Globalización

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Globalizacion»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La globalización es un proceso económico, tecnológico, político, social y cultural a escala mundial que consiste en la creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo.

La globalización, en ocasiones denominada mundialización, es un proceso económico, tecnológico, político, social y cultural a escala mundial que consiste en la creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo, uniendo sus mercados sociales a través de una serie de transformaciones sociales y políticas que les brindan un carácter global. La globalización es a menudo identificada como un proceso dinámico producido principalmente por la sociedad y que ha abierto sus puertas a la revolución informática, llegando a un nivel considerable de liberalización y democratización en su cultura política, en su ordenamiento jurídico y económico nacional, y en sus relaciones nacionales e internacionales.

Este proceso originado en el seno de la civilización occidental y que se ha expandido alrededor del mundo en las últimas décadas de la Edad Contemporánea (segunda mitad del siglo XX) recibe su mayor impulso con el fin de la Guerra Fría, y continúa en el siglo XXI. Se caracteriza en la economía por la integración de las economías locales a una economía de mercado mundial donde los modos de producción y los movimientos de capital se configuran a escala planetaria («nueva economía») cobrando mayor importancia el rol de las empresas multinacionales y la libre circulación de capitales junto con la implantación definitiva de la sociedad de consumo. El ordenamiento jurídico también siente los efectos de la globalización y se ve en la necesidad de uniformizar y simplificar procedimientos y regulaciones nacionales e internacionales con el fin de mejorar las condiciones de competitividad y seguridad jurídica, además de universalizar el reconocimiento de los derechos fundamentales de la ciudadanía. En la cultura se caracteriza por un proceso que interrelaciona las sociedades y culturas locales en una cultura global (aldea global), aunque existe divergencia de criterios sobre si se trata de un fenómeno de asimilación occidental o de fusión multicultural. En lo tecnológico la globalización depende de los avances en la conectividad humana (transporte y telecomunicaciones) facilitando la libre circulación de personas y la masificación de las TIC (tecnologías de información y comunicación) y el internet. En el plano ideológico, los credos y valores colectivistas y tradicionalistas causan desinterés generalizado y van perdiendo terreno ante el individualismo y el cosmopolitismo de la sociedad abierta. Los medios de comunicación clásicos, en especial la prensa escrita, pierden su influencia social (cuarto poder) frente a la producción colaborativa de información de la Web 2.0 (quinto poder).

Mientras tanto, respecto a la política, los distintos gobiernos van perdiendo atribuciones en algunos ámbitos que son tomados por la sociedad civil en un fenómeno que se ha denominado sociedad red, el activismo cada vez más gira en torno a movimientos sociales y las redes sociales mientras los partidos políticos pierden su popularidad de antaño, se ha extendido la transición a la democracia contra los regímenes despóticos, y en políticas públicas destacan los esfuerzos para la transición al capitalismo en algunas de las antiguas economías dirigidas y la transición del feudalismo al capitalismo en economías subdesarrolladas de algunos países aunque con distintos grados de éxito. Geopolíticamente el mundo se debate entre la unipolaridad de la superpotencia estadounidense y el surgimiento de nuevas potencias regionales, y en relaciones internacionales el multilateralismo y el poder blando se vuelven los mecanismos más aceptados por la comunidad internacional. La sociedad civil también toma protagonismo en el debate internacional a través de ONG internacionales de derechos humanos que monitorean la actividad interna o externa de los Estados. En el ámbito militar surgen conflictos entre organizaciones armadas no-estatales (y transnacionales en muchos casos) y los ejércitos pertenecientes al estado (guerra contra el terrorismo, guerra contra el narcotráfico, etc), mientras las potencias que realizan intervenciones militares a otros países (usualmente a los considerados como Estado fallido) procuran ganarse a la opinión pública interna y mundial al formar coaliciones multinacionales y alegando el combate a alguna amenaza de seguridad no sin amplios debates sobre la legitimidad de los conceptos de guerra preventiva e intervención humanitaria frente al principio de no intervención y de oposición a las guerras.

La valoración positiva o negativa de este fenómeno, o la inclusión de definiciones alternas o características adicionales para resaltar la inclusión de algún juicio de valor, pueden variar según la ideología del interlocutor. Esto ocurre porque el fenómeno globalizador ha despertado gran entusiasmo en algunos sectores, mientras en otros ha despertado un profundo rechazo (antiglobalización), habiendo también posturas eclécticas y moderadas.

Concepto[editar]

Ciertos autores (como por ejemplo Guy Rocher)[1]​ consideran que es más adecuado en español el término mundialización, galicismo derivado de la palabra francesa mondialisation, en lugar de globalización, anglicismo procedente del inglés globalization, puesto que en español «global» no equivale a «mundial», como sí ocurre en inglés. Sin embargo, el Diccionario de la lengua española registra la entrada «globalización», entendida como la «tendencia de los mercados y de las empresas a extenderse, alcanzando una dimensión mundial que sobrepasa las fronteras nacionales» (DRAE 2006, 23.ª edición),[2]​ mientras que la entrada «mundialización» no está en el Diccionario.

El economista y escritor español José Luis Sampedro, en su libro El mercado y la globalización (2002), define globalización como

Constelación de centros con fuerte poder económico y fines lucrativos, unidos por intereses paralelos, cuyas decisiones dominan los mercados mundiales, especialmente los financieros, usando la más avanzada tecnología y aprovechando la ausencia o debilidad de medidas reguladoras y de controles públicos.[3]

Esos poderes son tan fuertes que llegan a acuerdos al margen de todo control político directo de los seres humanos que afectan al empleo, la salud y la vida cotidiana de grandes sectores de la Humanidad como CETA, TTIP y TISA, acuerdos que no se han publicado ni conocido ni sancionado por los que sufren sus consecuencias,[4]​ algo jurídicamente muy discutible.[5]​ Contra esto (la falta de perfeccionamiento de los procedimientos democráticos de control del gobierno de los estados nacionales quienes, por ejemplo, son incapaces de concordar o ponerse de acuerdo para evitar el fraude fiscal global, o de otra forma explicado, solo se ponen de acuerdo en no ponerse de acuerdo) y la venta del sistema político al capitalismo en general, ha surgido la llamada globalización del descontento,[6]​ plasmada en movimientos como el 15-M, Occupy movement o los Indignados y organismos independientes de denuncia como Wikileaks, o en protestas más desorganizadas y violentas como los disturbios de Francia de 2005. La globalización afecta a todo el mundo y por tanto exige un derecho global que la controle, lo que revitaliza el derecho natural inherente a la especie humana y debería desacreditar definitivamente en esta esfera el demasiado prestigiado derecho positivo que esgrimen los estados nacionales para no ponerse de acuerdo en medidas beneficiosas para todos. En ese sentido, afirma Hans Küng en el contexto de la confección de una Declaración universal de los deberes del hombre:

La globalización de la economía, de la tecnología y de los medios de comunicación lleva también a la globalización de los problemas, desde los mercados financieros y del trabajo hasta a los de la ecología y de la criminalidad organizada. Esta globalización de los problemas demanda, por tanto, también, una globalización ética -del ethos-: no un sistema ético uniforme; pero sí un necesario mínimum de valores éticos comunes, de actitudes fundamentales y criterios, a los que puedan comprometerse todas las religiones, naciones y grupos de intereses. Por tanto, un ethos fundamental común de los hombres. Ningún nuevo orden mundial sin un ethos mundial.[7]

De acuerdo con el economista Omar Alejandro Martínez, la globalización se define como la etapa actual que vive el capitalismo mundial, siendo caracterizada por la desaparición de las fronteras económicas que impedían la libre circulación de bienes, productos y capitales, incluyendo tanto las leyes de comercio como la política misma produciendo efectos en el medio ambiente, la cultura, los sistemas políticos, el desarrollo y la prosperidad económica, al igual que en el bienestar físico de los seres humanos que conforman las sociedades de todo el mundo.

Historia[editar]

Barco británico cargado de mercancías cruza del mar Caribe al océano Pacífico a través del canal de Panamá. La intensificación del comercio mundial ha llevado al gobierno panameño a lanzar proyectos de ampliación del Canal.

Aldo Ferrer señala que el actual proceso de globalización es parte de un proceso mayor iniciado en 1492 con la conquista y colonización de América por España.[8]Marshall McLuhan sostenía ya en 1961 que los medios de comunicación electrónicos estaban creando una aldea global.[9]Rüdiger Safranski destaca que a partir de la explosión de la bomba atómica en Hiroshima en 1945 nació una comunidad global unida en el terror a un holocausto mundial. También se ha asociado el inicio de la globalización a la invención del chip (12 de septiembre de 1958), la llegada del hombre a la Luna, que coincide con la primera transmisión mundial vía satélite (20 de julio de 1969), o la creación de Internet (1 de septiembre de 1969). Pero en general se ubica el comienzo de la globalización con el fin de la Guerra Fría, cuando desaparece la Unión Soviética y el bloque comunista que encabezaba, cuyo experimento fallido de colectivismo representaba el ocaso de los proyectos de sociedades cerradas y economías protegidas. Si bien la autodisolución de la Unión Soviética se produjo el 25 de diciembre de 1991, se ha generalizado simbolizarla con la caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989.

El proceso de globalización también hace entrar en crisis al proteccionismo y el Estado de Bienestar había ganado popularidad en período de entreguerras, cuando en las naciones capitalistas se difunde la noción de que el Estado tiene una doble función fundamental en el buen funcionamiento de la economía: uno en asegurar la prosperidad de la población y el otro en evitar los ciclos de crecimiento y recesión. Se crean así las bases para la aparición del keynesianismo y el Trato Nuevo. En las siguientes décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial se vio la emergencia a la preeminencia de las "corporaciones" o empresas multinacionales, que desplazan la importancia de las empresas del capitalismo clásico que tanto Adam Smith como Karl Marx conocieron cuando formularon sus teorías.[10]​ Se vio en Alemania un precedente del éxito de la liberalización que tomarían otros países: el resurgimiento de su nación en el denominado Milagro alemán.

Sin embargo, una nueva crisis que se inició a mediados de la década del sesenta (ver estanflación), agudizada por la crisis del petróleo de 1973 provocó una reorganización radical de la economía, fundada en la intensa promoción de la innovación tecnológica (TIC), la reforma de las políticas de desarrollo (ver Consenso de Washington) y tentativas de desmantelar del Estado de Bienestar, que llegó a ser visto como —en las palabras de Margaret Thatcher— un "estado niñera", sofocador de las libertades y restringidor de la capacidad de escoger de los individuos. Ya desde las décadas de 1970 y 1980 varios analistas y políticos encontraron necesario o conveniente efectuar una fuerte crítica, sea desde un punto de vista pragmático o desde un punto de vista liberal a formas socio-político y económicas anteriores, que ellos consideraban estatizantes y en consecuencia restrictoras tanto de las libertades individuales como del desarrollo económico y social, proponiendo nuevas formas a fin de crear un terreno favorable para la revitalización de las economías.

En la dictadura militar de Pinochet en Chile (en lo que se llamó "experimento",[11]​ ver Milagro de Chile), seguido por el de Thatcher (1979-1990) en Gran Bretaña) y el de Reagan (1981-1989) en EE. UU., etc. Implementaron parcialmente las políticas económicas de economistas como Friedrich Hayek y Milton Friedman respectivamente,[12]​ lo que de hecho redundó en la generación de nuevas interrelaciones entre los factores económicos y mercados de todo el mundo (consumidores, trabajo, recursos naturales, inversiones financieras, etc.); sin embargo ambos gobiernos fueron en otras áreas fuertemente intervencionistas. A partir de entonces otros gobiernos aplicarían medidas combinando algún nivel de liberalismo económico junto con la tecnocracia estatal, muchas veces para poder contentar con algún grado de intervencionismo a sectores sociales y grupos de presión que rechazan el desmantelamiento del Estado de Bienestar. Todo este fenómeno en políticas públicas sería conocido, especialmente por sus críticos provenientes del socialismo post-Guerra Fría, bajo el polisémico término de "neoliberalismo".

El 9 de noviembre de 1989, se produjo la caída del Muro de Berlín, abriendo camino a la implosión de la Unión Soviética en 1991 y la desaparición del bloque comunista. A partir de ese momento comenzó una nueva etapa histórica: la globalización. Ante los hechos en julio-septiembre de 1989 el economista político estadounidense Francis Fukuyama publicó un artículo titulado El fin de la Historia, llegó a decir que «lo que podríamos estar viendo no es solo el fin de la Guerra Fría, o de un particular período de post-guerra, sino el fin de la historia como tal: esto es, el punto final de la evolución histórica de la humanidad y la universalización de la democracia liberal occidental como la forma final de gobierno humano». Posteriormente se retractaría de tal afirmación.[13]

Durante este periodo destaca el rol de los organismos internacionales como OMC, OCDE, FMI y BM que en las últimas décadas han sido retratados como impulsores de la globalización, sin embargo, la globalización siendo un proceso civil y de mercado más bien tiende a ser vista como un orden espontáneo independiente de los organismos políticos, siendo discutido si las acciones de los organismos supraestatales dificultan en vez de facilitar la globalización.[14]​ Una organización privada que anualmente se reúne para dar su respaldo al proceso globalizador es el Foro Económico Mundial.

Hitos recientes[editar]

A continuación algunos puntos de la creciente interdependencia entre los países del mundo. No es una lista que refleje todo lo que la globalización es, pero estos eventos pueden identificarse en el contexto de la misma.

  • En noviembre de 1989 el economista estadounidense John Williamson incluyó en un documento de trabajo una lista de diez políticas que consideraba más o menos aceptadas por los grupos económicos con sede en Washington y lo tituló el Consenso de Washington. para algunas personas representan los puntos claves de la globalización, sin embargo ambas cosas no son lo mismo.
  • La creación en 1995 de la Organización Mundial de Comercio (OMC) es uno de los momentos decisivos de la globalización. Por estar integrada por la mayoría de los países de la población mundial: propiedad intelectual, regulación de empresas y capitales, subsidios, tratados de libre comercio y de integración económica, régimen de servicios comerciales (especialmente educación y salud), etc.
  • Crisis económicas: La velocidad y libertad alcanzada por los capitales para entrar y salir de países y empresas está asociada a una serie de crisis eco-financieras locales de impacto global. La primera de la serie se produjo en México en 1994/1995 y su impacto global se conoció como efecto Tequila. Con posterioridad se produjeron la crisis asiática en 1995/1997 (efecto Dragón), la crisis rusa en 1998 (efecto Vodka), la crisis brasileña en 1998/1999 (efecto Samba) y la crisis argentina en 2001/2002 (efecto Tango). Las reiteradas crisis económicas ha generado una amplia discusión sobre el papel desempeñado por el Fondo Monetario Internacional.
  • Detención de Pinochet y creación de la Corte Penal Internacional: En octubre de 1998 el exdictador de Chile, Augusto Pinochet, fue detenido en Londres acusado en España por tortura y terrorismo. El 24 de marzo de 1999 el Tribunal de los Lores del Reino Unido resolvió que Pinochet podía ser extraditado, aunque finalmente la extradición no fue completada debido a la supuesta demencia del comandante. El hecho es destacado como un punto de inflexión en la globalización de los derechos humanos.
  • Simultáneamente en 1998 se firmó el Estatuto de Roma creando la Corte Penal Internacional, que entró en vigor el 1 de julio de 2002 luego de alcanzar la cantidad de ratificaciones necesarias. En 2003 la Corte penal Internacional quedó constituida. El principal problema para el funcionamiento de la misma es la posición de los Estados Unidos, opuesto a su jurisdicción.
    Con una población de 1.400 millones, China es la segunda economía más grande del mundo.
  • Ingreso de China en la OMC: En 2001 (Ronda de Doha) y después de 15 años de duras negociaciones, China ingresó en la OMC. De este modo el país más poblado del mundo (22 % de la humanidad), segunda economía mundial y la de mayor crecimiento en los últimos 30 años, se incorporó plenamente al mercado mundial. Los enormes desplazamientos de capital y trabajo que está causando la economía china, así como las consecuencias para el sistema mundial que tendrá la vinculación de una gigantesca y pujante economía de "mercado socialista" (véase también socialismo de mercado) con el sistema capitalista mundial, son discutidas apasionadamente por los estudiosos de todo el mundo. Existe sin embargo un amplio consenso de que China, y su creciente liderazgo económico en Asia, está impulsando un proceso histórico que será determinante en el curso del siglo XXI y la orientación de la globalización mundial.
  • Los atentados del 11 de septiembre de 2001, contra el Centro Mundial de Comercio (World Trade Center) de Nueva York y el Pentágono, transmitidos en vivo y en directo por las cadenas globales de televisión a toda la Humanidad, adquirieron una significación mundial. A partir de ese momento, la lucha contra el terrorismo internacional y la defensa de la seguridad nacional de los Estados Unidos, adquirirá una jerarquía prioritaria en la agenda global, propondrá la necesidad de restringir los derechos humanos para garantizar la seguridad, y reinstalará el valor del Estado.
  • En los disturbios de Francia de 2005, en noviembre, miles de jóvenes franceses, hijos de inmigrantes provenientes del norte de África, protagonizaron durante dos semanas una revuelta que tuvo su sello en la quema de miles de automóviles en París. En la región de París, más de la mitad de la población menor de 15 años, es originaria de África, lo que ha dado un vuelco a la cultura de la zona en menos de una generación. El acontecimiento sorprendió al mundo y puso sobre el tapete la cuestión de las migraciones internacionales y las desigualdades sociales y territoriales en la globalización.

Globalización económica[editar]

Singapur es el país que ocupa el primer lugar en el Índice del comercio habilitador de 2016.

La globalización económica es una de las tres dimensiones más importantes y grandes, comúnmente mencionadas en la literatura académica, con las otras dos siendo globalización política y globalización cultural, así como el término general de globalización.[15]​ Dicho término se refiere a la creciente integración económica e independencia de economías nacionales, regionales y locales alrededor del mundo a través de una intensificación de transacciones fronterizas de bienes, servicios, tecnologías y capital.

Mientras la globalización es un conjunto extenso de procesos en la relación con múltiples redes económicas, políticas e intercambios culturales,  la globalización económica contemporánea es impulsada por el rápido y significante crecimiento de la información acerca de todos los tipos de actividades productivas, comercialización y por el desarrollo de la ciencia y la tecnología.[16]

Principalmente se compone por la globalización de producción, finanzas, mercados, tecnología, regímenes organizacionales, instituciones, corporaciones y empleo.[17]​ Mientras la globalización económica se ha expandido desde el surgimiento del comercio internacional, ha crecido debido a la expansión en cuanto a los avances en comunicación y tecnología bajo el marco de Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio y la Organización Mundial del Comercio, lo cual hizo que los países redujeran gradualmente sus barreras comerciales y abrieran sus cuentas corrientes y de capital.[16]​ Este reciente auge ha sido respaldado por las economías desarrolladas al integrar principalmente inversión extranjera directa y disminuyendo el costo de hacer negocios, la reducción de barreras comerciales, y en muchos casos, la migración transfronteriza.

Al mismo tiempo que la globalización ha incrementado radicalmente los ingresos, el crecimiento económico en países en desarrollo y disminuido el precio al consumidor en países desarrollados, también modifica la balanza de poder entre los países en desarrollo y los que ya se han desarrollado, afecta la cultura de cada uno de los países afectados. Y la cambiante locación de la producción de bienes ha generado muchos empleos transfronterizos, requiriendo que algunos trabajadores en países desarrollados cambien de carrera.[17]

Globalización política[editar]

Sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York.

La globalización política se refiere al crecimiento del sistema político mundial, tanto en tamaño como en complejidad. Ese sistema incluye a los gobiernos nacionales, sus organizaciones gubernamentales e intergubernamentales, así como a elementos de la sociedad civil mundial independientes del gobierno, como las organizaciones no gubernamentales internacionales y las organizaciones de movimientos sociales. Uno de los aspectos clave de la globalización política es la importancia cada vez menor del Estado-nación y el ascenso de otros actores en la escena política. William R. Thompson lo ha definido como "la expansión de un sistema político global, y sus instituciones, en el que se gestionan transacciones interregionales (incluido, pero ciertamente no limitado al comercio)".[18]​ La globalización política es una de las tres dimensiones principales de la globalización que se encuentran comúnmente en la literatura académica, siendo las otras dos la globalización económica y la globalización cultural.[19]

La gobernanza mundial es un enfoque de la teoría de la ciencia política y la administración pública que se originó a partir de estudios sobre la integración europea. La gobernanza multinivel da expresión a la idea de que hay muchas estructuras de autoridad que interactúan en el trabajo en la economía política global emergente. Ilumina el enredo íntimo entre los niveles de autoridad nacional e internacional.

Algunas personas son ciudadanos de varios estados-nación. La doble ciudadanía, también llamada doble nacionalidad o nacionalidad múltiple, es el estado de ciudadanía de una persona, en el que una persona se considera simultáneamente como ciudadano de más de un estado según las leyes de esos estados.

Cada vez más, las organizaciones no gubernamentales influyen en las políticas públicas más allá de las fronteras nacionales, incluida la ayuda humanitaria y los esfuerzos de desarrollo.[20]​ Las organizaciones filantrópicas con misiones globales también están pasando a la vanguardia de los esfuerzos humanitarios. El Instituto Hudson estima que los flujos filantrópicos privados totales hacia los países en desarrollo ascendieron a 59.000 millones de dólares en 2010.[21]

Como respuesta a la globalización, algunos países han adoptado políticas aislacionistas. Por ejemplo, el gobierno de Corea del Norte hace que sea muy difícil para los extranjeros ingresar al país y monitorea estrictamente sus actividades cuando lo hacen. Los trabajadores humanitarios están sujetos a un escrutinio considerable y excluidos de los lugares y regiones en los que el gobierno no desea que entren. Los ciudadanos no pueden salir libremente del país.[22]

Globalización cultural[editar]

Detalle de una de las exposiciones de los Guerreros de terracota, en Estados Unidos.

La globalización cultural se refiere a la transmisión de ideas, significados y valores alrededor del mundo de tal manera que se extiendan e intensifiquen las relaciones sociales.[23]​ Este proceso está marcado por el consumo común de culturas que han sido difundidas por Internet, los medios culturales populares y los viajes internacionales. Esto se ha sumado a los procesos de intercambio de productos básicos y colonización que tienen una historia más larga de llevar un significado cultural en todo el mundo. La circulación de culturas permite a los individuos participar en relaciones sociales extendidas que cruzan fronteras nacionales y regionales. La creación y expansión de tales relaciones sociales no se observa meramente a nivel material. La globalización cultural implica la formación de normas y conocimientos compartidos con los que las personas asocian sus identidades culturales individuales y colectivas. Aporta una creciente interconexión entre diferentes poblaciones y culturas.[24]

La comunicación intercultural es un campo de estudio que analiza cómo las personas de diferentes orígenes culturales se comunican, de formas similares y diferentes entre sí, y cómo se esfuerzan por comunicarse entre culturas. La comunicación intercultural es un campo de estudio relacionado.

La difusión cultural es la difusión de elementos culturales, como ideas, estilos, religiones, tecnologías, idiomas, etc. La globalización cultural ha aumentado los contactos interculturales, pero puede ir acompañada de una disminución de la singularidad de las comunidades que alguna vez estuvieron aisladas. Por ejemplo, el sushi está disponible tanto en Alemania como en Japón, pero Euro-Disney supera a la ciudad de París, lo que podría reducir la demanda de pastelería francesa "auténtica".[25]​ La contribución de la globalización a la alienación de los individuos de sus tradiciones puede ser modesta en comparación con el impacto de la modernidad misma, como alegan existencialistas como Jean-Paul Sartre y Albert Camus. La globalización ha ampliado las oportunidades recreativas mediante la difusión de la cultura pop, especialmente a través de Internet y la televisión por satélite. La difusión cultural puede crear una fuerza homogeneizadora, a través de la conexión de mercados, culturas, políticas y el deseo de modernización a través de la esfera de influencia de los países imperiales.[26]

Las religiones estuvieron entre los primeros elementos culturales en globalizarse, propagándose por la fuerza, la migración, los evangelistas, los imperialistas y los comerciantes. El cristianismo, el islam, el budismo y, más recientemente, el mormonismo se encuentran entre las religiones que se han arraigado e influido en culturas endémicas en lugares alejados de sus orígenes.[27]

McDonald's se ve comúnmente como un símbolo de la globalización, a menudo llamado McDonaldización de la sociedad global.

La globalización ha influido fuertemente en el deporte.[28]​ Por ejemplo, los Juegos Olímpicos modernos tienen atletas de más de 200 naciones que participan en una variedad de competiciones. La Copa Mundial de la FIFA es el evento deportivo más visto y seguido en el mundo, superando incluso a los Juegos Olímpicos; una novena parte de la población total del planeta vio la final de la Copa Mundial de la FIFA 2006.[29]

El término globalización implica transformación. Las prácticas culturales, incluida la música tradicional, pueden perderse o convertirse en una fusión de tradiciones. La globalización puede desencadenar un estado de emergencia para la preservación del patrimonio musical. Los archiveros pueden intentar recopilar, grabar o transcribir repertorios antes de que las melodías sean asimiladas o modificadas, mientras que los músicos locales pueden luchar por la autenticidad y preservar las tradiciones musicales locales. La globalización puede llevar a los artistas intérpretes o ejecutantes a desechar los instrumentos tradicionales. Los géneros de fusión pueden convertirse en campos de análisis interesantes.[30]

Shakira, la cantautora colombiana multilingüe, tocando fuera de su país de origen

La música tiene un papel importante en el desarrollo económico y cultural durante la globalización. Los géneros musicales como el jazz y el reggae comenzaron localmente y luego se convirtieron en fenómenos internacionales. La globalización apoyó el fenómeno de las músicas del mundo al permitir que la música de los países en desarrollo llegara a un público más amplio.[31]​ Aunque el término "Música del mundo" estaba originalmente destinado a la música étnica específica, la globalización ahora está ampliando su alcance de tal manera que el término a menudo incluye subgéneros híbridos como "fusión mundial", "fusión global", "fusión étnica", y worldbeat.[32]

Algunos críticos de la globalización argumentan que daña la diversidad de culturas. A medida que la cultura de un país dominante se introduce en un país receptor a través de la globalización, puede convertirse en una amenaza para la diversidad de la cultura local. Algunos argumentan que la globalización puede conducir en última instancia a la occidentalización o americanización de la cultura, donde los conceptos culturales dominantes de los países occidentales económica y políticamente poderosos se difunden y causan daño a las culturas locales.[33]

La globalización es un fenómeno diverso que se relaciona con un mundo político multilateral y con el aumento de bienes culturales y mercados entre países. La experiencia india revela particularmente la pluralidad del impacto de la globalización cultural.[34]

Otras dimensiones[editar]

Los académicos también discuten ocasionalmente otras dimensiones menos comunes de la globalización, como la globalización ambiental (las prácticas y regulaciones coordinadas internacionalmente, a menudo en forma de tratados internacionales, con respecto a la protección ambiental)[35]​ o la globalización militar (crecimiento en extensión y alcance global de relaciones de seguridad).[36]

Movimiento de personas[editar]

Tráfico regular de aerolíneas en 2009.

Un aspecto esencial de la globalización es el movimiento de personas, y los límites de las fronteras estatales sobre ese movimiento han cambiado a lo largo de la historia.[37]​ El movimiento de turistas y empresarios se abrió a lo largo del siglo pasado. A medida que la tecnología del transporte mejoró, el tiempo y los costos de viaje disminuyeron drásticamente entre el siglo XVIII y principios del XX. Por ejemplo, viajar a través del océano Atlántico solía tomar hasta 5 semanas en el siglo XVIII, pero en la época del siglo XX solo tomaba 8 días. [110] Hoy en día, la aviación moderna ha hecho que el transporte de larga distancia sea rápido y asequible.

Los desarrollos en tecnología e infraestructura de transporte, aerolíneas de bajo costo y aeropuertos más accesibles, han hecho que muchos tipos de turismo sean más asequibles. En un momento dado, medio millón de personas están en el aire.[38]​ Las llegadas de turistas internacionales superaron el hito de los mil millones de turistas en todo el mundo por primera vez en 2012.[39]

La inmigración es el movimiento internacional de personas hacia un país de destino del cual no son nativos o donde no poseen la ciudadanía para establecerse o residir allí, especialmente como residentes permanentes o ciudadanos naturalizados, o para aceptar un empleo temporalmente como trabajador extranjero. Según la Organización Internacional del Trabajo, en 2014 había un estimado de 232 millones de migrantes internacionales en el mundo (definidos como personas fuera de su país de origen durante 12 meses o más) y se estimaba que aproximadamente la mitad de ellos eran económicamente activos (es decir, empleado o en busca de empleo).[40]

Movimiento de información[editar]

Usuarios de Internet en el mundo
  2005 2010 2017 2019a
Población mundial[41] 6500 millones 6900 millones 7400 millones 7750 millones
Usuarios totales 16 % 30 % 48 % 53.6 %
Países en desarrollo 8 % 21 % 41.3 % 47 %
Países desarrollados 51 % 67 % 81 % 86.6 %
aEstimado.

Fuente: Unión Internacional de Telecomunicaciones.[42]

Internet ha sido fundamental para conectar a las personas a través de fronteras geográficas. La globalización se puede difundir por medio del periodismo global, que proporciona información masiva y se basa en Internet para interactuar. Es posible suponer que amenazas globales como el cambio climático precipitan el establecimiento de un periodismo global.[43]

Argumentos a favor de la globalización[editar]

Es importante anotar que entre los partidarios del desarrollo económico y social, existen corrientes con visiones encontradas y radicalmente diferentes en su percepción sobre los beneficios de la globalización; es el caso del liberalismo libertario y el neoconservadurismo en lo político, o la escuela austríaca y el monetarismo/escuela neoclásica en la doctrina económica.

  • Los liberales libertarios y otros partidarios del laissez-faire capitalista dicen que los altos niveles de libertades políticas y económicas, en la forma de democracia y capitalismo, han sido fines valiosos en sí mismo en el mundo desarrollado y han producido altos niveles de riqueza material. Ellos ven en la globalización un proceso benéfico de extensión de la libertad y el capitalismo.[44]
  • Aquellos que apoyan el libre comercio proclaman que el aumento tanto de la prosperidad económica como de oportunidades, especialmente en los países en desarrollo, incrementara las libertades civiles y llevara a una alocación de recursos más eficientes. Las teorías económicas de la ventaja comparativa sugieren que el mercado libre produce tal alocación efectiva de recursos, a mayor beneficio de todos los países que estén envueltos. En general, esto conduce a reducción de precios, más empleos, incremento en la producción y de niveles de vida especialmente para los que viven en países en desarrollo.[44][45]
  • Existen también los llamados "globalistas" o "mundialistas", que proponen una "globalización democrática". Ellos creen que la primera etapa de la globalización, orientada al mercado o a asuntos económicos, debe ser seguida por una etapa de creación de instituciones políticas globales que representen las visiones o aspiraciones del "ciudadano mundial". Su diferencia con otros "globalistas" es que ellos no definen por adelantado una ideología para orientar esta voluntad, dejándola a la voluntad de esos ciudadanos a través de un proceso democrático.
  • Proponentes de la globalización argumentan que el movimiento antiglobalización es proteccionista y usa evidencias puntuales y anecdóticas para apoyar sus visiones, mientras que las fuentes estadísticas proveen un apoyo fuerte a la globalización.
  • A pesar de que algunos lo discuten, la desigualdad del ingreso a nivel mundial parece estar decreciendo, como el economista Xavier Sala-i-Martin argumentó en 2007.[46]​ Dejando de lado quien tiene la razón, se puede alegar que más importante es la medida de pobreza absoluta: si todos vivieran en la miseria, la desigualdad de ingresos sería muy baja.
  • Desde 1981 al 2001, de acuerdo a figuras del Banco Mundial, el número de personas que viven con un dólar o menos de ingreso al día ha declinado en términos absolutos de mil quinientos millones de personas a mil cien millones. Al mismo tiempo, la población del mundo aumentó. Así pues, en términos porcentuales el número de tales personas declinó en los países en desarrollo de 40% a 20%. de la población.[47]​ con las mayores disminuciones teniendo lugar en las economías que han reducido más las barreras al comercio e inversión. Sin embargo, algunos críticos advierten que sería conveniente usar medidas más detalladas de la pobreza.[48]
  • El porcentaje de personas que viven en menos de dos dólares de ingreso al día ha caído mucho en áreas afectadas por la globalización, mientras que las tasas de pobreza ha permanecido estable en otras áreas. En Asia del Este, incluyendo China, ese porcentaje ha decaído en un 50,15 %, comparado con un incremento del 2,29 % en África subsahariana.[45]
  • La esperanza de vida se ha casi doblado en los países en desarrollo desde la Segunda Guerra Mundial y está empezando a cortar la distancia entre ella y la de los países desarrollados, donde el mejoramiento ha sido menor. Incluso en los países del África subsahariana, la región menos desarrollada, la esperanza de vida ha aumentado de menos de 30 años antes de esa guerra a alrededor de 50 años antes de la pandemia de sida y otras empezaran a reducirla nuevamente al presente nivel de alrededor de 47 años. La mortalidad infantil ha decrecido en todas las regiones del mundo en desarrollo.[49]
  • La presencia de la democracia se ha incrementado de manera espectacular: desde una posición en la cual había muy pocas naciones con sufragio universal en 1900 a estar presente en un 62,5 % de todos los países en el 2000.[50]
  • Los derechos de las mujeres (ver Feminismo) ha avanzado. Incluso en áreas tales como Bangladés ellas están logrando acceso a trabajos que proveen estabilidad e independencia económica.[44]
  • La proporción de la población mundial que vive en países en los cuales las provisión de alimentos per cápita es menor que 2200 calorías o 9,200 kilo julios por persona por día disminuyó desde 56 % en 1960 a menos de 10 % en 1990.[51]
  • Entre 1950 y 1990. la tasa de alfabetización mundial aumento del 52 % al 81 %. Las mujeres han representado mucho de ese crecimiento: la tasa de alfabetización femenina, como porcentaje de la masculina, aumento de 59 % en 1970 a 80 % en el 2000.[52]
  • Hay tendencias similares en lo que respecta a acceso a electricidad, autos, radios, teléfonos, etc. Al mismo tiempo que una proporción creciente de la población con acceso a agua potable.[53]
  • El porcentaje de menores en la fuerza de trabajo ha caído desde un 24 % en 1960 al 10 % en el 2000.[54]
  • Indur M. Goklany, en su libro The Improving State of the World también encuentra evidencia que esas, y otras, medidas del bienestar humano están mejorando y que la globalización es parte de la explicación. También busca responder al argumento que el Impacto ambiental limitaría ese progreso.
  • Otros autores, como el senador canadiense Douglas Roche, simplemente ven la globalización como inevitable y argumentan a favor de crear instituciones tales como una Asamblea Parlamentaria de las Naciones Unidas elegida a fin de supervisar y controlar la acción de cuerpos e instituciones internacionales no electos.
  • A pesar de que los críticos de la globalización se quejan de que esta implica un predominio de la cultura occidental (u occidentalización) un informe de 2005 de la UNESCO[55]​ muestra que el cambio cultural se está haciendo en ambas direcciones. En el 2002, China fue el tercer país en exportaciones de bienes culturales, detrás de Gran Bretaña y EE. UU. Entre 1994 y el 2002, la proporción de esas exportaciones de tanto Norteamérica como Europa decayó, mientras las exportaciones de Asia crecieron hasta sobrepasar a la estadounidense.

Los proponentes de la globalización critican duramente algunas políticas corrientes en países desarrollados. En particular, los subsidios a la agricultura y las tarifas proteccionistas en esos países. Por ejemplo, casi la mitad del presupuesto de la Unión Europea se emplea en subsidios agrícolas, en su mayoría, a las grandes empresas y granjas industrializadas que constituyen un poderoso lobby.[56]Japón, por su parte, concedió a su sector agrícola 47 mil millones de dólares en el 2005.[57]​ casi cuatro veces la cantidad que dio en Ayuda oficial al desarrollo.[58]​ Los EE. UU. dan 3900 millones de dólares cada año a su sector agrícola algodonero, que incluye 25 mil granjeros, tres veces superior al presupuesto completo de USAID para los 500 millones de habitantes de África[59]​ Estas políticas agotan los recursos de los contribuyentes e incrementan el precio a los consumidores en los países desarrollados, disminuyen la competencia y eficiencia, evitan las exportaciones de agricultores más eficientes y otros sectores en los países en desarrollo y socavan las industrias en los cuales los países desarrollados tienen ventajas comparativas. Así, las barreras al comercio dificultan el crecimiento económico no solo de las naciones en desarrollo, lo que tiene un efecto negativo en los niveles de vida generales.[60]

Puntos a considerar según los críticos[editar]

  • La apertura generalizada de los mercados de bienes y capitales que sugiere el fin de los bloques comerciales, tratados regionales e independencia económica de los países pero al mismo tiempo facilita la capacidad de resolver necesidades económicas que actores locales han sido incapaces de satisfacer.
  • La creciente privatización de los sectores económicos públicos como la sanidad, la enseñanza y las administraciones públicas (además de otras empresas públicas), por parte de gobiernos de corte neoliberal, junto al auge de la empresa multinacional y el adelgazamiento de empresas y estado nacionales.
  • El fomento de la competencia como valor económico universal, que por un lado incrementa la cantidad y calidad de los productos y por el otro amenaza las condiciones de trabajo como salarios y derechos laborales. Esta eterna competencia entre empresas multinacionales favorece a la depredación del medio ambiente en plena crisis climática global.
  • El acceso a los mercados internacionales de las élites oligárquicas de países ricos en recursos naturales pero poco desarrollados industrialmente lleva al abandono de intentos políticos de promover progreso y justicia social en dichos países, ya que dichas élites destinan su producción a una exportación mucho más lucrativa, a corto plazo, que establecer un tejido industrial local nacionalizando su producción.
  • Dentro del nuevo debate sobre multiculturalismo: el intercambio cultural respetuoso versus la mundialización cultural occidental que amenaza la pérdida de la integridad de las culturas o identidades nacionales del resto de países del mundo.
  • Conflicto entre la concepciones de la cultura como "civilización" o 'Alta Cultura' versus la extensión de la "Cultura del Hombre Común" o cultura popular.
  • La posibilidad del renacimiento de culturas regionales o folclóricas y valores individuales versus la homogeneización cultural producto de la masificación e internacionalización de los medios.
  • El reforzamiento de una conciencia de "comunidad humana" versus la adquisición acritica de elementos culturales de sociedades dominantes.
  • Sobrevaloración de lo material y del consumismo sobre lo social o moral y sobre lo ético. Fomento de la tecnificación industrial por encima de la eficiencia productiva.
  • La conquista del sistema político de según que países indefensos de manos de empresas multinacionales que pueden llegar a contratar incluso a su propio ejército privado.
  • La generalización de la democracia y el estado de derecho convencionales como formas de gobierno predominantes a nivel mundial versus el resurgimiento de áreas y periodos de profunda inestabilidad política debido, por un lado, a la pérdida de poder por parte de los gobiernos frente a poderes externos (produciendo los llamados estados fallidos) y, por el otro, al rechazo a lo que se ve como concepciones occidentales de hacer política, que genera escenarios de confrontación cultural.
  • La disminución paulatina en los controles migratorios en países en vías de desarrollo que puede llevar a la pérdida de los sectores más innovadores (ver fuga de cerebros) o a la 'invasión' de élites empresariales internacionales en países pobres. El incremento de las restricciones migratorias en los países desarrollados que acogen los flujos migratorios, de sur a norte, partiendo el planeta en un hemisferio ultra desarrollado y en otro intencionadamente pobre y comercialmente rentable y sometido.
  • La búsqueda de un mejor ordenamiento económico y social, por la vía del uso de monedas nacionales nominativas y con trazabilidad de cadenas de pago, y por la vía del uso en la economía mundial de una verdadera moneda internacional no vinculada en forma rígida con canastas de monedas nacionales (ver Consenso de Barcelona y Centro de Estudios Joan Bardina).
  • Las críticas a la globalización surgieron de los ciudadanos de la mayor parte de los países del mundo, a partir de la caída del muro de Berlín. El premio Nobel de Economía Joseph E. Stiglitz propone dos alternativas de solución a la globalización: cambiar el gobierno de la globalización y trasladar a los países pobres el intervencionismo de los países ricos. Por otro lado, hay muchos que piensan que se debe controlar la globalización, ya que el mundo estaría dominado por las empresas multinacionales, por lo tanto es importante la creación de un gobierno mundial que sea capaz de crear una nueva y poderosa ONU, que incentive y promueva el diálogo o permita la alianza entre las civilizaciones. En cuanto a las finanzas, de nuevo Stiglitz argumenta que los organismos internacionales, como el FMI y el BM han fracasado en ese aspecto, por lo que la solución es corregir su intervencionismo. En otro orden de ideas, en el caso del comercio internacional es conveniente fomentar el proteccionismo entre los países con la creación de uniones como es el caso de la Unión Europea o el Mercosur. Finalmente, una alternativa de solución para la globalización es debilitar la intervención económica y política de los países ricos hacia los países subdesarrollados.[61]
  • Roland Robertson afirma que la globalización está marcada culturalmente por procesos de glocalización, término utilizado para definir las transformaciones mediante las cuales las culturas locales adaptan y redefinen los productos de la cultura global para ajustarlos a sus necesidades, creencias y costumbres particulares. La glocalización puede entenderse tanto en un sentido económico como en el cultural. En el económico, se busca insertar a las industrias locales en escenarios globales adaptándolas a las peculiaridades del entorno; en el cultural, se intenta mezclar elementos locales con los globales, aunque esto puede generar una confrontación entre quienes están a favor y quienes están en contra de la integración de estas prácticas. También se ha utilizado el adjetivo "glocal" para calificar fenómenos culturales o sociales, como la migración o la popularización de temas musicales, que se extienden en regiones más amplias que el país de origen sin perder, hasta cierto punto, su carácter nacional.[62]

Críticas[editar]

Las críticas al proceso globalizador configuran lo que se denomina movimiento antiglobalización o altermundismo y sus cabezas mediáticas generalmente están ubicadas en un contexto nacionalista, de extrema izquierda, de alguno de los nuevos movimientos sociales progresistas, de la socialdemocracia ortodoxa (aquella que rechaza la Tercera Vía) o del populismo tercermundista (que puede incluir componentes antioccidentales o antiestadounidenses), así mismo varios movimientos religiosos conservadores y la extrema derecha se han posicionado en contra de la globalización. El punto en común mayoritario que tienen estas críticas es que equiparan globalización a imperialismo y neocolonialismo (ver Teoría de la dependencia), todas se oponen a lo que han denominado fundamentalismo de mercado y acusan a la globalización de fomentar un estilo de vida consumista y postmaterialista.

Como solución más generalizada todas estos credos ideológicos apuntan a la necesidad de un Estado fuerte y regulador para la sociedad y proponen el resurgimiento del desarrollismo, el dirigismo y el proteccionismo en las políticas económicas de las naciones, a la vez que reclaman reeducar a la sociedad en torno a valores que contrarresten los valores y costumbres individualistas.

  • Una primera crítica utiliza los puntos de vista de los teóricos de la globalización misma. Como se ha visto, estos se oponen a las barreras y trabas al movimiento tanto de bienes como de personas que los gobiernos que dicen seguir las políticas globalización imponen sobre los productos y personas de otros países. Igualmente cuestionable son las subvenciones y otras medidas proteccionistas que esos países utilizan. En ese sentido, se ha afirmado que las instituciones del "Consenso" están al servicio de sus accionistas mayores (es decir, EE. UU.) y no al de quienes fue creado para beneficiar.[63]
  • Otra crítica que se puede aducir es que si aceptamos la sugerencia de los proponentes de la globalización que tanto la democracia como el capitalismo fueron las fuentes de la prosperidad económica de los países desarrollados, sigue que el rol que el estado ejerció a nivel nacional en la emergencia de esa prosperidad necesita ser replicado no solo al nivel de los países que se integren al sistema[64]​ sino también al internacional.[65][66]​ Incluso algunos proponentes de la globalización reconocen esto[67]​ (a pesar de que se argumenta que la democracia por sí misma no promueve el crecimiento económico[68]​ cabe considerar que el origen de los presentes niveles de Desarrollo económico y Bienestar social en ciertos países se debe a consideraciones políticas que se hacen urgentes con la expansión y profundización de la democracia —ver "Origines y Evolución" en Estado de bienestar— Quizás se puede sugerir que si bien la mera democracia no produce prosperidad, una vez que se ambas se hacen presentes crean un sistema de retroalimentación positiva).[69][70][71]
  • Una tercera crítica, esta vez de oponentes al proceso, sugiere que sus proponentes se han y están, por un lado, apropiándose de los resultados de las acciones de terceros y por el otro, malinterpretando los hechos —incluyendo el distorsionar los datos estadísticos básicos[72]​— a fin de propagar sus ideas:[73][74]
  • En adición, se puede mencionar que la disminución en las tasas de pobreza relativa en países que aplican las políticas del FMI no parece estar lográndose gracias a la disminución de los extremos en la distribución del ingreso, sino gracias a la pérdida de ingresos de las clases asalariadas de países industrializados y la pauperización de las clases medias,[75]​ especialmente en países desarrollados y de ingresos medios, tales como los de América latina.[76]​ quienes se encuentran ahora desprovistos de los sistemas de seguridad y apoyo que gozaban, por ejemplo, en educación, medicina, seguros, pensiones de jubilación y otros servicios estatales, etc. La concentración de propiedad a nivel mundial continúa y se acentúa, lo que no debería ser sorpresa, ya que en la segunda mitad de la década del noventa del siglo pasado algunos estudiantes de las políticas del desarrollo —por ejemplo, Michael P. Todaro "Economic Development"— advertían que la presencia de empresas multinacionales en países en desarrollo podría resultar en el empobrecimiento a largo plazo de esos países debido al desplazamiento de empresas locales, la desviación de recursos locales a fin de servir mercados más lucrativos en otras regiones y la exportación de ganancias, etc.[77]
  • Las políticas tanto del Consenso de Washington como del resto de los proponentes de la globalización sugieren que sería posible lograr niveles de prosperidad económica a nivel mundial similares a los que se ven en Europa o EE. UU. Esta presunción es cuestionable, especialmente desde un punto de vista ecológico[78]​ (ver: Los límites del crecimiento).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Mondialisation/globalisation, sitio digital 'UNESCO'.
  2. Globalización en el Diccionario.
  3. José Luis Sampedro, El mercado y la globalización. Barcelona: Destino, 2002, p. 65.
  4. «Copia archivada». Archivado desde el original el 5 de abril de 2016. Consultado el 8 de abril de 2016. 
  5. Lalana, A. D. O. (2002). El derecho secreto y la fórmula de Radbruch:¿ Es la publicidad un criterio definitorio del derecho?. Anuario de filosofía del derecho, (19), 401-429.
  6. Basterra, Francisco G. (8 de abril de 2016). «La globalización del descontento». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 18 de junio de 2021. 
  7. Citado por O. Luterhandt, "Die "allgemeine Erklärund der Menschenpflichten" des Inter-Action Council un Art 29 AEMR", en: Dem Staate, was des Staates-der Kirche, was der Kirche ist. Festschrift für Josep Listl zum 70. Geburtstag, hrsg. von J. Isensee, W. Rees, W. Rüfner, Berlin 1999, 971-972.
  8. Ferrer, Aldo, Hechos y ficciones de la globalización, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires, 1997, pág. 13.
  9. Mc Luhan, Marshall, La galaxia de Gutenberg, Origen Planeta, México, 1985, pág. 45.
  10. John Kenneth Galbraith Capitalismo americano
  11. por ejemplo: Sebastián Edwards CEP Centro de Estudios Publico ESTABILIZACIÓN CON LIBERALIZACIÓN: DIEZ AÑOS DEL EXPERIMENTO CHILENO CON POLÍTICAS DE MERCADO LIBRE 1973-1983 Archivado el 30 de octubre de 2014 en Wayback Machine. en Centro de Estudios Públicos y Edwards, Sebastian y Alejandra Cox Edwards: "Monetarismo y liberalización : el experimento chileno" Fondo de Cultura Económica : ISBN 968-16-3856-5; ISBN 978-968-16-3856-6
  12. Milton Friedman: Chile y el Premio Nobel, por Ángel Soto
  13. Quiroga, Fabian (10 de mayo de 2019). «La globalización». TU ECONOMÍA FÁCIL. Consultado el 10 de mayo de 2019. 
  14. El orden espontáneo de la globalización, por Ezequiel Vásquez
  15. Salvatore (15 de abril de 2008). [h://books.google.com/books?id=XKnmvRATtfAC&pg=PA146 «Studying Globalization: Methodological Issues»]. En George Ritzer, ed. The Blackwell Companion to Globalization. John Wiley & Sons. p. 146. ISBN 978-0-470-76642-2. 
  16. a b Gao, 2000, p. 4.
  17. a b James et al., vols. 1–4 (2007)
  18. Modelski, George; Devezas, Tessaleno; Thompson, William R. (20 de diciembre de 2007). Globalization as Evolutionary Process: Modeling Global Change (en inglés). Routledge. p. 59. ISBN 978-1-135-97764-1. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  19. Ritzer, George (2007). The Blackwell companion to globalization. ISBN 978-0-470-69193-9. OCLC 232611725. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  20. «Pawel Zaleski Global (2006). Non-governmental administrative system Geosociology of the third sector. Warszawa IFIS Publishers. - References - Scientific Research Publishing». www.scirp.org. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  21. Marano, Carol Adelman, Yulya Spantchak & Kacie. «The Index of Global Philanthropy and Remittances 2012 - by Carol Adelman Yulya Spantchak Kacie Marano». www.hudson.org (en inglés). Consultado el 8 de junio de 2021. 
  22. «Life Funds for North Korean Refugees, an NGO». web.archive.org. 18 de junio de 2010. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  23. James, Paul. Globalism, Nationalism, Tribalism: Bringing Theory Back In (2006) (en inglés). Consultado el 8 de junio de 2021. 
  24. Steger, Manfred B.; James, Paul (8 de agosto de 2019). Globalization Matters: Engaging the Global in Unsettled Times (en inglés). Cambridge University Press. ISBN 978-1-108-47079-7. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  25. Publisher, Author removed at request of original (22 de marzo de 2016). Understanding Media and Culture (en inglés). University of Minnesota Libraries Publishing edition, 2016. This edition adapted from a work originally produced in 2010 by a publisher who has requested that it not receive attribution. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  26. Fangjun, Cao (1 de septiembre de 2009). «Modernization Theory and China's Road to Modernization». Chinese Studies in History 43 (1): 7-16. ISSN 0009-4633. doi:10.2753/CSH0009-4633430101. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  27. McALISTER, Elizabeth (2005). «Globalization and the Religious Production of Space». Journal for the Scientific Study of Religion (en inglés) 44 (3): 249-255. ISSN 1468-5906. doi:10.1111/j.1468-5906.2005.00283.x. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  28. «Globalization And Sport». web.archive.org. 23 de diciembre de 2016. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  29. Wong, Glenn M. (2013). The comprehensive guide to careers in sports (2nd ed edición). Jones & Bartlett Learning. ISBN 978-1-4496-0203-1. OCLC 775271608. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  30. Clayton, Thomas (1 de agosto de 2004). «ERIC - EJ706060 - "Competing Conceptions of Globalization" Revisited: Relocating the Tension between World-Systems Analysis and Globalization Analysis, Comparative Education Review, 2004-Aug-». Comparative Education Review (en inglés) 48 (3): 274. ISSN 0010-4086. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  31. Throsby, David (2002). The music industry in the new millennium: global and local perspectives. UNESCO, Division of Arts and Cultural Enterprise. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  32. «World Fusion Music : National Geographic World Music». web.archive.org. 14 de marzo de 2012. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  33. «Why do we need religion in a globalized world?». web.archive.org. 12 de abril de 2018. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  34. Ghosh, Biswajit (1 de junio de 2011). «Cultural Changes and Challenges in the Era of Globalization: The Case of India». Journal of Developing Societies (en inglés) 27 (2): 153-175. ISSN 0169-796X. doi:10.1177/0169796X1102700203. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  35. Zimmerer, Karl S. (2006). Globalization & new geographies of conservation. University of Chicago Press. ISBN 0-226-98343-9. OCLC 62281605. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  36. Krishnan, Armin (2016). War as business : technological change and military service contracting. Routledge. ISBN 978-1-315-54772-5. OCLC 948603424. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  37. James, Paul (17 de febrero de 2014). «Faces of globalization and the borders of states: from asylum seekers to citizens». Citizenship Studies 18 (2): 208-223. ISSN 1362-1025. doi:10.1080/13621025.2014.886440. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  38. Siebeck, Florian. «Flugzeugparkplatz im Outback: Schlaf in der Wüste». FAZ.NET (en alemán). ISSN 0174-4909. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  39. «UNWTO World Tourism Barometer and Statistical Annex, January 2021». UNWTO World Tourism Barometer (English version) 19 (1): 1-42. 29 de enero de 2021. ISSN 1728-9246. doi:10.18111/wtobarometereng.2021.19.1.1. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  40. Branch, Labour Migration (22 de agosto de 2013). «Mainstreaming of Migration in Development Policy and Integrating Migration in the Post-2015 UN Development Agenda». www.ilo.org (en inglés). Consultado el 8 de junio de 2021. 
  41. «Total Midyear Population for the World: 1950-2050"». International Programs Center for Demographic and Economic Studies, U.S. Census Bureau (en inglés). Archivado desde el original el 17 de abril de 2017. Consultado el 28 de febrero de 2020. 
  42. «Measuring digital development: Facts and figures 2019». Telecommunication Development Bureau, Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) (en inglés). Consultado el 28 de febrero de 2020. 
  43. Berglez, Peter (1 de diciembre de 2008). «What Is Global Journalism?». Journalism Studies 9 (6): 845-858. ISSN 1461-670X. doi:10.1080/14616700802337727. Consultado el 8 de junio de 2021. 
  44. a b c Sachs, Jeffrey (2005). The End of Poverty. New York, New York: The Penguin Press. 1-59420-045-9. 
  45. a b «World Bank, Poverty Rates, 1981 - 2002». Archivado desde el original el 15 de junio de 2007. Consultado el 4 de junio de 2007. 
  46. «November 27». www.columbia.edu. Consultado el 18 de junio de 2021. 
  47. "How Have the World's Poorest Fared Since the Early 1980s?" by Shaohua Chen and Martin Ravallion. [1] Archivado el 10 de marzo de 2007 en Wayback Machine.
  48. «TFF FEATURES - Articles». web.archive.org. 27 de abril de 1999. Consultado el 18 de junio de 2021. 
  49. Guy Pfefferman, "The Eight Losers of Globalization".
  50. «Democracy's Century: A Survey of Global Political Change in the 20th Century». web.archive.org. 18 de agosto de 2000. Consultado el 18 de junio de 2021. 
  51. «BAILEY, R.(2005).». Archivado desde el original el 4 de septiembre de 2009. Consultado el 8 de diciembre de 2007. 
  52. «BAILEY, R.(2005). «The poor may not be getting richer but they are living longer.»». Archivado desde el original el 4 de septiembre de 2009. Consultado el 8 de diciembre de 2007. 
  53. ScienceDirect.
  54. Oxford Leadership Academy. (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).
  55. [https://web.archive.org/web/20100705155924/http://www.uis.unesco.org/template/pdf/cscl/IntlFlows_EN.pdf Archivado el 5 de julio de 2010 en Wayback Machine. 2005 UNESCO report.
  56. «Oxfam:Stop the dumping!». Archivado desde el original el 31 de octubre de 2007. Consultado el 8 de diciembre de 2007. 
  57. OECD Producer Support Estimate By Country
  58. OECD Development Aid At a Glance By Region
  59. «Cultivating Poverty The Impact of US Cotton Subsidies on Africa.»
  60. ««Six Reasons to Kill Farm Subsidies and Trade Barriers.»». Archivado desde el original el 13 de febrero de 2007. Consultado el 8 de diciembre de 2007. 
  61. «Alternativas a la globalización». www.madrimasd.org. Consultado el 11 de diciembre de 2015. 
  62. Roland Robertson. «Glocalization: Time-Space and Homogenity-Heterogenity». Consultado el 12-12-17. 
  63. Joseph E. Stiglitz: El malestar en la globalización.
  64. El Banco Interamericano de Desarrollo, por ejemplo, alega que "no es posible avanzar en el crecimiento sostenible y equitativo sin progresar en la seguridad jurídica y en la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos". http://www.iadb.org/sds/SCS/site_2776_s.htm Archivado el 31 de enero de 2008 en Wayback Machine.
  65. Por ejemplo: Agenda de Barcelona: http://www.realinstitutoelcano.org/analisis/660/IlianaAgendaBarcelona%20pdf.pdf Archivado el 16 de julio de 2011 en Wayback Machine.
  66. Taller sobre Democracia Derechos Humanos y Estado de Derecho - Nota Informativa
  67. Por ejemplo C. Fred Bersten en su ponencia a la reunión de la Comisión Trilateral en Tokio en el 2000 argumento que es necesario reconocer que la globalización tiene no sólo beneficios sino también costos y damnificados, es necesario entonces implementar un sistema a fin de remediar esos problemas. Ver The Backlash Against Globalization http://www.trilateral.org/annmtgs/trialog/trlgtxts/t54/ber.htm
  68. Crecimiento económico sin Estado de Derecho (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).
  69. http://www.ije.com.mx/Articulos/Estado%20de%20derecho%20y....pdf (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).
  70. Estado de Derecho y Desarrollo Humano - Dialnet
  71. Acerca de nosotros, Programa Estado de Derecho para Latinoamérica, Konrad-Adenauer-Stiftung e.V
  72. Ver, por ejemplo, Adam Parson: «El final del crecimiento económico.» en [2] Archivado el 13 de enero de 2008 en Wayback Machine.
  73. un informe de CETIM dice: 12. EL Banco Mundial se ha apropiado de todos los conceptos de los movimientos progresistas. La lucha contra la pobreza, el traspaso de poder y participación ciudadana, desarrollo social... esta, ahora, empezando a interesarse en la desigualdad...(..)... de hecho, es a través de un análisis de las dinámicas de los sentidos de las palabras que pueden ser desenmascaradas y denunciadas las políticas que promueven el triunfo de los mercados al costo de la sociedad. La lucha contra la pobreza y la desigualdad son necesarias, por supuesto, pero a través del desarrollo social y económico, a través de envolver la solidaridad del mundo desarrollado..., etc. (en inglés en el original) [3] Más adelante CETIM sugiere que el problema no termina con esa apropiación sino que continua con la tergiversación con fines específicos, por ejemplo: "poner en el banquillo a las empresas del Estado y exonerar o disimular la responsabilidad principal que les cabe a las grandes sociedades transnacionales privadas en materia de violación de los derechos humanos" [4].
  74. Larry Elliot y Dan Atkinson (The Age of Insecurity, p. 274, y p. 223.) alegan que "el rendimiento de la economía mundial, desde que se liberalizó el capital, ha sido peor que cuando estaba fuertemente controlado" y que "hasta ahora, el rendimiento del capital liberalizado no ha cumplido las expectativas que despertó."
  75. Otro informe de CETIM argumenta: "Al igual que "los ajustes estructurales", la "lucha contra la pobreza" tiene como blanco principal las clases medias —los privilegiados— y transforma a "los pobres" en aliados potenciales de las "clases globalizadas". La lucha contra la pobreza, un tema que es consensual por definición, hace que el desarrollo desaparezca como un proyecto nacional de modernización y emancipación y elimina las élites nacionales, tanto sindicales como empresariales. Los pobres se transforman en actores de un cambio que se limita a consolidar una sociedad dualista de pobres y ricos
  76. de acuerdo a un informe del Instituto Para los Estudios de Economía de Desarrollo de la Universidad de la ONU (UNU-WIDER) publicado el 2006, en el 2000, el 10 % más rico de la población era propietaria del 85 % de la riqueza del mundo. Dentro de lo cual, el 1 % más rico posee el 40 % del total. En contraste, la mitad mas pobre posee en conjunto solo un 1 % de la riqueza del mundo. Interesantemente, aun cuando el informe confirma que la riqueza se concentra en los países desarrollados (que poseen colectivamente casi el 90 % de esa riqueza), mucha de la población de esos países está, teóricamente, en una situación peor que los habitantes de los países en desarrollo, en que los niveles de deuda que tienen, especialmente entre las clases medias, son tan altos que, económicamente hablando, su "riqueza" es negativa.| http://update.unu.edu/archive/issue44_22.htm Archivado el 18 de diciembre de 2007 en Wayback Machine.
  77. "Otra repercusión mundial de este tipo de déficit, y esto va en contra de la economía tradicional estándar, es que los países en desarrollo están financiando a los países ricos. Esto es lo que sucede cuando se maneja una economía de tal magnitud y un déficit de cuenta corriente. Significa que usted está solicitando un préstamo al resto del mundo. Quiere decir que Estados Unidos le está solicitando un préstamo al resto del mundo, lo que significa que el resto del mundo, básicamente los países en desarrollo, le está suministrando capital a Estados Unidos, en lugar de ser lo contrario. Y esto tiene grandes consecuencias también, porque, una vez más, vemos con frecuencia que países subdesarrollados hacen concesiones en negociaciones con el FMI o con el Banco Mundial. Hacen estas concesiones con la finalidad de tener acceso a capital extranjero. Pero el flujo de capital realmente toma otra dirección. Ahora va del sur al norte. De modo que ese es otro asunto". en http://www.bcv.org.ve/c4/Conferencias.asp?Codigo=4491&Operacion=2&Sec=False
  78. Por ejemplo: http://www.theecologist.net/files/docshtm/index.asp Archivado el 11 de diciembre de 2007 en Wayback Machine.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]