United Fruit Company

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
United Fruit Company
1920UnitedFruitCompanyEntrance.jpg
Fachada de la entrada del viejo edificio United Fruit en la avenida St. Charles, Nueva Orleans, Luisiana, EE. UU..
Acrónimo UFCO
Tipo Privada
Industria alimenticia
Género frutera/alimenticia
Fundación 1899
Fundador(es) Minor Keith, Andrew W. Preston
Desaparición 1970
Sede Nueva Orleans, Luisiana, Flag of the United States.svg Estados Unidos
Ámbito América Latina y Estados Unidos
Presidente Samuel Zemurray
Productos frutas tropicales
Servicios ferrocarriles, vapores (Gran Flota Blanca), producción agrícola
Divisiones
  • International Railways of Central America (IRCA)
  • Great White Fleet
Reestructuración Chiquita Brands International
Cronología
Tropical Trading and Transport Company y Boston Fruit Company UFCO

La United Fruit Company (UFC) (18991970) era una firma comercial multinacional estadounidense, fundada en 1899 que producía y comercializaba frutas tropicales (principalmente banano) cultivados en América Latina, y que se convirtió en una fuerza política y económica determinante en muchos países de dicha región durante el siglo XX, influenciando decisivamente sobre gobiernos y partidos para mantener sus operaciones con el mayor margen posible de ganancias, al extremo de auspiciar golpes de estado y sobornar políticos. Esta empresa es conocida por una disputa en el territorio de Colombia llamada la Masacre de las Bananeras en el año 1928. Actualmente es conocida con el nombre de Chiquita Brands International.

Surgimiento[editar]

El empresario estadounidense Minor Keith se estableció en Costa Rica en 1871. Costa Rica era entonces un país con una economía casi exclusivamente agrícola, y Keith había empezado sus actividades empresariales dedicándose a los ferrocarriles, apoyando los negocios de su tío, el empresario de ferrocarriles Henry Meiggs hasta la muerte de éste en 1877.

En tanto el tráfico de pasajeros y mercancías en Costa Rica no era lo suficientemente rentable, Keith descubrió pronto que su ferrocarril podría usarse para transportar bananos para su exportación a EE. UU., reduciendo significativamente su costo de transporte, por lo cual en la década de 1880 se dedicó al negocio de siembra y exportación de plátanos comprando para ello vastas fincas agrícolas situadas a los costados de su vía férrea y creando la empresa Tropical Trading and Transport Company que años después controlaría gran parte de la producción de plátanos en Costa Rica, Guatemala y Nicaragua, Panamá y Honduras, además de piña y ciruelas), en plantaciones de América Central.

A cambio de negociar con banqueros de Gran Bretaña nuevas condiciones de pago de la deuda externa de Costa Rica, Keith logró que en 1884 el gobierno de dicho país, presidido por Próspero Fernández Oreamuno, le otorgara una gran concesión de casi 800 hectáreas de tierra cultivable. Poco después las propiedades de Keith abarcaban grandes extensiones de Centroamérica y el Caribe donde la empresa era conocida como "Mamita Yunai" (nótese que Yunay es una deformación al castellano del término inglés United). Éstas frutas eran vendidas en Estados Unidos y Europa.

Pronto Keith amplió sus negocios a El Salvador, y Honduras, aprovechando que en el mercado estadounidense los frutos tropicales como el plátano alcanzaban altos precios al ser considerados bienes exóticos y de elevado costo para el público, mientras que en 1890 concluía la línea de ferrocarril para transportar dichos productos. No obstante, Keith quedó endeudado ante la banca de Nueva York sufriendo la bancarrota en 1899 y debió buscar un socio con suficente capital para sostener su negocio.

La United Fruit Company o UFCO nació así en 1899, cuando Minor Keith tuvo que fusionar su empresa Tropical Trading and Transport Company y con una importante compañía competidora: la Boston Fruit Company de su compatriota Andrew W. Preston.

Apogeo[editar]

Edificio que albergó la sede central de la United Fruit Company en Nueva Orleans.

Keith y Preston se repartieron los cargos de presidente y vicepresidente de la UFC, complementando sus respectivas empresas pues Preston poseía una vasta flota de buques mercantes (conocida como la "Gran Flota Blanca" o Great White Fleet) así como contactos de gran importancia en los mercados del norte de EE. UU., junto con plantaciones en islas del Caribe. Por su parte, Keith aportaba extensiones de cultivo mucho más vastas que poseía hace años en América Central, una amplia red de ferrocarriles en dichas regiones y además su dominio de los mercados de frutas del Sur de EEUU, lo cual hacía la fusión muy atractiva también para Preston.

Residencia de Samuel Zemurray en Nueva Orleans, tras trasladar la sede de la UFCO a esa ciudad.

La empresa resultante, la United Fruit Company, empezó a comprar acciones de empresas rivales por consejo de su asesor legal, el abogado Bradley Palmer, ofreciendo a sus competidores acceso al 80% del mercado de frutas tropicales de Estados Unidos (que las extintas Tropical Trading and Transport Company y Boston Fruit Company ya controlaban), logrando así dominar el accionariado de 14 empresas rivales y obteniendo así un casi monopolio del mercado de frutos tropicales en el sur de EE.UU.

Hacia 1930 la UFC había logrado absorber a unas 30 empresas estadounidenses en América Central, creciendo aún más su poderío económico y penetración financiera en la región, habiendo sido su última adquisición en 1930 la empresa Cuyamel Fruit Company del estadounidense Samuel "Sam" Zemurray.

No obstante, debido a la Gran Depresión de 1929 y el estancamiento del mercado de frutas tropicales en EEUU, el valor de las acciones de la United Fruit Company empezó a disminuir aceleradamente. Al reducirse el valor de mercado de la empresa, Zemurray lanzó una oferta hostil contra United Fruit Company en 1933 y compró la mayor parte de acciones de dicha empresa, tomando Zemurray el control pleno sobre ella.

Sam Zemurray trasladó la sede central de United Fruit Company a Nueva Orléans, desde la cual se dirigiría todas las operaciones agrícolas y comerciales en el extranjero, y fue desde mediados de la década de 1930 cuando la UFC alcanzó su mayor poderío financiero y político en América Central.

Operaciones en América Central[editar]

Desde su fundación en 1899 la UFCO ya era propietaria de grandes extensiones de tierras dedicadas al cultivo del plátano, destinado casi en su totalidad a la exportación al mercado de Estados Unidos, aunque posteriormente fue diversificando sus cultivos de frutas. Inclusive, aprovechando su poderío financiero la frutera había establecido la primera gran red ferroviaria de Guatemala y El Salvador, administrando junto con ello el servicio postal guatemalteco desde 1908, aunque dicha vía férrea era destinada casi exclusivamente al transporte de frutas en sus inicios; posteriormente esta red ferroviaria fue transformada en un monopolio con autorización del gobierno guatemalteco.

Un mecanismo ampliamente utilizado por la UFCO era comprar a precios bajos grandes cantidades de tierras en América Central. Esto era una herramienta para evitar que surgieran competidores y mantener así un monopolio sobre la producción de plátanos, inclusive conservando extensas zonas agrícolas sin cultivar bajo pretexto que sequías o huracanes le obligaban a mantener «en reserva» grandes extensiones de terreno sin usar.

Mapa de rutas de la Flota Blanca de la United Fruit Company, la cual tenía el monopolio de transporte de carga y personas en muchos de los países latinoamericanos.

No obstante, los detractores de la empresa sostuvieron que la finalidad de esta compra masiva de tierras era evitar una sobreproducción capaz de reducir los precios del plátano, eliminar competidores del mercado; otra meta era forzar a que los campesinos más pobres abandonaran el cultivo en pequeñas propiedades individuales y se tornaran en peones de la UFCO, como mano de obra muy barata debido a los sueldos artificialmente bajos que abonaba la UFCO. Tal política implicaba una oposición frontal de la United Fruit Company a todo tipo de reparto de tierras en Centroamérica, inclusive si tales repartos afectaban a sus fincas que llevaban varios años sin cultivar.

De igual forma otra preocupación constante de la empresa era mantener unos reducidos costos tributarios y laborales, siendo acusada de sobornar masivamente líderes políticos de América Central para liberarse de toda presión de pago de impuestos y obtener beneficios y exenciones de tributos, así como para obtener de las autoridades locales un "trato preferencial" en cuanto a aranceles a cambio que la UFCO financiara diversos regímenes de toda especie, siempre que éstos cuidaran en simultáneo de los intereses de la empresa.

La reducción de costos afectaba también los salarios de los peones agrícolas que eran mantenidos bastante bajos por la UFCO con ayuda de las autoridades nacionales de cada país, criticadas frecuentemente por emitir leyes solo para "satisfacer" a la «estructura de costos» de la United Fruits Company sin importar el destino de los peones locales. Del mismo modo, una preocupación de la UFC era impedir toda formación de sindicatos de trabajadores y reprimir violentamente toda protesta laboral, contando para esto con el decidido apoyo de las autoridades locales de cada país, dependientes del dinero aportado por la UFCO en tributos y sobornos. Durante el gobierno del primer presidente civil de Guatemala, licenciado Manuel Estrada Cabrera (1898-1920), la United Fruit Company (UFCO) se convirtió en la principal fuerza económica de Guatemala, con grandes concesiones otorgadas por el gobierno ya que Estrada Cabrera tenía acciones en la compañía, y además le interesaba obtener el apoyo norteamericano para evitar un posible ataque de la flota británica (lo cual era muy posible debido a las deudas que dejara su antecesor, el general Reyna Barrios tras el fracaso de la Exposición Centroamericana); en cuanto a la política exterior de los Estados Unidos para Centro América consistía en mantener gobiernos afines y los más pacíficos posible para facilitar la construcción del canal interoceánico que primero estuvo planificado para Nicaragua, luego en Colombia y por último en Panamá, tras la Separación de Panamá de Colombia; esta política económica norteamericana fue conocida como el Gran Garrote de las Guerras bananeras de Teddy Roosevelt[Nota 1] y sus operaciones contaron frecuentemente con el respaldo militar de los Marines de los Estados Unidos.[1]

Caricatura de la política del Gran Garrote (del inglés Big Stick) del gobierno del presidente estadounidense Theodore Roosevelt, que mantuvo a todos los países del Caribe bajo un dominio férreo a fin de que la construcción del Canal de Panamá ocurriera sin problemas.

Posiblemente, el oficial militar más activo de las Guerras bananeras haya sido el Mayor General del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos Smedley Butler[Nota 2] quien en 1935 escribió en su famoso libro La guerra es un latrocinio:[2] [3] [4] [5]

“He servido durante 30 años y cuatro meses en las unidades más combativas de las Fuerzas Armadas estadounidenses: en la Infantería de Marina. Tengo la sensación de haber actuado durante todo ese tiempo de bandido altamente calificado al servicio de las grandes empresas de Wall Street y sus banqueros. En otras palabras, he sido un pandillero al servicio del capitalismo. De tal manera, en 1914 afirmé la seguridad de los intereses petroleros en México, Tampico en particular. Contribuí a transformar a Cuba en un país donde la gente del National City Bank podía birlar tranquilamente los beneficios. Participé en la "limpieza" de Nicaragua, de 1902 a 1912, por cuenta de la firma bancaria internacional Brown Brothers Harriman. En 1916, por cuenta de los grandes azucareros estadounidenses, aporté a la República Dominicana la "civilización". En 1923 "enderecé" los asuntos en Honduras en interés de las compañías fruteras estaodunidenses. En 1927, en China, afiancé los intereses de la Standard Oil. Cuando miro hacia atrás considero que pude haber dado a Al Capone algunas sugerencias. Él, como gángster, operó en tres distritos de una ciudad. Yo, como Marine, operé en tres continentes.”

Gracias a las concesiones otorgadas a extranjeros, para 1901 la United Fruit Company (UFCO)[Nota 3] comenzó a volverse la fuerza principal en Guatemala, tanto política como económica. El gobierno se subordinaba a menudo a intereses de la Compañía (una de las principales de Centroamérica). La UFCO llegó a controlar más del 40% de la tierra cultivable del país y de otros países centroamericanos, así com también las instalaciones de los puertos (especialmente Puerto Barrios). Se debe recordar que la política económica norteamericana en ese momento estaba dirigida hacia el Canal de Panamá: con el canal en construcción desde 1903, su principal fin era asegurarse de una atmósfera pacífica y estable en toda la región centroamericana sin intervención de potencias europeas. Por esta razón hubo un incremento en las operaciones de empresas norteamericanas en Centroamérica, entre los que se incluyó el crecimiento exponencial de las operaciones de la United Fruit Company.[1] Además, Estrada Cabrera también tenía otro motivo para acercarse a los Estados Unidos: el principal era que podía pedirle ayuda militar en caso de que Inglaterra enviara una flota militar para reclamar el pago de la deuda que Guatemala tenía con los bancos ingleses, y que se incrementó luego del gobierno de Barrios y, especialmente, tras el fracaso de la Exposición Centroamericana de 1897.[1]

Otro de los países que intento influir en la política de Guatemala durante el gobierno de Estrada Cabrera fue México, que estaba gobernado por el general Porfirio Díaz y que estaba preocupado por la creciente presencia norteamericana, la cual se había incrementado desde la guerra con España por Cuba en 1898 y luego con la ayuda militar durante la Separación de Panamá de Colombia que les permitió a los norteamericanos construir el Canal de Panamá. Díaz y el resto de presidentes de la región veían con preocupación como Estrada Cabrera se había plegado a los intereses norteamericanos[1]

El monopolio de exportación de plátano y las necesidades de la UFCO de asegurarse un «ambiente favorable de negocios» motivaron que esta empresa necesariamente se envolviera en la política doméstica de los países de América Central, apoyada por su condición de mayor empleador de la región con el impacto que esto generaba en la sociedad, imponiendo su influencia sobre los gobiernos de la zona para que éstos emitieran leyes favorables a las intereses y necesidades de la UFCO.

Asimismo, aunque los tributos que la UFCO pagaba eran muy bajos, constituían la mayor parte de los ingresos por exportación que percibían los gobiernos de América Central, que se mantenían así preocupados en mantener una relación "amistosa" con United Fruits Company. La participación de la UFCO en los monopolios de ferrocarriles y correos aumentaban el poder de la empresa, que con el control de estas dos indispensables vías de comunicación podía fácilmente presionar y amenazar a las autoridades locales o estatales que se mostrasen poco colaboradoras con la empresa.

International Railways of Central America (IRCA)[editar]

Mapa de los ramales ferroviarios en Guatemala y El Salvador, los cuales eran propiedad de la IRCA, la subsidiaria de la UFCO que controlaba el ferrocarril en ambos países, mientras el único puerto en el Atlántico era controlado por la Great White Fleet, marina mercante también propiedad de la UFCO.

En 1904 socios de Minor Keith, quien ya había construido algunas líneas férreas en Centro América, empezaron a ganar control de varios ramales de ferrocarril en Guatemala y en El Salvador, gracias a generosas concesiones de los presidentes de ambos países; en ese mismo año, se incorporó la compañía International Railways of Central American (IRCA) se incorporó en el estado de Nueva Jersey, aun cuando los diferentes ramales ferroviarios continuaron funcionando independientemente.[6]

Expansión[editar]

El reporte anual de actividades de 1912, describe la consolidación de los diferentes ramales como sigue: El ferrocarril guatemalteco asumió el control de los los ramales Centra, Occidental y el de Ocós en 1912, cuando la fuerza laboral de las oficinas generales y de la estación y talleres de Zacapa y la ciudad de Guatemala se consolidaron en los edificios de la Compañía Ferroviaria Central en Guatemala; la unión de todo esto recibió el nombre de International Railways of Central America (IRCA). A partir de ese momento, los trenes de Guatemala se conocieron como:

  • Ferrocarill del Distrito del Atlántico.
  • Ferrocarril del Distrito del Paífico: los antiguos ferrocarriles Central, Occidental, Panamericano y de Ocós
  • Ferrocarril Panamericano (en construcción por la Compañía Ferrocarrilera Central[6]

El reporte anual también reportó la construcción de la línea entre La Unión y San Miguel en El Salvador y menciona que el director de la IRCA was William C. Van Horne, quien ya había ganado cierta reputación en el Canadian Pacific Railroad.[Nota 4]

Keith tenía la idea de construir un ferrocarril panamericano que atravesara todas las repúblicas centroamericanas, y que se conectara a México con Panamá y eventualmente con la América del Sur. En estos momentos la construcción del Canal de Panamá estaba bastante avanzada, y los intereses norteamericanos en la región crecían. La IRCA impulsó la construcción de líneas férreas a lo largo de la costa del Pacífico, conectando con las líneas ya existentes, y proporcionando la conexión con México en Tecún Umán, en Guatemala.[Nota 5] Los mapas de este período muestran que había proyectos para conectar la línea Central de Guatemala desde Santa María en Guatemala a Santa Ana en El Salvador, en donde se conectaría con las línea férreas salvadoreñas; esta línea hubiera dado a El Salvador acceso directo a las líneas mexicanas, pero nunca se construyó. IRCA solo llegó a El Salvador por Zacapa, pero esta línea pasaba por muchas montañas y hacía impráctico cualquier intento de ferrocarril comercial con México.[6]

La conexión entre Zacapa y San Salvador se completó hasta en 1929; conectaba a las líneas que la IRCA ya tenía en ambos países, llegando hasta La Unión, desde donde se podía pasar a Nicaragua por medio de un ferry en el Golfo de Fonseca. Por su parte, la ruta directa de El Salvador a Puerto Barrios en el Atlántico justificaba lo caro de la construcción entre las montañas. Con este ramal en El Salvador, la IRCA había creado un imperio de carriles con línea angosta que se extendía desde México hasta el Golfo de Fonseca, y desde el Atlántico hasta el Pacífico, un sistema de más de 800 millas de línea férrea. Incluso, en 1930, la United Press reportó que con este ramal ya concluido, la travesía en tren más larga sin transbordos en Norteamérica iba desde Hudson Bay en Canadá hasta La Unión en El Salvador, un viaje de poco más de 5000 millas.[6]

Documental fílmico sobre un viaje en tren de vapor en Guatemala en 2006:

Secciones Descripción
Parte 1 Salida de la Estación de El Rancho
Parte 2 Entrada a la Ciudad de Guatemala

La Gran Depresión[editar]

En 1933 la IRCA estaba en crisis: a pesar de que la línea era altamente rentable, la Gran Depresión hizo que repentinamente, la IRCA no pudiera obtener financiamiento para la extensión de sus ramales en El Salvador; se produjo una crisis de liquidez cuando no había suficiente efectivo para pagar sus deudas a corto plazo y la compaña iba derecho a la bancarrota. Además existía otro problema: la United Fruit Company llegó a un acuerdo con el gobierno de Jorge Ubico en Guatemala para que la UFCO construyera un moderno puerto en Concepción del Mar en la costa del Pacífico guatemalteco, a cambio de una gran concesión de tierras para la plantación de bananos en Tiquisate. Se esperaba que los bananos se transportaran vía marítima a través del Canal de Panamá y, por si no fuera poco, se esperaba que un puerto con nuevas instalaciones atrajera mucho del rentable negocio del transporte del café, azúcar y banano que la IRCA había hasta entonces transportado hacia Puerto Barrios. La situación no pintaba bien para la IRCA.[6]

Pero la IRCA logró convencer a sus socios de la UFCO que el transporte transcontinental terrestre hasta Barrios era más eficiente que el transporte marítimo via Canal de Panamá; con esto la IRCA se salvó del desastre: tuvo más tráfico hacia Barrios, saliendo ahora de Tiquisate. Adicionalmente, la UFCO no solo salvó al ferrocarril de la bancarrota, sino que adquirió nuevo equipo para éste. El contrato con Ubico se renegoció, eliminando la construcción del puerto (pero manteniendo la jugosa concesión). En 1936 la IRCA y la UFCO firmaron un acuerdo por medio del cual la frutera pagó US$2.6 millones de las obligaciones financiera del ferrocarril a cambio de obtener una pagaré por US%1.75 millones más 186,000 acciones de IRCA. [6]

Declive[editar]

Después de esto, las cosas empezaron a decaer para el ferrocarril. El último año que IRCA reportó una ganancia fue en 1957. En 1959, la carretera al Atlántico desde la Ciudad de Guatemala hasta Puerto Barios fue inaugurada, lo que dio como resultado que los camiones hicieran que el tren bajara sus precios, además de que perdió mucha clientela. Y en 1964, debido a un huracán y a enfermedades de los árboles, cerró su extensa operación en Tiquisate, dejando a IRCA sin el 10% de sus ganancias.[6]

Bluefields Steamship Company[editar]

En Nicaragua, la producción del banano de exportación inicialmente se desarrolló en la Costa Atlántica: la United Fruit Company se estableció en 1899 con su sucursal la Bleufields Steamship Company en las proximidades de Bluefields, pero en 1911 decide retirarse de Nicaragua ya que su explotación de banano en la Costa Atlántica no resultó exitosa. La Standard Fruit Co. entra en su lugar, pero termina retirándose también por los insalubre de la región.[7]

En 1960 la UFCO regresa a invitación del Instituto Nicaragüense de Fomento Nacional (INFONAC) y esta vez se instala en el litoral del Pacifico. Pero en 1965 esta compañía se retira nuevamente aduciendo que no disponía de tecnología adecuada, que la actividad no le era rentable y que Nicaragua proveía escasa asistencia técnica; sin embargo, la verdadera razón de la salida de UFCO en 1965 fue que no llegó a un acuerdo con el gobierno sobre el precio del banano. El instituto demandaba un precio mayor por la producción exportada, lo cual no fue aceptado por la United Fruit Company. El INFONAC se hizo cargo de la comercialización y producción del banano, pero por su inexperiencia fracasó y decidió llamar nuevamente a la Standard Fruit para que se hiciera cargo de la producción bananera.[7]

Compañía Bananera de Costa Rica[editar]

Los ricos suelos aluviales de esta región de El Palmar Sur en Costa Rica facilitaron la agricultura histórica desde 1930. La UFCO había dominado esta región meridional con plantaciones de banano desde 1920 en Parrita y Quepos, y entró en Palmar Sur en la década de 1930 bajo el nombre de Compañía Bananera de Costa Rica en un esfuerzo por evitar la legislatura antimonopolio.[8]

Chiriquí Land Company[editar]

El ferrocarril de Chiriquí fue un antiguo ferrocarril que sirvió a la provincia de Chiriquí, Panamá durante gran parte del siglo XX. Tenía cuatro ramales que partían desde la estación principal ubicada en la ciudad de David, capital de la provincia: hacia La Concepción (luego extendida hasta Puerto Armuelles), hacia Boquete, hacia Pedregal, y hacia Potrerillos. La suma de todas las líneas era de 81 kilómetros. El proyecto de un ferrocarril por la provincia fue gestado por el presidente Pablo Arosemena en 1911 para conectar la ciudad de Panamá con David, con un ramal hacia la provincia de Los Santos, pero no se concretó por el excesivo presupuesto. Posteriormente, durante la presidencia de Belisario Porras a través de la ley 20 del 19 de febrero de 1913 se inician los estudios de factibilidad de un ferrocarril provincial bajo el contrato de la empresa estadounidense R.W. Heabard.[9]

Las obras comenzaron el 23 de abril de 1914 y fue inaugurado por el presidente Porras el 22 de abril de 1916, con un presupuesto de 21 millones de dólares. En 1928, bajo la presidencia de Rodolfo Chiari, se extiende la ramal de La Concepción hasta el pueblo de Puerto Armuelles y se construye una estación. Posteriormente, la empresa Chiriqui Land Company, filial de la United Fruit Company, consiguió que el gobierno construyera más ramales que pudieran transportar sus cosechas de banano. El ferrocarril de Chiriquí llegó a ser el único medio de transporte de la provincia previa a la construcción de la carretera Panamericana, y comenzó a decaer tras la construcción de la carretera que conecta Puerto Armuelles con la carretera Panamericana en 1970.[10]

La Gran Flota Blanca (Great White Fleet)[editar]

Anuncio publicitario de la Gran Flota Blanca de la UFCO en 1916.

El nombre de Great White Fleet se inició cuando el presidente Theodore Roosevelt envió a varios buques de guerra a un viaje de buena voluntad en circunvalación por el mundo, tras la victoria en su guerra contra España en 1898; los buques estaban pintados de blanco y no de gris, como el resto de la Armada norteamericana. Luego, cuando la United Fruit Company empezó a pintar sus buques de blanco para mejorar las condiciones del banano que transportaban, se le empezó a conocer a su flota como la Gran Flota Blanca. Tras la quiebra de la United Fruit Company y su reorganización en Chiquita Brands International la Flota Blanca pasó a formar parte de esta última y continúa transportando fruta y otros bienes desde los países latinoamericanos con el nombre de Great White Fleet Liner Service, LTD.

USS Taurus, Construido como San Benito in 1921, fue quizá el primer buque mercante turbo-eléctrico del mundo.
SS Abangarez, 1945
Buque Año de
adquisición
Descripción
Admiral Dewey, Admiral Schley, Admiral Sampson y Admiral Farragut 1899 Buques mercantes de la Armada de los Estados Unidos que fueron decomosionados después de la Guerra contra España. Cada uno llevaba 53 pasajeros y 35,000 racimos de banano..[11]
Venus 1903 Primer buque mercante refrigerado de la UFCO.[11]
San Jose, Limon y Esparta 1904 Primeros transportes bananeros construidos con las especificanos de la frutera. El San Jose y el Esparta fueron hundidos por submarinos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.[11]
Atenas 1909 Transporte bananero, parte de un lote de trece buques de 5,000 toneladas construido en Irlanda.[11]
Pastores 1912 Crucero de 7241 toneladas.[12]
Calamares 1913 Transporte bananero de 7622 toneladas[12]
Toloa 1917 Transporte bananero de 6,494 toneladas[11]
Ulua 1917 Transporte bananero de 6,494 toneladas
San Benito 1921 Transporte bananero de 3724 toneladas[12]
Mayari y Choluteca 1921 Transporte bananero de 3724 toneladas[11]
La Playa 1923 Transporte bananero[11]
La Marea 1924 Transporte bananero de 3689 toneladas diesel-eléctrico y luego se convirtió en el Darien de 4281 toneladas en 1929–31[13]
Telda, Iriona, Castilla and Tela 1927 Transportes bananeros[11]
Aztec 1929 Transporte bananero[11]
Platano y Musa 1930 Transportes bananeros turboeléctricos[11]
Chiriqui 1932 Paquebote turbo-eléctrico de carga y pasajeros de 6,963 toneladas[12]
Jamaica 1932 Paquebote turbo-eléctrico de carga y pasajeros de 6,968 toneladas[12]
Veraqua 1932 Paquebote turbo-eléctrico de carga y pasajeros de 6,982 toneladas[12]
Talamanca 1932 Paquebote turbo-eléctrico de carga y pasajeros de 6,963 toneladas[12]
Quiriqua 1932 Paquebote turbo-eléctrico de carga y pasajeros de 6,982 toneladas[12]
Antigua 1932 Paquebote turbo-eléctrico de carga y pasajeros que se utilizaba para cruceros de dos semanas a Cuba, Jamaica, Colombia, Honduras y el Canal de Panamá.[11]
Oratava 1936 Buque mercante para transporte de banano.[11]
Comayagua, Junior, Metapan, Yaque y Fra Berlanga 1946 Buques mercantes para transporte banano.[11]
Manaqui 1946 Buque mercante para transporte de azúcar.[11]
Vista de la Gran Flota Blanca de la United Fruit Company en los muelles de Nueva Orleans, en 1910.
Vista de la Gran Flota Blanca de la United Fruit Company en los muelles de Nueva Orleans, en 1910.

La Gran Flota Blanca existe hasta en la actualidad, siendo manejada por Chiquita Brands International, pero ya no tiene el monopolio del que una vez disfrutó. Ahora compite con otras navieras por el transporte de las frutas desde los destino de América Latina.

Buque mercante frutero de la compañía Dole, la cual compite en la actualidad con la Gran Flota Blanca.

Abusos de la UFCO en América Latina[editar]

Diversas actuaciones en América Latina fueron notorias en la historia de la UFCO:

Argentina Bandera de Argentina[editar]

En 1948 el embajador estadounidense en Argentina, Spruille Braden, conocido por su intervención durante las elecciones argentinas de 1946 (donde requirió públicamente a los votantes argentinos a no votar por Juan Domingo Perón), percibió un sueldo como lobbista de la compañía en América Central.

Colombia Bandera de Colombia[editar]

Líderes de la huelga de los trabajadores en las plantaciones bananeras colombianas en 1928. De izquierda a derecha: Pedro M. del Río, Bernardino Guerrero, Raúl Eduardo Mahecha, Nicanor Serrano y Erasmo Coronel.

En Colombia en 1928, donde ante las protestas de los trabajadores agrícolas (aproximadamente unos 25.000) demandando mejoras laborales en la ciudad de Ciénaga, la United Fruit Company logró que las autoridades locales reprimiesen la manifestación a tiros, asesinando cerca de 3000 peones colombianos. Es lo que se conoce como la «Masacre de las Bananeras», denunciada en el Congreso colombiano por Jorge Eliécer Gaitán e inmortalizada por Gabriel García Márquez en su famosa novela Cien Años de Soledad.

Costa Rica Bandera de Costa Rica[editar]

Muerte de Antonio Saldaña en 1910[editar]

Antonio Saldaña fue un cacique bribri y último rey de Talamanca en Costa Rica. Se opuso a la operación de la frutera en sus tierras. Murió envenenado en 1910, y varias versiones apuntan a que murió por instrucciones de los personeros de la UFCO.[14]

Huelga bananera de 1934[editar]

Esta huelga ocurrió en el Puerto González Víquez, siendo uno de sus líderes el escritor comunista costarricense Carlos Luis Fallas.[15]

Cuba Bandera de Cuba[editar]

En Cuba la UFCO era una de las compañías estadounidenses que controlaban la producción de azúcar y fueron expulsados en 1959, tras la revolución cubana que un año más tarde, el 1 de enero de 1960, nacionalizaría todas sus posesiones sin derecho a compensación. Ante ello la UFCO ofreció algunos de sus barcos a los exiliados cubanos que intentaron derrocar a Fidel Castro en la Invasión de Bahía de Cochinos de 1961, pero la oferta no fue aceptada por el gobierno de Kennedy.

Guatemala Bandera de Guatemala[editar]

Concesiones a cambio de financiamiento[editar]

En 1904, como parte de la política del gobierno de Theodore Roosevelt para lograr un ambiente pacífico en la región centroamericana durante la construcción del Canal de Panamá, las empresas norteamericanas empezaron a buscar negocios con los países centroamericanos. Una de ellas fue la United Fruit Company, la cual consiguió grandes concesiones del gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera a cambio de financiamiento para su gobierno.

Estudio de la civilización maya[editar]

El lado de una estela, dividido en paneles cuadrados con jeroglíficos esculpidos
Una compleja figura jeroglífica en el lado oeste de la Estela D de Quiriguá[16]

En 1910, la United Fruit Company recibió el sitio arqueolígico de Quiriguá y toda la tierra en los alrededores para la producción de plátano por intermedio de una generosa concesión otorgada por el gobierno de Estrada Cabrera.[17] La frutera reservó treinta hectáreas alrededor del centro ceremonial y las clasificó como parque arqueológico, dejando así una isla de selva entre las plantaciones.[18] Trabajo arqueológico fue realizado de 1910 a 1914 por Edgar Lee Hewett y por el espía de la Oficina Naval de Inteligencia norteamericana y arqueólogo Sylvanus Morley de la Escuela de Arqueología Americana en Santa Fe,[18] y réplicas de yeso de las estelas de Quiriguá hechas con los moldes de Hewitt fueron exhibidas en la Exposición Panamá-California de 1915 en San Diego, California.[18] [Nota 6] [19] Finalmente, el Instituto Carnegie llevó a cabo varios proyectos en Quiriguá desde 1915[18] .[Nota 7]

Huelga de los Muelleros[editar]

A mediados de 1924, los portuarios de Puerto Barrios, claves para la exportación de banano y para las importaciones a Guatemala, demandaron la jornada de 8 horas y aumento de sus salarios. La UFCO se negó a aceptar y no cedió; los trabajadores entonces se fueron a la huelga, a la cual se solidarizaron todos los trabajadores de las fincas de la frutera. La UFCO pidió ayuda al gobierno del general José María Orellana[Nota 8] que actuó con rapidez: tropas fueron enviadas a imponer el orden en Barrios; el choque fue brutal, saldándose con muerte y heridos entre los obreros. La huelga tardó 27 días, pero la represión logró acabarla: 22 dirigentes fueron encarcelados y luego expatriados.[20]

Huelga ferrocarrilera[editar]

A finales de 1924, los trabajadores de la International Railways of Central America (IRCA) demandaron la reducción de horas de trabajo, el aumento de salario y el respeto para su organización Sociedad Ferrocarrilera. Una vez más, la frutera (propietaria de la IRCA) se negó rotundamente a aceptar estas demandas y movilizó al gobierno de Orellana para reprimir violentamente la huelga de 5000 trabajadores.[20]

Golpe de estado de 1954[editar]

Coronel Jacobo Árbenz Guzmán, Presidente de Guatemala (1951-1954).
John Foster Dulles, Secretario de Estado del presidente Dwight Eisenhower y miembro del bufete de abogados que representó a la United Fruit Company en sus negociaciones con varios gobiernos latinoamericanos.

En 1954 en Guatemala, cuando el presidente Jacobo Arbenz Guzmán intentó aplicar una ley a favor de la expropiación de las grandes propiedades (afectando a las tierras sin cultivar para repartirlas en pequeñas propiedades), a las que indemnizaría con bonos a largo plazo, fue depuesto por el militar Carlos Castillo Armas, gracias a la colaboración del gobierno de Washington, tras una serie de protestas formuladas por la UFCO ante el gobierno de EE.UU. contra el nuevo presidente guatemalteco. La frutera acusaba a Arbenz de "pretender alinear a Guatemala con la Unión Soviética", para lo cual se ofrecía a apoyar financieramente su derrocamiento, invocando que un golpe de estado era necesario "en beneficio de los intereses de los Estados Unidos". Para sustentar la acusación, el director de la CIA estadounidense, Allen Dulles, acusó al régimen de Arbenz de «tentáculo del comunismo» y justificó así que EEUU patrocinase su derrocamiento en concordancia con la Doctrina Truman.

En esta situación había un conflicto de intereses muy evidente: el propio Allen Dulles, siendo director general de la CIA, era al mismo tiempo socio de la firma de abogados que patrocinaba a United Fruit Company en Estados Unidos, siendo acusado desde entonces que su verdadera motivación para acusar a Arbenz de "amenaza comunista" era simplemente proteger los beneficios de su cliente, aun causando un golpe de estado y una gravísima crisis política en el extranjero para conseguir este fin. De hecho, muchos de los empleados gubernamentales vinculados al Departamento de Estado de EE. UU., y con influencia en la política exterior estadounidense, tenían en esa época intereses personales en la UFCO al ser simultáneamente sus abogados, lobbystas, o representantes.

Nicaragua Bandera de Nicaragua[editar]

En 1970 un comando terrorista liderado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional en Nicaragua secuestró un avión comercial en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría en Costa Rica, el cual fue llevado a Cuba para esperar allí que fuese pagado el rescate por liberar a un grupo de ejecutivos de la UFCO.[cita requerida]

Declive y quiebra de la UFCO[editar]

El poeta chileno Pablo Neruda, premio Nobel de Literatura, contribuyó a la divulgación de la obra Mamita Yunai del costarricense Carlos Luis Fallas y a la fama de la misma al dedicar un poema a Calero, trabajador del banano, uno de los personajes de Mamita Yunai, en su Canto general:
"No te conozco. En las páginas de Fallas leí tu vida,
gigante oscuro, niño golpeado, harapiento y errante.
De aquellas páginas vuelan tu risa y las canciones,
entre los bananeros, en el barro sombrío, la lluvia y el sudor.
¡Qué vida la de los nuestros, qué alegrías segadas,
qué fuerzas destruidas por la comida innoble,
qué cantos derribados por la vivienda rota,
qué poderes del hombre deshechos por el hombre!
Pero cambiaremos la tierra. No irá tu sombra alegre
de charco en charco hacia la muerte desnuda.
Cambiaremos, uniendo tu mano con la mía,
la noche que te cubre con su bóveda verde.
(Las manos de los muertos que cayeron
con estas y otras manos que construyen
están selladas, como las alturas andinas
con la profundidad de su hierro enterrado.)
Cambiaremos la vida para que tu linaje
sobreviva y construya su luz organizada".
Tomado de: Neruda, P., Canto general, poema XV del canto octavo La tierra se llama Juan: Calero, trabajador del banano (Costa Rica, 1940)[21]

En 1969 fue comprada por Zapata Corporation, empresa de propiedad del magnate estadounidense Eli M. Black y luego relacionada con George H. W. Bush, formando así una nueva empresa denominada United Brands Company. La empresa sufrió serias pérdidas por la mala administración de Black, quien creía que la UFCO poseía más liquidez de la realmente existente. Si bien United Brands dejó así atrás un nombre asociado con una larga historia de manipulaciones sociales y políticas, para los trabajadores jornaleros en los campos, las condiciones de trabajo se mantuvieron iguales: trabajo por temporadas que requiere excesivo esfuerzo físico y en el que estaban expuestos a químicos tóxicos que se utilizaban para fertilizar y fumigar las plantaciones.[7]

Eli M. Black se suicidó en Nueva York en 1975 al considerar inviable restaurar las ganancias de la empresa a sus niveles pasados de las décadas de 1950-1970. Poco antes la prensa estadounidense había acusado a la UFCO de pagar sobornos al gobierno de Honduras, presidido por el general Oswaldo López Arellano, a cambio que éste aboliera ciertas leyes tributarias que elevaban los impuestos a la empresa.

Chiquita Brands International[editar]

Plantación bananera en Guatemala en 2004. Obsérvese que el transporte de los racimos ya no se hace con personas sino mediante un transportador mecánico.

En 1975, la empresa American Financial Group, del millonario Carl Lindner Jr., compró las acciones de United Brands Company y cambió el nombre de la empresa a Chiquita Brands International y hasta el día de hoy opera bajo este nombre, aunque la diversificación de las importaciones de frutas a EEUU causaron que la empresa perdiera gran parte de su cuota de consumidores en la década de 1970, con su consiguiente pérdida de rentabilidad e influencia en América Central. La participación de nuevas empresas en el comercio internacional de las frutas tropicales, así como la apertura del mercado estadounidense de frutas a otros países ajenos a América Central causaron que Chiquita Brands perdiera paulatinamente la influencia política y económica quela UFCO ostentaba hasta mediados del siglo XX, manteniendo sus actividades comerciales en un nivel mucho más reducido.

En 2007 Chiquita Brands enfrentó un juicio en Estados Unidos por haber financiado grupos de "autodefensa paramilitar" en Colombia que fueron responsables de la masacre de sindicalistas y campesinos; la compañía tuvo que pagar una multa a las autoridades de su país pero ahora las autoridades colombianas buscan cooperación de Estados Unidos para que extraditen a los funcionarios responsables de estos delitos y sean juzgados en el país.[22] [23]

A pesar del fin de la UFCO, el papel desempeñado por el capital y la iniciativa extranjera en el desarrollo de la actividad exportadora de banano en América Central ha sido importante. Tanto la producción como la exportación de la fruta ha sido del control exclusivo de las empresas transnacionales que siguen dominando el mercado mundial de banano: por ejemplo, las importaciones de banano de los EE.UU. muestran que un 72.4 % de la fruta es comercializada por 3 compañías: Standard Fruit Co., United Brands Co. y Del Monte Corp, mientras que en Japón, esas mismas compañías tienen un 80.9 % del mercado.[7]

En la literatura[editar]

Dibujo publicitario de la novela Mamita Yunai de Carlos Luis Fallas en el semanario comunista Trabajo, 1941

Varios renombrados escritores latinoamericanos escribieron sobre la experiencia de sus países de origen con la frutera:

Autor País Obras Premios
Miguel Ángel Asturias Flag of Guatemala.svg Guatemala Premio Nobel de Literatura
Carlos Luis Fallas Flag of Costa Rica.svg Costa Rica Mamita Yunai
Manuel Galich Flag of Guatemala.svg Guatemala El Tren Amarillo
Gabriel García Márquez Flag of Colombia.svg Colombia Cien años de soledad Premio Nobel de Literatura
Francisco Martín Moreno Flag of Mexico.svg México Las Cicatrices del Viento Laurel de Oro a la Excelencia Literaria de España
Pablo Neruda Flag of Chile.svg Chile Calero, trabajador del banano Premio Nobel de Literatura

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d Buchenau, J. In the Shadow of the Giant, the Making of Mexico's Central America Policy (1876-1930) Univ of Alabama Pr; Edición: Vintage Intl. 1996 ISBN 0-8173-0829-6
  2. Schmidt, Hans (1987). Maverick Marine: General Smedley D. Butler and the Contradictions of American Military History. Lexington, Kentucky: University Press of Kentucky. ISBN 0-8131-1619-8.
  3. Patricia Galeana, Cronología Iberoamericana 1803-1992,Fondo de Cultura Económica, México, 1993
  4. Gastón García Cantú, Las invasiones Norteamericanas en México, Editorial Era, México, 1974.
  5. Gregorio Selser, Cronología de las Intervenciones Extranjeras en América Latina (1776-1945), coedición de las universidades Nacional Autónoma de México,Obrera de México, Autónoma Metropolitana-Atzcapozalcoy de Guadalajara, México, 1994-1997-2001.
  6. a b c d e f g Life wasted chasing trains: a brief history of IRCA Consultado el 15 de agosto de 2014
  7. a b c d [Galeón.com: Banano en Nicaragua] Consultado el 24 de agosto de 2014.
  8. Villalobos, 2005
  9. Raíces: El ferrocarril de Chiriquí. La Prensa. 26 de noviembre de 2006.
  10. El ferrocarril que Chiriquí perdió. Charco Azul. 18 de julio de 2008.
  11. a b c d e f g h i j k l m n «The Banana Navy». Proceedings (Annapolis, MD: United States Naval Institute):  pp. 50–56. December 1976. ISSN 0041-798X. 
  12. a b c d e f g h Silverstone, Paul H (1968). US Warships of World War II. New York: Doubleday & Co. p. 329. 
  13. Lloyd's Register, Steamers & Motorships. London: Lloyd's Register. 1931. Consultado el 23 May 2013. 
  14. Palmer, P. Wa’ apin man. La historia de la costa talamanqueña de Costa Rica, según sus protagonistas Editorial Universidad de Costa Rica, San José. 1994. pp. 81-82.
  15. Sonia Jones León. Restructuración de 'Mamita Yunai' a partir de la manipulación textual, revista Kañina de la Universidad de Costa Rica, XXXIV (2), 2010; acceso 15.01.2013
  16. Looper 2003, p.144.
  17. ,, p. 128.
  18. a b c d Kelly, 1996, p. 244.
  19. San Diego Museum of Man n.d. (a). San Diego Museum of Man n.d. (b).
  20. a b Bauer Paz, Alfonso. Compilación de leyes laborales de Guatemala de 1872 a 1930 Centro de Estudios Económicos y Sociales, Universidad de San Carlos de Guatemala, 1965.
  21. Pablo Neruda. Canto general, poema XV del canto octavo La tierra se llama Juan: Calero, trabajador del banano (Costa Rica, 1940), Seix Barral, Barcelona, 1978, p.299; pgs.568-569 del 1 tomo de las Obras completas, Losada, Buenos Aires, 1957; 3ª edición: 1967
  22. «Chiquita admits to paying Colombia terrorists». Consultado el 24 de agosto de 2014.
  23. «Colombia pediría en extradición a ejecutivos de multinacional Chiquita». Terra. Consultado el 20 de septiembre de 2012.

Bibliografía[editar]

  • Bucheli, Marcelo (2005). Bananas and Business: The United Fruit Company in Colombia, 1899-2000 (en inglés). Nueva York: New York University Press. 
  • Bucheli, Marcelo (julio 2008). «Multinational Corporations, Totalitarian Regimes, and Economic Nationalism: United Fruit Company in Central America, 1899-1975» (en inglés). Business History 50 (4):  pp. 433–454. doi:10.1080/00076790802106315. 
  • Bucheli, Marcelo (Noviembre 2005). «Banana War Maneuvers» (en inglés). Harvard Business Review 83 (11):  pp. 22–24. http://harvardbusinessonline.hbsp.harvard.edu/b02/en/common/item_detail.jhtml?id=F0511E&referral=2340. 
  • Bucheli, Marcelo; Jones, Geoffrey (2005). «The Octopus and the Generals: the United Fruit Company in Guatemala» (en inglés). Harvard Business School Case (9–805–146). http://harvardbusinessonline.hbsp.harvard.edu/b01/en/common/item_detail.jhtml?id=805146. 
  • Bucheli, Marcelo (verano 2004). «Enforcing Business Contracts in South America: the United Fruit Company and the Colombian Banana Planters in the Twentieth-Century» (en inglés). Business History Review (The President and Fellows of Harvard College) 78 (2):  pp. 181–212. doi:10.2307/25096865. 
  • Bucheli, Marcelo (2006). «The United Fruit Company in Latin America: Business Strategies in a Changing Environment». En Jones, Geoffrey; Wadhwani, R. Daniel. Entrepreneurship and Global Capitalism (en inglés) 2. Cheltenham (UK): Edward Elgar. pp. 342–383. 
  • Bucheli, Marcelo (1997). «United Fruit Company in Colombia: Impact of Labor Relations and Governmental Regulations on its Operations, 1948-1968» (en inglés). Essays in Economic and Business History 15:  pp. 65-84. 
  • Bucheli, Marcelo; Read, Ian (2006). «Banana Boats and Baby Food: The Banana in U.S. History». En Topik, Steven; Marichal, Carlos; Frank, Zephyr. From Silver to Cocaine: Latin American Commodity Chains and the Building of the World Economy, 1500-2000 (en inglés). Durham: Duke University Press. ISBN 978-0-8223-3766-9. 
  • Bucheli, Marcelo (2003). «United Fruit Company in Latin America». En Moberg, Mark; Striffler, Steve. Banana Wars: Power, Production, and History in the Americas (en inglés). Durham: Duke University Press. ISBN 978-0-8223-3196-4. 
  • Bucheli, Marcelo (2003). «Tras la visita del señor Herbert: United Fruit Company, elite local y movimiento obrero en Colombia, 1900-1970». En Dávila Ladrón de Guevara, Carlos. Empresas y empresarios en la historia de Colombia, siglos 19 y 20. Bogotá: Editorial Norma. 
  • Bucheli, Marcelo (2006). «United Fruit Company». En Geisst, Charles. Encyclopedia of American Business History (en inglés). London: Facts on File (publicado el 2005). ISBN 978-0-8160-4350-7. 
  • Bucheli, Marcelo (2004). «United Fruit Company». En McCusker, John. History of World Trade Since 1450 (en inglés). New York: Macmillan. 
  • Cameron, McWhirter; Gallagher, Michael (May 3 1998). «How 'el pulpo' became Chiquita Banana» (en inglés). The Cincinnati Enquirer. 
  • Cepeda Samudio, Álvaro (1962). La Casa Grande. ISBN 0-292-74673-3. 
  • Chapman, Peter, Peter (2007). Bananas: How the United Fruit Company Shaped the World (en inglés). Canongate Books Ltd. ISBN 1-84195-881-6. 
  • Chomsky, Aviva. West Indian Workers and the United Fruit Company in Costa Rica, 1870-1940 (en inglés). Louisiana State University Press. ISBN 0-585-32582-0. 
  • Colby, Jason (2011). The Business of Empire: United Fruit, Race, and US Expansion in Central America (en inglés). Cornell University Press. 
  • Dosal, Paul (1995). Doing Business with the Dictators: A Political History of United Fruit in Guatemala, 1899-1944 (en inglés). Nueva York: Rowman and Littlefield. 
  • Fallas, Carlos Luis (1940). Mamita Yunai. La Habana. 
  • Kelly, Joyce (1996) (en inglés). An Archaeological Guide to Northern Central America: Belize, Guatemala, Honduras, and El Salvador. Oklahoma, Estados Unidos: University of Oklahoma Press. ISBN 0-8061-2858-5. OCLC 34658843. 
  • Looper, Matthew G. (2003). Lightning Warrior: Maya Art and Kingship at Quirigua. Linda Schele series in Maya and pre-Columbian studies (en inglés). Austin: University of Texas Press. ISBN 0-292-70556-5. OCLC 52208614. 
  • McCann, Thomas P. (1987). On the Inside (en inglés). Beverly, Massachusetts: Quinlan Press. ISBN 1-58762-246-7.  Revised edition of An American Company (1976).
  • Neruda, Pablo. Canto General. ISBN 0-520-05433-4. 
  • Schlesinger, Stephen; Kinzer, Stephen (1982). Bitter Fruit: The Untold Story of the American Coup in Guatemala (en inglés). ISBN 0-385-14861-5. 
  • Striffler, Steve (2002). In the Shadows of State and Capital: The United Fruit Company, Popular Struggle, and Agrarian Restructuring in Ecuador, 1900-1995 (en inglés). Durham, N.C.; London: Duke Univ. Press. ISBN 0-8223-2863-1. 
  • Vandermeer, John; Perfecto, Ivette (2005). Breakfast of Biodiversity (en inglés). Oakland, California: Institute of Food an Development Poliy. ISBN 978-0-9350-2896-6. 

Enlaces externos[editar]

Notas[editar]

  1. Presidente de los Estados Unidos en ese entonces
  2. que combatió en Honduras en 1903 y prestó servicio en Nicaragua de 1909 a 1912. Fue condecorado con la Medalla de Honor por su actuación en Veracruz en 1914 y recibió otra al valor durante la "represión de la resistencia Caco" en Haití en 1915.
  3. Desde la década de los ochenta llamada Compañía de Desarrollo Bananero de Guatemala, S.A. {BANDEGUA), subsidiaria de Chiquita Brands International
  4. Otros nombres que ha habían estado asociados con la IRCA en algún momento fueron Huntington, Hopkins, Stanford y Vanderbilt.
  5. La conexión con México involucraba no sólo un cambio de rieles, sino que también un viaje en ferry por el río Suchiate; y no fue sino hasta que los Estados Unidos entraron a la Segunda Guerra Mundial en 1941, que la amenaza de un posible ataque japonés a las costa del Pacífico centroamericano forzó a la construcción de un puente entre México y Guatemala.
  6. Las réplicas están en exhibición desde entonces en la exposición "Maya: Corazón del Cielo, Corazón de la Tierra" en el Museo del Hombre de San Diego.
  7. «Viaje de Quiriguá a Livingston en la década de 1920» (2006). «Material fílmico sobre un viaje a Quiriguá patrocinado por la United Fruit Company se encuentra disponible en esta referencia».
  8. Orellana había llegado al poder tras un golpe de estado en 1921, que se dió cuando su predecesor Carlos Herrera y Luna no ratificó las concesiones que le hizo Manuel Estrada Cabrera a la frutera