Anexo:Plantas medicinales (D-G)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La plantas medicinales cuyo nombre más conocido comienza por D - G son:

Se reseñan algunas de las plantas con uso medicinal más conocidas.

Icono de aviso medico
Advertencia: Wikipedia no es un consultorio médico.


Damiana[editar]

Turnera diffusa
Turnera diffusa
En Guatemala se conoce también como: cha-mixib, hierba de la pastora, mejorana, misibcoc.[1]
La infusión, decocción o maceración de hojas se usa para el tratamiento de afecciones gastrointestinales (colecistitis, disentería, dispepsia, dolor de estómago, infección intestinal),[2] [3] respiratorias (asma, bronquitis, catarro, resfrio, tos)[2] [4] [3] y genitourinarias (cistitis, dismenorrea, enfermedades venereas, enuresis, espermatorrea, esterilidad, frigidez, impotencia, nefritis, nefrosis, orquitis, sífilis),[2] [4] [5] [6] [7] [8] anemia, debilidad nerviosa y muscular, diabetes, dolor de cabeza, inflamaciones, malaria, migraña, neurastenia, neurosos y paralisis;[9] [3] [10] se le considera un tónico para cura general.
Bebido y fumado produce eufória, relajación, y aumento de la imaginación de 30 a 90 minutos.[3] y en alguyna medida un efecto alucinógeno[11]
Con las hojas se prepara una loción acular para tratar la ceguera por exceso de tabaco. La decocción de flores se usa para el asma y bronquitis[9]
Se le atribuye propiedad afrodisíaca, astringente, catártica, digestiva,[8] depresora, diurética, estimulante, expectorante, laxante, purgante y tónica.[3]
Diente de león (Taraxacum officinale)

Diente de león[editar]

Taraxacum officinale
Acción: tónico amargo, diurético, purificador del hígado, laxante suave, falta de apetito y malas digestiones, función hepática débil.[12]
Las hojas se usan cuando se tiene retención de líquidos, presión alta, a causa de su alto contenido en potasio.
La raíz se utiliza como un suave purificador de la sangre, actúa sobre varios problemas cutáneos (acné, forúnculos, eczemas).
Contraindicaciones: puede provocar reacciones alérgicas.
Digitalis purpurea

Digital[editar]

Digitalis purpurea
Es también conocida popularmente como: alcahueta del cerezo, azalda, bragas de cucu, brotónica real, cachapeiro, cachipeiro, calzón de cuco, calzones, calzones de cuquillo, calzones de zorra, campanas de san juan, campanilla, campanillones, catechos, chupamieles, chupamielis, chupera, dedal de doncella, dedal de monja, dedal de princesa, dedalera, dedales, dedales de monja, dedil, dedillos de Dios, digitalina, digital purpúrea, emborrachacabras, estallones, estallos, flor de la castañuela, flor de la monda, gilora, giloria, goldaperra, gualdaperra, gualdrapera, guante de la Virgen, guantera, jiloria, lobera, manguitos de cuco, mata de lagartija, mataperla, pantalones del cucu, pasionaria, restallo, sanjuan, sanjuanines, tarantaina, triscos, tristera, villoria, viloria, viluria, vueltaperra, zapatitos de Cristo.[13]
De sus hojas y flores se extrae la digital
La distintiva flor de la digital - cuya forma, similar a un dedal, dio lugar a su nombre- y sus hojas, contienen una poderosa toxina, la digitalina, que afecta el funcionamiento cardíaco. Extremadamente venenosas si se consumen, el extracto del principio activo ha sido empleado como medicación para la arritmia y otras deficiencias cardíacas desde finales del siglo XVIII.
La digitoxina y la digoxina presentes en las hojas, flores y semillas de la digital la protegen del ataque de predadores. Su ingesta es fatal con frecuencia. Actúan inhibiendo la enzima sodio-potasio ATPasa, por lo cual se incrementa el calcio intracelular. Este incremento produce un efecto inotrópico positivo. También se produce un efecto vagal en el sistema nervioso parasimpático, y por esta razón se utiliza en la regulación de las arritmias cardíacas y para enlentecer las pulsaciones del ventrículo en la fibrilación ventricular. Debido al efecto vagal la digital no tiene efectividad cuando el paciente tiene el sistema nervioso simpático al límite, lo cual es el caso de las personas gravemente enfermas.
La toxicidad de la digital (intoxicación digitálica) es el resultado de una sobredosificación y produce una visión amarilla (xantopsia) y la aparición de visión de perfiles desdibujados (halos),[14] además de bradicardia en casos extremos. Debido a que uno de los efectos secundarios de la digital es la reducción del apetito, algunos individuos han abusado de ella como una ayuda en la pérdida de peso.
La digital es un ejemplo clásico de droga derivada de una planta y antiguamente usada por herboristas, quienes hace tiempo que la dejaron de utilizar debido al estrecho margen de seguridad terapéutica y la dificultad, en consecuencia, de determinar la cantidad de sustancia activa adecuada en las preparaciones herbales.
Cuando se conoció la utilidad de la digital en la regulación del pulso, se empleó con una gran variedad de propósitos, incluido el tratamiento de la epilepsia y otros desórdenes, aunque hoy en día se ha reconocido que era un uso inapropiado.

Efedra[editar]

Ephedra sinica
se obtienen de ella aminas simpaticomiméticas efedrina y pseudoefedrina, con actividad vasoconstrictora, termogénica, cardiotónica, descongestiva de las vías respiratorias, broncodilatadora, y estimulante;

Encino[editar]

Quercus acatenangensis Trelause
En Guatemala se cononoce también como bans, chicharro, col, huite, masket, malcote, pitán, roble, sical, sunuj, zinih.[15]
Quercus acatenangensis alcanza hasta 30 m de alto; hojas gruesas, duras, 3 - 15 cm de largo, lanceolada a elíptica, cuneadas a la base, enteras; amento estaminado, 3 cm de largo, flojamente floreado,, anteras oblongas; frutos bienales, solitarios o geminadoos, 5 - 20 mm de largo, escala triangular, ápice redondeado, bellotas 10 - 17 mm de largo.
Los árboles del género se usan indistintamente con fines medicinales. El cocimiento de corteza y hojas se usa para tratar afecciones gastrointestinales (diarrea, disentería, gastritis, tifoidea, vómitos),[16] menstruaciones excesivas, mal de orín,[17] anemia, resfrio y susto.[18]
Se usa tópicamente[nota 1] para desinfectar heridas, granos con pus y detener la sangre en heridas y hemorroides sangrantes; en gargarismos para desinfectar la garganta y amígdalas, fuego de la boca, dolor de muelas, y endurecer las encias; en lavados vaginales elimina la leucorrea.
Se le atribuye propiedad afrodisíaca, antiséptica, astringente, estimulante del sistema nervioso central, diurética, hemostática, laxante, expectorante, y tónica.[19]
Luffa operculata

Esponjuelo[editar]

Luffa operculata
Otros nombres populares en Guatemala: esponjilla, pashte, pepino de monte.[20]
La infusión del fruto se usa, por vía oral, para tratar alcoholismo, fiebre, mordedura de serpientes, ciática, oftalmia crónica, sífilis y tiña,[21] [22] [23] ictericia e hidropesía; toda la planta es muy amarga y su decocción es un purgante drástico.[24]
Tópicamente la inhalación del extracto acuoso del fruto produce alivio de la congestión nasal que se presenta en la sinusitis;[22] la infusión del fruto tierno se usa para lavar el cabello,[25] combatir la tiña,[21] y cicatrizar llagas.
En su forma seca se usa como estropajo, aunque es pequeño y muy irritante, para usar para ese fin recomiendan blanquearlo con gas de azufre en una cámara cerrada.
Un linimento a base del fruto y decocciones de la raíz se aplica tópicamente para tratar llagas, heridas, tumores y cáncer;[21] [26] un ungüento de la hoja y fruto se usa para tratar la sinusitis.[27]
Se le atribuye propiedades abortiva, catártica, diurética, emética, irritante, mucolítica, purgante y sudorífica.[21]
Estramonio - Datura stramonium

Estramonio[editar]

Datura stramonium
Otros nombres populares utilizados en Guatemala: chamico, hierba del diablo, hierba hediónda, machul, tapa, toloache, vuelvete loco.[28]
La tintura de las hojas se usa por vía oral para tratar asma y diversos espasmos; en decocción se usa para aliviar los dolores del parto,[29] las sudoraciones nocturnas de la tuberculosis,[30] malaria[31] y enfermedad de Parkinson.[32]
Las hojas secas se mezclan con tabaco (Nicotiana tabacum) y se fuman como cigarrillos o en pipa para tratar asma y bronquitis.[33] [34] [30]
El jugo de hojas frescas concentrado se usa para tratar desórdenes epilépticos, convulciones y locura.[35]
El emplasto y ungüento de hojas se usa tópicamente para tratar varias formas de cáncer, induraciones y tumores.[36] Las semillas y flores se usan para lavados en prolapso rectal, pies hinchados[30] y hemorroides.[31] [33] Las semillas se usan para los mismos fines como decocción o tintura.[35]
Un ungüento de la tintura de semilla se usa para aliviar la neuralgia, y el reumatismo muscular.[37] [38] y para tratar abscesos, fístulas y hemorroides.[30]
En homeopatía se usa la tintura para anasarca, apoplejía, cefalea, corea, delirio, enuresis, epilepsia, hidrofobia, histeria, meningitis, ninfomanía, tétanos y tifoidea.[30] [39]
Se le atribuye propiedad analgésica, anestésica, anodina, anti colinérgica, emoliente, espasmolítica, hipnótica, resolutiva, sedante y narcótica.[38] [30] [40]
Eucalyptus globulus

Eucalipto[editar]

Eucalyptus citriodora y Eucalyptus globulus[41]
El cocimiento, infusión e inhalación de las hojas se usa para tratar afecciones respiratorias (asma, amigdalitis, bronquitis, faringitis, gripe, influenza, laringitis, resfrío, tos, tuberculosis),[42] [43] y digestivas (diarrea, dispepsia), artritis, cistitis, diabetes, fiebre, estomatitis, malaria y reumatismo.[43] [44]
En homeotatía se usa para bronquitis, resfrío, laringuitis, y reumatismo.[43]
Tópicamente se aplica a heridas, lepra, leucorrea, llagas, pústulas, quemaduras, úlceras, vaginitis[43] [45] [46] fibromas y tumores.[47] Las hojas frescas se mastican para fortalecer las encías.[43]
Se le tribuye propiedad anestésica, antiséptica, depurativa, digestiva, espasmolítica, estimulante, expectorante, febrífuga, hipoglicémica, insecticida, rubefaciente y vermífuga.[48] [43] [49]
Trigonella foenum-graecum

Fenogreco[editar]

Trigonella foenum-graecum
En Guatemala se conoce también como alholva.[50]
La semilla se usa en múltiples formas (cocimiento, infusión, maceración, o tostadas) por vía oral y enema para el tratamiento de afecciones gastrointestinales (cólico, colitis, diarrea, disentería, dispepsia, estreñimiento, flatulencia, gastritis, inapetencia, inflamación),[51] y respiratorias (amigdalitis, catarro, dilatacxión de los pulmones, mucosidades, sarampión y tos),[52] adelgazamiento, anemia, debilidad, diabetes, leche escasa, gota, hidropesía, hepatoesplenomegalia, neurastenia, posparto y raquitismo.[53] [51]
La tintura se utiliza para tratar desordenes reproductivoa, debilidad y diabetes.[54]
El cocimiento de las semillas produce abundante mucílago, que aplicado como baño de asiento alivia los hemorroides;[55] Tópicamente el cocimiento de semillas se usa para lavar la cabeza en caso de herpes y caspa; en fomento y compresas se aplica en heridas, granos y supuraciones;[56] en emplasto para quemaduras y hepatoesplenomegalia[57] y en cataplasma para equimosis, úlcera[58] y celulitis[59]
La harina obtenida de la semilla aplicada en cataplasma, se aplica sobre fístulas, forúnculos, heridas abiertas, dolores reumáticos e inflamaciones.[60] Del cocimiento de las sumidades floridas se preparan compresas para el tratamiento de panadizos.[51]
Se le ha asociado también con el incremento del tamaño de mamas. Se puede encontrar en presentación de cápsulas en tiendas nutricionales.
Los suplementos de alholva han demostrado reducir los niveles de colesterol, triglicéridos y lipoproteínas de baja densidad en personas, así como modelos experimentales de hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia.[61] Algunas pruebas en humanos han demostrado que los efectos antidiabéticos de las semillas de alholva aminoran muchos de los síntomas asociados con diabetes tipo I y II, tanto en humanos como en modelos animales.[62] [63] La alholva se encuentra comercialmente en forma encapsulada y se recomienda como suplemento dietético para el control de la hipercolesterolemia y diabetes en la medicina alternativa.
En estudios recientes, la semilla de alholva mostró que puede proteger contra cánceres de tipo experimental del seno[64] y del colón.[65] Las propiedades hepatoprotectivas de las semillas de alholva también se han reportado en modelos experimentales[66] [67] [68] También debemos subrayar que este tipo de semilla deber ser utilizada para gente que no tenga actividad sexual ya que no permite al metabolismo desarrollar la excitación adecuada para el acto sexual, también recomendada para la adicción al sexo.
A las semillas se le atribuye propiedad afrodisiaca, antidiabética, antiinflamatoria, carminativa, digestiva, emoliente, galactogoga, hipoglicémica, laxante, reconstituyente, y tónica;[54] [69] a las partes aéreas se le atribuye propiedad espasmolítica.[54]
Fragaria vesca

Fresa[editar]

Fragaria chiloensis y Fragaria vesca
Ambas especies se cultivan en América y se usan indistintamente con fines comestibles o medicinales.[70] [71]
La decocción o infusión de las hojas frescas se usa para el tratamiento de afecciones renales (cistitis, hematuria, retención urinaria, urolitiasis),[72] [73] diarrea, disentería,[74] gota,[75] [71] e hipertensión.[76]
Tópicamente se aplica la decocción en el tratamiento de eczema,[76] los emplastos en heridas, llagas y úlceras y la pomada y ungüento en cáncer inflamaciones y tumores.[77] La tintura de hoja, frutos y raíces se usa para afecciones renales y digestivas, para lavados vaginales y oculares[78] y en gargarismos para úlceras de la boca y fortalecer las encias y los dientes flojos.[79] El jarabe del cocimiento del fruto u hojas y raíces se usa para aliviar catarro crónico y bronquitis.[75]
Se le atribuye propiedad astringente, diurética, emoliente, laxante y tónica.[71]
Frijolillo Senna occidentalis

Frijolillo[editar]

Senna occidentalis
Otros nombres populares en Guatemala: bricho, comida de murciélago, cimarrón, escapacle, furrusca, habilla, hediondío, moquillo.[80]
La decocción o infusión de hojas se usa oralmente para tratar afecciones gastrointestinales (diarrea, dolor de estómago, estreñimiento),[81] y respiratorias (catarro, cefalea, fiebre, gripe, resfrío, tos), fiebre amarilla,[82] [83] gonorrea, ictericia, problemas renales, reumatismo,[84] fiebre[82] y desordenes etnopsiquiátricos.[85]
La decocción de hojas se utiliza tópicamente en lavados y emplastos para tratar afecciones de la piel (úlceras, heridas, eczemas, empeines, erupciones, inflamaciones, salpullido, tinea, varicela)[86] [87] [82] y tumores inflamados.[87]
La decocción de semillas se usa para tratar afecciones del riñón y vejiga,[87] nervios,[88] calmante cardíaco, palpitaciones, hipertensión,[89] gastralgia y afecciones hepáticas.[90] Tópicamente se aplica en úlceras,[88] tiña[91] y cataratas.[92]
La decocción de la raíz se usa para combatir afecciones gastrointestinales (Diarrea, dolor de estómago, cólico) fiebre,[88] [92] gonorrea,[91] edema,[93] inflamación de la matriz,[94] histeria, nerviosismo, reumatismo y menstruaciones dolorosas.[95]
Las hojas y raíces se usan para disentería, diarrea, gonorrea,[96] y complicaciones del hígado;[87] Las flores y raíces se usan para tratar afecciodes digestivas y respiratorias.[97]
A las hojas y raíces se le atribuyen propiedad antireumática, colagoga, depurativa, espasmolítica, laxante, purgante y vermífuga,[87] [96] [91] a la raíz se le atribuye propiedad sedante.[82]
A las semillas se le atribuye propiedad antiinflamatoria, diurética, estomáquica, febrífuga, purgante, tónica y vulneraria.[92]
Garra del diablo

Garra del Diablo[editar]

(Harpagophytum procumbens)
Acción: Da alivio al dolor moderado en las articulaciones, tiene efectos anti-inflamatorios en personas que sufren de artrosis. La OMS ha aprobado su uso para el reumatismo.
Estimula la recuperación por traumas pues posee actividad antiinflamatoria, aplicando el extracto de la planta como tintura o aposito. El extracto acuso es más potente que los componentes por separado, lo que podría explicarse por sinergia.
Presentación: Se obtiene en forma de: planta seca, cápsulas, líquidos y sólidos, geles y pomadas. Se usa en forma de infusiones o cápsulas en artritis o inflamación de las articulaciones como coadyuvante.
Contraindicaciones: Debe ser evitado si el reflujo gastroedofageo, y úlceras. No se recomienda su uso en caso de enfermedades cardiovasculares, ya que puede interactuar con los remedios fluidificantes. No utilizar en menores de 18 años.[98]
Puede causar diarrea y se contraindica si existe úlcera gastroduodenal y diabetes.

Ginkgo[editar]

Ginkgo biloba

Artículo principal: Ginkgo biloba (farmacología)

Sustrato para diversos principios activos, vasodilatador cerebral, antiagregante plaquetario y antioxidante, utilizado para promover la memoria y la atención en casos leves de deterioro cognitivo y demencia
El ginkgo mejora el flujo sanguíneo del sistema nervioso central y puede aliviar problemas relacionados con los nervios como los mareos, el vértigo, la sordera nerviosa y el tinnitus (zumbido en los oídos).[99]

Ginseng[editar]

Acción: Las raíces contienen "ginsenósidos", sustancias que ayuda para combatir el estrés. Según la OMS, la planta ayuda a mejorar la capacidad física y mental de concentración
Dosis: Es en forma de raíz seca, o con mayor frecuencia en cápsulas. Y "recomienda una dosis diaria de entre 0,5 a 2 gramos. Se toma por la mañana para evitar el insomnio. El tratamiento no debe ser superior a tres meses y deben ser recetados por un médico
Precauciones: Las personas que sufren de insomnio o trastornos nerviosos deben tener precaución. No se puede utilizar sin consulta médica por aquellos que sufren de diabetes, hipertensión y enfermedades del corazón, o que toman anticoagulantes. Lo mejor es limitar la ingesta de cafeína para evitar la irritabilidad, insomnio y palpitaciones.[98]

Gordolobo[editar]

Gnaphalium spp.
Afecciones respiratorias, tos, bronquitis, inflamación de las mucosas
Granadilla, Passiflora ligularis

Granadilla[editar]

Passiflora ligularis
Se le conoce popularmente en Guatemala como: carnat, cranix, granadilla real.[100]
El tallo y epicarpio del fruto se usan en decocción para tratar las afecciones digestivas(diarrea, disentería),[101] y respiratorias(tos[102] y catarro[103] ); el jugo de fruto se usa como sedante nervioso,[102] en las afecciones hepáticas[104] y para prevenir la fiebre amarilla.[105]
La infusión y tintura de las partes aereas se usa para tratar hipertensión, diabetes,[106] inflamación urinaria,[107] anemia, paludismo, susto,[101] afecciones gastrointestinales (diarrea, disentería, gastralgia,[108] indigestión)[109] respiratorias (tos, tuberculosis) y nerviosas (insomnio, nerviosismo).[101]
La decocción del fruto se usa como protector gástrico contra litiasis biliar y rabia.[105] La tintura se usa en homeopatía para el tratamiento de la epilepsia.[110]
Las hojas y tallos se usan en aplicaciones tópicas en forma de baños en las afecciones de la piel y como cataplasma en hepatitis y cefalea.[107] La tintura de las hojas se usa oral y tópicamente contra el dolor de cabeza.[111] Las semillas se usan como sedante en los estados nerviosos.[107]
Las hojas de otras especies del género se usan en el tratamiento de afecciones similares a las descritas, pero principalmente afecciones genitourinarias.[102]
Al fruto se le atribuye propiedad antihelmíntica, colagoga, diurética, emenagoga, emética, emoliente, refrescante[107] [102] y tónica.[105] A las hojas tiernas y flores se le atribuye propiedad analgésica, diurética, espasmolítica, estomáquica[nota 2] , sedante, vermífuga.[107] antipirética, mucolítica, y vulneraria.[105] A las flores se le atribuye propiedad anodina, hipnótica y sedante.[111]
Punica granatum

Granado[editar]

Punica granatum
Se conoce también como Granada.[112]
La decocción de la corteza del tronco o raíz se usa para expulsar tenia.[113] [114] La decocción de cáscara del fruto se usa para tratar afecciones gastrointestinales (diarrea, disentería, gastralgia,[nota 3] parásitosis[nota 4] )[115] [113] [114] [116] y catarros respiratorios,[117] metrorragia y blenorragia. El jugo del fruto en jarabe se usa para expulsar parásitos, hipertensión, artritis,[118] enfermedades urinarias,[116] [119] ictericia, diabetes.[120]
Tópicamente se usa en lavados vaginales para leucorrea, en gargarismos para amigdalitis,[113] [116] [121] en enema para enteritis y en lavados para hemorroides[115] y evitar abortos,[122] el polvo se usa para sanar úlceras,[115] tos,[114] fiebre,[122] estomatitis[115] y aliviar la conjuntivitis[119]
La decocción de las semillas se usa en el tratamiento de la sífilis.[121] Las flores antes de fecundar son tónicas y astringentes, en cocimiento se usan para tratar leucorrea, blenorragia, diarea y hemorragias.[123]
A la cáscara del fruto se le atribuye propiedad astringente, emenagoga[115] y vermífuga.[124] A la corteza del tronco y de la raíz se le atribuye propiedad astringente, emética y vermífuga (Taenia spp.). A las flores se le atribuye propiedad astringente y tónica.[125]

Guachipilin[editar]

Diphysa carthagenensis y D. robinioides
En Guatemala se le conoce también como: canquixté, much, palo amarillo, susuc, zuzoc.[126]
Ambas especies se usan indistintamente con fines medicinales, por su propiedad cicatrizante y sudorífica.[127] [128] La infusión de las hojas se usa para el tratamiento de afecciones gastrointestinales (diarrea, disentería)[127] y respiratorias (amigdalitis, asma)[127] así como anemia, dolor de cabeza, cáncer,[128] gonorrea, malaria, mordedura de animales ponzoñosos,[129] problemas renales[127] [130] [131] y aliviar el parto.[132]
La decocción de corteza y madera se usa para el dolor de cabeza y garganta.[133] La infusión o decocción de hojas y corteza se usa tópicamente para el tratamiento de afecciones dermatológicas (abscesos, conjuntivitis, heridas abiertas, leishmaniasis, llagas, tineas)[127] [130] [134]
A las hojas y corteza se le atribuye propiedad anticonvulsiva, antiséptica, cicatrizante, desinflamante febrífuga, y sudorífica.[127] [134]
Guaraná - Paullinia cupana

Guaraná[editar]

Paullinia cupana
De ella se obtienen metilxantinas como la cafeína y la teobromina, vasoconstrictor y tónico nervioso;
Los indígenas de la selva tropical amazónica utilizan la semilla machacada del guaraná como una bebida y como medicina. El guaraná se usa para tratar diarrea, disminuir fatiga, reducir el hambre, y para ayuda en la artritis.
También tiene una historia de uso en resacas por abuso del alcohol y los dolores de cabeza relacionados con la menstruación. Las semillas tostadas son la base de una bebida refrescante y energética.
Además de otros compuestos químicos, la planta de guaraná tiene cafeína (a veces llamada "guaranina"), teofilina y teobromina. Los extractos jugosos del guaraná son estimulantes del sistema nervioso central por su contenido cafeínico.
Los estudios con vitaminas muestran beneficios en las funciones cognitivas.[135] No han sido evaluadas por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) u otras agencias gubernamentales similares. En los Estados Unidos, el guaraná tiene un estatus de GRAS, por ejemplo generalmente conceptuada como segura y debe etiquetarse como no usado para diagnosticar, tratar, curar o prevenir cualquier enfermedad.
El Journal of Human Nutrition and Dietetics publicó en junio de 2001 un estudio que muestra la pérdida de peso en promedio de 5 kg en un grupo que bebió una mezcla de yerba mate, guaraná y damiana, comparado con un promedio de 0,5 kg de pérdida en un grupo placebo después de 45 días.[136]
Un estudio universitario en Brasil sobre el extracto de guaraná mostró una disminución del 37 por ciento en la formación de tromboxano desde el ácido araquidónico.[137] Esta conclusión es significativa para reducir lo ataques de corazón; ya que el exceso de formación de tromboxano puede desarrollar una falla arterial, dando como resultado un ataque cardíaco o daño isquémico.[138]
En 1997 un estudio a parte sobre los efectos del guaraná en actividades físicas de las ratas mostró un incremento en la retención de memoria y un mejor rendimiento físico comparado con un placebo.[139]
Otros estudios muestran sus propiedades antioxidantes, antisépticas y reductoras de las células grasas (cuando se combina con Ácido linoléico conjugado).[140]
Si bien, los efectos colaterales son raros en el guaraná, Drugs.com recomienda: "Considerando el uso de suplementos herbarios, es aconsejable la consulta con un profesional de asistencia médica. Además, la consulta con un médico entrenado en uso de hierbas y suplementos para la salud puede ser beneficioso y la coordinación del tratamiento entre todos los asistentes médicos puede ser ventajosa". Drugs.com además advierte no mezclar el guaraná con la efedrina.[141]

Guarumo[editar]

Cecropia obtusifolia
En Guatemala se le conoce también como: choop, guarumbo, igarata, ix-coch, pacl, xobín.[142]
La infusión o decocción de hojas se usa oralmente para el tratamiento de afecciones respiratorias (amigdalitis, asma, bronquitis, catarro, influenza, neumonía, tos, tos ferina),[143] [144] [145] [146] [147] hepáticas y urinarias (albuminuria),[148] [149] [150] diarrea, edema, hidropesía,nerviosismo, chorea, obesidad, diabetes, aliviar el parto.[149] [151] [152]
La infusión de cogollos se usa para tratar reumatismos.[153] La horchata de hojas se usa para tratar el dolor de estómago y para calmar los nervios.[154]
La decocción de la corteza se usa para tratar el reumatismo y la retención de placenta.[144] [147] La decocción de la raíz se usa para tratar afecciones urinarias y tos ferina.[144] La savia (látex) del tronco se usa para tratar el asma[155]
La savia se aplica tópicamente contra hemorragias, verrugas, callosidades, cáncer[149] [156] y diversas enfecciones veterinarias.[129] La decocción de ramas tiernas se usa en enjuagues para dolor de muelas, en lavados y baños en gonorrea, leucorrea,[149] reumatismo e inflamación.[153] La infusión de hojas y corteza se aplica en enema para tratar gonorrea, y en lavado para llagas, ulceras, y cancer.[155] [157]
A las hojas se le atribuye propiedad antiasmática, antiséptica, astringente, cardiotónica, catártica, diurética, emenagoga, expectorante, febrífuga, hipoglicénmica, sudorifica, y tónica;[155] a la corteza se le atribuye propiedad cardiotónica y diurética.[149]
Guayaba - Psidium guayava

Guayaba[editar]

Psidium guayava
En Guatemala se le conoce también como: cak, ch'amxuy, coloc, eanandí, ikiec, guava, patá, pataj, pichi, posh.[158]
La decocción de hojas y corteza se usa por vía oral para tratar afecciones digestivas (amebiasis, diarrea, disentería, cólicos, dolor de estomago, parasitismo intestinal, vómito),[159] [160] [146] [161] [162] [163] [164] anemia, artritis,[164] diabetes,[146] hemorragia, hinchazón, uretritis, asma y resfrío.[159] [146] [161] La decocción de la raíz se usa para tratar hidropesía.[165]
La decocción, por vía tópica se recomienda en baños y lavados para tratar enfermedades dermatomucosas (fístulas, leucorrea, piodermia, raspones, tinea, úlcera),[159] [160] [146] [161] [162] y enjuagues para lengua inflamada.[146] Las hojas y corteza contienen una resina llamada "guafín" que tiene una acción marcada contra las fiebres palúdicas.[166]
A las hojas y corteza se le atribuye propiedad antibacteriana, antihelmíntica, astringente, carminativa, espasmolítica, y tónica.[160] [162] [165] [167] El fruto se usa para aliviar la congestión respiratoria, se le atribuye propiedad astringente, febrifuga y desiflamante.[167]
Güisquil - Sechium edule

Güisquil[editar]

Sechium edule
También conocido en Guatemala y Honduras como: chayote, chimá, pataste, perulero.[168] En Brasil se le conoce como xuxu.
La decocción de hojas y tallos se usa oralmente para tratar cálculos renales, arteroesclerosis, hipertensión,[169] [170] [171] afecciones respiratorias (bronquitis, catarro, tos),[172] [173] cólico,[174] dolor de oidos, fiebre, mal de ojo, paño en la cara.[nota 5] [173]
La raíz se usa para afecciones respiratorias y urinarias.[169] [172] El fruto se usa en cataplasma para inflamación de la piel[169] y quemaduras;[175] el epicarpio o savia del fruto se aplican tópicamente en heridas y llagas sin dejar cicatriz.[169] [173] [174] Una emulsión de semillas se utiliza para aliviar la inflamación intestinal.[169]
A hojas y raíces se le atribuye propiedad diurética,y expectorante;[172] y al fruto, cicatrizal y emoliente.[169]






Notas y Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Tópicamente se refiere al modo de aplicación de un medicamento: De uso externo y local.
  2. El riego sanguíneo del estómago es abundante, proviene del tronco celíaco a través de cuatro arterias, la coronaria estomáquica o gástrica izquierda y la pilórica sobre la curvatura menor, y la gastroepiplóica izquierda sobre la curvatura mayor.[1]
  3. Dolor de estómago
  4. Las parasitosis intestinales son infecciones producidas por parásitos cuyo hábitat natural es el aparato digestivo del hombre
  5. Manchas que aparecen en el rostro, debidas a diversos motivos, no siempre bien definidos

Referencias[editar]

  1. (CÁCERES), Pág. 160 a 162
  2. a b c (CEMAT-FARMAYA), 1992. Fichas populares 2:71
  3. a b c d e (Duke JA), 1985. Handbook of Medicinal Herbs. Pág. 492
  4. a b (Martínez M.), 1992. Plantas Medicinales de México. Pág 119.
  5. (Standley JC. Williams LO.), 1961. Fieldiana 24(7):113.
  6. (Linares E. et al.), 1990. Tes Curativos de México. Pág. 37.
  7. (Duke JA), 1986. Pág. 191
  8. a b (Ody P.), 1993. Pág. 164-179.
  9. a b (Morton JF), 1981. Atlas of médical Plants. Pág. 584.
  10. (Díaz JL.), 1976. Pág. 123.
  11. (Schultes RE. Hoffman A.), 1980. Pág. 368.
  12. Plantas medicinales [2]
  13. Nombres en Real Jardín Botánico
  14. http://www.bvs.hn/RMH75/pdf/1972/pdf/Vol40-4-1972-5.pdf
  15. (CÁCERES), 1996. Pág. 163 y 164
  16. (Martínez M.), 1992. Pág 418.
  17. (Mejia JV.), 1927. Pág 145.
  18. (IIN), 1978. Guatemala Indígena 13:23, 28, 136, 507, 545.
  19. (Arteche A.) 1992. Pág. 139
  20. (CÁCERES), 1996. Pág. 165 y 166
  21. a b c d (Morton JF), 1981. Pág. 891
  22. a b (Mejia JV.), 1927. Pág 146.
  23. (Ayensu ES.), 1981. Pág 92.
  24. (Pittier H.), 1971. Plantas usuales en Venezuela, Pág 243.
  25. (IIN), 1978. Guatemala Indígena 13:18.
  26. (Hartwell JL), 1982. Pág. 176
  27. (Girón LM et al.), 1991. J Ethnopharmacol 34:173.
  28. (CÁCERES), 1996. Pág. 167 a 169
  29. (Martínez M.), 1992. Plantas Medicinales de México. Pág 326.
  30. a b c d e f (Duke JA.), 1985. Pág 161.
  31. a b (Mejía JV.), 1927. Pág 162.
  32. (Bezánger-Beauquesne L et al.), 1975. Pág. 199.
  33. a b (Marton JF), 1981. Pág. 794
  34. (Martínez M.), 1959. Pág. 570
  35. a b (Lewis DW, Elvin-Lewis MPF)1977. Pág. 167.
  36. (Hartwell JL), 1982. Pág. 577
  37. (Orellana SI), 1987. Pág. 78.
  38. a b (Potterton D.) 1983. Culpeper’s Color Herbal. Pág. 191.
  39. (Hutchens AR..), 1991. Pág 166.
  40. (White A.), 1985. Hierbas del Ecuador. Pág 120.
  41. (CÁCERES A.), 1996. Pag. 170 a 172
  42. (Martínez M.), 1992. Pág. 135.
  43. a b c d e f (Duke JA.), 1985. Pág 185.
  44. (White A.), 1985. Hierbas del Ecuador. Pág 134.
  45. (Cecchini T.), 1978. Pág. 184.
  46. IIN, 1978. Guatemala Indígena 13:4,39,68,540.
  47. (Hartwell JL.), 1982. Pág. 395.
  48. (Thomson WAR.), 1980. Pág 173.
  49. (Mejía JV.), 1927. Pág 146.
  50. (CÁCERES A.), 1996. Pag. 173 a 176
  51. a b c (Cecchini T.), 1978. Pág. 52.
  52. (Keys JD.), 1976. Chinese Herba Pá.g. 127.
  53. (Thomson WAR.), 1980. Pág 164.
  54. a b c (Ody P.), 1993. Pág. 106.
  55. (Font Quer P.), 1976. Pág. 366.
  56. (Gracia AB.), 1974. Vitaminas y Medicina Herbaria s/p.
  57. (Duke JA.), 1985. Pág 490.
  58. (Volák J. Stodola J.), 1984. Plantes Médicinales. Pág 294.
  59. (Thomson WAR.), 1980. Pág 164.
  60. (DasturJF.), 1977. Pág 169.
  61. (Basch et al.), 2003
  62. (Bash et al.), 2003.
  63. (Sinnivas), 2005.
  64. (Amin et al.), 2005
  65. (Raju et al.), 2006
  66. (Raju y Bird), 2006.
  67. (Kaviarasan et al.), 2006.
  68. (Thirunavukarrasu et al.), 2003.
  69. (Font Quer P.), 1976. Pág. 366.
  70. (CÁCERES A.), 1996. Pag. 177 y 178.
  71. a b c (WHITE A.), 1985. Pag. 140.
  72. (Volák J. Stodola J.), 1984. Plantes Médicinales. Pág 154.
  73. (Martínez M.), 1992. Pág 423.
  74. (Ody P.), 1993. Pág. 60.
  75. a b (Morton JF.), 1981. Pág. 264.
  76. a b (Hutchens AR.), 1991. Pag. 224.
  77. (Hartwell JL.), 1982. Pag. 264.
  78. (Zin J. Weiss C.), 1980. Pag. 154.
  79. (Cecchini T.), 1978. Pág. 198.
  80. (CÁCERES A.), 1996. Pag. 179 y 181.
  81. (Girón LM et al.), 1991. J Ethnopharmacol 34:173.
  82. a b c d (Mellen GA.), 1974. Guatemala Indígena 9: 124, 134, 142.
  83. (Ayensu ES.), 1981. Pag. 53.
  84. (Cáceres A. et al.), 1992. Cuadernos DIGI 7-92:34.
  85. (Thomas OO.), 1989. Fitoterapia 60:49.
  86. (Girón LM et al.), 1991. J Ethnopharmacol 34:173.
  87. a b c d e (Morton JF.), 1981. Pág. 412-414.
  88. a b c (House P. Lagos-Witte S.), 1989. Pág. 68.
  89. (Ayensu ES.) JF.), 1981. Pág. 53.
  90. (ACCT), 1985. Pág. 61.
  91. a b c (Duke JA.), 1986. Pág. 29.
  92. a b c (Robineau L.), 1991. Pág. 6.
  93. (Honychurch PN.), 1986. Pág. 25.
  94. (Seaforth CE. et al.), 1985. Pág. 44.
  95. (Guzmán DJ.), 1975. Pág. 173.
  96. a b (Ayensu ES.) JF.), 1981. Pág. 53.
  97. (Oliver-Bever B.), 1986. Pág. 148.
  98. a b (Vidal), 2010.
  99. Plantas Medicilales [3]
  100. (CÁCERES), 1996. Pág. 182 a 184.
  101. a b c (IIN), 1978. Guatemala indígena 13:29-136, 440.
  102. a b c d (Mellen HGA.), 1974. Guatemala indígena 9:99.
  103. (Standley PC. Williams LO), 1961. Fieldiana 24(7):133.
  104. (Cáceres A. Samayos B.), 1989. Cuadernos DIGI 6-89:79
  105. a b c d (De Feo V.), 1992. Fitoterapia 63:417
  106. (Ayensu ES), 1981. Pág.145
  107. a b c d e (Morton JF), 1981. Pág.594
  108. Dolor de estomago
  109. (CEMAT-IMEPLAN), 1980.
  110. (Grieve M), 1988. Pág.618
  111. a b (Duke JA), 1985. Handbook of Medical Herbs. Pág. 348
  112. (CÁCERES), 1996. Pág. 185 a 187.
  113. a b c (Potterton D), 1983. Culpeper's Color Herbs. Pág. 148.
  114. a b c (Mendieta RM. Del Amo S.), 1981. Pág. 283
  115. a b c d e (Morton JF.), 1981. Pág. 613.
  116. a b c (Cecchini T.), 1978. Pág.218.
  117. Standley PC. Williams LO.), 1964 Fieldiana 24(7):261
  118. (Geilfus F.), 1989. Pág. 247.
  119. a b (Ronquillo FA. et. al.), 1988. Cuadernos DIGI N° 7-88:100
  120. (Singh YN.), 1986. J. Ethnopharmacol, 15:19
  121. a b (White A.), 1985. Hierbas del Ecuador. Pág. 157.
  122. a b (Girault L.), 1987. Pág. 327.
  123. (Ferrandiz VL.), 1976. Medicina Vegetal. Pág. 259.
  124. (Grieve M.), 1988. Modern Herbal. Pág. 649.
  125. (Zin J. Weiss C.), 1980. Pág.162.
  126. (CÁCERES), 1996. Pág. 188 a 190.
  127. a b c d e f (Amason T. et al.), 1980. J Ethnopharmacol 21:345.
  128. a b (Hartwell JL.), 1989. Plants Used Against Cancer. Pág. 104.
  129. a b (Mejía JV.), 1927. Pág. 147.
  130. a b (Alcom JB.), 1984. Huastec Mayan Ethnobotany. Pág. 630.
  131. (Mendieta RM. Del Amo S.), 1981. Pág. 137.
  132. (Hasting RB.), 1909. Econ. Bot. 44:336.
  133. (PLANTER), 1989. Pág. 436.
  134. a b (Morton FJ.), 1981. Pág. 311.
  135. Haskell, et al. (2006). «A double-blind, placebo-controlled, multi-dose evaluation of the acute behavioural effects of guarana in humans». J Psychopharmacol. PMID 16533867. 
  136. Anderson, T and Foght, J (2001). «Weight loss and delayed gastric emptying following a South American herbal preparation in overweight patients». J Hum Nutr Diet 14 (3):  pp. 243. http://www.blackwell-synergy.com/doi/abs/10.1046/j.1365-277X.2001.00290.x. 
  137. Bydlowski SP, et al. (1991). «An aqueous extract of guarana (Paullinia cupana) decreases platelet thromboxane synthesis». Braz J Med Biol Res 24 (4):  pp. 421-4. http://www.rxresearchgroup.com/mlm/ingredients/guarana.shtml#2. 
  138. Nicolaou, KC et al. (1979). «Synthesis and biological properties of pinane-thromboxane A2, a selective inhibitor of coronary artery constriction, platelet aggregation, and thromboxane formation». Proc. Natl. Acad. Sci. USA 76 (6):  pp. 2566-2570. PMID 383648. 
  139. Espinola EB, et al. (1997). «Pharmacological activity of Guarana (Paullinia cupana Mart.) in laboratory animals». J Ethnopharmacol 55 (3):  pp. 223-9. http://moodfoods.com/guarana.htm. 
  140. Terpstra, et al. (2002). «The Decrease in Body Fat in Mice Fed Conjugated Linoleic Acid Is Due to Increases in Energy Expenditure and Energy Loss in the Excreta». J Nutr 132:  pp. 940-945. http://www.nemhaupt.de/obesity.htm. 
  141. guarana medical facts from Drugs.com
  142. (CÁCERES), 1996. Pág. 191 a 193.
  143. (Aguilar Girón JI.), 1966. Pág. 366.
  144. a b c (Ronquillo FA. et al.), 1988. Cuadernos DIGI 7-88:141.
  145. (Mellen GA.), 1974. Guatemala Indígena. 9:131.
  146. a b c d e f (Girón LM. et al.), 1991. J Ethnopharmacol 34:173.
  147. a b (IIN), 1978. Guatemala Indígena. 13:565, 575, 578.
  148. (Dieseldorff EP.), 1940. Pág. 26.
  149. a b c d e (Morton JF.), 1977. Quart J Crude Drug Res 15:165.
  150. ((Amason T. et al.), 1980. J Ethnopharmacol 2:345.
  151. (Martínez M.), 1992. Pág. 151.
  152. (Díaz JL.), 1976. Pág. 29.
  153. a b (House PR. et al.), 1995. Pág. 97.
  154. (PLANTER), 1989. Pág. 402.
  155. a b c (Morton FJ.), 1981. Pág. 142.
  156. (Hartwell JL.), 1989. Plants Used Against Cancer. Pág. 185.
  157. (Alcom JB.), 1984. Huastec Mayan Ethnobotany. Pág. 585.
  158. (CÁCERES), 1996. Pág. 194 a 197.
  159. a b c (Linares E. et al.), 1988. Pág.54.
  160. a b c (Ayensu ES.), 1981. Pág. 136.
  161. a b c (Martínez M.), 1992. Pág. 573.
  162. a b c (Mendieta RM. Del Amo S.), 1981. Pág. 280.
  163. (Standley PC.), 1930. Flora of Yucatan Pág. 373.
  164. a b (Honychurch P.), 1986. Pág. 64.
  165. a b (PLANTER), 1985. Pág.393.
  166. (Vélez F. Valey de Vélez G.), 1990. Pág. 112.
  167. a b (Morton FJ.), 1981. Pág. 629.
  168. (CÁCERES), 1996. Pág. 198 a 199.
  169. a b c d e f (Morton FJ.), 1981. Pág. 894.
  170. (Martínez M.), 1992. Pág. 410.
  171. (Díaz JL.), 1976. Pág. 109.
  172. a b c (Núñez E.), 1986. Pág. 149.
  173. a b c (IIN), 1978. Guatemala Indígena 13:40, 66, 72, 87, 269.
  174. a b (Mejía JV.), 1927. Pág. 148.
  175. (Orellana SL.), 1987. Pág. 238.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • ACCT, 1985. Contribution aux Etudes ethnobotaniques et floristiques a la Dominique. París. ACCT 400 p.
  • AGUILAR GIRON JI., 1966. Relación de unos aspectos de la Flora Util de Guatemala. Guatemala. Min de Agricultura 375 p.
  • ALCOM JB., 1984. Huastec Mayan Ethnobotany. Austin UniversitY of Texas Press. 982 p.
  • ARTECHE A. 1992. Fitoterapia. Vademecum de Prescriptions. Bilbao. CITA 835 p.
  • AYENSU ES, 1981. Medicinal Plants of the West Indies.Algonac. Reference Publications. 282 p.
  • BEZÁNGER-BEAUQUESNE L. PINTAK K. TORK M. 1975. Les Plantes dans la Therapeutique Moderne. París. Maloine. 529 p.
  • CÁSERES A. 1996. Plantas de Uso Medicinal en Guatemala. Edición Universitaria. Universidad de San Carlos de Guatemala. 402 p.
  • CÁCERES A. JAUREGUI E. LOPEZ BR. LOGEMANN H. 1992. Cuadernos DIGI 7-92. Actividad antifúngica de plantas de uso medicinal en Guatemala. Guatemala. DIGI-USAC. 89 p.
  • CÁCERES A. SAMAYOA B. 1989. Cuadernos DIGI 6-89. Tamizaje de la actividad antibacteriana de plantas usadas en Guatemala para el tratamiento de afecciones gastrointestinales. Guatemala. DIGI-USAC. 138 p.
  • CECCHINI T. 1978. Enciclopedia de las hierbas y de las plantas Medicinales. Barcelona. Ed. Ed. de Vecchi, 533 p. ISBN 978-84-315-2065-6
  • CEMAT-FARMAYA, 1992. Fichas populares sobre Plantas Medicinales (Serie 2). Guatemala. 180 p.
  • CEMAT-IMEPLAM, 1980. Informe del Primer Taller sobre Botánica Medicinal Guatemalteca. Guatemala. 51 p.
  • CESA - Intercooperación Suiza. Usos tradicionales de las especies forestales nativas en el Ecuador, Quito. CESA. V3. 256 p.
  • CODEMPE - ECUARUNARI. 1999. Manual de la medicina de los pueblos Kichwas del Ecuador. Quito, ECUARUNARI. 79 p.
  • DASTUR JF. 1977. Medicinal Plants of India and Pakistan. India. CB Taraporevala Sons y Cia. 212 p.
  • DE FEO V. 1992. Medicinal and magical plants in the Northern Peruvian Andes. Fitoterapia 63: 417-440.
  • DEL FIERRO P. PANCEL L. 1998. Experiencia silvicultural del bosque nativo de Chile. Santiago: Publicaciones L.Castillo. 420 p.
  • DÍAZ JL., 1976. Uso de las Plantas Medicinales de México. México. IMEPLAM. 329 p.
  • DIESELDORFF EP., 1977. Las plantas medicinales del departamento de Alta Verapaz. Guatemala. Tip. Nac. 52 p.
  • DUKE JA. 1985. CRC Handbook of Medical Herbs. Boca Ratón, CRC Press. 677 p.
  • ESTRELLA, E. 1990. El pan de América; etnohistoria de los alimentos aborígenes en el Ecuador. 3.ª edición Quito, Ediciones Abya-Yala. 388 p.
  • FERRANDIZ VL., 1974. Medicina Vegetal. Villadrau. Ediciones Cedel. 415 p.Pág. 259.
  • FARGA C. Lastra J. 1988. Plantas de uso común en Chile. Tomo I. Santiago. SOPRAMI. 119 p.
  • FONT QUER P. 1976. Plantas Medicinales. Barcelona. Labor. 1033 p.
  • FORÉS, R. 1997. Atlas de las plantas medicinales y curativas; la salud a traves de las plantas. Madrid. Culturam. 111 p.
  • GARCÍA RH. (1991) Plantas curativas Mexicanas. México. Ed. Panorama. 263 p.
  • GEILFUS F., 1989. El árbol al servicio del agricultor. Santo Domingo. ENDA-Caribe/CATIE. 778 p.
  • GIRAULT L., 1987. Kallawayas Curanderos Itinerantes de los Andes de Bolivia.
  • GIRÓN LM. FREIRE AV. ALONZO A. CÁCERES A. (1991) Ethnobotanical survey of the medicinal flora used by the Caribs of Guatemala. J. Ethopharmacol 34:173
  • GRACIA AB., 1974. Vitaminas y Medicina Herbaria s/p.
  • GRIEVE M., 1988. A Modern Herbal. London. Penguin Books 912 p.
  • GUZMÁN DJ., 1975.Especies Útiles de la Flora Salvadoreña. (Tomos I y II). San Salvador. Min. de Educación. 703 p.
  • HARTWELL JL. 1982. Plants used against cancer. Lawrence, Quarterman Publications. 710 p.
  • HASTING RB., 1909. Medicinal legumes of México: Fabaceae Papilionoideae. Part One. Econ. Bot. 44:336-348.
  • HUTCHENS AR., 1991.Indian Herbology of North America. Boston. Shambala. 382 p.
  • IIN, 1978. Aspectos de la medicina popular en el área rural de Guatemala. Guatemala Indígena 13:1-616.
  • ITZIK, A. 2007. Las plantas curativas. Montevideo, Arquetipo. 354 p. ISBN 9789974804388
  • HONYCHURCH PN. (1986) Caribbean Wild Plants and their Uses. Hong Kong. Chichester, John Wiley & Sons. 338 p.
  • HOUSE P. LAGOS-WITTE S. 1989. Manual de 50 Plantas Medicinales de Honduras. Tegucigalpa. CONS-H/CIIR/UNAH. 134 p.
  • HOUSE PR., LAGOS-WITTE S, OCHOA L, TORRES C, MEJÍA T, RIVAS M. 1995. Plantas Medicinales Comunes de Honduras. Tegucigalpa. UNAH/CIMN-H/CIIR/GTZ, 555 p.
  • KEYS JD., 1976. Chinese Herbs. Rutland. Charles E. Tuttle Co. 388 p.
  • LEWIS DW. ELVIN-LEWIS MPF. 1977.Medical Botany. New York. John Wiley & Sons. 515 p.
  • LINARES E. FLORES B. BYE R. 1988. Selección de Plantas Medicinales de México. México. Ed. Limusa. 125 p.
  • LINARES E. BYE R. FLORES B. 1990. Tés Curativos de México. México. UNAM. 140 p.
  • LYLE EC. SIMON JE. (1989) Species and medicinal plants: Recent Advances in Botany, Horticulture & Pharmacology. 4 267 p. pp. 58-59
  • MARTÍNEZ M. 1992. Las Plantas Medicinales de México. México. Ed. Botas. 656 p. ISBN 968-6334-07-6
  • MEJÍA JV., 1927. Geografía de la República de Guatemala. Guatemala. Tipografía Nacional. 400 p.
  • MELLEN GA., 1974. El uso de las plantas medicinales en Guatemala. Guatemala Indígena 9: 102 - 148.
  • MENDIETA RM. DEL AMO S. 1981. Plantas Medicinales del Estado de Yucatán. Xalapa. INIREB. 428 p.
  • MORTON JF. (1981) Atlas of Medical Plants of Middle America. Springfield, Charles C Thomas. 1420 p.
  • NÚÑEZ E. (1964). Plantas Medicinales de Puerto Rico. Puerto Rico. Universidad de Puerto Rico. 245 p.
  • NÚÑEZ E. 1986. Plantas Medicinales de Costa Rica y su Folcklore. San José. Universidad de Costa Rica 318 p.
  • ODY P. 1993. The Complete Medical Herbal. London. Dorling Kindersley. 192 p.
  • OLIVER-BEVER B. (1986) Medicinal Plants in Tropical West Africa. Cambridge. Cambridge University Press. 375 p.
  • ORELLANA SL. 1987. Indian Medicine in Highland Guatemala. Albuquerque. Univ. Of New México Press. 308 p.
  • PASSE, Medicina Tradicional Andina y Plantas Curativas. Ministerio de Salud - Programa de Apoyo al Sector Salud en el Ecuador - Gobierno del Ecuador - Unión Europea. Septiembre de 2008. 554 p.
  • PITTIER H. 1971. Las Plantas Usuales en Venezuela. Caracas. Fundación Eugenio Mendoza. 620 p.
  • PLANTER, 1989. Obtención y Aprovechamiento de Extractos Vegetales de la Flora Salvadoreña. San Salvador. Universidad de El Salvador. 619 p.
  • POTTERTON D. 1983. Culpeper's Color Herbs. New York. Sterling Publishing Co. 224 p.
  • PRUTHI JS. (1979) Spices and and Condiments. New Dehli. National Book Trust. 269 p.
  • ROBINEAU L. 1991. Hacia una farmacopea caribeña. Santo Domingo. ENDA-Caribe. UNAH, 475 p.
  • RONQUILLO FA. MELGAR MF. CARRILLO JE. MARTÍNEZ AB. 1988. Especies vegetales de uso actual y potencial en alimentación y medicina en las zonas semiáridas del nororiente de Guatemala. Cuadernos DIGI 5-88. 249 p.
  • SCHULTES RE. HOFFMAN A. 1980. The Botany and Chemistry of Hallucinogens. Springfield. CC Thomas. 437 p.
  • SEAFORTH CE. ADAMS CD. SYLVESTER Y. 1985. Guide to the Medicinal Plants of Trinidad & Tobago. London. Common wealth Secretariat. 221 p.
  • SINGH YN., 1986. Traditional medicine in Fiji: Some herbal folk cures used by Fiji Indians. J. Ethnopharmacol, 15:57 – 88.
  • STANDLEY PC. 1930. Flora of Yucatan. Chicago. Bot. Ser. Pub. 279. Vol 3, 492 p.
  • STANDLEY JC. WILLIAMS LO. 1961. Flora of Guatemala. Fieldiana: Botany 24(7): 281 p.
  • STANDLEY JC. WILLIAMS LO. 1966. Flora of Guatemala. Fieldiana: Botany 24(8): 37 - 412.
  • STANDLEY JC. WILLIAMS LO. 1970. Flora of Guatemala. Fieldiana: Botany 24(9): 236 p.
  • STANDLEY JC. WILLIAMS LO. 1975. Flora of Guatemala. Fieldiana: Botany 24(11): 93 – 354.
  • THOMAS OO., 1989. Perspectives on ethno-phytoterapy of “Yoruba” medicinal herbs and preparations. Fitoterapia 60:49 - 60.
  • THOMSON WAR. 1980. Las Plantas Medicinalles. Barcelona. Ed. Blume. 220 p.
  • VÉLEZ F. VALEY de VÉLEZ G. 1990. Plantas alimenticias de Venezuela. Caracas. Fundación Bigott. 277 p.
  • VIDAL. 2010. Le Guide des Plantes qui soignent - La phytothérapie à l’épreuve de la science. Editora Vidal. Francia. 468 p. ISBN 978-2-85091-192-7
  • VOLÁK J. STODOLA J. 1984. Plantes Médicinales. París. Gründ. 319 p.
  • WHITE, A. 1982. Hierbas del Ecuador. 2ed. Quito, Ecuador, Libri Mundi. 379 p.
  • ZIN J. WEISS C. 1980. La Salud por medio de las Plantas Medicinales. Santiago. Ed. Salesiana. 387 p.