Conde Dooku

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Christopher Lee KVIFF.jpg
Conde Dooku/Darth Tyranus
Personaje de Star Wars
220px
Interpretado por Christopher Lee
Información
Raza Humano
Sexo Hombre
Título Líder de la Confederación de Sistemas Independientes, Lord Oscuro de los Sith
Conexiones Confederación de Sistemas Independientes, Sith (Antes Jedi)

El Conde Dooku, también conocido como Darth Tyranus, es un personaje ficticio del universo de La Guerra de las Galaxias interpretado por Christopher Lee en las películas El ataque de los clones y La venganza de los Sith, episodios II y III de la saga. Su voz fue reproducida por Corey Burton para videojuegos y para la serie de dibujos animados Clone Wars.

El Conde Dooku es el carismático rostro público de los separatistas. Sus discursos han convencido a muchos planetas para que abandonen la República y sus ejércitos de droides han llevado a la ruina a muchos más sistemas.

Dooku nació en el año 102 antes de la batalla de Yavin y murió en el año 19 antes de dicha batalla. Es presentado como un experto orador y filósofo, hábil guerrero, poderoso manipulador de la Fuerza; una versión elegante, culta y poderosa de los Sith. Voz profunda, de carácter fuerte, elegante, cosmopolita, culto, carismático y con convicciones. El Consejo Jedi se oponía a sus ideas políticas y su Padawan Qui-Gon Jinn le seguía su ejemplo al desafiar al Consejo ejecutando sus propias decisiones. Este político idealista vivió por unas ocho décadas. Dooku fue uno de los mejores espadachines de La Galaxia y se especializó en el Makashi, debido a eso pudo vencer fácilmente al habilidoso Obi-Wan Kenobi y a Anakin Skywalker en la batalla de Geonosis.

Dooku Jedi[editar]

En su juventud Dooku, renunció a su título de Conde para ingresar a la Orden Jedi. Fue discípulo del maestro Thame Cerulian y su tutor fue Yoda, con quien tuvo una estrecha relación. Años después se convierte en Maestro Jedi y tutor de Qui-Gon Jinn, a quien estima mucho. Estudió algunos holocrones del Archivo Jedi (algunos de ellos de origen Sith) donde aprendió el estilo de esgrima Makashi.

Sin embargo siendo Maestro Jedi, estaba decepcionado de la República Galáctica por su burocracia y pensaba que la orden Jedi se había debilitado por servirla. Cuando murió Qui-Gon Jinn creyó que los responsables eran los Jedi y se cree que eso lo motivó a renunciar a la Orden, aunque los motivos exactos son un misterio. Ya retirado retorna a su hogar en Serenno para volver a desempeñar sus funciones de conde.

El comienzo de Darth Tyranus[editar]

No se sabe en qué momento Darth Sidious contactó a Dooku para inducirlo al Lado Oscuro de la Fuerza. Se cree que fue de la misma manera cómo hizo Anakin Skywalker diciéndole su verdadera identidad, ya que él fue uno de los pocos aprendices que supo de su identidad como Palpatine. Ya ingresado a la Orden Sith, Dooku recibe el título de Lord Darth Tyranus y se convierte en el segundo discípulo de Darth Sidious, sin saber que tuvo uno anterior. Su nuevo maestro le pide a Dooku matar a su amigo, el maestro Jedi Sifo-Dyas, como prueba de su lealtad. Después de matarlo, Dooku administra el proyecto que Sifo-Dyas comenzó, la creación de un ejército de clones para la República Galáctica. Dooku, recluta al cazarrecompensas Jango Fett en una de las lunas de Bogden y lo usa como patrón de clonación. A pesar de su carisma y argumentos bien entablados, Dooku ya estaba pervertido al lado oscuro de la fuerza

Las Guerras Clon[editar]

Diez años después, aconsejado por su maestro Sith, Dooku proclamó en Raxus Prime una insurrección contra la República, alegando que ésta era decadente y corrupta. Invitó a todos los sistemas solares de la galaxia a unírsele e integrarse a su movimiento para separarse de la República y consiguió muchos partidarios.

En Geonosis sostuvo una reunión secreta con los senadores del Gremio de Comercio, la Federación de comercio, la Alianza Corporativa, Tecno Unión y el Clan Bancario Intergaláctico para conformar la Confederación y conspirar para librar una guerra de secesión contra la República. Como principal caudillo y líder público de la Confederación de Sistemas Independientes, Dooku reclutó agentes y consiguió el patrocinio de los comerciantes más acaudalados de la República para consolidar una fuerza armada insurgente durante las Guerras Clon.

Cuando el Jedi Obi-Wan Kenobi descubrió la conspiración, ya existía un ejército clandestino preparado para una sorpresiva insurrección, pero fue capturado. Dooku le persuadió a unírsele con el argumento de terminar con una república corrupta controlada por el sith Darth Sidious y la esperanza de un nuevo régimen, inclusive argumentando que si Qui-Gon Jinn estuviera, él lo seguiría, pero Obi-wan no le creyó y rehusó, así que Dooku le dejó a la voluntad de los geonosianos que lo condenaron a ser el espectáculo de su sangriento circo.

Durante la batalla de Geonosis, viajó a su hangar seceto para escapar, pero llegando allí es interceptado por Obi-Wan y Anakin Skywalker, y los enfrenta derrotándolos sin dificultad, por estar más experimentado en combate y por su conocimiento del Lado Oscuro. Inclusive le cercena fácilmente el brazo derecho a Anakin y de no ser por la intervención oportuna de Yoda, ambos Jedi hubieran muerto. Yoda y Dooku se enfrentaron y empataron en el dominio de la Fuerza para dar pase al enfrentamiento con los sables de luz en el cual Yoda demostró ser superior. Cuando Yoda estaba en una posición claramente ventajosa sobre Dooku, el Conde utiliza la Fuerza para hacer caer un enorme objeto sobre Obi-Wan y Anakin. Yoda olvida la lucha para poder salvar a sus amigos y Dooku aprovecha el momento para escapar.

Durante las Guerras Clon, contrató a Cydon Prax como su guardaespaldas. Sus acólitos oscuros fueron: Sev'rance Tann, Asajj Ventress, Durge y el temible General Grievous.

La soberbia de Dooku, le hacía despreciar todo aquello que a su juicio no tenía clase, como la rudeza de Maul o Asajj Ventress, que a su juicio eran animales, o al General Grievous, un híbrido ciborg. De hecho su máximo deseo era una reinvención de la Orden Jedi y un gobierno con humanos y algún humanoide en el poder.

Tras dirigir públicamente la Confederación y la guerra en la sombra Dooku siguió al pie de la letra los pasos de su Maestro, sin importarle el perder a todos sus acólitos como Tann o Ventress, a la que abandonó. Tras escapar en algunas ocasiones de Skywalker y Kenobi, Darth Sidious le pidió que enfrentara a Anakin Skywalker y lo convirtiera al lado oscuro, prometiéndole su ayuda si no conseguía vencer. Sin embargo, como Sidious nunca le aclaró sus pretensiones, Dooku creyó que le estaba permitiendo convertirlo en otro discípulo y no que el verdadero motivo fuera ser muerto por Anakin para probar el lado oscuro de La Fuerza de este Jedi.

En la película La venganza de los Sith, Dooku presencia la batalla de Coruscant desde la torre de observación de la nave insignia de Grievous, La Mano Invisible. Allí se enfrenta a Obi-Wan y Anakin, quienes llegaron a salvar a Palpatine. Tras derrotar a Obi-Wan Kenobi, es derrotado por Anakin Skywalker, siendo sus manos amputadas y perdiendo su estilizada y elegante figura. En los últimos momentos de su vida, justo antes de ser decapitado por Anakin por orden de Sidious pudo contemplar la traición de su maestro y cómo él no fue más que los otros, un instrumento continuamente utilizado y sustituido por Skywalker.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]