Francia Antártica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mapa de Francia Antártica en la Bahía de Guanabara, 1555

Francia Antártica fue una colonia francesa en América del Sur localizada al sur del Ecuador, en lo que actualmente es Río de Janeiro, Brasil, que existió entre 1555 y 1567 y mantuvo el control de la costa desde Río de Janeiro hasta el cabo Frio. Fundada como refugio para los hugonotes, fue finalmente destruida por los portugueses en 1567.

Primeros contactos[editar]

Brasil fue descubierto en abril de 1500 por una flota comandada por Pedro Álvares Cabral en nombre de la corona portuguesa. Dicha flota llegó al actual Porto Seguro, Bahía, pero a excepción de Salvador de Bahía (la primera capital brasileña), el resto del territorio aún permanecía inexplorado por los siguientes 50 años.

Existen teorías no probadas que hablan de viajes tempranos de los normandos franceses al Nuevo Mundo, como la que sostiene que Jean Cousin alcanzó la desembocadura del Amazonas en 1488, cuatro años antes que Cristóbal Colón.[1] El primer viaje documentado fue el de Binot Paulmier de Gonneville en 1504 a bordo de L'Espoir, en el cual se trajo de vuelta un nativo llamado Essomericq. Gonneville afirmó que cuando visitó la zona, comerciantes franceses de Saint-Malo y Dieppe ya habían estado comerciando en esa zona por varios años.

Francia continuó comerciando en Brasil, especialmente cargando palo brasil por su uso como tinte rojo para textiles.[2] En 1550 en la coronación de Enrique II de Francia, alrededor de cincuenta hombres desnudos simularon una batalla entre los indios tupinamba (aliados de los franceses) y los tabajares.[2]

Colonización[editar]

Nicolas Durand de Villegaignon

El 1º de noviembre de 1555, el vicealmirante francés Nicolas Durand de Villegaignon (1510-1575) tratando de ayudar a los hugonotes a encontrar un refugio contra la persecución, lideró una pequeña flota de dos naves y 600 soldados con colonos hugonotes y tomó posesión de la pequeña isla de Sergipe en la bahía de Guanabara, en frente de las costas del actual Río de Janeiro, donde construyó un fuerte nombrado Fuerte Coligny. El fuerte fue bautizado en honor de Gaspard de Coligny, un almirante hugonote que apoyó la epedición a fin de proteger a sus correligionarios.

A la colonia en tierra firme Villegagnon le dio el nombre de Henriville, en honor de Enrique II, quien sabía y había aprobado la expedición proporcionando la flota para el viaje. Villegagnon aseguró la posición pactando alianzas con los tamoio y los tupinambá, tribus indígenas que estaban luchando contra los portugueses.

Sin embargo, la corona francesa falló en usar las alianzas tejidas por Villegaignon para expandir el reino de Francia en el Nuevo Mundo, tal y como estaba haciendo Jacques Cartier en el actual Quebec. Todos estos asentamientos se encontraban en violación de la bula papal de 1493, redefinida más adelante como el Tratado de Tordesillas, que había repartido el nuevo mundo entre España y Portugal.

Llegada de los calvinistas[editar]

Sin hallar resistencia por parte de los portugueses, que en un primer momento no advirtieron la llegada francesa, Villegaignon se dedicó a expandir la colonia haciendo un llamado de más colonos en 1556. Envió una de sus naves, la Grande Roberge, a Honfleur portando cartas para el Rey Enrique II, Gaspard de Coligny y según algunas fuentes, el líder protestante Juan Calvino.

Tras la llegada de la petición, el rey de Francia financió tres naves que puso bajo el mandato de Legendre de Boissy, señor de Bois-le-Comte, un sobrino de Villegagnon.[3] Se le unieron 14 calvinistas de Génova liderados por Philippe de Corguilleray, incluyendo a los teólogos Pierre Richier, Guillaume Chartrier[3] y el escritor Jean de Léry quien más tarde escribiría la historia de la colonia.[2] Los nuevos colonos (en torno a 300) incluían 5 mujeres jóvenes para ser desposadas y 10 niños para ser entrenados como intérpretes. Llegaron en marzo de 1557.[2] La flota estaba compuesta por:

  • La Petite Roberge, con 80 soldados y marineros a mando del vicealmirante Legendre de Boissy.[3]
  • La Grande Roberge, con 120 a bordo, capitaneada por el señor de Sainte-Marie dit l'Espine.[3]
  • La Rosée con unas 90 personas lideradas por el capitán Rosée.[3]

Tras la llegada de los nuevos colonos, surgieron disputas doctrinales entre Villegagnon y los calvinistas, especialmente en relación a la Eucaristía, y en octubre de 1557 los calvinistas fueron expulsados de la isla de Coligny.[2] Se establecieron entre los Tupinamba hasta enero de 1558, cuando algunos de ellos se las arreglaron para regresar a Francia en barco con Jean de Léry, otros cinco regresaron a la isla de Coligny mientras que tres de ellos fueron ahogados por Villegagnon por rechazar retractarse.[2]

Intervención portuguesa[editar]

En 1560 Mem de Sá, el nuevo Gobernador General de Brasil recibió del gobierno portugués la orden de expulsar a los franceses. Con una flota de 26 barcos de guerra y 2000 soldados, el 15 de marzo de 1560 atacó y destruyó Fuerte Coligny durante tres días, pero fue incapaz de expulsar a sus habitantes y defensores ya que habían huído a tierra firme y pudieron continuar viviendo y trabajando con la ayudas de los indígenas. El Almirante Vilegaignon había regresado a Francia en 1558, disgustado con las tensiones religiosas que habían surgido entre los protestantes y los católicos.

Urgido por dos influyentes sacerdotes jesuítas que habían llegado a Brasil llamados José de Anchieta y Manuel da Nóbrega, Mem de Sá ordenó a su sobrino, Estácio de Sá armar una nueva fuerza de ataque. Estácio de Sá fundó la ciudad de Río de Janeiro el 1º de marzo de 1565 y luchó contra los franceses durante dos años más. Ayudado por un refuerzo militar enviado por su tío, el 20 de enero de 1567 impuso la derrota final sobre los franceses y los expulsó de Brasil, pero murió un mes más tarde por las heridas sufridas en la batalla.

En respuesta a los dos intentos franceses de conquistar territorio brasileño (el otro fue Francia Equinoccial y ocupó el actual São Luís entre 1612 y 1615) la corona portuguesa redobló sus esfuerzos expansionistas en Brasil.

Notas[editar]

Referencias[editar]

  • Francis Parkman, Pioneers of France in the New World, University of Nebraska Press, 1996.
  • André Thevet, Les singularités de la France antartique, 1558, new ed. (Paul Gaffarel, ed.) 1878.