José Joaquín Palma

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José Joaquín Palma
JJPalma.jpg
José Joaquín Palma
Museo Nacional de Historia de Guatemala
Nombre de nacimiento José Joaquín Palma
Nacimiento 11 de septiembre de 1844
Bayamo, Flag of Cuba.svg Cuba
Defunción 2 de agosto de 1911
Ciudad de Guatemala, Flag of Guatemala.svg Guatemala
Nacionalidad Bandera de Cuba Cubano
Ocupación diplomático, periodista, poeta
Período Siglo XIX - Siglo XX
Lengua de producción literaria Castellano
Género Periodismo, Poesía
Movimientos Modernismo
Obras notables Tinieblas del Alma
Poesías
Letra del Himno Nacional de Guatemala

José Joaquín Palma (11 de septiembre de 1844 en Bayamo, Cuba-2 de agosto de 1911 en la ciudad de Guatemala) fue un poeta, profesor, diplomático y periodista cubano, que escribió la letra del Himno Nacional de Guatemala.

Biografía[editar]

Palma, en sus primeros años de vida activa, se dedica al periodismo y lucha por la independencia de su país con sus compatriotas Carlos Manuel de Céspedes, José Martí y Máximo Gómez, entre otros.

En Centroamérica, Palma dejó memorables huellas de poeta, profesor, periodista y promotor cultural, ayudó a numerosos intelectuales y escribió la letra del Himno Nacional de Guatemala, obra por la cual recibió grandes homenajes. Tuvo vínculos profundos con dos de los mejores poetas de todos los tiempos, José Martí y Rubén Darío, el cubano precursor y el nicaragüense cumbre del Modernismo, primer gran movimiento literario surgido en América.

Desde 1,870, Palma cumplió misiones oficiales fuera de Cuba, y como diplomático logró que el gobierno de Guatemala reconociera la beligerancia de los cubanos y el de Honduras diera protección y trabajo a decenas de combatientes, al concluir la llamada Guerra Grande-de 1,868 a 1,878

Palma viajó por los Estados Unidos, América del Sur y finalmente por América Central, donde se naturalizó hondureño y trabajó en el gabinete del Presidente, para finalmente fijar su residencia en la Ciudad de Guatemala, en donde fue nombrado Ministro y Cónsul de Cuba.[1]

El poeta llegó a Guatemala en el año de 1,883 y aparte de ser el Cónsul de su país natal, ocupó el cargo de director de la Biblioteca Nacional. Sirvió la cátedra de literatura española en la Escuela Facultativa de Derecho y Notariado del Centro de la Universidad Nacional y colaboró en diversos órganos de difusión, principalmente en el Correo de la tarde que dirigía Rubén Darío y en donde trabajaba el futuro "Príncipe de los cronistas" Enrique Gómez Carrillo. En Centroamérica, Palma dejó memorables huellas de poeta, profesor, periodista y promotor cultural, ayudó a numerosos intelectuales y escribió la letra del Himno Nacional de Guatemala, obra por la cual recibió grandes homenajes.

En Guatemala, donde aún se le considera el “...más predilecto de sus hijos adoptivos", el poeta Rubén Darío escribió el siguiente poema en su libro Azul:

J. J. PALMA

Ya de un corintio templo cincela una metopa,
Ya de un morisco alcázar el capitel sutil;
Ya, como Benvenuto, del oro de una copa
Forma un joyel artístico, prodigio del buril.

Pinta las dulces Gracias, o la desnuda Europa,
En el pulido borde de un vaso de marfil,
O a Diana, diosa virgen de desceñida ropa,
Con aire cinegético, o en grupo pastoril.

La musa que al poeta sus cánticos inspira
No lleva la vibrante trompeta de metal,
Ni es la bacante loca que canta y que delira,

En el amor fogosa, y en el placer triunfal
Ella al cantor ofrece la septicorde lira,

O, rítmica y sonora, la flauta de cristal.

Y Juan Manuel Mendoza, en su biografía de Enrique Gómez Carrillo cuenta:

Su estro poético era de una ternura idílica, que superaba a los demás aspectos de su musa fresca y retozona; pero que a veces hacía reír y a veces humedecer las pupilas. Fue un insuperable dominador del verso, en esa forma inmortal de mármol clásico, apropiado para todas las cinceladuras. Eminentemente expansivo y amoroso, Palma nunca se sentía más feliz que cuando recitaba, entre sus amigos, redondillas o décimas que sólo él sabía hacer; o cuando, en nuestras veladas, contemplaba en torno suyo un numeroso auditorio pendiente de sus labios. Pocos como él recitaban con palabra más armoniosa y con más vivo acento declamatorio. Era el cantor de todo un pueblo, de toda una raza; era el vate revolucionario, proclamador de la guerra contra las tiranías; era el hombre que exaltaba el amor y la caridad, encarnando los ideales humanos más conformes con la cultura moderna.[1]

Himno Nacional de Guatemala[editar]

Facsímil con la letra original de J.J. Palma con estrofas del Himno Nacional, escrito en 1,897.
Museo de Historia Nacional de Guatemala.

Durante la administración del General José María Reyna Barrios, se convocó a un concurso para dotar a Guatemala de un himno patrio, en 1886. El jurado calificó, entre muchos otros, como el mejor trabajo presentado, cuyo autor permaneció en el anonimato. No fue sino hasta en 1910 en que se da a conocer al autor del poema del Himno Nacional de Guatemala.

Su autoría de la letra del Himno de Guatemala estuvo ligada al anonimato. Entre 1,886 y 1,910, la sociedad guatemalteca vive intrigada con el término de "Anónimo", al referirse al autor de la letra del Himno Nacional de Guatemala. La incertidumbre concluyó cuando José Joaquín Palma rompió el silencio y afirmó ser el célebre "anónimo". El 23 de julio de 1911, la intelectualidad guatemalteca y el presidente Manuel Estrada Cabrera, lo corona con lauros de plata y olivos de oro en su casa de habitación, ya que el poeta se encontraba en su lecho de muerte.

Letra Original del Himno[editar]

La letra original del Himno de Guatemala era guerrerista, razón por la que fue modificada luego en 1,934. He aquí la letra, tal y como la escribió José Joaquín Palma:

I

¡Guatemala feliz...! Ya tus aras
No sangrientas feroz el verdugo,
No hay cobardes que laman el yugo
Ni tiranos que escupan tu faz.

Si mañana tu suelo sagrado
Lo profana invasión extranjera
Tinta en sangre tu hermosa bandera
De mortaja al audaz servirá.

CORO

Tinta en sangre tu hermosa bandera
De mortaja al audaz servirá,
Que tu pueblo con ánima fiera
Antes muerto que esclavo será.

II

De tus viejas y duras cadenas
Tu fundiste con mano iracunda
El arado que el suelo fecunda,
Y la espada que salva el honor.

Nuestros padres lucharon un día
Encendidos en patrio ardimiento,
Te arrancaron del potro sangriento
Y te alzaron un trono de amor.

CORO

Te arrancaron del potro sangriento
Y te alzaron un trono de amor.
Que de patria al enérgico acento

Muere el crimen y se hunde el error.

III

Es tu enseña pedazo de cielo
Entre nubes de nítida albura
Y ¡ay de aquel que con mano perjura
Sus colores se atreva a manchar!

Que tus hijos valientes y altivos
Ven con gozo en la ruda pelea
El torrente de sangre que humea
Del acero al vibrante chocar.

CORO

El torrente de sangre que humea
De acero al vibrante chocar,
Que es tan sólo el honor su presea
Y el altar de la patria, su altar.

IV

Recostada en el ande soberbio
De dos mares al ruido sonoro
Bajo el ala de grana y de oro
Te adormeces del bello quetzal.

Ave indiana que vive en tu escudo,
Paladión que protege tu suelo
¡Ojalá que remonte su vuelo
Más que el cóndor y el águila real!

CORO

¡Ojalá que remonte su vuelo
Más que el cóndor y el águila real,
Y en sus alas levante hasta el cielo,

Guatemala, tu nombre inmortal!

Fuente: Museo Nacional de Historia

Obra literaria[editar]

Entre sus composiciones poéticas más conocidas están Tinieblas del Alma y Poesías.

Muerte[editar]

Sus restos mortales fueron llevados a su país natal, muchos años después de su fallecimiento el 2 de agosto de 1,911, en la Ciudad de Guatemala.

Referencias[editar]

  1. a b Mendoza, J.M. Enrique Gómez Carrillo; Estudio Crítico-Biográfico: su vida, su obra y su época, 2a. edición, Tipografía Nacional, Guatemala, 1,946

Bibliografía[editar]

  • Azcuy Alón, Fanny, Dra. José Joaquín Palma - Toda Una Vida Academia de la Historia de Cuba. 1,948.
  • Fernández de Castro, José A. Esquema Histórico de las letras en Cuba (1548-1902) Departamento de Intercambio Cultural de la Universidad de la Habana. 1,949.
  • Instituto de Literatura y Lingüística de la Academia de Ciencias de Cuba Diccionario de la Literatura Cubana - Tomo II Editorial Letras Cubanas. La Habana, Cuba. 1,984.
  • Lazo, Raimundo La Literatura Cubana Universidad Nacional Autónoma de México. México. 1,965.
  • Lezama Lima, José Antología de la Poesía Cubana - Tomo II Consejo Nacional de Cultura. La Habana. 1965.
  • Remos, Juan J. Proceso Histórico de las Letras Cubanas Ediciones Guadarrama, S. L. Madrid. 1,958.

Enlaces externos[editar]