Estilo (botánica)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Partes de la flor
Gineceo Corola Cáliz (botánica) Estambre Óvulo (botánica) Óvulo (botánica) Ovario (botánica) Estigma (botánica) Estilo (botánica) Ovario (botánica) Gineceo Corona (botánica) Pétalo Cáliz (botánica) Sépalo Perianto Antera Filamento Androceo Estambre Eje floral Nectario Pedículo Conectivo Antera Polen Estambre Ovario (botánica)Partes de la flor
Partes de una flor madura.
Pincha en los nombres para navegar. (Ver imagen)

En botánica, el estilo de una flor de angiosperma es la prolongación del ovario al final de la cual aparece el estigma. El estilo no contiene óvulos, quedando éstos restringidos a la región del gineceo llamada ovario.

El estilo en las angiospermas puede ser sólido o hueco. En las plantas con estilo hueco el tejido de transmisión (por donde crecen los tubos polínicos para efectuar la fecundación) está constituido por una capa de células epidérmicas bastante diferenciadas que rodean un canal hueco (el denominado canal estilar). Los tubos polínicos crecen desde el estigma hacia el ovario a lo largo de la superficie de ese canal, normalmente a través de una fina capa de mucílago. En las plantas que poseen estilos sólidos, en cambio, las células epidérmicas se hallan íntimamente fusionadas y no dejan ningún espacio entre sí. Los tubos polínicos, en este caso, crecen entre las células del tejido de transmisión (como en el caso de Petunia,[1] ) o a través de las paredes celulares (como en Gossypium,[2] ). El tejido de transmisión en los estilos sólidos incluye una sustancia intercelular que contiene pectina, comparable al mucílago que se encuentra en el canal estilar de los estilos huecos.[3] Desde el punto de vista de la distribución de ambos tipos de estilos entre las diferentes familias de angiospermas, los estilos sólidos se consideran típicos de las eudicotiledóneas y son raros en las monocotiledóneas.[4] [5]

En las apiáceas, la base del estilo está engrosada, es nectarífera y se denomina estilo podio.

Véase también[editar]

Referencias citadas[editar]

  1. Sassen M. M. A (1974). «
    The stylar transmitting tissue». Acta Botanica Neerlandica (23):  pp. 99-108. 
  2. Jensen W. A. & D. B. Fisher (1970). «
    Cotton embryogenesis: the pollen tube in the stigma and style.». Protoplasma (69):  pp. 215-235. 
  3. C. Labarca, M. Kroh, and F. Loewus (2002). «:The Composition of Stigmatic Exudate from Lilium longiflorum: Labeling Studies with Myo-inositol, D-Glucose, and L-Proline». Plant Physiol. (46):  pp. 150-156. http://www.plantphysiol.org/cgi/content/abstract/46/1/150?ijkey=440d892be29dca63e25cf3e2ccf0239c4f3d7c1e&keytype2=tf_ipsecsha. Consultado el 25/04/2008. 
  4. Eames A. J. (1961). «
    Morphology of the angiosperms.». McGraw-Hill, New York, New York, USA (69):  pp. 215-235. 
  5. Kocyan A. & P. K. Endress (2001). «
    Floral structure and development of Apostasia and Neuwiedia (Apostasioideae) and their relationships to other Orchidaceae.». International Journal of Plant Sciences (162):  pp. 847-867. 

Bibliografía[editar]

  • Font Quer, P. (1982). Diccionario de Botánica. 8ª reimpresión. Barcelona: Editorial Labor, S. A. 84-335-5804-8. 
  • Gola, G., Negri, G. y Cappeletti, C. 1965. Tratado de Botánica. 2.ª edición. Editorial Labor S.A., Barcelona, 1110 p.
  • Strassburger, E. 1994. Tratado de Botánica. 8.ª edición. Omega, Barcelona, 1088 p.