Anexo:Plantas medicinales (C)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Plantas medicinales (C)»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La plantas medicinales cuyo nombre más conocido comienza por C son:

Se reseñan algunas de las plantas con uso medicinal más conocidas.

Icono de aviso medico
Advertencia: Wikipedia no es un consultorio médico.


Cacao[editar]

Theobroma cacao
Se conoce popularmente también por: cacau, cocoa.[1]
El cocimiento de semillas y hojas se usa para tratar asma, debilidad, diarrea, fracturas, hijillo,[2] inapetencia, malaria, parasitismo, pulmonía, tos, cólico y envenenamiento.
El aceite de semilla se usa para tratar heridas, erupciones, quemaduras, labio rajado, afecciones dérmicas, dolor de muela, fatiga, malaria y reumatismo. Las hojas tiernas se usan para desinfectar heridas.
Es una planta originaria de México y Guatemala, considerada por los mayas como alimento de los dioses. Más que medicamento es un excelente alimento. Es considerado un antioxidante cardiovascular, tiene propiedades diuréticas. Debido en parte a su influencia en los niveles de serotonina y endorfinas, el cacao tiene un suave efecto sobre la mente y las emociones, aumenta la agudeza mental y calma y relaja el cuerpo.[3]
Contraindicaciones: Puede provocar migrañas o jaquecas y molestias gastrointestinales.

Café[editar]

Coffea arabica
Acción, el café tiene propiedades: diurética, estimulante.[4]
Contraindicación, las dosis excesivas pueden provocar palpitaciones, puede provocar jaqueca, sueño irregular y desequilibrios cardiacos.

Calaguala[editar]

Polypodium calaguala
De la calaguala se utilizan los tallos y raíces del helecho macho. Es una planta originiraria de Ecuador, se desarrolla mejor en zonas sub-tropicales, entre los 500 y los 1,800 metros sobre el nivel del mar, y en las zonas templadas y frías de los Andes, hasta los 3,200 msnm.[5]
Combate enfermedades cutáneas como psoriasis;[6] dermatosis; y para aliviar el brote causado por el herpes.
En Mezoamérica se utiliza, en forma de infusión o decocción del rizoma, para tratar afecciones gastrointestinales (diarrea, dolor de estómago, estreñimiento, gastritis), respiratorias (asma, tos tos ferina) y cardíacas, dolor de huesos, reumatismo, diabetes, gota, hipertensión, purificar la sangre, parásitos, enfermedades venereas, sífilis, y afecciones renales (cálculos, hidropesía).[7]
Tópicamente se usa la infusión enemplasto y cataplasma para el tratamiento de contusiones, reumatismo, úlceras, quemaduras, cáncer, cierto tipo de tumores, psoriasis, eczemas.[8] La decocción de hojas se usa para detener las hemorragias.
Popularmente en Centro América la calaguala siempre se ha usado como un estimulante del sistema inmunitario.
Contraindicaciones: No se recomienda usas si la persona tiene gastritis, úlcera gastroduodénal; diabetes.[5]
Calendula officinalis

Caléndula[editar]

Calendula officinalis
La caléndula es conocida popularmente también como: botón de oro, flor de muerto, maravilla, marigold.[9]
La decocción o infusión de las flores y hojas se usan, por vía oral, como un remedio para afecciones digestivas (gastritis, indigestión, inapetencia), respiratorias (catarro, gripe, influenza, tos), ictericia, artritis y problemas menopáusicos.
La decocción aplicada tópicamente como cataplasma, compresa, emplasto, gárgaras y pomada, se usa para el tratamiento de golpes, contusiones, exantemas, heridas, llagas, quemaduras, úlceras, verrugas, hemorroides, condiloma, y algunas formas de cáncer.[10]
La tintura de flores se utiliza oralmente para regular la menstruación, combatir la dismenorrea, dolores viscerales, ictericia, fiebre, nefrosis, sífilis, tifus y tuberculosis.[11]
La tintura de las hojas se usa por vía tópica para tratar erupciones, heridas externas, hemorroides, escrófula, dobladuras, dolor de muelas y úlceras. El jugo de las flores frescas se aplica a las picaduras de las abejas.
Los polvos secos de las hojas se inhalan para inducir la descarga de moco en los casos de sinusitis y constipado nasal.

Canayuyo[editar]

Sonchus oleraceus y otras especies
Del canayuyo se utilizan las flores, las hojas y el jugo lechoso.[12]
Refrigerante y purificante de la sangre. Se dice que es útil para la inflamación del hígado y posiblemente la hepatitis. Se dice también que tiene propiedades similares al taraxaco o diente de león (Taraxacum officinale).[13]
Compuestos activos: Se han detectado la presencia de los siguientes compuestos; apigenósido; cinarósido; isocianarósido; crepidiasido A; hiperósido; kenferol; linarósido; traxasterrol; y Vitamina C. Sin embargo sus efectos terápéuticos están poco estudiados.
Contraindicaciones: El latex de la planta fresca puede causar dermatitis de contacto. Algunos curadores tradicionales de los Andes sur ecuatorianos no utilizan plantas que contengan latex, por considerarlo tóxico.

Canela[editar]

Nectandra cinnamomoides
De la canela se utiliza la corteza seca del interior de los brotes.[14]
Se considera la canela como estimulante local. Es útil para tratamiento de afecciones gástricas e intestinales por su efecto antiácido. Es recomendado para el tratamiento de gripes y resfriados. Detiene el vómito, alivia la flatulencia y puede ser útil en el tratamiento de la diarrea.
Principios activos: Las capacidades curativas de la canela vienen a partir de tres tipos básicos de componentes presentes en los aceites esenciales encontrados en la corteza. Estos aceites contienen los componentes activos llamados: cinamaldehido, acetato de cinamilo y alcohol cinamílico, más una amplia gama de otras sustancias. Contiene además compuestos fenólicos (antioxidantes), es una fuente excelente de fibra, manganeso, hierro y calcio.
Contraindicaciones: Algunas personas desarrollan alergias y dermatitis después de la exposición a la canela. No se recomienda su uso medicinal en mujeres embarazadas.
Cañafistula (Cassia fistula)
Nombres vulgares:
    • Castellano: Canela, canela de Ceilán.
    • Catalán: Canyella
    • Portugués: Canela
    • Francés: Cannelle
    • Alemán,: Ceylomzint
    • Italiano: Cannella
    • Inglés: Cinnamon
Nombre científico: (Cinnamomum verum = Cinnamomum zeylanicum ). El nombre Cinnamomum procede del griego "Kinnamomon" Familia. Lauráceas

Cañafístula[editar]

Cassia fistula
Conocido también en Guatemala como: lluvia de oro.[15]
La pulpa de las vainas se usan como laxante[16] (en infusión por vía oral), y para tratar afecciones respiratorias (catarro, gripe, resfrio, sarampión, tos, tos ferina) y urinarias, derrame biliar, inchazón, varicela y diabetes.
Con las flores se prepara un jarabe para el estreñimiento.
La decocción de las hojas se usa para tratar cálculos biliares, y enfermedades renales.
Tópicamente se usan las hojas para tratar picadura de avispas, la cataplasma de la pulpa del fruto se usa para golpes y contusiones, reumatismo, picadura de culebras, tumores y cáncer.[17] El rizoma se usa contra enfermedades de la piel, y la corteza se una como astringente.
Frutos casi maduros de Prunnus serotina

Capulí[editar]

Prunnus serotina y otras especies.
Del capulí se utilizan las hojas, el cogollo, y las ramas, para fines medicinales; y la fruta por su valor nutricional.[18]
Las hojas y los cogollos de esta planta se utilizan para calmar los cólicos, y las molestias del reumatismo.[19] Es efectivo para combatir el malestar de la gripe, tiene propiedades expectorantes, alivia los accesos de tos, por lo que está indicado para la bronquitis, tos, ahogo y color azulado por falta de oxígeno, el catarro de las vias respiratorias y la tos convulsiva.[13]
Uso externo: En los Andes, en el sur de Ecuador se tilizan las ramas de capulí, algunas veces conjuntamente con otras plantas para varias ceremonias de limpia.
Principios activos: Las hojas contienen un aceite esencial, grasa, resina, tanino, amigdalina, glucosa, un pigmento pardo y sales minerales. La corteza contiene, pigmento pardo, amigdalina, almidón, ácido gálico, grasa, calcio, potasio, e hierro. La corteza, hojas y semillas, en contacto con el agua, liberan ácido cianhídrico o cianuro de hidrógeno (HCN), por esta razón debe manipularse con cuidado.
Contraindicaciones: No ingeris preparaciones que contengan hojas de capulí en dosis elevadas, ni por períodos prolongados, debido al ácido cianhídrico que liberan sus hojas, corteza y semillas.
Carao (Cassia grandis)

Carao[editar]

Cassia grandis
En Guatemala se le conoce también como: bacut, caragüe, macut, santal.[20]
La decocción de hojas, fruto y corteza se usa por vía oral para tratar la anemia, hemorragia nasal, enfermedades del hígado, infecciones urinarias, histeria, resfrio y tos.
Por vía tópica se aplica un ungüento de hojas para tratar afecciones dermatomucosas (herpes, llagas, tiña, vitiligo).
De la raíz se extrae un líquido antiséptico que se usa para curar heridas; La corteza se usa como cicatrizante.
A las hojas y fruto se le atribuyen propiedades antianémicas, antimicóticas, antiséptica, astringente, depurativa, diuréica, estimulante, espectorante, febrífuga galactogoga, laxante, minerealizante, purgante, sedante y tónica. A la raíz se le atribuyen propiedad febrífuga, prgante y tónica.
Cardamomo (Elettaria cardamomum)

Cardamomo[editar]

Elettaria cardamomum
Semilla aromática usada desde la antigüedad, conocida como la Reina de las Especies. Durante mucho tiempo el principal productor fue la India y el Sri Lanca. Recientemente Guatemala se ha convertido en un gran productor del tipo Malabar, siendo actualmente (1996) el mayor exportador del mundo.[21]
La decocción de las semillas se utiliza para tratar afecciones digestivas (diarrea, disentería, flatulencias, estreñimiento), respiratorias (asma, bronquitis, amigdalitis, tos), nerviosas y renales, dolor de oído y sarcepteosis.
La tintura se usa contra flatulencia; las semillas como masticatorio para la indigestión, náuseas, halitosis.
Tópicamente se lla infusión y el polvo en la preparación de cataplasmas, emplastos y enemas para tratar induraciones, inflamaciones, tumores y cáncer.[22]
Se le atribuyen propiedades antiemética, aromática, carminativa, estomáquica, laxante, masticatoria, refrescante y tónica.

Cardo de María[editar]

Silybum marianum
En Guatemala se conoce también como: cardo lechero, lechal.[23]
Las semillas se utilizan enel tratamiento de metrorragia: la tintura de semillas se usa para tratar afecciones hepáticas, (ictericia, colelitiasis, hepatitis, cirrosis), y respiratorias (asma, pleuritis, tos, bronquitis), hipotensión, peritonitis, varices y congestiones uterinas.
Tópicamente el cocimiento de semillas se usa para tratar cáncer de pecho y de la nariz.[24]
Las hojas se usan para tratar afecciones respiratorias, ictericia, enfermedades del bazo y de la circulación, hidropesía, leucorrea. La raíz y el tallo se usan para la protección hepática.
A las semillas se le atribuyen propiedades colagoga, diurética y hepatoprotectora; a las hojas se le atribuye propiedad febrífuga y purificadora de la sangre[cita requerida].[25]
Silybum marianum

Cardo santo[editar]

Cirsium mexicanum
En Guatemala se conoce también como: alcachofa, cardosanto macho, suctzúm.[26]
En el altiplano de Guatemala y México, las hojas frescas o secas se usan indistintamente con las de C. benedictus, a pesar de que no se ha demostrado que tengan las mismas propiedades.
La decocción de hojas se usa, por vía oral, para eltratamiento de inflamación de los riñones, calambres, derrame biliar, afecciones gastrointestinales (diarrea, disentería, dolor de estómago), y respiratorias (asma, bronquitis, fiebre, resfriados, tos, tos ferina).
La decocción de flores y raíces, se usa para tratar diarreas y disentería, diversos dolores, tos y congestión respiratoria.
La decocción de hojas y flores se aplica tópicamente como cataplasma para aliviar los calambres en las extremidades.
se le atribuye propiedades colagoga, depurativa, diurética, febrífuga, laxante y sudirífica.

Carqueja[editar]

Baccharis articulata
La carqueja e aprovecha la parte aérea no leñosa.
Se la utiliza desde los tiempos precolombinos, en la medicina popular por sus propiedades hepatoprotectoras y digestivas. Recientemente se le atribuyen propiedades afrodiasiacas y se le denomina "el Viagra natural" porque no se conocen contraindicaciones. En Uruguay se está exportando con este fin a los Estados Unidos.
Una taza de te de Jaguareté Ka'a (Baccharis crispa) resuelve la mala digestión, regula el funcionamiento del hígado y los riñones. Para el que quiera perder peso el efecto disolvente de esta hierba aumenta la quema de gorduras (en este caso tomar una taza de te después de las comidas).[27]

Cáscara sagrada[editar]

Rhamnus purshiana
contiene emodina, cuyo extracto líquido se utiliza como laxante y tónico intestinal;

Cascarilla[editar]

Cinchona succirubra
y otras especies. De la cascarilla se utiliza la corteza, del tallo y de las ramas.[28]
Probablemente el valor más grande de la cascarilla está en su contenido de quinina, que la hace efectiva contra la infección de la malaria, paludismo a fiebre amarilla. También estimula las contracciones uterinas, por lo que no debería ser empleada durante la gestación, salvo que se desee apurar un parto atrasado.

Cashamarucha[editar]

Xanthium catharticum
De la planta de cashamarucha se puede utilizar la raíz, tallos, hojas y semillas.[29]
Se dice que es diurética para los hombres, pero que no debe ser tomada por las mujeres, pues es útil en el tratamiento de la próstata.[13]
Contraindicaciones: debe ser tomado con la orientación de una persona con conocimientos suficientes.

Caulote[editar]

Guazuma ulmifolia
En guatemala es conocido también como: caca de mico, contamal, chicharrón, guácima, pixoy, tapaculo, xuyuy.[30]
El cocimiento de frutos se usa para tratar diarrea, resfrio, y problemas renalles. La infusión y cocimiento de corteza se usa para tratar malaria, sífilis, calvicie, gonorrea, fracturas, elefantitis y afecciones respiratorias (gripe, tos, sarampión).
Las hojas se usan para tratar afecciones del hígado y riñones, asma, bronquitis, fiebre y gonorrea.¨
La corteza de raíz se usa contra hemorroides y disentería. El cocimiento de corteza se usa tópicamente para tratar afecciones dermatomucosas (estomatitis, leppra, piodermia, quemaduras), fracturas e inflamaciones.
Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, aperitiva, depurativa, digestiva, diurética, febrífuga, lipolitica, sudorifica, tónica y vulneraria.

Cebada[editar]

Hordeum vulgare
Como uso medicinal también se utiliza la semilla.[31] [32]
Las principales propiedades medicinales de la cebada son; además de ser nutritiva, tiene propiedades antiespasmódicas, algo astringente, digestiva, antifebril. Se utiliza para tratamiento de tos irritativa, digestiones pesadas, deficiencias en la secreción de jugos digestivos, irritaciones digestivas, enfermedades febriles. Combate el estreñimiento en general por su contenido en fibra, especialmente si se utiliza el grano entero.
La horchata de cebada, que no es otra cosa que el agua que queda de la cocción de la cebada, y que contiene almidón, resulta útil en el tratamiento de hidratación de personas con vómitos y diarreas.
Su uso es indicado para las personas que sufren de retención de líquidos, ya que la cebada, al mismo tiempo que es refrescante hace orinar.
La decocción en gargarismos se usa para desinflamar la garganta; en cataplasma se usa para tratar lumbago, condiloma, inflamación y tumores[33]
Uso externo: Se utiliza la harina de cebada para mezclarla con otras hierbas para la preparación del cataplasma para aliviar la hinchazón causada por golpes.
Contraindicaciones: Evitar en casos de alergias reconocidas o hipersensibilidad a la harina de cebada o cerveza.

Cebolla[editar]

Allium cepa; Allium fistulosum
De la planta de la cebolla se utiliza, para fines medicinales: el bulbo, la parte blanca del tallo y raíces.[34] [35]
El bulbo fresco o cocido se usa para tratar dispepsia, esplenomegalia, hipertensión, ictericia y prolapso rectal. La tintura, infusión en vino o jugo se usa para tratar afecciones renales (proteinuria), intestinales (cólico, indigestión, inflamación, estreñimiento, hemorroides, lombrices) y respiratorias (constipado, difteria, epistaxis, fiebre, pulmonía, resfriado, tos, tuberculosis), trombosis coronaria, edema, y enfermedades exantemáticas. El bulbo fresco o tostado machacado se aplica en cataplasma y emplasto para tratar artritis, abcesos, quemaduras, induraciones, inflamación, mezquinos, tumores y cáncer.[36]
Se le atribuyen propiedades antihelmíntica, antiséptica, calmante, colerética, depurativa, digestiva, diurética, emenagoga, emoliente, espasmolítica, estimulante, expectorante, rubefaciente, sedante y vermífuga.
En general las propiedades de los diferentes tipos de cebollas son similares, aunque se dice que la cebolla blanca tiene propiedades parecidas a las del ajo, pero menos fuertes.[13]

Cedrón, hierba Luisa[editar]

Aloysia citrodora
flatulencia, insomnio nervioso, trastornos digestivos (indigestión, diarreas, cólicos biliares, vómitos, dolor de estómago, empachos), nervios, afecciones de la piel; cosmetología.
Rauwolfia tetraphylla

Chalchupa[editar]

Rauwolfia tetraphylla
Se le conoce, en Guatemala, también como: alcotán, amatillo, cabamuc, curarina, matacoyote, señorita, viborilla.[37]
La decocción de raíz se usa oralmente para tratar malaria, mordedura de culebra, dolor de estómago, bajar la tensión arterial, como depurador, y febrífugo.
La infusión de hojas se usa para tratar disentería y malaria. La savia o latex se usa en hidropesía y tos crónica, se aplica en ojos inflamados y edemas; la corteza se usa para desintegrar muelas.
Tópicamente se usa el cocimiento de tallos o frutos machacados en emplastos para la mordedura de serpientes, picada de avispas y alacranes; el cocimiento y hojas de tallo se usa para curar úlceras, sarna, sífilis, y otras enfermedades cutáneas; La ceniza de la planta quemada se aplica en las heridas para evitar infecciones; La decocción de raíz se usa para bajar la hipertensión y tratar afecciones orales y erisipela; El extracto de la corteza con aceite sirve para curar la sarna y otras afecciones cutáneas. El latex se usa para caries dentales, fortalecer las encias, colirio oftálmico y cicatrizar. Los frutos machacados se usan para tratar tinea.
Hamelia patens

Chichipince[editar]

Hamelia patens
Otros nombres populares en Guatemala: achiotillo colorado, canuto, chichipince, clavito, cohetillo, hierba del cáncer, pie de paloma, sicunken.[38]
El cocimiento de las hojas se usa para tratar disentería, desórdenes menstruales y escorbuto, anemia, cáncer, eripicela, malaria, sífilis, y para matar los piojos de las bestias. La infusión de los cogollos se usa para tratar disentería, escorbuto, desórdenes menstruales y fiebres. El cocimiento de la raíz se usa para expulsar los cálculos renales y combatir la diabetes y el reumatismo.
La infusión o cocimiento de hojas y tallos se aplican tópicamente para tratar afecciones dérmicas (eczemas, granos, heridas, llagas, quemaduras, raspones, úlceras); para lavados vaginales y baños para aliviar el reumatismo y piernas hinchadas. El polvo de hojas tostadas se aplica a llagas persistentes. El jugo de hojas se usa para aliviar picaduras de insectos e irritaciones.
Se le atribuyen propiedades antisépticas, astringente, cicatrizal, desinflamante, emmenagoga, emoliente, estomáquica.

Chipilín[editar]

Crotalaria longirostrata
Otros nombres populares en Guatemala: chipilín de caballo, chipilín de zope, chop (en Huehuetenango).[39]
El cocimiento de llas hojas se usa por vía oral para el tratamiento de blenorragia, insomnio y reumatismo. Por vía tópica, el cocimiento de tallos y frutos se usa para lavados. El zumo de la planta cruda se aplica como cataplasmas y emplastos para la curación de heridas en corto tiempo. La decocción de la raíz se usa para tratar pacientes con alcoholismo e insomnio.
A las hojas se le atribuyen propiedades hipnóticas, mineralizante, narcótica, purgante y vomitiva.

Cimicifuga[editar]

Acción: De acuerdo con la OMS y la EMEA (Agencia europea para los medicamentos), la raíz reduce los síntomas de la menopausia: sofocos, cambios de humor, trastornos del sueño. Es también eficaz para el tratamiento de síndrome premenstrual.
Dosis: La dosis recomendada es de 40 miligramos de raíz seca por día, los efectos son visibles después de 4-6 semanas.
Contraindicaciones: no es recomendable para aquellos que han sufrido de cáncer de mama. Puede interactuar con ciertos medicamentos a base de hormonas femeninas y las drogas para la hipertensión, y también con immunosoprressori que toman después de un trasplante. Mejor no asociarlo con la soja y el lúpulo.[40]
Clavo de olor - Syzygium aromaticum

Clavo[editar]

Syzygium aromaticum
Se conoce también como: clavo de olor.[41]
Los botones florales machacados se usan en enjuagues bucales y masticados, para el dolor de muela. El fruto se usa para tratar afecciones digestivas, respiratorias y cardíacas. El polvo y decocción se usan interna y externamente en el tratamiento de induraciones, verrugas, tumores y ciertas formas de cáncer.[42] La tintura se usa para tratar afecciones digestivas y bajar la fiebre.
Se le atribuye propiedad analgésica, anestésica, antiemética, antioxidante, antiséptica, aromática, carminativa, desodorante, digestiva, estimulante, estomáquica, expectorante, rubefaciente, tónica, vermífuga.
Equisetum arvense

Cola de caballo[editar]

Equisetum arvense
(La Cola de caballo se conoce también en los Andes del sur de Ecuador como Caballo chupa).[43] En Guatemala se le conoce también como: canutillo, carricillo.[44]
Se utiliza toda la planta, el tallo estéril preferiblemente fresco, se utiliza también las cenizas de la planta
Se lo considera diurético. Se ha demostrado beneficioso en el tratamiento de hidropesía. Para preparar la infusión se hierve 1/2 taza de agua y dejar reposar 2 cucharaditas de cola de caballo fresco o seco. Al usar la ceniza, dosificar 1/4 de cucharadita a la vez. En extracto líquido de 10 a 60 gotas por taza de agua caliente.[45]
Se usa para tratamiento de cálculos o piedras y en general para afecciones de los riñones y del hígado.[46]
Uso externo: La infusión se utiliza para el lavado de las heridas, las escoriaciones, problemas de la piel, e inflamación de la boca y encias. Para detener hemorragias nasales, suele aplicarse una grasa empapada con la decocción de cola de caballo.[13]
Principios activos: Son muchos los principios activos que se han aislado de los equisetos, pero son especialmente ricos en sales minerales, sobre todo las de sílice. En algunas especies se ha encontrado nicotina.[47]
Contraindicaciones: Una dosis excesiva puede ser peligrosa.

Copalchi[editar]

Croton guatemalensis
El copalchi se conoce en Guatemala también como: caché, chul, guanacaste, hoja amarga, perexcutz, quina, sasafrás, zicché.[48]
La decocción de las hojas se utiliza como desinflamante. La decocción de la corteza es amarga y se usa para tratar fiebres intestinales, inflamación, anemia, escalofrios, malaria, resfrio, reumatismo, y enfermedades gastrointestinales (diarrea, dispepsia, empacho, vómitos), renales y respiratorias (tuberculosis). De la corteza se prepara un elixir para la malaria y la tuberculosis. El cocimiento de la raíz se usa para tratar asma.
El cocimiento de hojas y raíz se usa tópicamente para tratar abcesos, heridas y tinea. La resina se utiliza para cauterizar heridas.[49] El cocimiento de la corteza en enjuagues y baños se usa para lavar heridas.[50]
Se le atribuye propiedades analgésicas, antimalárica, desinfectante, diurética, emoliente, estimulante, hipoglucemiantes, febrífuga y tónica.
Quassia amara

Cuasia[editar]

Quassia amara
En Guatemala se conoce también como: cuassia de Surinam, hombre grande, limoncillo, palo de hombre.[51]
La infusión o macerado de la madera se usa, como tónico amargo, para combatir la fiebre, malaria, cálculos hepáticos y renales, y aumentar la secreción de las glándulas salivares, los jugos gástricos y biliares.
El cocimiento del polvo se usa para tratarafecciones digestivas(diarrea, disentería, dolor de estomago, flatulencia, halitosis), debilidad, diabetes, fiebre, gonorrea, malaria y convalecencia.[52]
Aplicado en forma de enema se usa para combatir parásitos intestinales como los oxiuros. La tintura se usa para tratar fiebre, afecciones hepáticas, y mordeduras de serpientes.
En homeopatía se usa para debilidad, dispepsia, hepatosis, e ictericia.[52] El vino amargo se usa para combatir la nausea y mejorar la digestión.
El polvo de la corteza se usa para tratar epitelioma, carcinoma, sarcoma, y endotelioma.[53]
La decocción de la raíz se usa para tratar diarrea, disentería, dispepsia, flatulencia y gonorrea.[52]
Se le atribuyen propiedades amebicida, antianémica, antiséptica, aperitiva, catártica, colagoga, depurativa, diurética, estomáquica, febrífuga, insecticida, laxante, pediculicida, tónica y vermífuga.
Culantrillo (Adiantum capillus-veneris)

Culantrillo[editar]

Adiantum capillus-veneris
Este helecho perenne, en Guatemala y Perú se conoce también como: Chib ó culantrillo de pozo.[54]
La decocción o jarabe de la planta completa se usa, por vía oral, para tratar alopecía, afecciones respiratorias (amigdalitis, asma, bronquitis, catarro, congestión nasal, inflamación de la garganta, influenza, pleuresía, ronquera, tos),[55] y urinarias (disuelve los cálculos renales, disuria, nefritis),[56] facilitar el parto, disminuir la presión arterial, aliviar el reumatismo, molestias menstruales,[57] arteriosclerosis, ictericia y dolor de muelas.
La decocción de la planta se aplica como ungüento para el tratamiento de escrófulas, heridas, esclerosis, induraciones y tumores.[58]
La loción se aplica en fricciones para restaurar el cabello y evitar su caída, así como combatir la caspa[59]
Se le atribuyen propiedad astringente, balsámica, catártica, diaforética, digestiva, diurética, emenagoga, espasmolítica, expectorante, fluidificante, pectoral, purificadora, sudorífica, tónica y vasodilatadora.
Culantro Coriandrum sativum

Culantro[editar]

Coriandrum sativum
También conocido como ceandro, celandria, cilandro, cilantro, cilantro hortense, cilantro silvestre, ciliandro, coantrillo, coendro, coentro, coentro das hortas, colentro, coriandro, cuantrillo, culantro, jilantro, salandria, xendro.,[60] y en Guatemala, como saquil.[61]
El cocimiento de frutos, por vía oral, se usa para tratar afecciones gastrointestinales (colitis, diarrea, flatulencia, gastritis, parásitos), diabetes, histeria y neuralgia.
La cataplasma de hojas frescas se aplica tópicamente para el dolor de cabeza, mal de montaña y, en inhalaciones para la epistaxis.[62]
El cocimiento de semillas se administra, por vía oral y tópica, para tratar, cáncer, induraciones, mezquinos, úlceras, tumores,[63] reumatismo y articulaciones adoloridas.
Con el aceite de culantro se preparan unguentos para los dolores reumáticos y musculares.
Se le atribuye propiedad aromática, carminativa, digestiva, diurética, emenagoga, estimulante, refrigerante y sudorífica.
Cundeamor (Momordica charantia)

Cundeamor[editar]

Momordica charantia
Se conoce también como melón amargo, cundeamor chino, y en Guatemala: balsamilla, pepinillo, sorosi.[64]
El fruto se usa para el tratamiento de la anorexia, asma, bronquitis, diabetes,[65] dismenorrea, gota, lepra y reumatismo.[66]
La decocción de hojas se usa para tratar anemia, afecciones gastrointestinalles (anorexia, colitis, disentería, dispepsia, dolor de estómago, estreñimiento, parásitos)[67] [68] y respiratorias (fiebre, influenza, resfrio, tos),[69] [70] [71] diabetes, dolor de cabeza, hipertensión, ictericia, malaria, cálculos renales, gonorrea, gota, artritis, reumatismo[71] [72] y amenorrea.[73]
Las hojas y los frutos se administran tópicamente como compresas, emplastos y lavados para el tratamiento del afta, torceduras y diversas afecciones dermatomucosas (abscesos, eczemas, erupciones, escrófulas, forúnculos, granos, llagas, pediculosis, prurito, quemaduras, tinea),[74] [75] [72] [76] cáncer, tumores y úlceras[77] [78]
Las semillas en emplasto se aplican en úlceras y quemaduras,[78] y por vía oral para eliminar ascaris intertinales.[75]
La raíz se usa como afrodisíaco y en la litíasis renal.[76]
Al jugo de las hojas se le atribuye propiedades antihelmíticas, emética, emenagoga, estomáquica, galactogoga, purgante tónica y vulneraria.[75] [72] Al fruto se le atribuye propiedades afrodisíacas, antielmítica, antipirética, aperitiva, carminativa, depurativa, digestiva, estomáquica, laxante, purgante y tónica.[75] [78]
Cúrcuma

Cúrcuma[editar]

Curcuma longa
En Guatemala se le conoce también como: azafrán, camotillo, tintura de iodo, turmeric.[79]
Acción: La OMS aprobó la utilización de la cúrcuma para los problemas de la digestión, la flatulencia y la hiperacidez.
Dosis: Recomiendo 0,5 a 1 gramo de polvo de cúrcuma por día, disuelto en 150 ml de agua. Extractos, se aconseja una dosis de 200-400 mg por día.
Contraindicaciones: Deben evitar esta planta los pacientes que sufren de obstrucción de las vías biliares y las personas con problemas de hígado. En dosis altas, no se recomienda si padece de úlceras del estómago y el duodeno, porque corre el riesgo de aumetar la irritación. Podrían interactuar con fármacos fluidificantes y anticoagolulantes, como el ginseng, el ajo y el jengibre.[80]
En Medicina - sobre todo la Ayurvédica - tiene amplio uso en hepatitis A, B y otras, en casos de trombocitopenia (plaquetas bajas), como regulador de la inmumidad y coadyuvante en inmunodeficiencias, incluidas ciertas formas de cáncer como el carcinoma de mama y el hepatocarcinoma.
En las últimas décadas se han llevado a cabo estudios, principalmente por el Dr. Bharat Aggarwal y su equipo de investigadores en el hospital M.D. Anderson (Houston, Texas;[4]), para establecer las actividades biológicas y farmacológicas de la cúrcuma. Los efectos anti-cáncer parecen derivar de la habilidad de la cúrcuma de inducir apoptosis en células cancerígenas, sin producir efectos citotóxicos en células sanas. La cúrcuma puede interferir con la actividad del factor de transcripción NF-κB, que ha sido ligado a través de múltiples estudios científicos, a un número de enfermedades inflamatorias, incluyendo cáncer.[81]
Existe información circunstancial de que la cúrcuma podría mejorar las condiciones mentales de adultos mayores[82]
La cúrcuma no es fácilmente absorbida por el organismo humano - 2 gramos de cúrcuma no se detectan en el suero tras ser ingerida.[83] Sin embargo la absorción de la curcuma mejora considerablemente si se ingiere con pimienta negra, como en el curry.
La decocción del rizoma se usa por vía oral para tratar trastornos hepáticos,[84] ictericia,[85] afecciones gastrointestinales (cólico, diarrea, úlcera gástrica)[86] y respiratorias (amigdalitis, tos), dismenorrea, diabetes y lepra.[87] Una pasta de rizoma se usa tópicamente para tratar eczema, sarampión, y otras afecciones de la piel.[87] El polvo se usa tópicamente para tratar cáncer, verrugas y tumores;[88] tiene amplio uso como cosmético para evitar acné y embellecer la piel. El jugo de rizoma fresco se usa para tratar oftalmias purulentas.[89]
Se le atribuyen propiedades antiescorbúticas, antiulcerosa, aromática, carminativa, colagoga, colerética, desinfectante, digestiva, diurética, emoliente, estimulante, hemostática, laxante y antiparasitaria.

Referencias[editar]

  1. (CÁSERES), 1996. Pag. 103 y 104.
  2. Según Miguel Angel Asturias, en el Hombre de Maiz: "Escalofrio que ataca el cuerpo cuando se ve un cadaver" [1]
  3. Dicionário Plantas Medicinales [2]
  4. Plantas medicinales [3]
  5. a b (PASSE), 2008. Pg. 107 y 108.
  6. En 1992 el Dr. Salvador Gonzalez, Dermatologo español junto a la Harvard Medical School y la Universidad de Madrid realizaron estudios del Polypodium leucotomos, helecho que crece en Centro America donde se conoce como calaguala, la investigacion fue sobre el tratamiento de la psoriasis, y se le descubrieron importantes propiedades antioxidantes, fotoprotectoras e inmunoreguladoras.
  7. (CÁSERES), 1996. Pag. 105 a 107.
  8. (Hartwell JL), 1982. Pag. 386.
  9. (CÁSERES), 1996. Pag. 108 a 111.
  10. (Hartwell JL), 1982. Pag. 132.
  11. (Cecchini) T., 1978. Pag. 116.
  12. (PASSE), 2008. Pg. 109 y 110.
  13. a b c d e (WHITE), 1982.
  14. (PASSE), 2008. Pg. 111 a 113.
  15. (CÁSERES), 1996. Pag. 112 a 114.
  16. Cecchini, 1978. Pag. 121.
  17. Hartwell JL. 1982. Pag. 101.
  18. (PASSE), 2008. Pg. 114 a 118.
  19. CESA - INTERCOOPERACIÓN SUIZA. 1993
  20. (CÁSERES), 1996. Pag. 115 y 116.
  21. (CÁSERES), 1996. Pag. 117 a 119.
  22. Hartwell JL. 1982. Pág. 677.
  23. (CÁSERES), 1996. Pag. 120 a 122.
  24. Hartwell JL. 1982. Pág. 134.
  25. (CÁCERES) 1996 reporta la información con origen anónimo
  26. (CÁSERES), 1996. Pag. 123 y 124.
  27. Hierbapar -Herboristería Paraguaya - www.hierbapar.com.py
  28. (PASSE), 2008. Pag. 119 y 120
  29. (PASSE), 2008. Pag. 121 y 122
  30. (CÁCERES), 1996. Pág. 125 y 126.
  31. (PASSE), 2008. Pag. 123 a 127
  32. (CÁCERES), 1996. Pag. 127 y 128.
  33. (Hartwell Jl), 1982. Pág. 193.
  34. (PASSE), 2008. Pag. 128 a 131
  35. (CÁCERES), 1996. Pág. 129 y 130.
  36. (Hartwell JL), 1982. Pag. 327
  37. (CÁCERES),1996. Pág. 131 y 132
  38. (CÁCERES),1996. Pág. 133 y 134
  39. (CÁCERES),1996. Pág. 135 y 136
  40. (Vidal), 2010.
  41. (CÁCERES), 1996. Pág. 137 a 139.
  42. (Hartwell JL), 1982. Pág. 293.
  43. (PASSE), 2008. Pag. 103 a 106
  44. (CÁCERES), 1996. Pág. 140 a 142.
  45. (WHITE), 1982 y (FORÉS), 1997.
  46. Información de un curador tradicional de la aldea San Jorge Centro en la Provincia de Chimborazo, Ecuedor
  47. (FORÉS), 1997.
  48. (CÁCERES), 1996. Pág. 143 y 144.
  49. (Núñez E.), 1986. Pag 158
  50. House PR et al., 1995. Pág. 148.
  51. (CÁCERES), 1996. Pág. 145 a 147.
  52. a b c Duke JA, 1985. Handbook of Medicinal Herbes. Pág. 399
  53. (Hartwell JL), 1982. Pág. 572.
  54. (CÁCERES), 1996. Pág. 148 y 149.
  55. (Cecchini T.), 1978. Pág. 33.
  56. (Zin J. Weiss C.), 1980. Pág.123.
  57. (Martinez M.), 1992. Pág. 98
  58. Hartwell J. 1982 Pag.487.
  59. (De Feo V.), 1992. Fitoterapia 63:417
  60. Nombres en Real Jardín Botánico
  61. (CÁCERES), 1996. Pág. 150 a 152.
  62. (De Feo V.), 1992. Fitoterapia 63:417.
  63. (Hartwell JL.), 1982. Pág. 618.
  64. (CÁCERES), 1996. Pág. 153 a 155.
  65. (Núñez E.), 1964. Pág 55.
  66. (Dastur JF.), 1977. Pág 112.
  67. (Girón LM et al.), 1991. J. Ethopharmacol 34:173
  68. (Ministry of Health of Inndonesia), 1981. Pág 14, 18.
  69. (Girón LM et al.), 1991. J. Ethopharmacol 34:173
  70. (Honychurch PN.), 1986. Pág 38.
  71. a b (Morton JF.), 1981. Pág 892.
  72. a b c (Robineau L.), 1991. Pág 234.
  73. (Ministry of Health of Inndonesia), 1981. Pág 14, 18.
  74. (Honychurch PN.), 1986. Pág 38.
  75. a b c d (Datsur JF.), 1977. Pág 112.
  76. a b (Martínez M.), 1992. Pág 408.
  77. (Hartwell JL), 1982. Pág. 177
  78. a b c (Duke JA), 1985. Pág. 315
  79. (CÁCERES), 1996. Pág. 156 a 159
  80. (Vidal), 2010.
  81. Aggarwal BB, Shishodia S. Suppression of the nuclear factor-kappaB activation pathway by spice-derived phytochemicals: reasoning for seasoning. Ann N Y Acad Sci. 2004 Dec;1030:434-41. PMID 15659827.
  82. Ng TP, Chiam PC, Lee T, Chua HC, Lim L, Kua EH. Curry consumption and cognitive function in the elderly. Am J Epidemiol. 2006 Nov 1;164(9):898-906. Epub 2006 Jul 26. PMID 16870699.
  83. Shoba G, Joy D, Joseph T, Majeed M, Rajendran R, Srinivas PS. Influence of piperine on the pharmacokinetics of curcumin in animals and human volunteers. Planta Med. 1998 May;64(4):353-6. PMID 9619120.
  84. (Robineau L.), 1991. Pág. 136
  85. (Lyle EC. Simon JE), 1989. Pág. 58-59
  86. (Oliver-Bever B), 1986. Pág. 161, 163, 208, 279.
  87. a b (Pruthi JS), 1979. Pág. 223
  88. (Hartwell), 1982. Pág. 676
  89. (CÁCERES), 1996. Pág. 156

Ver también[editar]

Bibliografía[editar]

  • ACCT, 1985. Contribution aux Etudes ethnobotaniques et floristiques a la Dominique. París. ACCT 400 p.
  • AGUILAR GIRON JI., 1966. Relación de unos aspectos de la Flora Util de Guatemala. Guatemala. Min de Agricultura 375 p.
  • ALCOM JB., 1984. Huastec Mayan Ethnobotany. Austin UniversitY of Texas Press. 982 p.
  • ARTECHE A. 1992. Fitoterapia. Vademecum de Prescriptions. Bilbao. CITA 835 p.
  • AYENSU ES, 1981. Medicinal Plants of the West Indies.Algonac. Reference Publications. 282 p.
  • BEZÁNGER-BEAUQUESNE L. PINTAK K. TORK M. 1975. Les Plantes dans la Therapeutique Moderne. París. Maloine. 529 p.
  • CÁSERES A. 1996. Plantas de Uso Medicinal en Guatemala. Edición Universitaria. Universidad de San Carlos de Guatemala. 402 p.
  • CÁCERES A. JAUREGUI E. LOPEZ BR. LOGEMANN H. 1992. Cuadernos DIGI 7-92. Actividad antifúngica de plantas de uso medicinal en Guatemala. Guatemala. DIGI-USAC. 89 p.
  • CÁCERES A. SAMAYOA B. 1989. Cuadernos DIGI 6-89. Tamizaje de la actividad antibacteriana de plantas usadas en Guatemala para el tratamiento de afecciones gastrointestinales. Guatemala. DIGI-USAC. 138 p.
  • CECCHINI T. 1978. Enciclopedia de las hierbas y de las plantas Medicinales. Barcelona. Ed. Ed. de Vecchi, 533 p. ISBN 978-84-315-2065-6
  • CEMAT-FARMAYA, 1992. Fichas populares sobre Plantas Medicinales (Serie 2). Guatemala. 180 p.
  • CEMAT-IMEPLAM, 1980. Informe del Primer Taller sobre Botánica Medicinal Guatemalteca. Guatemala. 51 p.
  • CESA - Intercooperación Suiza. Usos tradicionales de las especies forestales nativas en el Ecuador, Quito. CESA. V3. 256 p.
  • CODEMPE - ECUARUNARI. 1999. Manual de la medicina de los pueblos Kichwas del Ecuador. Quito, ECUARUNARI. 79 p.
  • DASTUR JF. 1977. Medicinal Plants of India and Pakistan. India. CB Taraporevala Sons y Cia. 212 p.
  • DE FEO V. 1992. Medicinal and magical plants in the Northern Peruvian Andes. Fitoterapia 63: 417-440.
  • DEL FIERRO P. PANCEL L. 1998. Experiencia silvicultural del bosque nativo de Chile. Santiago: Publicaciones L.Castillo. 420 p.
  • DÍAZ JL., 1976. Uso de las Plantas Medicinales de México. México. IMEPLAM. 329 p.
  • DIESELDORFF EP., 1977. Las plantas medicinales del departamento de Alta Verapaz. Guatemala. Tip. Nac. 52 p.
  • DUKE JA. 1985. CRC Handbook of Medical Herbs. Boca Raton, CRC Press. 677 p.
  • ESTRELLA, E. 1990. El pan de América; etnohistoria de los alimentos aborígenes en el Ecuador. 3.ª edición Quito, Ediciones Abya-Yala. 388 p.
  • FERRANDIZ VL., 1974. Medicina Vegetal. Villadrau. Ediciones Cedel. 415 p.Pág. 259.
  • FARGA C. Lastra J. 1988. Plantas de uso común en Chile. Tomo I. Santiago. SOPRAMI. 119 p.
  • FONT QUER P. 1976. Plantas Medicinales. Barcelona. Labor. 1033 p.
  • FORÉS, R. 1997. Atlas de las plantas medicinales y curativas; la salud a través de las plantas. Madrid. Culturam. 111 p.
  • GARCÍA RH. (1991) Plantas curativas Mexicanas. México. Ed. Panorama. 263 p.
  • GEILFUS F., 1989. El árbol al servicio del agricultor. Santo Domingo. ENDA-Caribe/CATIE. 778 p.
  • GIRAULT L., 1987. Kallawayas Curanderos Itinerantes de los Andes de Bolivia.
  • GIRÓN LM. FREIRE AV. ALONZO A. CÁCERES A. (1991) Ethnobotanical survey of the medicinal flora used by the Caribs of Guatemala. J. Ethopharmacol 34:173
  • GRACIA AB., 1974. Vitaminas y Medicina Herbaria s/p.
  • GRIEVE M., 1988. A Modern Herbal. London. Penguin Books 912 p.
  • GUZMÁN DJ., 1975.Especies Útiles de la Flora Salvadoreña. (Tomos I y II). San Salvador. Min. de Educación. 703 p.
  • HARTWELL JL. 1982. Plants used against cancer. Lawrence, Quarterman Publications. 710 p.
  • HASTING RB., 1909. Medicinal legumes of México: Fabaceae Papilionoideae. Part One. Econ. Bot. 44:336-348.
  • HUTCHENS AR., 1991.Indian Herbology of North America. Boston. Shambala. 382 p.
  • IIN, 1978. Aspectos de la medicina popular en el área rural de Guatemala. Guatemala Indígena 13:1-616.
  • ITZIK, A. 2007. Las plantas curativas. Montevideo, Arquetipo. 354 p. ISBN 9789974804388
  • HONYCHURCH PN. (1986) Caribbean Wild Plants and their Uses. Hong Kong. Chichester, John Wiley & Sons. 338 p.
  • HOUSE P. LAGOS-WITTE S. 1989. Manual de 50 Plantas Medicinales de Honduras. Tegucigalpa. CONS-H/CIIR/UNAH. 134 p.
  • HOUSE PR., LAGOS-WITTE S, OCHOA L, TORRES C, MEJÍA T, RIVAS M. 1995. Plantas Medicinales Comunes de Honduras. Tegucigalpa. UNAH/CIMN-H/CIIR/GTZ, 555 p.
  • KEYS JD., 1976. Chinese Herbs. Rutland. Charles E. Tuttle Co. 388 p.
  • LEWIS DW. ELVIN-LEWIS MPF. 1977.Medical Botany. New York. John Wiley & Sons. 515 p.
  • LINARES E. FLORES B. BYE R. 1988. Selección de Plantas Medicinales de México. México. Ed. Limusa. 125 p.
  • LINARES E. BYE R. FLORES B. 1990. Tés Curativos de México. México. UNAM. 140 p.
  • LYLE EC. SIMON JE. (1989) Species and medicinal plants: Recent Advances in Botany, Horticulture & Pharmacology. 4 267 p. pp. 58-59
  • MARTÍNEZ M. 1992. Las Plantas Medicinales de México. México. Ed. Botas. 656 p. ISBN 968-6334-07-6
  • MEJÍA JV., 1927. Geografía de la República de Guatemala. Guatemala. Tipografía Nacional. 400 p.
  • MELLEN GA., 1974. El uso de las plantas medicinales en Guatemala. Guatemala Indígena 9: 102 - 148.
  • MENDIETA RM. DEL AMO S. 1981. Plantas Medicinales del Estado de Yucatán. Xalapa. INIREB. 428 p.
  • MORTON JF. (1981) Atlas of Medical Plants of Middle America. Springfield, Charles C Thomas. 1420 p.
  • NÚÑEZ E. (1964). Plantas Medicinales de Puerto Rico. Puerto Rico. Universidad de Puerto Rico. 245 p.
  • NÚÑEZ E. 1986. Plantas Medicinales de Costa Rica y su Folcklore. San José. Universidad de Costa Rica 318 p.
  • ODY P. 1993. The Complete Medical Herbal. London. Dorling Kindersley. 192 p.
  • OLIVER-BEVER B. (1986) Medicinal Plants in Tropical West Africa. Cambridge. Cambridge University Press. 375 p.
  • ORELLANA SL. 1987. Indian Medicine in Highland Guatemala. Albuquerque. Univ. Of New México Press. 308 p.
  • PASSE, Medicina Tradicional Andina y Plantas Curativas. Ministerio de Salud - Programa de Apoyo al Sector Salud en el Ecuador - Gobierno del Ecuador - Unión Europea. Septiembre de 2008. 554 p.
  • PITTIER H. 1971. Las Plantas Usuales en Venezuela. Caracas. Fundación Eugenio Mendoza. 620 p.
  • PLANTER, 1989. Obtención y Aprovechamiento de Extractos Vegetales de la Flora Salvadoreña. San Salvador. Universidad de El Salvador. 619 p.
  • POTTERTON D. 1983. Culpeper's Color Herbs. New York. Sterling Publishing Co. 224 p.
  • PRUTHI JS. (1979) Spices and and Condiments. New Dehli. National Book Trust. 269 p.
  • ROBINEAU L. 1991. Hacia una farmacopea caribeña. Santo Domingo. ENDA-Caribe. UNAH, 475 p.
  • RONQUILLO FA. MELGAR MF. CARRILLO JE. MARTÍNEZ AB. 1988. Especies vegetales de uso actual y potencial en alimentación y medicina en las zonas semiáridas del nororiente de Guatemala. Cuadernos DIGI 5-88. 249 p.
  • SCHULTES RE. HOFFMAN A. 1980. The Botany and Chemistry of Hallucinogens. Springfield. CC Thomas. 437 p.
  • SEAFORTH CE. ADAMS CD. SYLVESTER Y. 1985. Guide to the Medicinal Plants of Trinidad & Tobago. London. Common wealth Secretariat. 221 p.
  • SINGH YN., 1986. Traditional medicine in Fiji: Some herbal folk cures used by Fiji Indians. J. Ethnopharmacol, 15:57 – 88.
  • STANDLEY PC. 1930. Flora of Yucatan. Chicago. Bot. Ser. Pub. 279. Vol 3, 492 p.
  • STANDLEY JC. WILLIAMS LO. 1961. Flora of Guatemala. Fieldiana: Botany 24(7): 281 p.
  • STANDLEY JC. WILLIAMS LO. 1966. Flora of Guatemala. Fieldiana: Botany 24(8): 37 - 412.
  • STANDLEY JC. WILLIAMS LO. 1970. Flora of Guatemala. Fieldiana: Botany 24(9): 236 p.
  • STANDLEY JC. WILLIAMS LO. 1975. Flora of Guatemala. Fieldiana: Botany 24(11): 93 – 354.
  • THOMAS OO., 1989. Perspectives on ethno-phytoterapy of “Yoruba” medicinal herbs and preparations. Fitoterapia 60:49 - 60.
  • THOMSON WAR. 1980. Las Plantas Medicinalles. Barcelona. Ed. Blume. 220 p.
  • VÉLEZ F. VALEY de VÉLEZ G. 1990. Plantas alimenticias de Venezuela. Caracas. Fundación Bigott. 277 p.
  • VIDAL. 2010. Le Guide des Plantes qui soignent - La phytothérapie à l’épreuve de la science. Editora Vidal. Francia. 468 p. ISBN 978-2-85091-192-7
  • VOLÁK J. STODOLA J. 1984. Plantes Médicinales. París. Gründ. 319 p.
  • WHITE, A. 1982. Hierbas del Ecuador. 2ed. Quito, Ecuador, Libri Mundi. 379 p.
  • ZIN J. WEISS C. 1980. La Salud por medio de las Plantas Medicinales. Santiago. Ed. Salesiana. 387 p.