Provincia de Corrientes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Correntino»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Provincia de Corrientes
Provincia de Argentina
Bandera de Provincia de Corrientes
Bandera

Escudo de Provincia de Corrientes
Escudo

Lema: Patria, Libertad y Constitución
Ubicación de Provincia de Corrientes
Coordenadas: 28°40′S 57°38′O / -28.66, -57.63Coordenadas: 28°40′S 57°38′O / -28.66, -57.63
Capital Corrientes
 • Población 352.646 (2010)
 • Coordenadas 27°28'16"S 58°50'25"O
Ciudad más poblada Gran Corrientes
Idioma oficial español
 • Co-oficiales guaraní[1]
Entidad Provincia
 • País Bandera de Argentina Argentina
Gobernador
Cámara de Diputados
Senado
Ricardo Colombi (UCR)
7 bancas
3 bancas
Subdivisiones 25 departamentos
71 municipios
Superficie Puesto 16
 • Total 88 199 km²[2]
Población (2010) Puesto 11
 • Total 992 595 hab.[3]
 • Densidad 11,25 hab/km²
Gentilicio correntino/a
IDH (2013) 0,809 (19.º) – Muy Alto
Huso horario UTC -3
Prefijo CPA W
ISO 3166-2 AR-W
Sitio web oficial
[editar datos en Wikidata ]

La Provincia de Corrientes (en guaraní: Taragüí Tetãmini)[4] es una de las 23 provincias que integran la República Argentina, ubicada en la región mesopotámica y forma parte de la Región del Norte Grande Argentino. Su capital es la Ciudad de Corrientes.

Limita al norte con la República del Paraguay; al este con la Provincia de Misiones, la República Federativa del Brasil y la República Oriental del Uruguay; al sur con la Provincia de Entre Ríos, y al oeste con las provincias de Santa Fe y Chaco.

El gobierno correntino declaró en 2004 el guaraní correntino como "idioma oficial alternativo" de la provincia, junto con el castellano. Hasta 2010 fue la única provincia con ese estatus, al sumársele la Provincia del Chaco.[5]

Historia[editar]

La Provincia de Corrientes abarca aproximadamente la región que los guaraníes, antiguos habitantes de la zona, denominaban Taragüí. Es difícil determinar exactamente de cuando data la población de este territorio por los guaraníes nómadas, pero es probable que llegaran a él, siguiendo los cursos fluviales, a mediados del I milenio a. C., tras la escisión que separó a los tupí hablantes de ñe'engatú de los guaraníes propiamente dichos.

Los originarios correntinos se establecieron a lo largo de la costa del Paraná, formando comunidades seminómadas, que perdurarían hasta bien entrada la época colonial.[6] Mantuvieron relaciones hostiles con otros de sus habitantes, los belicosos charrúas (pámpidos), parte de Río Grande del Sur y la República Oriental del Uruguay.

En diciembre de 1527, Sebastián Gaboto, navegante veneciano al servicio de España, descubrió el río Paraná y el 31 de marzo de 1528, el río Paraguay, siendo por lo tanto, el primer europeo que avistó la costa oeste de Corrientes.

Cuando se concedió a Pedro de Mendoza el adelantazgo en la Región del Río de la Plata, por las Capitulaciones celebradas entre él y el rey de España, Corrientes quedó dentro de los territorios que se le otorgaban.

La Ciudad de Corrientes fue fundada por el adelantado Juan Torres de Vera y Aragón con el auxilio de Alonso de Vera y Aragón, llamado el tupí, y Hernando Arias de Saavedra —Hernandarias— el 3 de abril de 1588. El adelantado necesitaba hacerlo para cumplir las capitulaciones de su cargo; como estación de paso entre Asunción del Paraguay y Buenos Aires, el crecimiento de la región se vio favorecido. Torre de Vera y Aragón no permaneció en la nueva fundación, ya que siguió viaje a España para lograr la ratificación de su cargo. Común pero errónea es la afirmación de que su fundador bautizó a la ciudad como San Juan de Vera de las Siete Corrientes; el acta de la fundación registra simplemente el de Ciudad de Vera, ampliado con el tiempo para honrar al patrono del fundador y luego apocopado en su forma actual.

Los pobladores iniciales fueron 62 criollos y españoles procedentes de Asunción, a los que se sumaron otros 86 llegados de la ciudad de Concepción de Buena Esperanza. El mismo movimiento dio origen ese año a Santa Ana de los Huácaras, Itatí y Santa Lucía, que fueron organizados como pueblos de indios cuyos pobladores se tomaron en su gran mayoría de la población amerindia local.

Numerosas misiones jesuíticas se instalaron en el actual noreste de la provincia (entonces parte de Misiones), donde desarrollaron una intensa y peculiar labor evangelizadora. Esto fue el verdadero catalizador de la sociedad guaraní en la región, ya que la alianza de sus dirigentes políticos (los mburuvicha guazú) con la Compañía de Jesús les granjeó la protección temporal de la Corona de España frente a las presiones de los hacendados coloniales, interesados en someterlos a un régimen de encomiendas, y los saqueos de los bandeirantes brasileños. No todas las tribus guaranítica se acogieron a este sistema, sin embargo; mientras un gran número de guaraníes se asentó en las misiones permanecieron hostiles y se retrajeron a las áreas más aisladas y remotas de la región. La población guaranítica dio lugar a buena parte del tejido social que fue la base para la organización de la provincia actual, pese a que la expulsión de los jesuitas provocó el despoblamiento y la pérdida del territorio de las Misiones Orientales, que caería eventualmente en manos de los luso-brasileños tornándose más adelante el Río Grande del Sur.

Cuando, por Cédula Real del 16 de diciembre de 1617, la gobernación inicialmente asignada a Pedro de Mendoza fue dividida en dos, la Ciudad de San Juan de Vera de las Siete Corrientes, quedó, junto con otras, en jurisdicción de la Gobernación del Río de la Plata.

Plaza San Martín, en Goya.

En el siglo XVIII, los conflictos entre los naturales de Corrientes y la gobernación de Buenos Aires, de la que dependían, fueron intensos; se debieron principalmente a la negativa a prestar servicio militar contra los habitantes de otras zonas o los nativos. En 1732 una sublevación comunera se alzó contra el gobernador Bruno Mauricio de Zabala, tomando el bando de los comuneros de Asunción; fue duramente reprimida por tropas enviadas desde la capital. 30 años más tarde, el gobernador Pedro de Ceballos se encontraría con una situación similar, provocada por la orden de reclutar milicias para abrir un Camino Real hacia el Tucumán.

Las represalias del gobierno central incluyeron el traslado al río Uruguay del transporte comercial que se desarrollaba en el Paraná, lo que fue un duro golpe a la economía local, basada en la construcción naval —proveyendo de carpintería naval a todo el Virreinato— y los tejidos destinados al autoabastecimento y la provisión de los mercados vecinos.

La Real Ordenanza de Intendentes del 28 de enero de 1782, que modificó la organización administrativa del Virreinato del Río de la Plata creando las Gobernaciones Intendencias, hizo que Corrientes quedara asignada a la Intendencia de Buenos Aires.

Se organizó un cuerpo propio de milicias, los Cazadores Correntinos, que durante las invasiones inglesas de comienzos de 1806 y 1807, colaboraron en la defensa de Buenos Aires bajo el mando de Juan José Fernández Blanco, adjuntos al Tercio de Vizcaínos. El cuerpo fue suprimido tras la asonada del 1 de enero de 1809 encabezada por Martín de Álzaga.

La Ciudad de Corrientes, dotada ya de clara identidad para la época de la Independencia Argentina, ya como provincia se alió con los criollos y españoles de Buenos Aires, pasando a formar parte de la alianza de provincias que formarían posteriormente la República Argentina, en 1811 el pueblo correntino adhirió decididamente a la Revolución de Mayo enviando a José Simón García de Cossio como primer diputado en la Primera Junta de Buenos Aires, casi al mismo tiempo fueron recibidas las escasas tropas libertadoras al mando del general Manuel Belgrano pasando a revistar voluntariamente en ellas muchos jóvenes correntinos.

Un Cabildo abierto reunido en Corrientes el 11 de marzo de 1814 eligió a Juan Bautista Méndez como gobernador de la provincia. El 20 de abril de ese año, el Cabildo declaró la independencia de la provincia bajo el sistema federativo reconociendo al general José Gervasio Artigas como Protector de los Pueblos Libres.

Establecida ya como una provincia autónoma de hecho, el Director Supremo del Estado Gervasio Antonio de Posadas, por Decreto del 10 de septiembre de 1814, dispuso formar las provincias de Entre Ríos y de Corrientes (ésta también con los pueblos de Misiones incluyendo teóricamente parte del actual Brasil) separándolas de la Gobernación Intendencia de Buenos Aires y fijando sus respectivas jurisdicciones.

El general José de San Martín, nació en el pueblo de Yapeyú ubicado en la actual provincia de Corrientes, pero al momento de su nacimiento formaba parte del territorio de la Gobernación de las Misiones Guaraníes, donde se conservan las ruinas de su casa natal y un museo en su memoria. También el sargento Juan Bautista Cabral, de quien la leyenda afirma que en la batalla de San Lorenzo dio su vida por el general San Martín, era correntino; Cabral nació en un pueblo llamado Saladas, ubicado a 110 km al sudeste de la capital.

Corrientes tomó partido por el bando artiguista en las luchas intestinas que siguieron y formó parte de la Liga de los Pueblos Libres encabezada por éste; representantes correntinos participaron del Congreso de Oriente de 1815, en que las provincias de la Banda Oriental, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Misiones y Santa Fe se declararon independientes de España y de toda otra potencia extranjera.

Entre 1818 y 1819, el gobierno de la provincia estuvo a cargo de Andrés Guazurary, lugarteniente de Artigas; rechazado de plano por el patriciado local por su origen guaraní, Guazurary fue sin embargo un gobernador prudente e ilustrado. A la derrota de Artigas, el gobierno provincial quedó en manos del Supremo Entrerriano, Francisco Ramírez, que poco después proclamaría la República de Entre Ríos, que comprendía también el territorio correntino. Evaristo Carriego sería el comandante militar del Departamento de Corrientes durante la efímera República, período en el cual se fundaron no menos de 12 escuelas y se realizó el primer censo de la época postcolonial. Caído en julio de 1821 Ramírez por sus desavenencias con el santafesino Estanislao López, que se alió con el directorio porteño contra éste, una sublevación depuso a Carriego.

En Cabildo abierto se nombró gobernador a Ramón de Atienza, quien convocó a un nuevo Congreso Provincial. Éste dictó el 11 de diciembre 1821 el Reglamento Provisorio, primera Constitución correntina. El Congreso Provincial nombró gobernador a Juan José Fernández Blanco a fines de ese año.

Tras Fernández Blanco ocuparía el sillón del gobierno provincial una de sus figuras más decisivas, el brigadier general Pedro Ferré. Ferré aseguraría la región oriental de la provincia, en anarquía por el conflicto con los brasileños, que había llegado a las armas, con lo que dio forma definitiva al territorio provincial; firmaría también la paz con los caciques chaqueños, dando fin al sistema de reducciones y fomentaría la economía de la región. Su relación con Buenos Aires, gobernada ya por Juan Manuel de Rosas, sería conflictiva; el centralismo porteño, no menor en la etapa federal que durante el precedente Directorio, llevaría que en 1839 el gobernador Genaro Berón de Astrada se aliase al oriental Fructuoso Rivera contra Rosas. La derrota en batalla de Pago Largo pondría fin a ese intento, pero daría pie a un continuado conflicto con Buenos Aires, que se prolongaría en la campaña de José María Paz y luego en la adscripción del gobernador Benjamín Virasoro, yerno de Ferré, al pronunciamiento de Justo José de Urquiza. Los correntinos se batieron contra Rosas en Caseros y serían una facción de peso en la Confederación Argentina.

Durante la Guerra de la Triple Alianza, parte del territorio fue invadido por tropas paraguayas. Durante unos cinco meses, la capital debió sufrir en carne propia todo tipo de injusticias y desmanes por parte de los invasores. En su retirada, el ejército del Mariscal López se llevó miles de cabezas de ganado y secuestró un número nunca determinado de mujeres. Un símbolo provincial son "Las Cautivas", esposas de ministros y funcionarios provinciales tomadas como rehenes durante años, en las condiciones más miserables. Un monumento las recuerda hoy al pie del que homenajea a Bartolomé Mitre, considerado como el libertador provincial.

Por el Convenio Interprovincial firmado en Buenos Aires, el 18 de julio de 1978, las provincias del Chaco y de Corrientes solucionaron el diferendo por la posesión de islas en el Río Paraná, definiendo completamente sus fronteras.[1]

Geografía[editar]

Vista satelital de los esteros del Iberá, en Corrientes, una gigantesca red de riachos, arroyos, pantanos, lagunas y bañados, que abarcan entre 15.000 y 25.000 km², lo que lo convierte en el segundo humedal más grande del mundo.
Kepiplörö, animal característico de la provincia
Hembra de Ciervo de los Pantanos, Blastoceros dichotomous, en los esteros del Iberá.

La provincia correntina limita al norte y al oeste con el Río Paraná, que la separa del Paraguay y las Provincias de Chaco y Santa Fe; su linde este está marcado por el río Uruguay, que la separa de Brasil y Uruguay, donde se forma una triple frontera entre las ciudades de Monte Caseros (Argentina), Bella Unión, (ciudad del departamento de Artigas, Uruguay) y Barra do Quarai (Río Grande del Sur); los ríos Guayquiraró y Mocoretá y los arroyos Basualdo y Tunas marcan su frontera sur con la provincia de Entre Ríos. Al nordeste los arroyos Itaembé y Chimiray junto con un tramo de "límite seco" de 30 km, la separan de la Provincia de Misiones.

La provincia de Corrientes forma parte de la Mesopotamia argentina y en forma más amplia de la región denominada Litoral. Es una provincia llana, con la excepción del paraje conocido como Tres Cerros (cerca de la localidad de La Cruz), al este de la provincia, donde se hallan algunas pequeñas elevaciones de la que se destaca el cerro Nazareno, con 179 msnm. Sin embargo, su punto más alto se encuentra al nordeste (27°47′16.3999″S 55°49′52.2083″O / -27.787888861, -55.831168972), en la frontera con la provincia de Misiones y próximo a la localidad de San Carlos, con una altitud de 229 msnm.[7] Hacia el oeste hay una serie de escalones cuyas alturas disminuyen hasta llegar al río Paraná, hacia el sur, confinando con Entre Ríos se ubica una meseta baja: la del Payubré, cubierta por densos bosques hasta fines del s. XX.

El territorio correntino se caracteriza por una asimetría marcada entre el sector oriental y el occidental; el dominio de esteros y lagunas se destaca por no integrar un sistema hidrográfico organizado.

El área de los esteros y lagunas del Iberá, que cubre un cuarto de la superficie provincial, es una extensa depresión de suelos de derrame volcánico, cubiertos posteriormente por sedimentos de origen fluvial y eólico. El área exacta que ocupan los bañados varía según la altura de los ríos de la región, con los que está conectada subterráneamente; si bien la margen sur de la zona está claramente definida por el límite natural de la geología entrerriana —una zona de lomadas bajas que ocupa la mitad sur de la provincia—, sus fronteras noreste y noroeste no tienen solución de continuidad con el resto del paisaje.

El área más dinámica está delimitada por los esteros y lagunas del Iberá y caracterizada por dos elementos fundamentales: el asentamiento de la capital en una posición privilegiada, en un sitio no inundable donde convergen dos vías fluviales, el río Paraguay y el Paraná, y la presencia de pequeñas lomadas que hacen posible la agricultura intensiva de cítricos, hortalizas, tabaco, maíz, etc.

El origen geológico de la zona no resulta claro. Las hipótesis más convincentes sugieren que la cuenca del Iberá estaría constituida por el antiguo cauce del río Paraná, del cual se desvió una vez la erosión hizo practicable el flujo a través del banco rocoso de los saltos de Yacyretá-Apipé. Avala esta teoría el origen aluvionario del suelo, compuesto por capas de arena y limo sobre un fondo impermeable de arcilla que impide el drenaje directo de las aguas. La circulación de las mismas se produce a través de los ríos Corriente y Miriñay, hacia las cuencas del Paraná y el Uruguay respectivamente. Las lluvias frecuentes, sobre todo durante la primavera y el otoño, reponen el nivel de los esteros, que no ha mostrado tendencias a la modificación en los últimos años.

Clima[editar]

En toda la provincia el clima es tropical, destacando en el norte dos de sus variantes con clima semitropical: semitropical húmedo en el noreste, en ciudades como Santo Tomé, y Gobernador Virasoro; y semitropical semiestépico en el noroeste, en ciudades como Corrientes, Caá Catí, Itá Ibaté, Itatí, e Ituzaingó; con una temperatura media anual máxima de 35 °C. Las precipitaciones son abundantes y oscilan entre los 950 y 1400 mm anuales, que decrecen de noreste a sudoeste con escasas variaciones diarias y estacionales hacia el nordeste especialmente. Los veranos son muy sofocantes; los termómetros suelen llegar hasta los 55°C,[cita requerida] sumada a la elevada humedad del ambiente (En el año 1959 se llegó a 58 °C por lo que marcó un récord en la provincia).[cita requerida] En cambio los inviernos son templados-frescos, entre los 9 y 21 °C aunque puede haber temperaturas de hasta 1°C. Los vientos que más afectan a la provincia son el norte muy cálido, el pampero frío y la sudestada.

Recursos hídricos[editar]

Yacaré en los esteros del Iberá.

Corrientes se encuentra entre dos ríos: el Uruguay (al este), el Paraná (al oeste y norte); que constituyen las fronteras naturales de su territorio. La escasa altura de la costa del Paraná es causa de frecuentes inundaciones, aunque la infraestructura protectiva recibió un fuerte impulso luego de la devastadora creciente de 1982. Los recursos hídricos son aprovechados para la generación de energía eléctrica en la represa hidroeléctrica de Yacyretá. Numerosos esteros, bañados y lagunas dan al paisaje un aspecto singular. Se estima en más 20.000 el número de lagunas existentes.

Sismicidad[editar]

La región responde a las subfallas «del río Paraná», y «del río Uruguay», con sismicidad baja. Sus últimas expresiones se produjeron con el sismo de 1948, con 5,0 en la escala de Richter[8] y del sismo de 2009, con 3,5 Richter.

Organización política[editar]

Constitución Provincial[editar]

Casa de Gobierno de la Provincia de Corrientes.

La primera Constitución correntina fue sancionada en 1821, mientras que la actual data de 2007. Hay tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.[9]

Poder Ejecutivo[editar]

Es ejercido por un gobernador, electo por el voto popular por un período de 4 años, y que puede ser reelecto sólo por un mandato consecutivo. Así mismo es el encargado de publicar las leyes. Tiene también la facultad de vetarlas, es decir, rechazarlas si no las considera adecuadas.

Poder Legislativo[editar]

Legislatura de Corrientes.
Legislatura de la Provincia de Corrientes.

Es una institución bicameral:

  • Cámara de Diputados: 30 miembros.
  • Cámara de Senadores: 15 miembros.

Poder Judicial[editar]

Es ejercido por jueces, encabezado por el Presidente del Superior Tribunal de Justicia, cuatro Ministros, y el Ministerio Público, con un Fiscal General, y un Fiscal Adjunto.

División administrativa[editar]

La provincia está dividida en 25 departamentos, subdivididos en 71 municipios (la unidad administrativa mínima es el municipio).

Provincia de Corrientes, división política y su capital.

A continuación se listan alfabéticamente los departamentos y entre paréntesis su correspondiente municipio cabecera.

  1. Bella Vista (Bella Vista)
  2. Berón de Astrada (Berón de Astrada)
  3. Capital (Ciudad de Corrientes)
  4. Concepción (Concepción)
  5. Curuzú Cuatiá (Curuzú Cuatiá)
  6. Empedrado (Empedrado)
  7. Esquina (Esquina)
  8. General Alvear (Alvear)
  9. General Paz (Caá Catí)
  10. Goya (Goya)
  11. Itatí (Itatí)
  12. Ituzaingó (Ituzaingó)
  13. Lavalle (Santa Lucía) [10]
  14. Mburucuyá (Mburucuyá)
  15. Mercedes (Mercedes)
  16. Monte Caseros (Monte Caseros)
  17. Paso de los Libres (Paso de los Libres)
  18. Saladas (Saladas)
  19. San Cosme (San Cosme)
  20. San Luis del Palmar (San Luis del Palmar)
  21. San Martín (La Cruz)
  22. San Miguel (San Miguel)
  23. San Roque (San Roque)
  24. Santo Tomé (Santo Tomé)
  25. Sauce (Sauce)

Límites[editar]

Compass rose pale.svg Bandera de la Provincia del Chaco.svg Chaco Flag of Paraguay.svg Paraguay Bandera de la Provincia de Misiones.svg Misiones Compass rose pale.svg
Bandera de la Provincia de Santa Fe.svg Santa Fe Norte Flag of Brazil.svg Brasil
Oeste   Rosa de los vientos.svg    Este
Sur
Bandera de la Provincia de Santa Fe.svg Santa Fe Bandera de la Provincia de Entre Ríos.svg Entre Ríos Flag of Uruguay.svg Uruguay

Región del Norte Grande Argentino[editar]

El Tratado interprovincial de creación de la Región Norte Grande Argentino, fue suscrito en la ciudad de Salta el 9 de abril de 1999 entre las provincias de Catamarca, Corrientes, Chaco, Formosa, Jujuy, Misiones, Tucumán, Salta y Santiago del Estero.

«El objeto primordial de este tratado es la creación de la Región Norte Grande y la concreción de la integración de las provincias del NOA y el NEA, a los efectos de lograr en la realidad un sistema efectivo de consenso y acción conjunta entre los estados partes».

El Consejo Regional del Norte Grande es el máximo ente de gobierno regional, integrado por la Asamblea de Gobernadores, la Junta Ejecutiva y el Comité Coordinador. Este último, está constituido por un representante del NOA y otro del NEA, ambos son además miembros de la Junta Ejecutiva. La Comisión Ejecutiva Interministerial de Integración Regional coordina el proceso de integración a partir de las directivas de los órganos superiores antes mencionados.

Véase también: Región del Norte Grande Argentino

Economía[editar]

Las actividades productivas de Corrientes, son la ganadería ovina y vacuna, el cultivo y procesamiento de cítricos, especialmente las naranjas, y el cultivo de arroz que actualmente alcanza una fuerte expansión en función del mercado brasileño. Deben también mencionarse cultivos industriales más tradicionales como el , la yerba mate y el tabaco.

Agricultura y ganadería[editar]

Grandes plantaciones de té y yerba mate cubren los alrededores de la localidad de Gobernador Virasoro.

La ganadería del bovino resulta difícil por las altas temperaturas y las pasturas relativamente pobres de la provincia, sobre todo en la región norte; por este motivo, el Brangus es la raza de ganado que predomina. En la mitad sur del territorio, las condiciones se asemejan a la de la vecina Entre Ríos, posibilitando una cría más diversificada. La explotación de otras especies es insignificante.

La agricultura se encuentra más desarrollada y es uno de los pilares de su economía. Predominan los cultivos de cítricos, tabaco, arroz, yerba mate, y algodón.

También se desarrolla la industria forestal en el centro y el noreste de la provincia, siendo la provincia más forestada del país, en especial con pinos y eucaliptus.

Industria[editar]

Con una temprana industrialización durante el siglo XIX apoyada en astilleros, talabartería, fabricación de armas y procesamiento de alimentos, hacia principios del siglo XX como producto de las largas guerras intestinas e internacionales, la provincia cayó en un proceso de desindustrialización agudo. Actividades como la manufactura azucarera y fabricación de productos textiles tuvieron breves y efímeros auges hasta desaparecer nuevamente tras la crisis algodonera.

Desde mediados del siglo XX y hasta el XXI solamente se conservan grandes producciones intensivas y elaboradas de telas, infusiones -té y yerba mate-, madera -mobiliarios-, cítricos, hortalizas y panadería.

Canteras de piedra y arena se desarrollan en menor intensidad para un gran mercado interno y los astilleros, de gran tradición sobre la costa del Paraná, son actividades industriales que se reactivan por lapsos breves sin empresa alguna que logre superar la década de actividad continua. Similar suerte tiene la industria cárnica, pese a que la provincia cuenta con una amplia infraestructura ganadera históricamente apoyada en los mataderos, aunque es de destacar que se trata de la 4.ª provincia con mayor producción ganadera. Sobre sus costas se encuentra asentada la represa Yaciretá-Apipé, una de las productoras hidroeléctricas más grandes del planeta. Es una de las dos provincias argentinas con tres fronteras internacionales (la otra es Salta), un polo universitario en crecimiento exponencial -cuarto del país- e importantes producciones primarias, que pese a sus ventajas estratégicas, geográficas, climáticas y para los asentamientos habitacionales no desarrolla polo industrial propio a causa del costo energético, de infraestructura, baja densidad poblacional, falta de incentivos fiscales y costo de agua potable. La actividad industrial así como la libre navegación de sus ríos pasó de ser el principal motor de la intervención de Corrientes en el proceso independentista durante el siglo XIX a la actividad económica más pequeña durante el siglo XXI. No obstante ello, al presente se lleva adelante la creación de parques industriales en distintas ciudades de la provincia, estando en la etapa de concreción los situados en Goya, Mercedes y Santa Rosa, además de los proyectados en la ciudad capital, Gobernador Virasoro y Paso de los Libres.

Transportes[editar]

El Puente Gral. Belgrano al atardecer.

Diferentes medios y empresas de transporte brindan servicios hacia y desde la provincia de Corrientes, existiendo numerosas ofertas, según el presupuesto con el cual se disponga.

Puede acceder a este mundo de naturaleza y tradición a través de su propio automóvil, en micros o si lo prefiere, puede hacerlo en avión, ya que varias de las localidades correntinas cuentan con aeródromos y aeropuertos habilitados.

Red vial[editar]

Mediante el Puente General Belgrano, a través de la Ruta Nacional 16, se conecta con la provincia del Chaco, mientras que por balsas de automóviles, se comunica con Santa Fe, a la altura de Goya.

Le abre sus puertas a Misiones y Entre Ríos a través de las Rutas Nacionales 12 y 14. Mientras que por la Ruta 12, hacia el sur, se llega al Puente Zárate-Brazo Largo, rumbo a Capital Federal.

Las Rutas Nacionales 123 y 14, sirven como corredor de cargas del Mercosur. El Puente Internacional Paso de los Libres - Uruguayana, es uno de los pasos fronterizos de mucho tráfico, y río arriba está el Puente Internacional Santo Tomé - San Borja; ambos puentes se integran con Brasil.

Red ferroviaria[editar]

Está en desuso una extensa red ferroviaria, de aproximadamente 1000 km. Desde el Centro Ferroviario de Monte Caseros, parten dos ramales troncales, uno hacia la Ciudad de Corrientes y otro hacia Posadas.

Correspondiente al Ferrocarril General Urquiza, tiene 944 km de vías, permitiendo unir la provincia con el resto del litoral, y acceder a países vecinos como Paraguay y Brasil.

Transporte fluvial[editar]

Cuenta con tres grandes ramales: Alto Paraná, Paraná Medio, y Uruguay. A lo largo del Paraná, se levantan en Esquina, Goya, Bella Vista, Corrientes e Ituzaingó, puertos que contribuyen al comercio y crecimiento de la provincia.

Transporte aéreo[editar]

Corrientes cuenta con tres aeropuertos internacionales y nueve aeródromos. El tráfico aéreo se centraliza en el Aeropuerto Internacional Piragine Niveyro, de la ciudad de Corrientes.

Además del Aeropuerto de Cambá Punta, en la ciudad de Corrientes, cuentan con carácter internacional los aeropuertos de Paso de los Libres y Monte Caseros. Son de importancia también los Aeródromos de Goya, Mercedes y Curuzú Cuatiá.

Turismo[editar]

Palmeras en el Parque nacional Mburucuyá, en un ambiente representativo del noreste argentino.

Los paisajes y las opciones culturales vuelven a la provincia correntina en un verdadero centro turístico por excelencia, con diferentes y variadas actividades religiosas, rurales y alternativas.

El atractivo turístico de la provincia se basa, principalmente, en su variada riqueza forestal, sus esteros y montes, también en el estilo arquitectónico, colonial y autóctono, principalmente de su capital, además de otros centros históricos en general.

Turismo religioso[editar]

La Provincia de Corrientes es rica en diferentes aspectos, y la fe religiosa es una de sus principales características y es además el motor de muchos de sus habitantes.

Algunas de las localidades donde se puede disfrutar del turismo religioso: Corrientes, Empedrado, Esquina, Itá Ibaté, Itatí, La Cruz, Mburucuyá, Mercedes y Santa Ana.

El turismo religioso en Corrientes se engalana en compartir a su Santa Patrona, la Virgen de Itatí, protectora de los correntinos. Provocadora de un contagioso movimiento religioso reconocido como uno de los más grandes del país, invita a participar de celebraciones eucarísticas, festivales, misas y rezos. En toda la provincia, este fenómeno congrega a miles de fieles en cada peregrinación. Devotos atraviesan grandes distancias para pedir o agradecer favores y gracias, encomendándose a través de oraciones y cantos.

En Empedrado, el visitante podrá disfrutar de un turismo religioso diferente, convocando a Nuestro Señor el Hallado, mientras que en Itá Ibaté será parte de la fe en el Cristo de la Hermandad.

La ciudad de Esquina le reza a Santa Rita, y Mburucuyá guarda las reliquias de San Antonio.

Conservadas a través del tiempo, las Capillas de Santa Ana y Santa Lucía, se han convertido en testimonios de la historia de un territorio de gran valor cultural.

Los templos en las localidades de La Cruz, Santo Tomé y Monte Caseros, invitan a conocer la tranquilidad de su entorno y a acercarse a un mundo de paz interior.

El turismo religioso en Mercedes, convoca a ser parte de una leyenda urbana. Correntinos y visitantes foráneos celebran al Gauchito Gil, paisano de estas tierras que murió asesinado.

La "Ruta de los Jesuitas" es un fascinante itinerario que contacta al turista con una de las empresas más originales y fervorosas de toda la historia cristiana. Un paseo por el pasado que recorre cuatro localidades que formaron parte de las celebradas misiones jesuíticas: Yapeyú, La Cruz, Santo Tomé y San Carlos. Este recorrido tiene el encanto de lo antiguo y las comodidades de lo moderno.

Turismo rural[editar]

La búsqueda de lo distinto y el escape a lo cotidiano suele caracterizar a los turistas que buscan en la naturaleza una opción diferente y la calma necesaria para reponer energía.

Esparcidas por todos los rincones de la provincia, hay atractivas estancias con diversas propuestas turísticas. El ambiente natural y el maravilloso paisaje que las rodean invitan a recorrerlas y disfrutar del campo en su plenitud. En las estancias correntinas se llevan a cabo diversas actividades, desde sus más históricas costumbres, hasta la más variadas: caminatas, cabalgatas, degustación de comidas caseras, paseos en carruaje, avistaje de aves, caza, pesca, canotaje, lanchas, safaris fotográficos en 4 x 4, alojamientos y piscinas. Cada persona, cada integrante de la familia, encuentra la aventura que prefiera.

Lo más natural de la región, recorriendo grandes extensiones de agua en los Esteros del Iberá, y las extensiones de intenso verdor, con flora y fauna características de la mesopotamia argentina. Situada en el noroeste provincial está Parque Nacional Mburucuyá, en el Departamento Mburucuyá.

Población[editar]

Evolución 1869-2010
Censo Población
1869 129.023
1895 239.618
1914 347.055
1947 525.463
1960 533.201
1970 564.147
1980 661.454
1991 795.594
2001 930.991
2010 992.595

Evolución histórica de la población provincial hasta 1853:

Población actual:

Principales ciudades[editar]

Plaza 25 de Mayo.

Los principales centros urbanos de la provincia, según el censo 2010, son:

  1. Corrientes (Gran Corrientes: 346 334 habitantes), centro político y económico de la provincia. Situada a orillas del Paraná, al sur de su confluencia con el Paraguay y muy próxima a Resistencia, capital de la vecina provincia del Chaco. Es una de las ciudades más antiguas del país (1588).
  2. Goya (77 349 hab.), en el sur de la provincia, a orillas del Paraná. Activo puerto pesquero y centro turístico, se comunica con el resto del país por la ruta 12.
  3. Paso de los Libres (43 251 hab.), en el sudeste, a orillas del Uruguay. Importante punto de intercambio comercial entre la Argentina y Brasil.
  4. Curuzú Cuatiá (34 470 hab.), centro de una zona agrícola de gran producción.
  5. Mercedes (33 551 hab.), cercana a los esteros del Iberá.

Con más de 20 000 habitantes: Gobernador Virasoro (30 666 hab.), Bella Vista (29 071 hab.), Monte Caseros (23 470 hab.) y Santo Tomé (23 299 hab.).

Con más de 10 000 habitantes: Esquina (19 081 hab.), Ituzaingó (19 575 hab.), Saladas (12 864 hab.) y San Luis del Palmar (12 287 hab.).

Cultura[editar]

Corrientes posee afinidad idiomática con el vecino Paraguay, señalada entre otros rasgos por la persistencia del guaraní, declarado en el 2004 lengua oficial en la provincia junto con el español, así como con la cultura del Estado de Río Grande del Sur con quien comparte la frontera este, referenciada como "costa del río Uruguay". Distintiva es también la música folclórica local, que comprende el chamamé y otros ritmos de origen colonial con influencias europeas, como la charanda, la polca correntina, la guarania, la chamarrita, el valseado, etc.

Literatura[editar]

Entre sus escritores más destacados puede nombrarse a: David Martínez, Franklin Rúveda, "Cancho" Gordiola Niella, Alejandro Mauriño, Francisco Madariaga, Velmiro Ayala Gauna, Saturnino Muniagurria, Efraín Maidana, “Cacho” González Vedoya, Nilda Nicolini, José Gabriel Ceballos, José Alberto Alarcón, Martín Alvarenga, Florencio Godoy Cruz, Emilio José Noya, Gerardo Pisarello, Ernesto Ezquer Zelaya, Marily Morales Segovia, Horacio Julio Rodríguez, Julio Argentino Tamaño, Jorge Sánchez Aguilar, Pilar Muñoz, Julio Darío Schvetz, Myrna Neumann y Avelino Núñez, entre otros.

Cuenta con dos editoriales medianas, Moglia y Amerindia, así como con diversos talleres, imprentas con alta calidad y demanda de producción. Anualmente, en la provincia se editan más de doscientos títulos de diversos géneros literarios.

Se encuentran cuatro diarios de circulación provincial: Época, El Litoral, La República y El Libertador. Un amplio y desarrollado mercado digital con diversidad y abundancia de temáticas y títulos.

Algunos músicos de trascendencia nacional e internacional oriundos de la provincia son Isaco Abitbol, Tránsito Cocomarola, Alberto Bofill, Ernesto Montiel, Juancito Güenaga, Antonio Niz, Argentina Rojas, Juan Carlos Jensen, Antonio Tarragó Ros, Ramona Galarza, Teresa Parodi, "Gringo" Sheridan, Raúl Barboza, "Pocho" Roch, Ricardo Scofano, Mario Bofill, "Papi" Miño, Gisela Méndez Ribeiro y Fito Ledesma, entre muchos otros.

Actividad cultural[editar]

La presencia de las universidades, públicas y privadas, así como el desarrollo de centros y grupos culturales potencia año tras año la instalación y el lanzamiento de diversos eventos culturales entre los que se destacan los festivales de danzas, los festivales folclóricos y en particular la "Fiesta Nacional del Chamamé", las Ferias de Libros hacia la costa del río Uruguay, en particular en Paso de los Libres, los encuentros literarios en ciudades como Corrientes Capital, Gobernador Virasoro, Paso de los Libres, Santo Tomé, Esquina, Bella Vista, Goya y San Roque. Proliferan así mismo los talleres y centros artísticos, en particular los talleres literarios. Durante el último lustro resurgieron diversos teatros vocacionales y talleres de artes plásticas.

Murales y artes plásticas[editar]

El movimiento muralista tuvo un gran esplendor hacia fines del siglo XX, en particular con la formación del grupo "Arte Ahora" y en la actualidad la marca puede encontrarse en una veintena de exponentes independientes cuyos trabajos pueden encontrarse principalmente en la Ciudad de Corrientes. Localidades del interior, fachadas institucionales, hitos en accesos de ciudades tanto de la Provincia de Corrientes como de Misiones, Entre Ríos y Chaco poseen obras de muralistas correntinos, destacándose principalmente la técnica del esgrafiado. El ejemplo más notorio de este fenómeno cultural y su impacto en la sociedad lo constituye el "Circuito de los murales" que opera a su vez como parte la atracción turística de la capital correntina conocida también como la "Ciudad de los murales". Entre los autores más destacados, cabe mencionar a Juan Carlos Soto y Luis Llarens, inspiradores del muralismo, y a Fernando Calzoni y José Kura.

Pintores de renombre nacional e internacional son Adolfo Mors, Antonio Ballerini, Amado Puyau, José Negro, Octavio Gómez, Elsa Gómez Morilla, Agustín Orts Mayor, Emilio Rodríguez, Lita Figueroa, Eugenio Led y Diego Martínez Metzger, entre otros. El dibujo y la caricatura tienen como grandes autores destacados a Mario "Chaque" Mauriño, "Lucho" Olivera y "Cacho" Sorbellini.

Teatro[editar]

Entre las ciudades con edificios destinados al teatro se destacan Goya, Curuzú Cuatiá, Mercedes, Monte Caseros y en particular la ciudad de Corrientes con el Teatro Vera, cuya cartelera es variada y con amplia recepción a obras nacionales e internacionales. El edificio se destaca por su acústica, fachada, arquitectura y comodidad. Posee entre diversas singularidades una cúpula corrediza que permite la apertura de un “ojo” durante las veladas de gala más importante en las que no se cuenta con música en vivo.

Religión[editar]

Un factor destacado de la cultura correntina es su religiosidad. Cuenta con uno de los devocionarios más amplios del continente americano entre los cuales se destaca el culto al Gaucho Gil en el departamento de Mercedes. Su panteón criollo,también incluyen a Antonio María, El Gaucho Quiroz, Perlaitá, Olegario Alvarez, Aparicio Altamirano, La Pilarcita, el Gaucho José Altamirano, la Cruz de José ("Curuzú José") junto a otra decena de cultos menores que varían de localidad en localidad. De carácter eclético es el templo en honor a Nuestra de Señora de la Buena Muerte, llamada también La Capilla del Diablo que se encuentra en Municipio Carolina.

De entre el culto oficial católico se destaca a la Virgen de Itatí, cuyo centro mayor es la basílica en su honor que se encuentra en la localidad de Itatí. La Cruz de los Milagros que forma parte del mito fundacional de la Ciudad de Corrientes integra diversos símbolos provinciales, entre ellos el propio escudo. Nuestro Señor Hallado de Empedrado, junto a Itatí y la Cruz de los Milagros forman parte de los mitos fundacionales de sus respectivas pueblos y localidades, similar al caso de Rómulo y Remo con la ciudad de Roma.

Itatí y Antonio Gil cuentan con santuarios que se desarrollan como centro de fe, de cultura y de turismo regional.

En Corrientes hay además importantes minorías evangélicas y protestantes de distinto origen y culto, así como una antigua colectividad judía (azkenazi y sefaradí), que se congrega en una céntrica sinagoga en la ciudad capital y en la asociación cultural "Scholem Aleijem".

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Ley Provincial Nº 5.598 que establece el guaraní como "idioma oficial alternativo" de Corrientes
  2. Instituto Geográfico Nacional. «División Política, Superficie y Población. IGN». Consultado el 9 de diciembre de 2014.
  3. «Total del país. Población total y variación intercensal absoluta y relativa por provincia o jurisdicción. Años 2001-2010.» (XLS). INDEC. Consultado el 04-09-2011.
  4. Constitución de la Provincia de Corrientes / Taragüí Tetãmini Constitución
  5. El Qom, el Moqoít y el Wichí son lenguas oficiales en el Chaco.
  6. Melià, Bartomeu. (1993). El guaraní conquistado y reducido. Asunción: Centro de Estudios Antropológicos, Universidad Católica del Paraguay. 3ª edición ampliada y corregida. 
  7. Redes Geodésicas Provinciales, Instituto Geográfico Nacional
  8. «Listado de Terremotos Históricos». Instituto Nacional de Prevención Sísmica. Consultado el 9 de marzo de 2009.
  9. «Poder Judicial de la Provincia de Corrientes» (PHP). Consultado el 10 de abril de 2013.
  10. Dato dudoso, según la bibliografía consultada la cabecera puede ser la localidad de Lavalle o la localidad de Santa Lucía (esta última es bastante más importante que la primera)
  11. Fernando Leónidas Sabsay & Julio Raúl Lascano (1973). La sociedad argentina: España y el Río de la Plata. Buenos Aires: La Ley.
  12. Ernesto J. A. Maeder & Enrique M. Barba (1909). Historia económica de Corrientes en el periodo virreinal: 1776-1810. Buenos Aires: Banco de la Nación Argentina.
  13. Jorge Enrique Hardoy & Carlos Tobar (1969). La Urbanización en América Latina. Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires, Editorial del Instituto.
  14. Sir Woodbine Parish (1853). Buenos Aires y las provincias del Rio de la Plata: desde su descubrimiento y conquista por los Españoles. Tomo II. Buenos Aires: Imprenta de Mayo, pp. 28
  15. a b Sir Woodbine Parish, 1853: 450

Enlaces externos[editar]