Silvia Pinal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Silvia Pinal
Actrizsilvia.JPG
Nombre de nacimiento Silvia Pinal Hidalgo
Nacimiento Bandera de México Guaymas, Sonora, México
12 de septiembre de 1931 (83 años)
Familia
Pareja Rafael Banquells (1947-1952)
Gustavo Alatriste (1961-1967)
Enrique Guzmán (1967-1976)
Tulio Hernández Gómez (1982-1995)
Hijo/s Sylvia Pasquel
Viridiana Alatriste (†)
Alejandra Guzmán
Luis Enrique Guzmán
Premios
Festival de Cannes Palma de Oro
1961 Viridiana
Premios Ariel Ariel de Oro 2008
Mejor Actriz:
1958 La dulce enemiga
1957 Locura Pasional
Mejor Coactuación:
1953 Un rincón cerca del cielo
Otros premios Premios ACE
1978 Las Mariposas Disecadas
Diosas de Plata
2009 Trayectoria artística
Ficha en IMDb
[editar datos en Wikidata ]

Silvia Pinal Hidalgo (n. Guaymas, Sonora, 12 de septiembre de 1931) es una actriz mexicana de cine, teatro y televisión. Es una de las actrices mexicanas más reconocidas debido a su versatilidad. Es conocida internacionalmente por haber protagonizado una célebre trilogía cinematográfica con el afamado director Luis Buñuel, destacando el clásico filme Viridiana (1961).

Silvia Pinal es considerada como una de «las últimas leyendas vivientes de la época de oro del cine mexicano». También es considerada una de las pioneras de la televisión y el teatro musical en México. Sus hijas y una parte de su descendencia han incursionado en el medio artístico, convirtiendo a Pinal en cabeza de una de las dinastías artísticas más famosas de México.

Vida y Carrera[editar]

Vida temprana[editar]

Silvia Pinal Hidalgo nace en Guaymas, Sonora, el 12 de septiembre de 1931, siendo la única hija de María Luisa Hidalgo Aguilar (1914-1999), descendiente (según varias fuentes) de Miguel Hidalgo y Costilla, iniciador del movimiento de independencia de México y de Luis G. Pinal Blanco, a quien llamaban "El Caballero Pinal" un periodista, militar y político, razón por la cual la familia vivió en varias ciudades de México como Querétaro, Acapulco, Cuernavaca y Puebla, para finalmente establecerse en la capital del país.

Por parte de padre, tuvo tres medias hermanas, dos de las cuales nunca conoció, pues vivían en los Estados Unidos.

Uno de sus primeros trabajos fue en la ciudad de México trabajaba como secretaria de una firma de productos farmacéuticos, en su departamento de publicidad, lo cual le permitió entrar en contacto con gente de la radio, quienes le dieron oportunidad de participar en la grabación de algunas comedias radiofónicas en la XEQ, como Dos pesos la dejada y Sueño de una noche de verano, para luego tomar clases de actuación en Bellas Artes y de canto en una academia. Enseguida fue elegida reina estudiantil de México y fue presentada con el actor y director cubano Rafael Banquells, quien la incluyó en varias obras de teatro que montaba en la compañía teatral de la actriz española Isabelita Blanch. Su primera obra, fue un proyecto experimental llamado Los caprichos de Goya.

Cine[editar]

Inicios[editar]

Silvia Pinal escogió su nombre artístico y así debutó en el cine en un breve papel como "Emilia" en la cinta Bamba (1949) de Miguel Contreras Torres se decía referida para este trabajo por Doña Sara García y protagonizada por Tito Junco y Carmen Montejo.

Inmediatamente filmó bajo la dirección de Don Julian Soler El pecado de Laura, con la rumbera Meche Barba y Abel Salazar haciendo el papel de "Juanita" y compartiendo créditos por primera vez con Rafael Banquells, su futuro esposo.

Silvia Pinal participó en numerosas películas en los inicios de su carrera, siempre con la firme idea de hacerse un lugar reconocido dentro del cine mexicano.

En 1949, trabaja por primera vez junto al inmortal Pedro Infante en la cinta La mujer que yo perdí bajo la dirección de Roberto Rodriguez. Pero sus primeros pasos sólidos hacia la popularidad fueron sus respectivas intervenciones en las comedias Puerta joven (1949), con Mario Moreno “Cantinflas” dirigida por Miguel M. Delgado, y El rey del barrio (1950) haciendo una gran pareja cómica con Germán Valdés "Tin-Tan" y dirigida por Gilberto Martínez Solares.

Silvia Pinal también tuvo pequeños roles en cintas dramáticas como Azahares para tu boda, junto a Marga Lopez (1950), Mujer de medianoche (1951), con Ernesto Alonso y Gloria Marin; la comedia Una gallega baila mambo (1951) con los célebres comediantes Nini Marshall y Joaquín Pardave; El amor no es ciego (1951) con David Silva y La estatua de carne (1951), con Elsa Aguirre, entre otras.

Silvia Pinal recibe su primer reconocimiento importante, su primer Premio Ariel como actriz co-estelar, por su actuación en la cinta Un rincón cerca del cielo (1952) dirigida por Rogelio A. González, donde trabaja de nuevo junto a Pedro Infante y compartiendo créditos con Marga López, Antonio Aguilar y Don Andrés Soler.

En ese mismo año de 1952, realiza su primer trabajo de corte musical con la cinta Mis tres viudas alegres, junto a Lilia del Valle y la rumbera cubana Amalia Aguilar y Adalberto Martinez "Resortes" bajo la dirección de Fernando Cortés.

Eventualmente Silvia repetirá mancuerna cómica con "Tin-Tan" y Joaquín Pardave. Con este último, filmó Doña Mariquita de mi corazón y El casto Susano (1953). También trabaja junto a Libertad Lamarque en Si volvieras a mí (1953).

Reconocimiento[editar]

Silvia Pinal y Elke Sommer en Uomini e Nobiluomini (1959).

Silvia alcanza la plena consagración debido a su brillante papel en la cinta Un extraño en la escalera (1954) de Tulio Demicheli, y co-protagonizando junto a Arturo de Córdova. Es allí en donde se revela con todos sus matices la plenitud, gracia y sensualidad de la naciente estrella. Pinal filma varias de sus mejores cintas en los años cincuentas, entre ellas: Pecádo mortal (1954), junto a Gloria Marín; Historia de un abrigo de mink (1954), cinta episódica que contaba con otras divas como Irasema Dilián, Maria Elena Marques y Columba Domínguez; La sospechosa (1954), con Miguel Torrúco; Cabo de hornos (1955), al lado de Jorge Mistral; El inocente (1955), popular comedia, al lado de Pedro Infante y Sara García; Locura Pasional (1955), nuevamente dirigida por el argentino Demicheli y que le reportaría su primer Ariel como mejor actriz. El segundo le llegaría gracias a su papel en La dulce enemiga (1957) de André-Paul Antoine y dirigida por el chileno Tito Davison. Otros títulos importantes fueron Una cita de amor (1956), de Emilio Fernández; Préstame tu cuerpo (1957) y Desnúdate Lucrecia (1956)

Después del éxito logrado en México, Silvia filma una serie de títulos en España, tales como Las locuras de Bárbara (1959), Charleston (1959), Maribel y la extraña familia (1960) y la comedia musical ¡Adiós Mimí Pompón!, junto a Fernando Fernán Gómez (1961). En Italia, Silvia trabaja en la cinta Uomini e Nobiluomini, al lado de Vittorio de Sica.

En 1958, mientras Silvia participaba en la obra teatral Ring, Ring llama el amor en México, tuvo una oferta para trabajar en Hollywood de la mano del representante de Judy Holliday, pero Silvia rechazó cortar de tajo su carrera en México.[1]

Trabajo con Luis Buñuel[editar]

Silvia lograra la consagración internacional a través de una trilogía de películas que marca el final de la etapa mexicana del cineasta español Luis Buñuel. Silvia tuvo su primer contacto con Buñuel a través del actor mexicano Ernesto Alonso, con la firme intención de protagonizar la versión cinematográfica de la novela Tristana. Sin embargo, el poco éxito comercial de las películas de Buñuel, impidieron que los productores financiaran el proyectó, que terminó por derrumbarse (Buñuel filmó la película años después en España con Catherine Deneuve).[2]

Años después, Silvia, con ayuda de su segundo marido, el productor Gustavo Alatriste, buscaron a Buñuel en España y lo convencieron de filmar Viridiana (1961). Este, sin duda, es su filme más famoso. Fue co-protagonizado por Francisco Rabal y Fernando Rey, y resultó ganador de la Palma de Oro del prestigioso Festival de Cannes. A pesar del éxito y prestigio del que goza la película, en su momento, fue rechazada por la censura Franquista y por El Vaticano, acusándola de blasfema. El gobierno español ordenó su destrucción. Solo la intervención de Silvia, quien huyo con una copia a México, salvó a la película.

Su segunda cinta con Buñuel fue El ángel exterminador (1962), que Silvia protagonizó con un reparto "coral", a pesar del éxito y prestigio conseguido con la cinta anterior. Su tercer y último proyecto con Buñuel fue Simón del desierto (1964). La cinta, presentada erróneamente como un mediometraje, fue concebida originalmente para ser una película episódica. Silvia y Gustavo Alatriste buscaron a Federico Fellini para dirigir un segundo episodio, pero Fellini aceptó con la condición de que lo protagonizara su esposa, Giulietta Masina. Se busco entonces a Jules Dassin, quién de igual forma aceptó con la condición de que fuera estelarizada por su esposa Melina Merkouri. Silvia rechazó igualmente esta petición. La idea era que Silvia protagonizara todos los episodios de la cinta, por lo que el proyecto terminó filmandose únicamente con Buñuel.[3] Silvia también estuvo a punto de protagonizar con Buñuel el filme Diario de una camarera, en Francia. Silvia aprendió francés y estaba dispuesta a no cobrar nada por su participación. Sin embargo, los productores franceses terminaron por elegir a Jeanne Moreau.[4] Aun así, Silvia Pinal (junto a Lilia Prado), es la actriz con quien más trabajó Buñuel, con un total de tres cintas clásicas. Silvia también iba a filmar con Buñuel en España Divinas palabras, pero hubo problemas con los derechos de autor. Años después, Silvia finalmente pudo realizarla en México con otro director.

Trabajos posteriores[editar]

Después de sus trabajos con Buñuel, Silvia regresa al cine con Buenas noches, Año Nuevo (1965), con Ricardo Montalban. Eventualmente filma la comedia de humor negro Los cuervos están de luto, de Francisco del Villar (1965). Eventualmente realiza La soldadera, (1967) opera prima de José Bolaños, y participa en la co-producción franco-italiana Los Cañones de San Sebastián (1968), junto al mítico Anthony Quinn. En 1969 Silvia filma Shark (1969), con Burt Reynolds, única cinta de Hollywood en la que Silvia apareció. Silvia alcanzó un enorme éxito de taquilla con la cinta María Isabel (1968), basada en una popular historieta de Yolanda Vargas Dulché. También trabajo con el director Luis Alcoriza en uno de los capítulos de Juego peligroso, rodada en Brasil en 1968.

A finales de los sesentas Silvia realizó principalmente cintas cómicas junto a figuras como Joaquín Cordero, Julio Alemán, Mauricio Garcés y Enrique Rambal, bajo la batuta del director René Cardona. Quizá su único filme rescatable en la década de los setenta seria la polémica cinta Divinas palabras (1977), junto a Mario Almada y dirigida por Juan Ibáñez, cinta donde realiza un desnudo integral. En los años ochentas, filma algunas cintas en España y Argentina. En México sus últimos trabajos en el rubro son Modelo antiguo (1992) y Ya no los hacen como antes (2003). En 2013 Pinal regresa al cine con una aparición especial en la cinta Tercera Llamada, de Francisco Franco.

Teatro[editar]

Silvia Pinal una de las representaciones del musical ¡Que tal Dolly! (1996).

En teatro, Silvia hizo su debut en trabajos experimentales, para luego trabajar en el Teatro Ideal de la Ciudad de México, en la compañía de la actriz española Isabelita Blanch, dirigida por Rafael Banquells. Debuto con la obra Un sueño de cristal. Eventualmente participa en la obra Celos del Aire, con Manolo Fábregas y Carmen Montejo (1950). Eventualmente, representó a Doña Inés en Don Juan Tenorio, al lado de Jorge Mistral. Eventualmente, Silvia participa en El cuadrante de la soledad, de José Revueltas, con decorados del pintor Diego Rivera, quien la inmortalizó en un cuadro. En 1954, Silvia participa en la obra La Sed, de Henri Bernstein y William Sieligman con Ernesto Alonso y el actor argentino Pedro López Lagar. En 1957, Silvia escenificó en Chile la obra Desnúdate Lucrecia, al lado de Jorge Mistral, que eventualmente protagonizó en el cine en México.

Desde los años cincuentas, Silvia mostró un gran interés por el teatro del género musical. Fue la responsable de producir en México la primera obra musical Ring, Ring llama el amor, en 1958. En 1962 realiza la versión mexicana del musical Irma la dulce, al lado de Julio Alemán. Uno de sus más recordados trabajos en la comedia musical, fue la versión mexicana de Mame, exitoso musical de Broadway, que gracias a su éxito, Silvia montó en tres ocasiones (1976, 1982 y 1989). En 1976 también protagonizó el musical Annie es un tiro. En los años ochentas, Silvia adquirió el Cine Estadio, ubicado en la Colonia Roma de la Ciudad de México, transformándolo en su propio recinto teatral, el Teatro Silvia Pinal, un espacio dedicado principlmente a la comedia musical y en el cual Silvia tuvo la libertad de montar sus propias producciones.[5] Otras de sus obras más destacadas fueron Plaza Suite (1978), Sueños de cristal (1980), La señorita de Tacna (1985, basada en la obra de Mario Vargas Llosa), Anna Karenina (1986), Leticia y Amoricia (1991), ¡Que tal Dolly! (1996) y Gypsy (1998), protagonizada junto a su hija, la cantante Alejandra Guzmán.

Como productora, fue la responsable de realizar las versiones mexicanas de los musicales A Chorus Line (1989), Cats (1991) y La jaula de las locas (1992). Desgraciadamente, diversos problemas le ocasionaron a Silvia la venta del Teatro Silvia Pinal, el cual dejo de funcionar en 2000 para convertirse en un templo religiosos. Silvia regresó al teatro en 2002 con el montaje Debiera haber obispas. En fechas recientes ha participado también en montajes como Adorables enemigas (2008) y Amor, dolor y lo que traía puesto (2012). Silvia también era propietaria de otro recinto teatral en la Ciudad de México, el Teatro Diego Rivera. En 2014, este teatro se convirtió en el Nuevo Teatro Silvia Pinal.[6]

Televisión[editar]

Silvia incursiono en la televisión desde su aparición en México, a principios de los años cincuentas. En 1952, participó en un programa de concursos televisivos con el actor Domingo Soler llamado Con los brazos abiertos, para eventualmente realizar los llamados "televiteatros" para Televicentro. En 1968 Silvia hace su debut en las telenovelas con la telenovela histórica Los caudillos, inspirada en los eventos de la guerra de Independencia de México. Otro éxito en la televisión lo tuvo con el programa de revista de gran éxito titulado Silvia y Enrique (un programa cómico-musical en el estilo de The Sonny & Cher Comedy Hour), al lado de su entonces esposo, el cantante y actor Enrique Guzmán, el cuál duró varios años al aire (1968-1972). Eventualmente, Silvia continuó con el show en solitario con el título de ¡Ahora, Silvia!, a finales de los setentas. Silvia también se convirtió en productora de telenovelas, siendo su primer éxito Mañana es primavera (1982), (último trabajo actoral de su hija Viridiana, antes de morir). A esta le siguieron Cuando los hijos se van (1983), Eclipse (1984) y Tiempo de amar (1987). En 1985 se convierte en productora y presentadora del exitoso programa Mujer, casos de la vida real, programa unitario que presentó temas de ayuda, enfocados a la mujer y la familia. Esta producción fue todo un éxito y duró más de 20 años transmitiéndose en México y varios países de Latinoamérica, hasta su cancelación en 2007. Sus últimos trabajos en la televisión han sido en participaciones especiales en diversas telenovelas y series de televisión. Las únicas relevantes son la telenovela infantil Carita de angel (2000), un capítulo de la serie Mujeres asesinas (2009) y la telenovela Soy tu dueña (2010).

Política[editar]

Silvia incursionó en el mundo de la política a raíz de su cuarto matrimonio, con el político Tulio Hernández Gómez, quien fue gobernador del Estado de Tlaxcala. Entre 1981 y 1987, Silvia fue Primera Dama de dicho estado y se desarrolló como presidenta del DIF estatal. Eventualmente ella se convirtió en miembro del Partido Revolucionario Institucional y fue elegida para diputada federal, senadora y miembro de la Asamblea del Distrito Federal de México. En estas posiciones, ella jugó un papel activo hacia la cultura y las causas de las mujeres.

Desde los años cincuentas, Silvia participó activamente en movimientos sindicales de los actores de su país. Fue parte de la planilla "Rosa Mexicano", fundada por Dolores del Río. Entre 1988 y 1995, Silvia se convirtió en dirigente de la Asociación Nacional de Intérpretes (A.N.D.I.) de México. En un intento por proteger a los actores de la tercera edad, se convirtió en fundadora de la Asociación Rafael Banquells A.C., encargada de brindar ayuda, no lucrativa a los interpretes.[7] Como presidenta de la asociación, Silvia es la encargada de la entrega de los Premios Bravo a lo más destacado en música, cine, teatro, radio, televisión, doblaje y realización de comerciales, durante el año.[8] Los premios se entregan anualmente, desde 1991. El principal benefactor de la asociación era Emilio Azcárraga Milmo.[9]

Pinal tuvo problemas con la justicia en el año 2000 por problemas en su gestión como líder de la Asociación de Productores de Teatro (Protea), motivo por el cual vivió algún tiempo en Miami, Estados Unidos.[10]

Entre 2010 y 2014, Silvia también fungió como Secretaria General de la Asociación Nacional de Actores (A.N.D.A.) de México.

Vida personal[editar]

Estatua de Silvia Pinal en Ciudad de México.

Silvia ha estado casada en cuatro ocasiones, y ha procreado cuatro hijos. Su primer matrimonio (1947-1952), fue con el actor y director Rafael Banquells. De la unión nació su primogénita, la también actriz Sylvia Pasquel.

Poco tiempo después inició un romance con Emilio Azcárraga Milmo, ex-presidente de la cadena televisiva mexicana Televisa, que culminaría al cabo de tres años.

En 1961 contrajo segundas nupcias con el empresario Gustavo Alatriste; fruto de esta relación nació su segunda hija, la también actriz Viridiana Alatriste, en 1963. La relación terminó en divorcio en 1967. Viridiana murió trágicamente en 1982 en un accidente automovilístico en la Ciudad de México.

Silvia también estuvo casada (1967-1976) con el cantante y actor Enrique Guzmán, 11 años menor que ella, y con el cual engendró dos hijos: la cantante de rock Alejandra Guzmán y al músico Luis Enrique Guzmán.

Su último matrimonio (1982-1995) fue con el político, y entonces gobernador del estado de Tlaxcala Tulio Hernández Gómez, de quien se separó en 1995.

Pinal terminó por convertirse en la cabeza de una famosa dinastía artística, conformada por sus tres hijas (Sylvia Pasquel, la finada Viridiana Alatriste y Alejandra Guzmán), así como también por su nieta, la también actriz y cantante Stephanie Salas (hija de Sylvia Pasquel) (n. 1970). Su familia la completan sus otras nietas, hasta el momento alejadas de la actuación y la música: Frida Sofía Moctezuma (n. 1993) (hija de Alejandra), Viridiana Frade (n. 1985-f. 1987, hija fallecida de Sylvia Pasquel), Viviana (n. 1990) y Giordana Guzmán (n. 1992) (hijas de Luis Enrique), y sus dos bisnietas: Michelle Salas (n. 1989) (hija de Stephanie y del cantante Luis Miguel) y Camila (n. 1997) (también hija de Stephanie y del ex guitarrista de la banda Santa Sabina).

Cuando su hija Alejandra Guzmán se lanzó como cantante, en 1989, dedicó una polémica canción a su madre titulada Bye mamá, e incluida en su disco homónimo.

Filmografía[editar]

Cine[editar]

Telenovelas[editar]

Como actriz[editar]

Como productora[editar]

Series de televisión[editar]

Teatro (selecto)[editar]

Teatro (productora)[editar]

Reconocimientos[editar]

Premios Ariel[editar]

Año Categoría Película Resultado
1953 Coactuación femenina Un rincón cerca del cielo Ganadora
1956 Actriz Un extraño en la escalera Nominada
1957 Actriz Locura pasional Ganadora
1958 Actriz La dulce enemiga Ganadora
2008 Ariel de oro Ariel de oro Ganadora

Diosa de Plata PECIME[editar]

Año Categoría Película Resultado
1965 Especial Por su labor en el extranjero Ganadora[11]
1966 Actriz Los cuervos están de luto Ganadora[12]
1978 Actriz Divinas palabras Ganadora[13]
2009 Especial Trayectoria Ganadora[14]

Premios TVyNovelas[editar]

Año Categoría Telenovela Resultado
2011 Mejor primera actriz Soy tu dueña Nominada
1983 Mejor actriz Mañana es primavera Ganadora
  • Premio especial a "Vida de Telenovela" (2012)
  • Premio especial a Silvia Pinal "Mujer, casos de la vida real" (2007)

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Agrasánchez Jr., Rogelio (2001) Bellezas del Cine Mexicano / Beauties of the Mexican Cinema, México, ed. Archivo fílmico Agrasánchez, ISBN 968-5077-11-8
  • Rafael Aviña, Cinémas d'Amérique latine: 1999, Presses Univ. du Mirail, 1999, ISBN 2-85816-447-9, 9782858164479
  • García Riera, Emilio (1996). El cine de Silvia Pinal. México: Universidad de Guadalajara (CIEC), Patronato de la Muestra de Cine Mexicano en Guadalajara, A. C. e Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE). ISBN: 968-895-714-3
  • Varios (1997). Silvia Pinal, esa rubia debilidad. En SOMOS. México: Editorial Televisa, S. A. de C. V.
  • María Eugenia de la Rosa, Protagonistas del cambio: mujeres mexicanas de éxito, Colección Espejo de México, Planeta Mexicana, 1994, ISBN 968-406-484-5, 9789684064843
  • Gabriel Careaga, Sociedad y teatro moderno en México, Joaquín Mortiz, 1994, ISBN 968-27-0618-1, 9789682706189

Enlaces externos[editar]