Mundo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Tierra: La canica azul vista desde el Apolo 17.

Mundo es el nombre común que recibe cuanto rodea al ser humano (a veces se enfatiza diciendo nuestro mundo), más específicamente la experiencia que lo circunda y en concreto aspectos más determinados como su vida, su historia o su civilización. Algo más abstractamente se considera mundo a la naturaleza o el universo físico, humano y social donde se sitúa el hombre y que constituye su entorno. Por otra parte, con mundo o globo se alude también al planeta Tierra.[1]

Contexto filosófico[editar]

Definición filosófica[editar]

En el contexto filosófico, y más precisamente ontológico, es un concepto abstracto y posee el significado absoluto que le da la reducción fenomenológica: todo lo que no es parte del "yo", todo lo que no es el hombre. Y por otra parte, en modo más concreto, sería la realidad como experiencia, la realidad empírica y objetiva.

El término latino mundus 'ordenado, limpio' se empleó para traducir el término griego κόσμος kósmos '[buen] orden, disciplina, organizado, construcción'. Estos términos reflejan la noción prefilosófica de que el mundo en sentido filosófico constituía una construcción intencionada bien organizada. Por eso en la noción grecolatina existían dioses y entes encargados del mantenimiento de la estructura y buen orden del mundo.

En filosofía, el término mundo posee varios posibles significados. En algunos contextos, se refiere a todo lo que conforma la realidad o el universo físico. En otros, puede tener un específico significado ontológico. Mientras que clarificar el concepto de mundo ha estado siempre entre las tareas básicas de la filosofía occidental, este tema parece haber surgido explícitamente solamente al inicio del siglo XX[2] y ha sido objeto de continuos debates. La cuestión sobre lo que es el mundo aún no ha sido resuelta.

Clasificación sobre conceptos de mundo[editar]

Para Francisco Miró Quesada hay tres ejes para clasificar las distintas concepciones filosóficas del mundo: el eje materialista-espiritualista, el eje finalista-contingencialista y el eje esencialista-existencialista.[3] Por ejemplo, Marx veía al mundo de una forma «materialista finalista» (materialismo dialéctico) mientras que las religiones ven al mundo desde una óptica «espiritualista finalista» (escatología y el fin del mundo) ya sea en su vertiente esencialista (Santo Tomás) o existencialista (Gabriel Marcel). El mecanicismo ve al mundo de una forma «materialista contingencialista», es decir, en el universo no hay razón o finalidad específica para el cual las leyes de la naturaleza sean de una manera, pues pudieran haber sido de otra.[3]

Distintas formulaciones filosóficas de mundo[editar]

Parménides

Parménides argumenta que la percepción diaria de la realidad del mundo físico tal y como es descrito en la doxa, esto es, en la opinión común, está errada, y la realidad del mundo es ser como es descrito en alétheia: un todo inalterable, inengendrable e indestructible.

Platón

En su mito de la caverna, Platón distingue entre formas variables e ideas inmutables e imagina dos mundos distintos: el mundo sensible y el mundo tangible.

Hegel

En la filosofía de la historia de Hegel, la expresión Weltgeschichte ist Weltgericht (La Historia Mundial es un tribunal que juzga al Mundo) es utilizada para afirmar el punto de vista de que la Historia juzgará a los hombres, sus acciones y sus opiniones. La ciencia nació del deseo de transformar al mundo en relación al hombre; su meta final es la aplicación técnica.

Schopenhauer

El mundo como voluntad y representación es el trabajo central de Arthur Schopenhauer. Schopenhauer vio la voluntad humana como el noúmeno o cosa en sí kantiana. Él creyó, entonces, que podríamos obtener conocimiento acerca de la cosa en sí, algo que Kant dijo era imposible, ya que el resto de la relación entre la representación y cosa en sí podía ser entendida por la analogía a la relación entre la voluntad humana y el cuerpo humano.

Wittgenstein

"El mundo es todo lo que acaece" o, en otras traducciones, "es el caso", escribió Ludwig Wittgenstein en su influyente Tractatus Logico-Philosophicus, publicado por primera vez en 1922. Esta definición serviría como la base del empirismo lógico, que se la suposición de que hay exactamente un mundo, consistente en la totalidad de los hechos, sin importar la interpretación que cada individuo haga de ellos.

Heidegger

Martin Heidegger, entre tanto, argumentaba que "el mundo circundante es diferente para cada uno de nosotros y, sin embargo, nos movemos en un mundo común".[4] El mundo, para Heidegger, era aquel en el que siempre éramos "lanzados" y con el que nosotros, como seres en el mundo, debemos llegar a acuerdos. Su concepción de "divulgación mundial" fue elaborada más notablemente en su trabajo de 1927 Ser y Tiempo.

Freud

En respuesta, Sigmund Freud propuso que no nos movemos en un mundo común, sino en un proceso de pensamiento común. Él creía que todas las acciones de una persona estaban motivadas por una sola cosa: la libido. Esta fuerza condiciona toda nuestra visión del mundo o de la realidad, que es fruto del pulso entre tendencias instintivas inconscientes y tendencias represoras superconscientes.

David Lewis

Algunos filósofos, a menudo inspirados por David Lewis, argumentan que los conceptos metafísicos como la posibilidad, la probabilidad y la necesidad son mejor analizados al comparar el mundo a un rango de mundos posibles; un punto de vista comúnmente conocido como realismo modal. Para él existe un número infinito de mundos causalmente aislados y el nuestro es tan sólo uno de ellos.

Markus Gabriel

Para el filósofo Markus Gabriel el mundo no existe pues lo considera un superobjeto. La existencia de un objeto, por definición, se trata de su aparición con características propias que lo distinga de otros objetos en un contexto dado. No así ocurre con el concepto de superobjeto o mundo pues este tendría toda las caracteristicas de todos los objetos que contiene haciéndolo indistinguible y, por lo tanto, inexistente.[5] Markus, al proclamar que no existe un superobjeto o Mundo, termina adoptando una postura filosófica pluralista.[5]

José Ortega y Gasset

Para el filósofo español José Ortega y Gasset el mundo es inseparable del yo: "Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo". Y todas las conciencias están interconectadas a través de un sistema de perspectivas cuya integración constituye el mundo, la realidad misma.

Contexto teológico cristiano[editar]

El mundo es para el Catecismo de la Iglesia católica uno de los tres "enemigos del alma": mundo, demonio y carne. Esta conceptualización negativa del mundo constrasta con el concepto grecolatino positivo de mundus 'todo ordenado, organizado, limpio'. Para la concepción teológica judeocristiana el mundo representa lo "material" o la esfera de la "vida profana", como lo opuesto a lo celestial, espiritual, trascendental o sacro.[6] Así, los monjes y monjas de clausura que se encierran en los monasterios renuncian al "mundo". El "fin del mundo" se refiere a los escenarios de la culminación de la historia humana, a menudo en contextos religiosos.

Contexto histórico[editar]

La historia del mundo es comúnmente entendida como la comprensión de los principales desarrollos geopolíticos de cinco milenios, desde las primeras civilizaciones hasta el presente. Por otra parte, con la expresión Nuevo Mundo frente a Viejo Mundo nos referimos respectivamente por un lado a América, una parte del mundo colonizada en el despertar de la era de los descubrimientos, y por otro a la parte colonizadora, de historia más conocida. Estas denominaciones se extendieron al ámbito de las clasificaciones zoológicas y botánicas, como por ejemplo en el caso del mono del Nuevo Mundo.

Contexto político[editar]

En política, los términos primer, segundo y tercer mundo dividen a los países en grandes grupos. El primer mundo designa a los países capitalistas, ricos o desarrollados económicamente; el segundo a los comunistas y el tercer mundo agrupa al resto de los países, la mayoría pobres, en vías de desarrollo o infradesarrollados. Incluso de se utiliza la expresión cuarto mundo para aludir a los países en que la pobreza es extrema.

Contexto de la geografía humana[editar]

La población mundial es la suma de todos los habitantes humanos de cualquier era; de igual forma, la economía mundial es la suma de las economías de todas las sociedades (todos los países), especialmente en el contexto de la globalización. Términos como campeonato mundial, producto bruto mundial, banderas del mundo, etc., también implican la suma o combinación de todos los estados soberanos.

En términos como religión mundial, idioma mundial y guerra mundial, la palabra mundo sugiere una escala internacional o intercontinental sin necesariamente implicar la participación de todo el mundo.

Contexto de la geografía física[editar]

En términos como mapa del mundo y clima mundial, la palabra mundo es utilizada en un sentido desprendido de la cultura humana o civilización, refiriéndose de forma física al planeta Tierra.

Etimología y uso[editar]

El término «mundo» deriva del vocablo en latín mundus, que literalmente significa 'limpio, elegante'; en sí es una traducción prestada del griego cosmos, 'perfección' o 'conjunto ordenado'. El término greco-latino expresa una noción de creación como un acto de establecimiento del orden en el caos.

'Mundo' se refiere a todo el planeta o a la población de cualquier país o región en particular: asuntos mundiales se refiere no sólo a un lugar sino a todo el mundo e historia mundial es un campo de la historia que examina los eventos desde una perspectiva global (en lugar de una nacional o una regional). Tierra, por otra parte, se refiere al planeta como una entidad física y la distingue de otros planetas y objetos físicos.

'Mundo' también puede atribuírsele al significado de 'global', 'relativo a todo el mundo', formando usos como Comunidad mundial.

Por extensión, un 'mundo' puede referirse a cualquier planeta u objeto astronómico, especialmente cuando se cree que está habitado, en el contexto de la ciencia ficción o futurología.

'Mundo', en el sentido original, cuando es calificado, también puede referirse al dominio particular de la experiencia humana.

  • El mundo del trabajo describe el trabajo remunerado y la búsqueda de una carrera, en todos sus aspectos sociales, para distinguirla del área hogareña y del estudio académico.
  • El mundo de la moda describe el ambiente de los diseñadores, casas de moda y consumidores que hacen la industria de la moda.

Dimensiones características[editar]

Dimensiones físicas[editar]

El mundo en proyección equirrectangular.
Dimensiones físicas
Área 510.000.000 km² (196,950,000 millas²)
Superficie terrestre 149.000.000 km² (57.510.000 millas²)
Superficie acuática 361.000.000 km² (139.440.000 millas²)
Circunferencia ecuatorial 40.077 km (24.902 millas)
Circunferencia meridional 40.009 km (24,860 millas)
Diámetro ecuatorial 12.757 km (7.926 millas)
Diámetro polar 12.714 km (7.899,988 millas)
Radio ecuatorial 6.378,5 km (3.963,42 millas)
Radio polar 6.357,0 km (3.950,06 millas)
Volumen de la Tierra 1.080.000.000.000 km³ (260.000.000.000 millas³)
Volumen de Agua Aproximadamente 1.386 millones de kilómetros cúbicos (km3).
Masa 5.980.000.000.000.000.000.000 t (6.592.000.000.000.000.000.000 t)
Densidad 45 hab./km²

Características por región[editar]

Tamaño
Continente Área (km²) porcentaje %
Mundo 149.000.000 100
Eurafrasia 84 580 000 57
Eurasia 54 210 000 36
Asia 43 810 000 29
América 42 330 000 28
África 30 370 000 20
Antártida 13 720 000 9,2
Europa 10 400 000 7,0
Oceanía 9 010 000 6,0
Australia-Nueva Guinea 8 500 000 5,7
Australia (continente) 7 600 000 5,0
Población humana
Continente aprox. población porcentaje %
Mundo 7 000 000 500 100
Eurafrasia 5 400 000 000 84
Eurasia 4 510 000 000 70
Asia 4 000 000 000 59
África 890.000.000 14
América 886.000.000 14
Europa 790 000 000 11
Norteamérica 515.000.000 8,0
Sudamérica 400 000 000 5,8
Oceanía 35 800 000 0,55
Australia-Nueva Guinea 30 000 000 0,5
Australia (continente) 21 000 786 0,3
Antártida 1 000 0,00002

Humanidad[editar]

Según el World Fact Book (2007):

La tasa de fertilidad (cifras de fertilidad femenina, o cantidad de hijos por mujer) era 2,8 en el año 2000 y 2,59 en 2007. La tasa de mortalidad infantil es 56,11 muertes por cada 1000 nacimientos. El crecimiento demográfico mundial total es de 1,45 % en promedio anual.

La tasa de desempleo Mundial es el 38 %.

En 2008, se estima que la población mundial fue de 6.671.679.034 habitantes. La densidad poblacional es 48 habitantes por km²

El 50% de la población humana vive en zonas apropiadas, que corresponde sólo al 5 % de la superficie terrestre.

El IDH (Índice de Desarrollo Humano) en el Mundo es 0,624.

El Producto Mundial Bruto (GWP) es de 48.144.966 millones de dólares según el Fondo Monetario Internacional y 44.784.871 según el Banco Mundial, el promedio es de 46.264.669 millones de dólares y 6975 dólares por cápita.

La tasa de crecimiento económico del Producto Doméstico promedio Mundial, es el 5,1 % por año.

La esperanza de vida promedio es 65,82 años, 63,89 años para hombres y 67,84 años para mujeres. Según la Organización Mundial de Salud, las 10 causas principales de muerte en 2002 son:

12,6 % de alguna enfermedad cardíaca
9,7 % enfermedad cerebro vascular
6,8 % infecciones respiratorias
4,9 % de VIH/SIDA
4,8 % enfermedad pulmonar obstructiva crónica
3,2 % enfermedades diarreicas
2,7 % de tuberculosis
2,2 % de malaria
2,2 % cánceres de tráquea/bronquios/pulmones
2,1 % de accidentes de tránsito.

Expresiones[editar]

Antiguamente se consideraba primer mundo aquellos países de economías capitalistas como Estados Unidos y los países aliados a éste después de la segunda guerra mundial. El segundo mundo incluía países comunistas, como la antigua URSS o China, y a todos los países aliados a éstos o bajo su influencia, mientras que, el tercer mundo, abarcaba aquellos países que tenían una posición neutra.

En la actualidad se consideran países del Primer Mundo los países desarrollados, es decir que tienen gran capacidad industrial, gran avance tecnológico y tienen fácil acceso a gran cantidad de materias primas. Se consideran países del Segundo Mundo a los países que también tienen gran capacidad industrial y un gran avance tecnológico, pero tienen un menor acceso a las materias primas que los países del Primer Mundo. Se consideran países del Tercer Mundo a los países que tienen gran cantidad de materias primas, pero no cuentan con gran capacidad industrial ni gran avance tecnológico y que están vinculados al mercado mundial mediante la exportación de materias primas. Se ha adoptado el término "Cuarto mundo" para referirse a las regiones pobres del planeta pertenecientes al sector capitalista y a los países menos desarrollados de éste, como los sin techo que viven en las ciudades más ricas de los países capitalistas, cuyo nivel de pobreza supera al de los habitantes del tercer mundo.

Religión y mitología[editar]

Las cosmologías mitológicas a menudo representan al mundo como centrado alrededor de un axis mundi y delimitado por una frontera como un océano, una serpiente o similares.

Referencias[editar]

  1. efinición RAE: mundo, sitio digital 'Real Academia Española'.
  2. Heidegger, Martin (1982). Basic Problems of Phenomenology. Bloomington: Indiana University Press. p. 165. ISBN 0253176867. .
  3. a b Francisco Miró Quesada. «El hombre, centro de la meditación filosófica». www.oocities.org. Consultado el 4 de abril de 2016. 
  4. Heidegger (1982), p. 164.
  5. a b Gabriel, Markus (29 de junio de 2015). Why the World Does Not Exist (en inglés). Wiley. ISBN 9780745687568. Consultado el 10 de abril de 2016. 
  6. Evangelio de Juan II, 15-16, trad. Reina-Valera revisada en 1960: 15 "No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él". 16 "Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo".

Enlaces externos[editar]