Schmidt, Hans (1987). Maverick Marine: General Smedley D. Butler and the Contradictions of American Military History. Lexington, Kentucky: University Press of Kentucky. ISBN 0-8131-1619-8.
  2. Patricia Galeana, Cronología Iberoamericana 1803-1992, Fondo de Cultura Económica, México, 1993
  3. Gastón García Cantú, Las invasiones Norteamericanas en México, Editorial Era, México, 1974.
  4. Gregorio Selser, Cronología de las Intervenciones Extranjeras en América Latina (1776-1945), coedición de las universidades Nacional Autónoma de México, Obrera de México, Autónoma Metropolitana-Atzcapozalco y de Guadalajara, México, 1994-1997-2001.
  5. Tomahawk Diplomacy - October 19, 1998
  6. Smith, Perry M., "Assignment Pentagon: Pentagon: A Guide to the Potomac Puzzle Palace", Brassey's Publishing, 2001,p.50.
  7. Air Occupation: Asking the Right Questions
  8. Colombia, Gun Boat Diplomacy, The floating world
  9. J. Cable, Gunboat diplomacy, 1919-1991: political applications of limited naval force (third edition), Basingstoke: Macmillan/IISS, 1994, p.14.
  10. Este aspecto es infravalorado por Cable.[cita requerida]
Bibliografía
  • Cable, James: Gunboat diplomacy. Political Applications of Limited Naval Forces, London 1971 (re-edited 1981 and 1994)
  • Wiechmann, Gerhard: Die preußisch-deutsche Marine in Lateinamerika 1866-1914. Eine Studie deutscher Kanonenbootpolitik (The Prussian-German Navy in Latin America 1866-1914. A study of german Gunboat diplomacy), Bremen 2002.
  • Wiechmann, Gerhard: Die Königlich Preußische Marine in Lateinamerika 1851 bis 1867. Ein Versuch deutscher Kanonenbootpolitik (The royal Prussian navy in Latin America 1851 to 1867. An attempt of German gunboat diplomacy), in: Sandra Carreras/Günther Maihold (ed.): Preußen und Lateinamerika. Im Spannungsfeld von Kommerz, Macht und Kultur, p. 105-144, Münster 2004.
  • Eberspächer, Cord: Die deutsche Yangtse-Patrouille. Deutsche Kanonenbootpolitik in China im Zeitalter des Imperialismus (The German Yangtse patrol. German Gunboat diplomacy in China in the age of imperialism), Bochum 2004.
  • Healy, D.: Gunboat Diplomacy in the Wilson Era. The U.S. Navy in Haiti 1915-1916, Madison WIS 1976.
  • Hagan, K. J.: American Gunboat Diplomacy and the Old Navy 1877-1889, Westport/London 1973.
  • Preston, A./Major, J.: Send a Gunboat! A study of the Gunboat and its role in British policy, 1854-1904, London 1967.
  • Krüger, Henning: Zwischen Küstenverteidigung und Weltpolitik. Die politische Geschichte der preußischen Marine 1848 bis 1867 (Between coastal defence and world policy. The political history of the prussian navy 1848 to 1867), Bochum 2008.
Artículos
  • Long, D. F.: "Martial Thunder": The First Official American Armed Intervention in Asia, in: Pacific Historical Review, Vol. 42, 1973, p. 143-162.
  • Willock, R.: Gunboat Diplomacy: Operations of the (British) North America and West Indies Squadron, 1875-1915, Part 2, in: American Neptune, Vol. XXVIII, 1968, p. 85-112.
  • Bauer, K. J.: The "Sancala" Affair: Captain Voorhees Seizes an Argentine Squadron, in: American Neptune, Vol. XXIV, 1969, p. 174-186
  • N.N.: Die Vernichtung des haitianischen Rebellenkreuzers "Crete à Pierrot" durch S.M.Kbt. "Panther" (The destruction of the Haitian rebel cruiser "Crete à Pierrot" through His Majesty´s gunboat "Panther"), in: Marine-Rundschau, 13. Jahrgang, 1902, S. 1189-1197).
  • Rheder: Die militärische Unternehmung S.M.S.S. "Charlotte" und "Stein" gegen Haiti im Dezember 1897 (The military enterprise of His Majesty´s schoolships "Charlotte" and "Stein" against Haiti in December 1897), in: Marine-Rundschau, 41. Jahrgang, 1937, S. 761-765.

Películas[editar]

Enlaces externos[editar]