Episodio piloto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un episodio piloto es aquel que primero se rueda en una serie de televisión y que suele servir a los productores para valorar el posible éxito de la serie. En función de la opinión que les merezca, los productores decidirán si permitir que se rueden más episodios o no. En ocasiones son emitidos en televisión para comprobar el rendimiento en audiencias y para atender a las críticas de los medios. De darse el visto bueno, el piloto es empleado como primer episodio en la primera temporada.

Hay muchas formas de llevar a cabo un piloto, y generalmente atienden al tiempo necesario para introducir la trama y los personajes principales. En series como Desperate Housewives el piloto tiene una duración equivalente a la de un episodio normal en la industria estadounidense (40 minutos aprox.), en Lost el piloto tiene una duración equivalente a dos episodios normales, mientras que el de Tan muertos como yo tuvo una duración equivalente a tres episodios. En ocasiones la duración no se adapta a los modelos establecidos, como en el caso de Alias (serie de TV), cuyo piloto dura 66 minutos, mientras que para comprobar la viabilidad de una serie derivada de Veronica Mars se rodó un corto de apenas 10 minutos.

De hecho no siempre se ha llevado (o lleva) a cabo esta estrategia de rodar primero un episodio "de prueba". En la serie Battlestar Galáctica la introducción a la trama se realizaba en una miniserie de dos partes producida un año antes de estrenarse la primera temporada.

El caso contrario es que se tenga que rodar varios pilotos para efectuar cambios en la trama o en el reparto, como es el caso de la serie Brothers & Sisters, que cambió algunos de sus actores principales después de rodar el primer piloto.

Los pilotos pueden tener títulos independientes, como el de Grey's Anatomy, titulado "Una noche dura", o "Heroes", titulado "Génesis" mientras que otros mantienen la denominación "Piloto", como el de Breaking Bad, Girlmore Girls, No Ordinary Family, o Glee.

El modelo de producción de pilotos es propio de la industria televisiva estadounidense, mientras que en países como México se ruedan un determinado número de episodios desde el principio.