Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith
Título
  • Star Wars: Episodio III - La venganza de los Sith
  • La guerra de las galaxias: episodio III - La venganza de los Sith
Ficha técnica
Dirección
Producción George Lucas
Rick McCallum
Guion George Lucas
Música John Williams
Fotografía David Tattersall
Protagonistas Ewan McGregor
Hayden Christensen
Natalie Portman
Ian McDiarmid
Samuel L. Jackson
Christopher Lee
Anthony Daniels
Kenny Baker
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Flag of the United States.svg Estados Unidos
Año 2005
Género Space opera
Duración 139 minutos
Clasificación Bandera de los Estados Unidos PG-13
Bandera de Argentina ATP
Bandera de España +7
Bandera de Chile TE
Bandera del Perú PT
Bandera de México B
Bandera de Brasil +10
Bandera de Canadá G
Bandera de Portugal M/6
Bandera de Suecia +11
Bandera de Australia M
Bandera de Colombia +7
Compañías
Productora Lucasfilm
Distribución 20th Century Fox
Presupuesto 113 000 000 USD[1]
Recaudación 848 754 768 USD[1]
Attack of the Clones Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith A New Hope
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith (conocida en español como Star Wars: Episodio III - La venganza de los Sith o La guerra de las galaxias: episodio III - La venganza de los Sith) es una película de space opera estadounidense, escrita y dirigida por George Lucas. Fue la sexta película estrenada de la saga de Star Wars, siendo la tercera en términos de cronología interna.

La trama describe una época en la que los Caballeros Jedi se han esparcido por toda la galaxia, dirigiendo un ejército clon masivo para enfrentar a los separatistas galácticos, tres años después del inicio de las Guerras Clon. El canciller Palpatine fue secuestrado y el maestro jedi Obi-Wan Kenobi, acompañado de su aprendiz Anakin Skywalker, es enviado a rescatarlo en una misión, donde también debe eliminar a los líderes separatistas Conde Dooku y General Grievous, para concluir el conflicto galáctico. Después de ser rescatado, el canciller fortalece su amistad con Anakin, para poder convencerlo de que existen mayores beneficios en el Lado Oscuro de la fuerza, que del lado iluminado de la misma. La Orden Jedi empieza a sospechar de la amistad entre el canciller y Anakin, por lo que intenta averiguar los verdaderos objetivos de Palpatine. Cuando el canciller se descubre, repentinamente, como el siniestro Lord Sith Darth Sidious, los destinos de la Orden Jedi y de la República Galáctica se encuentran expuestos ante un inminente peligro.

Estrenada en 2005, la película obtuvo unos 850 millones de dólares a escala mundial, lo que la convirtió en la segunda adaptación con mayores ganancias de la saga. También fue la única película de Star Wars en recibir clasificación PG-13, debido a "sus elementos oscuros, emocionales y trágicos", de acuerdo a las declaraciones de Lucas.

Argumento[editar]

Las Guerras Clon continúan, y, el Canciller Palpatine (Ian McDiarmid) ha sido secuestrado por el líder separatista de la Confederación de Sistemas Independientes, el General Grievous (Matthew Wood). Los Jedis Obi-Wan Kenobi (Ewan McGregor), y Anakin Skywalker (Hayden Christensen), encabezan una misión para rescatar al Canciller y detener a Grievous. Después de abordar la nave "La Mano Invisible" y localizar al Canciller Palpatine, los jedi tiene un encuentro con el Conde Dooku, en el cual, Obi Wan es puesto fuera de combate. Anakin, por otro lado, siendo provocado todo el tiempo por Dooku, reduce al Sith amputándole ambas manos. Es aquí donde Anakin, dejándose llevar por su odio al Sith que le corto el brazo y comenzó las Guerras Clon, más las insistencias de Palpatine para eliminar al Separatista, que decapita al Conde. Aunque se siente culpable por actuar ajeno al código de la Orden Jedi, el Canciller lo tranquiliza diciéndole que cumplió su deber y que Dooku era "muy peligroso para mantenerse con vida". Así pues, rescatan a Obi Wan inconsciente y deciden abandonar la nave. Sin embargo,son capturados por Grievous. Una vez frente al general, Obi Wan y Anakin logran liberarse e intentan arrestar a Grievous, pero éste logra escapar del ataque, ocasionando que la misión falle en uno de sus primordiales objetivos. Aterrizando lo que queda de "La Mano Invisible" en el planeta Coruscant, los Jedis logran rescatar al Canciller. Palpatine nombra a Anakin como su representante directo ante el Alto Consejo Jedi, una decisión que causa malestares y desacuerdos con la Orden Jedi, al considerarla como una intromisión de Palpatine y la política en las decisiones del Alto Consejo.

Por otra parte, Anakin se entera de que su esposa Padmé Amidala (Natalie Portman) está embarazada. Visiblemente contentos por esta noticia, ambos comienzan a hacer planes para criar a su hijo en el planeta Naboo. Esa misma noche, él comienza a ser perturbado por numerosas pesadillas, en las que tiene visiones de Padmé muriendo en el parto, similares a las que tenía de su madre, poco antes de que ella muriera.

Al día siguiente, Obi-Wan le cuenta discretamente a Anakin que el Alto Consejo le ha asignado la tarea de espiar al canciller, debido a la sospecha por su presunta corrupción en el Senado Galáctico con el fin de evitar ser relegado de su cargo político y sus facultades adquiridas durante las Guerras Clon. No obstante, el joven Jedi no está completamente seguro si debería asumir esa orden, puesto que el canciller se ha convertido en su "amigo y consejero". A partir de su nombramiento como representante de la cancillería ante la Orden Jedi, Anakin ha comenzado a desarrollar una profunda amistad con Palpatine. Además, éste ha intentado convencerlo sutilmente, en todas y cada una de sus conversaciones, sobre los privilegios exclusivos con los que cuenta el Lado Oscuro de la Fuerza. Uno de ellos es el aprendizaje de una habilidad oscura para prevenir la muerte de cualquier persona, algo que según Palpatine, sólo pudo conseguir el sabio oscuro de los Sith Darth Plagueis. Esto ocasiona el interés de Anakin, puesto que sabe que sus pesadillas podrían volverse realidad y, por lo tanto, teme que Padmé se encuentre en riesgo de morir.

En esos momentos, Obi-Wan viaja a Utapau para capturar al General Grievous. La Orden Jedi confía en que, con la detención del último líder separatista, la guerra terminará con la victoria de la República Galáctica. Mientras tanto, en Coruscant, Anakin logra percatarse de que Palpatine conoce demasiados detalles acerca del Lado Oscuro de La Fuerza, por lo que comienza a desconfiar de él. Entonces el canciller se revela, sorpresivamente, como Darth Sidious, el Señor Oscuro de los Sith. Desconcertado, Anakin acude al Alto Consejo para notificarle de la verdadera identidad del canciller, aunque el Maestro Jedi Mace Windu (Samuel L. Jackson) no confía en la veracidad de sus palabras pero le garantiza a Anakin su confianza de ser realidad su descubrimiento.

Finalmente, intrigado por las declaraciones del confundido joven Jedi, Windu decide acudir a la oficina de Palpatine, junto a otros tres maestros de la Orden entre ellos Kit Fisto, para asegurarse de ello y, por consiguiente, encarcelar a Palpatine por el delito de traición a la República. Sin embargo, el canciller comienza un duelo de sables de luz contra ellos, logrando asesinar a los acompañantes de Windu. A su llegada a la oficina de éste, Anakin encuentra a Palpatine —descubierto físicamente, en su verdadera identidad, como Darth Sidious— herido y desarmado por Windu, quien pretende asesinarlo. Indubitado sobre la traición de la Orden Jedi a la República Galáctica, mencionada por Sidious a partir del hecho de que "los Jedi no deben asesinar ni oprimir a sus rivales", Anakin desarma a Windu cortándole la mano con la que sostenía su sable de Luz. Desprotegido frente a Sidious, Windu es asesinado por los ataques de rayos producidos por el Sith Oscuro. Después de asesinar a Windu, Sidious elige a Anakin como su nuevo aprendiz, dándole el nombre de Darth Vader.

Anakin —ahora descubierto, en su nueva identidad, como un nuevo Sith— jura lealtad a su nuevo maestro, y comienza a ejecutar sus órdenes con el uso del Lado Oscuro de la fuerza. Su primera misión, como aprendiz de Sidious, es acudir al Templo Jedi para asesinar a todos los niños de la Orden Jedi mas bien la orden 66. A su vez, Sidious da órdenes precisas a los clones activos en la galaxia, para eliminar a sus respectivos generales Jedi, mediante la promulgación de una directiva programada bajo la orden secreta número 66. Con dicha resolución, la mayoría de los maestros Jedi son asesinados por sus propias tropas de combate. Únicamente los Jedi Yoda (Frank Oz) y Obi-Wan logran sobrevivir, a lo que pasaría a ser definido como la Purga Jedi, y ponerse a salvo con la ayuda del senador Bail Organa (Jimmy Smits). Mientras tanto Darth Vader, tras asesinar a todos los niños y jóvenes aprendices, acude con Padmé —en su anterior identidad como Anakin— y le revela que la Orden Jedi ha intentado apoderarse de la República y traicionar al senado. Después acude al planeta Mustafar para cumplir con su siguiente misión, cuyo objetivo es asesinar a los líderes separatistas de la Confederación de Sistemas Independientes.

En el Senado Galáctico, Sidious —fingiendo como el canciller Palpatine— informa a los senadores del presunto complot organizado por la Orden Jedi para derrotar a la República y apoderarse de la galaxia. Como solución, plantea la reorganización de la misma en un nuevo sistema político, el Imperio Galáctico. La medida correctiva es aprobada por todos los senadores presentes en ese momento, poniendo fin a la República Galáctica.

Al llegar al Templo Jedi, Obi-Wan y Yoda se encuentran con los cadáveres de los aprendices asesinados, con heridas producidas por sable de luz, —el sable de luz es un arma exclusiva de la Orden Jedi / Sith—. Para conocer la identidad del asesino, Obi-Wan consulta las grabaciones de seguridad del edificio, enterándose de que Anakin fue el único responsable de la masacre. Sorprendido e inquietado, Obi-Wan le menciona a Yoda que le resultará muy difícil enfrentarse a Anakin, pues ha sido como "un hermano para él". Antes de abandonar el templo, ambos envían una señal para advertir a cualquier otro Jedi acerca del peligro existente en la galaxia. Tras esto, Obi-Wan se reúne con Padmé para informarle sobre la conversión de Anakin al Lado Oscuro de la fuerza. Padmé rehúsa creer en sus palabras y parte a Mustafar para encontrarse con su esposo, antes de esto, Obi-Wan usando sus instintos Jedi, descubre que ella está embarazada.

El Canciller Palpatine ordena a su nuevo aliado "Lord Vader" que vaya al planeta minero de los volcanes Mustafar, para traicionar y asesinar a todos los miembros de la Alianza de la Confederación Separatista, para terminar con la guerra y lograr la victoria que lo convertirá en Emperador.

A su llegada al planeta Mustafar, Padmé conversa con Anakin acerca de las declaraciones hechas por Obi-Wan. Anakin le explica sobre su creencia en derrocar a "Lord Sidious" en el futuro para gobernar la galaxia junto a ella. Sin embargo, ella le responde que no puede apoyarlo en la idea de convertirse al Lado Oscuro. Obi-Wan baja de la nave donde viajaba oculto, interrumpe su discusión y Anakin furioso, acusa a Padmé de traicionarlo e intenta asfixiarla a través de La Fuerza, Obi-Wan logra convencer a Anakin de que la libere y luego intenta razonar con él pero se da cuenta de que Anakin se encuentra consumido por el Lado Oscuro de La Fuerza; comienza un duelo de sables de luz con él. El duelo se desarrolla desde la plataforma de aterrizaje de los edificios administrativos del planeta Mustafar, hasta el río de lava que fluye cerca de estos, donde los robots mineros droides de trabajo, extraen minerales directamente del torrente de magma del planeta, luego de una larga batalla donde destruyen las instalaciones mineras, Obi-Wan obtiene la ventaja durante la batalla logrando posicionarse en un terreno firme más alto sobre su oponente y aconseja a su rival que se retire del duelo, puesto que la ventaja es para él.

Ante la negativa de rendirse, Vader realiza un gran salto, sobre su rival para intentar atacarle por la espalda, pero Obi-Wan logra cortarle las piernas y el brazo izquierdo con su sable de luz. Mutilado, Vader comienza a rodar por el terraplén de la zona y se detiene en el borde del río de lava. Obi-Wan le menciona el dolor que le ha producido conocer su conversión al Lado Oscuro, mientras Vader grita te odio y comienza a quemarse por el contacto cercano de la lava, lo que le provoca quemaduras mortales y graves daños pulmonares. Obi-Wan abandona el planeta Mustafar, junto a Padmé y el sable de luz de Anakin, dejando a su ex-aprendiz muriendo en la zona volcánica. Sin embargo, poco después el Canciller Palpatine, sospechando que su nuevo aprendiz necesitaba ayuda en el planeta Mustafar, rescata a Lord Vader y envía a sus tropas para sanarlo con implantes cibernéticos y prótesis en sus extremidades, en un laboratorio de emergencia. El cuerpo de Vader es sometido a una curación artificial de sus heridas, se le implantan piernas artificiales y un nuevo brazo artificial, siendo introducido en el interior de un traje metalizado de color negro y un casco que parece de un luchador Samurái, que le otorga una nueva apariencia robótica para poder respirar por el daño en sus pulmones, provocado por los gases calientes y las quemaduras de la lava del planeta Mustafar.

A bordo de un centro médico en el cinturón de asteroides Polis Massa, Padmé recibe asistencia médica por una complicación surgida en su embarazo. A pesar de los intentos médicos por rescatarla, ella pierde la voluntad de vivir después de conocer la conversión de Anakin. Antes de morir, da a luz a un niño y una niña, a los que llama Luke y Leia, respectivamente. Obi-Wan, Yoda y Bail Organa deciden mantener ocultos y separados a los hijos de Padmé y Anakin; Leia es llevada a Alderaan, para ser adoptada por el senador Organa y su esposa. Luke es llevado a Tatooine para vivir con Owen Lars, el hermanastro de Anakin y con su esposa Beru. Obi-Wan vigilará a Luke, y Yoda vivirá como exiliado en el planeta Dagobah, esperando el crecimiento de los hijos de Padmé y Anakin, las únicas esperanzas de rescatar a la galaxia del nuevo Imperio Galáctico, encabezado por el Emperador Sith Darth Sidious. Al final se puede apreciar a Darth Vader y al emperador mirando la construcción de la Estrella de la muerte.

Reparto[editar]

Banda sonora[editar]

El estreno[editar]

El estreno de episodio III se realizó en simultáneo en varios países. En Estados Unidos batió récord de taquilla y espectadores. Este mismo suceso de produjo en varios países entre ellos Argentina, donde 72.188 espectadores fueron el día estreno, superando a Titanic (64.483) y La Pasión de Cristo (63.913) que tenían el récord en ese país.

El fenómeno del estreno de Episodio III, no fue mejor a la de sus antecesoras en la saga, los aficionados han realizado colas para adquirir sus entradas anticipadas en todas parte del mundo inclusive en regiones donde el clima invernal azotaba con temperaturas bajas y lluvias.

[..]El 11 de mayo del 2005 estuvimos allí, en aquella agónica mañana de lunes allá por el Village Recoleta, [..], algunos fans para conseguirlo superaron la prueba del insolente frió de la noche de Buenos Aires, y fueron los primeros en hacer fila hasta el día siguiente. También estuvo el cauto que llevo su banco para hacerle frente a las largas horas, mientras era blanco de los ojos envidiosos de la gente que hacia cola sin que esta se moviera mientras los minutos pasaban al igual que el peatón promedio que transitaba por ahí. (Fuente: Fuerza imperial)[2]

[..]Pero vayamos a los números, que impactan. Sólo en la Argentina, el Episodio III se estrenó con 120 copias, veinte de ellas habladas en castellano. Y las funciones arrancaron a la medianoche del miércoles: 13.020 personas vieron la película en las 77 funciones que se programaron en la madrugada, con salas en las que hubo dos o tres funciones (a las 0.15 y 1.30, por ejemplo). Una cifra impactante para funciones de trasnoche en un día laboral.(fuente: Diario Clarin)[3]

Clasificación[editar]

La Venganza de los Sith es la única película de Star Wars en ser clasificada PG-13 por la Motion Picture Association of America, oficialmente por "violencia de ciencia-ficción y algunas imágenes intensas", señaladamente por la escena en la que Darth Vader se encuentra en llamas. Algunos críticos, incluyendo a Roger Ebert y Richard Roeper, respondieron luego que el filme puede ser visto por niños mientras que éstos tengan una guía de padres, por lo que le correspondería el "grado PG"."[4] Al mismo tiempo, Lucas declaró meses atrás que la decisión de la MPAA era correcta y que la película debía recibir esta clasificación, porque los momentos finales de Anakin son los más oscuros y emocionales de toda la saga.[5] El grado PG-13 no existía cuando la trilogía original fue estrenada y ésta fue clasificada PG; sin embargo, la trilogía original fue sometida a cambios de las versiones estrenadas, pero mantuvieron su clasificación original. Cuando La Venganza de los Sith fue estrenada en Canadá, recibió PG en la mayoría de las provincias, exceptuando a Quebec, donde fue clasificada G. En el Reino Unido recibió el grado "12A" (equivalente al grado estadounidense).

Lanzamiento del DVD[editar]

Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith' fue estrenada en DVD el 31 de octubre de 2005 en el Reino Unido, el 1 de noviembre de 2005 en Estados Unidos y Canadá, el 2 de noviembre de 2005[6] en España y el 3 de noviembre de 2005 en Australia. También fue lanzado aproximadamente o el mismo día en la mayoría de los territorios.[7] El DVD tiene un conjunto de dos discos, con película y sonido remasterizado de la fuente digital original. Diferente a las demás películas dirigidas por Lucas, La Venganza de los Sith fue estrenada en DVD sin ninguna alteración notable de la versión teátrica, exceptuando una escena cerca del final.

El DVD tiene un número de documentales incluyendo uno de larga duración de dos featurettes, uno que explora la profecía de Anakin Skywalker como El Elegido, el otro explorando a los dobles de riesgo de la película y una colección de 15 breves documentales del Sitio Web Oficial presentados durante la realización de la película. Como los demás DVD, incluye un audio-comentario introduciendo a George Lucas, el productor Rick McCallum, el director de animación Rob Coleman, y los supervisores de efectos visuales de ILM: John Knoll y Roger Guyett. Seis escenas eliminadas fueron incluidas con presentación de George Lucas y Rick McCallum. Un demo Xbox del juego Star Wars: Battlefront II junto con un trailer del juego Star Wars Empire At War fueron incluidos en el segundo disco.

Este lanzamiento es notable ya que acorde a las campañas de publicidad, fue el primer filme de Star Wars en no ser estrenado en VHS (excepto en el Reino Unido, Australia y otros países del mundo).[8] [9]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]