Ocupación estadounidense de Veracruz de 1914

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ocupación estadounidense de Veracruz
Segunda Intervención estadounidense en México
Ocupación estadounidense de Veracruz.jpg
Ocupación estadounidense de Veracruz
Fecha 21 de abril de 1914
Lugar Veracruz, Veracruz, Flag of Mexico.svg México
Resultado Victoria estadounidense
Beligerantes
Bandera de México México Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Comandantes
Gustavo Maass
Manuel Azueta
Frank Friday Fletcher
Fuerzas en combate
3.948
Bajas
152-172 muertos
195-250 capturados
150 civiles muertos[1]
497-572 total
22 muertos
70 capturados
92 total

La ocupación estadounidense de Veracruz duró seis meses, en respuesta al incidente de Tampico del 9 de abril de 1914 por el cual el gobierno estadounidense se siente ofendido por el gobierno de Victoriano Huerta. Inició con la toma del puerto el 21 de abril de 1914 y culminó con la salida de las tropas extranjeras el 23 de noviembre del mismo año. El incidente ocurrió en medio de las pobres relaciones diplomáticas de México con Estados Unidos, resultado de la Revolución mexicana. La Segunda Intervención estadounidense fue desencadenada por un constante deterioro en las relaciones diplomáticas entre ambos países, y el comienzo de una nueva fase en la Revolución mexicana; en donde, una facción se oponía al gobierno de Victoriano Huerta a raíz de su golpe de estado. Huerta, quien había subido al poder a través del llamado Pacto de la Embajada con Henry Lane Wilson; trató a toda costa dialogar con muchas de las facciones que se oponían a su gobierno. A la llegada de Woodrow Wilson a la presidencia de los Estados Unidos, desconoce el tratado pactado, retira al antiguo embajador y desconoce al gobierno huertista; legitimizando el movimiento rebelde. Este hecho hizo que las relaciones diplomáticas con el país del norte entraran en crisis, siendo el Incidente de Tampico y el caso Ipiranga los que desencadenaron la intervención. Llegaron a Veracruz 44 barcos de guerra estadounidenses sin ningún comunicado ni declaración de guerra al gobierno mexicano. El ataque al puerto comenzó el 21 de abril de 1914, ocupando los edificios más importantes. Las tropas del comandante militar de la plaza, el general Gustavo Maass, se habían retirado del lugar por mandato del mismo Huerta. A pesar de ello, se integró una defensa por noventa cadetes de la Escuela Naval Militar, 100 soldados de 19º batallón y voluntarios civiles. No fue hasta noviembre que las fuerzas constitucionalistas del general Heriberto Jara recuperaron la ciudad.

Antecedentes[editar]

El incidente de Tampico sirvió de pretexto al gobierno estadounidense para ofenderse con el gobierno de Victoriano Huerta. En respuesta, el presidente estadounidense Woodrow Wilson ordenó su armada prepararse para la ocupación del puerto de Veracruz. Mientras esperaba la autorización del Congreso para aprobar la acción, Wilson fue alertado de una entrega alemana de armas para Victoriano Huerta programada para llegar al puerto el 21 de abril. Como resultado, Wilson emitió inmediatamente la orden de tomar la aduana del puerto y confiscar el armamento. Las fuerzas estadounidenses de la Cuarta División del Atlántico que se encontraban en Tampico se dirigieron a Veracruz. Ante lo inminente de la invasión al puerto de Veracruz, Huerta decidió el retiro de las tropas del Gral. Gustavo Maass, que en ese entonces era el comandante militar del puerto. La flota estadounidense del Atlántico comandada por el Almirante Henry T. Mayo se concentró en Antón Lizardo con el objetivo de unirse después a la del Almirante Frank Friday Fletcher, integrada por los acorazados Florida, Utah y el cañonero Prairie en un principio ya que el 14 de abril se unieron a la flota 2 divisiones de torpederos y 17 embarcaciones de diversa índole así como los acorazados Texas, Montana, Dakota, Indianápolis, New York y Rochester el 16 de abril. Completada la flota de invasión, el 20 de abril William W. Canada, que era el cónsul de los Estados Unidos en Veracruz, se entrevistó con el comandante militar del puerto de Veracruz, el Gral. Gustavo Maass, informándole que por orden del comandante de la flota estadounidense, el almirante Frank Friday Fletcher, la infantería de marina de su nación realizaría un desembarco por la mañana del día siguiente, con el objetivo de tomar la Aduana y los muelles cercanos.

Luego de esta entrevista, a las 2:30 p.m. el Gral. Maass abandonó el puerto con la mayoría de sus tropas, dejando sólo a 180 soldados con el objetivo de resguardar el equipo que se encontraba en el cuartel militar, al mando del Coronel Albino Rodríguez Cerrillos. A las 8:00 a.m. del 21 de abril, el Almirante Frank Friday Fletcher, recibió un comunicado del secretario de la marina estadounidense, Josephus Daniels, ordenando el inmediato desembarco de todas las tropas.

Una de las causas que precipitó la invasión estadounidense en México fue que la embarcación alemana Ipiranga se dirigía a Veracruz, con el objetivo de desembarcar un cargamento importante de pertrechos militares para el gobierno de Victoriano Huerta. Al encontrar la aduana de Veracruz ocupada por tropas estadounidenses, no fue sino hasta el 27 de mayo, después de tocar otros puertos, que el Ipiranga desembarcó las armas en el antiguo Puerto México, hoy Coatzacoalcos[2] .

Caso Ipiranga[editar]

Las disputas entre los gobiernos mexicano-estadounidenses comenzaron después del Incidente de Tampico. A finales de los meses de febrero y a principios del mes de marzo de 1914, algunos bancos franceses e ingleses habían decidido apoyar al gobierno huertista, pues su situación se hacía más difícil cada día, en cuestiones económicas y pertrechos de guerra. En esos momentos era casi imposible un préstamo oficial similar al que ya habían concedido en enero de 1914, pues Inglaterra, inició un repliegue en México a finales de 1913, y Francia evitaba comenzar un conflicto de cualquier tipo con los Estados Unidos. Finalmente, los dos países se manifestaron en contra de los préstamos al gobierno huertista, por las constantes presiones estadounidenses. Es así, que cualquier tipo de préstamo oficial generaría un conflicto entre los bancos y Estados Unidos, aunque los últimos provocarían lo contrario con los gobiernos.

Woodrow Wilson, presidente de los Estados Unidos, prohibió cualquier envío y venta de armas al gobierno de México. Huerta, con el fin de contrarrestar este bloqueo hacia fines de 1913, nombró a un intermediario extranjero, para que éste lograra la compra de armas en la frontera con los Estados Unidos. León Rast, quién era vicecónsul ruso, fue el encargado de lograr el cometido del presidente Victoriano Huerta, pues le proporcionó muchos fondos. Rast compró una gran cantidad de armas y municiones, pero con el objetivo de que el envío no fuese notado, estas fueron enviadas al puerto ruso de Odesa. De ahí fueron enviadas a Hamburgo, de donde serían transportadas en el Ipiranga, buque alemán que transportó a Porfirio Díaz en su viaje a Europa después de su renuncia, perteneciente a la línea alemana naviera, la Hapag. Debido a las constantes y crecientes tensiones que se vivían en Europa, era lógico pensar que los bancos franceses e ingleses evitarían provocar un conflicto con los Estados Unidos solo con el envío de armas a Huerta, ya que los gobiernos buscaban evitar aquello a cualquier costa. Por ello los proveedores de armas tomaron la decisión de contratar a compañías navieras alemanas, evitándose así sospechas y lograr su transporte a México. Wilson fue informado del arribo del cargamento el 21 de abril de 1914, por lo que ordenó la inmediata ocupación de la aduana de Veracruz.

La batalla[editar]

Izamiento de la bandera estadounidense en el puerto de Veracruz.

Antecedentes[editar]

En Veracruz en 1914, era normal ver barcos de guerra de otros países, como el HMS Essex (1901) de Gran Bretaña, el crucero acorazado Carlos V de España y el SMS Dresden de Alemania. Por supuesto, la mayor presencia extranjera era de barcos estadounidenses como el USS Florida, el USS Utah, el USS Chester y el USS Prairie, bajo órdenes del contraalmirante Frank Friday Fletcher.

Desembarco estadounidense[editar]

La mañana del 21 de abril, sin declaración de guerra, después de un simple aviso telefónico del consul estadounidense al comandante militar mexicano, alrededor de las 11:30 hrs, marines del USS Prairie iniciaron el desembarco y la ocupación de sitios estratégicos del puerto, ante lo cual las fuerzas militares mexicanas al mando del general Gustavo Maass se retiraron a Tejería y a Soledad, para evitar mayor derramamiento de sangre.

El primer disparo[editar]

La lucha inició cuando un policía veracruzano, Aurelio Monffort, disparó en contra de los estadounidenses. Monffort fue muerto al serle respondido el fuego, y su acción desató la lucha de manera extendida y desorganizada.[3] Una pequeña escuela primaria en la ciudad de Veracruz lleva su nombre. [4]

Defensa en la Escuela Naval[editar]

Por otro lado, el comodoro Manuel Azueta arribó a la Escuela Naval a la misma hora y animó a los noventa cadetes alumnos de la Escuela Naval Militar y a sus profesores que se encontraban en el patio, a tomar a su cargo la defensa del puerto. El Comodoro Azueta y el capitán Rafael Carrión, entonces director de la escuela,[5] decidieron la formación de los alumnos durante la defensa en una rápida conferencia, pues se disponían al ataque. Después de esto se procedió a armar a los alumnos, siendo uno de ellos el teniente de artillería José Azueta, hijo de Manuel Azueta, que poco tiempo antes se había transferido al ejército y dejado de ser cadete.[6]

Otras fuerzas de la heroica defensa fueron cien soldados de 19º batallón a las órdenes del teniente coronel Albino Rodríguez Cerrillos, junto con voluntarios del puerto, los reos (rayados) de la prisión militar "La Galera", al mando del teniente coronel Manuel Contreras, algunos miembros de la policía municipal a las órdenes del oficial Laureano López, y varios otros residentes en la ciudad.

La Escuela Naval comenzó la defensa del puerto como fue planeada. Los cadetes se repartieron en distintas zonas, unos en los dormitorios de la escuela, otros en los balcones de la construcción que habían sido atrincherados con colchones, cómodas y bancos, pues era con lo único que se contaba.

Al mismo tiempo que las fuerzas mexicanas organizaban la defensa, las tropas estadounidenses ya se encontraban en dirección a las oficinas de Correos y Telégrafo y al edificio de la Aduana Marítima que fácilmente hicieron suyos, encontrándose principalmente con empleados que sacaron del lugar. Poco después de hacerse a tierra las tropas estadounidenses ya habían capturado las oficinas de aduanas, correo y telégrafos así como otras posiciones. Poco antes de las 12 de la mañana comenzó el tiroteo entre ambas escuadras, ya que los marinos mexicanos atacaron al invasor, contestación que logró que los soldados que comandaba el teniente coronel Albino Gómez Cerrillos se unieran a la lucha.

Uno de los héroes civiles fallecidos en la defensa contra esta invasión norteamericana fue Andrés Montes, carpintero, quién recibió un tiro en el pecho cuando disparaba contra las tropas invasoras. [7]

Se desató una batalla urbana en la que muchos civiles tomaron parte. Muchos de ellos se parapetaron en el Palacio Municipal, mientras que otros ocuparon sus puestos en los portales del hotel Diligencias, el hotel Buena Vista o en la torre del Faro Benito Juárez, aunque gran parte se quedó en sus casas desde donde podían atacar a las fuerzas estadounidenses constantemente.

En el ataque a la Escuela Naval Militar, cuando un batallón de invasores al mando del capitán E. A. Anderson se acercaba como a unos 200 metros de distancia,[8] los alumnos que se encontraban en el lado norte de la escuela comenzaron a disparar. Ante esto, los lanchones de desembarco abrieron fuego sobre la escuela con sus ametralladoras, con el apoyo de la artillería del buque USS Chester. [9]

En estas acciones fue que murió al cadete Virgilio Uribe. Posteriormente, el cadete Jorge Alacio Pérez sería acribillado por el ejército invasor.

El tiroteo no terminó en el puerto hasta las cinco de la tarde, a pesar de eso, a las 6 p.m. continuó de forma aún más grave, ya que se habían unido a la defensa de Veracruz los presos de la prisión militar "La Galera", muchos de los cuales habían sido liberados y armados y algunos españoles residentes del Puerto.

En las cercanías de la escuela, el teniente de artillería José Azueta. accionaba una ametralladora. protegido por un poste de luz, en la esquina de las calles de Landero y Cos y Esteban Morales. Momentos después fue herido en una pierna, por lo que tuvo que permanecer hincado, a pesar de ello, continuó disparando hasta que fue herido en la otra pierna, lo que lo hizo caer. José Azueta fue rescatado del campo de batalla por un compañero de escuela que fue en su auxilio, recibiendo una tercera herida en el brazo izquierdo durante su rescate. Fue llevado a su casa con tres heridas de bala.

El teniente José Azueta, considerado un héroe de la Armada de México por sus acciones durante esta batalla.

Tras la batalla, el almirante Fletcher escuchó de las acciones de Azueta en batalla y ofreció los servicios de su médico personal para atenderlo. En un gesto de desafío Azueta rechazó recibir al doctor. José Azueta murió el 10 de mayo a causa de las heridas recibidas y fue sepultado en un panteón particular de Veracruz. El Dr. Rafael Cuervo Xicoy, en ese tiempo médico muy joven, atendió al Teniente José Azueta y él en sus pláticas hacía mención de la valentía y el rechazo a recibir la atención médica proporcionada por las tropas norteamericanas.

Además de la acción de Azueta, se distinguieron las acciones de los cadetes Colina y Ochoa. El cadete Eduardo Colina cubría el puesto de centinela en el momento en que explotó una granada cerca el Cuerpo de la Guardia, por lo que fue cubierto por los escombros que se desprendieron de los muros, sin embargo al retirarse de los mismos regresó inmediatamente a cubrir su puesto. Ricardo Ochoa, después de ver la acción de su compañero Azueta salió de la escuela y, colocándose en el lugar donde se encontraba la ametralladora de Azueta, hizo fuego con su fusil por algunos minutos. Otro cadete fallecido en esa invasión fue Jorge Alacio Pérez, el cual fue acribillado por las fuerzas invasoras. Las tropas estadounidenses tomaron el centro de la ciudad cerca de las 17:00 y pocas horas después forzaron la evacuación de la Escuela Naval Militar.

A las 7 p.m. se acordó la rendición de la escuela, para lo cual los alumnos tomaron sus espadines y capotes y 15 minutos después abandonaron el edificio, saliendo por una de las ventanas del comedor que se encontraba destruída, de ahí los sobrevivientes siguieron su camino a pie por el Ferrocarril Mexicano y llegaron a Tejería a las 12:30 p.m. Permanecieron tres días en Soledad, donde se encontraba el Cuartel General del Gral. Mass, continuando su marcha por tren hacia la ciudad de México, permaneciendo en el Colegio Militar de Chapultepec.[10]

  • Nota: Según otras fuentes, el ataque a la Escuela Naval fue el 22 de abril. [11] [12]

San Juan de Ulúa[editar]

Después del desembarco, la prisión de San Juan de Ulúa había quedado abandonada a su suerte. La mayor parte de su guarnición logró evadir el asedio y se reunió al dia siguiente con el general Maass en el poblado de Paso del Macho. [13] Un par de días después, el resto de la guarnición y varios cientos de prisioneros fueron auxiliados por la flota de ocupación. [14]

Conclusión de la batalla[editar]

Las acciones terrestres y la amenaza de los cañones del USS Chester continuaron el día siguiente. Se presentó alguna escasa resistencia cerca del puerto, pero para el 24 de abril ya había cesado toda lucha.

Secuelas[editar]

El almirante Fletcher tomó control de la Administración del Puerto de Veracruz. Aunque Victoriano Huerta objetó oficialmente la ocupación, estando tan atareado con la Revolución mexicana no la enfrentó activamente. Eventualmente Huerta fue derrocado y se instaló el régimen de Venustiano Carranza, quien era mucho más favorable a los Estados Unidos. A pesar de ello, la ocupación puso a los dos países al borde de una guerra y dañó las relaciones México-Estados Unidos por muchos años. La conferencia llevada a cabo del 18 de mayo al 12 de junio en Niagara Falls, Canadá con la mediación de Argentina, Brasil y Chile en lo que se llamó las conferencias de los países del Pacto ABC evitaron que el incidente desencadenara en una guerra total, que poco faltó para ello.

Fue hasta noviembre que las fuerzas constitucionalistas del general Cándido Aguilar recuperaron la ciudad cuando el 23 de noviembre de 1914 las tropas estadounidenses se retiraron.

Honores[editar]

La defensa del 21 de abril de 1914 de los Cadetes de la Heroica Escuela Naval contra el ejército invasor estadounidense, le confirió a la Ciudad y Puerto de Veracruz su 4 H (de Heroica). Y los cadetes José Azueta, Virgilio Uribe y Jorge Alacio Pérez, heróes del Estado que ofrendaron su vida contra la invasión. Actualmente existe monumentos y bustos en su honor, nombre de calles de la ciudad, así como de la Ciudad Villa Azueta. En el Museo de la Heroica Escuela Naval, existe homenaje permanente a estos cadetes, con fotografías, enseres personales, uniformes, espadines.

Curiosidades[editar]

El álbum Excitable Boy de Warren Zevon incluye una canción llamada "Veracruz" en referencia a la ocupación estadounidense de 1914. Describe la batalla y caos desde el punto de vista de un residente de Veracruz. En el último verso, en español traducido al inglés, el personaje dice "Aquel día yo juré / hacia el puerto volveré / aunque el destino cambio mi vida / en Veracruz moriré".

Al término de esta batalla, el entonces Secretario de Marina de los Estados Unidos Josephus Daniels, ordenó la premiación de 56 combatientes en esta batalla con la condecoración Medalla de Honor. Esta cantidad fue la mitad de las que se habían concedido para la Guerra Hispano-Estadounidense y cerca de la mitad del número que se otorgó durante la Primera Guerra Mundial y la Guerra de Corea.[15]

Referencias[editar]

Notas[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]