Lily Potter

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En el universo de Harry Potter, Lily Evans es la fallecida madre de Harry James Potter y la esposa de James Potter.

Lilian Evans Potter.
Personaje de Harry Potter
Casa Gryffindor
Información
Sexo Femenino
Color de pelo Rojo oscuro, largo y muy espeso
Color de ojos Verde Esmeralda
Nacimiento 30 de enero de 1960
Fallecimiento 31 de octubre de 1981
Especialidad Muy buena en encantamientos y en pociones, podía ver lo mejor de las personas, muy guapa.
Afiliaciones actuales El club de las Eminencias, la Orden del Fénix.
Familia Petunia Dursley
Dudley Dursley
Cónyuge James Potter
Hijos Harry James Potter


Lily antes de Hogwarts[editar]

Lily Evans es hija de muggles (gente no mágica) y tiene una hermana llamada Petunia. Fue la primera en su familia en tener habilidad mágica. Antes de recibir su carta de Hogwarts, Lily ya sabía que era diferente a los demás. Antes de cumplir los once años, podía hacer magia cuando quería. Conoció a un niño de su edad en el parque donde Petunia y ella solían ir a jugar, Severus Snape. Éste, que la había estado observando mientras ella hacia magia (sin saber que era magia), le explica que es una bruja y desde entonces se vuelven muy amigos. Mientras Severus le explica todo sobre el mundo mágico, al que Lily esta tan ansiosa de entrar, Petunia lo desaprueba y les llama locos.

Finalmente, en agosto de 1971, recibe su carta de Hogwarts y junto a sus padres y hermana van a King´s Cross. Allí, habla con su hermana Petunia y le dice que tratará de hablar con el director Dumbledore para que acepte a Tuney (apodo cariñoso que usa Lily con su hermana) en Hogwarts. Ésta se niega y le dice que no quiere ser un bicho raro, a pesar de que había mandado una carta a Dumbledore suplicándole entrar. Lily sube al tren muy triste, mientras que sus padres parecen fascinados con la idea de que su hija sea bruja.


Hogwarts 1971 - 1978[editar]

Durante su primer viaje a Hogwarts, Lily se encuentra en un compartimento llorando cuando aparece Severus para decirle que no se preocupe por su hermana. Para tratar de animarla Severus le dice que estará mejor en la casa de Slytherin. Es entonces cuando escuchan a James Potter, un chico de pelo negro y cara delgada que dice que si se fuera a Slytherin preferiría volverse a casa. Así mismo ve a otro niño, Sirius Black, quien le dice que toda su familia ha estado en Slytherin, a lo que James contesta que lo consideraba una buena persona como para no pertenecer a Slytherin a lo que Sirius le responde que a lo mejor puede romper la tradición familiar.Después le pregunta a James donde quiere estar, recibiendo como respuesta una señal de espada, en clara alusión a Gryffindor. Severus hace un sonido desdeñoso y James lo enfrenta burlándose, junto a Sirius, de Severus al que apodan "Quejicus". Lily se molesta con ellos dos y le dice a Severus que estarían mejor en otro compartimento.

Al llegar a Hogwarts, Lily es seleccionada por el Sombrero Seleccionador para la Casa de Gryffindor, lo que causa la molestia de Severus, quien es enviado a Slytherin como siempre quiso. Lily es entonces compañera de James Potter, Sirius Black, Remus Lupin y Peter Pettigrew, entre otros. En Hogwarts, Lily comienza a hacer amigos en su propia casa y se convierte en una de las mejores alumnas de su clase, destacando en Encantamientos y Pociones. Gracias a esto último ingresa en el Club de las Eminencias del profesor Horace Slughorn.

Durante el curso 1975-1976 Lily cursa sus T.I.M.O.S. (O.W.Ls según sus siglas en inglés). Tras su examen de Defensa contra las Artes Oscuras, va junto a un grupo de amigas hacia al lago, donde se enfrenta a James Potter por estar hechizando a Severus. James le dice que solo lo dejara en paz si ella acepta salir con él, pero Lily le contesta diciendo preferir al Calamar Gigante. Snape logra atacar a James pero este se defiende y le baja los pantalones, mostrando su ropa interior. Durante este momento Lily vacila y está a punto de sonreír, pero finalmente sigue firme en su idea y amenaza a Potter con hechizarlo si no bajaban a Severus. Este accede y Potter le dice a Snape que agradezca que estaba Lily cerca, Severus dice que no le va a agradecer a una Sangre Sucia como ella. Lily se muestra muy fría al escuchar eso y James amenaza a Snape para que le pida disculpas, pero ella le grita que no quiere que haga eso porque él es igual que Severus. Ambos riñen y Lily le deja en claro a James que lo considera un arrogante,dejando a James desconcertado.

En el séptimo libro, Severus le entrega a Harry sus recuerdos antes de morir y así es como descubre que Snape estaba enamorado de Lily y que habían sido buenos amigos durante su niñez a pesar de pertenecer a las dos casas que más rivalizaban en Hogwarts; de como Snape siempre había sido fiel a Dumbledore y de como había trabajado junto a él para proteger a Harry, y de lo que en verdad tiene que hacer para derrotar al Señor Tenebroso. Snape, al estar enamorado de Lily, tiene el patronus con forma de una cierva (mismo que el de ella).

Snape parece estar obsesionado con mostrarle a Lily que James Potter y sus amigos no son tan fabulosos como todo el mundo cree, pero ella le reprocha que al menos no usan Magia oscura. Además le acusa de ser un desagradecido ya que James Potter lo salvó una noche cuando Snape trataba de descubrir que hacían Potter y sus amigos en la Casa de los gritos. Este se enfada, diciendo que a James le gusta Lily y que es un arrogante, que se las daba de héroe pero solo intentaba salvar su pellejo y el de sus amigos.

Después de la escena de los T.I.M.O.S, Lily discute con Severus y le deja claro que no pueden seguir siendo amigos ("Tú escogiste tu lado y yo el mío") ya que el mostraba una gran fascinación hacia las artes oscuras, y, creía que él y sus amigos pensaban convertirse en Mortifagos y unirse a Voldemort mientras ella estaba en su contra. Tal parece que ese es el fin de la amistad con Snape.

A principios del último año en Hogwarts, Lily y James son nombrados Premios Anuales. Lily acepta salir con James a mediados del mismo año cuando este parece estar mucho más maduro, y desde entonces comienzan una relación estable y seria.

Los años restantes[editar]

Al salir de Hogwarts en 1978, James y Lily se casan. En algún momento de su relación James estuvo en la casa de la familia Evans, pero su encuentro con Petunia y Vernon no fue nada bien. A James le hacía gracia Vernon, y cometió el error de demostrarlo. Vernon trataba a James con condescendencia, preguntándole qué coche conducía mientras James le describía su escoba de carreras. Vernon dijo que suponía que los hechiceros tenían que vivir del subsidio de desempleo, cuando James le explica lo que es Gringotts, y la fortuna de oro puro que su familia allí guarda. Vernon no sabe si le estaba tomando el pelo o no, y se enfada. La visita termina con Vernon y Petunia marchándose del restaurante, tras lo cual Lily rompie a llorar. James (un poco avergonzado de sí mismo) promete reconciliarse con Vernon a la primera oportunidad.

Esto nunca ocurre. Petunia se niega a tener a Lily como su dama de honor, porque estaba harta de que siempre le hiciese sombra. Después de casarse, Petunia se vuelve más y más como Vernon. Ella y Vernon deciden no asistir a la boda de Lily y James, conviertiendo su último contacto con su hermana durante el anuncio del nacimiento de Harry.

Convertida en Lily Potter, Lily, junto a los amigos de James, Sirius Black, Remus Lupin y Peter Pettigrew (de quienes también se hace amiga) entran a la Orden del Fénix, para resistir las fuerzas de Lord Voldemort.

Así mismo, en un lapsus de unos tres años, el matrimonio Potter se enfrenta tres veces a Voldemort y salen con vida. Lily se queda embarazada y, el 31 de julio de 1980, nace su primer y único hijo, Harry James Potter. En una ceremonia rápida, Sirius es nombrado el padrino. Desde entonces Albus Dumbledore advierte a Lily y James que Voldemort les ha marcado como objetivo, por lo que ambos se esconden junto a Harry en el Valle de Godric bajo el encantamiento Fidelius, nombrando guardián secreto a Peter Pettigrew (aunque Dumbledore pensaba que el guardian secreto debía ser el mejor amigo de James Potter, Sirius Black).

Durante más o menos dos años permanecen ahí, con la única compañía de Bathilda Bagshot, una buena amiga que vivía cerca de ellos. Con motivo del primer cumpleaños de Harry, Sirius le manda una escoba de juguete al niño. Harry, montado en su regalo, causa un alboroto en la casa del que James se ríe mucho, rompiendo un jarrón (regalo de Petunia). Tal parece que para ese entonces la relación de Lily con los amigos de James ya era muy fuerte pues se contactaba de seguido con Sirius (esta información la descubre Harry cuando encuentra una carta que Lily envía a Sirius junto con una foto de si mismo con un año montando en dicha escoba en el dormitorio de su padrino en Grimmauld Place.

Finalmente, el 31 de octubre de 1981, la familia se encuentra celebrando hallowen en su casa de Godrics Hollow. Es entonces cuando Lord Voldemort entra en la casa y James grita a Lily para que agarre a Harry y huya. James, sin tener su varita cerca, muere al instante. Lily, desesperada por el dolor, se enfrenta a Voldemort sin varita y pide piedad por su hijo. Sin embargo, el mago se niega y ella se sacrifica en un acto de amor por Harry. El hijo de Lily y James queda a cargo entonces de su hermana Petunia, ya que Sirius es enviado a Azkaban.

Lily y James aparecen dos veces hablando con Harry a lo largo de toda la saga de películas (pero en el primer libro Harry ve a sus padres a través del Espejo de Oesed). La primera vez es cuando salen de la varita de Voldemort en el cementerio de Pequeño Hangleton durante la resurrección de Voldemort en "Harry Potter y el Cáliz de Fuego" y, junto con Cedric Diggory y Frank Bryce, apoyan a Harry durante un duelo para que resista. Por último, en el séptimo libro, Harry, quien tenía en su poder una de las Reliquias de la Muerte (la Piedra de la Resureccion), llama a sus padres, a Sirius y a Remus, todos ellos muertos. Ellos le dan fuerza y le dicen que están muy orgullosos de él.

En las películas de la saga, es interpretada por Geraldine Somerville. En Harry Potter y la Orden del Fénix, la Lily adolescente fue interpretada por Susie Shinner.

Según J.K. Rowling, al ser preguntada por sus fans si Lily y Severus pudieron haber estado juntos, respondió que podrían haber tenido una relación amorosa con él si no se hubiese aficionado tanto a las artes oscuras.