Yoda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Yoda
Personaje de Star Wars
Información
Raza Desconocida
Sexo Varón
Estatura 0.6m
Título Miembro del Consejo
Comandante del Gran Ejército de la República Galáctica
Gran Maestro de la Orden Jedi
Equipamiento Sable de luz
Aliados

Jedi

Apariciones = I, II, III, V, VI
Enemigos Sith, Separatistas, Federación de Comercio, Imperio Galáctico
Nacionalidad Desconocida

Yoda es un personaje ficticio del universo Star Wars.

Era uno de los más renombrados y poderosos Maestros Jedi durante toda la historia de la Galaxia, y uno de los pocos Jedis de la República Galáctica en sobrevivir hasta la Guerra Civil Galáctica. Siendo el maestro más perceptivo de la Orden, él fungió como Gran Maestro durante las Guerras Clon y la fundación del Imperio Galáctico, después de la cual escapó para ocultarse de la Gran Purga Jedi.

Aunque era uno de los miembros más respetados de la Orden, no pudo vislumbrar a lo lejos la destrucción de la misma. Aún así, corregiría sus errores al jugar un rol importante en los eventos galácticos posteriores, entrenando a Luke Skywalker durante la Guerra Civil Galáctica. Después de su muerte en el 4 DBY, se convirtió en uno con la Fuerza. Él fue el último Jedi de la Antigua Orden.

El tamaño no importa. Veme a mí. ¿Por mi tamaño me juzgas? ¿Hmm? Hmm. Pues hacerlo no deberías. Pues mi aliada es la Fuerza, y una poderosa aliada es.

Yoda, a Luke Skywalker Star Wars Episodio V: El Imperio Contraataca

Biografía[editar]

Una prueba de estar viejo es esta: recordar qué cosa le dijo uno a orejas jóvenes.

YodaYoda: Dark Rendezvous

Midiendo 65 centímetros, Yoda fue el Gran Maestro de la Orden Jedi y uno de los miembros más importantes del Alto Consejo Jedi en los últimos días de la República Galáctica. Tenía habilidades excepcionales en el combate con sables de luz, empleando técnicas acrobáticas del Ataru. Sin embargo, Yoda era un maestro en todas las formas del combate con sables de luz y era considerado por muchos como un Maestro de Espadas.

Desde aproximadamente el 800 ABY hasta el 19 ABY él entrenó a casi todos los Jedi de la galaxia—como Gran Maestro, él instruyó a todos los padawans del Templo Jedi por lo menos una vez antes de que se les asignara un maestro.

La vida de Yoda por su longevidad no sólo es difícil de resumir, también muchas de sus acciones han pasado al olvido. Yoda no siempre supo que él era sensible a la Fuerza, de hecho salió de su planeta natal con un amigo suyo, ambos eran sensibles a la Fuerza pero ninguno lo sabía. La nave en que viajaban ambos sufrió un accidente y cayo en un planeta desconocido donde se encontraba el maestro Jedi desconocido. No se sabe el tiempo que los entrenó, pero después de esto ambos fueron Jedi. Se sabe que ya desde muy joven poseía un talento innato para ver el futuro gracias a su conexión con la Fuerza y que su entrenamiento Jedi fomentó ese talento natural. El Consejo Jedi solía solicitar sus habilidades cuando querían conocer las distintas vertientes que deparaban sus decisiones en el futuro lo que pronto convirtió al joven Caballero en miembro por derecho propio del Consejo Jedi y alcanzaría el rango de maestro a los cien años de edad.

En el año 230 ABY Yoda fue uno de los Maestros Jedi que viajaba dentro de la nave de entrenamiento Jedi conocida como Chu'unthor que se estrelló en el planeta Dathomir y cuyos restos más tarde descubriría Luke Skywalker en su viaje al planeta de las Hermanas de la Noche. Yoda y sus compañeros Jedi abandonaron la nave y huyeron del planeta ante el ataque de las brujas de Dathomir, pero antes de marcharse Yoda tuvo una visión y profetizó que la nave se mantendría abandonada hasta que llegase un joven caballero Jedi para liberar a Dathomir de la tiranía de las brujas. Ese joven caballero Jedi no fue otro que el propio Luke Skywalker.

El entrenamiento de jóvenes caballeros Jedi fue siempre una constante dentro de la vida cotidiana del Maestro Yoda, entrenamientos que llevó a cabo durante más de 800 años. Sus aprendices siempre hablaban de él como un tirano por su dureza y poca flexibilidad, pero con el tiempo aceptaban de buen grado las correcciones de Yoda e incluso llegaban a ver su modelo de entrenamiento como uno de los mejores posibles además de ser de los pocos maestros Jedi con un gran sentido del humor y aficionado a las bromas. El entrenamiento lo compatibilizaba con su labor de diplomático para la República que le llevó a mediar en muchos conflictos y entablar amistades con algunos de los gobernantes de algunos sistemas como el rey Alaric del sistema Thustra que confiaban en la sabiduría del pequeño maestro Jedi.

Tras finalizar el aprendizaje de su último padawan, el caballero Jedi Dooku que más tarde se convertiría en maestro de la Orden y posteriormente engrosaría las filas de los Lores del Sith, Yoda decide dedicarse al entrenamiento básico de los niños más jóvenes del Templo. El entrenamiento de los jóvenes niños de la Orden Jedi estaba dividida en dos fases, la primera transcurría desde que ingresaban en la Orden hasta la edad límite de trece años y eran organizados en clanes; a partir de los trece años aquellos alumnos que lograban que un maestro Jedi se fijase en ellos y los tomase como padawans se convertían, si lograban superar las pruebas, en caballeros Jedi; aquellos que no lograban encontrar un maestro acababan en los Cuerpos Agrícolas. Yoda se encargaba del entrenamiento de los clanes enseñándoles técnicas de la Fuerza y de defensa personal básicas, entre ellas el combate con sable de luz.

Preludio a la Amenaza Fantasma[editar]

Fue en esta etapa de la vida de Yoda cuando se encargó del entrenamiento de un joven niño que sería fundamental para la historia de la galaxia, Obi-Wan Kenobi. Pese a los continuos rechazos de los maestros que se negaban a aceptar a Obi-Wan como padawan Yoda tenía al muchacho en gran estima tal vez sabedor de la importancia que podría tener en el futuro e intentó convencer a Qui-Gon Jinn de que aceptase al muchacho como su padawan. Sin embargo, Qui Gon no tuvo en cuenta las sabias palabras de Yoda y con el recuerdo aún vivo de su fracaso con su antiguo padawan Xanatos se negó a entrenar a Obi-Wan, aunque el destino acabaría convirtiéndolos en maestro y padawan.

También en esta época se produce el regreso de su antigua amiga y miembro de su misma raza Yaddle tras más de doscientos años desaparecida. Se produce un duro enfrentamiento entre Yoda y los otros miembros del Consejo al abordar el caso de si Yaddle debe ser o no aceptada como maestra Jedi; tras años de cautiverio Yaddle ha desarrollado sus habilidades en la Fuerza de manera propia tras la muerte de su maestro. Yoda consideraba que Yaddle no estaba preparada para ser una maestra Jedi y se negó a que se convirtiese en ello bajo su estricta visión del código. Sin embargo, Yoda finalmente y como en otras muchas ocasiones, aceptó la decisión del Consejo con la frase lapidaria de "El Consejo tiene muchas voces y yo sólo soy una" muestra clara de su humildad y su capacidad de aceptar las opiniones de los demás pese a ser el miembro más respetado de la Orden.

El conflicto de Naboo[editar]

El conflicto de Naboo va a suponer el principio del fin de la Antigua República. Cuando Qui Gon regresa de su viaje a Naboo trae consigo dos nuevos desafíos para la Orden Jedi; la reaparición de los Lords del Sith y la figura de un pequeño muchacho llamado Anakin Skywalker que según el propio Qui-Gon era el Elegido del que hablaba la antigua profecía. Muchos miembros del Consejo creían que era imposible que los Lords Sith hubieran regresado y que ellos no lo supieran, Yoda sin embargo no estaba de acuerdo, afirmó que el lado oscuro siempre era difícil de ver y que era necesario descubrir quién era el misterioso atacante de Qui-Gon. Respecto al otro desafío de la Orden, Anakin Skywalker, Yoda tras examinar al niño fue tajante en su decisión, gracias a su capacidad superior para vislumbrar el futuro presintió que el futuro del niño estaba nublado además de las fuertes emociones que tenía Anakin y que pese a que podría tratarse del Elegido no debía ser adiestrado como Caballero Jedi. Fue una decisión que Yoda mantuvo hasta el final pero nuevamente como en el caso de Yaddle el Consejo decidió finalmente adiestrar al muchacho pese a las reticencias del pequeño maestro.

Una vez el conflicto ha finalizado Yoda se encarga de las pruebas de Obi-Wan. En Naboo Yoda pediría a Obi-Wan que narrase los hechos acontecidos en esos turbulentos momentos y sus emociones en cada momento. Yoda escucha con atención a Obi-Wan y llega a la conclusión de que el padawan del difunto Qui-Gon Jinn se encuentra preparado para recibir el título de Caballero Jedi al ser capaz de sobreponerse a la ira que le inundó cuando el Lord Oscuro del Sith Darth Maul acabó con la vida de su maestro. Pese a dar el visto bueno a que Obi-Wan sea nombrado Caballero Yoda expone su contrariedad a que tome a Anakin como aprendiz pese a que el Consejo ha aceptado que el pequeño niño sea adiestrado; Yoda es conciso en su afirmación: "El Elegido puede que el muchacho sea, pero un terrible peligro veo en su entrenamiento".

Comienzo de la Guerra[editar]

¿Victoria?, ¿victoria dices maestro Obi Wan?, no fue victoria, ha arribado la noche del Lado Oscuro, inició la Guerra de los Clones.

Maestro Yoda - Frase final de Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones

Una década después, durante la investigación de un un extraño dardo venenoso, el Caballero Jedi Obi-Wan Kenobi descubrió que un masivo ejército de clones estaba siendo creado en el planeta Kamino. Después de que Obi-Wan llegó a Geonosis en su búsqueda, un grupo de Jedis fue enviado para ayudarlo y Yoda decidió viajar a Kamino para ver él mismo a los clones. Cuando los Jedi y la senadora Padmé Amidala fueron capturados por los Separatistas, Yoda llegó con el ejército clon, iniciando la Batalla de Geonosis.[1]

Cuando comenzó la batalla, él se enteró que el ejército droide estaba controlado por su antiguo aprendiz, el Conde Dooku ahora Lord Darth Tyrannus, quien se había convertido en un Señor Sith y apoyaba a la Confederación de Sistemas Independientes contra la República. Yoda se encontró con Dooku en un hangar después de que el Sith había herido a Obi-Wan y Anakin. Después de rechazar algunos poderes de la Fuerza de Dooku, entre ellos Relámpagos de la Fuerza, Yoda se dio cuenta de que Dooku efectivamente había caído al lado oscuro de la Fuerza, convirtiéndose en un Señor Sith. Los dos iniciaron un duelo con sables de luz, y Yoda casi logró derrotar a Dooku, mas su oponente usó la Fuerza para dejar caer un pilar sobre Obi-Wan y Anakin. Yoda tuvo que concentrarse en impedir que el pilar aplastara a los dos Jedi, y Dooku aprovechó para escapar.[1]

Aunque la República ganó la Batalla de Geonosis al mando del Alto General Yoda, muchos Jedi murieron. Más importante, los 1,000 años de paz desde la Séptima Batalla de Ruusan se habían terminado. Yoda sintió que las Guerras Clónicas serían un largo y tumultuoso periodo para la República y la misma Orden Jedi, y así lo fueron, agitando la galaxia. Durante las Guerras Clónicas Yoda, junto con muchos otros Maestros Jedi, se vio obligado a convertirse en un general peleando en varias batallas por la República en planetas por toda la galaxia.[2]

Guerrero en el frente[editar]

¡Las Guerras no le hacen a uno grande!

Yoda

Muy temprano, Yoda vio la acción de la Guerra en Axion, dirigiendo a soldados de caballería clon encima de su kybuck. Durante la batalla de Muunilinst, Yoda fue al rescate de Luminara Unduli y Barriss Offee después de que las Cuevas de cristal en Ilum fueron destruidas por droides camaleón. En Ilum, Yoda aprendió la alevosía de su antiguo aprendiz Dooku, quien lo defraudó más de lo que había creído.

Yoda había perdido su anterior padawan en el lado oscuro antes de que comenzara la Guerra, pero durante el conflicto, Yoda perdió a otro buen amigo. El Rey Alaric de Thustra estaba planeando separarse y unirse a la Confederación, aunque él pensó antes reunirse pero esto fue antes de que viera la corrupción que existía en esta. Yoda viajó a Thustra para hablar con Alaric, pero su viejo amigo estaba resuelto, y en el futuro, su mundo se vio envuelto en la batalla.

Batalla de Rugosa[editar]

Cuando el transporte de Yoda que iba hacia la luna de Rugosa, cerca de Toydaria, para instalar una base allí, es atacado, el junto con el comandante Thire, Rys y Jek escaparon en una cápsula la cual aterrizó en Rugosa.Yoda y sus clones sobrevivieron a los ataques de los droides y por fin llegaron con el rey Katuunko, el cual estaba a punto de ser asesinado por Assaj Ventress,cosa que Yoda evitó quitándole sus sables con la Fuerza.Por lo cual Katuunko accedió a instalar la base clon. Los droides de Ventress atacan al pequeño comando del Jedi, pero estos salen victoriosos gracias a la habilidades de Yoda.

Invasión de Kashyyyk[editar]

Tiempo después fue asignado como protector del planeta Kashyyyk, donde tuvo que repeler a las fuerzas de los separatistas. Durante la masacre de los Jedi por la Orden 66, Yoda y Obi-Wan Kenobi, los dos únicos miembros del Consejo Jedi que sobreviven, van en busca de los dos principales Sith: El recién nombrado Emperador Palpatine (Darth Sidious) y su nuevo aprendiz y antiguo padawan de Obi-Wan, Darth Vader. Yoda se enfrentaría a Darth Sidious en un electrizante combate, sin embargo no lograría derrotarle.

Duelo en el Senado[editar]

-Yoda: Me dicen que un nuevo aprendiz tiene Emperador, o, ¿deberías llamarte Darth Sidious?

-Palpatine: Maestro Yoda, ¡sobrevivió!

-Yoda: ¿Sorprendido?

-Palpatine: Su arrogancia te ciega, Maestro Yoda. Ahora podrá experimentar el poder del Lado Oscuro...[Palpatine alcanza a Yoda con los rayos derribándolo] He esperado mucho tiempo este momento, mi pequeño amigo verde. Al fin, los Jedi están muertos.

-Yoda: ¡Solamente si es que yo lo permito! [Yoda derriba a Palpatine usando la Fuerza] tu reinado a su fin llegó, y demasiado largo fue. [Palpatine, tras reponerse, trata de huir] Si tan fuerte eres, ¿por qué te vas?

-Palpatine: No podrán detenerme. Darth Vader será mucho más poderoso que los dos juntos.

-Yoda: Tu fe en tu nuevo aprendiz equivocada puede estar, como tu fé en el Lado Oscuro de la Fuerza.
Yoda y Palpatine Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith

Cuando Palpatine terminó de hablar con su aprendiz, Yoda entró en la oficina. Sidious rápidamente le envío a los Guardias Rojos que él se limitó a empujar contra la pared, Yoda enfrenta a Palpatine, que parecía sorprendido por su supervivencia y atacó a Yoda con el Rayo de la Fuerza. Su asco pronto se convirtió en deleite cuando se dio cuenta de que su deseo de luchar contra el Gran Maestro Jedi se había hecho realidad. Yoda rápidamente con un Empujón de la Fuerza derribó al Lord Sith que voló a través de la habitación hasta su silla. Como Palpatine trató de huir, Yoda saltó delante de él y sacó su sable de luz. Palpatine entonces recuperó su sable Sith y así comenzó el duelo.

El duelo se trasladó al Senado, donde los dos más poderosos de los usuarios de la Fuerza participaron en un duelo de espadas en el podio del emperador. Los dos lucharon hasta un punto muerto. La lucha desgarró la mayoría de la Cámara del Senado porque Palpatine estaba tratando de aplastar al Maestro Jedi con la Fuerza de empuje tirándole los podios de los senadores. Aparentemente Yoda seria más hábil en el uso del Sable láser, sin embargo esto no seria problema para el Sith, pues podía luchar sin sable. El Gran Maestro de la Orden Jedi y el Señor Oscuro de los Sith se contrarrestaban. Él no podía retrasarse mucho más tiempo contra el Señor de los Sith y tuvo que poner fin al duelo, y rápidamente. Yoda enfrenta una vez más a Palpatine que le disparó un Rayo de la Fuerza El ataque rompió la espada de luz de la mano de Yoda, por tanto, quedó desarmado. Sidious había casi derrotado a Yoda, pero el Maestro Jedi logró la captura del rayo y comenzó a devolverlo.

Los rayos sith dieron paso a una explosión y ambos cayeron, Yoda aprovecho la caída para poder escapar. Creyéndolo muerto, Palpatine envió al Comandante Thire a buscar su cadáver, pero como no lo encontraron se le dijo al clon que buscase de nuevo y lo capturase, mientras Yoda se reunió con Bail Organa, que lo llevó tan apresuradamente como su velocidad le permitía, mientras Yoda le hablaba acerca de su fracaso. Los dos dejaron el planeta y fueron a la colonia de asteroides de Polis Massa.

Exilio (19 ABY-4 DBY)[editar]

Sabedor del inmenso poder del Imperio, el Maestro Yoda se exilió en el planeta Dagobah, con la ayuda del senador Bail Organa, no sin antes reunirse por última vez con Obi-Wan, y confirmarle el último descubrimiento Jedi, un conocimiento que tenía que ver con el ya difunto Qui-Gon Jinn, y que permitía fusionarte con la Fuerza y regresar después de muerto.

El siguiente Skywalker[editar]

No lo intentes. Hazlo, o no lo hagas, pero no lo intentes.

Yoda a Luke SkywalkerStar Wars Episodio V: El Imperio Contraataca

Cuando Luke Skywalker, el hijo de Anakin Skywalker, llegó a Dagobah, Yoda de mala gana aceptó entrenarlo en los caminos de la Fuerza. Él expresó precaución, pues sentía en Luke rasgos similares a los de su padre y lo juzgó demasiado mayor para entrenarlo. El experimentado Maestro Jedi aceleró el entrenamiento Jedi de Luke Skywalker, pues tenían tiempo limitado. Sin embargo, antes de finalizar su instrucción Luke eligió salir de Dagobah sin completar su entrenamiento para confrontar a Darth Vader en la Ciudad de las Nubes,Bespin, y salvar a sus amigos. Yoda y el espíritu de Obi-Wan Kenobi trataron de convencerlo de que se quedara, pues creían que Luke no estaba listo para enfrentarse a Vader ni para la revelación que vendría. Skywalker les prometió volver a tiempo para completar su entrenamiento. Obi-Wan se preocupó por su decisión, diciéndole a Yoda que Luke era su última esperanza, más Yoda le recordó a Kenobi que aún quedaba esperanza en la persona de Leia Organa, la hermana de Luke.[3]

Muerte[editar]

Luke, los poderes del Emperador no subestimes, o el destino de tu padre sufrirás. Luke, cuando ya me haya ido, el último de los Jedi serás. Enseña lo que has aprendido.

Yoda a Luke Skywalker Star Wars Episodio VI: El Retorno del Jedi

Cuando Luke volvió un año después Yoda se había vuelto enfermo y débil, y sabía que su muerte era inminente. Él le dijo a Luke que su entrenamiento estaba completo, pero que su prueba final sería enfrentarse a Darth Vader, y le confirmó que éste era su verdadero padre. Con su aliento final, Yoda luchó por decirle a Luke sus últimas palabras: "Luke. Hay una otro.....(refiriendo a Leia Organa) ]]."

Yoda entonces murió y se disipó, convirtiéndose en uno con la Fuerza. En la celebración después de la Batalla de Endor, Luke observó los espectros de Yoda, Obi-Wan y su padre redimido.

Legado[editar]

Cuando mires al lado oscuro, cuidadoso debes ser... pues el lado oscuro te mira a ti.

Yoda a Whie Malreaux y Tallisibeth Enwandung-Esterhazy. Yoda: Dark Rendezvous

Yoda miraría a Leia y los gemelos Solo cuando éstos nacieron. Sus enseñanzas se convirtieron en la base de lo que Luke enseñó a su Nueva Orden Jedi. Ya que la instrucción de Yoda a Luke fue acelerada, la mayoría de las enseñanzas de la Orden Jedi se perdieron hasta que la Nueva Orden Jedi comenzó a encontrar holocrones o, en algunos casos, bibliotecas como la de Ossus.

Personalidad[editar]

Yoda era un Jedi en toda regla, leal a los códigos de la orden y versado en los caminos del lado luminoso de la fuerza.

Pese a ser, con gran diferencia, el Jedi más poderoso de su época, nunca se vio en él ni un atisbo de soberbia. Era bueno y amable con todo el mundo y cuando el ambiente lo requería, podía intentar disipar la tensión de los demás con comentarios ingeniosos y agradables. No obstante, no olvidaba nunca su responsabilidad como gran maestro de la Orden Jedi. Era tenaz en sus tareas como miembro más importante del Consejo Jedi, tanto las diplomáticas como las que requerían el uso de acción táctica.

Era un Jedi muy paciente y reflexivo, nunca actuaba por impulso, siempre meditaba todas y cada una de las posibilidades que la situación le ofrecía. En parte eso era debido a su talento para la premención y a su longeva experiencia.

Era extremadamente inteligente y parecía imposible engañar o distraer a Yoda. Era el perfecto vigilante para velar por la Galaxia, pues era plenamente consciente de todo su entorno, percibiendo las acontecimientos en forma de sensaciones mediante su comunión con la Fuerza, aunque los acontecimientos oscuros de la Galaxia durante las Guerras Clon le impidieron ver la expansión del Lado Oscuro.

Poderes y habilidades[editar]

Yoda era el supremo maestro de la Forma IV la aprendió a su máximo grado, además de poder usar todas las demás formas de esgrima (incluyendo el Vaapad, la Forma VII), con la Forma IV (Ataru) desplegaba asombrosa agilidad y fuerza, y así sobrepasaba las limitaciones de su avanzada edad y su limitada altura. Saltando y girando en el aire destruía las defensas de sus oponentes, también era un excelente diplomático.

Yoda poseía un inmenso conocimiento de la Fuerza. Podía entrar a la mente de diversos individuos y engañarlos. También podía controlarlos. Telequineticamente podía mover objetos enormes como una nave de aterrizaje C-9979. Y usaba el empuje de la Fuerza y la ola de la Fuerza a un grado desconocido. Era adepto a lanzar el sable láser como lo mostró en el episodio III haciendo su regreso al Templo Jedi. Su habilidad con el valor de la Fuerza le daba el poder requerido para poder hacer las acrobacias que necesitaba el Ataru. Era capaz de subir la moral de miles de compañeros y a la vez devastar al enemigo usando la antigua técnica conocida como meditación de batalla. Dada su reputación de guerrero su pura presencia era suficiente para levantar la moral de la República.

Podía disipar y devolver los rayos de la Fuerza con sus manos, prever eventos con gran claridad y sentir la muerte de individuos e identificarlos a cada uno. Debido a su entrenamiento con Qui-Gon Jinn, Yoda tenía el poder de retener su identidad después de volverse uno con la Fuerza. Estas habilidades en particular demuestran un conocimiento de la Fuerza mucho mayor a la mayoría de los que poseían Maestros Jedi y Sith de su época.

El maestro Yoda como símbolo[editar]

Representa el símbolo de la esperanza y la bondad en la galaxia por ser uno de los Jedi que más años sirvió al servicio de la paz y el bien en todo el universo. Se le considera uno de los Jedi más poderosos de todos los tiempos y es sin lugar a duda el Jedi más sabio y con mejor conocimiento en los caminos de la fuerza que jamás haya existido.

Viajes[editar]

A continuación se presenta un listado de los planetas a los que Yoda ha ido en sus misiones:

Notas y referencias[editar]

Enlaces externos[editar]