Serie de televisión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Serie de TV»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Una serie de televisión es una obra audiovisual que se difunde en emisiones televisuales, manteniendo cada una de ellas una unidad argumental en sí misma y con continuidad, al menos temática, entre los diferentes episodios que la integran. Las series televisivas pueden emitirse por temporadas o conjuntos de capítulos que pueden presentar o no una temática propia y paralela al argumento general de la serie. Aunque el término se emplea popularmente para designar a la ficción seriada, otros géneros son susceptibles de ofrecerse en serie, como el documental. No debe ser confundida con la película.

Historia[1][2][editar]

Inicios[editar]

Dos factores que tuvieron una gran importancia para la aparición de esta forma de entretenimiento fueron la radio y el cine. Durante el siglo XX, las familias de clase mediana que tenían una radio en su hogar y alrededor de la cual se reunían alrededor para escuchar las historias que se contaban en las distintas emisiones radiofónicas. Por lo que hace el cine, es obvio que las series de televisión adoptaron su formato audiovisual en una pantalla más pequeña que en las salas de proyecciones. Así pues, la televisión se popularizó gracias a la fusión de dos lenguajes: la inmediatez propia de la radio y el lenguaje audiovisual del cine.

Durante los años 40 se fue desarrollando un fenómeno televisivo que tuvo su papel estelar a partir de la década de los 50, cuando se normalizó la presencia de un televisor en los hogares. Los factores que favorecieron a que el televisor se convirtiera en un bien de consumo fueron su fácil y poco costosa producción y la innovación que supuso para la gente de aquella época.

Estados Unidos[editar]

Primera edad de oro[editar]

En 1927 se realizó la primera emisión televisiva experimental en Estados Unidos, pero no fue hasta el 1941 cuando se llevó a cabo por primera vez una emisión televisiva convencional desde un plató de la ciudad de Nueva York. A causa de la intervención de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial causada por el ataque a Pearl Harbor, hubo un parón que duró hasta el 1946, cuando las emisiones televisivas fueron normalizadas.

Su objetivo principal era básicamente la de aislar a los espectadores del mundo real y entretenerlo, aunque para las cadenas de televisión era la obtención de la mayor cantidad de beneficios al menor costo. Por esta razón, el género estrella durante muchos años eran las sitcoms. Algunas de las más conocidas fueron I love Lucy (la cual surgió a partir de un serial radiofónico, recordando así la importancia que tuvo la radio) y Bewitched, ya que en ellas el público se podía identificar con típicas situaciones familiares y al mismo tiempo les permitía pasar un buen rato.

Otro género que se hizo popular entre los espectadores fueron las series de antología (Anthology Live Drama). Este género se caracteriza por mostrar episodios independientes que no disponen de  continuidad serial entre ellos. Muchas de estas series estaban patrocinadas por marcas. Un ejemplo claro de esto es Studio One o Westinghouse, Summer Theatre, la cual estaba patrocinada por una empresa de electrodomésticos. Algunas series representativas de este género son The Twilight Zone y Alfred Hitchcock Presents.

Durante la década de los 50, las cadenas más importantes eran tres: la ABC (American Boradcasting Corporation), la NBC (National Broadcasting Corporation) i la CBS (Columbia Broadcasting System). Estas tres cadenas prevalecieron enla indústria televisiva hasta los años 80, cuando apareció la FOX.

Segunda edad de oro[editar]

Series de ficción[editar]

Estructura para todo[editar]

Existen producciones que no cumplen el requisito de tener una estructura narrativa; pese a ello, son consideradas como series, por su factura, proceso de producción y forma de programación.

Producción y programación[editar]

Por norma general, las series de ficción son producciones mucho más costosas que los seriales. Ello se debe a que suelen plantearse para cubrir los horarios de mayor consumo televisivo o prime time, mientras que los últimos se destinan a las bandas diurnas o daytime, donde los niveles de audiencia son menores.

Debido a su considerable coste, se programan una vez a la semana (ocasionalmente, dos o tres) y casi nunca en tira diaria (en inglés, strip), que es como suelen emitirse los seriales.

Una serie suele concebirse de forma cerrada, con final previsto, pero dejando abierta la posibilidad de ampliar la producción, en función de los resultados de audiencia. Lo más habitual es que se realice una primera tanda de trece episodios y, si el éxito acompaña, es muy probable que la serie regrese con nuevas entregas.

Tipología[editar]

Friends es una de las series más populares de televisión.
  • Comedia de situación. (Sitcom en inglés) Desde el punto de vista de la producción y la programación, se definen por una duración entre 20 y 40 minutos por sus limitados escenarios (uno o dos y casi siempre interiores) y porque se graban con la asistencia de público.
  • Teleserie o series de largo recorrido. Cada capítulo dura entre 50 y 60 minutos, si bien, en algunos países, como España, Argentina, Colombia y México, los metrajes pueden ser muy superiores, Poseen diferentes escenarios, tanto interiores como exteriores. Se distinguen entre dramas y comedias.
  • Antología: Se trata de un tipo de serie que, en cada capítulo, cambia de personajes, de escenarios e, incluso, de equipo de producción. La continuidad entre uno y otro se consigue mediante el tema, el mismo para todos los episodios. Un ejemplo es la producción española La huella del crimen (1985), que, en cada entrega, abordaba un caso criminal distinto, basado en hechos reales. Un ejemplo de una serie de antología donde cambian los personajes, pero el equipo de producción y los actores son los mismos, es American Horror Story (2011).
  • Miniserie. Es un tipo de producción a medio camino entre las teleseries y los telefilmes (en inglés, TV Movie). Suelen plantearse para al menos tres episodios, con una duración, cada uno de ellos, de aproximadamente 90 minutos, esto es, el estándar que la industria televisiva estadounidense tiene asignado a los telefilmes.
  • Microserie: Producción que dura entre 3 o 5 minutos. Al igual que las comedias de situación, tienen pocos escenarios pero; con una narrativa clara y con temáticas fuertes. Pueden tener episodios mínimos a 20, incluso por temporadas, se manejan mayormente en Internet.

Series documentales[editar]

El género del documental puede ser objeto de una emisión seriada en televisión, así como sus distintas variantes, surgidas a partir de un proceso de incorporación de técnicas características de otros géneros. Es el caso de los información contenida endocudramas, en los que se aborda la realidad con recursos narrativos propios de las series de ficción, como la guionización a partir de tramas e, incluso, personajes. Un ejemplo de docudrama seriado es la producción española Vivir cada día, emitida por TVE1 entre 1978 y 1988.

Otra variante del documental es el docu-soap (docu, de documental; soap, de soap opera), aunque, en este caso, las técnicas narrativas utilizadas no proceden de las series de ficción, sino de los seriales televisivos. Como en éstos, las tramas quedan abiertas de un capítulo a otro. La producción catalana Bellvitge Hospital, ofrecida por la televisión autonómica catalana TV3, es un ejemplo de docu-soap.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Torre, Toni de la 1981- (2016). Historia de las series (1ª ed edición). Roca. ISBN 9788416498512. OCLC 960409378. Consultado el 2019-11-04. 
  2. «¿Quién inventó las series de televisión? El origen de las series». okdiario.com. 2018-01-12. Consultado el 2019-11-04. 
  3. Ejemplo de aplicación para ver series en Android.

Enlaces externos[editar]