Asedio de Veracruz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Bombardeo de Veracruz.

Los Estados Unidos deciden continuar la invasión de México por lo que ellos mismos llamaron la Ruta de Cortés. Hasta ese momento la invasión había sido llevada desde el norte del país: había ejército norteamericano en Tamaulipas, Monterrey, Saltillo, California y Nuevo México. El grueso del ejército norteamericano se encontraba en Saltillo y Monterrey. Pero viendo que desde Saltillo hasta la Ciudad de México existía un territorio muy amplio y debían cruzar un gran desierto desde Saltillo hasta San Luis, deciden invadir a México desde Veracruz, como lo había invadido Hernán Cortés tres siglos antes. El Presidente norteamericano Polk nombra a Winfield Scott como jefe del ejército que invadirá México por la ruta de Cortés.

En el mes de marzo de 1847, se realiza el desembarco de tropas norteamericanas en Veracruz. El ejército mexicano no opone resistencia al desembarco pues el ejército mexicano está enfrascado en la capital de la República con el levantamiento interno de los Polkos, una revuelta interna por derrocar a Gómez Farías y sus medidas de desamortización de bienes de la Iglesia Católica para financiar la guerra. Finalmente se evitó esa desamortización.

Escena del bombardeo el 25 de marzo de 1847

Posterior al desembarco, comienzan el asedio de Veracruz. La ciudad de Veracruz estaba amurallada, y para atacarla y exigir su rendición, los norteamericanos montan un dispositivo militar. Tanto desde los barcos como desde tierra comienzan un bombardeo abundante a la Ciudad de Veracruz. Miles de bombas se disparan contra la ciudad durante cinco días. Dado que la ciudad era amurallada los civiles no pueden salir de la ciudad que se mantiene sitiada por el ejército norteamericano. Cientos de civiles mueren en ese bombardeo. Es probable que sea la primera ciudad del mundo que haya sido bombardeada.

Un grupo de notables de la Ciudad de Veracruz, entre otros el Cónsul de Rusia, salen a pedir al General en Jefe del Ejército Norteamericano Winfield Scott, que deje salir a los niños y mujeres de la ciudad, cosa a la que se opone Scott y continúa el bombardeo. Al día siguiente el Puerto de Veracruz capitula.

De Veracruz, el Ejército Norteamericano avanza hacia la Ciudad de México, hacia tierras más altas y salubres, en dirección a Xalapa. En el camino a esta ciudad se llevará a cabo la siguiente batalla, donde participará nuevamente el General Don Antonio López de Santa Anna, que es la batalla de Cerro Gordo.