Sirius Black

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sirius Orion Black
Personaje de Harry Potter
Primera aparición Harry Potter y El Prisionero de Azkaban
Creador(es) J. K. Rowling
Interpretado por Gary Oldman
Información
Alias Canuto, Hocicos
Sexo Masculino
Nacimiento 7 de septiembre de 1960
Fallecimiento 1996 (36 años)
Afiliaciones actuales Orden del Fénix, Los Merodeadores
Padres Orión y Walburga Black
Familiares Regulus Black (hermano)
Bellatrix, Narcissa y Andromeda Black (primas)
Phineas Nigellus Black (tatarabuelo)
Harry Potter (ahijado)
Especie Animago
Sangre Pura
Casa Gryffindor
Patronus perro

Sirius Orion Black es un personaje de la serie de libros de Harry Potter de la escritora británica J. K. Rowling.

Biografía[editar]

Sirius Black es un mago de sangre pura. Hijo de los magos Orion y Walburga Black.

Tuvo un hermano menor llamado Regulus Arcturus Black, que sucumbió a la presión de su familia y acabó enrolándose en el grupo de los Mortífagos, que eran seguidores de Voldemort. También es primo de Bellatrix Lestrange, Narcissa Malfoy y Andromeda Tonks, siendo esta última su prima favorita, ya que compartían la misma opinión sobre la igualdad entre los sangre pura e impura. Además, Sirius está emparentado con Nymphadora Tonks(su sobrina segunda) y con Draco Malfoy (su sobrino segundo) y es padrino de Harry Potter. Además es tataranieto de Phineas Nigellus Black, un poco apreciado Director de Hogwarts.

Nació en 1960 y fue asesinado por su prima Bellatrix Lestrange en 1996, durante la Batalla de Ministerio, al enterarse que Harry corría peligro: en la película es asesinado por el maleficio Avada Kedavra pero en el libro muere por un Desmaius lanzado por su prima que lo empujó al velo de la muerte.

Fue mencionado por primera vez en Harry Potter y la piedra filosofal porque le presta su moto voladora a Hagrid. El personaje se revela como clave en la vida de Harry en el tercer título de la saga, Harry Potter y el prisionero de Azkaban.

En las novelas se le describe como un hombre extremadamente guapo, alto, con un largo cabello negro azulado y ojos grises. Su belleza es similar a la de Bellatrix. Sin embargo, después de su injusto encarcelamiento en Azkaban, Sirius aparece notablemente demacrado, dientes amarillentos y prematuramente envejecido. Es un brujo muy dotado, tanto física como intelectualmente, y de gran talento. Tiene un carácter fuerte, infantil y rebelde. Es un mago muy poderoso.

Durante su infancia y juventud en la escuela de Hogwarts, Sirius, a diferencia del resto de la familia Black que pertenecían a Slytherin, el acabó en la casa de Gryffindor donde entabló amistad con sus compañeros de habitación en la casa de Gryffindor: el que sería su mejor amigo, James Potter (Cornamenta), el licántropo Remus Lupin (Lunático) y el traidor, Peter Pettigrew (Colagusano). De esta amistad surgió, el amado y odiado a partes iguales, grupo de Los Merodeadores, famoso por hacer de las suyas en Hogwarts y por amargar la existencia de más de un Slytherin, como Severus Snape (Quejicus) (que nunca olvidaría el "intento de asesinato" de Sirius en su sexto año, cuando este intentó de forma imprudente que un transformado Remus atacara a Snape, o su humillación pública en quinto, por parte de James Potter gracias al encantamiento no verbal "Levicorpus", que dejó más de una intimidad de Severus al aire).

De esta fuerte amistad entre Sirius y James, surge la oportunidad de ejercer de padrino de Harry, al cual le ofrece una visión única de su pasado, especialmente de sus padres James y Lily Potter, asesinados por Lord Voldemort cuando Harry sólo tenía un año y medio.

De orígenes aristocráticos, los primeros problemas con su oscura familia aparecieron cuando, a la edad de 11 años, Sirius Black fue elegido para la casa Gryffindor. Desde niño Sirius fue educado según las ideas radicales de su familia acerca de la importancia de la pureza de la sangre, y la necesidad de "limpiar" el mundo mágico de sangre sucias, muggles y traidores a la sangre; sin embargo, Sirius se rebeló contra su familia y se negó a seguir esa oscura ideología, declarándose partidario de la igualdad entre sangres y, por consiguiente, antipartidario de Voldemort.

Rebelde por naturaleza, incapaz de continuar soportando las críticas y los ataques de su propia familia, Sirius se escapó de casa a la edad de 16 años. Con la inestimable ayuda económica de su tío Alphard Black y muy especialmente de su mejor amigo James Potter, quien le proporcionó casa hasta que cumplió la mayoría de edad. A raíz de esta ruptura, su madre Walburga Black lo borró del árbol genealógico de la familia, quemando su nombre; al igual que previamente había hecho con su prima Andromeda Black.

Una de las características más notables de Sirius es su capacidad de convertirse en un gran perro negro (apodado "El Grim"), ya que Sirius es un animago (de ahí que el nombre del personaje sea el mismo que el perro de la constelación de Orión, Sirio). Él y sus compañeros "Los Merodeadores" lograron iniciar su vida de animagos con el fin de acompañar a Remus Lupin en el momento que sufría sus transformaciones de hombre lobo y cuidando que no atacase a nadie. Se sabe que en esas ocasiones Lupin y sus amigos se ocultaban en la Casa de los Gritos.

Después de que Pettigrew dirigiese las sospechas sobre la traición de los Potter, y Dumbledore confirmase que él era el Guardián Secreto de los Potter, Barty Crouch envió a Sirius a Azkaban sin un juicio. Encarcelado por doce años, sobrevivió transformándose en un perro que los Dementores no podían sentir de la misma manera. Escapó tras reconocer a Colagusano en una fotografía de periódico. La recompensa por capturarle era de 10.000 galeones. Gracias a este poder, Sírius consigue ser el primero en evadir a los custodios de la prisión de Azkabán, los dementores, en el año 1993 y así poder regresar a Hogwarts para ayudar a su ahijado Harry Potter.

Sirius Black muere a manos de su prima Bellatrix, en la batalla al final de Harry Potter y la Orden del Fénix produciendo una gran tristeza en Harry. Su prima le lanza un maleficio "color rojo" el cual Sirius esquiva con facilidad, pero su prima repite el maleficio y éste empuja a Sirius hacia atrás, haciendo que este pase hacia el mundo de los muertos, el cual estaba tras el Velo de la muerte, esto ocurre en la sala llamada "La Cámara de la Muerte", esta sala se encuentra en una parte del Ministerio de Magia, llamada Departamento de Misterios.

En herencia deja a Harry Potter la casa de los Black, el número doce de Grimmauld Place, en Londres. Casa oculta bajo el encantamiento Fidelio (cuyo guardián es Albus Dumbledore). Que servirá de Cuartel General de la Orden del Fénix, y de refugio a Harry, Ron y Hermione. Así como al elfo doméstico Kreacher y pertenencias que tendrán relevancia a lo largo de la saga. Sirius despreciaba a Kreacher porque "le hacía recordar esa casa que tanto odiaba". Kreacher lo traiciona, aprovechando una ocasión en la cual Sirius le grita que se marche para visitar a Bellatrix y Narcissa, transmitiéndoles la información de que Sirius era la persona a la que Harry más quería, que era "una mezcla de padre y hermano" para él. Según Dumbledore, Sirius "nunca consideró a Kreacher como un ser con sentimientos tan complejos como los de los seres humanos".

En Harry Potter y las Reliquias de la Muerte realiza una aparición, casi al final del libro, cuando Harry utiliza la Piedra de la Resurrección. De ella salen James y Lily Potter, Sirius Black y Remus Lupin y le hablan a Harry de la muerte, pues este tiene que enfrentarse a Voldemort en la Batalla Final de Hogwarts. No hace más apariciones a lo largo de la saga; sin embargo se sabe que el segundo nombre del James Potter, el hijo de Harry, es Sirius.

En el cine, Sirius Black es interpretado por el actor británico Gary Oldman.

El orden y descendencia de su familia es la siguiente: Plantilla:FamiliaBlack