Jacobo Árbenz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Jacobo Árbenz Guzmán»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Jacobo Árbenz Guzmán
Jacobo Árbenz

1945-1951
Presidente Juan José Arévalo

15 de marzo de 1951-27 de junio de 1954
Canciller Luis Cardoza y Aragón
Predecesor Juan José Arévalo
Sucesor Carlos Enrique Díaz de León

Datos personales
Nacimiento 14 de septiembre de 1913
Quetzaltenango
Fallecimiento 27 de enero de 1971 (57 años)
México
Partido PAR - Renovación Nacional (RN)
Apodo El Chelón
El soldado del pueblo
Cónyuge María Vilanova
Hijos Arabella, Leonora y Jacobo Arbenz Vilanova
Profesión militar

Juan Jacobo Árbenz Guzmán (Quetzaltenango, Guatemala, 14 de septiembre de 1913 – Ciudad de México, 27 de enero de 1971) fue un militar y político guatemalteco que fue Ministro de Defensa (1944-1951) y presidente de Guatemala (1951-1954). Perteneció al grupo de militares que protagonizaron la revolución de 1944. Es conocido como el "soldado del pueblo".[1]

Fue derrocado por un golpe de Estado dirigido por el gobierno de Estados Unidos y ejecutado por la CIA mediante la operación PBSUCESS, que lo sustituyó por una junta militar encabezada por el coronel Carlos Castillo Armas.[2] Tras el golpe de estado, tuvo que salir al exilio y murió en México en 1971.

Biografía[editar]

Jacobo Árbenz Guzmán nació en la ciudad de Quetzaltenango, en 1913. Sus padres fueron Jacobo Árbenz, un inmigrante suizo alemán y Octavia Guzmán, guatemalteca. Su padre llegó a Guatemala en el año 1901, tenía un negocio de farmacia en la Ciudad de Quezaltenango. Su familia pertenecía a la clase alta y era relativamente rica; su infancia fue descrito como "cómoda".[3] Cuando el negocio se vino abajo, su padre trabajó de administrador de una pequeña finca, propiedad de un inmigrante alemán que residía en la zona.

Árbenz estudió la secundaria en Quetzaltenango, en el colegio de María Bennett de Rölz.[4] Quería ser economista o ingeniero, pero desde que la familia ya no tenía dinero, no podía permitirse el lujo de estudiar en la universidad. La disponibilidad de una beca de estudios para los cadetes militares abrió la posibilidad de estudiar en la Escuela Politécnica. Se registró pasando todos los exámenes de admisión, y entró como cadete en 1932.[3]

Árbenz se destacó en la academia militar y fue considerado "un estudiante excepcional". Ocupó el puesto de "sargento primero" de la Compañía de Caballeros Cadetes, el cual era considerado un gran honor que, entre los años de 1924 y 1944, solo seis cadetes habían alcanzado obtener. Sus capacidades le valieron un inusual nivel de respeto entre los oficiales de la escuela, incluyendo el mayor John Considine, el entonces director estadounidense de la Escuela Politécina. Árbenz se graduó en 1935.[3]

En el año de 1937, después de haberse graduado, fue llamado para servir en la Escuela Politécnica como Instructor. En cuanto a sus oficios como oficial del Ejército, se desempeñó mayormente en el Fuerte de San José de Buena Vista, en la Ciudad capital y en San Juan Sacatepéquez. Allí conoció las duras condiciones de vida de la población indígena y las formas en las cuales operaba el trabajo forzoso, siendo los indígenas los sometidos. No solo le tocó cuidar cuadrillas de indígenas destinadas al trabajo forzoso en algunas fincas, sino también el cuidado de presos políticos dedicados también a este tipo de trabajos.[3]

Fue en 1938 cuando conoció a María Vilanova, una salvadoreña perteneciente a la aristocracia. Un año más tarde, teniendo él 26 y ella 24 años de edad, contraen matrimonio, en oposición de los padres de la novia, pues estos pensaban que el joven oficial no le podría dar la misma calidad de vida que otros podrían.[3] Árbenz tuvo tres hijos, Arabella, Leonora y Jacobo. [Nota 1]

En 1943, Árbenz ascendió al grado de Capitán y comandó la Compañía de Caballeros Cadetes. Era entonces un oficial distinguido, le describían como un líder.

Árbenz actuó como triunviro de la Junta de Gobierno y después fue Ministro de la Defensa durante el gobierno de Juan José Arévalo y, finalmente, fue Presidente de Guatemala de 1951 a 1954.

Pintura mural en Ciudad de Guatemala en memoria de Jacobo Árbenz

Participación en la Junta de Gobierno[editar]

Después de la Revolución de Octubre de 1944, con el derrocamiento de Federico Ponce Vaides, sucesor de Jorge Ubico Castañeda; el Capitán Jacobo Árbenz Guzmán, Jorge Toriello Garrido y el Mayor Francisco Javier Arana formaron la Junta de Gobierno.[5]

La junta legisló por medio de decretos que pretendían una modernización del Estado. Una de las cosas más importantes en el ámbito jurídico y político que realizaron fue la convocatoria a una Asamblea para que elaborara una nueva Constitución, para lo que se realizaron elecciones libres.

Se convocó a una Asamblea Nacional Constituyente y se redactó una nueva Constitución Política en 1945. El gobierno del Doctor Arévalo se consolidó y dirigió los destinos de la nación con algunos connatos de insurgencia, que se comenzaban a dar.

El triunvirato convocó a elecciones para elegir Presidente de la República. Las elecciones se llevaron a cabo en diciembre de 1944, resultando ganador el doctor Juan José Arévalo.

Gobierno de Jacobo Árbenz[editar]

Prominente figura de la revolución de Octubre de 1944, llega al poder después de ganar las elecciones que se desarrollaron en la República de Guatemala, en el año de 1950. Fue apoyado por los partidos Renovación Nacional y Acción Revolucionaria de la Capital y el partido Integración Nacional de Quetzaltenango. Los obreros, campesinos, maestros y estudiantes le dan todo su respaldo, ganando el proceso eleccionario. Su programa se centró en puntos básicos y nacionalistas: Ley de Reforma Agraria, carretera al Atlántico, hidroeléctrica de Jurún Marinalá, puntos claves que promoverían la industrialización del país, a la vez que la independencia económica de Guatemala, y procurando eliminar los monopolios extranjeros avalados por anteriores gobiernos dictatoriales y corruptos. Llegó al poder en un momento en que los guatemaltecos parecían condenados a no prosperar. En 1950, el 76% de los habitantes poseían menos del 10% de las tierras; mientras que un 2.2%, el 70%. La United Fruit Company era dueña de más del 50% de las tierras cultivables del país, de las que únicamente cultivaba el 2.6%; y los campesinos tenían sueldos miserables. El intento de adquirir la tierra ociosa de la UFCO, como parte de la Ley de Reforma Agraria, le valió la condena del gobierno de los Estados Unidos de "comunista" y éste inició un complot que culminó con un golpe de Estado.

Golpe de Estado[editar]

El presidente los Estados Unidos Dwight Eisenhower considera un atropello que el gobierno de Guatemala se tome en serio los libros de contabilidad de la United Fruit. Arbenz pretende pagar, como indemnización, el valor que la propia empresa había atribuido a sus tierras.[6] John Foster Dulles, Secretario de Estado, exige veinticinco veces más.[7] Jacobo Arbenz, acusado de conspiración comunista, no se inspira en Lenin sino en Abraham Lincoln. Su reforma agraria, que se propone modernizar el capitalismo en Guatemala, es más moderada que las leyes rurales norteamericanas de hace casi un siglo.

El 19 de febrero de 1954, la CIA comienza la Operación WASHTUB, un plan para plantar armas soviéticas falsas en Nicaragua que demostrarían los nexos de Guatemala a Moscú.[8] [9]

Con el apoyo de los Estados Unidos,bajo el mando del Teniente Coronel Carlos Castillo Armas que se encontraba exilado en Honduras, de Juan Córdova Cerna, director de la CIA en Centro América, y El Cristo Negro de Esquipulas como Capitán General de la Cruzada Liberacionista dio inicio la invasión.

Con la ayuda de todos esos elementos y de quienes contribuyeron a organizar la rebelión armada, se preparó un pequeño contingente al mando de Castillo Armas, el cual entró a Guatemala en junio de 1954. Los soldados de Árbenz se rindieron ante Castillo Armas, y renunció el 27 de junio de aquel año.

La caída del "Segundo gobierno de la Revolución" fue seguida por días de desconcierto político durante el cual se sucedieron en el mando juntas de gobierno. El primer problema político sorteado por el coronel Carlos Castillo Armas, durante su gobierno, fue la sublevación de los cadetes de la Escuela Politécnica el 2 de agosto de 1954. Después de haber triunfalmente marchado celebrando el triunfo, las tropas del Movimiento de Liberación -constituidas principalmente por campesinos y agricultores del Oriente del país- por principales calles de la ciudad Capital, entregaron las armas y fueron a dormir al hospital Roosvelt en construcción en donde estaban acantonadas.

Los cadetes alzados en armas y azuzados por elementos adversos al Movimiento Libertador aprovecharon el descanso de los "liberacionistas" y amparados por la oscuridad y creyendo desarmados a los campesinos, les atacaron y lograron reducirlos no sin antes tener que vencer la poca pero tenaz resistencia que los pocos que estaban armados opusieron. Acto seguido les hicieron marchar con las manos en alto y haciéndoles abordar un tren, les remitieron de regreso hacia el Oriente del país, rumbo a Zacapa.

Avisado de la situación, el Coronel Carlos Castillo Armas quien había regresado a su Cuartel General, vino a la Capital por la Cordillera de la Antigua Guatemala y fue capturado en el Palacio Nacional. Sin embargo, fue tan grande la multitud que aclamaba a Castillo Armas que le tuvieron que liberar.

Los cadetes pretextaron que cobraban así una afrenta en un prostíbulo -en el cual nunca debieron estar presentes- por parte de elementos partidarios de Castillo Armas. Dicha acción dejó un saldo de numerosos muertos y heridos de ambos bandos en la fecha ya indicada, al mes justo de haber asumido la presidencia el coronel Castillo Armas. El resultado fue el cierre temporal de la Escuela Politécnica Militar y el envío de cuantos cadetes se pudo a estudiar al exterior gozando de becas para que pudieran proseguir sus estudios. Posteriormente se abrió nuevamente el plantel de estudios militares.

Humillación y exilio[editar]

Toda esta operación llegó a su fin cuando la noche del 27 de junio de 1954, Árbenz fue obligado a renunciar a la presidencia. Fue humillado públicamente al salir Guatemala y las autoridades le hicieron desnudar en el aeropuerto ante las cámaras.

Arbenz completó los formularios, pero las autoridades suizas le pidieron la renuncia a la nacionalidad guatemalteca, para evitar que el derrocado presidente condujera desde Suiza sus actividades políticas organizando la resistencia. El derrocado presidente no aceptó esa exigencia, pues a su juicio ese gesto habría marcado el fin de su carrera política.

Tampoco pudo beneficiarse del asilo político porque Suiza aún no ratificaba el convenio de 1951 del recién creado Alto Comisionado de la ONU para los refugiados, (ACNUR), convenio que además fue diseñado para proteger a las personas que escapaban de los regímenes comunistas de Europa del Este.

Tal vez el destino del depuesto presidente habría sido otro si su patria de origen lo hubiera recibido en su exilio. También habría sido el primer personaje latinoamericano importante en recibir asilo político en Suiza.

Buscando refugio[editar]

Arbenz iniciaría entonces un largo peregrinaje en el exilio que lo conduciría primeramente a París, donde esperó que el gobierno de la entonces Checoslovaquia le acordara el asilo político. Enseguida viajará a la Unión Soviética donde consiguió educación para sus hijos.

De Moscú se fue a China, de donde regresó a la URSS, pero luego solicitó asilo en Uruguay, viviendo en Montevideo desde 1957 a 1960, año en que Fidel Castro le invitó a residir en Cuba para organizar la resistencia.

Pero en Cuba Arbenz no acomodó en los nuevos planes de la lucha de guerrillas y sin respaldo político decidió de abandonar la isla caribeña a fines de 1960. Esta vez su demanda de residir en Suiza fue aceptada, pues el activo político ya había dejado de ser un peligro marxista. Arbenz se marchó de Cuba para Suiza, estableciéndose en Lucerna, donde vivió solo y alcoholizado durante 4 años [Nota 2] .

Muerte[editar]

Pensando que su rehabilitación política pasaba por el retorno a Guatemala apoyado por la ya entonces URNG, abandonó Suiza con destino a México, donde reanudó sus contactos políticos y preparó su ingreso al país, pero ese objetivo no se realizó, pues Arbenz murió en tierras mexicanas el 27 de enero de 1971 de un paro cardiáco producto de un extraño accidente en que su radio cayó dentro de la tina en que se estaba bañando. Sus restos regresaron a la ciudad de Guatemala el 19 de octubre de 1995, durante el gobierno de Ramiro de León Carpio y fueron recibidos por las autoridades del país y por su viuda, María Vilanova. Arbenz está sepultado en un monumento junto a la entrada del Cementerio General de la Ciudad de Guatemala.

Arbenz en la Literatura y el Cine[editar]

  • Un testimonio de los días de la renuncia de Árbenz y de su asilo en la Embajada de México, quedó registrado en la novela "Hombres con Alas de Cera" de Óscar René Cruz Oliva.
  • La novela Week-End en Guatemala de Miguel Angel Asturias describe los días de la caída de Arbenz.
  • La película guatemalteca El Silencio de Neto cuenta una historia que se desarrolla durante los últimos días del gobierno de Arbenz.
  • El libro histórico Guatemala, la historia silenciada. (1944-1989) Tomo I: Revolución y Liberación. de Carlos Sabino presenta un intento de estudio imparcial de los hechos ocurridos en Guatemala durante los gobiernos de Arbenz y de Carlos Castillo Armas.
  • Las obras teatrales El Papa Natas y La Mugre (de la Revolución) de Manuel Galich cuentan la historia de una familia terrateniente guatemalteca que se ve afectada por la revolución de 1944, por los gobiernos de Arévalo y Arbenz y por la liberación de 1954.

La herencia política de su hijo[editar]

Jacobo Arbenz Vilanova, tras vivir fuera de Guatemala por casi 50 años[Nota 3] regresó a Guatemala y trató de incursionar en la política. En el 2003 iba a ser proclamado como aspirante a la primera magistratura por la Democracia Cristiana Guatemalteca (DCG) pero ya esto ya no se concretó.

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. http://www.sophosenlinea.com/libro/jacobo-arbenz-guzman-el-soldado-del-pueblo_50564
  2. Cullather, Nicholas (1994). Operation PBSUCCESS: The United States and Guatemala, 1952–1954. History Staff CIA
  3. a b c d e Gleijeses, 1992: pp.134-137
  4. http://www.buenastareas.com/ensayos/Biografia-De-Jacobo-Arbenz-Guzman/1517073.html
  5. Immerman, 1983: pp. 41-43
  6. Peter H. Smith, Talons of the Eagle: Dynamics of US-Latin American Relations, Oxford University Press, 2000
  7. Stephen G. Rabe, "Eisenhower and Latin America: The Foreign Policy of Anticommunism." University of North Carolina Press: Chapel Hill.
  8. Ward, Matthew. «Washington Unmakes Guatemala, 1954 Appendix A: Timeline of Events». Council on Hemispheric Affairs. http://www.coha.org/NEW_PRESS_RELEASES/Matt%20Ward/MW_Appendix_A.htm. 
  9. Piero Gleijeses, Nick. Secret History: The CIA's Classified Account of Its Operations in Guatemala, 1952-1954.  Page 57

Bibliografía[editar]

  • Gleijeses, Piero (1992). Shattered hope: the Guatemalan revolution and the United States, 1944-1954. Princeton University Press. ISBN 9780691025568. 
  • Immerman, Richard H. (1983). The CIA in Guatemala: The Foreign Policy of Intervention. University of Texas Press. ISBN 9780292710832. 

Notas[editar]

  1. Arabella comenzó una carrera de actriz de cine, pero se suicidó en Bogotá.
  2. Su esposa salvadoreña María Cristina Vilanova, ya lo había abandonado y su hija mayor Arabella, se había suicidado en Colombia)
  3. Más de la mitad de ese tiempo en Costa Rica