Gobernación del Río de la Plata y del Paraguay

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Provincia del Río de la Plata
Provincia de Nueva Andalucía

Gobernación del Imperio español
Parte del Virreinato del Perú

Bandera

1534-1617

Flag of Cross of Burgundy.svg
Flag of Cross of Burgundy.svg

Cruz de Borgoña

Bandera

Capital Asunción
Idioma oficial Castellano
Religión Católica
Gobierno Gobernación
Gobernador
 • 1615-1618 Hernandarias (último)
Período histórico Imperio español
 • Creada bajo el nombre de Gobernación de Nueva Andalucía 1534
 • Se divide en la Gobernación del Río de la Plata y la Gobernación del Paraguay 1617
División de las capitulaciones españolas en Sudamérica en el siglo XVI.

La Gobernación del Río de la Plata y del Paraguay, fue una división territorial integrante del Imperio español en la zona de la cuenca del Río de la Plata. La capitulación del 21 de marzo de 1534 entre Pedro de Mendoza y la Corona española, creó la que en origen se denominó Gobernación de Nueva Andalucía. Como las otras tres gobernaciones establecidas en ese entonces era bioceánica -se extendía del Atlántico al Pacífico-, y desde la gobernación concedida a Diego de Almagro, al Norte, hasta los 35º de latitud Sur, donde limitaba con la concedida a Simón de Alcazaba y Sotomayor. En 1617 se produjo la división de la gobernación, creándose la Gobernación del Paraguay, llamada originalmente del Guayrá, y recibiendo el nombre de Gobernación del Río de la Plata o de Buenos Aires la parte sur con capital en esta ciudad.

Su territorio comprendía, gran parte de la actual Argentina (exceptuando las gobernaciones de Cuyo y Tucumán), Uruguay y partes de Bolivia, del sur de Brasil, como Río Grande del Sur, Paraná, Mato Grosso del Sur y Santa Catarina. Formó parte del Virreinato del Perú.

Adelantados[editar]

Sebastián Gaboto realizó la primera fundación en los territorios del Plata en 1527, siendo el primero el fortín de San Lázaro, el 7 de abril — por encontrar un grumete o marinero aprendiz de la expedición de Solís conviviendo con los aborígenes Charrúas desde 1516 — luego remontaron el río Uruguay hasta llegar a la desembocadura del entonces bautizado río San Salvador y haciendo unos 20 km. aguas arriba, antes del recodo hacia el sur, fundó en su margen septentrional el Puerto de San Salvador — cerca de la actual Dolores que se encuentra en el margen meridional — dejando una pequeña guarnición — este fuerte fue destruido en 1530 por los yaros y charrúas — . Continuando con la expedición, descendieron por las aguas hasta llegar de nuevo al río de la Plata, remontando algún brazo del delta del Paraná y así el río homónimo hasta llegar a la desembocadura del río Carcarañá y en este sitio — actual Puerto Gaboto — el 9 de junio del citado año fundó el Fuerte de Sancti Spiritus. Este fuerte fue destruido en agosto de 1529 por los timbúes, huyendo hacia el Puerto San Salvador. Como consecuencia de las derrotas sufridas a manos de los aborígenes locales la expedición decidió regresar a España en octubre de 1530, aprovechando los charrúas a incendiar la abandonada ciudad.

La primera gobernación en la región de la cuenca del Río de la Plata, la gobernación de Nueva Andalucía, fue encomendada al adelantado Pedro de Mendoza por medio de una Capitulación con el rey de España el 21 de marzo de 1534.

Por cuanto vos don Pedro de Mendoza, mi criado y gentil hombre de mi casa, me hiciste Relación que por la mucha voluntad que me tenéis de nos servir y del acrecentamiento de nuestra corona Real de Castilla os ofrecéis de ir a conquistar y poblar las tierras y provincias que hay en el Río de Solís que llaman de la Plata donde estuvo Sebastián Gaboto, y por allí calar y pasar la tierra hasta llegar a la mar del Sur, y de llevar de estos nuestros reynos a vuestra costa y misión mil hombres, los quinientos en el primer viaje en que vos habéis de ir con el mantenimiento necesario para un año y cien caballos y yeguas, y dentro de los dos años siguientes los otros quinientos, con el mismo vastimento y con las armas y artillería necesaria, y así mismo trabajaréis de descubrir todas las islas que estuviesen en paraje del dicho Río de vuestra gobernazion en la dicha mar del Sur en lo que fuere de los límites de vuestra demarcación, todo a vuestra costa y misión, sin que en ningún tiempo seamos obligados a vos pagar ni satisfacer los gastos que en ello hicieres de más de lo que en esta capitulación os será otorgado.

Fijando luego la extensión de la gobernación:

Primeramente os dois licenzia y facultad para que por nos y en nuestro nombre y de la Corona Real de Castilla podais entrar en el dicho río de Solís que llaman de la Plata hasta la mar del Sur donde tengais doscientas leguas de luengo de costa de gobernación que comience desde donde se acaba la gobernazion que tenemos encomendada al Mariscal don Diego de Almagro hasta el Estrecho de Magallanes, y conquistar y poblar las tierras y provincias que oviese en las dichas tierras (...) entendiendo ser cumplidero al servicio de Dios y nuestro y por honra nuestra persona y por vos hazer merced prometemos de vos hacer nuestro gobernador y capitan general en las dichas tierras y provincias y pueblos del Rio de la Plata y en las dichas doszcientas leguas de costa del mar del Sur que comienzan desde donde acaban los límites que como dicho es tenemos dado en gobernación al dicho Mariscal don Diego de Almagro por todos los dias de nuestra vida con salario de dos mill ducados de oro en cada un año y dos mill de ayuda de costas.[1]

Juan de Ayolas, Teniente gobernador y sucesor de Mendoza, fundó el fuerte de Corpus Christi en 1535, cerca del fuerte fundado por Gaboto, pero fue destruido por los caracaráes. Continuó luego por el Paraná y el Paraguay. En busca de Juan de Ayolas, Juan de Salazar y Espinosa fundó en 1537 Nuestra Señora de la Asunción.

El 2 de febrero de 1536 Mendoza fundó "Nuestra Señora del Buen Aire" — antecedente de la actual Buenos Aires — y se retiró a España dejando como Teniente gobernador en esa ciudad a Francisco Ruiz de Galán y muriendo en el viaje. Ayolas quedó a cargo de la gobernación, pero murió en 1538 a manos de los payaguás. En 1537 llegó a Buenos Aires como veedor del Río de la Plata, Alonso de Cabrera, quien traía la confirmación real de Ayolas como gobernador del Río de la Plata y la instrucción de que si éste muriera, fuera elegido por el pueblo su sucesor. Domingo Martínez de Irala fue elegido entonces gobernador por este camino.

La gobernación pasó a Álvar Núñez Cabeza de Vaca, quien firmó su capitulación el 18 de marzo de 1540:

Os daremos título de nuestro gobernador y capitán general de las dichas tierras y provincias que así estaban dadas en gobernación al dicho D. Pedro de Mendoza y de las dichas dozientas leguas de costa en la dicha mar del Sur y de la Isla de Santa Catalina, por todos los días de vuestra vida con salario de dos mil ducados en cada un año, de los cuales aveis de gozar desde el día que os hizieredes a la vela (...)

Gobernación del Río de la Plata y del Paraguay, mapa en torno a 1600.

Álvar Núñez Cabeza de Vaca partió el 2 de noviembre de 1540 con tres barcos y 400 soldados, llegando a la isla de Santa Catalina el 29 de marzo de 1541 — años de la destrucción de la primera fundación de la ciudad de Buenos Aires — desde allí viajó por tierra hasta Asunción, a donde llegó el 1 de marzo de 1542 tras descubrir las cataratas del Iguazú y tomar posesión de las tierras que denominó Campos de Vera. Fue enviado preso a España en 1545, quedando nuevamente Irala como gobernador interino.

Irala viajó al Alto Perú y pidió un gobernador para el Río de la Plata, al Virrey del Perú.

En 1548 el virrey La Gasca, creyendo que entre las gobernaciones de Almagro y Pedro de Mendoza había un espacio libre (el Paraguay), nombró a Diego Centeno como gobernador del Paraguay, quien muere antes de asumir, asignándole como jurisdicción:

por términos i limites toda la tierra que se contiene Leste a Oeste, desde los confines del Cuzco i de los Charcas, hasta los términos del Brasil, entre los dos paralelos, que el uno responde al Trópico de Capricornio, que por otro nombre se llama Antártico, que dista veinte i tres grados treinta i tres minutos de la Equino ojal, hacia la parte del Sur; y el paralelo que hacia la misma dista de la Equinocial catorce grados procediendo Norte a Sud derecho meridiano (...)[2]

El tercer adelantado Juan de Sanabria firmó su capitulación el 4 de agosto de 1547 en la villa de Aranda de Duero, pero murió antes de partir hacia América, por lo que el emperador Carlos V propuso al hijo de Juan, Diego de Sanabria continuar con la capitulación de su padre el 12 de marzo de 1549, éste aceptó y envió al capitán Juan de Salazar, el cual partió a principios de 1552 y llegó a la isla de Santa Catalina en donde la expedición se dividió por desavenencias entre los capitanes Salazar y Hernando de Trejo, permaneciendo el primero dos años entre los portugueses de la capitanía de San Vicente antes de pasar a Asunción y el segundo se estableció entre las islas Cananeia y Santa Catalina, partiendo un año después hacia Asunción.

Primeramente, doy licencia y facultad a vos el dicho capitan Juan de Sanabria, para que por Su Magestad y en su nombre y de la Corona Real de Castilla y Leon podais descubrir y poblar por nuestras contrataciones dozientas leguas de costa de la boca del Río de la Plata y lo del Brasil que comienzan a contarse desde treinta y un grado de altura del Sur y de allí hayan de continuarse hacia la equinocial. E ansí mismo podeis poblar un pedazo de tierra que queda desde la entrada de dicho río sobre la mano derecha hasta los dichos treinta y un grados de altura. En el qual habeis de poblar un pueblo e habeis de tener entrada por el dicho rio la qual entrada ansí mismo han de tener todos los demas con quien Su Magestad tomare asiento para descubrimiento de lo que tuviese por descubrir en los treinta y un grados como todo lo de la mano izquierda hasta llegar a lo que está contratado con el Obispo de Plascencia, las cuales dichas dozientas leguas salgan todas ansí en ancho hasta la mar del Sur, el qual dicho descubrimiento e población podais hacer con tanto que si por qualquier parte que bais halláredes que alguno otro gobernador o capitan oviese descubierto e poblado algo en la dicha tierra y estuviese en ella al tiempo que vos llegaredes, que en perjuicio de lo que ansí entremeteis a entrar en cosa de lo que oviese descubierto y poblado, aunque lo halleis en los limites de vuestra gobernacion; porque se escusen los inconvenientes que de semejantes cosas han sucedido hasta aquí, escepto si fuere alguno de los pobladores de la dicha provincia del Río de la Plata que a estos tales mandamos que os tengan por nuestro gobernador de la dicha provincia conforme a las provisiones que para ello llevais, y os dexen la jurisdicción de todo lo que hubiesen descubierto y poblado y os tengan por nuestro gobernador como dicho es, no obstante quellos lo hayan poblado. E avisarnoreis de lo que pasare en caso que halleis algun gobernador o capitan que no sea de los pobladores de la dicha provincia (...)

El 4 de octubre de 1552 el rey puso fin a la capitulación de Sanabria por incumplimiento y confirmó a Domingo Martínez de Irala como gobernador, manteniéndose hasta 1556. Durante su mandato, el capitán Juan Romero en 1552 fundó la Villa de San Juan sobre el río homónimo — actual Colonia de Sacramento — cerca de la isla de San Gabriel, que fue inmediatamente destruida por los charrúas, y el capitán García Rodríguez de Vergara fundó en 1554 la ciudad de Ontiveros al este del río Paraná al norte del salto del Guayrá pero duró dos años por ser trasladada. En 1555 arribó el primer obispo de la gobernación, Pedro de la Torre.

(...) Que Diego de Sanabria no habiendo cumplido con la capitulación que se tuvo con Juan de Sanabria para llevar socorro a la Provincia del Río de la Plata, estaba bajo su gobierno y porque al servicio de Dios Nuestro Señor y mío conviene que haya persona que tenga la dicha gobernación y acatando a lo que vos Domingo de Irala nos habeis servido y que sois persona tal, que de vuestra fidelidad y diligencia confio el mejor servicio de Dios y mío y bien comun de dicha provincia, vecinos y moradores de ella, es mi voluntad de vos proveer por gobernador y capitan general de dicha provincia del Rio de la Plata

Irala murió en 1557, dejando como sucesor a Gonzalo de Mendoza, quien gobernó un año. Durante su mandato el capitán Ruy Díaz de Melgarejo fundó ese año Ciudad Real del Guayrá en la confluencia de los ríos Pequiry y Paraná, esta ciudad recibió a los pobladores de Ontiveros cuando fue abandonada.

En julio de 1558 fue electo gobernador Francisco Ortiz de Vergara.

Ñuflo de Chávez fue enviado desde Asunción a fundar una ciudad en la región de la laguna de los Xarayes, para lo cual partió en 1558 con 23 navíos por el río Paraguay. Como el lugar le pareciera malsano y guiado por los informes de los lugareños sobre la presencia de oro, abandonó el proyecto original y con una parte de sus soldados atravesó el Chaco, fundando el 1 de agosto de 1559 a orillas del río Guapay el pueblo de "La Barranca o Nueva Asunción". Cerca de allí Chávez se encontró con Andrés Manso que desde el Perú intentaba fundar una gobernación entre los chiriguanos y para evitar una confrontación sometieron la disputa al Virrey del Perú.

En 1561 García Hurtado de Mendoza fue nombrado por su padre el virrey como gobernador de las áreas en donde Ñuflo de Chávez fundó Santa Cruz de la Sierra el 26 de febrero de 1561 quedando éste como Teniente gobernador. De esta forma estos territorios quedaron desmembrados de la jurisdicción de la Gobernación del Paraguay y conocidos junto a la cercana gobernación al mando de Andrés Manso, como gobernaciones de Moxos. En 1564, Ñuflo de Chávez quedó como gobernador de ambas gobernaciones reunidas como gobernación de Santa Cruz de la Sierra. En 1562 el gobernador Francisco Ortiz de Vergara emprendió una campaña contra Chávez pero fue derrotado y enviado prisionero a Charcas y luego a España.

Fue electo gobernador Juan Ortiz de Zárate, quien viajó a Europa a confirmar su nombramiento dejando interinamente a Felipe Cáceres, que fue arrestado y enviado a España.[3]

A Cáceres le sucedió en 1573, Martín Suárez de Toledo quien envió a Juan de Garay a fundar la ciudad de Santa Fe a orillas del río Paraná.

En 1569 el rey capituló con Juan Ortiz de Zárate:

Primeramente, os hacemos merced de la Gobernación del Río de la Plata, así de lo que al presente está descubierto y poblado, como de todo lo demás que de aquí adelante descubrieredes y pobláredes, ansí en las provincias del Paraguay y Paraná, como en las demás provincias comarcanas, por vos y por vuestros capitanes y tenientes que nombráredes y señaláredes, ansi por la costa del Mar del Norte como por la del Sur, con el distrito y demarcación que S. M. el Emperador mi Señor, que haya gloria la dio y concedió al gobernador Don Pedro de Mendoza, y después del a Alvar Nuñez Cabeza de Vaca y a Domingo de Irala, con el salario y quitacion, y por la orden que ellos la tuvieron, por vuestra vida y la de un hijo varon que nombráredes en vuestra vida o al tiempo de vuestro fin y muerte, o como os pareciere; de la cual dicha gobernación se entiende que os hacemos merced sin perjuicio de las otras gobernaciones que tenemos dadas a las Capitanes Zerpa y don Pedro de Silva.

A fines de 1574 Ortiz de Zárate fundó la Ciudad Zaratina del San Salvador en el lugar en donde Gaboto había fundado un fuerte, pero duró hasta octubre 1577 debido al asedio charrúa, embarcándose la población hacia Asunción. Ortiz de Zárate murió en 1575 dejando como heredera de la gobernación a su hija Juana Ortiz de Zárate — quien era además hija de una princesa inca — que se hallaba en Chuquisaca, por lo que quedó interinamente al gobierno Diego de Mendieta, quien en 1576 fue apresado y enviado a España pero murió en la región de Mbiazá.

El último Adelantado fue Juan Torres de Vera y Aragón, quien asumió el cargo en 1577 al casarse con Juana Ortiz de Zárate, poseedora de una gra fortuna. Torres de Vera y Aragón que era Oidor de la Real Audiencia de Charcas, nombró como Teniente gobernador a Juan de Garay, quien fuera su primo político ya que Zárate era su tío-materno.

Garay envió a Ruy Díaz de Melgarejo a fundar la ciudad de Villa Rica del Espíritu Santo cerca del río Paraná en la región del Guayrá en 1577, trasladada luego sobre el río Huybay. En 1580 Díaz Melgarejo fundó la ciudad de Santiago de Jerez sobre el río Mbototey, afluente oriental del río Paraguay, abandonada poco después fue restablecida años más tarde.

En 1580 Garay venció a los querandíes en el combate de la Matanza y refundó Buenos Aires llamándola Santísima Trinidad, dejando a su puerto el nombre original de Santa María de Buenos Aires. Garay murió en 1584 a manos de los charrúas.

El teniente general Juan de Torres Navarrete sucedió a Garay gobernando en nombre del Adelantado Juan Torres de Vera y Aragón quien permaneció en Chuquisaca hasta su llegada a Asunción en 1587. Alonso de Vera y Aragón (apodado Cara de Perro), fundó Concepción de Nuestra Señora (luego denominada Concepción del Bermejo) en 1585 en tierras de los matarás, ciudad que subsistió hasta 1632, cuando sus habitantes se retiraron hacia el territorio de Corrientes.

En 1588 el adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón fundó la ciudad de Corrientes, llamándola Ciudad de Vera.

En 1590 Torres de Vera y Aragón viajó a España para reclamar lo que había invertido en las fundaciones de ciudades y revalidar su título de gobernador, cosa que no consiguió, siendo nombrado gobernador Hernando Arias de Saavedra (llamado Hernandarias) quien fue sucedido en 1594 por Fernando de Zárate. Éste fue sucedido en 1598 por Diego Valdés de la Banda, quien murió poco después reasumiendo Hernandarias en 1600, siendo confirmado como gobernador por Felipe II en 1601, poniendo fin al nombramiento de adelantados.

La gobernación del Río de la Plata y del Paraguay desapareció al ser dividida por la real cédula del rey Felipe II del 16 de diciembre de 1617, por la cual se divide la antigua gobernación entre dos nuevas gobernaciones llamadas del Río de la Plata y del Guayrá o Gobernación del Paraguay.

Reducciones[editar]

Entre 1615 y 1616 en el actual territorio argentino fueron fundadas por Hernandarias las reducciones franciscanas de:

  • San Juan Bautista o del cacique Tubichaminí (Buenos Aires)
  • San Lorenzo de los Mocoretáes (Santa Fe)
  • San Miguel de los Calchines (Santa Fe)
  • San Bartolomé de los Chanás (Santa Fe)
  • Nuestra Señora de la Limpia Concepción de Itatí (Corrientes)
  • Santa Lucía de los Astores (Corrientes)

Por el gobernador Marín Negrón en 1611:

  • San José del Bagual (Buenos Aires)

Por fray Luis de Bolaños en 1615:

  • Santiago de Baradero[4]

Período de los adelantados[editar]

Gobernadores del Río de la Plata y del Paraguay[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Audibert, Alejandro (1892). «Capítulo I». Los límites de la antigua provincia del Paraguay. Buenos Aires: La Economía de Iustoni Hnos. y Cia. [1]. 
  2. Enrique de Gandia (1935). «Capítulo II». Historia de Santa Cruz de la Sierra una nueva República en Sud América. Buenos Aires: Talleres Gráficos Argentinos de L. J. Rosso. [2]. 
  3. Relación geográfica e histórica de la provincia de Misiones - Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
  4. Cfired

Enlaces externos[editar]