Sueño americano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Para muchos inmigrantes, la Estatua de la Libertad fue lo primero que vieron al llegar a Estados Unidos, y significa libertad. La estatua es un símbolo de los Estados Unidos y del sueño estadounidense.

En inglés, the American dream (también conocido como el sueño estadounidense [1] en la Casa Blanca[2] ) en general puede definirse como la igualdad de oportunidades y libertad que permite que todos los habitantes de Estados Unidos logren sus objetivos en la vida únicamente con el esfuerzo y la determinación.

Hoy, esta idea expresada por primera vez en 1931 por el historiador estadounidense James Truslow Adams, se refiere a que la prosperidad depende de las habilidades de uno y de su trabajo, no de un destino rígido dictaminado por la jerarquía social, aunque el significado de la frase ha cambiado durante la historia de Estados Unidos.


Historia[editar]

La definición genérica del término aparece en un libro de historia de James Truslow Adamsonm titulado American Epics (La épica estadounidense), de 1931. Sin embargo, el concepto de sueño estadounidense se retrotrae al siglo XVI. Tanto en el XVI como en el XVII, pioneros ingleses intentaron persuadir a los ciudadanos de su país para moverse a las colonias británicas en América del Norte; su idioma y promesas sobre estas colonias terminaron realizando tres persistentes mitos separados pero a la vez interrelacionados

1. Estados Unidos como una tierra de abundancia.

2. Estados Unidos como tierra de oportunidades.

3. Estados Unidos como tierra del destino.

Durante la época de su expansionismo hacia el Pacífico, la cantidad de tierras que fueron acumuladas se dividieron en municipios de 640 acres (1 acre = 4000 m2) los cuales se vendían a sólo 1 dólar cada uno, de esta manera, Estados Unidos pasó a conocerse como "La tierra de las oportunidades".

La ideología estadounidense[editar]

Dejando a un lado la concepción individual del sueño estadounidense, todas las versiones creen en la oportunidad para obtener algún éxito cuantitativo o cualitativo. Así, para un mejor entendimiento de qué supone este concepto, lo más provechoso sería definir las formas en que puede obtenerse el éxito. En su libro "Enfrentarse al sueño estadounidense: raza, clase y el alma de la nación", Jennifer Hochschild Styles señala que las definiciones de éxito implican "cantidad" y "contenido". Ella establece tres categorías que tienen importantes consecuencias normativas y en el comportamiento:

1. Éxito absoluto. Algún objetivo importante que supera con mucho la posición en la que uno empezó.

2. Éxito competitivo. Requiere una victoria sobre alguien más. "Mi éxito conlleva tu fracaso".

3. Éxito relativo. En términos comparativos: mejor que un vecino, que otra clase social, que un personaje ficticio, etc.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces relacionados[editar]