Castanea sativa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Castaño común
Sweet Chestnut Forest.jpg
Castanea sativa
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Fagales
Familia: Fagaceae
Subfamilia: Quercoideae
Género: Castanea
Especie: Castanea sativa
Mill., Gard. Dict., ed. 8., n. 1, 1768
[editar datos en Wikidata]
Castañas, crudas
C. sat-nux-1.jpg
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 197 kcal 824 kJ
Carbohidratos 44.17 g
Grasas 1.25 g
Proteínas 1.63 g
Agua 52.00 g
Retinol (vit. A) 1 μg (0%)
Tiamina (vit. B1) 0.144 mg (11%)
Riboflavina (vit. B2) 0.016 mg (1%)
Niacina (vit. B3) 1.102 mg (7%)
Vitamina B6 0.352 mg (27%)
Vitamina C 40.2 mg (67%)
Calcio 19 mg (2%)
Hierro 0.94 mg (8%)
Magnesio 30 mg (8%)
Fósforo 38 mg (5%)
Potasio 484 mg (10%)
Sodio 2 mg (0%)
Zinc 0.49 mg (5%)
% CDR diaria para adultos.
Fuente: Castañas, crudas en la base de datos de nutrientes de USDA.
[editar datos en Wikidata]
Castanea sativa en Otto Wilhelm Thomé, Flora von Deutschland, Österreich und der Schweiz, 1885.
Castaño Santo de Istán (Málaga).
Inflorescencias femeninas.
Hojas y calibios in situ.
Castañas emergentes in situ.
Anatomía del aquenio en parte abierto.

Castanea sativa, el castaño, es un árbol que pertenece a la familia de las fagáceas, cuyo fruto, la castaña, es comestible y fué una importante fuente alimenticia, en particular en los países mediterraneos.

Descripción[editar]

Árboles de hasta 25-30 m, de tronco derecho, corto y grueso (hasta 2 m de diámetro) y de corteza lisa, cenicienta o pardusca hasta los 15-20 años, después castaño-oscura y agrietada longitudinalmente con ramitas glabras, castaño-rojizas. Yemas ovoideas, obtusas, las terminales ausentes. Hojas de 8-22 por 4,5-8 cm, oblanceoladas, agudas, de base redondeada ligeramente asimétrica, serradas, con dientes agudos, glabras por el haz y un poco pubescentes a lo largo de los nervios por el envés. Flores masculinas en amentos de hasta 20 cm, con periantio trímero doble, y con 8-12 estambres exertos rodeando un ovario estéril rudimentario (pistilodio); las femeninas con 7-9 estilos en el ápice del ovario, ápice cubierto de pelos sedosos adpresos que se extienden hasta la base de los estilos, y persistirán en el aquenio derivado de dicho ovario. El fruto es una cúpula subglobosa cubierta de largas espinas ramificadas y algo pelosas (calibio) que mide entre 5-11 cm de diámetro, de dehiscencia por 4 valvas y que contiene usualmente 2-3 aquenios que son las castañas propiamente dicho. Dichos aquenios, aunque se puede también interpretar como una "nuez", en el sentido botánico del término, miden unos 2-4cm; tienen forma abombada hacía el exterior y la cara interior plana (cuando hay más de 2, ambos lados de los centrales adoptan una forma aplanada). La base, convexa o planoconvexa, de cada uno presenta una ancha cicatriz (Hilo) grisácea que corresponde a su fijación en la cúpula exterior, y conserva en el ápice el pistilo peludo y también sus estilos. El endocarpo, que es la "piel"/cáscara exterior integra, aunque puede presentar dehiscencia por ruptura, tiene color pardo oscuro ("castaño") con bandas longitudinales algo más oscuras; es brillante, prácticamente liso con imperceptibles surcos irregulares longitudinales desde el hilo (excluido) casi hasta el ápice. Su cara interna es abundantemente peluda/aterciopelada, con largos y sinuosos pelos blanquecinos. Dicho endocarpo rodea la semilla, que es ruminada, sin endospermo y envuelta por un tegumento (epispermo) de color canela, irregular e íntimamente pegado a los cotiledones, penetrando en las fisuras e irregularidades de sus superficies. Dicha semilla es la parte comestible de la castaña.[1]

Distribución[editar]

Es originario de Europa meridional y Asia Menor. Forma bosques en suelos frescos y húmedos. Introducido para su cultivo, y ocasionalmente naturalizado, en muchos países de todo el mundo,[2] incluidos Australia y Nueva Zelanda[3]

Cultivo[editar]

Esta especie requiere un clima suave y una humedad adecuada para su crecimiento y la producción de castañas. Es sensible a las fuertes sequías estivales y a las grandes heladas invernales, perjudicándole las tardías de primavera y las escarchas precoces del otoño. Le gustan los terrenos silíceos, no tolera los suelos calizos. En hábitats boscosos puede tolerar una sombra ligera; se encuentra bien en laderas de montaña algo frescas pero calientes durante el verano, que es cuando se forman sus frutos.

En los últimos tiempos, este magno árbol ha retrocedido enormemente, debido, en gran parte, a dos terribles plagas: la tinta y el chancro, pero su enorme vitalidad y la facultad de rebrotar de cepa aseguran la supervivencia de muchos castañares.

Usos[editar]

El castaño es ampliamente cultivado por sus sabrosos frutos comestibles, las castañas, que se consumen crudas o asadas y son utilizadas por los confiteros. La castaña ha sido un recurso alimenticio de primerísimo orden en muchos lugares, en el pasado se consumían durante todo el año, pero el progreso, la introducción de nuevos cultivos y el cambio de hábitos alimenticios amenazan su buena fama y protagonismo.

En noviembre, estos árboles colosales dejan caer su preciado fruto, para disfrute de los animales del bosque, y para que los seres humanos no dejen pasar la ocasión de recolectar castañas. En tiempos de los romanos fue introducido en regiones más septentrionales y más tarde cultivado por monjes en los monasterios. En la actualidad se pueden encontrar especímenes de varios siglos en Gran Bretaña y toda la parte central y occidental de Europa, y en el sur de Sudamérica, en Chile.

Su duradera madera se usa para fabricar muebles, tutores para plantas, vigas para decoración y construcción, barriles y vallas, bicheros para la pesca del atún. Sus hojas, que se cuentan entre las más fáciles de reconocer de todos los árboles, han sido usadas en la alimentación animal.

Madera, corte axial del tronco.
Medicinales

Las hojas se usan como expectorante, antitusivo, astringente, antidiarréico, antipirético y antirreumático. La corteza es astrigente. Las hojas febrífugo, astringente.

Indicado para estomatitis, parodontopatías, faringitis, bronquitis, tos irritativa, gripe, resfriados, diarreas.

Los taninos pueden producir molestias digestivas, especialmente en pacientes con dispepsias hipersecretoras. Para paliar este posible efecto secundario, se recomienda administrar las tisanas asociadas a drogas con mucílagos, como el malvavisco.[4]

Simbología[editar]

El castaño está presente en todas las culturas desde China hasta el Atlántico. La riqueza de sus frutos ha impulsado el cultivo de esta especie desde hace milenios. El castaño es el árbol que define la estación del otoño y todos aquellos relatos que la envuelve. [5]

En las largas noches, desde que las hojas de los castaños se han teñido de amarillo y el frío hace su aparición, se espera el momento de asar castañas. Toda la familia se reúne en torno al fuego, mientras se oye en la lejanía el estremecedor aullido de los lobos hambrientos que bajan hacia el valle. Al calor de las llamas, las castañas poco a poco se van tostando. Los ojos están fijos en las chispas que saltan al aire. Entonces uno, de los que más ha vivido, dice: recuerdo que una vez me contaron que en una noche como esta... Los más pequeños le miran ensimismados, con la boca abierta y los ojos redondos, procurando no perder detalle de ese relato que pasado el tiempo contarán a sus nietos. El castaño, cuentos al amor del hogar.

Miguel Herrero Uceda, El alma de los árboles


Son historias que se trasmiten de generación en generación, cuyo origen se remonta a tiempos antiguos, de épocas en que los pobladores del castañar tenían que luchar para poder cubrir sus necesidades más inmediatas y defenderse de los animales carnívoros que antes señoreaban el territorio, entre los que se encontraban lobos y osos. Esta larga convivencia con el entorno natural dio lugar a una serie de relatos en los que, de forma real o alegórica, se narran los sucesos y vicisitudes acontecidos, y en los que el castañar aparece como protagonista o testigo de lo ocurrido.[5]

Cuando cubra las montañas
de plata y nieve el enero,
tenga yo lleno el brasero
de bellotas y castañas,
y quien las dulces patrañas
del rey que rabió me cuente,
y ríase la gente.
Luis de Góngora

Taxonomía[editar]

Castanea sativa fue descrita por Philip Miller y publicado en The Gardeners Dictionary: . . . eighth edition no. 1., 1768.[6]

Etimología
  • Castanea: nombre genérico que deriva del Griego χάστανον y luego el Latín castănĕa, -ae, nombre del castaño y de la castaña (Virgilio, Bucolicas,1, 82), esta última también llamada castanea nux (Virgilio, Bucolicas, 2, 52), la nuez del castaño.[7] También podría derivar de Castanaea, -ae o Castana, -ae, ciudad de Asia Menor o, según otros, del nombre armenio de este árbol.[1]
Sinonimia
  • Castanea castanea (L.) H.Karst.
  • Castanea prolifera (K.Koch) Hickel
  • Castanea sativa f. discolor Vuk.
  • Castanea sativa var. hamulata A.Camus
  • Castanea sativa var. microcarpa Lavialle
  • Castanea sativa var. prolifera K.Koch
  • Castanea sativa var. spicata Husn.
  • Castanea vesca Gaertn.
  • Castanea vulgaris Lam.
  • Fagus castanea L.
  • Fagus castanea var. variegata Weston
  • Fagus procera Salisb.[9]

Nombre común[editar]

Castañas sueltas y aún en su cúpula.

Su nombre común en Castellano incluye: bravas, castaña, castañal, castañal bravo, castañar, castañas, castañas bravas, castañas (fruto), castañeda, castañeiro, castañero, castaño, castaño bravo, castaño común, castaño macho, castaño molar, castaño real, castaño regoldano, castaño regoldo, castaño regueldo, castaño salvaje, castaño silvestre, castañu, concha, concho, engertos, erizo, molso, morso, reboldanos comunes, reboldos, regoldana, regoldanos, regoldo, regoldonas, regoldos, sanmartiniegos, tagarnizos, valdunas, zapatonas.[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b [3] Castanea sativa en Flora Ibérica, RJB/CSIC, Madrid, pro parte
  2. Castanea sativa en USDA-GRIN Taxonomy for Plants
  3. Chestnuts worldwide and in New Zealand. By the New Zealand Chestnut Council, 2000.
  4. «Castanea sativa». Plantas útiles: Linneo. Consultado el 23 de mayo de 2013. 
  5. a b Herrero Uceda, Miguel: "El alma de los árboles". 2008. ISBN 9788493658502
  6. «Castanea sativa». Tropicos.org. Jardín Botánico de Misuri. Consultado el 12 de febrero de 2013. 
  7. Gaffiot F., Dictionnaire Latin-Français, p. 271, Hachette, Paris, 1934
  8. En Epítetos Botánicos
  9. Castanea sativa en PlantList
  10. Nombres en Anthos, Sistema de información de las plantas de España, Real Jardín Botánica (requiere búsqueda)

Bibliografía[editar]

  1. Breedlove, D. E. 1986. Flora de Chiapas. Listados Floríst. México 4: i–v, 1–246.
  2. Morales, J. F. 2010. Fagaceae. En: Manual de Plantas de Costa Rica. Vol. 5. B.E. Hammel, M.H. Grayum, C. Herrera & N. Zamora (eds.). Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 119: 776–781.
  3. Nasir, E. & S. I. Ali (eds). 1980-2005. Fl. Pakistan Univ. of Karachi, Karachi.
  1. El libro de EL ÁRBOL. Bernard Fischesser. Ed. DRAC. ISBN 84-88893-80-9
  2. La Magia de los Árboles. Ignacio Abella. integral. ISBN 84-7901-190-4
  3. ÁRBOLES. Allen J. Coombes. Ed. OMEGA. ISBN 84-282-0942-1
  4. Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares. G. López González. Ediciones Mundi-Prensa. ISBN 84-8476-210-6
  5. LOS BOSQUES IBÉRICOS. Una interpretación geobotánica. Varios autores. Ed. Planeta. ISBN 84-08-05820-7
  6. Árboles y arbustos de la España Peninsular. Juan Ruiz de la Torre. Ed.Fundación Conde del Valle de Salazar (ETSIM). ISBN 84-600-1541-6

Enlaces externos[editar]