Tratado de El Pardo (1778)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Tratado de El Pardo fue firmado el 11 de marzo de 1778 entre la reina María I de Portugal y el rey Carlos III de España. El tratado tenía como finalidad resolver disputas territoriales de larga data surgidas por la no observancia de los términos del tratado de Tordesillas. En particular, la disputa sobre el extremo sur del avance portugués en la región de Misiones Orientales, el actual Uruguay y partes de Paraguay había llevado a la Guerra Fantástica (1761-1763) y a la guerra hispano-portuguesa de 1776-1777.

El principal problema era la penetración de los bandeirantes portugueses al interior del continente sudamericano, en violación de la división impuesta por el tratado de Tordesillas. El nuevo tratado reconocía el principio de uti possidetis, que ya había estado siendo aplicado en anteriores tratados. Así, se dio el reconocimiento del dominio portugués sobre vastas zonas del actual Brasil, a pesar de que España se había mantenido fuera de África en observancia de lo acordado en el tratado de Tordesillas. En compensación, la reina María aceptó ceder las islas de Annobón y de Bioko a España, así como la costa guineana entre el río Níger y el río Ogooué. La isla de Bioko en el golfo de Guinea (llamada Fernão do Pó durante el dominio portugués) fue oficialmente renombrada y reconocida como Fernando Poo.

Enlaces externos[editar]