Aquenio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vilanos en un aquenio de Taraxacum officinale.
Aquenio (cipsela) de Carthamus lanatus partido , con semilla y pericarpio visibles.

Un aquenio o aqueno es un tipo de fruto seco producido por numerosas especies de plantas. Los aquenios son monocarpelados —forman un único carpelo— e indehiscentes —no se abre al madurar—. Contienen una única semilla que llena el hueco del pericarpio, pero no se adhiere a éste; la combinación de fruto y semilla es lo que se considera tal en numerosas especies, como el alforfón (Fagopyrum esculentum).

Las motas negras que salpican la superficie de la fresa o frutilla (Fragaria spp.) son en realidad aquenios. Lo que se considera normalmente la fruta en este último caso es en realidad un eterio: un receptáculo floral engrosado y carnoso, convertido en fruto o fruto accesorio.

Similares a los aquenios son los cariópsides (granos de trigo o maíz, por ejemplo), en los que el pericarpio se funde con la cubierta seminal, las sámaras, que presentan alas para su desplazamiento por anemocoria, y los utrículos, que se diferencian por poseer un ovario compuesto.