José María Forqué

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José María Forqué
Nombre de nacimiento José María Forqué Galindo
Nacimiento Bandera de España Zaragoza, España
8 de marzo de 1923
Fallecimiento Bandera de España Madrid, España
17 de marzo de 1995
(72 años)
Ocupación director de cine y guionista español.
Familia
Cónyuge Carmen Vázquez-Vigo
Hijo/s Verónica Forqué y Álvaro Forqué.
Ficha en IMDb

José María Forqué Galindo (Zaragoza, 8 de marzo de 1923 - Madrid, 17 de marzo de 1995) fue un director de cine y guionista español. Es padre de la actriz Verónica Forqué y del director Álvaro Forqué.

Su extensa filmografía abarca casi todos los géneros, destacando especialmente el de la comedia. Fue un director versátil y de gran oficio y su trayectoria fue reconocida en 1995 con la concesión del Premio Goya de Honor por parte de la Academia española de cine.

Biografía[editar]

De joven se traslada a Madrid, donde estudió Arquitectura. Allí sus inquietudes teatrales en el ámbito universitario le conducirán a interesarse por el cine tras su colaboración con Pedro Lazaga en María Morena en 1951. Su primera película como director y guionista fue Niebla y sol del mismo año. En 1955 codirige con José Antonio Nieves Conde La legión del silencio, que supuso una de las más importantes contribuciones españolas al clima ideológico de la "guerra fría".

Incide en este asunto, ya en solitario, con Embajadores en el infierno (1956). Esta película, basada en una novela de Torcuato Luca de Tena, trataba de las vivencias de un grupo de soldados españoles de la División Azul en su reclusión en un campo de concentración soviético. Fue este su primer gran éxito, al que siguió, en 1957, una de sus obras cumbres, Amanecer en Puerta Oscura, que fue galardonada con el Oso de Plata del Festival Internacional de Cine de Berlín y contó con un guion del dramaturgo Alfonso Sastre.

Esta película exploraba el bandolerismo andaluz del siglo XIX. Comienza planteando el tema de la colonización y la lucha de clases de la Andalucía minera de esta época, salpicado por nociones propias de los años cincuenta del siglo XX, como el del "compromiso". Pero el desarrollo de estas premisas hubiera sido inviable en el cine de la España de 1957, por lo que se produce un deslizamiento hacia las pasiones humanas y su tema se canaliza como el clásico género de las películas de bandoleros. El final, que entronca con el tema del bandido generoso, arranca al filme sus momentos más dramáticos, desembocando en una actualización de la parábola del "buen ladrón", dejando atrás el inicial aliento de rebeldes sociales que caracterizaba su plan inicial.

Siguió colaborando con Alfonso Sastre en los guiones de Un hecho violento y La noche y el alba durante 1958. Esta última, protagonizada por Paco Rabal, abordaba el delicado tema de la reconciliación nacional por la que abogaba entonces el clandestino Partido Comunista. La película fue injustamente ignorada y su fracaso contribuyó a que José María Forqué fuera refugiándose en un tipo de cine más comercial y ajustado a los cánones de los géneros tradicionales. De este modo, buscó la colaboración como guionista de Alfonso Paso para el filme policíaco De espaldas a la puerta (1959).

En 1960 rueda una excelente adaptación de la obra teatral de Miguel Mihura Maribel y la extraña familia, con Silvia Pinal y Adolfo Marsillach como protagonistas. Sigue con las adaptaciones, en este caso de Alfonso Paso, con la comedia Usted puede ser un asesino (1961) y La becerrada, producida en 1962 por Pedro Masó. Este sería el guionista de su siguiente película, quizá su mejor comedia, Atraco a las tres, del mismo año. En esta obra se parodia la fórmula del atraco perfecto, al modo del film de Jules Dassin de 1955 Rififí. Un gran reparto, integrado por Cassen, José Luis López Vázquez, Alfredo Landa, Gracita Morales y Manuel Alexandre brilla en esta comedia comandado por la mano maestra de Forqué.

Parecidas fórmulas utiliza en títulos como Vacaciones para Ivette o Casi un caballero (ambas de 1964). Tampoco faltan incursiones en el género policíaco como Zarabanda bing bing (1966), el musical, con Tengo 17 años (1964), protagonizada por Rocío Dúrcal o Dame un poco de amor (1968), con el grupo Los Bravos; o el erótico, con filmes como El monumento (1970) y La cera virgen (1971). Este tipo de cine "alimenticio" jalona su filmografía, con títulos como Madrid, costa Fleming (1975) o ¡Qué verde era mi duque! (1979).

En 1967 había fundado su propia productora, Orfeo Films, que le permite realizar un número considerable de películas. Tras algunas coproducciones internacionales más ambiciosas, en los años 80 se prodiga en series para televisión, entre las que destacan las de El español y los siete pecados capitales (1980), Ramón y Cajal (1982), El jardín de Venus (1983), Miguel Servet, la sangre y la ceniza (1989) y Romanza final (Gayarre) (1986).

Nexus 2431 (1993), un filme de ciencia-ficción, cierra su trayectoria, que planeaba culminar con una cinta sobre Raquel Meller, proyecto abortado por su fallecimiento en Madrid a la edad de 72 años.

En 1996 EGEDA creó el Premio Cinematográfico José María Forqué. El premio se otorga a la mejor producción española del año anterior por sus valores técnicos y artísticos, mediante votación secreta ante notario de todos los productores españoles socios.

Filmografía[editar]

Premios[editar]

Enlaces externos[editar]