El rey del barrio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El rey del barrio
Columbia City Cinema main hall.jpg
Solicita una imagen para este artículo.
Título El rey del barrio
Ficha técnica
Dirección
Producción Felipe Mier; productores ejecutivos: Gonzalo Elvira y Mario A. Zacarías; productora asociada: Ana María Escobedo
Guion Gilberto Martínez Solares y Juan García
Música Luis Hernández Bretón
Sonido José de Pérez
Fotografía Agustín Martínez Solares
Protagonistas


Germán Valdés Tin Tan
Silvia Pinal
Marcelo Chávez
Famie Kauffman Vitola
Juan García
Joaquín García Borolas
Ismael Pérez Poncianito
Alejandro Cobo
Ramón Valdés
José Ortega
René Ruiz Tun Tun
Francisco Pando
Óscar Pulido
Yolanda Montez (Tongolele)

Alfonso Iglesias Pompín
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) México
Año 1949
Género Comedia arrabalera
Duración 101 minutos
Idioma(s) Español
Ficha en IMDb

El rey del barrio es una película mexicana dirigida por Gilberto Martínez Solares y estrenada en el año 1949.

Argumento[editar]

Un joven ferrocarrilero ("Tin Tan") está empeñado en proteger a su vecina Carmelita (Silvia Pinal) a pesar de que la ayuda siempre es rechazada. Tin Tan es en realidad un Robin Hood moderno cuya banda de ladrones estafa a mujeres millonarias. La situación se complica cuando una de las estafadas, la "Nena" ("Vitola"), se enamora de él.

Sinopsis[editar]

Caritativo y desprendido, el joven ferrocarrilero Tin Tan se empeña en proteger a su joven vecina Carmelita, a pesar de que ésta rechaza su ayuda. En realidad, Tin Tan es jefe de una banda de ladrones que se dedica a estafar a millonarias, haciéndose pasar por músicos, pintores y cantores de flamenco. Éste moderno Robin Hood ve complicadas sus intenciones cuando la estrafalaria Nena, una de sus millonarias conquistas, se prenda de sus encantos y quiere casarse con él.

Reparto[editar]

Comentarios[editar]

  • Poseedor de una gran inventiva y de un excelente sentido del ritmo cinematográfico, Tin Tan se perfiló desde su debut como una alternativa fresca y moderna en el panorama de la comedia cinematográfica mexicana. Alejado del didactismo en el que cayó Cantinflas a partir de su consolidación como estrella, Tin Tan consiguió convertirse en poco tiempo en la perfecta antítesis del "cómico de la gabardina".

Calabacitas tiernas (¡Ay que bonitas piernas!) (1948) y El rey del barrio son dos de las mejores cintas de la "alocada" filmografía de Tin Tan. En ambas películas el cómico hace gala de la versatilidad que lo caracterizó en su época de gloria y de una magistral capacidad para lucirse, permitiendo al mismo tiempo el lucimiento esplendoroso de sus compañeros de escena.

El rey del barrio es también una divertida parodia del melodrama mexicano. Ubicada en el reconocible ambiente "arrabalero" de Nosotros los pobres (1947), la película presenta una versión humorística de los personajes y situaciones que hicieron célebre a este género del cine mexicano, agregándole una serie de locuras y situaciones que rompen con toda solemnidad posible. De esta manera, el humilde ferrocarrilero Tin Tan se convierte en pintor francés, mafioso de Chicago, bailador de flamenco y profesor italiano de canto, sin que estos juegos queden fuera de lugar dentro del contexto de un barrio típico de la ciudad de México.

Apoyado por un excelente cuadro de actores, en el que destacan su "carnal" Marcelo y la divertidísima Vitola, Tin Tan logró convertirse -gracias a películas como El rey del barrio- en el cómico favorito de varias generaciones de mexicanos. Medio siglo después, este rey sigue reinando entre sus súbditos, quienes le guardan un particular cariño.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]