Carlos V (1898)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Carlos V
Carlos V.jpg
Crucero acorazado Carlos V en Puerto Said (Egipto) en 1898
Banderas
Bandera de España Bandera de España
Historial
Astillero Vea Murguía — Cádiz
Clase Clase Carlos V (único)
Tipo Crucero protegido
Autorizado abril de 1891
Iniciado 4 de marzo de 1892
Botado 10 de marzo de 1895
Asignado 2 de junio de 1897
Baja 1923 (destinado como pontón)
baja el 5 de diciembre de 1931
Destino desguazado en Bilbao en 1933
Características generales
Desplazamiento 9235 t estándar
10 066 t apc
Eslora 116 m
Manga 20,8 m
Puntal 12,35 m
Calado 7,8 m
Blindaje • Casco de acero Martín-Siemens
• Cinturón en zona central: 84 mm
• Barbetas: 250 mm
• Cubierta y laterales: 62 mm
• Torres: 25 mm
Armamento • 2 cañones González Hontoria 280 mm
• 8 cañones González Hontoria 140 mm
• 4 cañones Nordenfelt de tiro rápido de 57 mm
• 2 cañones de tiro rápido de 37 mm
• 6 tubos lanzatorpedos
• 2 cañones de desembarco de 70 mm Sarmiento
Propulsión • 2 máquinas de triple expansión fabricadas por Maquinista Terrestre y Marítima
• 2 hélices
Potencia 18 500 cv
Velocidad 20 nudos
Autonomía • 3300 mn a toda máquina
• 9600 mn a 11 nudos
Tripulación 590
Capacidad 1200 t de carbón
coste:18.350.000 pesetas
[editar datos en Wikidata ]


El Carlos V era un Crucero protegido que pertenecía al programa naval del Almirante Rafael Rodríguez Arias. El dinero previsto para construir torpederos se destinó a la construcción de un crucero de 9.000 toneladas, derivando este crucero de los Blake británicos. Dicho crucero sobresalía por su gran autonomía, mientras adolecia por tener poca coraza, montando solamente durante sus primeros días de vida 4 piezas de García Lomas de 100 mm.

Historia[editar]

Guerra Hispano-Norteamericana[editar]

Durante la Guerra Hispano-estadounidense, se planeó un contragolpe que aliviara la situación del Almirante Cervera y de paso realizar algún bombardeo sobre la costa americana. Para llevar a cabo tal contraataque, el elegido fue el almirante Manuel de la Cámara y Livemoore.

Se trataba de crear dificultades a los norteamericanos, con los buques que quedaban en España, y posibilitar alguna victoria que elevase la moral española. Para ello se iban a crear tres divisiones navales que pudieran desconcertar al enemigo:

  • la 1ª División estaría al mando del propio Cámara, y estaría compuesta por el crucero Carlos V, los cruceros auxiliares Meteoro, Patriota y Rápido, así como el aviso Giralda;
  • la 3ª División estaría mandada por el capitán de navío José Barrasa, compuesta únicamente de tres cruceros auxiliares, el Buenos Aires, el Antonio López y el Alfonso XII.

Debido a la corta autonomía del acorazado Pelayo y de la Vitoria, la 2ª División haría una maniobra diversiva, navegando unos días en dirección al teatro de operaciones del Caribe, cambiando el rumbo posteriormente para regresar a aguas nacionales y proteger las costas españolas de un posible ataque americano, uniéndosele el crucero protegido Alfonso XIII, una desgraciada copia española del desaparecido Reina Regente.

La 1ª División, en la que se integraba el Carlos V, se dirigiría hacia las islas Bermudas, donde recibiría órdenes e informes, para iniciar posteriormente un ataque contra la costa este americana, dirigiéndose hacia el norte, rumbo a Halifax, en Canadá, dominio británico, para recibir nuevas instrucciones, y dirigirse después al mar Caribe, cayendo sobre las islas Turcos.

La 3ª División debería dirigirse hacia la zona del Cabo San Roque, en Brasil, y desde allí dedicarse a hostigar el tráfico mercante enemigo.

Esta acción no se llegaría a producir, entre otros motivos por las presiones británicas, que no deseaban la extensión de la guerra a todo el Atlántico.

Con posterioridad, se formaría otra escuadra con órdenes de dirigirse a Filipinas. Sería retenida en el canal de Suez hasta lo indecible, mientras que el magnate de la prensa W. Hearst daba la orden a un enviado suyo de que adquiriese un buque para hundirlo en el lugar donde pudiera obstaculizar el paso de la escuadra española.

Finalmente, tras muchos contratiempos, la destrucción de la escuadra del almirante Cervera y el temor a un ataque sobre las costas españolas hizo que la escuadra de Cámara retornase a toda prisa a la Península.

Siglo XX[editar]

En diciembre de 1903, con motivo de una visita a Portugal del rey Alfonso XIII, formó parte de una escuadra compuesta por los cruceros protegidos Carlos V, Cardenal Cisneros y el destructor Audaz, que fondeó en la desembocadura del Tajo en Lisboa.

En 1911, estuvo en Argentina con motivo de la celebración de la independencia del país.

En 1913 acudió a Veracruz, México, durante la Ocupación estadounidense de Veracruz de 1914, con la finalidad de proteger los intereses españoles en México.

Finalmente pasó sus últimos años en activo como buque escuela de marinería y torpedistas.

Véase también[editar]