Huelga de Dolores

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Huelga de Todos los Dolores de Guatemala
Huelga de Dolores Guatemala 2009-3.jpg
Imagen del desfile bufo de la Huelga de Dolores
Nombre oficial Patrimonio Cultural Intangible de la Nación, Huelga de Dolores
Tipo Manifestación Satírica de estudiantes universitarios
Celebrada por Universidad de San Carlos de Guatemala
Ubicación Guatemala Bandera de Guatemala
Comienzo 1898
Fecha Viernes de Dolores
Participantes Honorable Comité de Huelga de Dolores, Facultades Universitarias, Comparsas.
Obtuvo la Orden del Quetzal por ser patrimonio cultural intangible de la Nación.
Página oficial

La Huelga de Todos los Dolores del Pueblo de Guatemala (llamada también: Huelga de Dolores o Desfile Bufo), es una tradicional manifestación que realizan los Estudiantes de la Universidad de San Carlos de Guatemala cada año durante la Cuaresma y la cual toma como día primordial el Viernes de Dolores del cual toma su nombre.

Para comprender la profundidad de la crítica social y política que tenía la Huelga de Dolores hay que recordar que, en la Ciudad de Guatemala de fines del siglo XIX y de un poco más de la mitad del XX, la población no sólo era muy escasa[Nota 1] sino que los personajes que en ella sobresalían eran bastante conocidos tanto en las clases acaudaladas y medias como en ciertos barrios populares. Los rumores propios de los pueblos chicos hacía circular de boca en boca las actuaciones públicas y las debilidades íntimas de muchas familias y personas, por lo que no era difícil para los huelgueros recopilar las historias que ya andaban de boca en boca o que se guardaban bajo una secretividad más que dudosa y volverlas a desparramar con una dosis pura de picardía y con un vocabulario coloquial y desvergonzado que fácilmente invadía los terrenos de la procacidad, a pesar de algunos intentos de guardar las normas de un ingenio que siempre está ligado a la situación del momento.[1]

Hasta 1970, todas las manifestaciones que componían la Huelga se llevaban a cabo frente a un público numeroso y complaciente y que el Desfile Bufo, en particular, era presenciado y aplaudido multitudinariamente, por lo que la vida de la ciudad se paralizaba en gran medida y la atención popular se concentraba en el cortejo entre las 9 de la mañana y las 2 de la tarde. Al terminar éste en la Facultad de Derecho, al compás de la marimba, muchos de los huelgueros culminaban la actividad con una borrachera, de preferencia con cerveza donada generosamente por los conocidos fabricantes que hay en Guatemala.[1]

Actividades de la Huelga de Dolores[editar]

No Nos Tientes[editar]

En la ciudad de Guatemala había muy pocos periódicos, las radiodifusoras empezaron a dar noticias al final de los años 30 y la televisión arrancó junto con la década de los 50, pero el poder adquisitivo de la población, bastante estrecho en la mayoría de las capas de la clase media, y muy restringido en las clases populares, limitó el uso del radio primero y más tarde el del televisor. El invento de la radio de transistores y el sistema de ventas a plazos hicieron que una cantidad cada vez mayor de citadinos dispusiera de formas más amplias e impersonales de conocer las noticias y las vidas -pública y privada- de la gente que se hacía notar en cualquier actividad de la vida colectiva.
— Tomado de: Guzmán-Böckler, Carlos. «La Huelga de Dolores que conocí con mi generación (1947-1977)». Facultad de Derecho de la Universidad de San Carlos de Guatemala.[1] ]

El periódico satírico de los estudiantes de la Universidad de San Carlos, que se publica una vez al año el día Viernes de Dolores. En él se incluyen artículos de opinión sobre los recientes eventos nacionales, y dura crítica al gobierno de turno. El viernes de dolores, 1 de abril de 1898, por la inspiración de los estudiantes de la Universidad Nacional Guillermo Salazar, Carlos Martínez, Luis Obregón, Francisco Asturias y Luis Gaitán, el Periódico «No Nos Tientes», en cuyo Editorial titulado «Lo que nos proponemos», quedó plasmado el ideario de la Huelga de Dolores, dice aquel Editorial: «Tentados estamos a desembuchar el pico, castigando con este formidable látigo que llaman opinión pública a muchos dos caras que merecen verdadera tunda, pero como Natura Non Facit Saltus, nos contentamos hoy con dar la sierpe que se merecen algunos, para seguir con los demás cuando las circunstancias lo permitan.» En el No Nos Tientes de 1900 se publicó la primera canción huelguera, «Canción Emética» (porque provoca el vómito), construida principalmente con esdrújulas y que utilizaba la música de la opereta «El Murciélago» de Johann Strauss.[2]

Originalmente, el periódico consistía de un editorial con toda la seriedad del caso, y de artículos satíricos en dos páginas de tamaño periódico estándar, y quizá las mejores versiones datan de los períodos 1920-1930 y 1945-1962.

El éxito del No Nos Tientes se debió, por una parte, a la soberbia y a la intransigencia de los celosos de castigar cualquier opinión, escrito o acto que se pudiera reputar contrario al Gobierno, lo cual sucedió especialmente en los tiempos de Manuel Estrada Cabrera y de Jorge Ubico. El No Nos Tientes, cuando pudo circular, cumplió con poner al descubierto lo sucio e inconfesable de aquellos regímenes, los cuales suprimieron su aparición. en la década comprendida entre 1944 y 1954 el Gobierno jugó la carta de la libertad de prensa y varios diarios de la época se solazaron en criticar al gobierno, reduciendo así el impacto que tenía el periódico estudiantil.[3]

El No Nos Tientes, a la vez que satiriza a los políticos de turno, ponía a la luz del día la podredumbre, las maquinaciones y las limitaciones de quienes, fueran extranjeros o nacionales, contribuían a la explotación de los trabajadores del campo y de las ciudades. El No Nos Tientes decía lo que la prensa, por mezquindad o por mala fe, no decía y utilizaba los giros y las expresiones ingeniosas frecuentemente. Luego de la represión de las décadas de 1970 y 1980, la calidad de los artículos ha decredido considerablemente,[Nota 2] y aunque no deja de criticar al gobierno ya no lo hace con las misma calidad periodística.

Entre los personajes de la vida guatemalteca que colaboraron con artículos para el No Nos Tientes están:

El Desfile Bufo[editar]

Desde que la huelga se inició, el «desfile bufo» es la parodia de una procesión de la Semana Santa, que se abre con la réplica chusca de la Chabela, que simboliza al esqueleto con que inicia la marcha del santo entierro de la iglesia de Santo Domingo. Las carrozas son la versión burlona de las andas que llevan los pasos; las hileras de estudiantes que, en fila india, caminan flanqueándolas, están compuestas por los epígonos chocarreros de los cucuruchos, y la tarjeta que, con dibujos y versitos alusivos al momento, lleva cada huelguero en el pecho, es la versión profana de la que, con el retrato de la imagen cargar y con el turno en que le corresponde a cada cual hacerlo, portan en gual forma los cucuruchos.[Nota 3] [3]

Boletines[editar]

El siguiente es un ejemplo de boletín, tal y como lo describe Miguel Angel Asturias en su novela Viernes de Dolores:

CONSIDERANDO: Que en la política somos lo que no somos y no somos lo que somos; eso sí, ni liberales con uñas o liberuñas, ni conservadores de m... o conservam....
CONSIDERANDO: Que si la consigna para ser todo un hombre, es tener un hijo, ya lo tenemos y va a ser diputado, porque es hijo de p...; sembrar un árbol (no el LIBRE CREZCA FECUNDO que le sembraron en el c... a Centroamérica); escribir un libro, más fácil plagiarlo si es de historia y uno es ministro de Educación;
(Vivas, aplausos, hurras interrumpían la voz del enmascarado que leía el decreto). CONSIDERANDO: Que la guayaba presidencial es como el palo ensebado (palo para el pueblo y sebo de los sebones de las oficinas públicas), y que para subir hay que rasparse la talpetatera y neutralizar la acción del sebo con arena de la que enterró, soterró, despenó a Beatricita de la Cueva que andaba con don Pedro de Badacoz, por lo que sólo daba coces, lo que fizo creer a los indios que el caballo y el jinete eran la misma persona.
CONSIDERANDO: ¡Que el animal más parecido al hombre es el militar!

(Aquí fue el acabose… ¡aplaudieron hasta los policías!)
— Tomado de: Asturias, M.A. (1978). Viernes de Dolores. Buenos Aires: Editorial Losada. [4]

Los boletines se iniciaron junto con el Desfile Bufo de la Universidad, y se solían leer desde la terraza del edificio de la Facultad de Derecho y Notario en la zona 1 de la Ciudad de Guatemala al final del desfile.[5] }} Con el traslado de las Facultades a la Ciudad Universitaria en la zona 12 en 1957, cada una de las éstas empezó a contar con su propio «Comité de Huelga» (llamados subcomités de Huelga) y cada subcomité empezó a redactar sus propios boletines, con circulación limitada a los estudiantes de dichas facultades; por su parte, la Asociación de Estudiantes Universitarios se dedicó a publicar los boletines que se distribuyen al pueblo de Guatemala.[Nota 4]

Actualmente se imprimen cuatro boletines, que se distribuyen los días viernes de cuaresma (empezando en el Segundo viernes de Cuaresma y terminando el Quinto), con el último boletín saliendo el día de «declaratoria de Huelga», que es una semana antes del Viernes de Dolores.

Mofándose de los documentos oficiales del gobierno, están compuestos de las siguientes partes:

  • Introducción: sección seria de opinión crítica al gobierno de turno. Dependiendo del tipo de gobierno, así es la crítica: durante los gobiernos de Arévalo Bermejo[Nota 5] y de Arbenz Guzmán,[Nota 6] las críticas eran contra el supuesto tinte comunista de sus gobiernos; mientras que durante los regímenes militares que rigieron a Guatemala durante la Guerra Fría el tinte de la opinión era izquierdista y revolucionario.[Nota 7] Todas las demás secciones de los boletines son satíricas y contienen palabras y frases soeces, que tienen la intención hacerlas mucho más comprensibles para el pueblo guatemalteco en general, cuyo nivel cultural es mínimo.
  • Presentación: presentación del Honorable Comité de Huelga de Dolores o del Subhonorable Comité de cada facultad. Empieza siempre con la frase «El muy leal, nunca bien ponderado…» en burla a las declaraciones oficiales de la antigua «Leal y Pontificia» Universidad de San Carlos Borromeo. Escrito usando rimas de participios contiene crítica satírica, mordaz y soez en contra de reconocidos personajes del gobierno, de la sociedad y de la Universidad.
  • Al siempre: Saludo al pueblo o estudiantado sancarlista: esta sección también está escrita usando una rima de participios, y su contenido es similar a la presentación.
  • Hace saber: junto con el resto de secciones, contiene crítica satírica en prosa.
  • Considerandos
  • Decretos
  • Dado
  • Fecha y firma: jocosas frases con burlas contra alguna entidad que está siendo noticia al momento de escribir el boletín.[6]

La Velada Estudiantil[editar]

La innovación aportada por los huelgueros del 45 fue la «Velada Estudiantil» y su realización en uno de los cines más confortables y espaciosos de la época, el Teatro-Cine Lux, que estaba dotado de una amplia luneta, un palco y una galería numerada de menor capacidad y una extensa galería general, situado en la intersección de la 11 calle con la 6a. Avenida (a la sazón la principal de la ciudad) en lo que desde 1950 es la zona 1 de la Ciudad de Guatemala. Los estudiantes de esa época contaban con cierta vocación histriónica, y dieron paso a pequeños números o «sketchs», que acuñaron para los años subsiguientes un esquema de representaciones que alternaba las actuaciones de conjuntos que hablaban, bailaban o cantaban en forma combinada con los discursos jocosos. Una orquesta en vivo acompañaba las parodias de las letras de las canciones populares y las danzas un tanto libres de los artistas improvisados. La entrada era pagada y, desde su nacimiento, las localidades[Nota 8] se agotaron antes de que la función diera principio, a las 9:00 p.m. de uno de los días de la semana correspondiente al Viernes de Dolores.[7] Las obras de teatro que se presentaban eran de una calidad considerable, e incluso se llegó a presentar una ópera cuando se llevó a cabo la primera elección de alcalde la Ciudad de Guatemala durante el gobierno arevalista y resultara electo el ingeniero Martín Prado Vélez. Al igual que el resto de actividades huelgueras, el «Teatro de Dolores» ha bajado en calidad, aunque no en entusiasmo.

Declaratoria de Huelga[editar]

El Teatro Lux en la sexta avenida de la zona 1. Aquí se realizaba la Declaratoria durante la época de oro de la Huelga de Dolores.

Originalmente, la huelga se declaraba el Viernes de Dolores luego del desfile bufo en la zona 1 de la ciudad de Guatemala:

Se decreta feriado por los dolores de todas las vírgenes (a las demás, aunque les duela) y subía al asta principal del Alma Máter, la bandera negra de los piratas con su gran calavera, y al compás de las marimbas de Gabino, se entonaba «La Chalana», canción de guerra estudiantil.
— Tomado de: Tomado de: Asturias, M.A. (1978). Viernes de Dolores. Buenos Aires: Editorial Losada. [8]
«Teatro al Aire Libre» del Centro Cultural «Miguel Angel Asturias»; en él se realiza la velada y la elección del Rey Feo Universitario en la actualidad.

Las Facultades presentan comparsas en la declaratoria, las cuales se han realizado en el Paraninfo de la zona 1, y en el «Teatro al Aire Libre» del Centro Cultural «Miguel Angel Asturias». La Declaratoria se realiza el Jueves antes del Viernes de Dolores.

La Chabela[editar]

El pintor y estudiante de medicina Hernán Pan Martínez Sobral creó el famoso esqueleto conocido como La Chabela. Se hace especial énfasis en la distinción de La Chalana y La Chabela; la primera es el himno huelguero y la segunda es el esqueleto que encabeza el desfile y es símbolo de burla y crítica satírica hacia los problemas sociopolíticos que enfrenta Guatemala.

Historia[editar]

Inicio[editar]

Los orígenes de la Huelga de Dolores se remontan al año de 1898 en la Ciudad de Guatemala, cuando el entonces presidente de la república, el licenciado Manuel Estrada Cabrera, dió a la población algunas libertades de expresión; aprovechando esta situación los estudiantes de las Facultades de Medicina y de Derecho de la Universidad Nacional se involucraron en una huelga para presionar al gobierno del presidente Manuel Estrada Cabrera para la apertura y mejoramiento de escuelas primarias; esta huelga sirvió como impulso para que poco después de un mes los estudiantes crearan una manifestación satírica para criticar a funcionarios públicos y ciudadanos de la sociedad guatemalteca, y que se llevó a cabo el 1 de abril de 1898, la cual sería conocida como «Huelga de Dolores».

Primeras Represiones[editar]

La Huelga de Dolores continuaría realizándose durante los cinco años posteriores; sin embargo, a partir de 1903 y debido a las sangrientas represiones del Gobierno del mandatario Manuel Estrada Cabrera la huelga no se realizó, y las únicas actividades satíricas se realizaban a través del Periódico No nos Tientes, que también dejó de imprimirse en 1908.[9]

Años 1920[editar]

En el año de 1920 los estudiantes universitarios formaron parte del Partido Unionista, movimiento originado por los líderes del Partido Conservador de Guatemala. Este movimiento, que surgió a finales de 1919, se solidificaría y terminaría con el derrocamiento del presidente Manuel Estrada Cabrera en abril de 1920.[Nota 9] En 1921, se retoma la tradición de escribir el No Nos Tientes y de celebrar el Desfile Bufo; esta actividad fue dirigida por estudiantes de las tres unidades académicas que existían entonces (Derecho, Medicina y Farmacia), entre cuyos líderes se destacaban David Vela, Epaminondas Quintana, Alfonso Orantes, José Luis Balcárcel, Joaquín Barnoya, Clemente Marroquín Rojas, Miguel Angel Asturias, entre otros.[10] [Nota 10]

El gobierno de Carlos Herrera y Luna reorganizó las Facultades de la Universidad, que quedaron constituidas por decretos gubernativos en abril y mayo de 1920 en la siguiente forma:

  • Facultad de Ciencias Naturales y Farmacia
  • Facultad de Derecho, Notariado y Ciencias Políticas y Sociales
  • Facultad de Ciencias Médicas
  • Facultad de Ingeniería

Asimismo, en reconocimiento a la colaboración que los estudiantes universitarios prestaron al Movimiento Unionista, devolvíó a las Facultades Superiores la autonomía para la elección de autoridades de acuerdo al siguiente decreto:

Decreto No. 1031

La Asamblea Legislativa de la República de Guatemala
DECRETA:

Artículo 1o.- Se deroga el Decreto Legislativo No. 193, emitido el 21 de marzo de 1893, y en consecuencia, quedan en vigor las disposiciones de la Ley de Instrucción Pública, modificadas por el mencionado Decreto.
Artículo 2o.- Las elecciones de los miembros de las Juntas Directivas de las diversas Facultades Profesionales, tendrán lugar el presente año en el corriente mes de mayo, y los electos tomarán posesión de sus cargos inmediatamente; pero el período de dos años de su ejercicio se contará desde el mes de enero próximo entrante.
Pase al Ejecutivo para su publicación y cumplimiento.
Dado en el Palacio del Poder Legislativo: en Guatemala, el cuatro de mayo de mil novecientos veinte.

Arturo Ubico Presidente de la Asamblea

Adrián Recinos Secretario
— Tomado de: «Decretos del Organismo Legislativo». El Guatemalteco, Diario Oficial de la República de Guatemala - América Central. 10 de mayo de 1920. [11]

Finalmente, y también por reconocimiento a la contribuciones de los universitarios al derrocamiento de Estrada Cabrera, el gobierno otorgó un espacio para que los Estudiantes Universitarios pudieran celebrar reuniones de toda índole:

Organismo Ejecutivo

Ministerio de Instrucción Pública
Se organiza la Junta Directiva de la Facultad de Ingeniería
Se concede a los Estudiantes Universitarios el uso gratuito del edificio de la Escuela «Manuel Cabral»

Palacio del Poder Ejecutivo: Guatemala, 23 de abril de 1920.
El Presidente Constitucional de la República.
En el deseo de prestar apoyo a los jóvenes Estudiantes Universitarios y con el propósito de que tengan un local adecuado para celebrar sus reuniones y editar sus periódicos científicos,

ACUERDA:

Concederles gratuitamente el uso del edificio que ocupa actualmente la Escuela Nacional de Niñas «Manuel Cabral» situado en la 10a. Calle Oriente, contiguo a Capuchinas.
Comuníquese.

HERRERA
El Secretario de Estado en el Despacho de Instrucción Pública

Manuel Arroyo
— Tomado de: «Decretos del Organismo Ejecutivo». El Guatemalteco, Diario Oficial de la República de Guatemala - América Central. 25 de abril de 1920. [12]

No es de sorprender, pues, que de esta época date la Asociación de Estudiantes «El Derecho» y la Asociación de Estudiantes Universitarios, que fue fundada el 22 de mayo de 1920.

Los estudiantes de la generación del 20 hicieron contribuciones notables a la Huelga de Dolores. Aparte de revivir el No Nos Tientes, escribieron la letra de la Canción de Guerra Estudiantil «La Chalana», en la cual hacen critica mordaz de todos los miembros de la sociedad guatemalteca.

Gobierno de Jorge Ubico Castañeda[editar]

En 1931 es electo presidente el general Jorge Ubico Castañeda, quien retira la autonomía a la Universidad y reprime al movimiento huelguero. Ese año, un grupo de estudiantes salvadoreños había llegado a Guatemala invitado por los universitarios guatemaltecos, pero el gobierno no permitió que el tren llegara a la estación. Los guatemaltecos entonces ayudaron a los salvadoreños a terminar el viaje a pie, llevando el equipaje de los visitantes. Al llegar cerca de la ciudad, la policía arremetió en contra de todos, dispersando violentamente la marcha. [13] Luego de este hecho, Ubico Castañeda no permitió ninguna actividad de Huelga durante su gobierno de 14 años.

Revolución de Octubre y autonomía universitaria[editar]

El Párrafo de la década de los 40: A la asamblea permanente e informal, de quórum y agenda libres, se le llamaba EL PÁRRAFO, ya que [...] parrafear era platicar, y por ende, el párrafo era la plática entre varios interlocutores sin director de debates y sin límite de tiempo, donde los asistentes [...] intervenían o sólo oían, se integraban en cualquier momento y se largaban cuando se les daba la gana. En todo caso, los puntos preferidos eran la política nacional y, en orden decreciente, la regional y la internacional [...]. El fútbol y los futbolistas ocupaban un tiempo extenso durante el cual los asistentes asiduos al estadio, los lectores de las crónicas deportivas, los escuchas de los radioperiódicos y los que sólo habían oído hablar de los encuentros comentaban, reconstruían imaginaria [...] las jugadas (todavía no había televisión) y discutían en forma encarnizada o con sorna las opiniones ajenas, ya que en tales conocimientos todos se consideraban eruditos. Y, por supuesto, las películas y las estrellas cinematográficas, las canciones, sus intérpretes y los compositores de moda [...]. Paralelamente, se comentaban los artículos periodísticos, se opinaba sobre los columnistas, se expulgaban las noticias del día; y por otra parte, se abordaba el tema de los bares, las cantinas y los prostíbulos, con sus distintos atractivos [...]. En estos tópicos deslumbraban a la concurrencia algunos de los mayores y experimentados, que manejaban con soltura el léxico, los ademanes y las expresiones de los padrotes [...]. Y no faltaban los apologistas del guaro, admiradores de los fuerceros, de los bolos de armario y de los borrachos de fin de semana, cuyos CLAVOS eran relatados en forma pintoresca, cuando no encomiástica, y coreados con estridentes risotadas.

En noviembre de 1944, la Junta Revolucionaria de Gobierno que se instauró luego del derrocamiento de Federico Ponce Vaides el 20 de octubre de 1944, otorgó la autonomía a la Universidad Nacional y ésta es rebautizada con el nombre de Universidad de San Carlos de Guatemala; asimismo, se abrieron las puertes de la universidad a todos los miembros de la sociedad guatemalteca y ya no sólo a las élites, y se autorizó el ingreso de las mujeres a las aulas. Por otra parte, se crearon las Facultades de Humanidades, Ciencias Económicas y Agronomía, para realizar estudios sobre la realidad social e histórica del país y para brindar la oportunidad de que no sólo los bachilleres del Instituto Nacional Central para Varones cursaran estudios superiores.[Nota 11]

Por otra parte, la mayoría de los estudiantes simpatizaba con «la Revolución»: el gobierno de Juan José Arévalo contaba entre sus más relevantes colaboradores a estudiantes de los últimos años de la Facultad de Derecho, y tenía una gran presencia, mucho más en los claustros que en las clases. Subsecretarios de Estado, diputados al Congreso de la República, directores generales, asesores, así como dirigentes de los nuevos partidos políticos[Nota 12] llegaban con frecuencia a la Facultad.[15] Los cursos informales de reflexión y práctica política universitaria se tomaban en las sesiones ordinarias y extraordinarias de la Asociación de Estudiantes El Derecho (AED)[Nota 13] . En la AED aprendían a mocionar, argumentar, e impugnar, así como a respetar las decisiones de la mayoría, en un clima que entremezclaba momentos de seriedad con bromas, aplausos, rechiflas y burlas, sobre todo, según cuenta Carlos Guzmán-Böckler en su artículo La Huelga de Dolores que conocí con mi generación (1947-1977), «cuando alguien decía una o varias muladas».[16]

A principios de 1945 el entonces estudiante de los últimos años de Derecho, Jesús Guerra Morales, secundado por Francisco Luna, presentaron ante la asamblea general de la AED la moción de reanudar la celebración de la Huelga de Dolores, silenciada durante la larga dictadura de Jorge Ubico. Una respuesta jubilosa dio paso a una etapa más en la vida azarosa de la chusca y controvertida festividad estudiantil. El entusiasmo se contagió a los estudiantes de medicina y a los de las otras Facultades con menor intensidad. De ahí se constituyó el Comité de Huelga y se trató de llenar el esquema general de la festividad trazando a partir de 1898: la publicación del No Nos Tientes y la realización del «Desfile Bufo», con el objeto de combinar la sátira escrita con la escenificación ambulante de situaciones embarazosas para los políticos de turno. Correspondía entonces a los niveles huelgueros del 45 dar forma y contenido a los temas y los personajes de su propia época, uniendo en una sola expresión las dificultades de los géneros cómico y satírico. Recurrieron a los huelgueros de la generación de 1920 que aun mantenían el entusiasmo de sus años mozos[Nota 14] y echaron mano de su propia inventiva y creatividad.[Nota 15]

El entierro de la Huelga[editar]

En la Velada Estudiantil, unos estudiantes de medicina presentaron un número en el que se hacía burla de los militares y en particular de los cadetes de la Escuela Politécnica, quienes, entre otras mojigangas, cantaban a coro, con la música de una ronda infantil: «Los cadetes dicen pío, pío, pío, cuando tienen hambre, cuando tienen frío...», para terminar clamando: «Y aunque no lo crean, somos los campeones, entre los huevones, pío, pío, pío.» A pesar del estilo ingenuo del número, algunos oficiales treparon al escenario para interrumpirlo y uno de ellos lanzó una bomba lacrimógena. Algunos estudiantes pararon a los agresores, pero el espectáculo terminó abruptamente y varios militares ofrecieron impedir el desfile, por la fuerza, si los estudiantes intentaban realizarlo el Viernes de Dolores. El «Honorable Comité de Huelga» deliberó y constató que atrás de unos desórdenes callejeros había un deseo de los opositores a la revolución de llevar las cosas mucho más lejos y provocar así un grave problema al Gobierno. En tal virtud, sin dar a conocer los motivos de fondo, sino haciendo público su deseo de evitar confrontaciones, sus miembros decidieron «enterrar La Huelga», de suerte que, sin renunciar al desfile, ordenaron prescindir de todos los número satíricos, pedir al estudiantado que marcharan en silencio, vestidos de luto, escoltando un féretro que, juntamente con el No Nos Tientes, se enterró frente a la Facultad de Medicina.[17]

Con estos versos, montados sobre la música de una melodía popular del momento, saludaba un coro de estudiantes de medicina la reanudación del festejo en la apertura de la Velada de 1948:

El año pasado en esta velada
Quisieron callarnos con la fuerza armada!
Pero enalteciendo su honrada memoria
La Huelga enterramos con toda su gloria.
Este año venimos con fuerza y con brío
A darle al Gobierno en el mero fondillo
Los flatos y el miedo dejando a un lado

Invicto prosigue el estudiantado.

En 1948, el No Nos Tientes apareció puntualmente durante la noche anterior el Viernes de Dolores y a eso de las 8 de la mañana de éste, en una ceremonia encabezada por los huelgueros de la generación del 20[Nota 16] se desenterró el féretro inhumado el año anterior y, acto seguido, se dio comienzo a un Desfile Bufo lleno de vida y jocosidad; la Huelga de Dolores, en tanto que espectáculo de sátira política y de ingenio juvenil, capaz de cautivar la atención masiva de los distintos estratos de las clases sociales de la Ciudad de Guatemala, empezaba a experimentar su mejor época.

Época de Oro de la Huelga de Dolores[editar]

En 1949, los miembros del Honorable contaban con:

  • Autores y realizadores de representaciones en la Velada
  • Redactores de artículos en el No Nos Tientes
    • Jesús Guerra Morales
    • Werner Ovalle López
    • Edgar S.Lemcke
    • José Barnoya
    • Carlos Guzmán-Böckler
    • Adolfo Mijangos López
    • Miguel Massis
    • Luis Emilio Anzueto
    • Alfredo Bonatti
    • Jorge Quintero
    • Alfredo Balcells Tojo
    • Ennio de León Barzolli
    • Roberto Fuentes
  • Constructores de carrozas
    • José María Rodríguez
    • Max Saravia Gual
  • Coreógrafos de números ambulantes en el Desfile Bufo
    • Carlos Fuentes
  • Caricaturistas que se encargaban de la ornamentación de los exteriores de los edificios facultativos y del título del No Nos Tientes
  • Músicos
    • Oscar Salazar
    • Mario Pinzón
    • Julio Molina
    • Francisco Sandoval

La colaboración estudiantil trascendió los límites de medicina y derecho, enriquecida con los aportes de las otras Facultades, especialmente de Odontología e Ingeniería. Estudiantes de medicina, con gran talento musical, entrelazaron retazos de música clásica y popular, en los que acomodaron letras satíricas que rozaban el ingenio, y lograron hacer óperas que ampliaron grandemente el repertorio de las Veladas.

La Contrarrevolución de 1954; inicio de la Capucha[editar]

La intervención norteamericana tendría su desenlace a fines de junio y a principios de julio de 1954. La reforma agraria iniciada por el gobierno de Arbenz en 1952, luego de comprobar a través del primer Censo Agropecuario que el 2% de la población poseía el 80% de la tierra cultivable de todo el territorio del país, había abierto las puertas a la recomposición de la estructura agraria a favor de los campesinos sin tierra, consechadores de los frutos exportables, remunerados con salarios insuficientes y victimados por la discriminación social y racial, ya que la mayoría de ellos era indígena. Esa puerta fue cerrada por el nuevo gobierno, encabezado por Carlos Castillo Armas.[Nota 18] El Comité de Defensa contra el Comunismo, creado por la influencia del Macartismo norteamericano, fue la versión guatemalteca de la inquisición anticomunista que se estaba viviendo en los Estados Unidos.

A todo esto se tuvieron que enfrentar los estudiantes de la segunda parte del año de 1954 y lo empezaron a adversar desde la Huelga de Dolores de 1955, aunque, a partir de entonces, la represión empezó a cercarlos. Los ex-huelgueros del 45, ya profesionales graduados para entonces, empezaron a participar como redactores en el No Nos Tientes. Sin embargo, muchos de estos profesionales tuvieron la oportunidad de disfrutar de becas de especialización o de estudios de postgrado en el extranjero. Durante esas largas ausencias se desentendieron de los avatares de la Huelga, pero estuvieron al tanto de las noticias de Guatemala que cada vez eran más desalentadoras. Al retornar a Guatemala tras concluir sus especializaciones, las colaboraciones al No Nos Tientes volvían a salir de nuestras manos. Con el gobierno de Miguel Ydígoras Fuentes la corrupción generalizada del gobierno se hizo evidente, la guerra de guerrillas comenzó y la represión hizo lo suyo, sobre todo a partir del golpe de estado dirigido por militares encabezados por [Enrique Peralta Azurdia]], en cuya época la Huelga de Dolores fue proscrita una vez más.[18]

Época de 1966 a 1978[editar]

Al iniciar el gobierno del licenciado Julio César Méndez Montenegro en 1966, la Huelga fue permitida una vez más. La mayor parte de los antiguos huelgueros estaba de regreso en Guatemala y ejercía sus profesiones o profesaba como docente en la Universidad de San Carlos. Ante la estrechez del cerco gubernamental en torno a las actividades de la Huelga, dos o tres dirigentes de la AEU le pidieron a Adolfo Mijangos López, a José Barnoya y a Carlos Guzmán-Böckler que centralizan todo lo relacionado con la preparación, redacción y publicación del No Nos Tientes, a efecto de entregarles el día anterior al Viernes de Dolores el periódico listo para su distribución. De esta forma, el periódico estudiantil fue redactado de la siguiente forma:

  • Mario López Larrave: preparó, con gracia incisiva e ingenio punzante, caricaturas y pequeños textos.
  • Jesús Guerra: veterano redactor, poeta y prosisa
  • José Barnoya: a cargo de los artículos jocosos
  • Carlos Guzmán Böckler: editorialista y diagramador

Esta estructura se mantuvo, hasta el final del gobierno del general Laugerud García.[19]

La Capucha[editar]

Hasta 1954, los estudiantes universitarios mostraban su rostro libremente durante el Desfile Bufo. Esto ya no se pudo seguir haciendo cuando empezó el gobierno anticomunista de Carlos Castillo Armas.[Nota 19] A partir de la lectura de un boletín el el antiguo Parque Central en la zona 1, los estudiantes empezaron a utilizar capuchas para cubrir su rostro. El uso de las capuchas se extendió pronto, al punto que cada una de las facultas tiene un color diferente:[Nota 20]

Honorable Comité Negro
Ingeniería Gris
Derecho Rojo
Arquitectura Amarillo
Agronomía Verde
Farmacia Celeste
Veterinaria Verde y blanco
Ciencias Económicas Morado y naranja
Medicina Blanco

Decadencia[editar]

Razones internas[editar]

Tras la fuerte represión de los gobiernos de Fernando Romeo Lucas García, Efraín Ríos Montt y Oscar Humberto Mejía Víctores, los líderes de la AEU y del Honorable Comité que no habían sido asesinados o desaparecidos, salieron al destierro; y lo mismo ocurrió con muchos de los docentes de la Universidad de San Carlos. Esto dejó un vacío de liderazgo en todas esas instituciones, que no pudo llenarse con personalidades de la misma talla de las que se perdieron; como resultado, tanto el nivel académico como los directivos de la Universidad y de las asociaciones estudiantiles de la misma sufrieron un descenso considerable en su calidad. Aunado a ello, la organización del Estado de Guatemala que se estableció con la Constitución de la República emitida en 1985, convirtió al Consejo Superior de la Universidad de San Carlos en un apetecido premio político, por sus representantes ante la Corte Suprema de Justicia, Corte de Constitucionalidad y Junta Monetaria.[Nota 21] Finalmente, debido al sistema de elecciones que se utiliza en la Universidad, las asociaciones estudiantiles son también un importante objetivo de las organizaciones externs a la Universidad y que utilizan a la misma para fines políticos.

Los problemas que ha afrontado la Universidad desde la reforma constitucional de 1985 se han visto reflejados en la «Huelga de Dolores», la que ahora incluye redes de poder y genera situaciones que invitan a ejercer la violencia. Los nuevos integrantes que participan en los diferentes comités de Huelga llegan a un ambiente ya enrarecido debido a conflictos, intereses y tradiciones autoritarias.[20] En el debate sobre la situación que la Huelga afronta en la actualidad, es frecuente escuchar que la violencia y los desmanes son cometidos por algunos pocos «infiltrados» en los comités de Huelga o de algunos pocos vándalos.[Nota 22] Ante esta situación, la propia universidad no ha querido advertir que existen componentes sistémicos, situacionales y personales que se combinan para crear el vandalismo ocurrido en su seno y bajo el amparo de la Huelga: existe un sistema que se ha ido creando desde la reforma constitucional de 1985, el cual incluye disputas de poder en torno a la dirección de la «Huelga de Dolores» al amparo de la pasividad de las autoridades universitarias.[Nota 23] Por ejemplo, en 2012, la Escuela de Psicología llevaba varios años sin asociación de estudiantes, pero en todos esos años habïa tenido un «comité de Huelga de Psicología».[Nota 24] Esto implica que tanto las autoridades de Psicología como la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) tienen responsabilidad en el asunto porque el comité de Huelga de Psicología tiene una sede en el Centro Universitario Metropolitano (CUM), que administra la Escuela de Psicología. Por su parte, el comité de Huelga de Psicología ha participado en los distintos eventos de Huelga de Dolores, incluyendo el tradicional desfile previo a Semana Santa, que son actividades controladas por el Honorable Comité de Huelga, el cual se forma con representantes de cada unidad académica y de la propia AEU.[20]

Por su parte, las actividades de recaudación de dinero para la celebración de la huelga, pronto se convirtieron en oportunidad para que los dirigentes se agenciaran de cierta cantidad de fondos[Nota 25] ; la capucha que utilizan los miembros de los comités ha permitido la impunidad.

Todo esto hizo que diversos grupos estuvieran interesados en dirigir cada comité de huelga; a mediados de los años 90, se empezaron a crear «comités autónomos» que disputaban, por la fuerza incluso, la dirección de las actividades; y cuando las disputas se hicieron más violentas, se empezó a «reclutar» huelgueros fuera de la población estudiantil. Hubo comités y «comités autónomos» que empezaron a reforzar sus filas con amigos de los dirigentes, incluyendo a pandilleros; es decir, no fueron simples infiltrados. Esta práctica se hizo sistemática en algunos comités, aunque debido a la falta de registros, la masificación universitaria y el uso de la capucha, resulta difícil demostrarla.[20]

Razones sociales[editar]

A partir de 1970 la población de la ciudad empezó a crecer exponencialmente. Con el auge del automóvil y siguiendo el patrón de las ciudades estadounidenses, la sociedad empezó a emigrar fuera del Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala, en la siguiente forma:

  • élites terratenientes: estableciéndose en los municipios de Santa Catarina Pinula, San José Pinula y Fraijanes.
  • capas medias y obreras: se dirigieron a las zonas 7, 11, 12, 13 y 15
  • clases bajas: zonas 7, 18 y 19, Chinautla, San Juan Sacatepéquez, San Pedro Sacatepéquez.

Para 1996, incluso las oficinas de los ministros de Estado y del presidente de la República se retiraron del Palacio Nacional, el cual se convirtió en museo y ahora es el Palacio Nacional de la Cultura.

Con todos estos factores, se perdió al público que antes abarrotaba las actividades de la «Huelga de Dolores» y de esta cuenta, la crítica mordaz del No Nos Tientes y de los boletines no tiene ni el alcance ni el impacto que una vez tuvieran.

Intentos de reivindicación[editar]

El 26 de enero del de 2006, el catedrático y exdirigente universitario César Gaytán Marroquín donó al movimiento académico el dominio web www.huelgadedolores.com con el objetivo de modernizar el sistema de divulgación de esta actividad. Según reportes de la auditora DFP, encargada de contabilizar el record de páginas web, el espacio virtual de «www.huelgadedolores.com» ha recibido más de un millón de visitas por año, en especial durante los meses de febrero, marzo y abril, cuando los usuarios pueden participar en el foro universitario, visitar la zona de descarga y conocer la historia de esta actividad estudiantil.

Música[editar]

Plaza de Héroes y Mártires, Ciudad Universitaria zona 12. Aquí se realiza la fiesta de Declaratoria en la última semana de la Huelga de Dolores.

La música ocupa un lugar importante en la huelgay se caracteriza por la sátira hacia los políticos, funcionarios, ciudadanos, partidos políticos y organizaciones de renombre en la sociedad guatemalteca. La música huelguera muchas veces contiene frases y palabras soeces, así como sátira contra los protagonistas de las canciones, las cuáles son escritas y producidas por las comparsas.

La Chalana[editar]

Es el «Son de Guerra» de los estudiantes universitarios y, por ende, de la Huelga de Dolores. La letra fue escrita en 1922 por estudiantes de las Escuelas Facultativas de Medicina, Farmacia y Derecho de la Universidad Nacional[Nota 26] en el edificio que en ese entonces era de la Facultad de Derecho en la zona 1.[Nota 27] Entre los escritores que participaron en la creación de este reconocido «Son de Guerra Estudiantil» estuvo el futuro premio Nobel a la literatura Miguel Ángel Asturias,[Nota 28] el médico Epaminondas Quintana,[Nota 29] y el prestigioso periodista David Vela, quien después fuera por muchos años el director del periódico El Imparcial; en ese momento, todos eran estudiantes de la Facultad de Derecho.[21] La música, por su parte, fue compuesta por el maestro José Castañeda,[Nota 30] quien fuera el director fundador de la Orquesta Sinfónica de Guatemala.

LA CHALANA[Nota 31]
Canción de Guerra Estudiantil

CORO

Matasanos practicantes,
Del Emplasto Fabricantes,
Güisachines del lugar,[Nota 32]
estudiantes:
en sonora carcajada
prorrumpid ¡Ja, ja!

I

Sobre los hediondos males
de la Patria arrojada flores,
ya que no sois liberales
ni menos conservadores.[Nota 33]
Malos bichos sin conciencia
que la apresan en sus dientes
y le chupan inclementes
las fuerzas de su existencia.

CORO
Matasanos practicantes
Del Emplasto Fabricantes
Güisachines del lugar,
choteadores:
en sonora carcajada
prorrumpid ¡Ja, ja!
Reíd de los Liberales
y de los Conservadores.

II

Nuestro quetzal espantado[Nota 34]
por un ideal que no existe[Nota 35]
se puso las de hule al prado
más solo, pelado y triste.
Y en su lugar erigieron
cinco extinguidos volcanes[Nota 36]
que en cinco también se hundieron
bajo rudos yataganes.[Nota 37]

CORO

Matasanos practicantes
Del Emplasto Fabricantes
Güisachines del lugar,
hermanitos:

en sonora carcajada
prorrumpid ¡Ja, ja!
Reíd de los volcancitos
y del choteado quetzal.[Nota 38]

III

Contemplad los militares
que en la paz carrera hicieron[Nota 39]
Vuestros jueces a millares
que la justicia vendieron.
Nuestros curas monigotes
que comercian con el credo[Nota 40]
y patrioteros con brotes
de farsa, interés y miedo.[Nota 41]

CORO

Matasanos practicantes
Del Emplasto Fabricantes
Güisachines del lugar,
malcriadotes:
en sonora carcajada
prorrumpid ¡Ja, ja!
Reíd de la clerigalia;
Reíd de los chafarotes.[Nota 42]

IV

Patria palabrota añeja
por los largos explotada.
Hoy la patria es una vieja
que está desacreditada.

No vale ni cuatro reales[Nota 43]
en este país de traidores.
La venden los liberales
como los conservadores.[Nota 44]

CORO FINAL
Matasanos practicantes
Del Emplasto Fabricantes
Güisachines del lugar,
muchachada:
de la patria derengada
riamos ya: ¡Ja, ja![Nota 45]

Véase también para La Chalana[editar]

Otras canciones[editar]

Existen muchas otras canciones huelgueras, pero las más famosas son:

Había una vez un pueblo chiquito
Había una vez un pueblo chiquito
Había una vez un pueblo chiquito
que no podían, que no podían
que no podían... gobernar...
si la dicta no les parece larga
si la dicta no les parece larga
si la dicta..dura no les parece larga
volveremos, volveremos, volveremos a empezar...

Todos los estudiantes
son, son, son...
todos los estudiantes
son, son, son...
sonsorosonsonson
son pura riata,
son pura riata,
y cuando se emborrachan
cha, cha, cha...
y cuando se emborrachan
cha, cha, cha...
chacharachachacha,
amarran zope,
amarran zope.

Todos los chafarotes...
—Tomado de: Asturias, M.A. (1978). Viernes de Dolores. Buenos Aires: Lozada. [23]

Huelgueros famosos[editar]

Generación del 20[editar]

Este grupo estudiantil revivió la Huelga de Dolores tras el derrocamiento de Manuel Estrada Cabrera.

Nombre Profesión Breve descripción
Miguel Ángel AsturiasPremio Nobel
(1899-1974)
Abogado, antropólogo, diplomático y escritor Premio Lenin de la Paz y Premio Nobel de Literatura de 1967.
La Chinche Barnoya Médico
Manuel Coronado Aguilar Abogado, numismático e historiador Escribió libros de historia e inició la reivindicación de la figura histórica del general Rafael Carrera.
Clemente Marroquín Rojas Abogado y periodista Fundador y director del periódico La Hora, historiador y polemista. Fue Ministro de los presidentes Juan José Arévalo y Miguel Ydígoras Fuentes. También fue Vicepresidente de Guatemala de 1966 a 1970, durante el gobierno del licenciado Julio César Méndez Montenegro.
Alfonso Orantes Abogado y poeta En 1928 ganó el premio a la poesía Vanguardista y tres años después fundó la revista Vida. En 1935 publicó su libro Arbolbola usando un tipo totalmente nuevo de poesías con juegos de palabras y cosas por el estilo. En este mismo año viajó a toda América del Norte, donde promocionó su libro y le comenzaron a llamar el "malabarista de palabras".
Epaminondas Quintana Médico, científico y catedrático Publicó más de 4,000 artículos periodísticos, orientados en su mayor parte a la ciencia médica.
David Vela Abogado y Periodista Fue director del prestigio periódico El Imparcial de 1944 a 1984.

Generación del 40[editar]

Grupo estudiantil que revivió la Huelga de Dolores tras la renuncia de Jorge Ubico y el derrocamiento de Federico Ponce Vaides en 1944.

Nombre Profesión Breve descripción
Ricardo Asturias Valenzuela Médico Prolífico activista contra el gobierno del general Jorge Ubico. Participante principal de los hechos de la Revolución del 20 de octubre de 1944; estuvo a punto de ser fusilado. Miembro fundador del Frente Popular Libertador, partido que apoyó la candidatura presidencial de Juan José Arévalo en 1944. Candidato a la alcaldía, elección que perdió contra el ingeniero Martín Prado Vélez. Fue presidente vitalicio de la Sociedad Protectora del Niño en Guatemala.
El Sordo Barnoya Médico Autor del libro La historia de la Huelga de Dolores.
Manuel Galich
(1913-1984)
Abogado y dramaturgo Autor de varias obras teatrales de crítica a los gobiernos liberales, principalmente de Jorge Ubico. Ministro de varios despachos con los gobiernos de Juan José Arévalo y de Jacobo Arbenz. Embajador de Guatemala en Uruguay y Argentina.
Carlos Guzmán-Böckler Abogado y sociólogo Autor de varias obras centrales para la comprensión del desarrollo de la sociología y antropología en la Guatemala del siglo XX y siglo XXI, así como para el movimiento de reivindicación étnica conocida como Movimiento Maya.
Mario López Larrave Abogado y catedrático En marzo de 1976, se formó el Comité Nacional de Unidad Sindical (CNUS), y uno de los principales asesores de la incipiente entidad fue el licenciado Mario López Larrave, ex decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Carlos de Guatemala, miembro del Consejo Superior Universitario, en representación de Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala y colaborador en la formación de numerosos sindicatos, siempre amparado en la Constitución de la República y en el Código de Trabajo.
Adolfo Mijangos López Abogado y catedrático

Después de 1954[editar]

Nombre Profesión Breve descripción
Díaz-Gomar, Roberto
(1946- )
actor de cine, teatro y televisión Ha participado en aproximadamente 32 películas, 40 series de televisión y 50 obras de teatro, tanto en España como en su país natal, trabajando junto a actores como Antonio Banderas, Javier Bardem, Ben Gazzara, Jorge Sanz y Talia Shire.[24]

Reyes feos[editar]

Los Reyes Feos más simbólicos son:

  • El Mono Escobar
  • Lencho Patas Planas
  • Juan Chapín
  • Ciriaco Psicochingón

En ficción[editar]

La historia de la «generación del 20» y su participación en la «Huelga de Dolores» es descrita en la novela Viernes de Dolores de Miguel Ángel Asturias[25] y en la obra teatral La Chalana (basada en la novela de Asturias) del dramaturgo guatemalteco Hugo Carrillo.

Referencias[editar]

  1. a b c Guzmán-Böckler, 1998, p. 3.
  2. Datos tomados de un manuscrito de Oscar Álvarez.
  3. a b Guzmán-Böckler, 1998, p. 4.
  4. Asturias, 1978, p. 198.
  5. Asturias, 1978, p. 196.
  6. Guzmán-Böckler, 1998, p. 6.
  7. Guzmán-Böckler, 1998, p. 7.
  8. Asturias, 1978, p. 197.
  9. Guzmán-Böckler, 1998, p. 12.
  10. Asturias, 1978, p. 5-198.
  11. «Decretos del Organismo Legislativo». El Guatemalteco, Diario Oficial de la República de Guatemala - América Central. 10 de mayo de 1920. 
  12. «Decretos del Organismo Ejecutivo». El Guatemalteco, Diario Oficial de la República de Guatemala - América Central. 25 de abril de 1920. 
  13. Guzmán-Böckler, 1998, p. 13.
  14. Guzmán-Böckler, 1998, p. 2.
  15. Guzmán-Böckler, 1998, p. 11.
  16. Guzmán-Böckler, 1998, p. 10.
  17. a b Guzmán-Böckler, 1998, p. 14.
  18. Guzmán-Böckler, 1998, p. 9.
  19. Guzmán-Böckler, 1998, p. 16.
  20. a b c «Los Dolores de la Huelga». Plaza pública. Consultado el 10 de agosto de 2014.
  21. Barnoya, 1979, p. 38.
  22. No Nos Tientes, Periódico de los Estudiantes de la Universidad Nacional (Guatemala). 1922. 
  23. Asturias, 1978, p. 195.
  24. «Roberto Díaz-Gomar. Sobresaliente actor nacional de cine y teatro». Guatemala: Nuestro DiarioPrensa Libre.
  25. Asturias, 1978, p. 5.

Bibliografía[editar]

Notas[editar]

  1. Tenía alrededor de 350,000 habitantes.
  2. Por la muerte, desaparición o exilio de los intelectuales que solían escribir en él.
  3. Cucurucho: cargador de procesiones durante la Semana Santa en Guatemala.
  4. Al igual que con lo ocurrido con el No Nos Tientes, la calidad de los boletines huelgueros se vió afectada severamente por la represión de los gobiernos militares durante los gobiernos de la Guerra Fría.
  5. A quien llamaban «Chilacayotón» por su prominente mentón
  6. A quien llamaban «coronel Morfina» por su supuesta adicción a ese estupefaciente; en realidad, era el padre del coronel Arbenz quien era adicto a la morfina.
  7. Al presidente Castillo Armas le llamaban Caradehacha por su perfil afilado, y al arzobispo Mariano Rossell y Arellano «Sor Pijije»
  8. Vendidas a precios que no se podían considerar como muy populares
  9. El servilismo en Guatemala había llegado a tal grado durante el gobierno de Estrada Cabrera, que la universidad se llamó «Universidad Estrada Cabrera» de 1918 hasta la caída del presidente en 1920
  10. En esos años, los estudiantes universitarios provenían principalmente de las clases altas de la sociedad guatemalteca y el total de estudiantes apenas sobrepasaba los doscientos.
  11. Entre 1870 y 1954, el Instituto Nacional Central para Varones fue una institución de élite, con profesores nacionales e internacionales de mucho prestigio. Los cubanos José Martí y José Joaquín Palma (que llegaron a Guatemala exiliados por las revoluciones en su país para lograr su independencia), el nicaragüense Rubén Darío, el peruano José Santos Chocano y el guatemalteco José Mata Gavidia son algunos de los profesores que pasaron por sus aulas.
  12. Tales como el Frente Popular Libertador (FPL), el Partido Acción Revolucionaria (PAR) y el futuro Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT)
  13. De la cual todos los estudiantes eran miembros por el sólo hecho de estar inscritos en la Facultad de Derecho, del mismo modo que pertenecían a la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) por ser cursantes de la Universidad
  14. En especial al médico Joaquín la Chinch Barnoya
  15. Además, de Guerra Morales, primer director del No Nos Tientes, cabe recordar a Mario Alvarado Rubio, encargado de las carrozas junto con Rodolfo Martínez Sobral, hijo del huelguero de la «generación del 20» Hernán Martínez Sobral.
  16. Paradójicamente, en su mayoría simpatizantes de las derechas del momento
  17. Refugiado catalán de la Guerra Civil española y decorador teatral profesional, engalanó con sus telones de fondo los números más sobresalientes de la Velada.
  18. Castillo Armas fue asesinado poco tiempo después por sus propios partidarios
  19. A quien los estudiantes llamaban «Cara de Hacha'»
  20. Este color es el mismo que se utiliza en las togas de los graduados universitarios en dichas facultades
  21. El ahora deseado puesto de Rector Magnífico de la Universidad, es perseguido fervientemente por sectores de la sociedad que intentan beneficiarse de las decisiones de los representantes de la Universidad ante los máximos tribunales y entidades del país.
  22. Esta “explicación” es utilizada incluso por el propio Consejo Superior Universitario (CSU).
  23. En teoría, cada facultad o escuela tiene una asociación de estudiantes, electa democráticamente por la propia población estudiantil, que goza de la dirección de cada comité de huelga; sin embargo, debido a conflictos entre agrupaciones rivales han existido diversas anomalías.
  24. Sin asociación de estudiantes, no podría existir comité de Huelga, pero de hecho se ha formado cada año.
  25. incluyendo el obtenido por el licor y la cerveza que eran destinados para la celebración, aprobados por el Congreso y que exoneraban de cierta cantidad de impuestos a las empresas donantes
  26. La Universidad de San Carlos se llamó Universidad Nacional entre 1847 y 1945 (con un breve intervalo entre 1918 y 1920, en que se llamó Universidad Estrada Cabrera
  27. Actualmente es el Museo de la Universidad de San Carlos de Guatemala -MUSAC-
  28. Su mote estudiantil era «Chirimoyas» Asturias, o simplemente «Moyas»
  29. Su mote era «Pumusfundas» o simplemente «Pumún»
  30. Conocido entre los estudiantes como «José con hache»
  31. Chalán: el que trata con animales del campo.
  32. Al momento de escribirse la letra de la canción de guerra estudiantil había únicamente tres facultades principales:
    * Facultad de Ciencias Médicas (matasanos)
    *Facultad de Ciencias Naturales y Farmacia (del emplasto fabricantes)
    * Facultad de Derecho, Notariado y Ciencias Jurídicas y Sociales (güisachines del lugar).
  33. En 1920 había dos fuerzas políticas principales en el país: los liberales, descendientes de criollos que se dedicaban al trabajo agrícola en sus haciendas; y los conservadores, por miembros del clero mayor y por descendientes de criollos que comerciaban directamente con la Corona Española durante la Colonia, y que se autodenominaban aristócratas. Los liberales promulgaron leyes destinadas a retirar los bienes a los miembros del clero mayor, por ser sus rivales políticos, y por esta razón el pueblo los conocía como «pirujos»; por su parte, los conservadores tenían considerable influjo del clero, y por eso se les conocía popularmente con el nombre de «cachurecos».
  34. En 1871, cuando se instituyó el régimen liberal en Guatemala, se cambió el escudo de la República por el que tiene dos ramas de laurel, un pergamino con la fecha de la independencia y un quetzal sobre el pergamino. Este «quetzal espantado» se refiere a la caída del régimen liberal de Manuel Estrada Cabrera en 1920.
  35. En 1920 el Partido Unionista, conformado por líderes conservadores, estudiantes universitarios y líderes obreros de Guatemala, derrocaron al presidente liberal Estrada Cabrera. El «ideal que no existe» es el Unionismo Centroamericano, que fue la excusa para formar el Partido, cuyo verdadero fin era el derrocamiento de Estrada Cabrera.
  36. El escudo del Partido Unionista tenía 5 volcanes, que representaban las cinco naciones centroamericanas.
  37. En 1921, el presidente unionista Carlos Herrera y Luna fue derrocado por el general José María Orellana, militar liberal que fue jefe del Estado Mayor del gobierno de Estrada Cabrera, y que restituyó el escudo del quetzal sobre el pergamino.
  38. Otra forma de decir: Reíd de los conservadores unionistas y de los liberales.
  39. Genial juego de palabras en que se hace burla al hecho de que los militares no tenían guerras, pero también a la Guerra del Totoposte de 1903 y la guerra contra El Salvador en 1906, en que los militares guatemaltecos no presentaron batalla (más bien, por un hecho fortuito, el general en jefe salvadoreño resultó muerto en combate, dando la victoria al ejército guatemalteco).
  40. Era común, que durante los gobiernos conservadores hubiera miembros del clero mayor en altos puestos del gobierno, como Ministerios, Consulados y Secretarías
  41. Al caer Estrada Cabrera, el Partido Unionista no supo cómo hacerse dueño de la situación de Guatemala, y terminó cediendo en muchos aspectos ante los antiguos miembros del Partido Liberal de Estrada Cabrera. Estos «patrioteros con brotes de farsa, interés y miedo», se refiere a los personajes «cabreristas que conservaron el poder (principalmente Adrián Vidaurre, antiguo amigo íntimo de Estrada Cabrera, y Auditor de Guerra de su gobierno; quien quedó a cargo del Ministerio de Hacienda y el de Guerra en el gobierno de Herrera).
  42. Otra forma de decir «reíd de los conservadores (clero) y de los liberales» (el ejército de Guatemala había sido creado por el partido liberal después de la Revolución de 1871).
  43. En 1922 todavía no se había instituido el Quetzal como moneda de Guatemala, y se utilizaba el peso, que se dividía en reales
  44. Durante el gobierno de Manuel Estrada Cabrera, Guatemala tuvo necesidad de buscar el apoyo económico y militar de los Estados Unidos, para evitar una casi inminente invasión inglesa para cobrar por la fuerza la deuda que dejara su antecesor, el general José María Reyna Barrios tras el fracaso de la Exposición Centroamericana; los Estados Unidos, por su parte, necesitaban aliados en Centroamérica para tener una región donde pudieran construir rápidamente el Canal de Panamá. Como resultado, el gobierno liberal de Estrada Cabrera hizo numerosas y cuantiosas concesiones a empresa norteamericanas, principalmente la United Fruit Company (UFCO) y sus subsidiarias, concesiones que no fueron ratificadas inmediatamente por el gobierno unionista-conservador de Carlos Herrera, resultando en su derrocamiento por parte del general José María Orellana.
  45. Se recomienda que el lector vea los siguientes artículos en Wikipedia:
    *José María Reyna Barrios
    *Manuel Estrada Cabrera
    * Universidad de San Carlos, y
    *Carlos Herrera y Luna

Enlaces externos[editar]