Isla Santa Catarina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Isla Santa Catarina
(Ilha de Santa Catarina)

Isla Santa Catarina

Localización de la isla (estado de Santa Catarina)
Localización geográfica / administrativa

Océano


Atlántico
País(es) Flag of Brazil.svg Brasil
Estado Bandeira de Santa Catarina.svg Santa Catarina
Datos geográficos
Superficie 523 km²
Punto más alto Morro do Ribeirão (532 m)
Demografía
Capital Florianópolis
Población 421.240 habitantes (2010)
Gentilicio Florianapolitano
Otros datos
Densidad 623,68 hab/km²
Coordenadas 27°33′06″S 48°28′44″O / -27.551666666667, -48.478888888889Coordenadas: 27°33′06″S 48°28′44″O / -27.551666666667, -48.478888888889
Mapa de localización

SantaCatarina Municip Florianopolis.svg Vista de satélite de la isla

escudo = Brasão de Santa Catarina.svg
[editar datos en Wikidata]

La historia del Santa Catarina tiene inicio en siglo XVI, con los primeros registros de invasión de los piratas europeos. Sus coordenadas son: 27°33′06″S 48°28′44″O / -27.55167, -48.47889 es una isla costera de Brasil situada en el estado de Santa Catarina, en aguas del océano Atlántico. Tiene una superficie de 523 km² en los que viven 315.000 habitantes (2008).[1] Se encuentra conectada con el continente por tres grandes puentes (puente Hercílio Luz y un doble puente rodado, el puente Colombo Salles y el puente Pedro Ivo Campos). Además de albergar la capital también posee balnearios y numerosos establecimientos comerciales.

Un 97,23% del municipio de Florianópolis, capital del estado, se encuentra en la isla de Santa Catarina.

Es la mayor isla de un archipiélago constituido por más de 20 islas.

El punto más elevado de la isla es el morro de Ribeirão da Ilha, con 532 m de altitud.

Historia[editar]

Fortaleza de São José da Ponta Grossa, construida en el XVIII.

En 1776 el rey Carlos III de España en respuesta al avance portugués y estando Gran Bretaña ocupada en la Guerra de Independencia de Estados Unidos, ordenó el envío de una expedición organizada por don Pedro de Cevallos al Río de la Plata compuesta por un ejército de 9.000 hombres y una poderosa flota, formando parte e interviniendo en la misma el II Batallón del Regimiento de Saboya al mando de don Antonio Olaguer Feliú y constituido el batallón por 720 soldados. El 22 de febrero de 1777 el Saboya tuvo el honor de iniciar el desembarco seguido por el resto de los batallones, no encontrando oposición alguna.

Cuando las guarniciones portuguesas de las fortalezas de Ponta Grosa, Ratones y Santa Cruz vieron que los españoles se disponían a atacarlos, se retiraron precipitadamente al continente, dejando la artillería. Varios barcos se dirigieron a atacar el Castillo de Concepción, que fue capturado sin hacer ningún disparo junto con 3 zumacas.

La mayoría de los 4.000 soldados portugueses al mando del mariscal Antonio Carlos Furtado de Mendoça lograron pasar al continente, pero los prisioneros fueron remitidos a Río de Janeiro junto con el gobernador el 14 de marzo.

Por el Tratado de El Pardo (1778) volvieron a manos portuguesas a cambio de la futura Guinea Española.

Orígenes[editar]

La región costera de Santa Catarina, más exactamente en donde se ubican las playas de Tainha y de Canto Grande, fue, desde la Era de los descubrimientos, visitada por piratas de distintas nacionalidades. En la isla consto con la presencia del francés Binot Paulmier de Gonneville, que habría estado allí durante seis meses en 1504, no hay duda de que el viaje del portugués Nuno Manuel y Cristóvão de Haro, que pasaron por ahí, en 1514, y dio el nombre isla de Patos a la actual isla de Santa Catarina. Al siguiente año, Juan Díaz de Solís pasó en dirección al rio de la Plata. Once náufragos de esta expedición fueron bien recibidos por los indios carijós y empezó un intenso mestizaje.

Existen registros en Europa de un pirata llamados "portugues", que era de origen inglesa pero fue criado en Portugal, donde se alistó en varias expediciones a Brasil. Después se apropió de un barco durante años y ataco barcos comerciales en la región de Santa Catarina. Se dice que se refugiaba en la actual playa de Canto Grande para dividir su botín. Según los registros, no era una persona violenta mientras no era ofendido, y muchos de sus tesoros fueron enterrados en la colina del mono, cerca de la playa del Tainha. Habría regresado a Portugal, dejando escondido su tesoro en la colina del mono que debía recuperar a su regreso. Pero nunca fue visto otra vez, después de haber muerto de una fiebre altísima y sin revelar nunca donde su tesoro.

Existen registro que el "portugués" se relacionaba muy bien con los aborígenes, que vivían de la caza, la pesca y el cultivo de maíz, papa, yuca y maní, siendo competentes los tejedores de redes, esteras y canastas, además de fabricar objetos de piedra. Habitaba en una vasta región costera, desde Cananéia, la costa de São Paulo, a la Lagoa dos Patos, Rio Grande do Sul - y tuvo que limitar las selvas interiores habitados por indios enemigos, llamado botocudos o guanana (guaianã), ahora conocido por kaingang y xokleng. Estos indios estaban en contacto con los guaranis en el interior del estado do Paraná y de Paraguai. Al mantener una buena comunicación a través de la ruta Peabiru, cuyo destino era la región de Potosi, del império inca, despertaron el interés de los extranjeros en busca de plata y oro.

Expedición Española[editar]

Varias expediciones españolas detuvieron en la costa de Santa Catarina en el camino a rio da Prata: Don Rodrigo de Acuña, en 1525, con la tripulación diecisiete llegaron a la isla, donde se establecieron voluntariamente. Sebastião Caboto, en 1526-1527, se abasteció, se drigió a la Plata y regresó. Después de Caboto, llegaron Diego García en 1535 y Gonzalo de Mendoza. En 1541, Álvar Núñez Cabeza de Vaca salió de la isla da de Santa Catarina para pasar por serra do Mar y llegar a la tierra de Paraguai.

El governo espanhol teniendo siempre el propósito de tomar posesión de Brasil meridional, Juan Sanabria Gobervador de Paraguai, tenía la misión de colonizar el Río de la Plata y también poblar el pueto de São Francisco do Sul, en Santa Catarina. Con la muerte de Juan Sanabria, se hizo cargo su hijo Diego. Algunos barcos de la expedición lograron llegar a la isla de Santa Catarina, donde los españoles permanecieron dos años. Se dividieron en dos grupos:uno que lo encabezaba llamado Assunção; la otra, encabezada por el jefe de pilotos Trejo Hermando de Sanabria, se establecieron en São Francisco, donde, después de muchas dificultades y siempre bajo la amenaza de un ataque de los indios, partió a Assunção .

Vale la pena destacar, que en la expedición de Sanabria rl hecho de tener que integrarse Hans Staden, dejó interesante relato del viaje sobre el nascimiento, en São Francisco, el rijo de Hernando, Herdinando de Trejo de Sanabria futuro obispo y fundador de la Universidad de Córdoba, en Argentina. También en 1572, Ortiz de Zarate, caminho a Assunção, estuvo siete meses en Santa Catarina, donde ejerció una violencia increíble e inútil. Esta fue la última expedición española àa laregión.

Invasión portuguesa[editar]

Los aborígenes de la región ha sido educados, desde 1549, por los jesuítas que viajaron en compañía del capitán general Tomé de Sousa, bajo la dirección del padre Manuel da Nóbrega. Los jesuítas se esforzaron ardientemente en la misión, pasando como obstáculo los intentos de los colonizadores portugueses de esclavizar a los indios. Sin embargo, fallaron en su tarea y ya en la segunda mitad del siglo XVII, abandonaron la catequesis en el sur. Con la división de capitanías en Brasil, la costa de Santa Catarina llegó hacer llamada Laguna,y más tarde dos tercios del Paraná, formaron la capitanía de Santana, la última porción del sur, donado a Pedro Lopes de Sousa. El territorio, después de dos siglos de conflictos entre los herederos de Pedro Lopes y su hermano Martin Afonso de Sousa, a principios del siglio XVIII compraron la Corona, junto con la tierra de Paraná y gran parte de São Paulo. Al mismo tiempo, España consideraba su derecho indiscutible a estos territorios y recomendó a los conquistadores conquistar y colonizar no solo la costa sino toda la isla.


Fundamentos costeros[editar]

En la década de 1640, Emilinho, un português que vivía en São Vicente, fundó una población en río de São Francisco, en donde se llegó a vivir con su família. Más tarde fue designado capitán general de esa provincia, que en 1660 fue elevada a villa con el nombre de Nuestra Señora de Gracia de Río de São Francisco, constituyendo la primera fundacia primera fundación estable de la costa de Santa Catarina.

Alrededor de 1675, se estableció en la ilha de Santa Catarina de paulista Francisco Dias Velho, que que erigió una iglesia en honor de Nuestra Señora de exilio. A él se le atribuye el cambio del nombre de la isla de Patos a ilha de Santa Catarina, de quem, ao que consta, uma filha dele tinha o nome. quien, al parecer, tuvo una hija lo nombró. (Sin embargo, otros atribuyen la autoría del nombre a Sebastián Cabot, que había consagrado la isla de Santa Catarina, o más bien había rendido homenaje a su esposa, Catarina Medrano. Francisco Dias Velho se dedicó al cultivo de mandioca de la cana-de-açúcar, la pesca y la búsqueda de ouro. Quince años más tarde, Dias Velho y su gente encarcelaron a la tripulación de un barco pirata que llegaría a la isla y enviaron a los hombres y la carga a San Vicente. Pasaron dos años y regresaron a corsários; Dias Velho fue asesinado y su familia, maltratada y en su desesperación, regresó a San Vicente. El pueblo estaba totalmente abandonada.


Referencias[editar]

  1. «Santa Catarina» (en portugués). Consultado el 27 de septiembre de 2014.

Enlaces externos[editar]