José María Orellana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José María Orellana
José María Orellana

10 de diciembre de 1921-26 de septiembre de 1926
Predecesor Carlos Herrera y Luna
Sucesor Lázaro Chacón

Datos personales
Nacimiento 11 de julio de 1872
El Jícaro, Flag of Guatemala.svg Guatemala
Fallecimiento 26 de septiembre de 1926 Flag of Guatemala.svg Guatemala (54 años)
Guatemala
Apodo Don Chema
Rapadurero
Padres Esteban Orellana y Leonora Pinto
Profesión Militar

José María Orellana Pinto (11 de julio de 187226 de septiembre de 1926) fue un político y militar guatemalteco. Fue Jefe del Estado mayor del presidente licenciado Manuel Estrada Cabrera y luego presidente de Guatemala entre 1921 y 1926, tras derrocar al presidente unionista conservador Carlos Herrera y Luna. Durante su gobierno se instituyó al Quetzal como moneda de Guatemala. José María Orellana murió en 1,926, a los cincuenta y cuatro años y bajo circunstancias sospechosas.[1] Fue enterrado en la capital guatemalteca con honores de estado.

Biografía[editar]

José María Orellana Pinto nació el 11 de julio de 1872 en Jícaro, departamento de El Progreso. Era el hijo de Esteban Orellana y Leonora Pinto. Tuvo una carrera militar llegando a ser General del Ejército de Guatemala y fue Jefe del Estado Mayor durante el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera (1,898 - 1,920). Tras la caída de éste, dirigió un golpe de estado en contra de Carlos Herrera, en 1,921.

Fue electo diputado en varias oportunidades, como miembro del Partido Liberal y también fue Jefe del Estado Mayor del presidente Estrada Cabrera. Cuando fungía como tal, el 29 de abril 1,907, iba junto al presidente cuando éste sufrió el atentado de una bomba, el cual había sido planificado por los hermanos Avila Echeverría y algunos de sus parientes y amigos. Milagrosamente, tanto el presidente como Orellana salieron ilesos del atentando e iniciaron la persecución de los perpetradores del mismo casi de inmediato.[2]

Gobierno[editar]

El 5 de diciembre de 1921, tras el derrocamiento del presidente Carlos Herrera y Luna, fue designado a la presidencia, y luego presidente constitucional, al ganar las elecciones del año siguiente.

Durante su gobierno se ratificaron las concesiones que el gobierno de Estrada Cabrera había hecho a la United Fruit Company (UFCO) y que Herrera se había negado a ratificar. También impulsó la creación de una república tripartita conformada por Guatemala, Honduras y El Salvador, pero ésta no prosperó.

En 1923, al cumplirse 100 años del nacimiento del Dr. Lorenzo Montufar y Rivera, el gobierno de Orellana erigió un monumento a su memoria en la Avenida Reforma.

Monumento erigido al Dr. Lorenzo Montúfar y Rivera en el centenario de su nacimiento, por el gobierno del general José María Orellana.

Economía[editar]

Otorgó la concesión del corte de chicle en Petén, la cual fue vendida a Percy W. Shufeldt, quien llevó a cabo la explotación sin pagar impuestos. Al contrario que su antecesor, Carlos Herrera, otorgó contratos favorables a las compañías extranjeras, tales como la Empresa Eléctrica, que había sido expropiada a los accionistas alemanes y fue vendida a la Bond and Share Company[n. 1] el 4 de mayo de 1922.

Mapa de las líneas de ferrocarril en 1925. Orellana ratificó las concesiones que había hecho Manuel Estrada Cabrera a la IRCA.

Promovió la construcción de 500 kilómetros de carreteras y fue presionado por la International Railways of Central America (IRCA),[n. 2] para poner en vigor el Contrato Ferrocarrilero Méndez-Williamson de 1908, firmado en el período del presidente Manuel Estrada Cabrera. Al ser derrocado éste, la IRCA quiso darle vida a este acuerdo pero el presidente interino Carlos Herrera y Luna se resistió a poner en marcha dicho contrato;[n. 3] tras el derrocamiento de Herrera en 1921, el gobierno de Orellana ratificó el contrato el 10 de marzo de 1922.[3]

La Asamblea Legislativa emitió las siguientes leyes:

  • Ratificó el Pacto de Unión Centroamericana celebrado en San José de Costa Rica.
  • Aprobó el Contrato sobre servicio de luz, calor y fuerza eléctrica, celebrado en la capital de Guatemala entre el ministro de Fomento y la Central America Power Company
  • Ley de Hidrocarburos
  • Ratificó el decreto gubernativo 798, por el cual fue extrañado del territorio de la República el arzobispo Luis Javier Muñoz y Capurón
  • Aprobó el contrato entre el Gobierno y don Emilio Capouillez, como apoderado de Washington Serruys, para la instalación de un tranvía eléctrico
  • Aprobó el contrato entre el Ministerio de Fomento y la Compañía All America Cables Incorporated, para el establecimiento en la capital de una oficina pública de cablegramas
  • Aprobó el contrato con AEG de Berlín, Alemania, para proseguir y terminar las obras del Ferrocarril de Los Altos y la planta eléctrica de Santa María.
  • Aprobó contratos con empresas estadounidenses, para explotación de petróleo
  • Ley de Trabajo
  • Ratificó favorecer y fomentar el desarrollo de la industria jabonera nacional
  • Declaró de utilidad pública la irrigación de los Llanos de la Fragua y la Punta (Zacapa), y los de Salamá, San Jerónimo (Baja Verapaz).[3]

El Poder de la United Fruit Company[editar]

  1. La Huelga de los Muelleros: A mediados de 1924, los portuarios de Puerto Barrios, claves para la exportación de banano y para las importanciones a Guatemala, demandaron la jornada de 8 horas y aumento de sus salarios. La UFCO se negó a aceptar y no cedió; los trabajadores entonces e fueron a la huelga, a la cual se solidarizaron todos los trabajadores de las fincas de la frutera. La UFCO pidió ayuda al gobierno, que actuó con rapidez: tropas fueron enviadas a imponer el orden en Barrios; el choque fue brutal, saldándose con muerte y heridos entre los obreros. La huelga tardó 27 días, pero la represión logró acabarla: 22 dirigentes fueron encarcelados y luego expatriados.[4]
  2. Huelga ferrocarrilera: A finales de 1924, los trabajadores de la International Railways of Central America (IRCA) demandaron la reducción de horas de trabajo, el aumento de salario y el respeto para su organización Sociedad Ferrocarrilera. Una vez más, la frutera (propietaria de la IRCA) se negó rotundamente a aceptar estas demandas y movilizó al gobierno de Orellana para reprimir violentamente la huelga de 5000 trabajadores.[4]

Banca[editar]

El gobierno había heredado un desorden fiscal, monetario y bancario, con inflación galopante.

Creación del Quetzal como moneda[editar]

Billete de un quetzal con la efigie de José María Orellana
Billete de cincuenta quetzales con la efigie de Carlos Zachrisson

El acontecimiento económico más destacado de este gobierno fue la Reforma Monetaria y Bancaria, dando por concluido un período de 26 años de emisión monetaria desordenada por parte de seis bancos privados de emisión y del Comité Bancario, formado por el gobierno de Estrada Cabrera. Tres personas tuvieron a su cargo dicha reforma: R. Felipe Solares y Enrique Martínez Sobral, y al final del período de solución de este asunto, Carlos Zachrisson, quien se llevó los méritos e incluso su efigie se encuentra en el billete de 50 quetzales del actual Banco de Guatemala.

R. Felipe Solares tomó posesión como ministro de Hacienda y Crédito Público el 12 de diciembre de 1921, a quien le encargaron la Reforma Monetaria y Bancaria. Promueve la Caja Reguladora establecida en septiembre de 1923 y más adelante se incorpora esta Institución en la nueva Ley Monetaria y de Conversión. El Quetzal es creado por decreto ejecutivo del 26 de noviembre de 1924, abandonando el Peso de Plata; emite la Ley de Instituciones de Crédito y se establece el Banco Central de Guatemala por acuerdo gubernativo del 30 de junio de 1926 como banco de capital mixto del Estado y de particulares[3]

Durante el gobierno de Orellana, de acuerdo a la Ley Monetaria y de Conversión de 1,924, el Banco Central de Guatemala era el único con potestad de emitir moneda, y en 1925 se acuñaron las monedas de 1 Quetzal, ½ Quetzal, ¼ de Quetzal, diez centavos, y cinco centavos en plata, así como monedas de un centavo en aleación de cobre. En 1926 también se emitieron monedas de 20, 10 y 5 Quetzales acuñadas a base de oro.[5] [6]

Finanzas Públicas[editar]

Para financiar la Reforma Monetaria y Bancaria se establecieron impuestos de exportación al café. Se aprobaron los siguientes decretos legislativos:

  • Ratificó el impuesto adicional de tres pesos por botella de aguardiente que se consuma en el país, y declarar obra de utilidad pública la construcción del Ferrocarril de Los Altos
  • Ley de Jubilaciones, Pensiones y Montepíos
  • Exoneró de impuestos fiscales a la Compañía del Muelle de Champerico
  • Ratificó el impuesto de un peso cincuenta centavos oro americano, por quintal de café exportado[3]

Educación[editar]

Tras la caída del gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera, había en Guatemala un 93 por cierto de analfabetismo; la cobertura era muy escasa y el porcentaje de maestros empíricos muy alto. Así que la necesidad de enfocarse en la educación se hacía indispensable y esa educación tenía que enfocarse en las masas indígenas que eran las que se percibían como analfabetas. El proyecto educativo tuvo como base fundamental la “desanalfabetización”, es decir, la eliminación del analfabetismo, el término des-analfabetizar, sugiere no sólo enseñar a leer y escribir, sino hace énfasis en erradicar el analfabetismo. Junto a este principio básico, se buscaba también elevar el nivel educativo y fortalecer la instrucción cívica.[7]

Ante el gran porcentaje de maestros empíricos el gobierno realizó varios concursos para elegir a los más aventajados estudiantes que culminaban su carrera como maestros y otorgarles una beca que les permitiera continuar sus estudios en otros países convirtiéndose en profesionales de la pedagogía para que, de vuelta a Guatemala, pudieran encargarse de formar a los nuevos maestros. La repercusión más importante de esta decisión fue la formación de Juan José Arévalo Bermejo quien viajó a Argentina con una de estas becas y fue quien finalmente pudo llevar a la práctica el proyecto y hacer los cambios más importantes que ha recibido la educación en Guatemala cuando fue presidente de 1945 a 1951.[7]

Facilitó la inauguración de la Sociedad de Geografía e Historia de Guatemala reconociendo la personalidad jurídica de la Sociedad. El general Lázaro Chacón donó un solar ubicado en la 3a. avenida, 8-35, zona 1, en donde ha permanecido la sociedad desde entonces.[8]

Crítica de los Estudiantes de la Universidad Nacional[editar]

Durante su gobierno, se toleró la publicación del periódico estudiantil No Nos Tientes y el desfile bufo de la Huelga de Dolores de los estudiantes de la Universidad Nacional, a quienes, por su activa participación en el derrocamiento de Estrada Cabrera por parte del Partido Unionista, el gobierno de Carlos Herrera había autorizado el uso gratuito de la antigua escuela de niñas Manuel Cabral para sus reuniones.[9]

En la llamada generación de los 20 de los estudiantes de la Universidad Nacional, se encontraban, entre otros, el futuro premio Nóbel de Literatura Miguel Angel Asturias, el prestigioso médico Epaminondas Quintana, Alfonso Orantes, Manuel Coronado Aguilar y el futuro director del periódico El Imparcial, David Vela. Este grupo de estudiantes escribió en 1,922, aprovechando la libertd de expresión existente, el Son de guerra estudiantil que constituye una de las críticas más mordaces a los hechos ocurridos desde la caída de Estrada Cabrera hasta el gobierno de Orellana.

La letra completa del son de guerra estudiantil es la siguiente:

LA CHALANA[Nota 1]
Canción de Guerra Estudiantil

CORO

Matasanos practicantes,
Del Emplasto Fabricantes,
Güisachines del lugar,[Nota 2]
estudiantes:
en sonora carcajada
prorrumpid ¡Ja, ja!

I

Sobre los hediondos males
de la Patria arrojada flores,
ya que no sois liberales
ni menos conservadores.[Nota 3]
Malos bichos sin conciencia
que la apresan en sus dientes
y le chupan inclementes
las fuerzas de su existencia.

CORO

Matasanos practicantes
Del Emplasto Fabricantes
Güisachines del lugar,
choteadores:
en sonora carcajada
prorrumpid ¡Ja, ja!
Reíd de los Liberales
y de los Conservadores.

II

Nuestro quetzal espantado[Nota 4]
por un ideal que no existe[Nota 5]
se puso las de hule al prado
más solo, pelado y triste.
Y en su lugar erigieron
cinco extinguidos volcanes[Nota 6]
que en cinco también se hundieron
bajo rudos yataganes.[Nota 7]

CORO

Matasanos practicantes
Del Emplasto Fabricantes
Güisachines del lugar,
hermanitos:

en sonora carcajada
prorrumpid ¡Ja, ja!
Reíd de los volcancitos
y del choteado quetzal.[Nota 8]

III

Contemplad los militares
que en la paz carrera hicieron[Nota 9]
Vuestros jueces a millares
que la justicia vendieron.
Nuestros curas monigotes
que comercian con el credo[Nota 10]
y patrioteros con brotes
de farsa, interés y miedo.[Nota 11]

CORO

Matasanos practicantes
Del Emplasto Fabricantes
Güisachines del lugar,
malcriadotes:
en sonora carcajada
prorrumpid ¡Ja, ja!
Reíd de la clerigalia;
Reíd de los chafarotes.[Nota 12]

IV

Patria palabrota añeja
por los largos explotada.
Hoy la patria es una vieja
que está desacreditada.

No vale ni cuatro reales[Nota 13]
en este país de traidores.
La venden los liberales
como los conservadores.[Nota 14]

CORO FINAL

Matasanos practicantes
Del Emplasto Fabricantes
Güisachines del lugar,
muchachada:
de la patria derengada
riamos ya: ¡Ja, ja![Nota 15]

Notas sobre el son de guerra estudiantil[editar]

  1. Chalán: el que trata con animales del campo.
  2. Al momento de escribirse la letra de la canción de guerra estudiantil había únicamente tres facultades principales:
    * Facultad de Ciencias Médicas (matasanos)
    *Facultad de Ciencias Naturales y Farmacia (del emplasto fabricantes)* Facultad de Derecho, Notariado y Ciencias Jurídicas y Sociales (güisachines del lugar).
  3. En 1,920 había dos fuerzas políticas principales en el país: los liberales, descendientes de criollos que se dedicaban al trabajo agrícola en sus haciendas; y los conservadores, por miembros del clero mayor y por descendientes de criollos que comerciaban directamente con la Corona Española durante la Colonia, y que se autodenominaban aristócratas. Los liberales promulgaron leyes destinadas a retirar los bienes a los miembros del clero mayor, por ser sus rivales políticos, y por esta razón el pueblo los conocía como pirujos; por su parte, los conservadores tenían considerable influjo del clero, y por eso se les conocía popularmente con el nombre de cachurecos.
  4. En 1871, cuando se instituyó el régimen liberal en Guatemala, se cambió el escudo de la República por el que tiene dos ramas de laurel, un pergamino con la fecha de la independencia y un quetzal sobre el pergamino. Este quetzal espantado se refiere a la caída del régimen liberal de Manuel Estrada Cabrera en 1,920.
  5. En 1,920 el Partido Unionista, conformado por líderes conservadores, estudiantes universitarios y líderes obreros de Guatemala, derrocaron al presidente liberal Estrada Cabrera. El ideal que no existe es el Unionismo Centroamericano, que fue la excusa para formar el Partido, cuyo verdadero fin era el derrocamiento de Estrada Cabrera.
  6. El escudo del Partido Unionista tenía 5 volcanes, que representaban las cinco naciones centroamericanas.
  7. En 1,921, el presidente unionista Carlos Herrera y Luna fue derrocado por el general José María Orellana, militar liberal que fue Jefe del Estado Mayor del gobierno de Estrada Cabrera, y que restituyó el escudo del quetzal sobre el pergamino.
  8. Otra forma de decir: Reíd de los conservadores unionistas y de los liberales.
  9. Genial juego de palabras en que se hace burla al hecho de que los militares no tenían guerras, pero también a la Guerra del Totoposte de 1,903 y la guerra contra El Salvador en 1,906, en que los militares guatemaltecos no presentaron batalla (más bien, por un hecho fortuito, el general en jefe salvadoreño resultó muerto en combate, dando la victoria al ejército guatemalteco).
  10. Era común, que durante los gobiernos conservadores hubiera miembros del clero mayor en altos puestos del gobierno, como Ministerios, Consulados y Secretarías
  11. Al caer Estrada Cabrera, el Partido Unionista no supo cómo hacerse dueño de la situación de Guatemala, y terminó cediendo en muchos aspectos ante los antiguos miembros del Partido Liberal de Estrada Cabrera. Estos patrioteros con brotes de farsa, interés y miedo, se refiere a los personajes cabreristas que conservaron el poder (principalmente Adrián Vidaurre, antiguo amigo íntimo de Estrada Cabrera, y quien quedó a cargo del Ministerio de Hacienda y el de Guerra en el gobierno de Herrera).
  12. Otra forma de decir reíd de los conservadores (clero) y de los liberales (el ejército de Guatemala había sido creado por el partido liberal después de la Revolución de 1,871).
  13. En 1,922 todavía no se había instituido el Quetzal como moneda de Guatemala, y se utilizaba el peso, que se dividía en reales
  14. Durante el gobierno de Manuel Estrada Cabrera, Guatemala tuvo necesidad de buscar el apoyo económico y militar de los Estados Unidos, para evitar una casi inminente invasión inglesa para cobrar por la fuerza la deuda que dejara su antecesor, el general José María Reyna Barrios; los Estados Unidos, por su parte, necesitaban aliados en Centroamérica para tener una región donde pudieran construir rápidamente el Canal de Panamá. Como resultado, el gobierno liberal de Estrada Cabrera hizo numerosas y cuantiosas concesiones a empresa norteamericanas, principalmente la United Fruit Company (UFCO), concesiones que no fueron rescindidas por el gobierno unionista-conservador de Carlos Herrera.
  15. Véase también:
    -Manuel Estrada Cabrera
    - Universidad de San Carlos
    - Historia de Guatemala
    - Carlos Herrera y Luna

Muerte[editar]

El 25 de mayo de 1926, El Imparcial publicó una noticia de último momento:Suspensión de las garantías, la cual se refería al decreto 916, en la cual el presidente Orellana indicaba los motivos por los cuales suspendían las garantías individuales contenidas en la Constitución: La principal razón era que “actividades insidiosas y antipatrióticas de ciertos elementos” tendían “a interrumpir la tranquilidad pública y el desarrollo del país”, lo que, a la vez, imposibilitaba resolver el problema económico nacional. Aunque El Imparcial no circuló en forma regular en días anteriores, producto del boicot del Estado, el 26 de mayo dejó de publicarse por tiempo indefinido. A partir de entonces, solo los medios afines al Gobierno podían circular, con informaciones intrascendentes, entre ellos los del Diario de Guatemala y El Guatemalteco.[10]

La historia dio un giro repentino el domingo 26 de septiembre, cuando, a las 00.15 horas, murió Orellana, durante un viaje de descanso en Antigua Guatemala. Se encontraba en una habitación del Hotel Manchén. “Un violento ataque de angina de pecho puso fin a la vida del ilustre mandatario”, explicaba el Diario de Guatemala en una edición especial, ese mismo día.[10] Estas circunstancias sospechosas hicieron crecer la sospecha de que fue envenenado[2]

El general Lázaro Chacón, primer designado a la presidencia, asumió la presidencia interina y de inmediato levantó la suspensión de las garantías constitucionales y se pudieron volver a publicar los diarios privados. El Imparcial reapareció el 1 de octubre y en su edición reconocía el acto de justicia de Chacón.[10]

José María Orellana en la Literatura[editar]

Orellana es mencionado en numerosas ocasiones en la biografía de Estrada Cabrera Ecce Pericles del escritor Rafael Arévalo Martínez y también es mencionado, aunque no por nombre, en las novelas guatemaltecas El Señor Presidente, Viernes de Dolores y Viento Fuerte de Miguel Angel Asturias. En Viernes de Dolores, Asturias lo llama por su apodo: Rapadura.[11]

Información adicional[editar]

  • Dado que durante su gobierno se instituyó el Quetzal como moneda de Guatemala, su efigie aparece en los billetes de un quetzal a los que coloquialmente se les llama "chemas".
  • Su primo, el general Manuel María Orellana Contreras lideró un golpe de estado contra Baudilio Palma en diciembre de. 1,930.[12]

Referencias[editar]

  1. Hernádez, F. El Libro de las Efemérides, Tipografía Sánchez y de Guise, Guatemala, 1,930
  2. a b Arévalo Martínez, Ecce Pericles, Tipografía Nacional, Guatemala, 1,945
  3. a b c d José María Orellana y el Quetzal Consultado el 26/7/2014
  4. a b Bauer Paz, Alfonso. Compilación de leyes laborales de Guatemala de 1872 a 1930 Centro de Estudios Económicos y Sociales, Universidad de San Carlos de Guatemala, 1965.
  5. «Reseña histórica de la moneda de Guatemala». Banco de Guatemala. Consultado el 19 de noviembre de 2012.
  6. «Aleación y peso unitario de las monedas de actual circulación, de conformidad con resolución JM-18-2008 y Acuerdo No. 32-2008 del Congreso de la República de Guatemala». Banco de Guatemala. Consultado el 19 de noviembre de 2012.
  7. a b Historia de la Educación en Guatemala
  8. Asociación Amigos del País Diccionario Histórico Biográfico de Guatemala. Editorial Amigos del País. Primera Edición. Guatemala, 2004.
  9. El Guatemalteco Diario Oficial de la República de Guatemama - América Central, Guatemala. 25 de abril de 1,920
  10. a b c La noticia nunca publicada por El Imparcial Consultado el 26/7/2014]
  11. Asturias, M.A. Viernes de Dolores Editorial Lozada, Buenos Aires. 1978
  12. Nuestro Diario Periódico guatemalteco, 17 de diciembre de 1,930

Bibliografía[editar]

Notas[editar]

  1. empresa norteamericana
  2. Compañía propiedad de la United Fruit Company
  3. Contrato que era lescivo para Guatemala y se refería a hacer los arreglos necesarios a efecto de principiar los trabajos del Ferrocarril, que pondría en comunicación a Guatemala con El Salvador, en la ruta Zacapa-Anguiatú—este último, frontera con El Salvador

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Carlos Herrera y Luna
Coat of arms of Guatemala.svg
Presidente de Guatemala
1921 - 1926
Sucesor:
Lázaro Chacón